contaminación por crudo

La refinería de petroleo de Nador afectará en lo económico y en lo ambiental a la ciudad de Melilla.

Posted on

En relación al anuncio de creación de una refinería ruso-marroquí en Nador, Guelaya Ecologistas en Acción Melilla quiere manifestar lo siguiente:

Entendemos que se trata del proyecto anunciado para el puerto de Nador West, que tenía planificada una sección de puerto con fines energéticos. En relación con su influencia en Melilla supone una enorme competencia que ha sido señalada por nuestra parte desde las primeras alegaciones realizadas por nuestra asociación a la ampliación del puerto de Melilla. En lo económico, es una mala noticia para Melilla.

Desde el comienzo de la construcción del puerto de Melilla, Guelaya se ha puesto a disposición de los grupos ecologistas marroquíes para colaborar con ellos en el que caso de que quieran divulgar sus quejas ante el proyecto que se realiza en su territorio, pero este proyecto utilizó 200 millones de euros procedentes de un banco de desarrollo europeo, y por tanto podíamos trasladar las quejas a las autoridades europeas, pero hasta el momento no hemos recibido petición de colaboración por parte de ningún grupo marroquí.

Desde el punto de vista ambiental la valoración global que hacemos de una nueva refinería de petróleo es mala, porque implica el aumento de las emisiones de efecto invernadero, cuando Marruecos cuenta con una excelente capacidad de producción de energía renovables a través de los proyectos de energía solar foto-voltaica que se están promoviendo en la región oriental.

Una de las consecuencias ambientales de la refinería, o mejor dicho, de las terminales de crudo, será, en el caso de un normal funcionamiento, el aumento de la contaminación marina al oeste del cabo Tres Forcas debido a derrames accidentales que irremediablemente se producirán, porque se producen en todas las refinerías y terminales de carga.

Como consecuencia del aumento de la contaminación marina disminuirá la pesca en la zona, especialmente sensible en el caso de la sardina que se pesca con la flota artesanal de cerco, incluyendo barcos del puerto de Nador.

Ello afectará al pescado que llegará a Melilla y como efecto indirecto, afectará a las colonias de gaviota de Audouin, que actualmente sitúa sus colonias en el triángulo Alhucemas – isla de Alborán – Melilla, debido precisamente a su dependencia de la pesquería de cerco marroquí.

El deterioro de la calidad de las aguas disminuirá las fuentes de alimentación de la especie, lo que provocará el declive de las colonias y el abandono progresivo de las mismas.

 

plataforma 2