Violencia vial

La Mesa por la Movilidad de Melilla reitera las necesidad de un Foro por la Movilidad para consensuar las medidas para disminuir la violencia vial en Melilla

Posted on Actualizado enn


• El Área de Movilidad de la Consejería de Medio Ambiente informó a la Mesa por la
Movilidad de las propuestas que la Ciudad envía a la convocatoria del Ministerio de
Transportes


La movilidad sostenible sigue sin tener un objetivo claro hacia favorecer el derecho a los peatones y ciclistas a circular de forma segura, pero la política europea que da los fondos COVID-19 tiene claro que el coche privado no es sostenible


El apoyo de dinero público al transporte público es bienvenido siempre que las
inversiones públicas no caigan en el saco roto de la COA, y se mantengan los puestos
de trabajo


Hace una semana tuvo lugar la entrevista entre los representantes del Área de Movilidad de la
Consejería de Medio Ambiente y la Mesa por la Movilidad, en la cual fuimos informados de las
líneas temáticas de la respuesta del consejería a la convocatoria del Ministerio de Transportes.
Ninguna de las propuestas que el área de movilidad diseñó responde a la petición de la Mesa sobre
actuaciones para disminuir la violencia vial en la ciudad, entre las tres más altas de todas las
provincias españolas según los informes anuales UNESPA, la asociación de las compañías de
seguros en España.


Por eso la principal demanda ante la CAM es la convocatoria de un Foro extraordinario para
consensuar las medidas para disminuir las tasas de siniestralidad vial en Melilla, que mientras que
incluyan víctimas mortales, serán inadmisibles.
Las tres líneas temáticas que el ministerio demanda son tan importantes que no cabe realizar una
valoración global sobre las peticiones de la CAM por parte de las necesidades del Foro por la
movilidad, por lo que hacemos público nuestra valoración en cada línea temáticas


1 Zonas de Bajas emisiones:
Apreciamos la iniciativa de comenzar ya este año con las inversiones para poner en marcha la ZBE
del centro de la ciudad a más tardar el año 2022, tal como se prometió por parte de la anterior
viceconsejería. No obstante, recordamos que las ZBE no solo deben ubicarse en el centro de la
ciudad, sino también en los barrios.


2 Movilidad sostenible:
Encontramos en este ámbito las mismas contradicciones que venimos observando en el desarrollo
del PMUS en años anteriores. Si bien algunas de las medidas planificadas son totalmente coherentes
con los objetivos de la movilidad sostenible, que implican necesariamente el paso del uso y abuso
del coche privado a modalidades sostenibles de desplazamientos, otra en cambio son lo contrario,
como por ejemplo la construcción con dinero público de un parking en la zona del Rastro o invertir
en un sistema de vigilancia de zona azul de estacionamientos cuando ya existe un multacar en la
policía local que puede realizar esa labor, que por otro lado, incentiva venir al centro con el coche
particular.
Por ello la Mesa por la movilidad no puede aceptar estas iniciativas encaminadas más bien a
intentar “contentar” a todas las corrientes de opinión. Echamos de menos una perspectiva más
“racional” basada en evaluar la situación actual tras el diagnóstico realizado en el PMUS y
establecer objetivos claros medibles y cuantificables en cuanto al uso de las modalidades de
desplazamientos.

3 Transporte público (COA):
La Mesa por la Movilidad considera fundamental para la movilidad sostenible la mejora del servicio
público urbano de la COA, tanto en autobuses eléctricos más pequeños, como en la mejora de
paradas y marquesinas y de información en tiempo real en las mismas. Sin embargo esas
inversiones deben estar vinculadas a otro tipo de medidas complementarias, especialmente a la
licitación del servicio que no puede mantenerse en las actuales circunstancias. Esperamos que esta
consejería tenga la valentía en esta cuestión de sacar la licitación del servicio lo antes posible.
Hace mucho tiempo que la COA es un saco sin fondo para el dinero público, y necesita inyecciones
de inversiones, pero no orientadas hacia la supervivencia de una cooperativa que ha dejado de serlo
por tener trabajadores asalariados, sino a la mejora del servicio. La Mesa apoya la intervención de
la CAM en el servicio con inversiones, pero deber articular un sistema mixto para garantizar la
rentabilidad de las inversiones en el aumento de pasajeros.


Por último, queremos defender la situación laboral de todas las personas que trabajan en la COA, sean o no sean cooperativistas y sea cual sea la fórmula final que se establezca con la empresa.

Guelaya y Melilla ConBici reivindican en el 8M el papel de la mujer en la movilidad sostenible

Posted on Actualizado enn

  • La brecha de género en el uso de la bicicleta debe desaparecer.
  • La Salud pública no nos ha permitido convocar la pedalada del 8M, pero reivindicamos la contribución de la mujer a la disminución de la violencia vial.

Este año no hemos podido convocar la pedalada del 8 de mayo que recuerda el papel de la mujer en la disminución de la violencia vial, pero el lema “No hay movilidad sostenible si las mujeres no cogen la bici”, que fue el utilizado el año pasado en la pedalada convocada por Guelaya y MelillaConbici, sigue estando vigente un año más.

Casi tradicional porque la del año pasado no fue la primera vez que las pedaladas en Melilla recuerdan el papel de las mujeres. Se han dedicado varias convocatorias del mes de marzo a ellas. Las pedaladas de marzo de Melilla ConBici los años 2014, 2015 y 2016 se dedicaron a la mujer con lemas como “Bicicleta tiene nombre de mujer”

Según datos de 2019, en los últimos 2 años las mujeres españolas han pasado de utilizar la bici un 37% de los casos a hacerlo un 43% según un estudio reciente de la Red de Ciudades por la Bicicleta, frente al 58,9% de los hombres.

Sin embargo, todavía el porcentaje total de los desplazamientos en bicicleta de hombres y de mujeres es bajo, y desde 2017 solo ha aumentado un 2% para situarse en 8,6% los desplazamientos cotidianos para ir a estudiar y un 2,2% para ir a trabajar.

En este tiempo donde la pandemia obliga a disminuir el número de desplazamientos en coche debido a los toques de queda y antes a las fases de confinamiento, y desde marzo de 2020 al cierre de la frontera de Marruecos que ha disminuido aún más significativamente en miles de coches los que circulan por la ciudad, el número de víctimas graves por violencia vial aumentó en 2020 con respecto a los años anteriores, 2019, año en el que UNESPA nos situó como la tercera provincia con más siniestros de “chapa y pintura” de España.

La conducción asociada a la masculinidad es más competitiva, agresiva e individualista, mientras que la femenina se asocia a más prudente, comprensiva y cooperativa. Por eso luchar contra la brecha de género de la bicicleta traerá ventajas a toda la sociedad en su conjunto porque hará las calles de Melilla más seguras para todas las personas.

Por eso, queremos reivindicar un año más el papel de la mujer en el avance de la movilidad sostenible en Melilla, porque cuantas más mujeres se incorporen a la bici más seguras serán nuestra calles para todas las personas y mayor pacificación del tráfico habremos conseguido.

La Mesa por la Movilidad dedica el fin de semana a recordar a las víctimas de la violencia vial de Melilla

Posted on Actualizado enn

  • El año pasado murió un peatón y hace 4 años un ciclista por la violencia vial de Melilla
  • La Mesa invita a todas las personas que este fin de semana se muevan en bicicleta y se recuerde a todas las víctimas con crespones negros
  • Los representantes de la Mesa entregaron sus propuestas para invertir los fondos COVID-19 al Consejero y continuarán el próximo miércoles debatiendo proyectos concretos.

La violencia vial se cobró el año pasado una nueva víctima mortal que se viene a sumar a las anteriores en una ciudad que no debería tenerlas.

Hace cuatro años, con ocasión del fallecimiento por atropello de un ciclista melillense, se constituyó la Mesa por la Movilidad Sostenible, con el objetivo de reducir las víctimas mortales a cero y reducir a la mitad la alta siniestralidad del resto de víctimas, para aproximarnos a las medias españolas.

Pero a pesar de la reducción de los desplazamientos en 2020 por el confinamiento hemos vuelto a tener víctimas mortales, y el repunte de tráfico nos ha traído una acumulación de atropellos este año en los colectivos más vulnerables: peatones, ciclistas y menores.

Desde la Mesa se quiere llamar al atención de las Administraciones sobre la necesidad de tomar medidas urgentes, y a las personas a exigirlas  para disminuir la violencia vial, controlar la ciudad 30, y evitar desplazamientos en coche.

Invitamos a llenar de bicicletas este fin de semana el carril bici Carlos Huelin, el único que tenemos, con crespones negros en recuerdo de todas las víctimas de la violencia vial de Melilla, y también a los peatones.

Invitamos a las personas de Melilla que hagan sus pancartas y se hagan foro en demanda de seguridad vial y las suban a las redes sociales.

Y exigimos que se aproveche la oportunidad de los fondos COVID-19 para crear zonas de bajas emisiones,  desarrollar la movilidad sostenible, el transporte público y para crear entornos escolares saludables.

Para ello queremos que las inversiones que se soliciten sean para hacer realidad aquellas actuaciones que ya se han consensuado o han sido aparcadas por falta de financiación desde hace años, como las recomendaciones del “Informe de siniestralidad 2014-2018” de la DGT , en un cajón desde octubre de 2019, y el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) aprobado en 2014 y con solo 1.5 Kms de carril bici desarrollado hasta ahora.

Tras la primera reunión el jueves 4 de febrero parece haber acuerdo en cuanto a las directrices generales y en el desarrollo del PMUS aunque no se han concretado proyectos concretos. La semana próxima los representantes de la MESA por la Movilidad y el consejero se han citado nuevamente para hablar de temas concretos.

@MeMoMelilla   #ViolenciaVialML   #Ciudad30

Guelaya y Melilla ConBici exigen una vuelta al cole con una movilidad sostenible segura

Posted on Actualizado enn

Apoyamos la recomendación sobre transporte activo de los ministerios y las CCAA y exigimos a la Ciudad inversiones para una vuelta al cole con movilidad sostenible segura

  • Melilla sufre un repunte del tráfico que intensifica la violencia vial acumulando excesivos atropellos  de mujeres y niños en pasos peatonales
  • El derecho a ir en coche hasta el colegio es el mismo que tienen las familias que quieren ir al colegio andando o en bicicleta sin ponerse en peligro
  • Solo cuatro centros educativos tienen camino escolar seguro. Es hora de invertir en seguridad vial para el conjunto de la población escolarizada.

Hay 20 millones de euros de origen europeo que llegan a Melilla para invertir vinculados al Covid-19, y asegurar un transporte activo que respete la seguridad en la escolarización de miles de escolares también en Melilla es una de las recomendaciones que han consensuado tres ministerios del Gobierno liderados por el de Sanidad con las CCAA y Ciudades.

Se recomendará a la ciudadanía la priorización del transporte activo (andando o en bicicleta) en rutas seguras a la escuela como opción de movilidad que mejor garantiza la distancia interpersonal, siendo además una opción más saludable y que evita compartir espacios cerrados.”

La violencia vial y la necesidad de pacificar el tráfico rodado es una de las demandas sociales más antiguas de la ciudad. Todos los intentos de las entidades sociales que hemos demandado ser escuchados en las comisiones de tráfico desde hace años han caído en saco roto.

Melilla, como consecuencia del repunte de tráfico que ha seguido a las fases del desconfinamiento, ha comenzado a intensificar la violencia vial, que se está cebando últimamente en mujeres y niños atropellados en pasos peatonales.

¿Va la Delegación provincial del ministerio y la Ciudad Autónoma a defender el derecho de la ciudadanía a priorizar el transporte activo para ir al colegio?

Invertir en técnicos de infantil, como se ha anunciado, es algo que ya se hace desde hace años y se financia con dinero de los presupuestos de la Ciudad, que ha aprobado un plan de contingencia propio de donde tiene que salir el dinero para contratar a más técnicos de infantil.

El acceso seguro a los centros educativos mediante transporte activo sí es una necesidad derivada del Covid-19, porque la irracional ratio elevada de Melilla no tiene nada que ver con la pandemia, sino con la falta histórica de construcciones escolares.

España tiene una natalidad decreciente, pero la tendencia demográfica de Melilla es, en cambio, creciente; es uno de los problemas que los Gobiernos nacionales nunca han sabido ver desde hace décadas, y el Covid-19 no hace sino acrecentar las deficiencias de todo tipo, ambientales y educativas.

Guelaya y Melilla ConBici esperan que las decisiones que se tomen en Melilla sean coherentes con la recomendación sobre transporte activo consensuada y se promueva en la ciudad con dinero público. 

Tan solo cuatro centros educativos han desarrollado caminos escolares seguros hasta ahora, con todas las dudas sobre su eficiencia. La mayoría de los centros de educación primaria no cuentan con entornos saludables y seguros para la movilidad sostenible, y es el momento de gastar el dinero en la seguridad de las familias de escolares, profesorado y personal no docente que quieren ir caminando o en bicicleta al colegio.

NOTA DE PRENSA CONJUNTA. Respuesta al comunicado de la DGT de Melilla

Posted on Actualizado enn

 

Ante la nota de prensa emitida por la Dirección General de Tráfico (DGT) de Melilla el pasado 9 de enero en el que se comprueba el aumento  de la siniestralidad vial en Melilla, Guelaya – Ecologistas en Acción y Melilla ConBici quieren manifestar lo siguiente:

 

1.- Que los datos proporcionados en el balance provisional de seguridad vial 2019 en Melilla vienen a darnos la razón a las entidades  que venimos exigiendo como objetivo prioritario de la DGT en Melilla la disminución de la violencia vial en la ciudad, y se producen como consecuencia de la falta de un Plan de Seguridad Vial y de falta de aplicación de medidas que venga a imponer unas estadísticas locales cercanas al menos a las medias nacionales.

 

2.- Los 371 accidentes de tráfico con víctimas de 2019, 21 más que en 2018, son muchos menos que los 596 registrados en 2015, al igual que los heridos leves de 2015, que fueron 800, son muchos más que los 454 registrados en 2019. Esa diferencia se debe a un cambio de metodología en el recuento de víctimas como consecuencia de la Orden INT/2223/2014, de 27 de octubre. La realidad no es la que nos han intentado vender. Es necesario que haya transparencia a la hora de cruzar los datos de los organismos que aportan datos a las estadísticas de víctimas de la violencia vial.

 

3.- En 2018 Melilla fue el territorio autónomo en el que mayor aumento sufrió el número de colisiones, con un 5.91% (según fuentes de las compañías de seguro). No es posible disminuir la violencia vial si aumentamos las colisiones.

 

4.- El aumento de los siniestros con víctimas y de los heridos leves y graves pone de manifiesto que la aprobación del modelo de Ciudad 30 solo se ha producido en el papel (BOME).

 

5.- Mantenemos la urgente necesidad de acceso público a la información sobre siniestralidad vial que hemos demandado sin resultado. Tanto Guelaya Ecologistas en Acción como Melilla Conbici, como entidades presentes en el Foro por la Movilidad, hemos firmado el Pacto por la Movilidad y estamos dispuestos a participar con la Administración haciendo propuestas para conseguir la mejora de la seguridad vial, pero necesitamos hacerlo desde el conocimiento, y por tanto, reiteramos que es necesario conocer la información local que ofrece la DGT para todo el Estado*  relativo a los partes que la policía local realiza en nuestra ciudad.

¿Cuántas multas se han puesto con el Multacar desde que se adquirió?

¿Cuántas multas se han puesto por exceso de velocidad?, ¿cuántos puntos se han retirado del carnet en Melilla?, ¿cuántos controles de drogas y alcohol se han realizado? ¿cuántos coches circulan sin ITV?

 

*http://www.dgt.es/Galerias/prensa/2019/07/INFORME.pdf

 

photo_2020-01-16_00-44-25

Quien no vea que en Melilla se conduce muy rápido en vías urbanas es que está mirando para otro lado

Posted on Actualizado enn

  • ¿Por qué cuesta tanto que la Administración en Melilla reconozca que tenemos un problema de exceso de velocidad y traslade a los melillenses un discurso de que se van a aumentar las medidas para solucionarlo?

 

  • Guelaya no puede aceptar que sea responsabilidad de todos la siniestralidad vial si nos niegan a las entidades sociales participar en la Comisión de Tráfico para  presentar propuestas o el Foro de la Ciudad no se reune para tomar decisiones

 

  • Si con indicadores de siniestralidad como los de nuestra ciudad no se toman nuevas medidas ya es que no nos representan

 

Para que se resuelva un problema en primer lugar hay que reconocerlo, y el que la gente muera en la calle por el tráfico, o sea hospitalizada, o sea curada por este motivo es un problema.

 

Pero parece que los egos y el orgullo pesan más que el problema en sí y observamos atónitos como se mantiene un discurso basado en negar lo innegable con un victimismo impropio de una Administración moderna.

 

Los accidentes de tráfico no pueden ser un asunto de suerte, sino de políticas públicas. En España lo sabemos porque se han tomado medidas y se ha reducido históricamente la siniestralidad vial, y ante un rebrote en todo el país, en Melilla se opta por argucias basadas en cambios de metodologías para registrar estadísticas de heridos graves y leves para sacar pecho por una disminución del 40% de siniestros cuando la realidad va por otro lado.

 

 

El diagnóstico del problema es sencillo en realidad. La población crece, la gente compra coches y cada vez hay más pero las calles no pueden crecer, seguirán teniendo las mismas dimensiones que tienen ahora y el siglo pasado. ¿En qué se puede actuar? ¿En que haya menos gente? No, solo se puede intentar que haya menos coches en las calles y que vayan más despacio, no hay otra solución.  Es el concepto de la movilidad sostenible, y quien se resista a ello está negando el futuro de la movilidad a esta ciudad.

 

El problema de la siniestralidad vial en Melilla, violencia vial tal como la venimos denunciando desde hace años, se define con indicadores que nos comparan con el resto de España. Para saber qué es posible conseguir, nosotros nos fijamos especialmente en la comparativa con los datos de Ceuta, porque es la que más se parece a Melilla. Y el número de siniestros en Ceuta es la mitad que en Melilla.

 

¿Qué objetivo le parece a la administración de Melilla asumible en cuanto a número de muertos por el tráfico? ¿Cero, uno? ¿cuantas víctimas graves debemos asumir?

 

Por eso, hemos impulsado junto con otras entidades y ahora también junto a partidos políticos, sindicatos y clubes ciclistas un decálogo de medidas para mejorar una situación vital, nunca mejor dicho, para todas las personas, porque pensamos que hay que ser ambiciosos en los objetivos para poder mejorar el problema.

 

Dos años pidiendo llevar nuestras propuestas a la Comisión de Tráfico y dos años esperando una reunión con la Ciudad para intentar pacificar el tráfico es una grosería.

 

La postura de la Administración nos libera de cualquier responsabilidad. No podemos co-responsabilizarnos de nada si la Administración nos niega sentarnos en una mesa a debatir medidas para solucionar un problema social y consensuarlas desde posturas fundamentadas en la experiencia española y europea en movilidad, y no desde opiniones de lo que a cada uno le venga a la cabeza.

 

Si la comparación con Ceuta en cualquier indicador no vale, si los informes de accidentes sin víctimas de UNESPA, la central de seguros, no valen , si la pecepción social de los peatones de que se conduce rápido en las calles no vale,  seguiremos aportando datos de la propia DGT.

 

En 2016, último año de datos publicado por la DGT, en Melilla hemos tenido:

 

Más accidentes con víctimas en vías urbanas que toda la PROVINCIA  de  Ceuta, Toledo, Teruel, Soria, Segovia, Cantabria, Salamanca, Palencia, Orense, Navarra, Lugo, Lleida, León, Jaen, Huesca, Huelva, Guadalajar, Cuenca, Ciudad Real, Castellón, Cáceres, Burgos, Badajoz, Ávila, Almería y Albacete.

 

Más accidentes o igual número con víctimas hospitalizadas en vías urbanas que en las PROVINCIAS de   Cáceres, Cuenca, Guadalajara, Palencia, Cantabria, Segovia, Soria, Teruel, Zamora y Ceuta.

 

Es cuestión de ambición, de fijar objetivos, de poner medidas y de contar con todo el mundo para resolver el problema.

coches

 

 

 

 

 

 

 

Violencia vial en Melilla. Del inoportuno oportunismo del Sr. Quevedo

Posted on Actualizado enn

Para Guelaya y MelillaConBici la violencia vial en Melilla es la responsable de que sea la ciudad más insegura de toda España en siniestralidad peatonal

 ¿Es solo un accidente? La violencia vial se intenta ocultar en forma de accidentes.

 ¿Pero son accidentes o es violencia vial? En Melilla existe una permisividad insultante por parte de las autoridades a la hora de multar, no entendienden que es parte de la educación.

 Melilla destaca en solitario en este índice de siniestralidad. La tasa poblacional de peatones atropellados con heridas graves o fallecidos entre 15 y 65 años fue en Melilla la máxima de España.

 Para mejorar estas cifras, lejos de contemplar programas de pacificación del tráfico en la ciudad se volvía a buscar chivos expiatorios, la culpa era de los peatones.

 ¿Reflexiones y peticiones oportunistas en el marco del triste homicidio de Carlos Huelin? No, peticiones y reflexiones de Guelaya Ecologistas en Acción y Melilla ConBici año tras año; lo denunciamos en Mayo de 2014 tras la publicación de un informe de Mapfre sobre siniestralidad peatonal en España entre 2005 y 2009, donde estaba claro que Melilla tenía el índice de siniestralidad peatonal más alto de toda España, una tasa poblacional  de 20,4  niños heridos graves o fallecidos en ese período frente al 4,1 de media en España

Y no oportunistas, porque no hay oportunismo alguno en cumplir con las responsabilidades que nos competen y que forma parte de nuestro objeto social, criticar las políticas públicas, en este caso de movilidad por insostenibles.

Demandar, exigir, reivindicar, informar, en el caso de las instituciones y asociaciones que velamos por una ciudad más amable, y más humana para los ciudadanos y ciudadanas, es uno de nuestros objetivos, y por triste que sea el caso, porque lo provoca  la pérdida de una vida humana, el camino pasa por la concienciación social. Y así lo venimos haciendo, y tenemos que hacerlo en este momento.

Educar, formar y sancionar también para hacer cumplir la ley. Y más allá de tímidas campañas educativas en los centros ¿qué se ha hecho para paliar o evitar, para sancionar? ¿Dónde están los controles de velocidad? ¿Y los de alcoholemia en las zonas que se saben calientes? ¿Dónde los obstáculos para reducir la velocidad salvo unos cuantos pasos resaltados? Porque sí, Sr. Quevedo, en efecto, no hay solución mágica, más que el cumplimiento de la norma y una buena gestión encaminada a la pacificación del tráfico, hoy totalmente inexistente. Y a usted, entre otras instancias le compete velar porque así sea. Y a nosotros, demandárselo, ahora y siempre.

Queremos un Pacto social, y hemos demandado formar parte de la Mesa por la movilidad. ¿También se lo tenemos que recordar? Es usted quién no quiere convocarla, y por eso, se convierte en parte  el problema.