Cambio climático

¿Cómo se va a conseguir disminuir un 35% el efecto de los vehículos a motor en el Cambio Climático en Melilla?

Posted on Actualizado enn

Ecologistas en Acción viene denunciando los incumplimientos en los objetivos internacionales que cada país firmante del acuerdo de París suscribió, pero también seguimos haciendo haciendo propuestas para conseguir esos objetivos.

 

La reciente aprobación por parte de la Unión Europea y del Consejo de Ministros español sobre reducción del 35% de los gases procedentes de tráfico que provocan cambio climático pone a la ciudad de Melilla ante un nuevo reto al que no se puede responder diciendo “que reduzcan los otros”.

 

El tránsito hacia una Melilla sostenible pasa por adoptar un paquete de medidas

 

  • Conectar Melilla a la Red eléctrica de España, dejando de ser una isla energética, dejando la central de Endesa para averías y situaciones extraordinarias y produciendo energías renobales localmente.

 

Es un debate abierto que ya ha pasado al debate de presupuestos por inciativa de EQUO y que Guelaya apoya porque disminuiría drásticamente la contaminación local. Apoyamos el “estudio” del cable submarino, que ya se ha proyectado en Ceuta, donde existen grandes profundidades en el Estrecho, y como medida impulsada por la Unión europea, y por tanto, con la posibilidad de financiarla con fondos FEDER.

 

No obstante, solo después de un informe técnico se podría realizar la evaluación ambiental del cable, conociendo los fondos por donde pasa y las técnicas que se utilizarían para posar o enterrar el cable según pase por sustrato duro o blando.

 

  • Promover modalidades sostenibles de movilidad, lo que lleva consigo inevitablemente abandonar el uso diario del vehículo a motor en una ciudad de 12 kilómetros cuadrados.

 

El desarrollo del Plan de Movilidad Urbana Sostenible debe acometer de una vez la promoción de las modalidades sostenibles de movilidad, pero ello tiene que contribuir a la disminución del uso o abuso del coche privado como medio de movilidad.

 

La Ciudad debe ser valiente y aceptar que la movilidad sostenible implica dejar de usar el coche. La colaboración en la Semana Europea de Movilidad con empresas del lobby de automoción no es el camino para conseguir la movilidad sostenible.

 

Facilitar el aparcamiento en parking subterráneos de pago no es la manera de apoyar la movilidad sostenible.

 

En cambio, los avances para la mejora del transporte público en Melilla son nulos. En más de 3 años de mandato no se ha mejorado la COA pensando en los usuarios.

 

  • Disminuir la cantidad de basura quemada en la incineradora aumentando la cantidad de residuos reciclados, hasta el cierre definitivo de la incineradora.

 

La eliminación de residuos mediante incineración no es la prioridad en la jerarquía de tratamientos de residuos en la Unión Europea. Es el sistema de eliminación más caro y que menos puestos de trabajo ocupa.

 

Lo que hace la incineradora de Melilla no puede catalogarse como valorización energética porque carece de la rentabilidad preceptiva para ello.

 

Un plan de reducción, reutilización y reciclaje crearía puestos de trabajo y disminuiría significativamente las consecuencias sobre el cambio climático y la calidad del aire, especialmente en los barrios cercanos a la incineradora.

 

El cambio de ubicación de la incineradora en el hipotético proyecto de ampliación del puerto lo único que serviría es para que desde Melilla la Vieja se vea una chimenea echando humo permanente, frente al paseo marítimo de Horcas, a 100 metros de la costa, de forma que sus humos se seguirían respirando en los mismos sitios, incluso más al bajar la emisión al nivel del mar.

 

  • Desarrollar planes de sensibilización, formación y participación social, para que todos los agentes implicados en las medidas puedan consensuar la toma de decisiones de una forma argumentada mediante el diálogo y no la imposición, que es la forma actual de tomar decisiones.

 

Las campañas de sensibilización que se vienen haciendo por parte de la Ciudad no están dando los resultados esperados. Es hora de dejar de contratar campañas publicitarias basadas en vallas y resdes sociales, por insuficientes.

 

En cambio, contar con los agentes sociales para diseñar las campañas contratando a educadores sociales, por ejemplo, basándolas en el “boca a boca”, mejoraría enormente la eficacia de las mismas.

 

exceso de coches

 

 

 

 

Guelaya Ecologistas en Acción organiza un cine-forum con el documental Frágil Equilibrio, premio Goya 2017 al mejor documental

Posted on Actualizado enn

 

  • La película se proyectará a las 19:00 horas en el aula 10 de la UNED

 

  • Tras la película, se celebrará un coloquio sobre la situación de la migración en Melilla

 

El documental, dirigido por el director español Guillermo Garcia López, comienza con una entrevista al ex presidente de Uruguay, Pepe Mújica, y continúa con relatos de los inmigrantes que acechan la valla de Melilla junto al paso fronterizo de Beni Enzar, además de tres ejecutivos japoneses al servicio de grandes corporaciones y una persona en Madrid desahuciada.

 

Con este documental, Guelaya Ecologistas en Acción culmina las actividades del mes del medio ambiente, tratando la situación de los inmigrantes, dos días después de que Valencia haya recibido a los inmigrantes que Italia y Malta no quisieron recibir.

 

Guelaya Ecologistas en Acción hace suyo el lema “Justicia ambiental y social” tratando la situación de los inmigrantes desde el punto de vista de los derechos humanos.

 

Los ecologistas vienen denunciando desde hace décadas que el cambio climático tendrá como consecuencia el aumento de personas que se ven obligadas a emigrar. Las previsiones de que en el año 2050 habrá 200 millones de personas migrando por culpa del clima se han quedado cortas, aunque se mantiene desde el año 2008 la media de 25 millones de personas desplazadas por desastres naturales.

 

El documental, que reflejará la situación de la valla de Melilla, servirá además para realizar un coloquio sobre el papel de la ciudad en la frontera sur, ahora que el cambio de gobierno ha abierto una puerta a la esperanza para hacer compatible derechos humanos y políticas migratorias.

 

Quitar la concertina de la valla, una de las medidas anunciadas por el nuevo Gobierno, ha sido bien  acogida en Ecologistas en Acción, que además ha comprobado como desde que se puso concertina en 2005 ésta no ha impedido que se realicen saltos a la valla ni que el CETI se haya visto desbordado por la llegada de nuevos inmigrantes.

 

Se trata pues de evitar medidas que no resuelven ningún problema, ya que los melillenses tienen bastante claro que la única manera de que no haya saltos en la valla es que Marruecos los evite.

 

Igualmente se espera del nuevo gobierno que acate la jurisprudencia europea e internacional y declare ilegales las devoluciones en caliente.

 

Sin embargo, actuar localmente no debe dejar de hacernos pensar globalmente, ya que la situación de los inmigrantes es un problema global, que en el caso de Melilla, depende también de las políticas europeas sobre migraciones, por lo que el documental, y el carácter sencillo humanista y universal de Mújica, permitirá que el coloquio no sea localista, sino que aborde las migraciones desde la perspectiva más amplia posible.

Este es el trailer de la película:

 

 

Valoración de la situación del medio ambiente en Melilla a junio de 2.018

Posted on Actualizado enn

El 21 de julio de 2015 Guelaya publicaba una carta abierta al nuevo consejero Manuel A Quevedo deseandole suerte por su nombramiento y planteando los 18 problemas principales que Guelaya venía tratando, sin conseguir resolver, con la consejería “saliente” en las elecciones de mayo 2015.

 

Guelaya quiere hacer una valoración de los 19 temas que venimos demandando 3 años después, una vez que ha transcurrido el 75% del tiempo y del presupuesto del actual mandato.

 

Además de estos 19 temas, han surgido algunos nuevos, que se añaden a la lista, hasta llegar a 24 asuntos por resolver.

 

De los 24 asuntos analizados en los últimos 3 años, solo dos parecen ir por buen camino, en nueve casos el asunto no está resuelto pero se está en proceso de conseguirlo y finalmente en 13 casos, la mayoría, no se han producido avances significativos.

 

La conclusión general a la que llegamos es que no existe en la Consejería de coordinación y Medio Ambiente capacidad para sacar adelante el trabajo que el medio ambiente de Melilla necesita, a nuestro juicio, por falta de recursos materiales, humanos y económicos.

 

La falta de personal y de financiación la valoramos a su vez como un indicador de que las políticas públicas de medio ambiente no son una prioridad para el equipo de gobierno actual, ya que nos consta el esfuerzo del personal de la Consejería y el interés del consejero en conseguir recursos.

Ver la tabla siguiente caso a caso:

  Asunto a resolver Estado de la cuestión Valoración
1 Transparencia No se ha contestado a los requerimientos hechos por Guelaya para conocer respuesta a nuestro escrito sobre alegaciones a los presupuestos de la Ciudad.

La consejería de seguridad ciudadana no contesta a las peticiones de información que le hemos enviado.

En unos asuntos hay transparencia pero en otros no.
2 Reglamentos de zonas verdes. Seguimos con multas en pesetas La consejería reconoce no tener capacidad para aprobarlos.

Guelaya propone que se cumplan al menos los usos aprobados en julio de 2012 sobre la Red Natura 2000

Sin avances
3 Catálogo de árboles singulares Existen borradores desde hace años sin que se saquen adelante. Sin avances
4 Elaborar planes de conservación y recuperación de especies protegidas La consejería aceptó encargar este año un informe a SEO/Birlife para elaborar el plan de conservación d ella gaviota de pico rojo en Melilla A la espera de ejecutar la medida
5 Ejecución de las 20 medidas aprobadas en los planes de ordenación de recursos naturales (Red Natura 2000) No se ha iniciado todavía ninguna de las medidas aprobadas A la espera de ejecutar las medidas
6 Que se redacte el plan de actuación contra el ruido como consecuencia de los datos del mapa de ruidos con un proceso de participación pública No se han iniciado los trámites para la redacción del Plan de actuaciones contra el ruido Sin avances
7 Que se consensuen las medidas del Plan de movilidad Urbana Sostenible con un proceso de participación pública El pacto por la movilidad no es una cuestión prioritaria En proceso a la espera de que se convoque el Pacto por la movilidad
8 Que se disponga en Melilla de una estación de control y seguimiento de la calidad del aire atmosférico No se ha instalado

 

 

Sin avances
9 Que se culmine el proceso de evaluación ambiental de los fondos FEDER 2007-2013 Se culminó, pero no se ha convocado a Ecologistas en Acción como entidad social al Comité de seguimiento del plan operativo 2014-2020, a pesar de que incluye financiación para el medio ambiente  y la biodiversidad local Se programan actividades medioambientales sin contar con los agentes sociales interesados
10 No a la incineración. Que se adopte una estrategia para conseguir reducir la producción de residuos y que los porcentajes de reciclaje de Melilla sean próximos a los de la península No se ha conseguido igualar la tasas de reciclaje medias nacionales A la espera de conocer la respuesta a las alegaciones presentadas al Plan integral de residuos
11 Que se ejecute el sendero verde Las propuestas de Guelaya fueron rechazadas y se ejecutó el proyecto quedando muy lejos de las expectativas creadas. Lo ejecutado no responde a la demanda social
12 Que se promuevan en Melilla las energias renovables No se han tomado iniciativas al respecto. Sin avances
13 Que se ponga en marcha un proyecto de renaturalización del rio de oro Tras el último Consejo del agua de la demarcación en 2015, se retomará el asunto en el próximo Consejo del 5 de junio 2018 En proceso tras la iniciativa de la ministra Tejerina de comprometerese con el proyecto y que el nuevo Gobierno mantenga el proyecto
14 Que se controlen los vertidos en aguas costeras, especialmente construyendo el emisario de salmuera de la planta desalinizadora La evaluación ambiental de la ampliación de la desalinizadora no acepta la construcción del emisario de salmuera pero modifica el proyecto para evitar daños a la biodiversidad marina Se mantiene el foco de contaminación de la salmuera
15 Que se controlen los vertidos en tierra, especialmente en los cauces, especialmente de escombros y aceites usados, con medidas de prevención, vigilancia permanente, limpieza y sanciones. Los escombros siguen siendo un quebradero de cabeza

 

 

En proceso. Se esperan medidas a partir del 15 de julio con el comienzo del nuevo contrato de limpieza de la ciudad
16 Que mejore la calidad del agua de grifo y que se garantice el suministro diario a prueba de temporales de levante Se pospone hasta la ejecución de la ampliación de la desalinizadora A la espera de la ampliación
17 Que se realice por parte de la consejeria una convocatoria pública de subvenciones para entidades sin ánimo de lucro Sin avances Sin avances
18 Disminuir el consumo de agua por habitante Las campañas de ahorro no han surtido efecto En proceso si se mantienen las campañas y se reorientan
19 Ampliación del puerto Está abierto el plazo de la resolución ambiental. Esperamos que el proyecto no pueda realizarse tanto por razones ecológicas como económicas Se quiere ejecutar sea cual sea la resolución ambiental. Espramos que el nuevo gobierno paralice el proyecto.
  Problemas planteados desde julio de 2015
20 Que se mejoren las podas que realiza la empresa Thaler Thaler ha vuelto a ser seleccionada en el contrato de mantenimiento de zonas verdes Sin avances
21 Que se apruebe la autorización ambiental integrada (AAI) de la central de ENDESA No se cumplió el plazo de un año que se nos dió para aprobar la AAI de Endesa A la espera de que se salga a información pública el AAI
22 Que se apruebe la autorización ambiental integrada (AAI) de la planta incineradora No se cumplió el plazo de un año que se nos dió para aprobar la AAI de Endesa A la espera de que se salga a información pública el AAI
23 Especies invasoras (Real Decreto 630/2013, de 2 de agosto) No existe un plan de actuación ni en jardinería ni en los espacios protegidos A la espera de la redacción de un plan de actuación
24 Dictamen europeo sobre silvestrismo  (17 mayo 2018) Las autorizaciones sobre capturas en vivo de fringílidos incumplen la directiva Aves A la espera de que se anuncie la prohibición en Melilla de capturas de aves de canto

niños limpieza 2

Solidaridad y denuncia ante la ola de incendios del noroeste

Posted on Actualizado enn

Guelaya Ecologistas en Acción denuncia las causas de los incendios en España y Portugal y se solidariza con las víctimas y  afectados por los incendios

 Que se investiguen los incendios, que los investigadores hagan su trabajo con independencia, que los culpables cumplan condena y que se indemnice a las víctimas y afectados.

 Ponemos en primer lugar a las personas, y por ello queremos enviar desde Melilla y desde Ecologistas en Acción como organización nacional nuestra solidaridad a las familias de las víctimas, y nuestro apoyo a los afectados, en Galicia, León, Asturias y Portugal.

Una vez más, las personas han tenido que salir a la calle para resolver sus problemas, en este caso apagar los fuegos, igual que antes salieron a limpiar la costa de chapapote. El noroeste  peninsular tendrá de nuestra parte todo el apoyo que le podamos dar.

 

Es necesario pensar tanto en las causas como en las consecuencias, para paliar daños y para que no vuelva a pasar

Desde el punto de vista de las consecuencias ambientales de la ola de incendios, Ecologistas en Acción trabaja para crear y apoyar iniciativas solidarias que tengan el objetivo de recuperar la biodiversidad perdida, los bosques quemados, y los recursos naturales que la gente explotaba de forma sostenible en las comunidades rurales.

 

Lo que ha pasado era de esperar

 Como demuestran los datos del último decenio (2001-2010), en el noroeste peninsular el 70,26% de los incendios son intencionados, mientras que en las regiones del mediterráneo, Canarias y comunidades interiores los porcentajes de incendios intencionados son del 31,41%, el 29,40% y el 29,43% respectivamente. Sin embargo, las administraciones no toman las medidas necesarias para evitar dicha intencionalidad. Este es precisamente uno de los grandes retos de las administraciones del noroeste peninsular: una revisión de su política forestal, una nueva política de desarrollo rural y hacer frente al cambio climático.

La regla 30/30/30 es clara. Las probabilidades de los grandes incendios forestales aumentan significativamente si la temperatura es igual o superior a 30º, la humedad relativa del aire es igual o inferior a 30%, y el viento es igual o superior a 30 Km/h. El cambio climático está aumentando la frecuencia de tener esas condiciones y los meses en los que se pueden dar estas condiciones han aumentado.

 

¿Cómo ha respondido la Administración ante el aumento de frecuencia de las condiciones 30/30/30 y ante la intencionalidad de los incendios del noroeste?

 El problema más grave ahora no es la recalificación del terreno quemado, que debería estar previsto antes del incendio, y que se debería realizar de forma excepcional (cosa que  comprobaremos en el futuro), sino la disminución de recursos humanos y materiales para apagar los fuegos que de forma inevitable van a seguir apareciendo regularmente, y con el cambio climático, durante más meses de riesgo alto al año.

En Galicia, los contratos de 436 brigadistas contraincendios de la temporada de verano de este año terminaron el 1 de octubre. El 11 de octubre tuvieron que contratarlos de nuevo. Sin embargo. Sin embargo, en Galicia y en Asturias no se han renovado los contratos de   1.116 bomberos forestales y brigadistas. La Xunta consideró que un efectivo de 5.600 brigadistas, más la Unidad militar de Emergencias, UME, eran suficientes, pero no lo han sido. Todos hemos visto a la gente de la calle  apagando incendios estos días.

Los presupuestos globales que la Xunta de Galicia dedica a la lucha contra incendios, según un informe de la Universidad de Vigo, en 2017 siguen siendo inferiores al presupuesto del año 2009. Ocho años después no hemos recuperado el nivel de financiación contraincendios que la crisis recortó.

En Castilla León se despidió al 70% del personal dedicado a las tareas de extinción por terminar la temporada de incendios antes del puente del Pilar, a pesar de que era conocida la situación del huracán Ophelia que lanzaría fuertes vientos sobre el noroeste de la península.

 

No todos perdemos con los incendios forestales. La corrupción gana con los incendios

 Veinte empresas aeronaúticas españolas, englobadas en la Asociación española de compañias aéreas (AECA) están siendo investigadas judicialmente en una causa en la que Ecologistas en Acción se ha personado y en la que se puede leer en las diligencias previas lo siguiente:

Queda “suficientemente acreditada la existencia de una organización, englobada en el conjunto de catorce empresas asociadas en AECA, que (…) alteraban el precio de los concursos públicos tanto en relación a aviones de ala fija como de helicópteros (en ambos casos aparatos contraincendios), tanto a nivel nacional como autonómico, para o bien dejar desiertos los concursos, a los efectos de incrementar el precio de licitación, o acudiendo en la mayor parte de los concursos tan solo una empresa, por el precio máximo de licitación y por ende, adjudicándoselo por dicho importe, o presentando varias ofertas, de las que previamente eran conocedoras cuál iba a ser la adjudicataria…”

La Audiencia Nacional cifra en 250 millones de euros la cantidad manipulada en 20 años. Esta es la conclusión a la que se llega si se estudian las investigaciones por corrupción en la adjudicación de contratos públicos de extinción de incendios realizadas en Valencia, Andalucía, Baleares, Extremadura, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Galicia, Canarias, Cataluña y Aragón.

foto incendios.jpg

Las medusas comienzan su agosto en las playas de Melilla

Posted on

Por explicar brevemente los factores de la sobreabundancia actual de medusas, en concreto las de la especie Pelagia noctiluca, en nuestras costas, se pueden resumir en cuatro:

  • El primero sería la ausencia de depredadores, como tortugas y peces luna, por caídas accidentales en redes y palangres, entre otras causas.
  • El segundo sería la contaminación por compuestos orgánicos provenientes de la agricultura intensiva, que llegan al mar a través de los ríos; dichos compuestos orgánicos favorecen el desarrollo de los pólipos.
  • El tercero es la ausencia de la barrera de agua dulce que antaño evitaba que las medusas se acercaran a la costa; la disminución de los recursos hídricos hace que llegue mucha menos agua dulce al mar.
  • El cuarto es, cómo no, el aumento de temperaturas debido al cambio climático, que acelera el desarrollo de estos organismos.
pelagia
Pelagia noctiluca en la costa de Tres Forcas, cerca de Melilla

                                                                         

Mientras no empecemos a corregir estos factores, las medidas contra la invasión de medusas de nuestras playas serán paliativas y poco eficaces. Para colmo, pagamos el gran trabajo de nuestros aliados naturales contra las medusas, las tortugas marinas, llenando de plásticos el mar, que confunden con sus presas y devoran hasta provocarles la muerte. Un sinsentido que simboliza nuestra actitud actual con la naturaleza. La presencia de medusas en nuestras playas es una respuesta natural a esa actitud. 

ENDESA huele mal

Posted on Actualizado enn

Guelaya Ecologistas en Acción está recibiendo por parte de socios y melillenses en general  quejas sobre el funcionamiento de la central eléctrica de ENDESA en Melilla.

ENDESA Y BIBLIOTECA.JPGhumazo-de-endesa

La producción de electricidad en Melilla nos preocupa por varios motivos, como el cambio climático, a menos de un mes de que comience  la reunión en París, en donde se decidirá si el futuro mundial es o no sostenible, globalmente, lo que quiere decir que si o si, o reducimos las emisiones en Melilla o no somos europeos.

Pero además de los problemas globales, no podemos quedarnos cruzados de brazos si se mantienen de forma continuada en Melilla  los picores de garganta, ojos irritados, nubes tóxicas en el nivel del suelo tras los arranques de motores, daños por corrosión, salida de líquidos oleaginosos  con olor a aguas fecales en aliviaderos de la red pública de saneamiento cercanos, y fuerte olor a azufre, o a huevos podridos, todo ello en las inmediaciones de la central (Club marítimo, las Torres V Centenario, edificio de Magna Melilla, Autoridad Portuaria…), y si bien algunos de estos “síntomas” ya se han producido en el pasado, nunca se había dado la coincidencia de todos ellos en un periodo de muchos meses seguidos, casi un año, por lo que es urgente actuar al respecto.

A menos de un mes en el que se impondrán en el ámbito europeo una disminución de las emisiones de efecto invernadero, en Melilla no solo seguimos incrementando las emisiones, sino que estamos muy lejos de cumplir los compromisos que ahora se volverán más exigentes, por acuerdo internacional y por normativa española.

Hemos denunciado estos hechos a la Consejería de Medio Ambiente, hemos informado de nuestra denuncia al SEPRONA y nos hemos puesto en contacto con ENDESA Melilla para solicitar información  sobre lo que está ocurriendo.

Nuestra asociación defiende el interés general, y no puede representar a los particulares que están sufriendo daños en sus propiedades, como tampoco puede representar a los trabajadores de las torres V centenario, o de  Endesa,  en este último caso, porque si las incidencias son evidentes en los alrededores de la central, mucho más deben serlo dentro, en el ámbito de la salud laboral.

Por ello hacemos un llamamiento a los ciudadanos en general y organizaciones sociales que están afectados por la contaminación para que presenten sus denuncias ante la Consejería de Medio Ambiente, autoridad ambiental  responsable de conocer y controlar la contaminación atmosférica, especialmente en el caso de que, además de afecciones a la salud pública o al medio ambiente que nosotros ya hemos denunciado, sean susceptibles de ser atribuidas a estas circunstancias los daños por corrosión en barcos, coches y elementos metálicos de viviendas.

La central Endesa de Melilla declaró en 2013 la emisión de casi 150 toneladas de dióxido de carbono, 3 toneladas de óxidos de nitrógeno, más de media tonelada de óxidos de azufre a la atmósfera, y más de 3 Kg de mercurio, vertidos al mar.

Tras el intento frustrado en la primera ampliación del puerto de Melilla, en los 90, de trasladar al nuevo espacio portuario de las instalaciones de ENDESA, SHELL, y de Atlas (GAS), el resultado es que el dinero de la UE que se justificó para desplazar a empresas contaminantes en la ciudad no se realizó, salvo en el caso de Atlas (gas), y en lugar de trasladar a Endesa o a los depósitos de la Shell, se instaló una cementera.

Ahora que se sigue impulsando un proyecto de ampliación del puerto en el que ya se ha pensado trasladar las industrias contaminantes que hace décadas no se trasladaron, ¿por qué vamos a pensar ahora que no nos quieren engañar otra vez?

La ubicación en la ampliación del puerto de las industrias contaminantes que en España tenían que estar a más de 2 Kms de distancia de núcleo urbano tampoco se va a cumplir, porque no se ha previsto el dinero que hace falta para hacerlo. Las normas que nos protegen de los picores de garganta, olores, vertidos al mar, etc…están hechas para ser cumplidas fuera de las ciudades. Si la central de ENDESA está donde está es porque no ha existido voluntad política de quitarla.

O la sociedad civil toma cartas en el asunto, o no resolveremos este problema nunca.

Guelaya-Ecologistas en Acción se suma a la Coalición Clima 21 para evitar el colapso climático

Posted on

 

Comienza la cuenta atrás para llegar a un acuerdo internacional vinculante sobre cambio climático.

 toruño

Guelaya-Ecologistas en Acción se suma a la Coalición Clima 21,  campaña de acción global que en todo el mundo recordará a los políticos que nos representan en la COP21 la necesidad de evitar el colapso climático al que nos enfrentamos debido al actual sistema económico global.

La Cumbre COP21, que se celebrará en Paris en diciembre, es el último intento por conseguir un acuerdo internacional vinculante sobre emisión de gases invernadero, tras el fracaso del protocolo de Kyoto.

Se sabe cual es el objetivo común, conseguir que la temperatura media no supere los 1.5 grados en el futuro según el Panel Internacional de expertos (IPCC), aunque la Cumbre de Copenhague de 2009 aprobó establecer en 2 grados el límite, pero la reunión preparatoria celebrada en Bonn (Alemania), terminó el pasado 4 de septiembre sin avances significativos.

La UE aprobó una reducción en Europa del 40% de las emisiones de gases, para el año 2030, comparadas con 1990, como aportación colectiva. Ahora comienza la negociación sobre cómo se distribuirá el esfuerzo de ahorro en emisiones en cada país.

Como señala el IPCC el tiempo de actuar se agota, y solo una apuesta real y compromisos ambiciosos y vinculantes pueden lograr frenar el colapso climático limitando el calentamiento global a 1,5ºC, para lo que sería necesario el cambio del sistema de producción y consumo y la implementación de medidas de justicia climática, a través de los fondos de adaptación, y pérdidas y daños.

En Melilla, ¿vamos a observar los debates sobre limitación de emisiones como si no fuera la cosa con nosotros? La reducción de un 40% con respecto al 1990, el compromiso europeo, puede suponer para Melilla la obligación de reducir a la mitad la energía que consumimos. ¿Vamos a pedir que en Melilla, por ser tan “especiales” o extrapenisulares, los que tienen que ahorrar energía sean los demás?

La potencia eléctrica instalada se ha duplicado en la última década. A pesar de ello, no se realizan campañas de sensibilización recordando la necesidad de ahorro energético. Se asegura y aumenta la oferta pero no se intenta disminuir la demanda.

Desde el punto de vista del transporte con la península, poco podemos hacer. El barco es un medio eficiente, y el avión, no siéndolo, es responsable en vuelos nacionales de solo el 5% de las emisiones del transporte, el sector que más ha aumentado las emisiones.

Desde el punto de vista del transporte local, usamos el coche privado en la mayoría de nuestros desplazamientos. Ese es el origen de la mayoría de las emisiones del transporte y el uso del coche en Melilla es de los más altos, si no el que más, de toda España.

Durante los meses de octubre y noviembre realizaremos actividades orientadas hacia la búsqueda de soluciones ante el mayor problema global con el que se ha enfrentado la Humanidad. Sea cual sea la decisión que se adopte en el COP21, todo pasa por la participación de los ciudadanos.

El clima es patrimonio común de la Humanidad, no puede ser un objeto de consumo, ni propiedad privada, ni depender del cartel de las empresas energéticas.