mar de Alborán

Guelaya activa su área marina ampliando el grupo de seguimiento de aves marinas a cetáceos, tortugas y focas

Posted on

Se amplia el grupo de seguimiento de aves marinas a otras especies en peligro de extinción

 

El grupo de aves marinas de Guelaya lleva trabajando desde hace algunos años en obtener información útil para la conservación de las especies, ya que las aves marinas son uno de los grupos de aves que más declive en sus poblaciones ha sufrido en las últimas décadas.

 

Ha colaborado con el grupo de especies protegidas del Campus de Melilla durante 3 años, con el proyecto de Atlas de Aves Nidificantes en los dos últimos años, y ha anillado las colonias de gaviota de Audouin también los últimos dos años, además de realizar el seguimiento de esta especie en Melilla en los últimos cuatro años.

 

Guelaya organizará talleres de anillamiento con grupos de anilladores españoles y continuará con el grupo de anillamiento específico de la gaviota de Audouin.

 

Igualmente ha apoyado la labor de la Red de Aves Marinas (RAM), que también se dedica a los avistamientos de cetáceos.

 

Pero el interés manifestado por voluntarios tanto socios de Guelaya como no socios en las jornadas de formación sobre cetáceos y tortugas marinas celebradas en junio y septiembre pasados, ha provocado que activemos el área marina ampliando el grupo de seguimiento de aves marinas a otros animales marinos que pueden avistarse en nuestras aguas e igualmente presentan problemas de conservación al igual que las aves.

 

 

Guelaya reforzará los grupos de varamientos de Ecologistas en Acción en el Mar de Alborán y las redes existentes tanto en Melilla como en el ámbito internacional

 

Ecologistas en Acción a través de su área marina trabaja en redes de varamientos y avistamiento de cetáceos y tortugas marinas, tanto en la península como en Canarias, por lo que Guelaya ampliará esta red en Alborán sur, y colaborará con las redes existentes en el mar de Alborán en su conjunto.

 

Para ello se ha dirigido a las redes y grupos en Melilla, Canarias, Andalucía, Murcia y Marruecos para manifestarles su disposición a colaborar en esta labor, tanto en lo que respecta a los avistamientos como en varamientos.

 

Guelaya participó en la creación de la red de varamientos de Alborán sur en 2011, aunque lleva algunos años sin poder colaborar con ella por falta de recursos humanos, lo que esperamos se solucione con la puesta en funcionamiento de este grupo de trabajo.

 

Desgraciadamente, es improbable que volvamos a ver a las focas monjes en Melilla o cerca de ella, pero en la última década se están observando focas de casco del Atlántico entrar en el Mediterráneo, por lo que no podemos descartar avistamientos de focas en Melilla.

 

Igualmente el grupo se plantea el objetivo de divulgar los problemas de conservación de las especies marinas, que lejos de desaparecer, aumentan porque a las causas de declive ya tradicionales, como la contaminación marina y las interacciones con pesquerías, hay que añadirles ahora el cambio climático y los problemas de los plásticos y microplásticos, que ya están presentes en casi todos los organismos marinos, especialmente los depredadores.

 

 

 

 

 

Guelaya organiza una charla-conferencia sobre aves marinas

Posted on Actualizado enn

 

• Se celebrará en el vivero forestal el viernes 8 a las 19 h. en el vivero forestal de la asociación

• Es el inicio de una serie de actividades de formación que tienen como objetivo sumarse a una red de seguimiento del área marina de Ecologistas en Acción

Con el título Herramientas de muestreo para el seguimiento de las aves marinas, Jose Antonio Sarrión tratará sobre el funcionamiento de la plataforma Observation.org y la manera como cualquier observador de flora o fauna puede contribuir a proyectos de ciencia ciudadana.

De 7 a 9 de la tarde se realizará un taller técnico para observadores de naturaleza, centrado en las aves marinas. A las 10.30 se continuará con una segunda parte más lúdica y divulgativa abierta al público en general sobre las aves marinas del mar de Alborán y Estrecho de Gibraltar.

La actividad está enmarcada en el “mes del Medio Ambiente”, que Guelaya está realizando en respuesta al Día Mundial del Medio Ambiente.

Con ello, Guelaya Ecologistas en Acción Melilla promueve el desarrollo del área marina de la organización, incorporando observaciones a una red de seguimiento, que no será exclusivamente de aves, ya que están programadas dos actividades formativas más sobre cetáceos y tortugas marinas.

Ya existen otras redes de seguimiento, pero los datos de la orilla sur del mar de alborán cuentan con muchos menos observadores que en la península, de ahí la importancia de incorporar a Melilla en una red que por su destino natural, incluye el mar de Alborán, pero que puede coordinarse con otras área como el Atlántico en Cádiz o Canarias, en donde ya existen redes de seguimiento de grupos del área marina de Ecologistas en Acción.

La aparición en la ciudad de colonias de la gaviota de pico rojo, los varamientos de cetáceos y tortugas marinas que se producen en Melilla y en las costas y playas marroquíes cercanas y que son visitadas tradicionalmente por los melillenses, o los avistamientos frecuentes de cetáceos en los barcos de las líneas marítimas de la ciudad, son oprtunidades de observación que son difíciles de conseguir en otros lugares, por lo que Melilla es un lugar privilegiado para este tipo de observaciones.

La proximidad de las islas Chafarinas y de la isla de Alborán, donde existe seguimiento de las poblaciones de aves que nidifican, hace más interesantes las observaciones de Melilla, no solo referidas a la gaviota de pico rojo, sino también a las pardelas mediterráneas y atlánticas y a la entrada de aves atlánticas que entran en el Mediterráneo para invernar.

El valor científico de estas observaciones cobran sentido si se envían a plataformas donde se vierten observaciones de un gran número de observadores, permitiendo validar los datos. De esta manera se contribuye al conocimiento de las especies, algo obligado para poder identificar problemas de conservación de hábitat y especies y poder intervenir a tiempo.

Las aves marinas son probablemente el grupo de aves más amenazado, por los cambios producidos en los océanos y mares por la actividad humana, desde su calentamiento y acidificación, como por la competencia en pesquerías, que provoca además muertes accidentales que se añaden a las muertes por ingestión de plásticos.

cartel_aves_melilla

Nuevo varamiento de un delfín en la costa de Melilla

Posted on Actualizado enn

Ayer de madrugada apareció varado el cadáver de una cría de delfín común en la orilla de la playa, muy cerca de la desembocadura del río Oro. Es el segundo varamiento en pocos días, pues hace tres días apareció otro delfín muerto en la playa de Horcas Coloradas, en la costa norte de Melilla.

En las fotografías del varamiento de ayer podemos apreciar las marcas que le ha dejado un tiburón, probablemente un marrajo; es habitual que tiburones y otros depredadores marinos se alimenten de los cadáveres de cetáceos y reptiles marinos que flotan a la deriva.

En cuanto a la causa de la muerte, no se aprecian mutilaciones como en otras ocasiones, pero muchos de estos varamientos suelen coincidir con los temporales en el mar, como el que nos ha sacudido estos días; en muchas ocasiones, por desgracia, la causa es que los delfines se enredan en los trasmallos que se instalan cerca de la costa.

El mar de Alborán tiene el privilegio de albergar en sus aguas una de las mayores poblaciones de cetáceos y tortugas de todo el Mediterráneo, pero las amenazas sobre estos animales también son muy grandes y van en aumento, como los trasmallos, los palangres o la contaminación por plásticos.

Marsopas, delfines comunes y listados, calderones grises y comunes, orcas, zifios de Cuvier, rorcuales, tortugas bobas…la gran biodiversidad y cantidad de cetáceos y tortugas marinas que alberga el mar que baña Melilla es una promesa de futuro para la ciudad (el turismo de observación de cetáceos es un recurso que está generando riqueza y empleo en otras ciudades próximas) y un indicativo de calidad ambiental, pero se trata de especies vulnerables, y tenemos el deber de poner coto a las amenazas que se ciernen sobre ellas.