ampliación del puerto de Melilla

Las declaraciones del Sr. Marín sobre la Patella ferruginea carecen de rigor científico

Posted on Actualizado enn

  • Enviar 20 “larvas o juveniles” de Patella ferruginea al Campo de Gibraltar, como ha declarado el presidente de la autoridad portuaria de Melilla, no tiene ningún sentido, hay miles de ejemplares allí.

 

La Patella ferruginea, la lapa que está dando la lata en el proyecto de ampliación del puerto, vive pegada a sustratos duros naturales o en escolleras de puertos, pero necesita que los temporales de poniente para que se formen y dispersen sus larvas, que nadarán libres en el mar hasta llegar a un sustrato donde fijarse.

 

El “reclutamiento” de larvas en Andalucía se está produciendo de forma natural desde las poblaciones norteafricanas debido a las corrientes, y algunos años recientes especialmente buenos han aumentado la población en toda Andalucía.

 

El censo de 2018 de la costa andaluza de Patella fue de 13.000 ejemplares, según la propia Junta de Andalucía, que ofreció el dato en las Jornadas del 4 al 6 de octubre en Rodalquilar, Almería, donde no pudieron asistir ni representantes de la Ciudad Autónoma ni de la autoridad portuaria de Melilla, aunque sí asistieron investigadores y ecologistas melillenses.

 

El principal núcleo, y probablemente la primera zona donde la Patella ferruginea pueda reproducirse a partir de su propia población, y no de larvas norteafricanas, será en el campo de Gibraltar, donde ya hay miles de ejemplares.

 

El único interés por enviar ejemplares “juveniles” donde los hay por miles, es científico, para ver si la técnica utilizada para el trasloque funciona o no funciona. Pero no tiene ninguna utilidad desde el punto de vista de la conservación de la especie, como insinúa el presidente de la autoridad portuaria de Melilla. Llevarse un número tan bajo de lapas sólo hubiera sido efectivo si hubieran sido ejemplares de mayor tamaño y edad, de 7 cms de diámetro de concha para arriba, por ejemplo, para intentar que hubiera lapas de ambos géneros, pero los intentos de traslocación de Patellas de ese tamaño hasta ahora han sido desastrosos, y sólo han contribuido a empobrecer las colonias donantes, despojándolas de los ejemplares más valiosos de la colonia, por lo que es de todo punto desaconsejable.

 

  • La única Administración que ha realizado un seguimiento de su población de Patella de acuerdo con la Estrategia de conservación de la especie ha sido la CCAA de Andalucía.

 

No existe, desde que la ley de Patrimonio Natural se publicó y la Estrategia de Conservación de la especie se aprobó, hace ya más de un década, ninguna iniciativa en Melilla realizando censos cada cuatro años que haga pensar que se va a elaborar un plan de recuperación de la especie.

 

Lo que sí ha hecho la autoridad portuaria de Melilla es basarse en los intereses de seguridad nacional para realizar  en absoluto silencio y sin evaluación ambiental el arreglo del muelle de la isla de Isabel II en Chafarinas, traslocando piedras con lapas con el resultado de haber perdido a la mayoría de ellas en los dos primeros años.

 

El futuro de las 20 lapas que han ido al puerto de La Alcaildesa ya se verá, pero desde luego, es un experimento, todavía no es una solución. Eso sí, se va a invertir allí en un centro de interpretación de la especie, que en Melilla, el lugar donde la lapa presenta su mayor densidad mundial, nadie se plantea.

 

En cambio, si Guelaya le propone a la autoridad portuaria que “pique” la escollera del paseo de Horcas para facilitar la implantación de larvas, allí donde se perdieron al menos 2000 ejemplares por las obras del nuevo paseo marítimo sin que se hayan recuperado todavía, obtiene por respuesta que es cosa de la Dirección de Costas del ministerio.

 

La propuesta en realidad no es de Guelaya, sino del mismo investigador que la autoridad portuaria de Melilla ha contratado, en un intento desesperado por hacer creer que el proyecto de ampliación es seguro para las lapas, y tras descartar un primer informe de investigadores de Melilla porque no le interesaban las conclusiones a las que llegaron.

 

  • La evaluación ambiental de la ampliación del puerto de Melilla tiene que ser positiva para que se pueda pensar en gastar dinero.

 

¿Que pasaría si se reservan 300 millones de euros para una obra que no se sabe si va a realizarse?, ¿no se está hipotecando recursos básicos para otros fines como centros educativos, hospitales y programas para migrantes de los que la ciudad de Melilla está tan necesitada?

 

Si a la escollera exterior del puerto de Melilla se le coloca enfrente una isla de 25 hectáreas, ¿no se estará evitando la dispersión de las larvas? Además, esta especie muestra preferencia por las escolleras con fuerte oleaje y buena renovación de agua, por lo que aparecen en mayor proporción en las escolleras exteriores. Esto significa que puede producirse un daño enorme a la población allí existente, adaptada ya a este tipo de ambiente.

 

Guelaya y Verdemar esperan que la resolución ambiental de la ampliación del puerto de Melilla sea negativa, al igual que lo ha sido la última fase de ampliación del puerto de Ceuta y el proyecto de ampliación del puerto de Tarifa, rechazados por motivos de conservación de las especies marinas, entre ellas Patella ferruginea.

patella Charranes

La ampliación del puerto se viene abajo. Los motivos económicos que intentaban justificarla se han ido desvaneciendo como la espuma.

Posted on Actualizado enn

La caída en picado de las mercancías que entran al puerto de Melilla pone fin al cuento de la lechera con el que, de forma torticera, se ha intentado jugar con las ilusiones de una ciudad con unas cifras de paro muy elevadas.

Empezaron vendiéndonos una macroterminal de contenedores; ya en 2006 el entonces director de la Autoridad Portuaria, José Luis Almazán, ante las noticias aparecidas en prensa sobre un operador de contenedores que iba a invertir mil millones en Puntanegri, lanzó al vuelo que la ampliación del puerto de Melilla competiría con la marroquí con la creación de una terminal internacional de 170.000 contenedores. La ampliación estaría terminada en 2012, costaría 300 millones de euros y el 70% del capital provendría de financiación privada; y si alguien preguntaba qué tipo de contenedores iban a llegar a Melilla para aspirar a una cifra tan desorbitada, se contestaba que íbamos a ser un referente internacional en el tráfico de mercancías entre América y Asia y entre América y Europa, y los operadores querrían dejar, de forma temporal, sus contenedores en el puerto de Melilla. Si se le preguntaba que por qué las empresas iban a preferir Melilla frente a puertos marroquíes contestaba que Melilla aportaría mayor seguridad jurídica. Además, con este negocio estrella se iban a crear miles de puestos de trabajo.

Se fue Almazán y, en 2015, llegó Marín como nuevo director de la Autoridad Portuaria; ya no se hablaba del supernegocio de los contenedores, ahora el foco se puso en la necesidad de ampliar nuestro puerto por el incesante aumento de las mercancías que entraban a Melilla así como por el aumento del tráfico de pasajeros. Si no se ampliaba, nuestro puerto iba a estar colapsado, no habría sitio para ubicar las mercancías ni para atracar los barcos; además, según Marín la Ampliación generaría 5.000 puestos de trabajo. También se empezó a hablar de la necesidad de nuevo espacio para trasladar las industrias contaminantes de Melilla, sobre todo Endesa.

En 2014 Guelaya presentó sus primeras alegaciones al Proyecto de Ampliación del Puerto de Melilla y en 2017 las presentamos al Estudio de Impacto Ambiental de este proyecto. En estas alegaciones hemos puesto de manifiesto la falsedad en unos casos, y la escasa certidumbre en otros, de las argumentaciones que sustentaban la necesidad de la Ampliación:

Sobre el aumento incesante de mercancías demostramos, con datos de la propia Autoridad Portuaria que el tráfico de áridos se había desplomado. Sobre el resto de mercancías (que mayoritariamente tiene como destino a Marruecos), expusimos que la frontera de Melilla no podría soportar un aumento indefinido del volumen de tráfico y que ya empezaba a dar signos de un probable colapso; por otra parte la construcción del macropuerto de Nador West Med, que ya tenía adjudicados los inversores, echaría por tierra, muy probablemente, lo que quedase de nuestro mal llamado “comercio atípico” .

El tiempo da la razón a Guelaya y, como habíamos previsto, la frontera se ha convertido en un tapón, el tráfico de mercancías con Marruecos ha caído en picado y con él el volumen de mercancías que trabaja nuestro puerto. El 27 de septiembre, en prensa local, se informaba que la Asociación Nacional de Estibadores alertaba de la crítica situción por la que atraviesa la actividad portuaria de Melilla; de enero a julio de 2018 el número de contenedores estibados en nuestro puerto ha descendido un 37%. El señor Marín guardó silencio.

Y para remate del muerto el gobierno marroquí cerró de un plumazo nuestra frontera al paso de mercancías legales; y por lo que parece piensa cerrarla también al tráfico del contrabando; este aspecto, por sí solo, debería bastar para guardar en el baúl de los recuerdos las ansias de infraestructuras del gobierno de la ciudad, dispuesto a gastar más de 300 millones en una ampliación que se quedaría con las explanadas vacías.

La ampliación ya no puede utilizar como principal excusa la necesidad de terreno para almacenar el hipotético aumento en el volumen de mercancías.

Les quedaban algunas excusas secundarias: el volumen de pasajeros, el traslado de la incineradora, de los depósitos de combustible… y Endesa.

Nada se sabe de la valoración económica que hay que añadir para estas operaciones, ni se ha trazado ningún plan económico, ni acordado quien lo va a pagar. El puerto-isla que se pretende construir, por otro lado, no incluye la urbanización del espacio ganado al mar. ¿Cuanto costaría urbanizar 25 hectáreas, construir aceras y carreteras, conectar luz y agua, trasladar industrias tan sensibles como la incineradora o ENDESA, ambas de uso diario imprescindible para el día a día? ¿Otros 300 millones?

Esto supone hipotecar las inversiones del Estado en la ciudad para un buen número de años. ¿Para cuando habrá dinero para terminar el hospital, construir dos colegios nuevos, otro instituto…?

Según la Autoridad Portuaria el volumen de pasajeros aumentaría incesantemente y harían falta nuevos muelles de amarre a largo plazo. Desde Guelaya señalamos en nuestras alegaciones que, además de no tener problemas de sitio para el atraque de barcos ni a corto ni a largo plazo, el volumen de pasajeros podía descender en el momento en que las líneas marítimas que trabajaban en la Operación Paso del Estrecho volvieran a actuar en el puerto de Beni Enzar, cosa que sucedió en 2017 y que produjo un descenso de pasajeros del 8,1%. No se puede pensar en una ampliación por un tráfico de pasajeros fluctuante y que, aunque siguiese aumentando, sería totalmente asumible por las infraestructuras actuales

Y por último Endesa, de la que ahora se preocupan por lo que contamina, aunque es curioso saber que la normativa que restringe las emisiones contaminantes de Endesa la pone el gobierno de la ciudad, y que, según la misma, Endesa podía contaminar, legalmente, lo que no está en los escritos, porque las leyes restrictivas que se le estaban aplicando datan de 1975 y están derogadas hace mucho tiempo. Nuestro gobierno no movió un dedo por actualizar esa normativa hasta que Guelaya lo exigió; ésto fue hace dos años y todavía no han sido capaces de aprobar la nueva normativa de Endesa. Tampoco movieron un dedo para acabar con los malos olores que se desprenden de la central, no hicieron nada, y si Endesa instaló filtros para mitigar estos olores fue porque Guelaya actuó en prensa y en fiscalía. Pero la mejor solución para la contaminación actual y futura de Endesa es la que Guelaya viene defendiendo últimamente, bastaría con unir energéticamente Melilla con la península mediante un cable submarino y adíós a la contaminación.

Ni que decir tiene que la fantasía que trataban de vendernos de los miles de puestos de trabajo que se generarían con la nueva Ampliación ya no tiene sustento alguno; una vez terminadas las obras, el volumen de trabajo de nuestro puerto sería probablemente menor que el actual, porque el tráfico de mercancías está en descenso vertiginoso, lo que, lamentablemente, hace peligrar puestos de trabajo. No habrá puestos nuevos de trabajo, es más, será difícil mantener los actuales.

No quedan excusas para la ampliación del puerto, no quedan excusas para despilfarrar el dinero público buscando crear ilusiones en los votantes; un político decente reconocería que este proyecto se ha venido abajo.

puerto avión 6

 

 

 

 

La ampliación del puerto es insostenible. Guelaya espera sensatez y una resolución ambiental negativa.

Posted on Actualizado enn

 

  • Todos los datos apuntan a una resolución negativa o a una obra técnicamente irrealizable

 

  • Hemos perdido una década en un camino equivocado

 

La reciente resolución de la evaluación de impacto ambiental del proyecto de ampliación de la desalinizadora ha puesto el listón muy alto. La presencia de Patella ferruginea en ese caso ha obligado a modificar el proyecto que además debe someterse a un calendario de trabajo muy apretado, ya que solo se podrán hacer trabajos marítimos desde el 16 de diciembre al 16 de agosto, para respetar el ciclo reproductor de la Patella. Y además, solo se podrá trabajar con buen tiempo, para asegurar que las barreras físicas retengan la turbidez.

 

Si en la ampliación del puerto se repiten estas obligaciones, prácticamente perderíamos los meses de diciembre a abril para trabajar, quedando unos pocos meses de trabajo al año que multiplicaría la duración de la obra de 3 años a 10.

 

El puerto-isla que se quiere hacer se fundamenta en crear una hipotética corriente que haga viables a las larvas de Patella de la escollera exterior, pero eso es una hipótesis que hay que probar, y los estudios que se sometieron a información pública no lo probaban, sino todo lo contrario.

 

Pero no solo son motivos ambientales y el sobrecoste que ello supone por lo que es insensato hacer esta obra, sino que económicamente también es insostenible.

 

Melilla ha pedido entrar en la unión aduanera. Con eso se acaba el puerto franco y las ventajas fiscales de una terminal de contenedores.

 

El Gobierno de Melilla ha decidido disminuir el contrabando, ajustándolo para que la frontera de Beni Enzar no se vea colapsada por porteadores y colas de coches, con lo que no existe previsión de aumento de mercancías en Melilla.

 

Las estadísticas de los últimos años apuntan a una disminución del movimiento tanto en viajeros como en mercancías. En el último trimestre la disminución de mercancías ha sido del 23.5%

 

La utilización de la ampliación para una terminal de cruceros ha quedado en suspenso recientemente en Melilla al saberse que el gremio profesional de los cruceros no considera a la ciudad preparada para una oferta competitiva de cruceristas.

 

El proyecto con el que tendría que competir el puerto de Melilla, el macropuerto de Nador West, sigue su curso.

 

El gasto que supone trasladar instalaciones a la nueva superficie portuaria si se hace, como Endesa, la incineradora o los depósitos de combustible ni siquiera se ha calculado.

 

El proyecto de ampliación es fruto de una mentalidad que ha provocado “pelotazos” y mucha corrupción, autopistas sin coches, aeropuertos sin aviones, terminales de contenedores vacías, y ahora puertos sin barcos en Melilla.

 

El Tribunal de Cuentas europeo valoró en uno de cada tres euros lo que se perdía en las obras portuarias europeas. Seguir con la ampliación del puerto es despilfarrar el dinero público.

 

Guelaya Ecologistas en Acción espera que no se presione a los técnicos que tienen que decidir sobre la evaluación ambiental, que son los que ha dispuesto el PP, ya que el periodo de alegaciones terminó el año pasado. Llevamos casi 6 meses de trámite y la resolución debe estar al caer.

 

En estas condiciones el Gobierno de España debe dejar de pensar en una quimera que solo ha provocado gastos millonarios y pérdida de tiempo porque se ha vendido todo el futuro de Melilla a la ampliación del puerto y ahora no hay ninguna alternativa prevista.

 

Con ello las inversiones urgentes que esperamos del Estado para educación, sanidad y asuntos sociales en el futuro no se verían retrasadas ni cuestionadas, y ya que no existe ninguna panacea para resolver el futuro económico de la ciudad, Guelaya propone hacer una economía circular e inversiones en medio ambiente, para variar.

puerto tormenta

 

 

 

 

Valoración de la situación del medio ambiente en Melilla a junio de 2.018

Posted on Actualizado enn

El 21 de julio de 2015 Guelaya publicaba una carta abierta al nuevo consejero Manuel A Quevedo deseandole suerte por su nombramiento y planteando los 18 problemas principales que Guelaya venía tratando, sin conseguir resolver, con la consejería “saliente” en las elecciones de mayo 2015.

 

Guelaya quiere hacer una valoración de los 19 temas que venimos demandando 3 años después, una vez que ha transcurrido el 75% del tiempo y del presupuesto del actual mandato.

 

Además de estos 19 temas, han surgido algunos nuevos, que se añaden a la lista, hasta llegar a 24 asuntos por resolver.

 

De los 24 asuntos analizados en los últimos 3 años, solo dos parecen ir por buen camino, en nueve casos el asunto no está resuelto pero se está en proceso de conseguirlo y finalmente en 13 casos, la mayoría, no se han producido avances significativos.

 

La conclusión general a la que llegamos es que no existe en la Consejería de coordinación y Medio Ambiente capacidad para sacar adelante el trabajo que el medio ambiente de Melilla necesita, a nuestro juicio, por falta de recursos materiales, humanos y económicos.

 

La falta de personal y de financiación la valoramos a su vez como un indicador de que las políticas públicas de medio ambiente no son una prioridad para el equipo de gobierno actual, ya que nos consta el esfuerzo del personal de la Consejería y el interés del consejero en conseguir recursos.

Ver la tabla siguiente caso a caso:

  Asunto a resolver Estado de la cuestión Valoración
1 Transparencia No se ha contestado a los requerimientos hechos por Guelaya para conocer respuesta a nuestro escrito sobre alegaciones a los presupuestos de la Ciudad.

La consejería de seguridad ciudadana no contesta a las peticiones de información que le hemos enviado.

En unos asuntos hay transparencia pero en otros no.
2 Reglamentos de zonas verdes. Seguimos con multas en pesetas La consejería reconoce no tener capacidad para aprobarlos.

Guelaya propone que se cumplan al menos los usos aprobados en julio de 2012 sobre la Red Natura 2000

Sin avances
3 Catálogo de árboles singulares Existen borradores desde hace años sin que se saquen adelante. Sin avances
4 Elaborar planes de conservación y recuperación de especies protegidas La consejería aceptó encargar este año un informe a SEO/Birlife para elaborar el plan de conservación d ella gaviota de pico rojo en Melilla A la espera de ejecutar la medida
5 Ejecución de las 20 medidas aprobadas en los planes de ordenación de recursos naturales (Red Natura 2000) No se ha iniciado todavía ninguna de las medidas aprobadas A la espera de ejecutar las medidas
6 Que se redacte el plan de actuación contra el ruido como consecuencia de los datos del mapa de ruidos con un proceso de participación pública No se han iniciado los trámites para la redacción del Plan de actuaciones contra el ruido Sin avances
7 Que se consensuen las medidas del Plan de movilidad Urbana Sostenible con un proceso de participación pública El pacto por la movilidad no es una cuestión prioritaria En proceso a la espera de que se convoque el Pacto por la movilidad
8 Que se disponga en Melilla de una estación de control y seguimiento de la calidad del aire atmosférico No se ha instalado

 

 

Sin avances
9 Que se culmine el proceso de evaluación ambiental de los fondos FEDER 2007-2013 Se culminó, pero no se ha convocado a Ecologistas en Acción como entidad social al Comité de seguimiento del plan operativo 2014-2020, a pesar de que incluye financiación para el medio ambiente  y la biodiversidad local Se programan actividades medioambientales sin contar con los agentes sociales interesados
10 No a la incineración. Que se adopte una estrategia para conseguir reducir la producción de residuos y que los porcentajes de reciclaje de Melilla sean próximos a los de la península No se ha conseguido igualar la tasas de reciclaje medias nacionales A la espera de conocer la respuesta a las alegaciones presentadas al Plan integral de residuos
11 Que se ejecute el sendero verde Las propuestas de Guelaya fueron rechazadas y se ejecutó el proyecto quedando muy lejos de las expectativas creadas. Lo ejecutado no responde a la demanda social
12 Que se promuevan en Melilla las energias renovables No se han tomado iniciativas al respecto. Sin avances
13 Que se ponga en marcha un proyecto de renaturalización del rio de oro Tras el último Consejo del agua de la demarcación en 2015, se retomará el asunto en el próximo Consejo del 5 de junio 2018 En proceso tras la iniciativa de la ministra Tejerina de comprometerese con el proyecto y que el nuevo Gobierno mantenga el proyecto
14 Que se controlen los vertidos en aguas costeras, especialmente construyendo el emisario de salmuera de la planta desalinizadora La evaluación ambiental de la ampliación de la desalinizadora no acepta la construcción del emisario de salmuera pero modifica el proyecto para evitar daños a la biodiversidad marina Se mantiene el foco de contaminación de la salmuera
15 Que se controlen los vertidos en tierra, especialmente en los cauces, especialmente de escombros y aceites usados, con medidas de prevención, vigilancia permanente, limpieza y sanciones. Los escombros siguen siendo un quebradero de cabeza

 

 

En proceso. Se esperan medidas a partir del 15 de julio con el comienzo del nuevo contrato de limpieza de la ciudad
16 Que mejore la calidad del agua de grifo y que se garantice el suministro diario a prueba de temporales de levante Se pospone hasta la ejecución de la ampliación de la desalinizadora A la espera de la ampliación
17 Que se realice por parte de la consejeria una convocatoria pública de subvenciones para entidades sin ánimo de lucro Sin avances Sin avances
18 Disminuir el consumo de agua por habitante Las campañas de ahorro no han surtido efecto En proceso si se mantienen las campañas y se reorientan
19 Ampliación del puerto Está abierto el plazo de la resolución ambiental. Esperamos que el proyecto no pueda realizarse tanto por razones ecológicas como económicas Se quiere ejecutar sea cual sea la resolución ambiental. Espramos que el nuevo gobierno paralice el proyecto.
  Problemas planteados desde julio de 2015
20 Que se mejoren las podas que realiza la empresa Thaler Thaler ha vuelto a ser seleccionada en el contrato de mantenimiento de zonas verdes Sin avances
21 Que se apruebe la autorización ambiental integrada (AAI) de la central de ENDESA No se cumplió el plazo de un año que se nos dió para aprobar la AAI de Endesa A la espera de que se salga a información pública el AAI
22 Que se apruebe la autorización ambiental integrada (AAI) de la planta incineradora No se cumplió el plazo de un año que se nos dió para aprobar la AAI de Endesa A la espera de que se salga a información pública el AAI
23 Especies invasoras (Real Decreto 630/2013, de 2 de agosto) No existe un plan de actuación ni en jardinería ni en los espacios protegidos A la espera de la redacción de un plan de actuación
24 Dictamen europeo sobre silvestrismo  (17 mayo 2018) Las autorizaciones sobre capturas en vivo de fringílidos incumplen la directiva Aves A la espera de que se anuncie la prohibición en Melilla de capturas de aves de canto

niños limpieza 2

@VeleroDiosaMaat en Melilla. Conferencia de Paco Segura: El mito de las grandes infraestructuras y su relación con la corrupción y la crisis económica.

Posted on Actualizado enn

Dentro del cronograma de actividades organizadas por Guelaya con motivo de la presencia del @VeleroDiosaMaat en Melilla, una de las más importantes fue la conferencia de Paco Segura, coordinador estatal de Ecologistas en Acción, sobre las nefastas consecuencias de la política de construcción de grandes infraestructuras públicas para la economía de España y su vinculación con los casos de corrupción política. Tanto Jose Cabo, miembro de Guelaya, como Paco Segura tuvieron palabras para el anunciado proyecto de ampliación del puerto de Melilla; ambos aportaron datos que indicaban que dicho proyecto no era más que una redundancia de estas políticas que aún colean y que han resultado tan beneficiosas para ciertas empresas como desastrosas para el medio ambiente y la economía de España.

Sra. Rivas, ¿Nos puede volver a hacer la pregunta después de leernos?

Posted on

Hablar de familias melillenses y de patelas es pura demagogia para un gobierno que mantiene casi a 12.000 melillenses en paro.

Los resultados de las políticas de empleo del PP en Melilla han dado el resultado que han dado. 11.663 personas en paro en mayo. Si se quiere vincular el paro de Melilla con el proyecto de ampliación del puerto y sus consecuencias laborales en la ciudad escuchen al Sr. Marín, quién anunció la creación de 200 puestos de trabajos para la ampliación del puerto de Melilla a lo largo de los 3 años de construcción de la obra. Lo anunció en conferencia el pasado 26 de octubre de 2016.

Según eso, la ampliación del puerto dejaría la cifra de parados en Melilla en 11.463 parados. Solo con el proyecto de renaturalizar el rio de Oro tendríamos a 200 personas trabajando porque se necesita mucha mano de obra para eso y poca maquinaria.

En cambio, en un trabajo especializado con utilización masiva de maquinaria para ganarle terreno al mar, en donde no trabajarán las pymes locales sino grandes empresas nacionales o internacionales que traerán la maquinaria y a sus trabajadores especializados de la península, a trabajar a destajo y con vacaciones en donde se gastarán su dinero en la península, en sus domicilios familiares, el impacto económico para la ciudad será mínimo. Las empresas no invertirán sus beneficios empresariales en Melilla sino desgraciadamente en Panamá o Gibraltar.

Pero pensemos que tras haber ganado al mar 25 hectáreas de tierra firme, queremos llenarla con algo. ¿Con qué? ¿Con Endesa y con la incineradora? Vamos a analizarlo.

¿Cuanta superficie necesita la incineradora y Endesa, 5 hectáreas? Y cuanto cuesta poner en funcionamiento una central térmica nueva para poder desmontar la actual. Cuanto cuesta una incineradora nueva para poder desmontar la actual. O es que vamos a desmontarlas en una semana, y mientras vamos a estar sin luz y sin recogida de residuos.

Los famosos 5.000 puestos de trabajo, que se quedaron posteriormente en 3.000 puestos de trabajo, se referían al desarrollo industrial de las 50 hectáreas, que se han quedado en 25,  una vez terminado el proyecto de ganarle terreno al mar.

El traslado de Endesa se llegó a anunciar el 30 de noviembre de 2007, hace 10 años, por parte del Sr. Imbroda. Se librarían en el centro 2 hectáreas de terreno que serían gestionados por la Ciudad autónoma junto con la autoridad portuaria. El proceso estaría finalizado, según versiones, en 2010 o en 2015 y el terreno libre sigue esperando en la punta del puerto, donde estaba.

Pero no encontrarán ni la cantidad de dinero necesario para la operación ni quien lo pone.

http://www.europapress.es/nacional/noticia-melilla-trasladara-central-endesa-puerto-dejar-20000-metros-cuadrados-libres-centro-ciudad-20071130184102.html

No, Sra. Rivas, nunca ha existido un informe económico que de solvencia y sostenibilidad económica al proyecto de ampliación, y mucho menos, con la ilusión perdida de poder tener una terminal de contenedores, por la competencia de Nador West, que ya ha comenzado a construirse con dinero de bancos europeos mientras que en Melilla, tras publicitar el proyecto y buscar inversores privados durante años, solo nos queda la promesa de Montoro.

Además, lo advirtió el tribunal de cuentas europeo, 1 de cada 3 euros de inversiones portuarias en Europa no sirven para nada, incluyendo las de los puertos españoles.

En el momento actual, todo apunta a una huida hacia delante para conseguir un pelotazo urbanístico, una macro-operación para liberar 20 hectáreas de suelo urbano edificable en la ciudad trasladándolo al terreno ganado al mar con el fin de poder utilizar el suelo liberado como edificable.

¿Cuantas hectáreas tiene el ministerio de defensa en este momento sin destino conocido, o con escasa utilización, aparte de los ya sabidos cuarteles cedidos de Valenzuela, Caballería, Gabriel de Morales y Santiago? Desde luego muchas hectáreas, que no necesitan ganarse al mar, en una ciudad que debe crecer hacia dentro ocupando las islas que dejan los cuarteles que ya no son necesarios para la defensa nacional. Todo el desarrollo urbano de Melilla de los próximos 10 años tiene suelo disponible a precio razonable y ya es suelo público.

Por eso no tiene justificación ampliar el puerto, porque estamos ante una operación que crea un suelo carísimo con dinero público para conseguir liberar una superficie semejante para beneficio privado, y después de los aeropuertos sin aviones, los puertos sin mercancías y las autopistas sin coches, solo nos queda crear una isla de hormigón vacía y fastidiando las playas que tenemos.

respuesta Rivas.jpg

Decir que la ampliación del puerto es para salvar la Patella es intentar engañar a los melillenses

Posted on

 

La patella ferruginea está en peligro de extinción en Andalucía debido a la construcción de  infraestructuras portuarias, su uso como cebo de pesca y el coleccionismo de conchas, ya que es la lapa más grande que existe. En algunas decenas de metros cuadrados de costa melillenses hay tantas Patellas como en toda Andalucía.

 

En Melilla la Patella no estaba en peligro de extinción, hay más de 30.000, hasta que comenzaron a construirse las infraestructuras portuarias y litorales.

 

En la construcción de la desalinizadora se ha perdido un número indeterminado de centenares, pero en la punta de Rostrogordo, por causas aún no determinadas, hay aproximadamente la mitad de lo que había en los censos de 2006.

 

En la construcción del paseo marítimo de Horcas se han perdido casi mil más. La colonización de la nueva escollera es lenta, tras varios años no hay ni la mitad de lo que había, y aún asíesta colonización depende de que se respete la alta concentración de la escollera exterior del puerto, que nutre de larvas a la costa melillense.

 

Y ahora viene el proyecto de ampliación del puerto. Ni recordamos los años que han pasado desde las primeras alegaciones de Guelaya Ecologistas en Acción a los proyectos presentados para su evaluación ambiental  sobre ampliación del puerto.

 

No han podido hacer un proyecto viable ambientalmente nunca. El anterior reconocía la pérdida de entre 5000 y 9000 patellas.

 

Los intentos de trasloque de lapas realizados en el puerto de las islas Chafarinas, para poder decir que se compensarían las pérdidas previstas en la ampliación, han resultado un absoluto fracaso, la mayoría de las patellas traslocadas se han perdido.

 

Para cualquier persona sensata, decir que el proyecto de ampliación del puerto es para salvar a la lapa es tomarnos por tontos a los melillenses.

 

 

Ahora, como consecuencia de las alegaciones de Guelaya, que se basan en datos científicos reconocidos por la Estrategia de Conservación de la Patella, han intentando un nuevo proyecto, que todavía no ha salido a información pública, y que no ha sido evaluado ambientalmente.

 

Cuando veamos el nuevo proyecto, haremos nuestras alegaciones.

 

El problema de la ampliación del puerto no es solo ambiental, es también económico, una losa enorme para las arcas públicas.

 

La justificación económica para invertir una millonada de dinero público, en tiempos de crisis económica, nacional y global en una obra como la ampliación del puerto ha ido cambiando en los muchos años que este proyecto lleva encima de la mesa.

 

Tras perder algunos millones de euros en publicidad para atraer inversores privados, no ha venido ninguno. La ampliación no se sostiene económicamente en base al almacenaje de contenedores que solo serían para la ciudad de Melilla, porque los que vayan a Marruecos entrarán por el puerto de Nador West, que con una fuerte inversión europea, ya ha comenzado a construirse en la playa de Sammar, al otro lado del cabo Tres Forcas.

 

La construcción del puerto creará 200 puestos de trabajo. ¿y terminar el hospital o crear colegios o institutos cuántos? ¿Por qué no se han hecho?

 

El motivo de la ampliación ahora es sacar instalaciones de la ciudad y ganarle terreno al mar. ¿Cuánto cuesta llevarse ENDESA a la ampliación?; ¿y la incineradora y los depósitos de combustible? Vayan contando, no importa quién lo pague. Sostenibilidad económica es independiente de eso. Si lo pone una empresa privada, nos lo cobrará después a los melillenses con sus servicios.

 

No tenemos plan de urbanismo aprobado, pero sí sabemos que el crecimiento urbanístico de la próxima década va a ser hacia adentro, urbanizando cuarteles. No tiene justificación económica invertir en ganarle terreno al mar en este momento. Es la forma más cara de tener terreno, y se necesita el dinero para otras cosas, como la equidad social.

 

Ecologistas en Acción defiende que no hay justicia ambiental sin justicia social, y desde el principio hemos dejado claro que las razones de nuestra oposición al proyecto de ampliación eran también económicas; entendemos este proyecto reincide en aplicar la misma política insostenible del ladrillo y el hormigón que ha dejado en España autopistas sin coches, aeropuertos sin aviones, y puertos sin contenedores.

 

Y por motivos económicos, Guelaya Ecologistas en Acción también alegará en contra el proyecto de ampliación del puerto.