ENDESA

La presión de Guelaya mejora la situación de los malos olores de ENDESA

Posted on Actualizado enn

Se ha tardado dos años y medio en mejorar el problema, pero se ha conseguido.

Guelaya Ecologistas en acción quiere manifestar su satisfacción porque los malos olores de ENDESA hayan disminuido.

Parece que fue ayer. Pasar entre ENDESA y las “torres” era oler a rayos, un mes tras otro, y pasó un año, y seguía oliendo a rayos. Todo el mundo se daba cuenta, era nauseabundo el olor a gas, o gasoil, o combustible…

Ahora, según que días y según que vientos, se sigue oliendo, pero mucho menos.

¿Qué ha ocurrido en estos últimos dos años y medio?

Guelaya comenzó por hablar con la dirección de ENDESA, en noviembre del 2015, y esperó los 3 meses de margen que la empresa nos pidió para resolver un problema “técnico” derivado del traslado de unos depósitos de combustible.

El 3 de febrero de 2016 Guelaya Ecologistas en Acción, transcurrido el plazo de 3 meses sin que los olores remitieran, denunció públicamente la situación porque nadie parecía preocuparse por el problema, salvo las personas que nos preguntaban por la calle si estábamos haciendo algo como ecologistas.

Hoy podemos decir que el trabajo de Guelaya contribuye a resolver problemas ambientales en Melilla.

Tomamos conciencia de lo siguiente:

Que no es posible conocer la calidad del aire atmosférico en Melilla porque no existen medios técnicos para hacerlo ni voluntad política para comprar equipos de medición y que no existen niveles de “olores” que haya que respetar legalmente. Es una petición concreta que hemos puesto encima de la mesa hace ahora ya más de dos años.

Nos enteramos que la autorización ambiental integrada que es responsabilidad de la ciudad autónoma y es la que limita la contaminación de ENDESA, estaba basada en leyes de los años 70 y que no hay límites para la emisión de óxidos de nitrógeno en Melilla, precisamente en los momentos que estallaba el escándalo de los constructores de coches europeos sobre emisiones de óxidos de nitrógeno.

Con este panorama, no nos extrañó que la Consejería de Medio Ambiente, tras nuestra denuncia, no abriera expediente ni multara a ENDESA, aunque tuvimos una reunión a cuatro bandas, consejería, autoridad portuaria, Endesa y Guelaya.

La Fiscalía de área sí se preocupó por el problema

En cambio, sí encontramos la sensibilidad suficiente hacia el problema en la Fiscalía de área, a donde denunciamos los hechos porque pensábamos que la consejería de Medio Ambiente no estaba haciendo lo suficiente por resolver el problema de los olores de ENDESA.

Mantuvimos contactos con la dirección de ENDESA todo este tiempo, y recibimos explicaciones sobre los motivos técnicos por los que habría que esperar hasta enero de 2017 para ver resuelto el problema de los olores.

Han pasado ya algunos meses y los olores han remitido en gran medida. Ahora nos queda solo recordarle a la consejería de Medio ambiente que cumpla su promesa de adecuar la Autorización Ambiental Integrada (AAI), y nos facilite el borrador de la nueva autorización, con el único objetivo de comprobar que se basa en la legislación vigente, y de hacer nuestras alegaciones como parte interesada en la calidad del aire que respiramos los melillenses.

La contaminación de ENDESA tenía y tiene solución, invertir dinero por el bien del aire que respiramos. Cambiar de sitio ENDESA es cambiar el punto de emisión de la contaminación, pero no desaparece. En el centro de la ciudad, o a un kilómetro, es la misma contaminación.

Las emisiones de ENDESA en Melilla están siendo investigadas

Posted on Actualizado enn

Tras las declaraciones que el consejero de Medio Ambiente realizó la semana pasada sobre ENDESA, queremos manifestar lo siguiente:

Con el fin de aclarar ante la opinión pública lo que está pasando con ENDESA, queremos diferenciar tres actuaciones abiertas en este momento.

En primer lugar, Guelaya Ecologistas en Acción denunció públicamente a ENDESA, pero también por escrito, ante la Consejería de Medio Ambiente, por los malos olores que se reiteran tras casi 1 año y medio. Esperamos que la Consejería nos informe de las gestiones e inspecciones realizadas a este respecto.  Hemos comunicado al jefe de ENDESA en Melilla la denuncia efectuada ante la ciudad autónoma así como otros motivos de discrepancia. Tenemos contestación escrita de ENDESA, pero no de la Consejería.

En segundo lugar, y con independencia de la denuncia sobre malos olores, consideramos que la Autorización Ambiental Integral concedida por la consejería a ENDESA está anticuada, y debe ser actualizada. En una entrevista con el consejero así  lo defendimos y llegamos al acuerdo de realizar un estudio jurídico sobre la normativa que debía incorporarse de forma efectiva, como por ejemplo, incluir valores límites de emisión para los óxidos de nitrógeno.

En este sentido nos alegramos de las declaraciones del consejero de medio ambiente, afirmando  que en fechas próximas celebraremos una reunión para tratar el asunto.

Finalmente, queremos recordar que la investigación que la Fiscalía de Área de Melilla ha abierto sobre ENDESA, según noticias aparecidas en los medios locales, ha sido de oficio, y solo sabemos que la investigación corre a cargo de la Guardia Civil, más en concreto por el SEPRONA.

En este sentido hemos detectado en estos días lo que parece una estación de medición de calidad del aire, en los alrededores de la central de generación de ENDESA en Melilla, y hemos comprobado que es manipulada por personal de la Guardia Civil, lo que nos hace pensar que se trata de las investigaciones encargadas por la Fiscalía. Creemos que se trata de una estación de registro de partículas de la marca Derenda que cumple con las recomendaciones de la Unión Europea.

estacion de registro

ENDESA Melilla es la 7ª instalación más contaminante de toda Europa

Posted on Actualizado enn

A la falta de control sobre los óxidos de nitrógeno, se suma ahora que tengamos la instalación industrial  que más dinero cuesta por tonelada de CO2 emitido.

Ranking instalaciones contaminantes 2009

Ya denunciamos que Endesa Melilla cumple normas obsoletas con respecto a la protección del medio ambiente y de la salud pública, algo que la consejería de Medio Ambiente debe corregir, así le lo hemos pedido, porque es la responsable de la autorización ambiental integral con la que se maneja hasta el momento sin problemas ENDESA Melilla (nunca se abrió un expediente sancionador según nos han informado).

 

Además, los malos olores persisten, y cuanto más lo denunciamos públicamente, más huele, y no recibimos contestación ni comunicación alguna a nuestras denuncias

 

Pero lo que no sabíamos es que en el informe “Revealing the costs of air pollution from industrial facilities in Europe”, de la Agencia europea de energía, ocupamos el puesto 7 en el ranking de instalaciones industriales menos eficaces de Europa.

 

Ningún melillense, ni español en general, se puede sentir satisfecho de eso. No nos sirve que en el puesto 3 aparezca otra instalación española. Nuestro papel como melillenses no es ser penúltimos de  todo lo malo en cualquier estadística nacional o europea diga. Creemos que nos merecemos ser europeos.

 

Si queremos ser la puerta de Europa en África, estamos muy lejos de eso, o muy cerca de África.

 

Pero hay que reaccionar ante esto. Por eso, seguimos llamando a la sociedad civil de Melilla, y a sus representantes políticos, para que se impliquen en una Melilla que forme parte de un Estado de derecho.

 

Es necesario aclarar lo siguiente:

 

¿Por qué resulta escandaloso socialmente que unas marcas de coches no cumplan una normativa ambiental sobre control de óxidos de nitrógeno y no es un escándalo que la autorización ambiental integrada de Endesa Melilla le permita emitir a la atmósfera todo el óxido de nitrógeno que quiera? Nos seguimos preguntando si eso es posible.

 

Los controles sobre los óxidos de nitrógeno se fundamentan en la estimación de muertes prematuras realizadas en toda Europa y también en España. Si existen normas europeas sobre eso, ¿es que no existen evidencias científicas sobre lo que se legisla en Europa?

 

¿Por qué se mantiene un certificado EMAS para la central de Endesa Melilla de si se trata de la 7ª instalación industrial más ineficiente económicamente (euros por tonelada de CO2 emitido).

 

Si EMAS es una normativa voluntaria de la Unión Europea que reconoce a aquellas organizaciones que han implantado un SGMA (Sistema de Gestión Medioambiental) y han adquirido un compromiso de mejora continua, verificado mediante auditorías independientes, ¿Cómo es posible que no resuelva en un año un problema como los olores que emite?

 

Endesa contamina, es algo que sabemos, y lo saben en la central porque es lo que nos dicen. Pero no son las partículas que emiten las que nos pueden dar la clave del problema, puesto que eso se verá “contaminado” por otras partículas, las que en Melilla están presentes cuando hace poniente, por ejemplo, o cuando llega polvo sahariano, algo verificado en Melilla.

 

Endesa vierte al mar mediante el agua de refrigeración, vierte a la alcantarilla, y de ahí, a la EDAR y al mar nuevamente, vierte al aire por sus chimeneas, y emite residuos peligrosos que deben ir a la incineradora.

 

A los malos olores, producidos potencialmente por escapes de gases, se pueden sumar los vertidos al agua o al aire de Mercurio, níquel…algo incomprensible si se trata de metales que se encuentran en las cantidades declaradas en Melilla por Endesa, pero al mismo  tiempo en ninguna otra central diesel de España.

 

Solo si conseguimos información sobre todo ello podremos saber el impacto real de ENDESA sobre el medio ambiente y la salud pública.

 

¿Quién lo puede investigar? Se lo hemos pedido a la Consejería, y esperamos contestación. Solo se trata de que sepamos qué aire respiramos, y si la ley nos protege.

humo negro ENDESA

 

 

 

Denuncia a Endesa Melilla por malos olores

Posted on

Guelaya-Ecologistas en Acción Melilla presentó denuncia el 3 de febrero ante la Consejería de Medio Ambiente debido a los olores perceptibles desde hace un año en las inmediaciones de la central eléctrica.

humazo-de-endesa

Los olores, que han sido reconocidos por parte de la dirección de la central ante la organización ecologista, se mantienen desde hace un año. El mes de enero fue la fecha que Endesa Melilla fijó para que estuviera resuelto el problema, pero los olores persisten.

La causa de los olores responde a unos nuevos depósitos de combustible, según ENDESA, y durante un año no se ha encontrado ninguna solución técnica.

Son numerosos los melillenses que se han quejado de los olores de la central, aunque son variables en función de la intensidad y dirección del viento, pues pueden presentarse tanto en las casas de Magna Melilla, como en la puerta del hotel Melilla Puerto como en las torres Quinto Centenario, donde existe preocupación por parte de sectores de funcionarios que trabajan allí. El olor llega incluso a la avenida Juan Carlos I.

Han transcurrido más de 3 meses desde que representantes de Guelaya Ecologistas en Acción se reunieran con personal de la Central eléctrica y de la Consejería de Medio Ambiente para poner fin a estos olores, y al conjunto de la contaminación atmosférica.

“Nos vemos obligados a denunciar los hechos ante la Consejería de Medio Ambiente porque en calidad de autoridad ambiental, ésta debe tomar cartas en el asunto e iniciar un expediente sancionador identificando el origen de los olores y los contaminantes que incluye. No pueden negarse a decir públicamente lo que estamos respirando”.

Además, Guelaya Ecologistas en Acción mantiene conversaciones con la consejería en las que reivindicamos la revisión de la Autorización Ambiental Integrada concedida en su última actualización en 2013, con el objeto de establecer Valores Límite de Emisión (VLE) acordes con las directivas europeas, la legislación española, y el sentido común.

Melilla no cuenta con estaciones de medición de la calidad del aire atmosférico, lo que hace imposible que los ciudadanos puedan recibir alertas provocadas, por ejemplo, por contaminantes como el ozono, que en registros puntuales realizados en el 2013 presentaron en la ciudad picos preocupantes.

La necesidad de instalar en Melilla estaciones de registro y medición de la calidad del aire es una de las medidas que en las pasadas elecciones autonómicas de mayo la organización ecologista solicitó a todos los partidos que se presentaban.

ENDESA huele mal

Posted on Actualizado enn

Guelaya Ecologistas en Acción está recibiendo por parte de socios y melillenses en general  quejas sobre el funcionamiento de la central eléctrica de ENDESA en Melilla.

ENDESA Y BIBLIOTECA.JPGhumazo-de-endesa

La producción de electricidad en Melilla nos preocupa por varios motivos, como el cambio climático, a menos de un mes de que comience  la reunión en París, en donde se decidirá si el futuro mundial es o no sostenible, globalmente, lo que quiere decir que si o si, o reducimos las emisiones en Melilla o no somos europeos.

Pero además de los problemas globales, no podemos quedarnos cruzados de brazos si se mantienen de forma continuada en Melilla  los picores de garganta, ojos irritados, nubes tóxicas en el nivel del suelo tras los arranques de motores, daños por corrosión, salida de líquidos oleaginosos  con olor a aguas fecales en aliviaderos de la red pública de saneamiento cercanos, y fuerte olor a azufre, o a huevos podridos, todo ello en las inmediaciones de la central (Club marítimo, las Torres V Centenario, edificio de Magna Melilla, Autoridad Portuaria…), y si bien algunos de estos “síntomas” ya se han producido en el pasado, nunca se había dado la coincidencia de todos ellos en un periodo de muchos meses seguidos, casi un año, por lo que es urgente actuar al respecto.

A menos de un mes en el que se impondrán en el ámbito europeo una disminución de las emisiones de efecto invernadero, en Melilla no solo seguimos incrementando las emisiones, sino que estamos muy lejos de cumplir los compromisos que ahora se volverán más exigentes, por acuerdo internacional y por normativa española.

Hemos denunciado estos hechos a la Consejería de Medio Ambiente, hemos informado de nuestra denuncia al SEPRONA y nos hemos puesto en contacto con ENDESA Melilla para solicitar información  sobre lo que está ocurriendo.

Nuestra asociación defiende el interés general, y no puede representar a los particulares que están sufriendo daños en sus propiedades, como tampoco puede representar a los trabajadores de las torres V centenario, o de  Endesa,  en este último caso, porque si las incidencias son evidentes en los alrededores de la central, mucho más deben serlo dentro, en el ámbito de la salud laboral.

Por ello hacemos un llamamiento a los ciudadanos en general y organizaciones sociales que están afectados por la contaminación para que presenten sus denuncias ante la Consejería de Medio Ambiente, autoridad ambiental  responsable de conocer y controlar la contaminación atmosférica, especialmente en el caso de que, además de afecciones a la salud pública o al medio ambiente que nosotros ya hemos denunciado, sean susceptibles de ser atribuidas a estas circunstancias los daños por corrosión en barcos, coches y elementos metálicos de viviendas.

La central Endesa de Melilla declaró en 2013 la emisión de casi 150 toneladas de dióxido de carbono, 3 toneladas de óxidos de nitrógeno, más de media tonelada de óxidos de azufre a la atmósfera, y más de 3 Kg de mercurio, vertidos al mar.

Tras el intento frustrado en la primera ampliación del puerto de Melilla, en los 90, de trasladar al nuevo espacio portuario de las instalaciones de ENDESA, SHELL, y de Atlas (GAS), el resultado es que el dinero de la UE que se justificó para desplazar a empresas contaminantes en la ciudad no se realizó, salvo en el caso de Atlas (gas), y en lugar de trasladar a Endesa o a los depósitos de la Shell, se instaló una cementera.

Ahora que se sigue impulsando un proyecto de ampliación del puerto en el que ya se ha pensado trasladar las industrias contaminantes que hace décadas no se trasladaron, ¿por qué vamos a pensar ahora que no nos quieren engañar otra vez?

La ubicación en la ampliación del puerto de las industrias contaminantes que en España tenían que estar a más de 2 Kms de distancia de núcleo urbano tampoco se va a cumplir, porque no se ha previsto el dinero que hace falta para hacerlo. Las normas que nos protegen de los picores de garganta, olores, vertidos al mar, etc…están hechas para ser cumplidas fuera de las ciudades. Si la central de ENDESA está donde está es porque no ha existido voluntad política de quitarla.

O la sociedad civil toma cartas en el asunto, o no resolveremos este problema nunca.