Área de ecología urbana

Vertidos de residuos en la pista de carros. Nuevas soluciones a un problema viejo

Posted on Actualizado enn

 

  • Que haya 31 puntos de vertidos ilegales en la pista de carros hace daño al medio ambiente, decirlo y hacer propuestas para evitarlo no hace daño a nadie, salvo al responsable del caos de vertidos en Melilla desde hace 3 años

 

  • El problema no es solo limpiar, sino prevenir los vertidos. La falta de civismo no va a desaparecer de forma espontánea.

 

Guelaya Ecologistas en acción ha recorrido la pista de carros desde la frontera de Beni-enzar hasta el cruce con la carretera de Mariguari identificando puntos de vertido de residuos. Con ello queremos colaborar con la Consejería de Coordinación y Medio Ambiente en la resolución de un problema que no tiene visos de solucionarse.

La pista de carros sigue siendo un problema de acumulación de vertidos, a pesar de los esfuerzos que se están realizando por mantenerlo limpio. Máquinas militares han retirado escombros antes de meses la prueba de “la africana”, y meses después, pero a pesar de ello, pocos días después de la limpieza ya había 31 nuevos puntos de vertido.

La contrata de la nueva empresa de limpieza que comienza el próximo 15 de julio incluye limpiezas especiales como la recogida de escombros.

Sin embargo, el problema no se resuelve solo limpiando, sino que hay que conseguir prevenir los vertidos ilegales. Esta postura ha sido compartida por Guelaya y la Consejería de Medio Ambiente en las reuniones que hemos mantenido sobre el tema. La reciente limpieza realizada y la aparición de al menos 31 puntos de vertido pone de manifiesto la importancia de implementar medidas de prevención.

Ante un problema viejo es necesario poner en marcha nuevas medidas porque las actuales no previenen los vertidos.

Las medidas que Guelaya ha trasladado a la Consejería son las siguientes:

Instalación de cámaras

Para captar las matrículas de los vehículos desde donde se arrojan los vertidos, sobre todo de escombros y sancionar a los propietarios de los vehículos tanto si son coches españoles como si son de otro país, ya que se pueden controlar en frontera si se conoce la matrícula.

Cortar el paso a vehículos de motor por la pista de carros.

El paso de vehículos particulares ya está prohibido por ser la pista de carros de uso militar. El “sendero gris” permite transitar a peatones y bicicletas por el margen de la pista, pero se pueden instalar pivotes o cadenas con candados que permitan a los cuerpos de seguridad y particulares que tienen propiedades en los márgenes de la pista pasar cuando lo necesiten.

Cobrar tasas de recogida de residuos como depósitos

Deberían cobrarse tasas para recogida de residuos al solicitar las licencias de obras, que se devolverían cuando se justifique que los escombros se han llevado a un vertedero de inertes autorizado (en Melilla hay dos) ampliando el horario de los vertederos al que habitualmente se utiliza en las pequeñas obras, al atardecer, que es cuando se cargan las furgonetas que se llevan los escombros de las casas.

Puntos negros

Como conclusión, el recorrido realizado el pasado 5 de julio marca tres puntos negros de acumulación de residuos.

En las inmediaciones de la frontera de Beni-Enzar
En las inmediaciones del CETI
En las inmediaciones del Río de Oro

A continuación incluimos los detalles de los vertidos identificados:

Vertidos en la pista de carros en julio de 2018

 

El recorrido se realizó el pasado 5 de julio y se identificaron y fotografiaron 31 puntos de vertido, conteniendo diversos residuos como trozos rotos de uralita (amianto), escombros y envases de cartón, latas, vidrio y plástico.

 

Tramo 1 – comienzo de la pista de carros en la frontera de BeniEnzar hasta el cruce con la carretera del Barrio Chino (CEIP Estopiñán)

Vertido amplio en la superficie de acceso a la pista de carros de cajas y embalajes

6 vertidos en la pista de carros conteniendo escayolas, cajas, neumáticos, amianto, escombros, restos de coches, botellas de plástico, dos puntos de contenedores rodeados de restos de muebles y escombros.

 

Tramo 2 – carretera del Barrio Chino hasta carretera de acceso a la Purísima (Centro de Menores)

6 vertidos con ladrillos, sacos de escayola, residuos sueltos que hay que recoger a mano y neumáticos.

 

 

Tramo 3 – Carretera de acceso a la Purísima (centro de menores) hasta el CETI.

8 puntos de vertido conteniendo escombros, sacos de escayolas, madrea y losas, botellas de vidrio y plástico, latas, restos quemados de contenedor y cartones.

 

Tramo 4 – CETI hasta carretera Mariaguari

11 puntos de vertido conteniendo escombros, neumáticos, cartones, maderas, pinturas y un coche quemado.

 

Guelaya considera que es necesario realizar un seguimiento del problema por lo que realizaremos nuevos recorridos para visualizar el resultado de las medidas que se pongan en marcha, facilitando con ello en lo posible la retirada de los residuos por parte de la empresa contratada para ello.

Guelaya espera que los envases que se van a recoger en contenedores amarillos sean trasladados a la península para reciclaje y no se quemen en la incineradora

Posted on Actualizado enn

  • Todavía no se ha publicado la resolución de la evaluación ambiental del Plan Integral de Residuos (PIGREMEL)
  • La incineradora de Melilla no puede valorizar residuos porque no cumple con especificaciones de eficiencia energética según el Plan Nacional Energético (PEMAR)
  • Guelaya solicita que se ponga en marcha el sistema de retorno de envases

 

El estudio ambiental del plan integral de residuos ofrece dudas sobre el destino de los envases plásticos que se van a recoger en contenedores amarillos a partir de este verano en Melilla.

Guelaya Ecologistas en Acción presentó alegaciones al plan y espera respuesta en la resolución de evaluación de impacto ambiental. ECOEMBES prefiere incinerar el contenido de los contenedores amarillos recogidos en Melilla, lo que supondría un auténtico fraude, ya que pagaría a la Ciudad autónoma por quemar residuos, y su misión es reciclarlos, no por generosidad, sino porque las empresas están obligadas a la responsabilidad ampliada de residuos de la ley 22/2011.

El plan de residuos de Melilla en cambio apuesta por no cumplir con el objetivo de reducir, reutilizar y reciclar incluyendo en el porcentaje los residuos valorizados, es decir, quemados en las incineradora. De esta manera se asegura no cumplir los objetivos europeos y del plan nacional de residuos, que además, considera que la incineradora de Melilla no está capacitada para valorizar residuos debido a su falta de eficiencia energética.

El plan de residuos de Melilla invierte la jeraquía de residuos y apuesta por eliminar sin más los residuos quemándolos. No se hacen esfuerzos en reducir y reciclar los residuos. Hace bueno el principio de que “donde hay una incineradora no funciona el reciclaje”.

Si los envases plásticos, latas y briks se queman finalmente, sería un engaño a los melillenses, que llenarán los contendores amarillos de envases para nada porque acabarán en el mismo sitio que el resto de la basura doméstica.

No ha sido una buena idea aprobar un pliego de condiciones para la contratación de la nueva empresa encargada de la recogida de residuos, que comenzará a trabajar el próximo 15 de julio, antes de que se publique la resolución ambiental del plan, porque no tiene que ser necesariamente positiva, y puede provocar cambios en la recogida que puede afectar a las condiciones del contrato con la empresa adjudicataria.

El sistema de reciclaje puesto en marcha por ECOEMBES no es eficiente. Según la propia ECOEMBES, que cita como fuente a Eurostat, la oficina europea de estadísticas, en 2017 se recicló en España el 29.7% del total de residuos generados, cuando en 2025 se ha establecido como porcentaje mínimo el 55% de los residuos generados.

En nuestro país se consumen 51 millones de envases de un solo uso cada día. Son 18.000 millones al año, una cifra similar a la que se consume en Alemania, con el doble de población. Sin embargo, mientras Alemania ha implantado el SDDR (Sistema de Depósito, Devolución y Retorno) que recicla el 98,5% de los envases, en España tan solo se recoge selectivamente 3 de cada 10 envases.

El retorno de envases ya existía en España, y consiste en cobrar el envase y devolver lo cobrado cuando se devuelve el envase. Se trata de pasar del “usar y tirar” a “usar y devolver”.

Un plan basado en el reciclaje es socialmente positivo, porque crea muchos más puestos de trabajo que la incineradora, que además, en un periodo de transición no tendría que parar, sino disminuir progresivamente la cantidad diaria de residuos incinerados.

También sería mucho más sostenible ambientalmente, porque disminuiría la contaminación atmosférica y los residuos peligrosos y peligrosos que produce la incineradora. Sus cenizas y escorias y el efecto sobre el cambio climático disminuiría porque más gases se producen quemando los residuos que trasladándolos a la península.

Botellas y latas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El estanque de la desembocadura del río de Oro es un despilfarro de dinero público

Posted on Actualizado enn

 

  • El estanque acabará bajo un lecho de lodos y basuras en la primera riada fuerte que tengamos

 

  • Es inaudito que en España y en toda Europa estén intentando recuperar ambientalmente los rios y en Melilla se gaste dinero para que el rio no llegue al mar.

 

  • El hormigonado del cauce es el problema, no la solución.

 

Primero fue intentar taparlo. Después construir instalaciones deportivas, y finalmente, los intentos de acabar con el único rio que tenemos culminan en un estanque que evitará que el agua llegue al mar.. hasta que llueva.

 

El argumento de evitar mosquitos es, más que débil, erróneo. Los mosquitos no se van a evitar con los Jardines del Agua al lado, con plantas y riego permanente. En cambio quitar la vegetación del río sí provoca aumento de mosquitos, porque las aves que se los tienen que comer se van a otro sitio.

 

Pero además, lo que provoca la presencia de mosquitos no es el agua, sino la contaminación de la misma por las basuras que están en el cauce y que saldrán a la desembocadura en la próxima riada. Los cauces de Melilla están llenos de basuras arrastradas a la espera de llegar al mar.

 

Entendemos que se plantee reforzar los muros de contención en prevención de riadas que el cambio climático puede hacer intensas y frecuentes, pero es justamente el hormigonado del cauce lo que provoca el charco final que tanto molesta ahora.

 

El charco se produce porque no se deja que el agua se inflitre en el terreno a lo largo del tramo final. Ni siquiera poner una alcantarilla a 100 metros de la desembocadura ha servido de nada.

 

Las riadas colmatarán el estanque, llenándolo de tierra, barro y cañas en cada riada, varias al año. ¿cuanto costará mantener limpio el estanque? ¿aguantarán los motores que tienen que bombear el agua la carga de porquerías que se les viene encima?

 

Tarde o temprano el río de Oro deberá ser renaturalizado, porque esas son las directrices de las políticas hidráulicas actuales, y cuando eso se lleve a cabo, el proyecto actual deberá modificarse, porque un río siempre tiene que terminar en el mar. Si no es así no sería un río, sino una cloaca o un aliviadero.

 

Por esto, Guelaya considera que la obra de la desembocadura del río es un despilfarro de dinero. Además, no está incluido en el plan hidrológico, y la gestión del agua tiene otras prioridades más importantes en las que gastarse el dinero, como poner en marcha medidas de ahorro de agua, por ejemplo.

DSCN1526 (1)

Ecologistas en acción presenta el informe de calidad del aire 2017 sin poder consultar datos de Melilla porque ni la Ciudad ni el puerto tienen estaciones de medición.

Posted on

 

  • Los últimos datos de Melilla son de hace 5 años y mostraban superaciones importantes en varios contaminantes que haría falta analizar de forma continua a lo largo del año para conocer su verdadera magnitud

 

  • En una ciudad como Melilla con tantas personas afectadas de problemas respiratorios por alergias la falta de datos impide dar alertas sanitarias.

 

  • El informe señala un empeoramiento de la calidad del aire debido a la reactivación económica.

 

Tres años y tres presupuestos ha tenido el actual gobierno de la ciudad para instalar una estación de medición de la calidad del aire atmosférico en Melilla pero la salud de las personas y los ecosistemas no son una prioridad.

 

Una ciudad que en muy pocos metros cuadrados tiene una incineradora, un puerto y una planta termoeléctrica en pleno centro urbano se merece que la administración vigile la salud ambiental de su población, teniendo en cuenta que el parque automovilístico es de un coche cada dos personas.

 

El tráfico motorizado y las centrales termoeléctricas son las causas principales de la contaminación atmosférica en España.

 

El informe de Ecologistas en Acción utiliza información oficial y este año se amplía con las mediciones realizadas en Puertos del Estado. Pero el puerto de Melilla tampoco tiene estación de medición.

 

Se trata de un problema específico al que se presta atención en este informe, la repercusión del transporte marítimo en los puertos del Estado. Con la información aportada por las autoridades portuarias, se puede concluir que estas instalaciones podrían haber tenido una repercusión relevante en la calidad del aire de las ciudades en las que se ubican, en especial en aquellos casos en los que el movimiento y el almacenamiento de graneles se realiza al aire libre, o donde el tránsito de buques de mercancías y de pasajeros (cruceros) está aumentando de manera importante. En los puertos de Almería, Motril, Avilés, Gijón, Santander, Barcelona, Tarragona, Alicante, A Coruña y Cartagena se produjeron superaciones de los límites legales.

 

Como ya sucediera en el año 2015, durante 2017 se ha interrumpido la tendencia a una cierta reducción de los niveles de contaminación respecto a los valores alcanzados en 2008 y años anteriores, reducción que fue debida más a razones coyunturales (la crisis económica) que a la aplicación de medidas planificadas y orientadas a mejorar la mala calidad del aire.

 

En 2017 se han incrementado significativamente las concentraciones de partículas PM10y PM2,5, dióxido de nitrógeno (NO2), dióxido de azufre (SO2) y ozono troposférico, respecto a los niveles registrados en 2016, lo que explica el sensible empeoramiento general de la situación y la mayor población y territorio afectados por la contaminación.

 

La población que respiró aire contaminado en el Estado español, según los valores límite y objetivo establecidos para los contaminantes principales citados por la Directiva 2008/50/CE y el Real Decreto 102/2011, alcanzó los 17,5 millones de personas, es decir un 37,6% de toda la población. En otras palabras, uno de cada tres españoles respiró un aire que incumple los estándares legales vigentes. Esta situación supone un aumento de 0,6 millones de afectados respecto a 2016.

 

Si se tienen en cuenta los valores recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), más estrictos que los límites legales (y más acordes con una adecuada protección de la salud), la población que respiró aire contaminado se incrementa hasta los 45,0 millones de personas. Es decir, un 96,6% de la población. En otras palabras, la práctica totalidad de los españoles respiró un aire con niveles de contaminación superiores a los recomendados por la OMS. Esta situación supone un aumento de 1,3 millones de afectados respecto a 2016.

 

Guelaya Ecologistas en Acción seguirá exigiendo a la Ciudad que instale estaciones de medición en el centro urbano, y fuera de él, ya que si bien en el parque Hernández se midieron en años pasados valores cercanos a los límite en óxidos de nitrógeno, es en los pinares de Rostrogordo donde se registraron picos peligrosos de ozono troposfértico, un contaminante secundario, lo que podría afectar tanto a personas con problemas respiratorios como deportistas, además del daño que produce el ozono troposférico en la vegetación.

 

Negarse a informar a los melillenses sobre la calidad del aire que respiramos, sea cual sea el origen de los contaminantes, es una actitud irresponsable. La contaminación del aire es un asunto muy grave, que causa hasta 30.000 muertes prematuras en el Estado español cada año, quince veces más que los accidentes de tráfico.

 

Por otro lado, Guelaya Ecologistas en Acción apuesta en Melilla por aplicar al tráfico marítimo los criterios de combustibles con bajo contenido en azufre que ya se han impuesto en el mar del Norte, Báltico y Canal de la Mancha.

 

La contaminación y el ruido provocado por el tráfico motorizado en Melilla solo pueden evitarse si se cumple el objetivo del plan de movilidad urbana sostenible (PMUS) de cambiar el coche por modalidades sostenibles de desplazamiento. 

humazo-de-endesa

 

Comienza la guerra al plástico. Las bolsas de plástico deberán cobrarse en Melilla a partir del 1 de julio

Posted on Actualizado enn

• El 20 de mayo entró en vigor el Real Decreto sobre reducción del consumo de bolsas de plástico que debe aplicarse en Melilla. Los comericantes deberán cobrarlas a los consumidores

• Las bolsas y envases de plástico están en la playa de Horcas, en la desembocadura del rio de oro, en el arroyo Mezquita, en el dique sur o en la escollera del puerto noray.

• Decir que en Melilla no se vierten plásticos al mar porque se incineran es mirar para otro lado o no querer aceptar la realidad de que existe el problema de los plásticos.

Este año se ha celebrado el dia mundial del medio ambiente recordando el problema que suponen los plásticos que se encuentran como residuos en todo el planeta, en tierra y en mar. Las consecuencias negativas no solo son para la biodiversidad, sobre todo para las especies marinas que las ingieren, sino para la salud humana que come productos que contienen microplásticos.

Pero ha llegado la hora de hacer algo, y de la mano de la legislación europea, comenzamos con el final del uso de bolsas de plástico.

El Real Decreto prohibe el uso de bolsas de plásticos no recicladas a partir del 1 de enero de 2021, pero establece un periodo de 3 años y medio de transición en el que las bolsas de plástico deberán cobrarse obligatoriamente en todos los comercios.

A partir del 1 de julio de 2018 se prohibe la entrega gratuita de bolsas de plástico en los puntos de venta de bienes o productos con dos excepciones, las bolsas muy ligeras de espesor inferior a 15 micras que se usan como envase primario de alimentos a granel, y las bolsas de espesor igualo superior a 50 micras con un porcentaje igual o superior al 70% de plástico reciclado.

Los comerciantes se basarán en los “precios orientativos” que el Real Decreto dispone para poner precio a las bolsas. Deberán informar de los precios a los consumidores en lugar visible.

Los precios orientativos son para las bolsas muy ligeras de 5 céntimos/bolsa y el resto 15 céntimos/bolsa, salvo las bolsas gruesas con un 50% de plástico reciclado, que será de 10 céntimo la bolsa.

La Ciudad Autónoma deberá realizar “campañas de información al público sobre las medidas adoptadas en este real decreto, así como campañas de sensibilización sobre las consecuencias negativas para el medio ambiente del consumo excesivo de todo tipo de bolsas de plástico y de los efectos de su abandono, y promoverán la aplicación del principio de jerarquía de residuos”.

El no cumplimiento del real decreto acarreará sanciones a los comerciantes de acuerdo con la ley de residuos y suelos contaminados, 22/2011, de 28 de julio.

Guelaya Ecologistas en Acción espera que el cumplimiento de la norma comience en Melilla de forma efectiva el próximo mes y que la consejería de Coordinación y Medio Ambiente tome las medidas oportunas para ello, porque el objetivo no es que los plásticos acaben quemados o no quemados, sino que sean sustituidos por otros materiales más respetuosos con el medio ambiente.

basura

Guelaya denunció en el Consejo del Agua de Melilla la situación de los vertidos al arroyo Mezquita

Posted on Actualizado enn

 El pasado día 5 de junio, día del Medio Ambiente, se celebró el
Consejo del Agua de la demarcación de Melilla.
 Guelaya, como miembro del Consejo, defendió la necesidad de
reducir el consumo del agua en la ciudad, una de las conclusiones
de las Jornadas sobre agua organizadas por la asociación en
marzo y abril, y expuso la necesidad de adoptar medidas sobre
los vertidos de basuras y aceites industriales del arroyo
Mezquita.
A continuación presentamos un informe sobre la situación del arroyo.
El arroyo Mezquita. Un foco de contaminación en los límites del
Estado
La situación ambiental del arroyo Mezquita ha sido denunciada de forma reiterada
desde hace 5 años por vertidos de escombros, residuos comerciales, botellones y de
aceites usados de vehículos, ya que las proximidades del polígono industrial se
utilizan habitualmente por mecánicos callejeros.
Ver cronología de denuncias desde 2014 hasta el presente.
Una imagen vale más que mil palabras.

27 Octubre 2017_6
Limpieza de voluntarios de Guelaya

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

aceites mezquita 4
Vertido de aceites usados denunciado en noviembre de 2017
arroyo mezquita salida aceites
Salida actual de pluviales sacando aceites usados
charcos y basura mezquita
Basura arrastrada por el cauce

Guelaya Ecologistas en Acción ha denunciado ante los medios de comunicación, ante el SEPRONA y ante la Consejería de Medio Ambiente el vertido de residuos en el arroyo
Mezquita.
Como respuesta a estas denuncias, se ha realizado una limpieza del cauce por parte de la CHG y la policía local anunció una dotación especial para sancionar.
Sin embargo, este tipo de medidas no tiene efectos duraderos ya que no existe ni un plan de vigilancia ni un plan de seguimiento y limpieza permanente.

Transcurridos unos meses desde las últimas denuncias de noviembre de 2017 y la última limpieza de cauce, la situación es igual que antes de la limpieza en cuanto a escombros y residuos comerciales de plásticos, vidrios y cartones, y peor en cuanto a vertidos de aceites usados.
Una parte del problema se debe a un problema de competencias entre la Ciudad y la
CHG, y al hecho de que las medidas que se toman no se mantienen en el tiempo.
A esas dificultades se añade la presencia de personas “sin techo”, que en octubre de
2017 vivían en el mismo cauce, y que en este momento ocupan chabolas en el dominio
público hidráulico o incluso en un contenedor de escombros que ha sido acondicionado para ello, por lo que no existe ni seguimiento ni control del dominio público.

DSCN1707
Contenedor de residuos habilitado como dormitorio

Otra parte del problema es la impunidad con la que se vierte en el cauce, ya que no se
consigue sancionar a nadie, teniendo en cuenta que los aceites usados tienen su origen tanto en vertidos a la red de pluviales como de marroquies que actuan como mecánicos “de calle” en las proximidades del cauce.
Guelaya, además de limpiar el arroyo Mezquita, y de presentar denuncias, sin que por
ello la situación del arroyo mejore, ha planteado en el Consejo del Agua de Melilla la
importancia de acabar con esta situación, y la necesidad de adoptar un plan de
seguimiento y control de cauces de forma permanente.

Cronología de denuncias
24.2.14
Equo denuncia vertidos de aceites usados en el arroyo Mezquita
http://melilla.partidoequo.es/?p=463
2.5.14
Los vertidos denunciados sobre aceites usados siguen sin solucionarse
http://melilla.partidoequo.es/?p=533
22.10.14
La consejería de medio Ambiente denunciará los vertidos de aceites ante la CHG
http://www.melillahoy.es/noticia/33012/politica/medio-ambiente-denunciara-el-vertidode-aceite-de-coches-en-el-arroyo-mezquita.html
28.1.17
Denuncia de “niveles históricos” de suciedad en el arroyo Mezquita
https://elfarodemelilla.es/guelaya-denuncia-niveles-historicos-suciedad-arroyomezquita/
11.2.17
Denuncia pública de guelaya Ecologistas en Acción. Vídeo sobre el estado del arroyo
Mezquita
https://elfarodemelilla.es/bar-gotico-arroyo-mezquita/
Puede verse tambien en youtube (10.2.17)

8.8.17
Litigio de competencias
La Ciudad Autónoma no tiene competencias para limpiar el cauce
https://elfarodemelilla.es/melilla-pedira-la-confederacion-hidrografica-limpie-arroyomezquita/
9.8.17
La acumulación de basura en el arroyo Mezquita provoca un incendio
http://www.melillahoy.es/noticia/92610/sucesos/incendio-en-la-tarde-de-ayer-en-elcauce-de-arroyo-mezquita-junto-a-sepes.html

28.10.17
Guelaya anima a los melillenses a limpiar el arroyo Mezquita
http://www.melillahoy.es/noticia/95929/medio-ambiente/el-colectivo-guelaya-anima-aayudarles-hoy-a-limpiar-el-arroyo-mezquita.html
29.10.17
Guelaya recoge gran cantidad de residuos del arroyo Mezquita
http://www.melillahoy.es/noticia/95977/medio-ambiente/guelaya-recoge-una-grancantidad-de-residuos-del-arroyo-mezquita-.html
7.11.17
La policía local anuncia que sancionará los vertidos en los cauces
https://www.melillamedia.es/n/8856/la-policia-local-seguira-con-los-decomisos-deventa-ilegal-en-frontera
22.11.17
Guelaya denuncia vertidos ilegales en el arroyo Mezquita
https://www.ecologistasenaccion.org/?p=35357
23.11.17
Guelaya hace denuncia pública de vertidos de aceites industriales en el arroyo Mezquita
http://www.melillahoy.es/noticia/97095/medio-ambiente/guelaya-denuncia-los-vertidosde-aceites-industriales-en-el-cauce-del-arroyo-mezquita.html
24.11.17
Guelaya denuncia el vertido de aceites usados en el arroyo Mezquita ante el SEPRONA
y ante la Consejería de Coordinación y Medio Ambiente
http://www.melillahoy.es/noticia/95929/medio-ambiente/el-colectivo-guelaya-anima-aayudarles-hoy-a-limpiar-el-arroyo-mezquita.html

 

Este sábado 02/07/2018 Guelaya volverá a limpiar el Dique Sur, en nuestra cita anual con el proyecto internacional “Clean up the Med”

Posted on Actualizado enn

Desde Guelaya-Ecologistas en Acción Melilla hacemos un llamamiento a socios y público en general a participar en una nueva limpieza de las basuras acumuladas en el dique Sur de la Hípica. Será mañana sábado a partir de las 11.30 horas.

Será la segunda vez que nos enfrentemos a esta limpieza, la anterior la llevamos a cabo en 2015. En aquella recogimos más de 400 kg de basura; el mayor peso correspondía a las botellas de vidrio (que luego se romperán y aparecerán en la playa de la Hípica), pero la mayor proporción era de plásticos, catorce sacos de bolsas, envases de alimentos, platos, vasos y cubiertos de plástico, y botellas, muchas botellas de plástico.

Una botella de plástico, si es de agua, estará fabricada con PET, un tipo de plástico que tarda entre 100 y 1000 años en comenzar a desintegrase.

Han pasado tres años y hemos podido comprobar que la zona que limpiamos vuelve a estar con una enorme cantidad de basuras, y el problema sigue siendo el mismo: las basuras que depositan las personas que van a pasear, pescar… y las que trae el mar con las olas.

La lucha contra las basuras marinas, esas que al final terminan en los estómagos de los peces y por fin en el nuestro constituye hoy día, por fin, una prioridad de la política europea; así en desarrollo de la Estrategia Europea para el plástico en una economía circular, la Comisión Europea ha hecho pública una propuesta de Directiva.

La propuesta legislativa, que ahora ha de debatir el Parlamento Europeo y los Gobiernos de la Unión Europea, intenta poner freno a la contaminación del medio ambiente y en especial del medio marino, por determinados residuos plásticos de un solo uso, que son los más abundantes en nuestras playas y costas: botellas de plástico, bastoncillos de las orejas, toallitas higiénicas, cigarrillos con filtro, envoltura de las comidas rápidas, etc.

Ya sabemos que en nuestro país, como medida intermedia, se empezarán a cobrar todas las bolsas de plástico a partir del 1 de julio y que a partir de 2021 se prohibirán todas las bolsas de plástico ligeras excepto las muy ligeras, esas que metemos las patatas o el pescado para poder pesarlos.

Si en 2015 como miembros de Ecologistas en Acción nos manifestábamos como pesimistas frente al problema de los plásticos, hoy podemos considerarnos como pesimistas prudentes; algo se está haciendo, al menos a nivel europeo, pero es insuficiente. Tiempo habrá de comentar los pros y los contras de la nueva legislación europea, pero hoy tenemos que aterrizar en otra pata de la mesa: si el problema se está atacando a nivel europeo y nacional, ¿qué se está haciendo a nivel local?

La nueva normativa europea conseguirá que se reduzca el número de bolsas de plástico que se tiren en el Dique Sur y, en general, en Melilla; pero qué ocurrirá con las botellas de plástico, de vidrio, con las latas, con tantos otros tipos de basura que recogeremos, de nuevo, este sábado.
¿Cuándo contaremos con un plan de vigilancia, de recogida sistemática y de sanciones para que los abandonen basuras en nuestra costa?

Llevamos años pidiendo que el gobierno de la ciudad se implique, a fondo, en resolver el enorme problema de basuras y escombros de nuestra ciudad, hemos conseguido que se hagan limpiezas esporádicas, pero no hemos conseguido una respuesta organizada y sistemática. En verano se limpian las playas a diario, y eso está bien, pero no se hace nada por impedir que las basuras lleguen al mar, no se hace nada, o casi nada, para mantener limpios todos los cauces, no se hace nada para vigilar que nadie tire basuras al mar, no se pone cartelería informando de posibles multas, no se hacen campañas informativas y de concienciación.

Cuando entre en vigor la normativa de prohibición del uso de bolsas de plástico ¿se vigilará estrechamente que esta se cumpla y se sancionará a los establecimientos que no lo hagan?

Este año, cuando nos bañemos en el mar, más de un día tendremos que seguir apartando las bolsas de plástico para poder darnos un chapuzón y cuando paseemos por la orilla de mar tendremos que ir pisando basuras de todo tipo.

Europa empieza a hacer los deberes, España también, ahora falta Melilla”.

2015-05-23 13.23.31.jpg