Área de ecología urbana

Informe sobre contaminación por ozono en 2022: Resultados para Melilla

Posted on

La contaminación del aire por ozono aumenta en Melilla por efecto del cambio climático

En el verano más cálido de los últimos 60 años, toda la población melillense ha respirado aire con más ozono del recomendado por la Organización Mundial de la Salud.

· Finalizadas las restricciones de la movilidad por la crisis de la COVID-19, las intensas y prolongadas olas de calor estivales de 2022 han elevado las puntas de ozono troposférico en Melilla, pese a contar con sólo tres meses de mediciones. ·

El informe anual sobre la contaminación por ozono de Ecologistas en Acción concluye que la totalidad de la población y del territorio melillenses han estado expuestos este año a unos niveles insalubres de este contaminante. · El Gobierno de Melilla por fin ha puesto en marcha en julio dos estaciones públicas de vigilancia de la calidad del aire. Siendo la última zona del Estado español que se ha dotado de mediciones fijas de la contaminación atmosférica.

El informe estatal sobre ozono elaborado por Ecologistas en Acción analiza los datos recogidos entre el 1 de enero y el 30 de septiembre de 2022 en 490 estaciones oficiales de medición repartidas por todo el territorio español, entre ellas 2 situadas en Melilla.

En lo que respecta a Melilla, entre sus principales conclusiones, destacan:

– El ozono troposférico sigue siendo el contaminante atmosférico que año tras año afecta a más población y territorio en el Estado español, y el más estrechamente ligado al cambio climático, por su relación con las altas temperaturas. Durante 2022 sus niveles han aumentado de forma importante en Melilla respecto a los de 2019, por efecto de las tres intensas y prolongadas olas de calor del verano, el más cálido desde al menos 1961.

– El informe de Ecologistas en Acción toma como referencia el valor recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), de acuerdo al cual el aire contaminado por ozono ha afectado en 2022 a la totalidad de la población y del territorio melillenses.

– Si se considera el valor objetivo trienal establecido por la normativa, más laxo que la recomendación de la OMS, no habría población que haya respirado aire contaminado por encima del estándar legal en el periodo 2020-2022, con arreglo a los criterios del informe.

– La frecuencia de las superaciones de los estándares de la OMS y legal ha sido superior a la de los años previos a la pandemia, con aumentos de respectivamente el 18 % y el 46 % en relación al promedio de las registradas en 2019, único año del que se dispone de datos.

– La contaminación por ozono debe abordarse como un problema sanitario de primer orden, que causa cada año entre 1.500 y 1.800 muertes en el Estado español, según la Agencia Europea de Medio Ambiente. Las personas más afectadas son niñas y niños, mayores, mujeres embarazadas y quienes padecen enfermedades cardiorrespiratorias crónicas.

– El coste sanitario y laboral de la contaminación por ozono fue de 5.000 millones de euros en 2013, un 0,33 % del PIB español, según el Banco Mundial, sin considerar los daños provocados sobre los cultivos y los ecosistemas naturales.

– La información a la ciudadanía por parte de las administraciones públicas no es ni adecuada ni ajustada a la gravedad del problema. La página Web del Gobierno de Melilla

no suministra ningún dato de las mediciones de sus dos estaciones fijas, aunque los transmite al Ministerio de Transición Ecológica. Resulta elemental por ello que el Gobierno de Melilla se esfuerce por mejorar la información de la calidad del aire en su Ciudad.

– Las principales vías de actuación para reducir la contaminación del aire por ozono son la disminución del tráfico motorizado, la adopción de las mejores técnicas industriales disponibles, el ahorro y la eficiencia energética y el apoyo a las energías renovables en sustitución de las fósiles. También es necesario ampliar el Área de Control de Emisiones acordada para el Mar Mediterráneo,

– La crisis de la COVID-19 ha demostrado que la reducción estructural del transporte y la descarbonización de la industria y los edificios son las mejores herramientas para mejorar la calidad del aire que respiramos, en las ciudades y en las zonas rurales, también en el caso del ozono. La dramática situación creada por la pandemia ha corroborado que la reducción de las emisiones de precursores sí es efectiva para combatir la contaminación por ozono. Más información:

José Cabo, 634 520 447, Ecologistas en Acción de Melilla

Miguel Ángel Ceballos, 653 072 277, coordinador del informe

Informe completo y resumen: https://www.ecologistasenaccion.org/210886

Contaminantes primarios de ozono en Melilla

Informe sobre contaminación por ozono en 2022: resultados para Melilla

Posted on

La contaminación del aire por ozono aumenta en Melilla por efecto del cambio climático

En el verano más cálido de los últimos 60 años, toda la población melillense ha respirado aire con más ozono del recomendado por la Organización Mundial de la Salud. 

· Finalizadas las restricciones de la movilidad por la crisis de la COVID-19, las intensas y prolongadas olas de calor estivales de 2022 han elevado las puntas de ozono troposférico en Melilla, pese a contar con sólo tres meses de mediciones.

· El informe anual sobre la contaminación por ozono de Ecologistas en Acción concluye que la totalidad de la población y del territorio melillenses han estado expuestos este año a unos niveles insalubres de este contaminante.

· El Gobierno de Melilla por fin ha puesto en marcha en julio dos estaciones públicas de vigilancia de la calidad del aire. Siendo la última zona del Estado español que se ha dotado de mediciones fijas de la contaminación atmosférica.

El informe estatal sobre ozono elaborado por Ecologistas en Acción analiza los datos recogidos entre el 1 de enero y el 30 de septiembre de 2022 en 490 estaciones oficiales de medición repartidas por todo el territorio español, entre ellas 2 situadas en Melilla.

En lo que respecta a Melilla, entre sus principales conclusiones, destacan:

– El ozono es un contaminante muy complejo, que no tiene una fuente humana directa, sino que se forma en la superficie terrestre en presencia de radiación solar por la combinación de otros contaminantes denominados precursores, emitidos por el transporte (en especial los vehículos diésel), las centrales termoeléctricas, ciertas actividades industriales o la ganadería intensiva. Se trata por tanto de un contaminante secundario que en verano afecta a las áreas suburbanas y rurales influenciadas por la contaminación urbana e industrial.

– El ozono troposférico sigue siendo el contaminante atmosférico que año tras año afecta a más población y territorio en el Estado español, y el más estrechamente ligado al cambio climático, por su relación con las altas temperaturas. Durante 2022 sus niveles han aumentado de forma importante en Melilla respecto a los de 2019, por efecto de las tres intensas y prolongadas olas de calor del verano, el más cálido desde al menos 1961.

– El informe de Ecologistas en Acción toma como referencia el valor recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), de acuerdo al cual el aire contaminado por ozono ha afectado en 2022 a la totalidad de la población y del territorio melillenses.

– Si se considera el valor objetivo trienal establecido por la normativa, más laxo que la recomendación de la OMS, no habría población que haya respirado aire contaminado por encima del estándar legal en el periodo 2020-2022, con arreglo a los criterios del informe.

– La frecuencia de las superaciones de los estándares de la OMS y legal ha sido superior a la de los años previos a la pandemia, con aumentos de respectivamente el 18 % y el 46 % en relación al promedio de las registradas en 2019, único año del que se dispone de datos.

– El cambio climático se confirma como un factor de primer orden en el agravamiento de los episodios de mala calidad del aire por ozono, por el incremento de las temperaturas, el alargamiento progresivo de la duración del verano (estimado por la AEMET en un día al año) y la reducción de las precipitaciones, a sumar a otros “inconvenientes” ambientales entre los que en 2022 hay que destacar en España los virulentos incendios forestales.

– La contaminación por ozono debe abordarse como un problema sanitario de primer orden, que causa cada año entre 1.500 y 1.800 muertes en el Estado español, según la Agencia Europea de Medio Ambiente. Las personas más afectadas son niñas y niños, mayores, mujeres embarazadas y quienes padecen enfermedades cardiorrespiratorias crónicas.

– El coste sanitario y laboral de la contaminación por ozono fue de 5.000 millones de euros en 2013, un 0,33 % del PIB español, según el Banco Mundial, sin considerar los daños provocados sobre los cultivos y los ecosistemas naturales.

– La información a la ciudadanía por parte de las administraciones públicas no es ni adecuada ni ajustada a la gravedad del problema. La página Web del Gobierno de Melilla no suministra ningún dato de las mediciones de sus dos estaciones fijas, aunque los transmite al Ministerio de Transición Ecológica. Resulta elemental por ello que el Gobierno de Melilla se esfuerce por mejorar la información de la calidad del aire en su Ciudad.

– Las principales vías de actuación para reducir la contaminación del aire por ozono son la disminución del tráfico motorizado, la adopción de las mejores técnicas industriales disponibles, la sustitución de los disolventes orgánicos por agua, el ahorro y la eficiencia energética y el apoyo a las energías renovables en sustitución de las fósiles. También es necesario ampliar el Área de Control de Emisiones acordada para el Mar Mediterráneo, reducir el tráfico aéreo y evitar nuevas ampliaciones de aeropuertos, penalizar fiscalmente a los vehículos diésel y una moratoria para las grandes explotaciones ganaderas intensivas.

– A dos meses para que venza el plazo para que todas las ciudades de más de 50.000 habitantes establezcan zonas de bajas emisiones, para mejorar la calidad del aire y mitigar el cambio climático, pocas han cumplido esta obligación legal, pese a los abundantes fondos públicos que están recibiendo para ello. Ecologistas en Acción pide a los alcaldes que prioricen la salud de sus vecinos sobre cálculos electorales poco justificados.

– La crisis de la COVID-19 ha demostrado que la reducción estructural del transporte y la descarbonización de la industria y los edificios son las mejores herramientas para mejorar la calidad del aire que respiramos, en las ciudades y en las zonas rurales, también en el caso del ozono. La dramática situación creada por la pandemia ha corroborado que la reducción de las emisiones de precursores sí es efectiva para combatir la contaminación por ozono.

Más información:

José Cabo, 634 520 447, Ecologistas en Acción de Melilla

Miguel Ángel Ceballos, 653 072 277, coordinador del informe


Informe completo y resumen: https://www.ecologistasenaccion.org/210886

Arranque de la Central de ENDESA el día de la presentación del Melilla Sport Capital y junto al Hotel Melilla Puerto , situado frente al Puerto Deportivo.

Termina la Semana europea de la movilidad el 23 de septiembre con el día sin coches

Posted on

Guelaya apoya la adopción de límites legales de contaminación basados en las recomendaciones de la OMS y mantiene la petición a la Asamblea para que apruebe la moción sobre entornos escolares solicitada en mayo de 2021 para restringir el tráfico en los alrededores de centros educativos.

El estudio sobre niveles de óxidos de nitrógeno producidos por el tráfico realizado este invierno en media docena de centros educativos de la ciudad por parte de Guelaya Ecologistas en acción puso de manifiesto que en todos los casos se superaba el nivel máximo que la Organización Mundial de la Salud recomienda para garantizar que la contaminación atmosférica por este contaminante no provoque riesgos a la salud, especialmente importante en el caso de la infancia y la juventud.

Los niveles de la legislación española para los óxidos de nitrógeno son 4 veces superiores a las recientes recomendaciones de la OMS basadas en una década de investigaciones científicas.

La campaña de registro de calidad del aire realizada este invierno pasado por Guelaya vinculada a Clean Cities se continuará el invierno de 2023 en todos los centros de Infantil y Primaria de la ciudad.

Por todo ello en este final de la Semana europea de la movilidad queremos reivindicar la necesidad de restringir el tráfico en los alrededores de los centros educativos de Melilla que presentan mayores niveles de contaminación debido al tráfico.

Con ello Guelaya Ecologistas en Acción se suma al #DiaSinCoche recordando que reducir el coche privado es imprescindible para afrontar la crisis energética y reducir emisiones. Un día son coche a la semana ahorraría a la semana tanto combustible como trabajar en casa tres días.

Por otro lado Guelaya quiere recordar que mantiene la petición efectuada junto a otras entidades sociales de la Mesa por la movilidad a la consejera de Educación para la aprobación de una moción elaborada por el seminario sobre Movilidad e Infancia del centro nacional de educación ambiental del MITERD en mayo de 2021.

Se trata de una oportunidad para que el gobierno de la Ciudad demuestre su capacidad de coordinar las competencias de al menos cuatro Consejerías en una política transversal de la infancia y del medio ambiente y de desarrollo a la movilidad sostenible.

Esperamos que antes de las próximas elecciones se presente la moción de entornos escolares al pleno de la asamblea para su aprobación, mucho más ahora que la propuesta ha sido aprobada en el Congreso de los diputados como Propuesta no de Ley.

Día sin coches en la avenida

Solo reduciendo el número de coches en las ciudades avanzaremos hacia la movilidad sostenible

Posted on Actualizado enn

· Melilla se suma a las 400 ciudades que se han apuntado a organizar actividades

· Exigimos que esta semana de la movilidad no sea un “lavado de cara” y que se anuncien las iniciativas que se van a poner en marcha al menos hasta las próximas elecciones para promover la movilidad sostenible

Sobran los motivos para argumentar que las ciudades no podrán mantener en el futuro la movilidad basada en el coche privado, tanto si es contaminante como si es eléctrico. La movilidad urbana es responsable del 23 % de las emisiones de gases de efecto invernadero de Europa. La contaminación atmosférica impacta directamente en la salud de las personas, causando alrededor de 30.000 muertes anuales en el Estado español. La contaminación acústica que sufren a diario quienes viven, estudian o trabajan cerca de calles con mucho tráfico se relaciona con el incremento de ingresos hospitalarios por ansiedad e incluso intentos de suicidio.

La ley del Cambio Climático, aprobada en mayo de 2021, obliga a todas las ciudades de más de 50.000 habitantes a poner en marcha Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) antes de 2023. Estamos a la espera de que se publique el Real Decreto que regule estas ZBE. Mientras tanto, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ya ha distribuido 1.000 millones de euros de los fondos de recuperación a las ciudades para implantar ZBE y hay una nueva convocatoria abierta hasta fin de mes para repartir otros 500 millones de euros.

En Melilla, que se ha sumado en el registro de asociaciones a 450 ciudades españolas que reivindican la movilidad sostenible, contamos con una guía para promover la movilidad sostenible, el plan de movilidad urbana sostenible, guardada en un cajón desde hace tres años por la falta de voluntad de enfrentar políticamente lo que es irreversible en los municipios españoles y europeos, el uso del coche privado está en retroceso.

Tras el corte de tráfico de la avenida el pasado viernes 16 por parte de las asociaciones demandantes de movilidad sostenible, con todos los permisos pertinentes, llama la atención que la consejería diga que este año no va a cortar el tráfico porque no recordamos que lo hiciera el año pasado tampoco porque también fuimos las entidades sociales las que salimos a recuperar las calles para las personas.

No se han solicitado fondos de resiliencia para promover la Zona de Bajas Emisiones que nadie ha visto en borrador 3 meses antes de que tenga que ponerse en marcha por imperativo legal el 1 de enero de 2023. Se han solicitado fondos para obras que no restringen el tráfico ni restan aparcamientos pero no para la ZBE, para carriles bici o para mejorar el transporte público, por muchos anuncios públicos que se hayan realizado y que ojalá se cumplan alguna vez.

La contaminación acústica sigue bajo mínimos en base a un reglamento anterior a la actual Ley de ruidos. El nuevo reglamento de circulación que está redactado desde hace más de 3 años sigue en un cajón a pesar de que deja claro que para sancionar por aparcar indebidamente en una zona azul o en una ZBE.

La campaña que la policía local ha anunciado para esta semana contra el ruido de las motos es un “brote verde” necesario e imprescindible pero insuficiente. La contaminación acústica es una causa

de enfermedad y un problema de salud pública, causado en el 97% del ruido de la ciudad por el tráfico, según la aprobada “Zonificación acústica”. La lucha contra el ruido tiene que ir más allá que las campañas contra los escapes de las motos. Hay que renovar reglamentos y poner al día el derecho a un medio ambiente sano por contaminación atmosférica y acústica.

Para que esta semana europea de la movilidad no sea un caso más de lavado de cara de la Ciudad, más nos vale saber qué se va a hacer de aquí hasta las próximas elecciones en materia de movilidad sostenible de todas las promesas y compromisos realizados en los últimos 3 años.

Recuperemos la calle

Talleres y un concierto para reivindicar la movilidad sostenible en Melilla

Posted on

· Las personas de Melilla tienen una cita el viernes 16 de septiembre, para comenzar la Semana Europea de la Movilidad participando en un ambiente lúdico en favor de la movilidad sostenible a partir de las 18 h, en la avenida junto a la plaza Héroes de Es-paña.

· Invitamos a venir al centro caminando, en bicicleta y en transporte público ya que la avenida se mantendrá cerrada al tráfico durante las actividades. Se condicionará un parking de bicicletas en la misma avenida.

· Seis entidades educativas, sociales y deportivas se dan cita de 18 a 19.30 en la organiza-ción de talleres y juegos.

· A las 19.30 se celebrará un concierto a cargo de la Camerata Melillense en recuerdo de las víctimas del tráfico.

Comienza la Semana Europea de la Movilidad el viernes 16 de septiembre con la iniciativa que numerosas entidades sociales han vuelto a poner en marcha con la celebración de talleres abiertos a la participación de quien quiera venir al centro a pasar un buen rato y al mismo tiempo a mostrar su apoyo a las iniciativas públicas sobre movilidad sostenible que se vienen defendiendo desde las entidades sociales, educativas, ecologistas y deportivas de la ciudad.

Desde las 17.30 se cortará el tráfico en el tramo de la avenida más próximo a la plaza España, hasta las 21 horas, reivindicando así la recuperación de la calle para las personas en detrimento del coche privado que en Melilla llegó a ocupar el 82% del espacio público. Por ello, rogamos a las personas que vengan a las actividades que utilicen formas sostenibles para venir al centro, caminando, en bicicleta y en transporte público. Se ubicará un espacio para dejar la bicicleta durante las actividades.

De 18 a 19.30 numerosas entidades realizarán actividades abiertas a la participación en la misma avenida y en la plaza Héroes de España y calle O´Donnell.

Cañada viva organizará su biblioteca viajera y juegos tradicionales, Generación recicla…

SEO Melilla desarrollará un taller de anillamiento.

Guelaya presentará una exposición fotográfica

Clara M. Sánchez desarrollará una sesión de taichi

La Federación melillense de ciclismo organizará un circuito de bicicletas

Tripleta además de sus puestos de artesanía organiza un taller infantil.

Y profesorado de EF organizará juegos con estudiantes

A partir de las 19.30 las actividades se centrarán en el concierto de la Camerata melillense en la confluencia de O´Donnell y Chacel.

Este año queremos recordar la necesidad de que la movilidad sostenible sea segura, y para ello es necesario recordar a las víctimas del tráfico en la ciudad que forma parte de los sectores más vulnerables, peatones y ciclistas y por ello el concierto recordará a las víctimas, no necesariamente mortales que la violencia vial provoca, porque consideramos que para conseguir que más personas dejen el coche privado como medio de transporte es necesario la percepción de seguridad en

peatones y ciclistas, objetivo al que estamos convocadxs toda la sociedad, incluyendo a las Administraciones públicas.

Los ecologistas realizarán actividades el viernes 16 de septiembre con motivo de La Semana Europea de la Movilidad

Posted on Actualizado enn

· Las actividades, que será lúdicas y musicales, tendrán como objetivo reivindicar la movilidad sostenible en Melilla

· Tendrá un especial papel el recuerdo a las víctimas de peatones y ciclistas provocados por la violencia vial que no cesa en la ciudad

Un año más Guelaya Ecologistas en acción organiza actividades con motivo de la Semana Europea de la Movilidad reivindicando la movilidad sostenible en Melilla. El objetivo de las actividades, que se celebrarán en la avenida Juan Carlos el próximo viernes 16 de septiembre de 18 a 21.30 y que se darán a conocer la semana que viene, es reivindicar el desarrollo de la movilidad sostenible promoviendo un cambio de cultura de la movilidad.

Las actividades forman parte de la campaña #ConfinemosLosCoches para reivindicar el uso abusivo que se hace del coche en nuestros desplazamientos diarios y recuperar el espacio público para las personas, peatones, ciclistas y transporte público, que son las modalidades de movilidad sostenible que deben aumentar en detrimento del uso del coche particular.

Desde hace dos años los ecologistas venimos recordando la obligación de crear las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) en la Ciudad el próximo 1 de enero por imperativo legal. En Melilla solo sabemos que se ha contratado a una empresa para establecer la ZBE pero no tenemos noticias de que se haya iniciado la tramitación del reglamento que permita hacer cumplir las normas de la ZBE.

Esta campaña también contempla como objetivo el descenso de las emisiones derivadas del tráfico, no solo en el centro con las ZBE sino en toda las ciudad y todos los barrios, motivado tanto por el efecto positivo de la disminución de contaminación atmosférica tanto para el cambio climático como por la salud pública ya que se estima que la contaminación mata a 30.000 personas (en 2020) en el Estado Español.

No solo nos preocupan las víctimas del tráfico y del transporte por contaminación, un sector que sigue creciendo sus emisiones, sino también las víctimas del tráfico derivados de atropellos y de la violencia vial, que en Melilla siguen estando presentes en la parte más vulnerable, los peatones y los ciclistas. La percepción de violencia vial es uno de los motivos por los que muchas personas deciden hacer sus desplazamientos en coche y no caminando o en bicicleta por miedo a ser atropellados.

Además, en Melilla tenemos que añadir la necesidad de limitar los desplazamientos en coches en los entornos escolares ya que hemos puesto de manifiesto mediante mediciones realizadas este año que los centros educativos que están situados cerca de la red viaria principal presentan niveles preocupantes de óxidos de nitrógeno que aconsejan restringir el tráfico en sus alrededores.

La contaminación acústica también estará presente en las reivindicativas de la SEM ya que el diagnóstico de la zonificación acústica de Melilla estimó que el tráfico es la causa del 97% del ruido por encima de los niveles legales en la ciudad. Lo cual afecta a las zonas residenciales y según hemos podido constatar este año en la campaña de entornos escolares también afecta al ruido en los centros educativos

Actividades de Guelaya durante la semana de la movilidad en 2021

Melilla sigue abandonada ante la contaminación acústica

Posted on Actualizado enn

· La declaración del Consejero pone de manifiesto su irresponsabilidad ante el derecho de las personas a vivir en una ciudad sin contaminación acústica.

Este verano el consejero de Medio Ambiente realizó unas declaraciones afirmando que la acústica de la ciudad está dentro de los parámetros normales, confirmando con ello ignorar los problemas de contaminación acústica que arrastra la ciudad de Melilla y de los que la consejería es responsable, ya que las personas de Melilla somos merecedoras del derecho a un medio ambiente sano, y la contami-nación acústica, más que una molestia, es una fuente de enfermedades y deterioro de la calidad de vida y por tanto un problema de salud pública.

En Guelaya la contaminación acústica es un viejo caballo de batalla que ya en 2011 provocaba nues-tra denuncia pública, al igual que hemos hecho este verano con el campeonato de motocross, aunque hay otras cuestiones que criticar en este caso y no solo el ruido.

Desde entonces Guelaya ha trabajado para denunciar, dialogar y proponer soluciones que pasaban por cumplir la normativa ambiental sobre ruidos, que se cerraba en 2021 tras un largo paréntesis de 9 años en el que dos Gobiernos han participado.

En enero de 2021 Guelaya recibió la confirmación de la Consejería de Medio Ambiente y Sostenibi-lidad sobre la aprobación de la zonificación acústica, Plan de acción y actualización de la normativa en Melilla, en respuesta al escrito de alegaciones presentado por los ecologistas ante los presupuestos de la Ciudad. La publicación en el BOME de la Ciudad el 26 de febrero de 2021 cerraba un trámite iniciado por el anterior Gobierno 9 años antes con la publicación del mapa estratégico de ruido de la Ciudad Autónoma de Melilla encargado a la empresa CECOR.

En 2014 Guelaya criticaba la demora en el estudio y redacción del mapa de ruidos de Melilla. En 2016 junto a Melilla ConBici recordamos los 4 años de retraso del mapa de ruidos (desde la contrata-ción del estudio), algo que la Consejería debería haber hecho en ese momento por imperativo legal derivado de la nueva Ley de ruidos y sus reglamentos, que no han sido actualizados en este momento en Melilla. En 2020 Guelaya denunciaba el uso de los sopladores en el Parque Hernández, tanto por el daños a la biodiversidad urbana, como por el ruido que afecta a os vecinos y vecinas del barrio y todas las personas que cruzan el parque por la mañana.

La situación actual con respecto al ruido en Melilla es la siguiente:

Se mantiene la Ordenanza de protección del medio ambiente por ruidos y vibraciones (2001), que quedó obsoleta en 2003, fecha de publicación de la Ley de ruidos.

El diagnóstico actual sobre incumplimientos o superaciones de los niveles máximos de ruido permiti-dos es el siguiente: “En todas las zonas de evaluación seleccionadas, la adición de focos sonoros más significativos de cada estudio conlleva unos niveles de ruido globales por encima de los Objetivos de Calidad Acús-tica definidos para áreas urbanas existentes la zonificación acústica particular que corresponda a cada caso.”

Si se realiza ante la policía local una denuncia por los sopladores del parque Hernández como ha he-cho Guelaya, la respuesta es que la policía local no tiene capacidad técnica para ese tipo de denuncia porque no tiene aparato de medición, y solo podría señalar si el ruido denunciado se aprecia como molesto, sin medir los decibelios que la fuente sonora emite.

Si se denuncia ante la consejería de Medio Ambiente, como de hecho a hecho Guelaya, y se pide que se realicen mediciones, la consejería opta por el silencio y no contesta.

Si se trata el asunto de los sopladores en el despacho del Consejero y se solicita que medie con la empresa Tahler para que cambie los sopladores actuales por otros eléctricos y silenciosos como hizo Valoriza en la limpieza de la vía pública el Consejero contestó que por supuesto que hablaría con Tahler para que cambiaran a sopladores eléctricos, pero pasaron los años sin ningún cambio.

En definitiva, al igual que en otros problemas ambientales, presentar alegaciones, dialogar con el Consejero de Medio Ambiente, presentar denuncias públicas en los medios de comunicación o vía registro electrónico no funcionan con este Consejero, motivo por el cual creemos necesario una res-puesta más contundente de la sociedad civil a la que estamos obligados una vez más por la irrespon-sabilidad del Consejero que no solo no aporta soluciones sino que desconoce los problemas que afec-tan a las personas de Melilla en el ámbito de sus competencias.

Mapa estratégico de ruidos de Melilla señalando en rojo excesos de ruido en el centro

Guelaya apoya el estricto cumplimiento del real decreto de ahorro energético

Posted on Actualizado enn

· Cuando las medidas de ahorro eran por motivos ambientales eran recomendaciones pero ahora que son por motivos económicos son obligaciones

· Valora positivamente el diálogo socia y la concienciación y formación ciudadana para que el ahorro energético llegue a cada casa por emergencia climática.

En 2015 la cumbre de París sobre cambio climático aprobó un ahorro energético anual del 7% en Europa.

En 2019 la declaración de emergencia climática de la Asamblea de Melilla decidió ahorrar energia en la producción eléctrica de Endesa en la ciudad.

En 2020 ,el 21 de enero ,el gobierno por acuerdo de Consejo de ministros declaró la emergencia climática en España .

En 2022 , ei día 1 de agosto se aprobó el RD 14/2022 sobre medidas de ahorro, eficiencia energética y de reducción de dependencia del gas natural.

Desde 2015 a 2022 se han firmado acuerdos y recomendaciones que no han dado resultado alguno.

Ahora que el ahorro NO ES POR CAUSAS AMBIENTALES SINO POR CAUSAS ECONÓMICAS en toda Europa , se acabaron las recomendaciones y comienzan las obligaciones

Guelaya Ecologistas en Acción , que ha reclamado la producción de energías renovables y el ahorro del 7% de las emisiones GEI (de efecto invernadero),considera que las medidas de ahorro llegan tarde pero son necesarias y urgentes.

Esperamos que la Ciudad Autónoma apruebe un plan concretando los objetivos de ahorro y las medidas que va a tomar, incluyendo las de seguimiento, inspección y sanciones, que aseguren el cumplimiento del objetivo , que no es otro que disminuir la producción eléctrica de Endesa en un 7% durante la próxima década.

Durante los tres últimos años la producción eléctrica de Endesa en Melilla ha sufrido disminuciones que apenas sobrepasan el 1% por lo que ni la pandemia ni el cierre de frontera ni la disminución de la actividad económica han permitido ni acercarse al descenso del 7% al que está comprometida toda la Unión Europea.

Queda claro que no es posible cumplir los objetivos de ahorro que se imponen por decreto sin hacer un esfuerzo colectivo que en este caso no solo se trata de la emergencia climática sino del peligro de entrar en recesión económica, por lo que debemos esperar más de quien más tiene para resolver un problema de sostenibilidad ambiental, social y económica.

comercios con aire acondicionado y puertas abiertas

Nuevo riego en la plantación de la Cantera del Nano

Posted on Actualizado enn

De nuevo se ha colaborado con los niños y niñas de la asociación Cañada Viva.

Ayer lunes, el riego de la plantación de la cantera que realizamos con #CañadaViva! terminó como es habitual con una recogida de residuos de la zona que se está regenerando. La cantera del Nano es un sitio especial, pues por su ubicación sobre el valle del río de Oro es el último lugar de Melilla que ilumina el sol antes de ocultarse tras las colinas de Mariguari.

Los árboles que estamos poniendo allí siguen creciendo a buen ritmo, y la zona promete ser en el futuro uno de los rincones verdes más bonitos de la ciudad.

El control de la patiamarilla y las mentiras del Consejero Mohatar

Posted on Actualizado enn

Guelaya lleva 6 años alertando a la Consejería de M.A. del problema de superpoblación de la gaviota patiamarilla y reclamando su control

Hemos ofrecido nuestra ayuda para la retirada de huevos de manera reiterada.

A Guelaya no le mueve otro objetivo que ayudar a proteger el patrimonio medioambiental de Melilla.

A la incompetencia manifiesta del consejero Hassan Mohatar para solucionar los problemas medioambientales de Melilla se le une últimamente una preocupante tendencia a atacar con falsedades a los colectivos que nos preocupamos por el medio ambiente de la ciudad.

Pero la mentira tiene las patas muy cortas. Mohatar ha declarado que «los ecologistas» obstaculizan el trabajo de control de la gaviota patiamarilla. No hay más que consultar nuestro blog para constatar que llevamos más de seis años reclamando el control de la población de gaviota patiamarilla en Melilla mediante la retirada de huevos, ofreciendo nuestra colaboración desde el principio para asegurar el éxito de las campañas de control y aportando toda la información que recabamos a través de los censos y estudios realizados sobre esta especie y sobre cómo afecta su expansión demográfica a otras especies tales como la gaviota de Audouin o las rapaces nocturnas y diurnas.

Respecto a la gaviota de Audouin, especie protegida y principal afectada por la explosión demográfica de la patiamarilla, hace cuatro años, al principio de la legislatura, colaboramos con la Consejería en la elaboración de un Reglamento de cuidado de esta especie Es un ejemplo de tantas aportaciones imprescindibles para el cuidado medioambiental de la ciudad que hacemos desinteresadamente y que duerme el sueño de los justos en un cajón de la misma.. Otro ejemplo, es el reglamento de arbolado y zonas verdes que presentamos hace mas de un año para evitar las catastróficas actuaciones en el arbolado y los parques de la ciudad y que no se han dignado tramitar.

Lo decimos siempre, y lo volvemos a decir: A lo largo de nuestra historia han sido muchos los ataques que hemos recibido por parte de distintas autoridades ambientales, ataques más intensos cuanto mayor era el grado de incompetencia de la persona que nos atacaba, y nunca han conseguido el objetivo de acallarnos. Y esta vez no es una excepción.