Área de ecología urbana

Guelaya presenta denuncia por el vertido de aceites usados al arroyo Mezquita

Posted on

El pasado miércoles nuestra asociación presentó ante el SEPRONA y ante la Consejería de Medio Ambiente denuncias sobre los vertidos ilegales que se producen en el cauce del arroyo Mezquita, a la altura del puente que une el polígono industrial con la carretera de circunvalación.

 

Se trata de aceites usados probablemente producidos por cambios de aceite de coches (aceites de lubricación) vertidos desde el polígono industrial, mezclados con aguas residuales sin depurar, por el llamativo y característico olor a huevos podridos que desprende la zona.

 

Los aceites industriales usados son un residuo peligroso y durante su uso pueden contaminarse con hidrocarburos, metales, fenoles, azufre y un largo etc.

 

Por este motivo, hay que considerar al cauce del arroyo Mezquita como suelos y tierras contaminados, y por tanto, no podrán ser simplemente extraídos y depositados en otro lugar, sino que deben ser tratados, al igual que se hace con los lodos de depuradora, lo que tendrá el correspondiente gasto de extracción, transporte y tratamiento, que recaerá en todos los melillenses.

 

No es la primera vez que se denuncian estos hechos ni los vertidos ilegales al cauce del arroyo Mezquita

 

Tanto Guelaya Ecologistas en Acción, como EQUO presentaron denuncias sobre estos hechos en febrero de 2014. Además, el 28 de octubre realizamos una acción de limpieza de residuos comerciales en el arroyo Mezquita. Recordamos que la limpieza se produjo semanas después de que una máquina limpiara el cauce, llenándose otra vez de residuos en dos semanas.

 

La acción de limpieza de Guelaya provocó la respuesta de la consejería de seguridad ciudadana para vigilar por parte de la policía local el vertido ilegal de residuos al cauce, lo que tampoco ha resultado efectivo.

 

El plan de empleo anunciado por la Consejería de medio Ambiente que empezaría a trabaja el 1 de noviembre en la zona tampoco ha evitado que persistan los vertidos ilegales.

 

Los aceites usados no son residuos comerciales achacables al comercio atípico y deben investigarse

 

En este caso no se trata de comerciantes y compradores, sino de vertidos que debe investigarse su origen, ya que al mezclarse con aguas residuales, hace pensar que son tirados a las alcantarillas.

 

El problema reside en que el polígono industrial tiene dividida la red de pluviales y la de aguas residuales. Entonces ¿como llega a formarse un charco de orilla a orilla del cauce con mezcla de las dos redes?

 

Algo tiene que cambiar si queremos parar los vertidos ilegales en cauces que producen contaminación por residuos industriales peligrosos

 

No hay excusas, no es la frontera, nos cuesta dinero a los melillenses y nos seguirá costando en el futuro si no se toman medidas.

Estos hechos apuntan a varias causas:

 

La falta de civismo de los que las provocan

La falta de control de las autoridades que anima a los que no tienen civismo

Las posibles diferencias entre lo que se ejecuta y se planifica en las obras públicas, en este caso, con relación a las redes pluviales y fecales que vierten, con autorización o sin ella al arroyo Mezquita, y que deben ser investigadas.

 

Guelaya recoge parte de la enorme cantidad de basura del arroyo Mezquita

Posted on Actualizado enn

 

Una veintena de voluntari@s de Guelaya-Ecologistas en Acción hemos recogido en la mañana del 27 de Octubre una enorme cantidad de basuras en el arroyo Mequita.

El arroyo Mezquita constituye, hoy por hoy, el principal foco de basura de nuestra ciudad; no sabemos si es porque no se ve, porque no se recoge sistemáticamente, porque no se vigila, porque no se sanciona o, como nosotr@s suponemos, por todo esto a la vez.

 

La basura que hemos recogido no provenía de Marruecos. Estaba ubicada en una repisa situada a unos tres metros de altura sobre el cauce. Junto a esta repisa hay un murito que rodea todo el arroyo a su paso por el polígono industrial, en él se sientan las personas dedicadas al contrabando para hacer descansos mientras llenan los coches de mercancías. Gran parte de los plásticos y de los flejes de las cajas que compran los tiran directamente al cauce del arroyo, una parte se engancha en alguna mata y permanece en el muro del río, y otra parte se queda encestada en las zonas donde hay una repisa. Lo mismo ocurre con los cartones de los embalajes.

Pero no solo se acumula basura por el contrabando, también colaboran vertidos ilegales. Todo el polígono industrial, en las cercanías del arroyo, es un vertedero.

 

El cauce del arroyo Mezquita lo ha limpiado la CHG hace pocos días, se han llevado no solo la basura, sino también la vegetación. Probablemente era la forma más rápida de limpiar, pero ya empiezan a aparecer residuos por todos lados.

 

Desde Guelaya llamamos la atención sobre este enorme problema. Es enorme por la ingente cantidad de basura y porque, cuando llueve fuerte, todos los vidrios, plásticos y demás suciedades van al mar, Somos un gran foco de basura para nuestra bahía.

 

Nos preguntamos también porqué no se ha elaborado ya un plan para solucionar este desastre. No sabemos si la limpieza del cauce es competencia de la CH  y la de los alrededores lo es de la Ciudad Autónoma, pero ni uno ni otro tienen un plan de vigilancia, para evitar que se tiren basuras, de sanción, para multar a quien se pille tirándolas, ni de recogida sistemática, para no tener que esperar a que pasen por allí los planes de empleo una vez al año, o a que la CHG tenga a bien mantener limpio el cauce.

 

No es esta la primera vez que Guelaya realiza una limpieza. Hemos recurrido a este método para resaltar áreas negras de nuestra ciudad en numerosas ocasiones: Dique Sur, puerto Noray, Aguadú, cala de Trápana, cala de Galápagos… pero en ningún punto se acumula la basura con tanta rapidez como en el arroyo Mezquita.

 

Sabemos que en breve se sacará a la luz el Pliego de condiciones de recogidas de basuras en nuestra ciudad. Sería un buen momento para incluir en la nueva normativa un plan integral de lucha contra las basuras en los cauces y toda la periferia de la ciudad. Nos estamos convirtiendo en una ciudad-vertedero y solo respondemos con limpiezas ocasionales. ¿No habrá nadie que piense en cómo solucionarlo?

 

El nuevo carril bici costará siete veces más que lo previsto en el PMUS

Posted on Actualizado enn

 

El nuevo carril bici nos costará casi un 750% más que la valoración económica realizada en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible

 

  • La buena iniciativa del Gobierno está quedando empañada una vez más por una mala gestión.
  • El carril bici es el 23% del proyecto de obras hidráulicas que se van a ejecutar

 

Ante las noticias que se están produciendo en los últimos días sobre la construcción del nuevo carril bici en el Paseo marítimo, Guelaya Ecologistas en Acción Melilla lamenta que esta buena noticia quede a medias por una gestión ineficaz.

 

El proyecto que se desarrolla en el paseo marítimo es una obra hidráulica para instalar  tuberías desde la estación de bombeo de la desembocadura del Río de Oro hasta la depuradora de la Hípica, y viceversa. El carril bici, anunciado ya por el anterior consejero, se paralizó precisamente para hacerlo coincidir con las obras hidráulicas de renovación de las conducciones de aguas pluviales y residuales.

 

El presupuesto de ejecución material — el precio real, sin impuestos ni presupuesto de licitación— es de 1.598.780,95€. De todo ello, solo el 23.26% (unos 371.872,91€)  corresponden al desarrollo del PMUS. Teniendo en cuenta que la construcción de un carril bici requiere únicamente pintar el asfalto e instalar separadores (bolardos) para separar el tráfico motorizado de la zona exclusiva de ciclistas,  no concebimos cómo el PMUS debe proveer un presupuesto de tal cantidad.

 

El propio PMUS ya recoge el presupuesto de creación de un tramo de carril bici muy parecido al que se quiere instalar. De hecho, el proyecto contemplado en los documentos refleja un carril bici más extenso que el que la Consejería de Coordinación pretende construir. Sin embargo, la valoración económica del carril tiene un presupuesto detallado de 48.494€. La diferencia entre lo presupuestado en 2017 y el primer carril previsto en el PMUS tiene una diferencia de 323.378,91€.

 

No será el primer carril bici de la historia

 

Guelaya Ecologistas en Acción Melilla quiere aclarar ante la opinión pública que el carril bici anunciado por Manuel Ángel Quevedo no será el primero que tenga la ciudad. En los años 90 y hasta febrero de 1998, Melilla contó con un carril bici en el Paseo Marítimo, por lo que no es una vieja aspiración, sino recuperar lo que ya teníamos.

 

Veinte años después de la desaparición del carril bici, las cosas han cambiado; se ha aprendido mucho desde entonces, y las buenas prácticas sobre movilidad sostenible se han actualizado. A lo que aspiramos es a poner en marcha medidas de pacificación eficaces, porque “el mejor carril bici sea el que no se necesita”, tal y como sostiene Melilla ConBici. Melilla es una ciudad perfectamente compatible con una red de itinerarios ciclistas, y así lo recoge el PMUS, que contempla 23 Km de recorrido.

 

Propuesta de Guelaya

 

Como miembros de la Mesa por la Movilidad Urbana, Sostenible y Universal, reivindicamos el Decálogo de medidas consensuadas en la Mesa, que en este punto contempla el modelo de Ciudad 30 —limitación máxima a 30km/h con zonas especiales aún más restringidas a 20km/h y a 10km/h— como fórmula de pacificación de grandes resultados en otras comunidades de España.

 

La no inclusión del Dique Sur como parte del recorrido del carril bici obligará a las bicicletas a coexistir con los coches una vez finalice el proyecto. Por ese motivo, solicitamos que se valore la posibilidad de aplicar un máximo permitido de 20km/h para  garantizar la seguridad del ciclista, dadas las características del tramo. El Paseo Marítimo es ya una zona 30 Km/h, pero ello no evita que se produzcan accidentes debido al exceso de velocidad.

10513480_498611446906224_4988555752115132333_n

 

 

Guelaya-Ecologistas en Acción limpiará el arroyo Mezquita el próximo sábado 27 de octubre

Posted on Actualizado enn

Todas las personas interesadas en participar podrán hacerlo a partir de las 11 horas, concentrándose en la gasolinera del polígono SEPES.

 Toda la basura que hay en nuestros cauces acabará en el mar en la próxima riada. Es más barato mantener un servicio público de recogida de basura en los cauces de Melilla que limpiezas extraordinarias después cuando la playa se llene de punta a punta de residuos.

Es mejor prevenir que curar, por eso vamos a limpiar el arroyo Mezquita a su paso por el polígono industrial.

 

 Crónica de la nula gestión ambiental de nuestros cauces.

El 24 de noviembre de 2011 el Secretario de Estado de medio rural y agua firmaba favorablemente el informe de viabilidad del proyecto emitido por la Confederación hidrográfica del Guadalquivir (“proyecto de restauración, restitución de márgenes e integración medioambientalde arroyos de Melilla, CLAVE: ME(DT)-4119”) por valor de algo más de 1 millón de euros, consistente en obras de construcción para resolver, entre otros, el problema siguiente:

“en el arroyo Mezquita y en el tramo paralelo a la carretera de Hidum hasta el puente delTesorillo, se presentan situaciones similares con espesa vegetacion y acumulación de basuras.”

“El proyecto tiene como objeto los siguientes aspectos: Eliminar los factores que hacen de estos margenes lugares insalubres.”

El informe favorable fue aprobado por la secretaria de Estado de medio rural y Agua, con las siguientes condiciones:

“Una vez finalizada la ejecución material de las actuaciones, se debe llegar a un acuerdo con las entidades territoriales competentes en el que se establezca la responsabilidad respecto a los gastos de mantenimiento, explotación y conservación”.

Hablamos de hace 6 años, ¿qué ha pasado con el millón de euros invertidos para “eliminar los  factores que hacen que estos márgenes sean lugares insalubres”?

En 2013 Guelaya denunció ante la fiscalía a la CHG por los destrozos en el río de Oro. La vegetación autóctona se quita y las basuras y escombros del cauce se dejan donde están.

En 2014 se produjeron denuncias de vertidos de aceites usados en el propio arroyo Mezquita.

En abril de 2015 volvimos a denunciar los vertidos en cauces, anunciando nuestro escepticismo sobre las medidas que las autoridades tomarían.

En junio de 2015 presentamos nuestras alegaciones al Plan hidrológico de Melilla, solicitando la recuperación ambiental de los cauces.

El 20 de enero de 2016 la consejería de Medio Ambiente anunciaba intensificar la lucha contra los vertidos ilegales.

En este año, 2017, el 28 de enero denunciamos “niveles históricos” de suciedad del arroyo Mezquita. El 11 de febrero se reiteraron las denuncias sobre la basura del arroyo mezquita.

El 9 de agosto se incendió el cauce del arroyo Mezquita, tuvieron que intervenir los bomberos, pero lo que prendió no era la vegetación, sino la basura. No es el primer incendio que se provoca en verano, ya hubo otro anterior en 2016.

A comienzos del mes de octubre, una máquina entró a recoger basura en el cauce del arroyo Mezquita, y limpió la vegetación de una buena parte del cauce, dejando especies invasoras que deberían haber quitado, en lugar de quitar solo la vegetación oportunista. Tras unos días, la basura volvió al cauce, y el dinero invertido en su limpieza se tiró, propiamente, a la basura.

Guelaya demanda una policía de cauces que vigile los 365 días del año el buen estado de los mismos, que se multen los vertidos, ya sean de aceites usados, de embalajes o de latas de cerveza, y que la Confederación  Hidrográfica y la Ciudad Autónoma firmen un convenio para asegurar la limpieza todo el año.

arroyo mezquita

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Melilla ni aparece en el mapa en el informe sobre calidad de aire atmosférico 2016 de España

Posted on Actualizado enn

Guelaya Ecologistas en Acción reivindica desde el año 2014 la instalación de una estación permanente de medición de emisiones.

Melilla es el único territorio español que no cuenta ni siquiera con la aprobación de la ciudad autónoma para instalar una estación permanente de medición de la calidad del aire atmosférico.

España incumple sistemáticamente los límites de polución vigentes desde 2010 en la UE, sobre todo en las grandes ciudades, pero no solo en ellas. Ciudades más pequeñas también presentan niveles preocupantes.

El informe del Ministerio de medio ambiente (MAPAMA), que acaba de conocerse, incluye información que se clasifica por contaminantes en su zonificación. Hasta 135 zonas y más de 700 estaciones de medición hay en España repartidas en todas las CCAA para conocer los contaminantes que respiran, SO2, NO2, partículas, ozono, metales…

 

Pero Melilla no aparece en el mapa. No hay datos. 

Los efectos de la contaminación, y los niveles máximos marcados por la UE se justifican por dos motivos: la salud de las personas y el efecto sobre la vegetación.

La agencia europea de medio ambiente calculó en España 27.000 muertes prematuras con los datos de hace dos años, derivados de la contaminación, que tiene en Melilla tres causas principales, como en todo el país, la producción de electricidad, ENDESA, los residuos, ENRESA, y el tráfico rodado.

Si tenemos en cuenta que la contaminación del aire afecta a todas las personas que respiran, Guelaya Ecologistas en Acción quiere llamar la atención sobre los efectos en la salud de las personas en una ciudad en la que los problemas respiratorios, el asma, las alergias…forman parte de nuestra vida cotidiana.

Desde que se conocieron los datos del equipo móvil que el MAPAMA envió a Melilla en otoño de 2013 a medir contaminantes en Melilla hemos reivindicado la necesidad de que la Ciudad Autónoma, único organismo autonómico que no ha aprobado en España la adquisición de un equipo de mediciones, ponga en marcha una estación de medición de la calidad del aire.

    No hemos encontrado voluntad política para defender la salud pública por parte de la Ciudad Autónoma, y no es una cuestión que dependa de las personas. Ni el consejero de medio ambiente anterior ni el actual han hecho nada por garantizar algo tan sencillo como el derecho a la información y la defensa de la salud pública.

Si nos limitamos a los pocos datos que disponemos, del otoño de 2013, podemos decir que en Melilla existen alertas sanitarias que no se producen porque no se quiere disponer de datos para poder realizarla, y eso es lo mismo que decir que el Gobierno de la ciudad no está interesado en defender la salud pública.

 

Destacamos tres tipos de contaminantes:

Los óxidos de nitrógeno. Los niveles medidos en el “Parque Hernández” son muy similares a los valores máximos legales que se obtienen en grandes ciudades.

Las partículas, sobre todo las pequeñas, las P2.5, superaron los niveles máximos. Los efectos que las personas sentimos en nuestros pulmones cuando el polvo en suspensión se ve en el aire, sin necesidad de medirlo, es independiente de que el polvo sea sahariano o venga de donde venga. Si hay polvo en suspensión, queremos saberlo. Hay quién necesita utilizar mascarilla esos días.

En ozono troposférico se registraron en 2013 puntas en las estaciones de Pinares de Rostrogordo y Parque Hernández. Al menos en dos ocasiones se sobrepasó el umbral de alerta de 240 µg/m³ en dos semanas.

        No es solo el derecho a la información, si con ello se quiere decir que tenemos derecho a saber qué respiramos, es el derecho a un medio ambiente que no te haga enfermar por algo que respiras, o al menos, que podamos prevenir  los efectos ante aumentos de contaminación puntuales, tanto si la causa en Melilla es el tráfico, o el polvo sahariano.

calle villalba.jpg

 

 

 

@VeleroDiosaMaat en Melilla. Conferencia de Paco Segura: El mito de las grandes infraestructuras y su relación con la corrupción y la crisis económica.

Posted on Actualizado enn

Dentro del cronograma de actividades organizadas por Guelaya con motivo de la presencia del @VeleroDiosaMaat en Melilla, una de las más importantes fue la conferencia de Paco Segura, coordinador estatal de Ecologistas en Acción, sobre las nefastas consecuencias de la política de construcción de grandes infraestructuras públicas para la economía de España y su vinculación con los casos de corrupción política. Tanto Jose Cabo, miembro de Guelaya, como Paco Segura tuvieron palabras para el anunciado proyecto de ampliación del puerto de Melilla; ambos aportaron datos que indicaban que dicho proyecto no era más que una redundancia de estas políticas que aún colean y que han resultado tan beneficiosas para ciertas empresas como desastrosas para el medio ambiente y la economía de España.

Guelaya aclara al consejero Quevedo y a la opinión pública los motivos por los que quiere firmar un Pacto por la Movilidad en Melilla

Posted on Actualizado enn

Tras recibir su contestación al escrito de la Mesa en el que manifestamos la necesidad de poner en marcha el Pacto por la Movilidad, la Junta Directiva de Guelaya —a la espera de la respuesta que la Mesa de Movilidad emitirá esta semana— quiere aclarar y hacerle llegar unas precisiones que no se han tenido en cuenta por parte del consejero.

 

En el año 2014, usted no participó en el desarrollo del PMUS excepto en calidad de presidente del Club Marítimo. Guelaya sí estuvo presente, tal y como reflejan las hemerotecas, junto a Melilla ConBici. Tanto es así que, en fechas muy anteriores a 2013, ya veníamos emitiendo comunicados relativos al Plan de Movilidad de la ciudad de Melilla. En el siguiente link puede comprobar cómo en mayo de 2010, ambas entidades ya reclamamos una movilidad sostenible durante una bicifestación.

 

Lo que solicitábamos hace ya siete años era que la Administración creara una mesa por la participación en la que se impulsara la movilidad sostenible en Melilla. Entendemos que resultará razonable que, tras siete años demandando una Mesa abierta que no se ha creado hasta el momento, consideremos la posibilidad de unirnos a otras entidades para seguir demandando el Pacto por la Movilidad que su Gobierno firmó y recogió en el PMUS.

 

Porque, leyendo su respuesta, pareciera que traer a José Luis Cañavate a Melilla para promover la movilidad sostenible fue idea del Partido Popular. Le recordamos que las actividades de la Semana Europea por la Movilidad del año 2011 se realizaron bajo el auspicio del campus de Melilla de la Universidad de Granada, no de la Ciudad Autónoma, y bajo iniciativa de Melilla ConBici, CICODE y Guelaya Ecologistas en Acción. Puede comprobarlo en el siguiente enlace: https://canal.ugr.es/prensa-y-comunicacion/medios-digitales/infomelillacom/el-campus-de-melilla-acoge-el-martes-unas-jornadas-sobre-movilidad-y-espacios-sostenibles/

 

Cuando usted habla en su respuesta del desconocimiento sobre el texto del pacto del sr. Cabo y la sra. González, lo que usted apreció fue nuestra incredulidad, visto lo argumentado en el párrafo anterior.

 

En diversas ocasiones a través de redes sociales, usted ha solicitado que expliquemos por qué no quisimos adherirnos al Pacto en el año 2013, lo cual merece una respuesta que siente un precedente para futuras apariciones en medios de comunicación.

 

Las reuniones que se realizaron con nuestra presencia y la de otras entidades en la consejería de Seguridad Ciudadana en otoño de 2013 tuvieron como consecuencia la necesidad de consensuar el PMUS que, por aquel entonces, estaba en fase de redacción. Es decir, el texto del Pacto por la Movilidad que incluye el PMUS, así como el resto del contenido, era solamente un borrador y no un texto definitivo, por lo que debía de ser estudiado y consensuado antes de su aprobación final.

 

El señor Cañavate, como director del PMUS de la ciudad de Granada en el año 2013, expuso a información pública el PMUS durante 30 días. Veinticuatro entidades políticas, sociales y económicas realizaron alegaciones, pero en Melilla se plantearon cuatro sesiones de participación entre enero y mayo de 2014. En todas ellas, Guelaya Ecologistas en Acción participó aportando argumentos, como usted ya debe conocer.

 

Los motivos para no firmar el Pacto fueron los siguientes:

    1. El rechazo a todas las alegaciones planteadas por la organización.
    2. La falta de coordinación entre consejerías que se manifestó en el desarrollo de las sesiones de participación, y la incongruencia de las distintas áreas de Gobierno, que seguían liderando iniciativas que chocaban de frente con lo planteado en el Plan de Movilidad que el Gobierno estaba por firmar (como la apertura de nuevos viales por parte de Fomento cuando el debate giraba en torno a la sostenibilidad y los problemas de tráfico derivados del exceso de carreteras).

Esta actitud del Gobierno representaba fielmente su postura ante un problema tan serio como la movilidad; algo que se ha podido comprobar desde la aprobación del PMUS en junio de 2014. Todas las iniciativas tomadas por la Administración han respondido a necesidades de un plan de obra, no de un problema de movilidad. Guelaya Ecologistas en Acción ha denunciado esta actitud en múltiples ocasiones.

    1. Porque el PMUS no ha seguido un procedimiento de información pública con la suficiente transparencia para que cualquier interesado pudiera presentar alegaciones.

 

Transcurridos tres años desde la aprobación del PMUS, los motivos por los que ahora nos mostramos favorables a la firma del Pacto son:

    1. Porque la figura del consejero de Coordinación y una unidad administrativa especializada que no existía en 2014, la Oficina de Movilidad, son positivas para la resolución de problemas denunciados por Guelaya en la tramitación del PMUS.
    2. Porque la aparición de nuevos partidos políticos y la voluntad de todos ellos de dar respuesta a un problema estructural de movilidad facilitan el entendimiento.
    3. Porque la muerte de un ciclista este año marcó un punto de inflexión en el grave problema de sostenibilidad y seguridad vial en Melilla.
    4. Porque tras tres años inactivo, las redes sociales del PMUS en Melilla se reactivaron, así como las reuniones para retomar la coordinación entre consejerías (4 de abril, un mes después del fatal accidente).
    5. Porque la idea de que exista un foro abierto a discusión y consenso está incluida en el texto base del Pacto que el Consejo de Gobierno aprobó, y porque su partido incluyó la firma del Pacto como un objetivo electoral, y dado que entendemos que no se aceptarán todas nuestras razones, lo lógico es que un partido serio cumpla con su propio programa electoral y sus miembros apoyen el cumplimiento de lo firmado aunque sea labor de otras consejerías.

 

photo_2017-06-29_19-06-23