Área de ecología urbana

Manifiesto por la Movilidad Sostenible leído en la Pedalada del 9 de febrero de 2020

Posted on

logos

 

¡¡¡ES TIEMPO DE ACTUAR !!!

 POR UNA MOVILIDAD SOSTENIBLE  PARA MELILLA

2020Rebelión por el Clima y las entidades que forman parte de la Alianza por el clima en Melilla exigimos que la declaración de emergencia climática firmada en la Asamblea de la ciudad no quede en saco roto y podamos comenzar con el desarrollo de las medidas lo antes posible.

 

La emisiones provocadas por la movilidad (transporte) son superiores en España a las emisiones de producción de energía en el inventario nacional, y por eso

 

  • No hay movilidad sostenible si aumenta el uso del coche privado en Melilla y con él las emisiones de gases contaminantes

 

  • Sustituir el coche de combustión por el coche eléctrico no es la solución definitiva en Melilla mientras se enchufe a un motor diésel, el de ENDESA.

 

  • Usar menos el coche es la única solución.

 

MENOS COCHE, MENOS HUMOS

MENOS COCHES, MÁS SEGUROS

 

Desde que se calcularon los usos de las diversas formas de movilidad en Melilla en el estudio diagnóstico del Plan de Movilidad Urbana Sostenible hasta hoy, la administración no ha  evaluado el objetivo del PMUS, que es aumentar las modalidades sostenibles y disminuir el uso y abuso del coche privado.

 

En el año 2012, los melillenses nos movíamos en coche privado un 10% por encima de la media española. Más del 50% de los desplazamientos en la ciudad se hacían en coche privado.  El objetivo del PMUS era, y sigue siendo, crear las condiciones para que las personas abandonen el uso y abuso del coche y se pasen voluntariamente a las modalidades sostenibles de movilidad (caminar, ir en bicicleta y en transporte público).

 

Promover las modalidades sostenibles en 2020 ha dejado de ser solo un ejercicio de hábito saludable, o un objetivo del PMUS orientado a la seguridad vial, y ambas cosas son importantes. Se ha convertido, además en una emergencia climática.

 

Pero las reuniones del Foro por la Movilidad, como consecuencia del Pacto social y político por la Movilidad, se están retrasando. Necesitamos una Administración ambiciosa y dispuesta a asumir las urgencias que la crisis climática y ecosocial provocan.

 

El sector que más contamina en España según el inventario de emisiones del Estado, es el transporte, 27% del total de las emisiones, con aumento de las emisiones un +1,4% respecto al año 2017, debido principalmente al incremento de las emisiones del transporte por carretera (25% del total de las emisiones con un incremento interanual de +1,1%) y a un aumento en el consumo de combustibles en la navegación aérea (0,9% del total de las emisiones con un incremento interanual del +8,0%). *

 

Si la declaración de emergencia climática incluye el compromiso de establecer objetivos medibles y cuantificables, las modalidades de movilidad de Melilla tienen que igualarse al menos a las del resto del Estado y eso quiere decir que hay que conseguir a corto plazo que un 10% de melillenses dejen el coche en sus desplazamientos habituales y pasen a caminar, ir en bicicleta o en COA.

 

Las medidas y el presupuesto para conseguir este objetivo deben ser públicos, y si quieren compartirlos con la sociedad civil, la Ciudad tiene que crear las herramientas de participación a las que se comprometieron en la Declaración de emergencia para que podamos realizar el seguimiento de las medidas.

 

Reclamamos para 2020 los siguientes objetivos:

 

  1. Disminuir el uso del coche en un 10% de los actuales usuarios que pasen a caminar, ir en bici o en transporte público (objetivo medible y cuantificable de la Declaración de emergencia climática)
  2. Disminuir las estadísticas de siniestros de tráfico hasta llegar a los porcentajes medios de siniestros de chapa y pintura, de heridos leves y graves de España, manteniendo a 0 las víctimas mortales.
  3. Avanzar en la accesibilidad del espacio público y privado.
  4. Aumentar en un 10% la superficie peatonalizada hasta el momento en todos los barrios y en la avenida como calle principal de la ciudad.
  5. Crear espacios seguros y saludables en los entornos escolares.
  6. Promover el transporte laboral colectivo.

 

MENOS COCHE, MENOS HUMOS

MENOS COCHES, MÁS SEGUROS

 

Organizaciones que firman el manifiesto:

 

2020Rebelión por el Clima Melilla, MelillaConBici, Guelaya Ecologistas en Acción Melilla,Grupo local SEO/Birldlife, SATE/Stes, CCOO, CGT

 

* Inventario Nacional de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero:

https://www.miteco.gob.es/es/calidad-y-evaluacion-ambiental/temas/sistema-espanol-de-inventario-sei-/resumen-inventario-gei-ed2020_tcm30-486322.pdf

 

pedalada

La Consejería dará acceso a Guelaya a la información ambiental que solicitó sobre residuos, especialmente referente a ECOEMBES

Posted on Actualizado enn

  • Las propuestas de Guelaya en materia de residuos serán analizadas por la Consejería, aunque los ecologistas demandan mayor urgencia en la aplicación de las medidas.

 

  • Se mantienen diferencias de interpretación sobre el vertido de las escorias que según los ecologistas deben ser enviadas a vertederos de la península.

 

Han transcurrido más de tres meses desde que Guelaya presentó al consejero de medio ambiente y sostenibilidad sus propuestas en materia de residuos tras los primeros 100 días de mandato. Por ese motivo, representantes de la asociación han vuelto a tener una  entrevista con el consejero con el objeto de hacer balance de las peticiones anteriores y plantear nuevas.

 

Con respecto a las peticiones de información ambiental que la asociación solicitó a la Consejería, hemos recibido la confirmación de que los ecologistas tendrán acceso a dicha información. Especialmente importante es conocer los datos que presentó ECOEMBES para la solicitud de autorización de un Sistema Integrado de Gestión de Residuos.

 

Con respecto a las medidas encaminadas a la reducción y reutilización de residuos, la Consejería trasladó a la asociación su disponibilidad a ponerlas en marcha en los próximos meses, si bien para los ecologistas deberían estar ya en marcha.

 

También creemos que el retraso en conseguir el objetivo del 50% de los materiales reciclables, incluyendo la materia orgánica, debe compensarse con medidas de reducción, prevención y reutilización de residuos con carácter de urgencia.

 

Además de estas peticiones, Guelaya ha trasladado otras nuevas que se vienen a sumar a las anteriores.

 

Como consecuencia del 8º informe sobre vertidos de escombros que la asociación publicó el mes de enero, se han trasladado las propuestas de solución que se requirieron al Gobierno anterior en mayo de 2018. El problema de los escombros siempre mejora meses antes de la “La Africana” y si no lo hace se limpia “manu militari”. Lo que nos preocupa es que meses después de la prueba deportiva todo vuelve a la misma situación, al olvido y a volver a empezar a limpiar sin ninguna medida preventiva, destinando ingentes cantidades de dinero público a campañas de limpieza, un capital que podría destinarse a otros fines sociales que demandan la intervención del gobierno local.

 

En materia de vertederos, Guelaya mantiene la petición de que las escorias de la incineradora deben ir a la península, ya que no son residuos inertes y por ello no pueden depositarse en el vertedero de residuos de demolición y construcción. Ese hecho motivó que la asociación presentara denuncia en la Fiscalía de zona de Melilla, quien abrió una investigación que está pendiente de resolverse con los resultados de los análisis que se han efectuado.

 

Finalmente, Guelaya ha manifestado su preocupación por las próximas novedades legislativas en materia de residuos que van a obligar a la recogida selectiva de materia orgánica  o a la economía circular, y hemos vuelto a poner en la palestra el problema omnipresente de los plásticos.

 

Se van  a producir cambios rápidos y urgentes para los que las CCAA están realizando experiencias piloto para adoptar medidas en una situación de emergencia climática, y Melilla tiene que hacer frente a enormes dificultades si quiere responder a las nuevas demandas legales.

 

negros nubarrones corren sobre la incineradora de Melilla

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Escrito presentado al consejero de Medio Ambiente con propuestas para solucionar el problema de los vertidos de escombros

Posted on Actualizado enn

Guelaya Ecologistas en Acción Melilla, con CIF G-29905593,

 

EXPONE

 

Es la tercera vez que nos dirigimos al consejero de medio ambiente de la ciudad, desde 2014, con el que hablamos de resolver el problema de los vertidos de escombros en Melilla.

 

Guelaya Ecologistas en Acción presentó a  la consejería de Medio Ambiente el 28 de mayo de 2018 una propuesta de actuaciones (que se enviaron por escrito mediante correo al por entonces director general Nicolás García) con objeto de evitar la contaminación de terrenos públicos por vertidos de escombros.

 

Pero el inicio del problema es anterior, y ya fue tratado en 2014 con el consejero Sr. Calabuig, con ocasión del proyecto de “sendero verde”. La propuesta de abrir la pista de carro para uso de caminantes y ciclistas en su tiempo libre, y el gasto de dinero público (458.808,75 € de licitación) provocó la necesidad de mantener limpio lo que hasta ese momento eran estercoleros inmundos de propiedad militar.

 

Los vertidos de escombros en la pista de carros era en aquel entonces el problema principal, debido a la prueba deportiva “La Africana”, que trascurría por lugares repletos de vertidos ilegales de escombros que ninguna Administración conseguía ni siquiera intentaba evitar. Ahora el problema es más amplio y afecta a otras zonas de propiedad pública (arroyos, barrancos, bordes de carreteras, solares…).

 

Probablemente debido a que miles de participantes en la carrera La Africana eran peninsulares, la pista de carros se limpió de vertidos de escombros en 2018 con máquinas militares, y en mayo, un mes después de la carrera de 2018, los vertidos ya estaban presentes otra vez.

 

Ese fue el detonante de la reunión que Guelaya solicitó en mayo del 2018 con el objeto de volver a plantear las soluciones que ya propuso en 2014 a este problema. Es por tanto la tercera vez que proponemos las mismas actuaciones porque hasta el momento no se han aceptado.

 

La situación actual del problema, que puede valorarse con el informe fotográfico que le adjuntamos a este escrito, apoya la necesidad de tomar nuevas medidas porque las actuales no son eficientes y hasta están empeorando el problema haciendo que aparezcan en donde no había escombros.

 

El abandono, vertido o eliminación incontrolado de cualquier tipo de residuos  no peligrosos sin que se haya puesto en peligro grave la salud de las personas o se haya producido un daño o deterioro grave para el medio ambiente es considerado infracción grave en el artículo 46 de la Ley 22/2011 de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados y se castiga según el artículo 47 de la misma Ley con multas de 901 a 45.000 euros excepto si se trata de residuos peligrosos, como amianto, en cuyo caso la multa será de 9.001 a 300.000 euros.

 

Por todo ello, le SOLICITAMOS las siguientes MEDIDAS

 

1.- Sobre limpieza:

 

La limpieza de la pista de carro y solares públicos debe ser regular con carácter bimensual al menos.

 

No es posible mantener limpios los terrenos de escombros con uno o dos limpiezas al año. Deben trabajar simultáneamente brigadas para limpiar basuras y para retirar escombros.

 

2.- Sobre prevención de vertidos y sanciones.

 

La opción de limpiar es necesaria, pero acompañada de otras medidas para prevenir y sancionar.

 

Desde el punto de vista informativo

 

En primer lugar realizar una campaña informativa a toda la población y enviar a todas las empresas grandes y pequeñas de la construcción por escrito una campaña informativa sobre las obligaciones derivadas de la gestión de residuos, y advertir que su incumplimiento es castigado con multas valorando los gastos  de dinero público que la indisciplina en la gestión de residuos provoca además de los efectos ambientales de la contaminación, ya que los escombros van generalmente acompañados de otros tipos de residuos no inertes.

 

Desde el punto de vista de la prevención y sanción

 

Reiteramos la necesidad de plantear las siguientes actuaciones:

 

– Cerrar con medios mecánicos la pista de carros al tráfico con la excepción obvia de ejército, ambulancias, policía local, policía nacional, Guardia Civil y propietarios de terrenos. En concreto propusimos esta:

 

  • Que se impida la circulación de vehículos mediante pivotes móviles para evitar que nuevamente se arrojen escombros, y no solo se prohíba con carteles, si bien puede hacerse con otros medios, como cadenas y candados, según las características de los tramos.

 

  • Que se instalen cámaras de vigilancia a lo largo del recorrido, sobre todo en las intersecciones, para identificar las matrículas de los vehículos que viertan escombros o las personas que hacen daño al mobiliario de las zonas de descanso, que ya está deteriorado en las 2 zonas instaladas de las 3 planificadas en el proyecto técnico, y que se permita a la Guardia Civil y a la Policía local acceder a las cámaras de vigilancia ya instaladas de la base Alfonso XIII.

 

  • Que se sancionen con multas a las empresas y trabajadores que depositan los escombros en lugares no autorizados para ello.

 

Dado el gasto que suponen las limpiezas de escombros, proponemos poner en marcha otras medidas vinculadas a la gestión de residuos, y en concreto:

 

  • Aprobar fianzas para permisos de obra, de forma que la gestión de residuos sea gratuita si se justifica documentalmente que se ha entregado los escombros de obra en un lugar adecuado para ello. Si no se entrega los residuos en el lugar indicado se perdería la fianza.

 

  • Que las instalaciones donde haya que entregar los residuos tengan horario de tarde, debido a que es al finalizar el día cuando los escombros salen de las casas, sobre todo en las obras menores.

 

 

 

Desde el punto de vista de coordinación entre Administraciones

 

  • Facilitar el acceso a las cámaras de seguridad de las instalaciones militares a la Policía local y Guardia Civil para identificar matrículas de infractores de vertidos.

 

  • Coordinar actuaciones de limpieza y medidas preventivas anti-vandálicas con la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir en los cauces de la ciudad.

 

Atentamente, quedamos a su disposición

 

Melilla, 29 enero 2020

 

informe 1informe 2informe 3informe 4informe 5informe 6

Guelaya reclama a la Consejería medidas urgentes para evitar vertidos de escombros

Posted on Actualizado enn

 

  • Es el tercer consejero desde 2014 al que Guelaya demanda la solución del vertido de escombros

 

  • A la tercera va la vencida. Guelaya espera que sus propuestas de medidas sean aceptadas

 

  • El vertido de escombros es una infracción grave de la Ley de Residuos y no sancionarla es reflejo de la falta de control del territorio

 

  • Las limpiezas que se están realizando en el mes de enero no son suficientes para que en marzo el territorio esté libre de vertidos el día de la “Africana”

 

A la tercera va la vencida. Guelaya no desiste en el empeño de conseguir que se apliquen las medidas que proponemos, a pesar de que hasta ahora no han sido aplicadas por ninguna de las consejerías de medio ambiente desde que comenzamos a proponerlas, en 2014.

 

Ayer cursamos un escrito al consejero de Medio Ambiente y Sostenibilidad en el que volvemos a enumerar todas nuestras propuestas y adjuntamos un nuevo informe fotográfico trimestral, el octavo en este caso, en el que hacemos un recorrido por distintos lugares de la periferia de Melilla con problemas de vertidos de escombros.

 

La pista de carros es un terreno de uso militar que siempre fue un estercolero. Pero el proyecto de Sendero Verde, que se licitó por parte de la ciudad con una cantidad próxima a medio millón de euros para su uso social para caminantes y ciclistas, provocó las primeras conversaciones con el ex-consejero Calabuig para intentar evitar el vertido de escombros en la pista de carros por donde transitaba el Sendero Verde.

 

Pero hay que recordar que fue en 2018 cuando la pista de carros se limpió a fondo semanas antes de la carrera “La Africana”. El hecho de que miles de corredores peninsulares tuvieran que correr rodeados de toneladas de escombros y basuras provocó que se limpiara, pero un mes después de la prueba deportiva la pista de carros estaba nuevamente llena de escombros.

 

Este hecho fue el detonante de que Guelaya-Ecologistas en Acción se reuniera con responsables de la Consejería en mayo de ese año para presentar un paquete de medidas con vistas a resolver el problema.

 

Desde entonces, Guelaya ha realizado 8 informes que ha hecho público trimestralmente, y va a seguir denunciando estos hechos y planteando medidas para evitarlo, medidas que hasta el momento no han sido bien recibidas por la administación. Propuestas que culminan siempre con la necesidad de sancionar las conductas incívicas, pues provocan un elevado gasto público en planes de limpieza que no vienen acompañados de medidas preventivas ni sanciones.

 

El abandono, vertido o eliminación incontrolado de cualquier tipo de residuos  no peligrosos sin que se haya puesto en peligro grave la salud de las personas o se haya producido un daño o deterioro grave para el medio ambiente es considerado infracción grave en el artículo 46 de la Ley 22/2011 de 28 de julio de Residuos y Suelos Contaminados, y se castiga según el artículo 47 de la misma Ley con multas de 901 a 45.000 euros, excepto si se trata de residuos peligrosos, como amianto, en cuyo caso la multa será de 9.001 a 300.000 euros.

 

Los solares, carreteras, pista de carros, explanadas, cauces y ríos que Guelaya denuncia por vertidos de escombros son terrenos públicos, y por ello creemos que se puede exigir a todas las Administraciones no solo que se coordinen para evitar el problema, sino que traten como un patrimonio público el territorio que gestionan.

 

Porque la consecuencia que se deriva del informe fotográfico que Guelaya difunde como 8º informe trimestral sobre vertido de escombros no deja lugar a dudas. Se trata de un ejemplo de falta de control del territorio en el que vivimos.

 

No es un problema sencillo que se pueda arreglar con fórmulas mágicas. Es necesario limpiar, pero con mayor frecuencia con la que se hace, y además informar, prevenir y sancionar, porque se trata de una infracción grave.

 

DSCN3944

Guelaya hace balance de las peticiones realizadas el 26 de septiembre al viceconsejero de medio ambiente Francisco Vizcaíno y presenta nuevas peticiones

Posted on Actualizado enn

 

  • La mayoría de las peticiones se han cumplido, por lo que valoramos positivamente el último trimestre (firma de la declaración de emergencia climática, acuerdo de reforestaciones, mejora en el tratamiento del arbolado urbano en las podas)

 

  • El desarrollo de normativas de medio ambiente que Guelaya considera urgentes se están retrasando, y la lentitud en la tramitación puede convertirse en un problema en el año 2020 por falta de recursos humanos y económicos en la Consejería

 

  • Guelaya espera conocer los presupuestos de medio ambiente para comprobar el compromiso de la ciudad con las medidas para disminuir las emisiones con efecto en la emergencia climática y proteger la biodiversidad local.

 

Tras las elecciones de mayo pasado Guelaya se dirigió al consejero de medio Ambiente y sostenibilidad y al viceconsejero de recursos hídricos, energías renovables y políticas ambientales para solicitarles una entrevista con el fin de abrir los canales de comunicación entre Ecologistas en Acción y el organismo ambiental de la Ciudad.

 

La primera entrevista se realizó con el viceconsejero Francisco Vizcaíno el 26 de septiembre, y semanas después, en octubre, se celebró la entrevista con el consejero Hassan Mohatar. Por tanto, Guelaya ha solicitado al cumplirse tres meses después sendas entrevistas para hacer balance de las peticiones que se hicieron y para realizar nuevas prioridades.

 

En la entrevista mantenida con el viceconsejero Vizcaíno se pasó revista a las cinco demandas realizadas el 26 de septiembre y el resultado fue el siguiente:

 

Se firmó la declaración de emergencia climática y el acuerdo de reforestaciones. Se ha mejorado el trato al arbolado urbano ante las podas excesivas que se venían haciendo, aunque esta cuestión, que se trató con el personal técnico de la oficina del medio natural que depende  tambien de la viceconsejería, es responsabilidad del consejero Mohatar que de hecho recibió a la plataforma ciudadana que le demandó esta cuestión como responsable de áreas verdes de la ciudad.

 

No se han podido valorar los presupuestos del año 2020 por lo que esta cuestión queda pendiente de que Guelaya tenga conocimiento del mismo.

 

El balance es por tanto positivo, porque apreciamos avances en tres de los cinco asuntos presentados.

 

Sin embargo, apreciamos un retraso de un quinto asunto, las normativas ambientales, que para Guelaya es urgente desarrollar pues ya se le habían planteado al anterior equipo de Gobierno años antes. Por eso creemos que puede convertirse en un problema en 2020 derivado de la falta de recursos humanos en la Consejería, por lo que es el momento de subsanar con reflejo en los presupuestos esta deficiencia que ya se apreció con el anterior Gobierno sin haber tenido respuesta.

 

Sobre las nuevas peticiones que consideramos prioritarias para este trimestre Guelaya ha planteado al viceconsejero lo siguiente:

 

1.- La urgente necesidad de aprobar normativas ambientales relativas a ruidos, la Red Natura 2000 y fijar las reglas del juego del protocolo de especies marinas como cetáceos y tortugas marinas.

 

2.- Guelaya solicita tener conocimiento de los presupuestos con el fin de presentar sugerencias y propuestas con el fin de evitar presentar alegaciones una vez aprobadas en la asamblea, como se vió obligada a hacer en los presupuestos de 2018 y 2019.

 

3.- La declaración de emergencia climática incluyó un punto sobre mecanismos de participación, así que las entidades sociales agrupadas en la Alianza por el Clima y que solicitamos la declaración de emergencia el año pasado, incluida 2020Rebelión por el Clima Melilla, reclamamos que se pongan ya en marcha estos mecanismos de participación.

 

4.- Reclamamos una vez más que Melilla no sea el único territorio del Estado que no pueda ofertar a sus ciudadanos algo tan básico como informar de la calidad del aire. No es una cuestión política; solo la insensibilidad del anterior Gobierno puede mantenernos en esta vergüenza. No es política, es sentido común. Queremos saber lo que respiramos.

 

5.- Finalmente, Guelaya invita al responsable de recursos hídricos de la Ciudad a participar en una charla con motivo del Día Internacional del Agua. Queremos saber cual es la política de recursos hídricos de la ciudad en cuanto al ahorro de agua y la reutilización de las aguas terciarias.

 

actividades de guelaya

 

 

 

 

 

NOTA DE PRENSA CONJUNTA. Respuesta al comunicado de la DGT de Melilla

Posted on Actualizado enn

 

Ante la nota de prensa emitida por la Dirección General de Tráfico (DGT) de Melilla el pasado 9 de enero en el que se comprueba el aumento  de la siniestralidad vial en Melilla, Guelaya – Ecologistas en Acción y Melilla ConBici quieren manifestar lo siguiente:

 

1.- Que los datos proporcionados en el balance provisional de seguridad vial 2019 en Melilla vienen a darnos la razón a las entidades  que venimos exigiendo como objetivo prioritario de la DGT en Melilla la disminución de la violencia vial en la ciudad, y se producen como consecuencia de la falta de un Plan de Seguridad Vial y de falta de aplicación de medidas que venga a imponer unas estadísticas locales cercanas al menos a las medias nacionales.

 

2.- Los 371 accidentes de tráfico con víctimas de 2019, 21 más que en 2018, son muchos menos que los 596 registrados en 2015, al igual que los heridos leves de 2015, que fueron 800, son muchos más que los 454 registrados en 2019. Esa diferencia se debe a un cambio de metodología en el recuento de víctimas como consecuencia de la Orden INT/2223/2014, de 27 de octubre. La realidad no es la que nos han intentado vender. Es necesario que haya transparencia a la hora de cruzar los datos de los organismos que aportan datos a las estadísticas de víctimas de la violencia vial.

 

3.- En 2018 Melilla fue el territorio autónomo en el que mayor aumento sufrió el número de colisiones, con un 5.91% (según fuentes de las compañías de seguro). No es posible disminuir la violencia vial si aumentamos las colisiones.

 

4.- El aumento de los siniestros con víctimas y de los heridos leves y graves pone de manifiesto que la aprobación del modelo de Ciudad 30 solo se ha producido en el papel (BOME).

 

5.- Mantenemos la urgente necesidad de acceso público a la información sobre siniestralidad vial que hemos demandado sin resultado. Tanto Guelaya Ecologistas en Acción como Melilla Conbici, como entidades presentes en el Foro por la Movilidad, hemos firmado el Pacto por la Movilidad y estamos dispuestos a participar con la Administración haciendo propuestas para conseguir la mejora de la seguridad vial, pero necesitamos hacerlo desde el conocimiento, y por tanto, reiteramos que es necesario conocer la información local que ofrece la DGT para todo el Estado*  relativo a los partes que la policía local realiza en nuestra ciudad.

¿Cuántas multas se han puesto con el Multacar desde que se adquirió?

¿Cuántas multas se han puesto por exceso de velocidad?, ¿cuántos puntos se han retirado del carnet en Melilla?, ¿cuántos controles de drogas y alcohol se han realizado? ¿cuántos coches circulan sin ITV?

 

*http://www.dgt.es/Galerias/prensa/2019/07/INFORME.pdf

 

photo_2020-01-16_00-44-25

Guelaya hace balance de los problemas del medio ambiente de Melilla a través del trabajo desarrollado en 2019

Posted on

  • Conservación de Biodiversidad, esencia del ecologismo, comenzó el año con el calendario de reforestaciones, siguió con las Jornadas de la gaviota de Audouin y terminó con el apoyo al proyecto de sensibilización dela Patella ferruginea

 

  • Vertidos, contaminación, calidad del aire y cambio climático, los grandes retos de la Melilla insostenible que no cesa, terminó con una doble esperanza, la movilización ciudadana y la declaración de emergencia climática de la Asamblea de la Ciudad.

 

  • La alianza estratégica con Melilla Conbici se mantuvo y se mantiene en el ámbito de la movilidad sostenible.

 

  • Una buena noticia. El proyecto de renaturalización del río de Oro, tras años de espera comenzó con titubeos hacia la vegetación autóctona que culminaron con la coordinación de todos los agentes implicados.

 

  • Ecofeminismo, derechos humanos y acción climática junto con otros agentes sociales crecieron en 2019 y marcan una sólida línea de trabajo de futuro en Guelaya.

 

El próximo 8 de febrero se celebrará la asamblea de soci@s de Guelaya donde se rendirá cuentas del trabajo realizado en el año 2019, pero una parte de ese trabajo es público, marcado por nuestros comunicados.

 

Si tenemos en cuenta los comunicados a los medios de Guelaya, puede concluirse en qué gastamos el tiempo en la organización territorial de Ecologistas en Acción en Melilla.

 

El año 2019 comenzó, como viene siendo tradicional ya, con la reforestación solidaria en la que Guelaya define su principio de “justicia social y ambiental”. Con ello marcamos como primer gran bloque de preocupaciones ecologistas la conservación de la biodiversidad de la ciudad, tras años de deriva interminable en la que no existió ni la inversión necesaria ni el desarrollo de planes aprobados, en lo que respecta a los espacios naturales de la Red Natura 2000.

 

Si la gaviota de Audouin consigue ser en el año 2020 la primera especie protegida de Melilla que cuenta con un plan de conservación será sin duda por el esfuerzo que Guelaya realizó con esa especie tras seis años de seguimiento de sus colonias en Melilla, sin ningún apoyo oficial, y de las Jornadas sobre la especie realizadas en mayo con presencia de técnicos del MITECO, de la Junta de Andalucía y de observadores de SEO Ceuta y SEO Melilla.

 

El año terminó a su vez con el anuncio de la Fundación Biodiversidad de conceder una subvención al proyecto de sensibilización hacia la Patella ferruginea que desde Melilla apoyamos en el área marina confederal de nuestra organización.

 

A pesar de los avances en materia de biodiversidad que se han comenzado a dar con el nuevo  equipo de Gobierno, con la firma del acuerdo de colaboración sobre reforestaciones entre Guelaya y la consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad, y la firma de la declaración de emergencia climática en la Asamblea por unanimidad, los vertidos, la contaminación y el cambio climático son claramente la otra asignatura pendiente de la sostenibilidad de la ciudad.

 

La incineradora y Endesa, como principales fuentes contaminantes de la ciudad, junto con el tráfico, son frentes abiertos que mantenemos lejos todavía de haber conseguido los objetivos buscados.

 

Acabamos el año como único territorio español que no cuenta con equipo de medición de calidad del aire, algo inexplicable. Negar el derecho a saber lo que respiramos carece de fundamento jurídico y necesita de una decisión más política que técnica. Se trata de de defender la salud de las personas, no solo de los ecosistemas.

 

Sin datos concretos sobre como afecta a la calidad del aire Endesa o la incineradora, difícilmente vamos a conseguir autorizaciones ambientales para nuestras instalaciones industriales más rigurosas que las que tenemos, y que se están postergando todo lo posible con el único beneficio económico de multinacionales y empresas públicas. En el caso de la incineradora, la mala gestión de sus residuos acabó con una denuncia de Guelaya en la Fiscalía, a la espera de los resultados de los análisis que no llegan.

 

La falta de control del territorio ha seguido patente en la periferia de la ciudad, con especial gravedad en los cauces y ríos, y en la pista de carros en forma de vertidos de escombros. No queda más remedio que sancionar, instalar cámaras para ello y establecer barreras físicas para evitarlos.

 

La lucha contra el plástico, a pesar de que se han producido “gestos” como promover el uso de vasos reutilizables, continúa siendo un grave problema para la ciudad y su litoral, como ponen de manifiesto las múltiples limpiezas de litoral en las que hemos participado y en las que siguen recogiéndose cantidades ingentes de residuos sobre todo plásticos que el mar devuelve a nuestras playas cada vez que hay un temporal. Estos plásticos llegan al mar desde los cauces, diques y espigones, donde se siguen vertiendo con impunidad absoluta. El contenedor amarillo ha demostrado que el nivel de concienciación de l@s melillenses con el problema del plástico está por encima de la media, pero por ahora el porcentaje de material reciclado sigue estando lejos del óptimo. Faltan además campañas para desincentivar y reducir el uso del plástico en el hogar y en el comercio, como ya se está haciendo en muchas ciudades y países de nuestro entorno.

 

La otra fuente de contaminación, el tráfico rodado, también ha sido una preocupación para Guelaya todo el año.

La Comisión de Tráfico que se reúne a principios de año para aprobar su plan anual de seguridad vial siguió negándonos en enero de 2019 la posibilidad de participar con voz pero sin voto. En materia de movilidad hemos mantenido nuestra alianza estratégica con Melilla Conbici, con la que hemos realizado todas nuestras demandas, que se mantienen al final del año, como el acceso a la información sobre tráfico que la policía local no ha querido suministrarnos.

 

Mantenemos nuestro apoyo al Foro por la Movilidad y al desarrollo del PMUS, que ha tenido un un balance muy desequilibrado de resultados, con avances que quedan por implementar como el modelo de Ciudad 30 y la peatonalización del centro pero que necesitan medidas de acompañamiento que no son obras, especialmente orientadas al aumento de las modalidades sostenibles de movilidad que no le ganan terreno todavía al vehículo privado. El transporte público está reclamando desde hace años medidas para su mejora y aumento de usuarios. Por todo ello seguimos reivindicando la Avenida peatonal en las actividades de la Semana Europea por la Movilidad.

 

El carácter ecofeminista de Ecologistas en Acción, junto con la defensa de los Derechos Humanos también ocupó el tiempo de Guelaya, que apoyó a la plataforma del 25N en su lucha contra la violencia de género, aunque también organizamos actividades propias, especialmente vinculadas con las mujeres más vulnerables, las migrantes, cada vez más por causas climáticas, con actividades sobre trata de blancas en marzo y la conferencia de nuestra compañera Yayo Herrero en septiembre.

 

Tras años de espera, el proyecto de renaturalización del río de Oro, que no concitó ningún apoyo en las autoridades locales pero sí fue valorado en el ministerio de Transición Ecológica con el PP y el PSOE a propuesta de Ecologistas en Acción, arrancó por fin.

 

En el mes de noviembre comenzó el proyecto de renaturalización, en el que Guelaya aportará más de 10.000 plantas, todo un reto para nuestra asociación y también para Melilla, que va a ver en dos años aumentar significativamente su patrimonio natural. Tras unos comienzos con dudas sobre la interpretación del proyecto, todas las partes implicadas coordinamos nuestra participación en el mismo.

 

Finalmente, es motivo de satisfacción para Guelaya añadir a la ya tradicional acción colaborativa con otras entidades sociales, como habitualmente en la campaña mundial por la educación, el trabajo con nuevas formas de reivindicación ciudadana como 2020 Rebelión por el Clima Melilla y más recientemente con Teachers for Future nodo Melilla. La acción climática está integrando esfuerzos desde todos los rincones de la sociedad y en ello encontrarán sin duda a Guelaya.

 

patella comunicado.jpg