Área de ecología urbana

Ante la celebración de la Cumbre por el Clima en Madrid (#COP25) la sociedad se organiza en Melilla. Nace la plataforma ciudadana “Teachers for Future Melilla”

Posted on Actualizado enn

  • 2020Rebelión por el Clima Melilla saluda a la nueva plataforma que viene a sumarse a las entidades que conforman la Alianza por el Clima en nuestra ciudad

 

  • Cualquier interesado en Teachers for Future en Melilla puede consultar el manifiesto fundacional de la plataforma en España en el siguiente enlace:

 

teachersforfuturespain.org

 

  • SATE/STEs Melilla, miembro de la Alianza por el Clima que firmó la declaración de emergencia climática en España y en nuestra ciudad, servirá de comunicación entre la plataforma y los centros  docentes de Melilla.

 

  • Cualquier persona interesada en Teacher for Future Melilla puede ponerse en contacto: teachersforfuturemelilla@gmail.com

 

¿Qué es Teachers for Future Spain? (Adaptación del manifiesto Teachers For Future Spain)

 

TEACHERS FOR FUTURE SPAIN

 

Teachers For Future Spain agrupa a un conjunto de docentes interesados por el medio ambiente, el cambio climático y las consecuencias que está produciendo el calentamiento global en nuestro planeta.

 

Teachers For Future en España surge a raíz de las primeras convocatorias de Fridays For Future en España, que apoya el movimiento surgido en Suecia y abanderado por la joven activista medioambiental Greta Thunberg.

 

Además de apoyar a nuestros estudiantes en las acciones puntuales que organicen, pretendemos promover la conciencia medioambiental y el desarrollo sostenible con acciones educativas en nuestros centros escolares en consonancia con la agenda 2030 de Naciones Unidas. Esta agenda enfatiza la urgencia de combatir las injusticias sociales, promover la igualdad y proteger los derechos humanos garantizando una protección duradera del planeta y sus recursos naturales.

 

«Estamos resueltos a poner fin a la pobreza y el hambre en todo el mundo de aquí a 2030, a combatir las desigualdades dentro de los países y entre ellos, a construir sociedades pacíficas, justas e inclusivas, a proteger los derechos humanos y promover la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de las mujeres y las niñas, y a garantizar una protección duradera del planeta y sus recursos naturales”, señalaron los Estados en la resolución.» (25 de septiembre de 2015)

 

La comunidad educativa tiene el deber de implicarse y dar respuesta a una emergencia climática que los expertos científicos han dejado claro en su informe Informe Especial 1’5 ºC, publicado por el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC: Intergovernmental Panel on Climate Change). Se exige la descarbonización completa para el año 2050, o será demasiado tarde para revertir los efectos del calentamiento global y sus consecuencias.

 

Para conseguir estos objetivos debemos actuar en distintos ámbitos: transición al uso de energías renovables, reducción drástica del consumo y utilización de envases de plástico, apostar por la economía circular (reducir, reutilizar y reciclar) y no la de producir, usar y tirar, por ejemplo.

Todo esto es imposible lograrlo si la población está desinformada, y no concienciada con su entorno y cómo puede ayudar a mejorarlo. Es aquí donde como docentes debemos dar respuesta a este desafío. Si educamos a la población en edad escolar llegamos no sólo a ellos sino a las familias alcanzando así a un gran porcentaje del entramado social.

 

Por ello proponemos:

 

NATURALIZACIÓN DE LAS PRÁCTICAS ESCOLARES PARA EL ACERCAMIENTO AL MEDIO AMBIENTE

Solamente mediante el conocimiento de nuestro entorno estaremos preparados para protegerlo y cuidarlo. Por ello es necesario salir del aula y que los estudiantes tengan contacto con la naturaleza. Debemos promover prácticas pedagógicas que faciliten el contacto con el medio, fuente inagotable de elementos para la sostenibilidad. EDUCACIÓN AMBIENTAL EN TEORÍA Y PRÁCTICA

Los contenidos relacionados con la sostenibilidad y consumo responsable deben estar incluidos en el currículo de las distintas materias y ser llevados a la prácica. ¿Cómo? Mediante, por ejemplo, la plantación de especies de árboles y plantas autóctonas en las zonas verdes de los centros y su posterior cuidado, la incorporación de zonas de compostaje, salidas a vertederos, depuradoras de aguas, desalinizadoras.

 

PROMOCIÓN DE LA SOSTENIBILIDAD GLOBAL EN LOS CENTROS ESCOLARES

Los distintos integrantes de la comunidad educativa: estudiantes, padres, administración; deben unirse en el objetivo común de promover prácticas que hagan del entorno escolar un lugar sostenible en cuanto al consumo de energía.

 

Se fomentará la instalación de paneles solares, el uso de la bicicleta en un entorno seguro mediante la construcción de carriles bici y aparcamientos, se fomentará el abandono del transporte privado para acercar a los estudiantes al centro y se informará a las familias de los perjuicios que esta práctica conlleva para la salud con la emisión de altos porcentajes de CO2.

 

Otros ejemplos de medidas que ayudarán a la reducción de la huella de carbono producida por los centros escolares pueden ser la instalación de aerogeneradores, riego por goteo, eliminación del uso de envases de plástico, reciclaje de papel y utilización de papel reciclado.

 

Hemos de convertir nuestros centros educativos en lugares descarbonizados y modelos de una transición ecológica posible a una sociedad que cuida el planeta y es consciente de sus límites. No podemos seguir enseñando contenidos que no podamos llevar a la práctica en nuestros centros.

 

Sabemos que los resultados en lo que concierne a la educación ambiental se verán a largo plazo y son el fruto de la paciencia, aún así no podemos esperar y debemos actuar YA.

 

 

 

 

 

La Consejería de Fomento no ha sabido cómo invertir 638.871 euros en paneles solares para producción fotovoltaica entre julio de 2018 a junio de 2019

Posted on Actualizado enn

 

  • Rebelión por el Clima exige conocer el destino del dinero que no se ha podido gastar en energías renovables

 

  • La emergencia climática necesita de un cambio de rumbo en la gestión que se hace en Melilla, no solo firmar declaraciones de intenciones

 

  • La Unión Europea aporta dinero a Melilla para el uso de energías renovables en las infraestructuras públicas, incluidos los edificios públicos, que no se puede gastar porque no se llega a un acuerdo con la Comandancia General.

 

Esta semana los medios de comunicación van a divulgar -ya lo estaban haciendo la semana pasada- nuevos datos sobre el aumento de emisiones de efecto invernadero, sobre los efectos que está teniendo en el medio ambiente y en las sociedades humanas, sobre las consecuencias catastróficas de la subida de temperatura del planeta por encima de 1.5 grados y de la falta de cumplimientos de los acuerdos internacionales.

 

Pero mientras sigamos mirando lo que pasa como si Melilla no fuera una parte del problema, difícilmente pasaremos de firmar declaraciones bienintencionadas  que no se reflejan en presupuestos ni en acciones concretas.

 

En esta semana clave para el futuro de la humanidad con la COP25 en Madrid, la Cumbre por el Clima, además de mirarnos el ombligo hay que mirar lo que hacemos mal en nuestra ciudad.

 

Rebelión por el Clima y las entidades sociales y sindicales que firmaron la declaración de emergencia climática queremos poner ejemplos concretos de lo que no debe repetirse nunca más en nuestra ciudad.

 

No debe repetirse que una consejería tenga dinero para cubrir un objetivo tan necesario e imprescindible como aumentar el uso de las energías renovables para producción de electricidad y usos térmicos en edificación y en infraestructuras públicas, en particular favoreciendo la generación a pequeña escala en puntos cercanos al consumo, y no consiga gastarse el dinero que tiene para eso.

 

El dinero lo aporta la Unión Europea, a través del Plan Operativo (PO) de los fondos FEDER 2014-2020. No es dinero caído de  la nada, se sabía que se contaba con él desde hace años.

 

“Las actuaciones enmarcadas en este objetivo se refieren a la implantación de energía solar en edificios públicos. Uno de los proyectos previstos, a pesar de haber sido adjudicado provisionalmente en el mes de junio de 2018, se encuentra paralizado por el Ministerio de Defensa como consecuencia de su posible afección a las instalaciones del helipuerto. No se ha logrado finalmente una localización adecuada que permita la continuidad del proyecto.”

 

Es lo que dice el documento ambiental estratégico de la reprogramación del PO FEDER de Melilla.

 

Por este motivo la cantidad asignada de 1.703656 de euros se ha reducido en  638.871, quedando solo 1.064.785 para gastar. Exigimos saber a qué se destina ese dinero porque destinarlo a obras o a más hormigón sería estafar el dinero comunitario.

 

Pero si esto es ya de por sí escandaloso y vergonzoso, mucho más es que en la evaluación el objetivo se dé por cumplido. El indicador del objetivo (el R041D.) es el aumento del % de energías renovables en consumo energético final (hidráulica, eólica, solar, geotérmica, biomasa y biocarburantes). Y se declara como tal un aumento de 1.25 Mw.

 

¿De donde han salido 1.25 Mw de aumento de producción de energías renovables en 2018? El objetivo era 0.15Mw y de esta manera, dejando de invertir más de medio millón de euros, el objetivo se cumple un 833%. Muy ambiciosos no hemos sido.

 

Esta situación solo contribuye a que la ciudadanía pierda la confianza en la clase política y se rebele contra la ineptitud que hasta el momento solo ha conseguido llevarnos al callejón en el que nos han metido y que ahora nos toca arreglar a las personas.

 

placas solares.jpg

 

A la espera de los resultados de la investigación que ha iniciado la Fiscalía en la incineradora por una denuncia de Guelaya

Posted on Actualizado enn

  • Hace casi un año que se presentó la denuncia y los ecologistas esperan que los análisis realizados a los residuos de la incineradora les den la razón.

 

  • No atender a las alegaciones de Guelaya puede costar a la Ciudad millones de euros en traslado a vertederos de la península de las escorias de la incineradora, además de las consecuencias para la salud de respirar en el paseo de Horcas el polvo que el viento levanta de las escorias.

 

Hace año y medio que Guelaya presentó sus alegaciones, que se publicaron en el BOME 5559 de 26 de junio de 2018. El problema consistía en la colmatación del vertedero de residuos no peligrosos que se abrió en 2014 como almacenamiento temporal para albergar las escorias de la incineradora de Melilla, que no podían ser vertidas como residuos inertes.

 

Sin embargo, el vaso se preparó como vertedero específico con el presupuesto base de licitación de 215.978,65 €

 

Trascurridos 4 años del comienzo de su actividad, la consejería decidió obviar los parámetros de las escorias que sobrepasan los niveles límite para ser considerados inertes  y comenzó a verter las escorias como si fueran escombros, a pesar de haber gastado previamente casi un cuarto de millón de euros en un almacenamiento temporal. O bien la construcción de un vertedero específico para escorias fue un gasto inútil de dinero público o bien se están vertiendo ilegalmente las escorias como si fueran inertes.

 

Los ecologistas denunciaron los hechos ante la Fiscalía, que abrió un expediente informativo que ha incluido la correspondiente investigación en la cual se han recogido análisis de muestras que han sido enviadas a laboratorios de la península.

 

Con estos análisis se pretende clasificar las escorias como residuos peligrosos, no peligrosos o inertes. Guelaya ha planteado sus dudas sobre si se trata de residuos peligrosos o no peligrosos pero bajo ningún concepto se pueden catalogar como inertes, como se desprende de los mismos análisis que la consejería ha puesto en información pública (“las escorias cumplen con los criterios para vertederos de inertes a excepción del contenido de cloruros y fluoruros y antimonio lixiviable”).

 

Además, los análisis se refieren a residuos “madurados” previamente durante meses, pero la gestión del vertido se está realizando sin seguir ese trámite que estaba incluido en la evaluación ambiental y por tanto es de obligado cumplimiento. Puede comprobarse que las escorias recién vertidas son más oscuras que las que han sido vertidas tiempo antes como prueba de la falta de “maduración”.

 

Los ecologistas demandan el envío a la península de las escorias del vertedero de escorias abierto en  2014 que se colmató hace casi año y medio  a cargo del Estado siguiendo la disposición adicional tercera  de la ley  22/2011 de residuos, pero la Consejería, como autoridad ambiental responsable, no atendió a las alegaciones presentadas en 2018.

 

Esta sería la solución en este momento. Si las escorias acumuladas en el vertedero de inertes y en el vaso de residuos no peligrosos desde 2014 se envían a vertederos de la península a cargo del Estado tal como la ley de residuos incluye, quedaría espacio disponible para el almacenamiento temporal de escorias.

 

La producción estimada de escorias es de 17 toneladas/día. La responsabilidad que la consejería ha contraído es la de trasladar 37.200 toneladas de escorias aproximadamente, que son las que se han vertido provisionalmente durante 6 años. Es decir, 4.380 contenedores de 8.5 toneladas. Una absoluta irresponsabilidad de los gestores de la Ciudad Autónoma para con las generaciones que tienen que seguir viviendo en Melilla.

 

Otra cosa distinta que podría agravar el problema es que como consecuencia de la investigación se demuestre que las escorias no han sido tratadas adecuadamente antes de 2014, ya que la incineradora funciona desde el siglo pasado y al menos desde 2011, con la publicación de la Ley de Residuos, la normativa sobre escorias antes de 2014 es la misma que en la actualidad.

 

vertido de escorias

 

 

 

 

 

 

POR LA RECONVERSIÓN DE ENDESA EN MELILLA

Posted on Actualizado enn

 

Comunicado enviado por la plataforma 2020 Rebelión por el Clima Melilla hoy jueves 21 de noviembre de 2019

 

  • El viernes 22 a las 18 horas se convoca concentración en la puerta de la central en avda/ de la marina española

 

  • La Autorización Ambiental Integrada que la Consejería de Medio Ambiente le ha concedido a Endesa choca con los objetivos de disminución de emisiones de efecto invernadero

 

  • Si se mantiene la actual autorización, la declaración de emergencia climática firmada por unanimidad en la asamblea sería papel mojado

 

La Plataforma 2020 Rebelión por el Clima-Melilla, que trata de aglutinar a todas las personas dispuestas a luchar contra el cambio climático, convoca a la ciudadanía melillense el viernes 22 de Noviembre a un acto pacífico de protesta por las emisiones contaminantes de la central térmica Endesa.

 

Es inadmisible que en 2019, cuando hace años que los científicos de todo el mundo nos urgen a disminuir drásticamente las emisiones de gases invernadero si no queremos caer en una catástrofe sin retorno, nuestra central térmica continúe funcionando con fuel-oil, uno de los combustibles fósiles  más contaminantes; y que, además, las emisiones de Endesa, en lugar de disminuir, aumenten año tras año. En 2017 aumentó, con respecto a 2016, un 5,2% sus emisiones de óxidos de nitrógeno y un 1,3% las de CO2.

 

1- Solicitamos que en Melilla se establezca un Plan de Reducción de Gases Invernadero y que en él se cuantifiquen los objetivos de reducción de gases invernadero, de forma que se garantice una reducción del 45% en 2030.

 

2- Solicitamos el estudio de la viabilidad de enlazar energéticamente Melilla con la península mediante un cable submarino. Si esto fuera posible, la energía suministrada por este cable sería en un 40% renovable, como lo es en la península.

 

3- Solicitamos que en Melilla se establezca un Plan de Autosuficiencia Energética donde se fije un nuevo modelo de abastecimiento de energía, en el que se maximice la implantación de energías renovables y se minimice, o finalice, el uso de combustibles fósiles, que obligue a la instalación de energías renovables en los techos de los edificios públicos y la promueva en los privados.

 

4- Solicitamos un Plan de Ahorro Energético que establezca objetivos de reducción de consumo eléctrico.

 

5- Solicitamos una nueva revisión de la Autorización Ambiental Integrada de Endesa que:

  • Deseche el uso de fuel oil y gasoil como combustibles.
  • Establezca una moratoria para los grupos de combustión que puedan ir siendo sustituidos por energías renovables
  • Establezca unos valores límite de emisión de gases contaminantes con arreglo a la normativa de Mejoras Técnicas Disponibles.

 

6- Solicitamos que se exija a Endesa, de acuerdo con la normativa europea de Mejoras Técnicas Disponibles un Plan de gestión de olores que incluya:

  • Un protocolo de monitarización de los olores.
  • Un programa de eliminación de los malos olores
  • Un protocolo de registro de incidentes de los malos olores que contenga actuaciones y plazos adecuados
  • Una revisión de los incidentes pasados, las medidas correctoras adoptadas y la difusión a la ciudadanía melillense.

 

Desde la Plataforma 2020 Rebelión por el Clima de Melilla nos comprometemos  a apoyar y difundir todas las medidas encaminadas a conseguir una reducción del 45%  de los gases invernadero para 2030.

 

una sola chimenea, endesa contamina como gran combustión

 

 

La declaración de emergencia climática firmada en la asamblea de Melilla contradice la Autorización Ambiental Integrada concedida a Endesa por la Ciudad Autónoma

Posted on

  • Para Ecologistas en Acción las consecuencias del cambio climático se resuelven con equidad y justicia social o no se resuelven. Los trabajadores de Endesa sí cuentan. 

 

  • Los problemas de los trabajadores de Endesa en Melilla no son por culpa de los ecologistas sino por la descapitalización de la empresa española a manos de la multinacional italiana Enel, que la está “saqueando” en toda España.

 

La convocatoria de concentración de Rebelión por el Clima para el viernes 22 a las 18:00 horas en la puerta de la central térmica ha provocado en redes sociales algunas críticas hacia la situación de un hipotético cierre de Endesa en Melilla.

 

Sin embargo, la reciente declaración de emergencia climática aprobada en la asamblea de la ciudad de Melilla  entra en conflicto con cualquier posibilidad de cierre de Endesa ya que lo que se ha firmado por unanimidad de todos los grupos políticos ha sido esto:

energía 3

 

La Autorización Ambiental Integrada (AAI) que la Consejería le aprobó a Endesa puede ser modificada por parte de la ciudad cuando lo estime conveniente, porque si no lo hace así estaría demostrando que la declaración aprobada por unanimidad es papel mojado.

 

La situación de Endesa como empresa dependiente de la multinacional itialiana Enel es el producto del saqueo de la antigua empresa española, que se comenzó a privatizar con Felipe González (un 25%) y terminó su proceso de privatización con Aznar (70%).

 

Va a ser muy difícil que Endesa invierta en su reconversión tecnológica para disminuir las emisiones de efecto invernadero, mejorar la calidad del aire que respiramos y en definitiva ser sostenible en Melilla si no se la obliga mediante la Autorización Ambiental Integrada (AAI), que es responsabilidad de la Ciudad Autónoma.

 

Por ello, Guelaya Ecologistas en Acción apoya e invita a l@s trabajador@s de Endesa a acudir a la concentración convocada por Rebelión por el Clima Melilla por los siguientes motivos:

 

1.- Porque son los primeros en respirar la contaminación que producen.

 

2.- Porque la multinacional de origen italiano Enel está utilizando a Endesa para hacerle el trabajo sucio. Todos los activos de Endesa en Latinoamérica y en energía renovables han sido transferidos a Enel. A Endesa le quedan en España las centrales de fuel-oil del marco extrapeninsular como la de Melilla y  las centrales de carbón (As Pontes está pendiente de cerrar aunque trabajaba con carbón colombiano, ni siquiera asturiano). Los italianos han dejado en Endesa lo insostenible.

 

3.- Porque Endesa se está endeudando para poder transferir a Enel sus ganancias. Tras reducir su actividad a España, se transfirieron a Enel 519 millones de euros que engordan el pasivo de Endesa. La deuda financiera neta se disparó por ello el 21%, hasta los 6.047 millones de euros. Esos millones son los que hacen falta para la reconversión tecnológica de Endesa en Melilla.

 

4.- Según noticias de prensa, Endesa ganó 1.463 millones de euros en 2018, de los que el 70%, más de 1.000 millones, irán a parar a Enel. A pesar de ello, su ex-presidente, Borja Prado, defendió que son tiempos difíciles y que, por tanto, hay que recortar derechos a los trabajadores y reducir sus sueldos.

 

5.- Cerca de 400 trabajadores, ex-empleados de Endesa y delegados sindicales se han manifestado hoy ante la sede de Endesa en Madrid, donde la compañía celebraba su junta de accionistas, para protestar por los recortes de derechos laborales que dicen pretende introducir la empresa en la negociación y denunciar el que consideran «vaciamiento» de Endesa por parte de Enel, el grupo italiano propietario de un 70% de Endesa.

 

6.- Todos los impuestos que Endesa tiene que pagar lo hace en Italia. Ni un euro de la producción de electricidad que pagamos en Melilla contribuyen a la Hacienda española.

 

Por ello, como personas de Melilla, acudamos a la concentración convocada por Rebelión por el Clima.

 

endesa es saqueada por enel

ENDESA: RECONVERSIÓN O CIERRE

Posted on Actualizado enn

 

Hace tres años que Guelaya-Ecologistas en Acción denunció que la normativa  que la anterior Consejería de Medio Ambiente tenía aprobada para limitar las emisiones de los gases contaminantes de la central térmica Endesa  estaba basada en una ley del año 1974, que había sido derogada hace tiempo. Según la Autorización Ambiental Integrada (AAI) que tenía en vigor, Endesa podía emitir los óxidos de nitrógeno que quisiera.

 

Cuando pusimos en conocimiento de esta ilegalidad al entonces Consejero de Medio Ambiente,  Manuel Quevedo, se comprometió a revisar la AAI de Endesa.

 

La nueva AAI de Endesa se aprobó en 2019, pero podemos decir que solo ha cambiado el formato, el fondo sigue igual.

 

Es inadmisible que la anterior Consejería de Medio Ambiente haya dado carta blanca a Endesa para seguir contaminando sin cambio alguno hasta 2030.

 

Esta Consejería, por la continua presión de Guelaya-Ecologistas en Acción, tuvo que  revisar los valores límites de gases contaminantes que Endesa podía expulsar por sus chimeneas; esta revisión forma parte de sus competencias, pero lejos de exigir a Endesa una reconversión acorde  con la normativa europea sobre Mejoras Técnicas Disponibles, de obligado cumplimiento desde el 21 de Agosto de 2021,  lo que supondría una reducción drástica de emisiones, del orden de más de 65% para los óxidos de azufre y partículas, y de más del 75% para los óxidos de nitrógeno, decidió establecer unos valores límites, hasta 2030, acordes con las emisiones actuales de Endesa; es decir,  la nueva normativa local se ha adaptado a las emisiones reales en lugar de requerir a Endesa unas inversiones tecnológicas que rebajaran las mismas.

 

Así, cuando la normativa europea para una central de Gran Combustión, como es Endesa, aunque quieran utilizar subterfugios legales para catalogarla como de Mediana Combustión, establece que en 2021 los óxidos de azufre no pueden superar los 200 miligramos por metro cúbico, a Endesa, la normativa aprobada por la anterior Consejería de Medio Ambiente le permite hasta 700; para los óxidos de nitrógeno (los más peligrosos porque son además precursores de otro contaminante, el ozono troposférico) el límite estaría en 625, pero a Endesa se le permiten 2400! hasta 2030, y 1850! en años sucesivos; y en partículas el límite estaría en 35 frente a los 100 que le han autorizado.

 

Desde Guelaya analizamos los datos que nos facilitó Endesa  sobre los valores de emisiones en continuo, que está obligada a medir, y pudimos  detectar que hay turbinas que llegan a valores pico superiores a 4000 miligramos por metro cúbico de óxidos de nitrógeno.

 

Son inadmisibles los altos niveles de mercurio, un elemento altamente cancerígeno, que se declaran vertidos al mar: 1,2 Kg en 2007 y 3,2 Kg en 2014.

 

Además de todo lo anterior, ya denunciamos en su día los malos olores que se desprenden de Endesa desde hace varios años.

 

Cuando nos pusimos en contacto con los responsables de la central nos dijeron que eran debidos al traslado de unos depósitos y que en dos meses el problema estaría solucionado. Al cabo de casi un año colocaron unos filtros, pero los malos olores persisten.

 

Guelaya presentó  12 alegaciones a la AAI de Endesa en las que solicitaba, con arreglo a la normativa vigente, el cambio a otros valores límite para las emisiones y otras formas legales de aplicar la normativa que supusieran una mayor restricción de las mismas. Todas las alegaciones, excepto una, la petición de subir la altura de las chimeneas, fueron rechazadas sin ninguna explicación.

 

Es ofensivo, decepcionante y autoritario responder a peticiones argumentadas en la legalidad vigente con un escueto “No se acepta”, sin explicación alguna. Probablemente es, incluso, ilegal.

 

Para mayor confirmación de esta  situación inasumible, el informe publicado hace tres años por  la Agencia Europea de Medioambiente titulado “Revealing the costs of air pollution from industrial facilities in Europe”, otorga a la central diesel de Melilla el puesto séptimo en el ranking de las veinte industrias europeas más contaminantes, es decir, que más costes económicos originan, proporcionalmente, por los daños a la salud derivados de sus emisiones de CO2.

 

El cambio climático es ya una realidad y no podemos seguir mirando para otro lado.

 

Es preciso reconvertir Endesa.

 

concentración endesa

 

 

Rebelión por el Clima manifiesta su satisfacción por la firma de la Declaración de Emergencia Climática en la Asamblea de Melilla

Posted on Actualizado enn

  • La unanimidad alcanzada en la votación dará continuidad a las medidas que se tomen en materia de cambio climático en los próximos 10 años.

 

  • Rebelión por el Clima Melilla se mantendrá vigilante y realizará el seguimiento de las medidas urgentes que se desprenden de la firma de esta declaración y que se verán reflejadas en los presupuestos 2020.

 

El Pleno celebrado este martes 29 de noviembre para la votación de la Declaración de Emergencia Climática en la asamblea de la Ciudad Autónoma de Melilla se saldó con la aprobación de la declaración por unanimidad de todos los grupos políticos.

 

Esto supone una satisfacción para 2020 Rebelión por el Clima Melilla al considerar que es un primer paso hacia la resolución del enorme problema de la crisis climática que pone en peligro el futuro de generaciones de jóvenes que ya están entre nosotros.

 

Tras el primer paso dado con la firma de la declaración, vendrán las medidas de urgencia y por ello estaremos vigilantes sobre las consecuencias que la declaración debe tener en los presupuestos de la Ciudad para el año 2020, donde se recojan las medidas y la dotación presupuestaria.

 

Quedamos a la espera de que se pongan en marcha los mecanismos de participación y seguimiento con los que el pleno se ha comprometido, y se fijen los objetivos evaluables y cuantitativos para el próximo año.

 

Afrontar la crisis ecológica implica, además de la firma de la declaración:

 

       1. Verdad. 

Que se diga la verdad a la ciudadanía respecto a la crítica situación climática y ecológica que vive el planeta y la responsabilidad del crecimiento económico en la degradación ecológica actual.

 

       2. Actuación inmediata. 

Reducciones drásticas de emisiones en el menor tiempo posible, en línea con lo planteado por la comunidad científica. A este respecto, se escrutarán las modificaciones del Plan Nacional de Energía y Clima y otras normativas hasta que se tengan en cuenta las alegaciones de los movimientos y organizaciones ecologistas por encima de los intereses de las empresas.

 

       3. Democracia real. 

Puesta en marcha de instrumentos ciudadanos participativos de supervisión y garantía del cumplimiento de las medidas. Entre otras, el establecimiento de instrumentos participativos, como por ejemplo las asambleas ciudadanas asesoradas en cada campo por personas expertas, objetivas e independientes (no vinculadas ni laboral ni económicamente a empresas responsables de contaminación atmosférica y/o ecológica).

 

        4. Justicia climática. 

Que la justicia climática se ponga en el centro de toda acción, para evitar que los que menos han contribuido al problema y los sectores más vulnerables sean los que más sufran los efectos.

 

En este enlace se puede descargar el documento con la Declaración de Emergencia Climática aprobada por la Asamblea de la Ciudad Autónoma de Melilla:

Declaración de Emergencia Climática. Melilla

 

 

no hay planeta b 2