Red Natura 2000

Los ecologistas de Melilla presentan en el Congreso Nacional de Ornitología una comunicación sobre la gaviota de Audouin

Posted on

  • La comunicación fue presentada por miembros SEO/Birdlife y Guelaya

 

  • Es la primera vez que todos los equipos de seguimiento de las colonias de la demarcación marina Estrecho Alborán coordinan sus esfuerzos como consecuencia de las Jornadas técnicas de la especie organizadas por Guelaya Ecologistas en Acción en Melilla en mayo pasado.

 

  • Melilla es el único territorio autónomo español que no cuenta con ninguna ZEPA (Zona de Especial Protección de Aves)

 

  • Desde 2010 no se ha firmado ningún convenio para el desarrollo de la Red Natura 2000 en la ciudad entre el ministerio y la consejería

 

El pasado viernes se presentó en el XXIV Congreso Nacional de Ornitología celebrado en Cádiz una comunicación fruto de la coordinación de los equipos de seguimiento de la gaviota de Audouin en la demarcación Estrecho Alborán, especie catalogada como vulnerable y que desde hace 6 años se reproduce en la ciudad de Melilla, en parte como consecuencia del declive poblacional de la gran colonia de Chafarinas, de la que solo quedan 140 nidos frente a los más de 350 que se han estabilizado en Melilla.

La idea de coordinar los equipos de seguimiento de la isla de Alborán, de la Junta de Andalucía, de la ciudad de Ceuta, voluntarios de SEO Ceuta y de la ciudad de Melilla, voluntarios de SEO Melilla y de Guelaya, que a su vez censaron los peñones de Alhucemas los últimos dos años, surgió en las conclusiones de las Jornadas técnicas organizadas por Guelaya Ecologistas en Acción Melilla celebradas en mayo, con la colaboración del Campus de la UGR, que congregó en la ciudad a representantes de todos los equipos de seguimiento, junto a técnicos del ministerio de Transición Ecológica.

Como conclusión de las Jornadas, además de la necesidad de coordinar los equipos de seguimiento de las colonias de la demarcación marina, se llegó a la necesidad de activar el grupo de trabajo de la Gaviota de Audouin, que lleva algo más de una década sin reunirse.

La población de la gaviota de Audouin en la demarcación marina Estrecho Alborán se ha reducido a la mitad de lo que era el objetivo de buen estado ecológico de la especie en la demarcación, por lo que urge conocer el estado de la especie en el resto de demarcaciones marinas.

El conocimiento preciso de las colonias por parte de los equipos de seguimiento, que en Ceuta y Melilla no reciben apoyo oficial de ninguna administración, ha permitido detectar la necesidad de ampliación de la Red Naturta 2000 en Melilla mediante la creación de una ZEPA (Zona de Especial Protección de Aves), que cumple con la condiciones técnicas definidas para la creación de zonas de especial importancia para las aves (IBAS).

Por ello, Melilla, que es el único territorio autónomo de España que no posee ninguna ZEPA, está en condición de tenerla al cumplir los requerimientos técnicos de la reglamentación de aves que la propia ciudad autónoma aprobó el año pasado al albergar sobradamente más del 1% de la población mundial de la especie y formar parte de un corredor de migraciones de aves marinas y terrestres.

Pero las medidas de conservación en la Red Natura 2000 en Melilla se están haciendo esperar ante la ausencia de un marco de colaboración entre la administración central y autonómica, que desde 2010 no ha firmado ningún convenio de colaboración en la materia.

Esperamos que los esfuerzos que están realizando las entidades ecologistas por la conservación de las aves en Melilla, tanto Ecologistas en Acción como SEO/Birldlife, se vean recompensadas con una inversión pública a la altura de las necesidades de adoptar medidas de conservación y de ampliar la Red Natura 2000 en la ciudad de Melilla.

 

 

Guelaya espera que el cambio llegue al medio ambiente en Melilla

Posted on Actualizado enn

  •  Los ecologistas estamos dispuestos a colaborar con la consejería en la defensa de la sostenibilidad de la ciudad.

  •  Las aspiraciones de la asociación para los próximos cuatro años son las mismas que se anunciaron antes de las elecciones

 

  •  Las expectativas que el nuevo gobierno ha creado son altas

 

Como siempre que se inicia la gestión de un nuevo Gobierno de la ciudad se renuevan las ilusiones por alcanzar los objetivos medioambientales que en el período anterior no se pudieron conseguir. Y después de un cambio de partido en el gobierno las expectativas aumentan.

 

La Consejería de Medio Ambiente en este inicio de legislatura puede contar con la colaboración de Guelaya para resolver los numerosos problemas que el período anterior nos ha dejado, disposición que comenzará respetando los 100 días de gestión.

 

Guelaya no puede engañar a nadie en lo que respecta a lo que va a pedir al nuevo gobierno autonómico ya que la asociación se dirigió a todos los partidos y a la opinión pública antes de las elecciones, haciendo explícita su identificación de problemas y la propuesta de soluciones para los próximos cuatro años.

 

Tres son las líneas de actuación que a juicio de los ecologistas deberían marcar la hoja de ruta de la consejería:

 

Cambio climático

El principal problema al que se enfrenta la ciudad, necesario para asegurar la sostenibilidad social y económica, es el cambio climático. Adoptar medidas para frenar el cambio climático es una condición necesaria, pero no suficiente, para asegurar el empleo y el bienestar social.

 

No es que el medio ambiente sea el problema, es que es la solución, no es que sea más importante que las personas, es que las personas dependen del medio ambiente.

 

Luchar contra el cambio climático es claramente un asunto de participación social y por ello Guelaya se suma a la petición que otras organizaciones están haciendo en toda España y en toda Europa, y en concreto a la que realizará Rebelión por el Clima Melilla.

 

En la medida de nuestras fuerzas trabajaremos desde la sociedad civil para que la clase política adopte a partir de ahora las medidas que no ha adoptado en el pasado, de acuerdo con los criterios científicos del Panel de Expertos de Cambio Climático de Naciones Unidas.

 

Pérdida de biodiversidad y contaminación

Es una consecuencia del cambio climático como problema global, pero en Melilla se acrecienta por la testarudez de 19 años de política ambiental que han tenido como consecuencia un enorme retraso en disposiciones normativas actualizadas y en servicios públicos, como saber qué contaminación atmosférica existe en la ciudad para que los alérgicos y personas con problemas respiratorios puedan saber a qué se expone, tanto  si la contaminación es propia o transfronteriza.

 

El trabajo que hay pendiente en este campo es enorme. La reglamentación de aves que se realizó en los últimos cuatro año por imperativo legal de un tribunal europeo para evitar la captura de fringílidos ha sido el único avance en los pasados 4 años.

 

Pero no tenemos ningún reglamento que proteja la flora y fauna local, ni la de los parques y jardines, incluyendo normas para hacer podas respetuosas con la gente y los árboles, ni la de los espacios protegidos, ni los planes para las especies protegidas.

 

Vertidos ilegales de escombros y basuras en general, coches que entran y salen de los espacios protegidos de hacer botellón y cosas peores son solo ejemplos de una situación que no se ha conseguido controlar hasta el momento.

 

El río de Oro

Por último pero no por ello menos importante, los próximos cuatro años deben ser el período en el que el río de Oro deje de ser un estercolero y vertedero ilegal de escombros para ser un río por donde pasa agua, viven la flora y fauna local autóctona, la gente recupera un espacio natural para su uso y disfrute de las generaciones actuales y venideras, y cientos de personas encuentran un empleo trabajando en un proyecto que ya tiene más de 2 millones de euros consignados y que debe comenzar lo antes posible.

 

parada podas
Fotografía de los árboles de Carlos de Arellano el día del cese de las podas.

 

 

 

Guelaya realizará en el mes de enero dos reforestaciones en el barranco del Nano, los días 12 y 19

Posted on Actualizado enn

  • Este sábado 12 de enero se realizará la reforestación solidaria de Guelaya en el barranco del Nano (junto a la entrada del embalse de las Adelfas)

 

  • Todas las personas que quieran participar están invitadas

 

  • Las donaciones se destinarán a la adquisición de material para “Cañada Viva!”

Un año más, Guelaya Ecologistas en Acción apuesta por el barranco del Nano como espacio protegido de la Red Natura 2000 que es y realizará dos reforestaciones de especies autóctonas obtenidas de semillas locales, con el objeto de mejorar los hábitat y especies prioritarias de esta zona de especial conservación.

El barranco del Nano es una zona protegida de la ciudad, que guarda numerosos valores naturales que además suponen algo imprescindible en un territorio tan limitado con el melillense, a pesar de lo cual sigue siendo maltratada por muchas personas que la invaden con sus vehículos motorizados, la ensucian, propician la erosión, destruyen las matas pequeñas y la utilizan con fines poco decorosos.

Además, está afectada por la presencia de especies invasoras, que han proliferado hasta llegar a cubrir casi totalmente algunas zonas como el cauce del propio barranco del Nano, por lo que la Consejería ha debido tomar cartas en el asunto, contratando servicios externos para el control de especies invasoras y suponiendo un gasto añadido al erario público.

La primera de las actividades será el próximo sábado día 12 de enero, desde las 12h, cuando se realizará la ya tradicional reforestación solidaria, que consistirá en la entrega de plantones a cambio de pequeñas donaciones económicas voluntarias. Guelaya provee de las herramientas necesarias para sembrar, siendo interesante quizá que cada persona asista con una gorra y agua para consumo propio, además de unos guantes si se desea. Con la actividad se intenta cubrir un triple objetivo: la mejora ambiental en forma de trabajo voluntario haciendo posible la participación de todas las personas, con especial interés por la participación familiar ya que no importa la edad o competencia física, promoviendo de esta manera el amor por la naturaleza, segundo objetivo de la actividad.

El tercer objetivo en la primera plantación del año siempre es la colaboración con alguna entidad importante de nuestra ciudad. En esta ocasión, Guelaya colabora con ‘Cañada Viva!’, que es un programa impulsado por la Asociación de Madres y Padres (AMPA) del CEIP León Solá. Está compuesto por diferentes proyectos socioeducativos en el ámbito de la formación, la cultura, el asociacionismo, los derechos de la infancia, el medio ambiente, el deporte o la salud.

Es una iniciativa que arrancó a finales de 2016 y cuenta con una gran aceptación y participación en todo el barrio de la Cañada, Palmeras, etc., realizando diferentes acciones que se llevan a cabo a diario en horario de maña y tarde, e incluso con actividades en diversos lugares de la ciudad de Melilla y fuera de nuestra ciudad. Recientemente, además ha sido seleccionado por el Premio Nacional de Acción Magistral como una de las 15 mejores propuestas de AMPA de toda España.
Se puede tener más información a través de su página de facebook:   www.facebook.com/ampaleonsola

cartel reforestacion solidaria 2019

Deporte e incivismo en los espacios naturales de Melilla

Posted on Actualizado enn

Ya hemos comentado muchas veces que el problema del incivismo en Melilla está particularmente extendido y afecta a colectivos que en otros lugares suelen estar especialmente concienciados, como es el colectivo de los deportistas. Estas imágenes empañan la imagen de los grupos que practican el runnig en Melilla, donde por cierto contamos con muchos amigos, y vuelve a poner en cuestión la conveniencia de usar nuestros espacios naturales para eventos deportivos. Estas fotos fueron tomadas hace dos semanas por Franci Ruiz, del grupo senderista Botas Rotas, en el espacio natural del barranco del Nano, incluido en la Red Natura 2000 de espacios naturales europeos. Fueron hechas unas semanas después de la celebración de la última maratón que transcurría por allí, y muestran envases de los geles energéticos que suelen tomar los deportistas que practican el running.

Los escombros llegan a la Red Natura de Melilla

Posted on

Teniendo en cuenta la impunidad con la que se vierten los escombros en la periferia de Melilla, estaba claro que esto tenía que ocurrir: Se ha formado una escombrera dentro de la zona ZEC (Zona de Especial Protección) del Nano.

escombrera NanoTenemos que recordar que las zonas ZEC están integradas en la Red Natura 2000 y por tanto amparadas por la legislación europea, que fue la que impulsó su creación. Son fondos europeos también, y no pocos, los que se emplean para la gestión de estos espacios naturales, por lo que nuestra indignación debería ser por partida doble: como melillenses por el deterioro de nuestros espacios naturales con total impunidad, y como europeos por tirar nuestro dinero.

La suciedad en Melilla alcanza niveles intolerables

Posted on Actualizado enn

Son incontables las veces que Guelaya ha denunciado los vertidos de escombros y basura que se acumulan en la periferia de la ciudad, y nuestra frustración no puede ser mayor: desde la primera vez que denunciamos esta situación, los vertidos se han multiplicado por tres, y no hemos conseguido más que vagas promesas de las autoridades competentes de que en un futuro se tomarán medidas al respecto.

basura

Especialmente grave es lo que está ocurriendo en el Camino de Carros, una pista que está llamada  a ser el famoso Sendero Verde, uno de tantos proyectos de la consejería de medio ambiente de los que no hemos vuelto a tener noticias desde hace muchos meses. Los vertidos de escombros y todo tipo de desperdicios se suceden DIARIAMENTE, a plena luz del día en muchos casos, y con total impunidad siempre. Muchos de estos vertidos se producen en el tramo que cruza por el espacio natural del barranco del Nano, que pertenece a la Red Natura 2000 de espacios naturales europeos; increíble. Otro punto vergonzante es el tramo de la pista que cruza el río de Oro, a escasos metros de la carretera de Farkhana, o el que discurre en paralelo al arroyo Alfonso XIII, cerca del jardín Valenciano.

escombros 3escombros 2

A pesar de las numerosas denuncias públicas de nuestra asociación, ninguna de las instituciones que en teoría tiene jurisdicción sobre esta zona muestra el mínimo interés por remediar la situación. El hecho de que no se sepa muy bien si lo que ocurre en esta pista es competencia de la ciudad autónoma, del ejército o de la delegación del gobierno no debería servir de excusa para que este lugar presente tal estado de abandono y desidia, pero es así, y estamos hartos de oír cómo extraoficialmente estas instituciones se culpan unas a otras de la situación, y se pasan la bola de la responsabilidad de solucionarla.

Los melillenses no somos inocentes en este asunto; empezando por los que realizan estos vertidos con una falta absoluta de civismo y de ética, y pasando por los que piensan que tal acumulación de basura en nuestros espacios naturales no les afecta en nada, o por los que realizan una obra en casa y se desentienden del destino de los escombros resultantes de esa obra, los ciudadanos de Melilla somos responsables en un porcentaje muy alto de la actual situación. De hecho, cuando se le pregunta a un melillense sobre quién cree que son los que realizan estos vertidos, es muy habitual que culpe a un colectivo o a otro del desaguisado, tal como hacen nuestras autoridades. Por desgracia, esto no es así; en Melilla hace tiempo que el civismo brilla por su ausencia, y aquí no hay ricos ni pobres, todos ensuciamos. Quizás nos esté calando la desidia con la que la administración trata este tema, pero no hay institución ni colectivo que esté en posición de dar ejemplo en estos momentos. Sabemos de lo que hablamos, pues visitamos asiduamente los espacios naturales de Melilla, y somos testigos de actitudes nada cívicas de ciudadanos pertenecientes a colectivos como el ejército o el mundillo del deporte, colectivos que en cualquier lugar de la península gozan de merecida fama de civismo y ciudadanía.

¿Qué falla en Melilla? Es difícil hacer un diagnóstico definitivo, pero la situación ya hace tiempo que es intolerable. Para saber el efecto que esta suciedad produce en la gente que visita la ciudad, no hay más que preguntar a los que por motivos laborales pasan algún tiempo en Melilla: son muchos los que opinan que en estos momentos no es un lugar muy apropiado para vivir, y señalan la falta de limpieza como el principal motivo.

escombros 5

escombrosDSCN7751escombros 4

La acumulación de residuos en la periferia de la ciudad es, pues, sólo un síntoma de un problema mucho mayor, que es la falta de civismo de buena parte de los melillenses y la desidia de nuestras autoridades. El hecho de que algunas zonas de la ciudad aparenten estar medianamente limpias es porque a esas zonas se destinan más muchos más medios para limpiarla que al resto de la ciudad.

Propuestas de Guelaya

Hemos propuesto ya en otras ocasiones que las actitudes incívicas relacionadas con los residuos sean sancionadas económicamente, como ya se hace en el resto de las ciudades del Estado, pero nuestra reclamación siempre cae en saco roto. Las sanciones económicas han supuesto un antes y un después para otras actitudes incívicas que se creían insalvables, tales como fumar dentro de los locales o no ponerse el cinturón de seguridad.

Asímismo hemos tenido que recordar ya varias veces a la consejería de medio ambiente que está obligada por la directiva europea de residuos a instalar los contenedores amarillos para envases, así como puntos limpios para depositar los electrodomésticos y el material electrónico de desecho. Las respuestas siempre han sido vagas y esquivas.

Desde Guelaya avisamos también que los vertidos de escombros en la ciudad aumentaron de forma exponencial a partir de la entrada en funcionamiento de la planta de afinos. Este aumento de los vertidos está directamente relacionado con unos horarios de recepción de los escombros que no tienen en cuenta las horas a las que los pequeños contratistas pueden ir a tirarlos, y está relacionado también con el excesivo precio que se cobra por cada tonelada de escombros. Desde la consejería se nos aseguró en varias ocasiones que para evitar esto la planta de recepción de escombros tenía ordenado cobrar sólo a partir de la primera tonelada, pero esto nunca se ha cumplido; hemos tenido ocasión de comprobarlo.

Tenemos el convencimiento de que la aplicación de tales propuestas revertiría la situación en gran medida, pero ante el estado de paralización de la consejería de medio ambiente no albergamos ninguna esperanza de que se tomen medidas en la actual administración; habrá que esperar a la que salga de las elecciones de mayo para recordar esta cuestión a los nuevos responsables de la ciudad.

Mientras, la suciedad se acumula en los espacios verdes de Melilla, y empieza a adueñarse del resto de la ciudad.

IMG-20150321-WA0004