Ciudad 30

Guelaya reinvindica Pies, pedales, transporte público y Zonas de Bajas emisiones para lograr ciudades sin emisiones en la Semana europea de la Movilidad (SEM)

Posted on Actualizado enn

· Ecologistas en Acción Mellilla apuesta por potenciar la movilidad activa y el transporte público, además de implantar zonas de cero emisiones para conseguir ciudades sin emisiones.
. Guelaya renuncia a las actividades en la calle que tenía planificada para esta SEM por el aumento de contagios de COVID-19 en la ciudad
. Ahora más que nunca debemos movernos en bicicleta para defender las ciclocalles y exigir la pacificación del tráfico.

El miércoles 16 de septiembre comienza la semana europea de la movilidad, que Ecologistas en Acción aprovechará para lanzar la recta final de su campaña ‘Confinemos los coches’. Se trata de una propuesta creada durante las semanas de confinamiento y que propone ceder el espacio urbano a las personas frente a los coches. La fórmula de la organización ecologista es pies + pedales + transporte público + Zonas de Bajas Emisiones y, a ser posible, zonas de cero emisiones, de modo que los pocos coches que circulen sean coches poco contaminantes o, aún mejor, cero emisiones. 
Esta propuesta de restringir la entrada de coches a las ciudades y un reparto del espacio público más favorable para viandantes, ciclistas y transporte público está respaldada por más de un 80 % de la población española, según una encuesta realizada por YouGov. También más de 40 organizaciones de la sociedad civil han reclamado en los últimos meses este tipo de cambios para las ciudades.
A pesar de los avances que se están poniendo en marcha en Melilla como la ciclocalle, el repunte de la violencia vial en forma de atropellos en las últimas semanas está llegando a los colectivos más vulnerables, los peatones y los ciclistas. El modelo de ciudad 30 ni se cumple ni se sanciona.
Además, el problema del transporte público en nuestra ciudad sigue siendo grave porque está infrautilizado. Lejos de mejorar, la situación del transporte colectivo está empeorando de forma peligrosa. Echamos de menos inversiones en marquesinas y horarios públicos en todas las líneas.
Ecologistas en Acción exige a todas las administraciones que tomen medidas en el ámbito de sus competencias para revertir esta situación y lograr ciudades con aire saludable y sin emisiones.

Leer el resto de esta entrada »

Melilla debe dar el salto del uso deportivo de la bicicleta al uso como medio de transporte

Posted on Actualizado enn

  • Las medidas para ganar espacio público al peatón y al ciclista han demostrado que la ciudadanía quiere movilidad sostenible. Las medidas deben ser permanentes después del COVID 19.

 

  • Existe consenso social, institucional y político suficientes y los instrumentos necesarios de Ciudad 30 para dar el salto hacia el objetivo de disminuir al menos un 10% el uso del coche privado en favor del transporte público, la peatonalización y las ciclovías.

 

  • Solo hace falta que la policía local haga cumplir la pacificación del tráfico para que las personas y ciclistas perciban la vía pública como algo más seguro de como lo perciben ahora.

 

Para Guelaya el Día Mundial de la Bicicleta es una ocasión para reivindicar movilidad sostenible, una movilidad que se ha visto afectada en nuestra vida cotidiana por el COVID 19 y que ha venido a  demostrar que la ciudad está preparada para dar el gran salto hacia los objetivos del Pacto por la movilidad que tantos años de lucha ha provocado por parte de tanta gente e instituciones.

 

Tenemos las herramientas que se han ido sacando adelante por consenso, sobre todo el modelo de Ciudad 30 y el avance en la peatonalización del centro, pendiente eso sí de que sea una realidad igualmente en los barrios de la ciudad.

 

La disposición de la ciudadanía para aprovechar las oportunidades que se le han dado al cortar de forma transitoria espacios usualmente ocupados por coches privados ha sido magnífica, como nunca antes se había hecho; miles de personas y cientos de bicicletas se han movido por aumentar la salud y la seguridad, además de por el medio ambiente y la contaminación que nos ahorramos con la movilidad sostenible.

 

Las medidas que se han tomado de forma provisional tienen que dejar de serlo para pasar a permanentes. No hay excusa para retroceder ahora en eso.

 

No es una cuestión de señales y placas de velocidad en una Ciudad 30 donde todas tienen la misma limitación, sino de todo lo contrario, de quitar las placas y señales luminosas de 40 que siguen puestas a pesar de que lleva años en el BOME publicadas las calles 30.

 

Va siendo hora de que las obras diseñen calles más seguras. Obras que salvan vidas porque reducirán las víctimas del tráfico. Tanto la DGT como el área de movilidad saben cuales son las medidas que tienen que adoptarse, solo hace falta ejecutarlas.

 

Y para ello necesitamos que la policía local colabore en un objetivo de ciudad, y que los recursos de los que se les dota con dinero público no acaben arrumbados en un garaje como el multacar. Toda la ciudad sabe que las cajas de los radares están vacías, ¿a que se espera para comprar radares y poner multas por exceso de velocidad?

 

El tráfico ha disminuido obligado por el confinamiento, pero tiene el riesgo de repuntar por encima del porcentaje ya alto que tenía antes del COVID 19, sobre todo por la desconfianza hacia el transporte público, la gran cenicienta en Melilla de la movilidad sostenible. Por supuesto que hay que apoyar al transporte público, pero haciendo inversiones para hacerlo competitivo, porque con subvenciones a fondo perdido llevamos muchos años.

 

En el Día Mundial de la Bicicleta esperamos que este fin de semana la ciclovía que se ha anunciado hace semanas sea una realidad, y podamos disfrutar de la bicicleta no solo como actividad saludable sino como medio de transporte que respeta las normas de sanidad del COVID 19.

 

parking bicis

 

 

 

 

 

 

Guelaya y MelillaConbici promoverán junto a Rebelión por el Clima actividades en la Semana Europea de la Movilidad 2019 en Melilla

Posted on Actualizado enn

  • El viernes 5 de julio se ha dirigido a la Ciudad Autónoma una propuesta de actividades para coordinar y colaborar en las actividades que la consejería organice.

  • La movilidad sostenible es una de las áreas de actuación para las medidas que la ciudad debe adoptar ante la emergencia climática, por lo que Rebelión por el Clima Melilla organizará actividades en el corte de tráfico de la Avenida que se ha propuesto.

  • Como entidades que forman parte del Pacto por la Movilidad, Guelaya y Melilla ConBici han solicitado a la Ciudad Autónoma la convocatoria del Pacto para consensuar el desarrollo del Plan de Movilidad Sostenible de Melilla

 

La declaración de emergencia climática presentada por la Alianza por el Clima a la Asamblea de Melilla plantea la necesidad de dar una respuesta política al mayor problema que la Humanidad tiene en este el momento, la crisis climática.

Una de las áreas de actuación en materia de crisis climática es la contaminación atmosférica provocada por los vehículos a motor, que en Melilla son un parque de 65.000 automóviles en solo 12 kilómetros cuadrados con una población de 85.000 habitantes, en donde cada familia tiene una media de más de 2 vehículos, sin contar lo que entra por las fronteras que incrementa la contaminación, aunque tanto como la edad media del parque móvil de la ciudad, de los más viejos de España si no el más viejo.

Por eso las entidades, plataformas ciudadanas, sindicatos y personas que respaldan la declaración de emergencia climática instan al nuevo gobierno a plantear sus políticas para disminuir la contaminación atmosférica provocada por el tráfico en Melilla para que se reduzca un 7% anual la producción de gases invernadero y para que las personas de Melilla con problemas respiratorios puedan respirar sin riesgo.

La Semana Europea de Movilidad 2019 se desarrolla del 16 al 22 de septiembre. Este evento, que tiene su origen en la Unión Europea, está coordinado en España por el Ministerio de Transición Ecológica y el año pasado reconoció la labor de la Mesa por la Movilidad de Melilla en la organización de actividades en la ciudad.

La Consejería de Coordinación y Medio Ambiente de Melilla, mientras tanto, se negaba el año pasado a reconocer a la Mesa por la Movilidad, y decidía esponsorizarse por empresas y marcas comerciales del automóvil que apostaban por el coche eléctrico, en una ciudad en donde la electricidad se produce con fuel-oil, y en donde el porcentaje de energías renovables es próximo a 0.

El 27% del inventario nacional de gases de efecto invernadero procede del transporte, tal como se hacen las estadísticas en España, y el 25% de esas emisiones proceden del transporte terrestre, porque nadie quiere asumir el impacto ambiental del transporte internacional marítimo o aéreo, mucho mayor que el transporte terrestre, donde el punto de salida o de entrada no es español.

Eso nadie lo contabiliza.

La Semana Europea de la Movilidad 2019 es una oportunidad para que las iniciativas de las entidades sin ánimo de lucro que están dispuestas de forma voluntaria a contribuir con su esfuerzo, incluso económico y personal, como llevan haciendo desde hace años en ausencia de un apoyo institucional al voluntariado ambiental, se coordinen con la Consejería de Medio Ambiente, ante la imposibilidad de haberlo podido hacer en los últimos 4 años.

Es la sociedad civil la que demanda soluciones que hasta el momento la Consejería de Medio Ambiente no ha sabido satisfacer, como lo demuestra que Melilla haya sido el último territorio autonómico en implantar los contenedores amarillos, que actualmente no tienen construidas ni siquiera las instalaciones para enviar los residuos de envases plásticos a la península, porque se está licitando la obra, a la espera de que al finales de año podamos decir que el plan de residuos que se aprobó se cumple.

El nuevo Gobierno tiene una oportunidad de demostrar que es posible coordinar actuaciones, siempre que se tenga claro que aceptar la esponsorización del lobby automovilístico no es el camino que la gente quiere en la movilidad de Melilla, porque sostenible es que Melilla sea más segura y más cómoda para caminar, que los kilómetros de carril-bici que se construyen al año sean un objetivo conocido, para no esperar 70 años a que se cumpla el PMUS, que el porcentaje de utilización de la COA aumente, para hacerla rentable y que no nos cueste las subvenciones de dinero público que nos cuesta, que la pacificación del tráfico se consiga con el modelo de Ciudad 30, y que la ciudad sea más accesible, porque falta accesibilidad en todos los barrios, no solo en el centro.

 

semana movilidad

Guelaya niega que se haya consensuado en el Foro por la Movilidad el proyecto de Ciudad 30 que la oficina del PMUS ha enviado para su aprobación al Consejo de gobierno de la ciudad

Posted on Actualizado enn

Guelaya ha traslado a las entidades del Foro por la movilidad, a la oficina de movilidad y al consejero de coordinación y medio ambiente su malestar por las formas empleadas para la aprobación de la Ciudad 30 por parte del equipo de gobierno que lleva años oponiéndose a esa reivindicación.

 

  • Más de un tercio de las entidades que forman el Foro por la movilidad solicitaron un Foro extraordinario el 26 de noviembre para debatir las medidas a adoptar y ni siquiera se ha respondido con un recibí 24 días después.

 

No se puede dar por consensuada la propuesta que un tercio de entidades presentamos el 17 de julio pasado, porque ni siquiera se ha debatido en el Foro. Fruto de ello, un tercio de entidades que forman parte del Foro firmamos un escrito el pasado 26 de noviembre para que la ciudad convoque una reunión extraordinaria con el objeto de debatir la propuesta presentada en julio.

 

El Foro anunciado en  septiembre, en el que debía discutirse la propuesta, no se convocó, y el convocado en noviembre tenía como punto único la presentación del anteproyecto de obras del centro.

 

Al enviar ahora al consejo de gobierno la decisión de Ciudad 30 sin convocar la reunión que se ha solicitado se está incumpliendo la única norma que sí ha sido consensuada, la que convocar al Foro a petición de un tercio  de las entidades.

 

  • El consejero se ha negado a proporcionar a las entidades del Foro la información que vienen demandando a la Consejería de seguridad ciudadana a lo largo del año.

 

Por otro lado, la credibilidad del foro queda cuestionada por el hecho de que se está negando información que consideramos pública y que es necesaria conocer para hacer propuestas ajustadas a la realidad.

 

¿De que sirve aprobar limitaciones de velocidad si después no se controlan o no se  ponen multas? La policía local posee un radar móvil desde hace años. ¿Cuantas multas pone cada año?, ¿se respetan o no se respetan las limitaciones de velocidad en Melilla?

 

Tanto Guelaya como MelillaConBici, en nombre propio y en representación de otras entidades han pedido las memorias de tráfico de la policía local para conocer las estadísticas de los atestados en los últimos cinco años. Igualmente hemos demandado información para saber cómo se ha utilizado el “multacar” comprado este año.

 

  • La Ciudad 30 es una demanda que las entidades sociales del foro defendieron antes de  2014, año en que se aprobó el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), y ahora se va aprobar en toda España en el nuevo reglamento de tráfico.

 

El mes pasado la ciudad seguía resistiéndose a la aprobación de la Ciudad 30, a pesar de que el PMUS apuesta claramente por ese modelo. Ha sido en las últimas semanas cuando se ha cambiado de opinión, debido a la coincidencia de otros factores, como la noticia de que el reglamento de tráfico lo va a incluir en su reforma y el hecho de que la siniestralidad vial de la ciudad haya aumentado dramáticamente en cuanto a víctimas mortales, además de otros indicadores, que incluso con ligeros descensos (chapa y puntura), nos sitúan entre las peores estadísticas españolas.

 

  • Aprobar medidas sin establecer objetivos, indicadores de seguimiento y criterios de evaluación es un brindis al sol

 

Bien está que se apruebe la ciudad 30, y nos felicitamos por ello, pero eso no era lo único que se proponía.

 

La discrepancia principal con el consejero de coordinación y medio ambiente se basa en que lo que para nosotros es el 50% de la propuesta que hemos hecho al Foro, para él es el 10%.

 

¿La limitación de velocidad por qué se impone? ¿por motivos de seguridad vial, para invitar a los conductores a dejar el coche y utilizar modalidades de movilidad sostenible, para beneficiar al transporte público o para disminuir los puntos negros de ruido producido por el tráfico?

 

Demandamos objetivos claros, indicadores cuantificables para cada uno de ellos, y evaluar periódicamente si las medidas que se toman funcionan o no.

 

Este es el debate que no se quiere tener, y no es el 10% del problema sino mucho más. Al negarlo, se está poniendo en duda la credibilidad del foro y la utilidad de pertenecer al mismo.

Ciudad 30