siniestralidad vial

“Decepcionante Foro”, el resumen de las entidades defensoras de la movilidad sostenible

Posted on Actualizado enn

  • Una descafeinada convocatoria del Foro, al faltar alrededor de la mitad de las entidades, aprobó la zona azul en la calle general Marina
  • El preacuerdo adoptado entre la Consejería y los comerciantes desvió el Foro por la movilidad a un encuentro centrado en lo económico a corto plazo
  • Los argumentos técnicos y alternativas viables que presentó la Mesa por la Movilidad y el resto de entidades resultaron imposibles de consensuar, aunque el Consejero terminó aceptando incluir un punto sobre Seguridad vial en el próximo Foro

Ninguna ciudad europea habría aprobado una zona azul en una calle a 100 metros de un parking de 1.400 plaza que está vacío o cerrado, como se aprobó en el Foro de la Movilidad de Melilla realizado ayer. Pero no era de movilidad sostenible a lo que la mayoría de entidades presentes acudieron, sino a hacer valer la promesa que desde la Ciudad se le hizo a los comerciantes sobre la creación de cierto modelo de zona azul de Melilla, en una medida parcial e insuficiente.

Desde las organizaciones que conformamos la Mesa por la Movilidad se planteó en todo momento el apoyo y solidaridad con el comercio del centro frente a las grandes superficies, y se le tendió la mano para una reactivación basada en la animación de las calles peatonales. Además, se evidenció que las dificultades económicas por las que pasa ese sector, como el de hostelería y como el de tantas personas trabajadoras afectadas por la pandemia, no eran provocados por la movilidad sostenible, que lejos de ser el problema es la solución para la reactivación del centro, como ocurre en todas las ciudades medias y grandes de España.

Invitar a la gente de Melilla a ir al centro a comprar en coche gracias a la zona azul no va a resolver problemas como el cierre de la frontera, el aumento de la venta on line, los altos alquileres fijados por las franquicias, la crisis económica de una población azotada por la pandemia o la competencia de las grandes superficies, pero sí va a crear un tráfico de agitación innecesario que va a provocar humos y contaminación, ruidos y en definitiva, problemas de salud ambiental que desanimará a quienes quisieran ir a comprar.

Además, la zona azul es en todo caso provisional por insostenible, por la imposibilidad de mantenerla el año que viene cuando se confirme la tambien promesa de la Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad de poner en marcha en Melilla la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) del Centro. Solo los vehículos más recientes podrán aparcar en la ZBE en una ciudad que tiene un parque móvil de más de 11 años de antigüedad media.

La zona azul no solo va a ser usada por muy pocos vehículos, sino que también va a impedir el acceso a sus casas a los residentes que tendrán que dejar sus vehículos en los aparcamientos subterráneos, esos que fueron tan costosos para el erario público, pagando más de 100 euros al mes y sin poder acercar a sus casas las compras, las maletas o las personas de movilidad reducida.

Todos esos argumentos fueron presentados por la Mesa por la Movilidad y el PSOE, aceptando incluso la idea de sustituir aparcamientos en superficie por aparcamientos subterráneos, pero no surtieron ningún efecto porque la decisión estaba ya tomada. Se dejó claro que la opinión que debía prevalecer era la de los representantes de los comerciantes, aunque como se demuestra no sea acertada. Ni siquiera se contempló la propuesta de mejorar entornos escolares saludables presentada por el PSOE como socio en el Gobierno, ni la de fijar criterios de intervención para incluir iniciativas en todos los centros educativos de la ciudad realizada por la Mesa por la  Movilidad.

Si el Foro debe ser obviamente una herramienta de consenso, incluso se podría haber dejado sobre la mesa la aprobación de la zona azul a la espera de que se presente, en su caso, el nuevo proyecto para derribar el muro del parque Hernández, que va a modificar tal como lo reconoció el propio Consejero, el plan de 150 aparcamientos que se nos presentaba en ese momento.

Integrar la calle general Marina para hacerla una extensión del parque, como zona 10 con plataforma única, con terrazas y como calle paseable en definitiva podría ser una idea a contemplar, pero la zona azul impedirá esa posibilidad o se obligará a deshacer todo en breve.

Se debatió un cambio de sentido de la Calle Gran Capitán, donde si se mantiene la recta para el tráfico motorizado necesitará pasos de peatones elevados, y si hay plataforma única precisará un itinerario sinuoso para evitar la violencia vial.

Finalmente, los representantes de la Mesa tuvimos que esperar a ruegos y preguntas para recordar que desde diciembre se han presentado ya 3 peticiones para debatir en el Foro medidas de seguridad ciudadana para disminuir las tasas de siniestralidad vial y conseguir “in extremis” vencer la resistencia del Consejero a plantearse la seguridad vial de Melilla desde el Área de Movilidad de su competencia.

Guelaya y MelillaConBici plantean en la reunión del Grupo de Trabajo sobre Seguridad Vial sus objetivos y expectativas

Posted on Actualizado enn

  • El jueves se celebró la primera reunión del grupo de trabajo sobre seguridad vial y movilidad sostenible con representación por primera vez de entidades sociales
  • Las tasas de siniestralidad vial en Melilla están entre las más altas de España, y las entidades sociales reclamaron como objetivo aproximarse lo más rápido posible a las medias españolas.
  • La aportación de información pública denegada a las asociaciones en los últimos 3 años queda desbloqueada tras la convocatoria del grupo de trabajo.

El jueves 11 de febrero se desarrolló la primera reunión del Grupo de Trabajo sobre Seguridad Vial y Movilidad Sostenible (GT), una iniciativa de la Delegada del Gobierno, como presidenta de la Comisión Provincial de Tráfico y Movilidad Sostenible, consecuencia de las reiteradas peticiones de Guelaya y MelillaConBici por asistir a la misma desde antes del 2019.

La convocatoria de la reunión se hace a pocas semanas de la nota de prensa emitida por la Dirección General de Tráfico (DGT) sobre la Comisión Provincial de Tráfico de Melilla  y sobre la disminución de los siniestros viales en Melilla.

El GT compartió la necesidad de pacificar el tráfico en la ciudad, ya que la disminución de siniestros en 2020 responde a efectos colaterales, como en toda España, que en Melilla son derivados del cierre de la frontera con Marruecos y de los meses de confinamiento que han reducido los desplazamientos en vehículos, criterio compartido por las entidades sociales y por el representante de la policía local.

Las entidades sociales presentes en el GT hemos podido compartir con todos los participantes nuestra preocupación  por disminuir las tasas de siniestralidad vial en Melilla, que nos sitúan, según UNESPA, la asociación de los seguros de automóviles, entre las 3 provincias de mayor siniestralidad durante los últimos 5 años.

Lo que a juicio de las entidades ecologistas es clave es la aportación de información sobre la siniestralidad vial, que sistemáticamente se nos ha negado a Guelaya y MelillaConBici en reiterados intentos. Solo desde el derecho a la información pública la sociedad civil puede hacer propuestas a las Administraciones públicas siguiendo el modelo de gobernanza europeo.

La DGT encargó un estudio sobre la siniestralidad vial de Melilla que envió al área de movilidad de la ciudad Autónoma. Las entidades sociales tuvieron vista de esa información y reclamaron que el estudio pormenorizado que desde hace más de un año envió la DGT a la Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad  sea compartido y utilizado por parte de todas las personas que forman el GT para poder fundamentar las propuestas de medidas mas que en opiniones, en datos objetivos.

Las entidades sociales que participamos en el GT queremos valorar positivamente que por fin tras años de lucha se nos permita aportar soluciones complementarias a las que se aprueban todos los años en la Comisión provincial de Tráfico, y se nos permita hacerlas basadas en datos objetivos, porque hasta el momento los planes provinciales de Tráfico no hayan conseguido el objetivo de aproximar las estadísticas de siniestros viales en Melilla a las medias nacionales.

Apoyamos el desarrollo del plan de trabajo de la Comisión Provincial de Tráfico y Movilidad Sostenible para 2021, que hasta el momento no nos ha sacado de las mayores tasas de siniestralidad de España, y por ello valoramos positivamente que por fin a lo de “todos los años” se añada ”algo más” y que pueda salir de este GT.

Guelaya asistirá al grupo de trabajo sobre siniestralidad vial creado en la última sesión de la Comisión provincial de Seguridad Vial

Posted on

  • Bien está lo que bien acaba. Guelaya valora positivamente la creación del grupo de trabajo y acepta participar en el mismo.
  • La policía local ya ha manifestado a Guelaya su disponibilidad a responder a las demandas de información pública que se han realizado en años anteriores a la Consejería de Seguridad ciudadana. 
  • Por fin se abre la puerta a la presentación de propuestas de entidades sociales para la pacificación del tráfico en la ciudad

Tras años de peticiones infructuosas exigiendo participar en la Comisión Provincial de Tráfico, las distintas administraciones de Melilla aprobaron en 2019 la formación de un grupo de trabajo conjunto con las entidades Melilla ConBici y Guelaya Ecologistas en Acción.

Y ha sido este mes de noviembre cuando Guelaya ha recibido la notificación del área de Movilidad de la Ciudad Autónoma, que coordina el grupo de trabajo, y hemos contestado formalmente que aceptamos participar en la misma. Bien está lo que bien acaba; aunque llegue años tarde y no sea lo que se había pedido, aceptamos y agradecemos las explicaciones que nos ha dado la Delegada del Gobierno.

Se comparte por fin el planteamiento de que “la elevada tasa de siniestralidad vial de la Ciudad…. nos obliga a buscar soluciones a un problema detectado y compartido por todos” frente a las posiciones anteriores de la Administración que se dedicaban a matar al mensajero, en este caso las entidades sociales, negando ningún problema ante nuestras críticas.

Los problemas que entidades sociales de diversa índole hemos planteado son del conocimiento de la ciudadanía, debido a la percepción de miedo que las personas de Melilla tienen ante la violencia vial y la falta de medidas efectivas para la pacificación del tráfico, miedo que aumenta en los sectores más vulnerables.

Se considera peligroso dejar que la infancia vaya sola al colegio o juegue en la calle por el tráfico. Las personas mayores se incluyen entre los colectivos vulnerables especialmente afectados como peatones.

Ese miedo provoca que las modalidades sostenibles de desplazamiento, caminar e ir en bici, se utilicen mucho menos que en otras ciudades de tamaño similar a Melilla, citando como referencia española la ciudad de Pontevedra. No solo es un problema de seguridad vial; también lo es de movilidad sostenible y medio ambiente.

Guelaya espera que las valoraciones altamente positivas sobre el cumplimiento de los planes provinciales de seguridad vial que la Comisión provincial de tráfico ha realizado en  años anteriores sean sustituidas por valoraciones más acordes con objetivos medibles sobre disminución de las estadísticas de siniestralidad vial, porque no es coherente realizar valoraciones positivas con subidas del número de siniestros con y sin víctimas.

Esperamos que no se espere al año que viene para convocar este grupo de trabajo y que se aporte la información requerida para poder presentar propuestas basadas en los datos que nos han escondido en años anteriores.

Rebelión por el Clima, Guelaya y Melilla ConBici se reúnen con la Ciudad y entregan sus reivindicaciones en materia de movilidad sostenible, ante la inminente Semana Europea de Movilidad

Posted on Actualizado enn

  • El viceconsejero Vizcaíno, responsable de Movilidad de la Ciudad, recibió a una representación de las entidades

     

  • A lo largo de la reunión se llegó a algunos acuerdos, por lo que las entidades valoran positivamente la entrevista

 

El  jueves 13 de septiembre se reunieron en la consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad los representantes de las entidades sociales que han consensuado un conjunto de reivindicaciones que esperan desarrollar en el mandato del nuevo Gobierno.

 

El motivo o pretexto de la entrevista ha sido igualmente la próxima Semana Europea de Movilidad (SEM 2019), en la que se van a coordinar actividades de la consejería y de las entidades sociales.

 

La reunión se desarrolló en un ambiente cordial en el que se trataron algunas cuestiones de la próxima Semana Europea de Movilidad.

 

Las reivindicaciones en materia de movilidad sostenible se enmarcan en la petición realizada por la plataforma Alianza por el Clima, a la que pertenecen estas organizaciones, sobre la declaración de emergencia climática mediante la aprobación de una moción en la Asamblea de la Ciudad, de la que ya se ha avanzado un texto consensuado.

 

En materia de movilidad sostenible, las reivindicaciones han sido las siguientes:

 

1.- Continuar el trabajo iniciado en el Foro de la Movilidad con la convocatoria de una reunión lo antes posible.

 

2.- Transparencia y acceso a la información para poder hacer propuestas fundamentadas en el Foro, ya que el gobierno anterior negó a las entidades sociales las memorias de la Policía Local.

 

3.- Un plan de seguridad vial que iguale las estadísticas de siniestros de tráfico en Melilla a la media del país.

 

4.- Las entidades sociales solicitan apoyo  al Gobierno actual para poder asistir a la comisión de tráfico que convoca anualmente la DGT (Dirección General de Tráfico), ante la negativa de los representantes de la Ciudad para que las asociaciones asistieran a la última reunión.

 

5.- Completar la accesibilidad universal en materia de movilidad en la ciudad.

 

6.- Con el fin de poder evaluar las medidas que se adopten en materia de movilidad sostenible las entidades sociales demandan objetivos concretos e indicadores cuantificables que permitan hacer un seguimiento y re-evaluación de las medidas.

 

7.- Las entidades solicitaron la revisión y actualización de dos normativas locales por encontrarse obsoletas con respecto a la legislación vigente y los avances sociales; en concreto se trata de la normativa de ruidos, que tras la zonificación ya realizada precisa de un plan de acción que no se ha elaborado, y la normativa de tráfico, debido al incremento de vehículos de uso personal, por ejemplo patines, que no están regulados, así como otras medidas que protejan tanto al peatón como al ciclista.

 

8.- Finalmente, las entidades reclamaron que en los próximos presupuestos deben visualizarse un Plan de Movilidad con sus capítulos presupuestarios donde no solo se destine el dinero a obras sino que se desarrollen otros aspectos del plan de movilidad sostenible como carriles bici, itinerarios para peatones, mejora del transporte público, formación, sensibilización…

 

A lo largo de la reunión se comprobó la existencia de puntos de acuerdo como la continuación con las convocatorias del Foro de la Movilidad, el acceso a la información por parte de las entidades sociales o el apoyo de los representantes de la Ciudad a que las entidades sociales asistan a la Comisión Provincial de Tráfico, quedando otros temas para su estudio posterior, como concretar objetivos e indicadores cuantitativos para evaluar las decisiones que se adopten en el desarrollo de los objetivos del Plan de movilidad Urbana Sostenible, lo que se valora como una necesidad.

aceras

Guelaya niega que se haya consensuado en el Foro por la Movilidad el proyecto de Ciudad 30 que la oficina del PMUS ha enviado para su aprobación al Consejo de gobierno de la ciudad

Posted on Actualizado enn

Guelaya ha traslado a las entidades del Foro por la movilidad, a la oficina de movilidad y al consejero de coordinación y medio ambiente su malestar por las formas empleadas para la aprobación de la Ciudad 30 por parte del equipo de gobierno que lleva años oponiéndose a esa reivindicación.

 

  • Más de un tercio de las entidades que forman el Foro por la movilidad solicitaron un Foro extraordinario el 26 de noviembre para debatir las medidas a adoptar y ni siquiera se ha respondido con un recibí 24 días después.

 

No se puede dar por consensuada la propuesta que un tercio de entidades presentamos el 17 de julio pasado, porque ni siquiera se ha debatido en el Foro. Fruto de ello, un tercio de entidades que forman parte del Foro firmamos un escrito el pasado 26 de noviembre para que la ciudad convoque una reunión extraordinaria con el objeto de debatir la propuesta presentada en julio.

 

El Foro anunciado en  septiembre, en el que debía discutirse la propuesta, no se convocó, y el convocado en noviembre tenía como punto único la presentación del anteproyecto de obras del centro.

 

Al enviar ahora al consejo de gobierno la decisión de Ciudad 30 sin convocar la reunión que se ha solicitado se está incumpliendo la única norma que sí ha sido consensuada, la que convocar al Foro a petición de un tercio  de las entidades.

 

  • El consejero se ha negado a proporcionar a las entidades del Foro la información que vienen demandando a la Consejería de seguridad ciudadana a lo largo del año.

 

Por otro lado, la credibilidad del foro queda cuestionada por el hecho de que se está negando información que consideramos pública y que es necesaria conocer para hacer propuestas ajustadas a la realidad.

 

¿De que sirve aprobar limitaciones de velocidad si después no se controlan o no se  ponen multas? La policía local posee un radar móvil desde hace años. ¿Cuantas multas pone cada año?, ¿se respetan o no se respetan las limitaciones de velocidad en Melilla?

 

Tanto Guelaya como MelillaConBici, en nombre propio y en representación de otras entidades han pedido las memorias de tráfico de la policía local para conocer las estadísticas de los atestados en los últimos cinco años. Igualmente hemos demandado información para saber cómo se ha utilizado el “multacar” comprado este año.

 

  • La Ciudad 30 es una demanda que las entidades sociales del foro defendieron antes de  2014, año en que se aprobó el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), y ahora se va aprobar en toda España en el nuevo reglamento de tráfico.

 

El mes pasado la ciudad seguía resistiéndose a la aprobación de la Ciudad 30, a pesar de que el PMUS apuesta claramente por ese modelo. Ha sido en las últimas semanas cuando se ha cambiado de opinión, debido a la coincidencia de otros factores, como la noticia de que el reglamento de tráfico lo va a incluir en su reforma y el hecho de que la siniestralidad vial de la ciudad haya aumentado dramáticamente en cuanto a víctimas mortales, además de otros indicadores, que incluso con ligeros descensos (chapa y puntura), nos sitúan entre las peores estadísticas españolas.

 

  • Aprobar medidas sin establecer objetivos, indicadores de seguimiento y criterios de evaluación es un brindis al sol

 

Bien está que se apruebe la ciudad 30, y nos felicitamos por ello, pero eso no era lo único que se proponía.

 

La discrepancia principal con el consejero de coordinación y medio ambiente se basa en que lo que para nosotros es el 50% de la propuesta que hemos hecho al Foro, para él es el 10%.

 

¿La limitación de velocidad por qué se impone? ¿por motivos de seguridad vial, para invitar a los conductores a dejar el coche y utilizar modalidades de movilidad sostenible, para beneficiar al transporte público o para disminuir los puntos negros de ruido producido por el tráfico?

 

Demandamos objetivos claros, indicadores cuantificables para cada uno de ellos, y evaluar periódicamente si las medidas que se toman funcionan o no.

 

Este es el debate que no se quiere tener, y no es el 10% del problema sino mucho más. Al negarlo, se está poniendo en duda la credibilidad del foro y la utilidad de pertenecer al mismo.

Ciudad 30

Quien no vea que en Melilla se conduce muy rápido en vías urbanas es que está mirando para otro lado

Posted on Actualizado enn

  • ¿Por qué cuesta tanto que la Administración en Melilla reconozca que tenemos un problema de exceso de velocidad y traslade a los melillenses un discurso de que se van a aumentar las medidas para solucionarlo?

 

  • Guelaya no puede aceptar que sea responsabilidad de todos la siniestralidad vial si nos niegan a las entidades sociales participar en la Comisión de Tráfico para  presentar propuestas o el Foro de la Ciudad no se reune para tomar decisiones

 

  • Si con indicadores de siniestralidad como los de nuestra ciudad no se toman nuevas medidas ya es que no nos representan

 

Para que se resuelva un problema en primer lugar hay que reconocerlo, y el que la gente muera en la calle por el tráfico, o sea hospitalizada, o sea curada por este motivo es un problema.

 

Pero parece que los egos y el orgullo pesan más que el problema en sí y observamos atónitos como se mantiene un discurso basado en negar lo innegable con un victimismo impropio de una Administración moderna.

 

Los accidentes de tráfico no pueden ser un asunto de suerte, sino de políticas públicas. En España lo sabemos porque se han tomado medidas y se ha reducido históricamente la siniestralidad vial, y ante un rebrote en todo el país, en Melilla se opta por argucias basadas en cambios de metodologías para registrar estadísticas de heridos graves y leves para sacar pecho por una disminución del 40% de siniestros cuando la realidad va por otro lado.

 

 

El diagnóstico del problema es sencillo en realidad. La población crece, la gente compra coches y cada vez hay más pero las calles no pueden crecer, seguirán teniendo las mismas dimensiones que tienen ahora y el siglo pasado. ¿En qué se puede actuar? ¿En que haya menos gente? No, solo se puede intentar que haya menos coches en las calles y que vayan más despacio, no hay otra solución.  Es el concepto de la movilidad sostenible, y quien se resista a ello está negando el futuro de la movilidad a esta ciudad.

 

El problema de la siniestralidad vial en Melilla, violencia vial tal como la venimos denunciando desde hace años, se define con indicadores que nos comparan con el resto de España. Para saber qué es posible conseguir, nosotros nos fijamos especialmente en la comparativa con los datos de Ceuta, porque es la que más se parece a Melilla. Y el número de siniestros en Ceuta es la mitad que en Melilla.

 

¿Qué objetivo le parece a la administración de Melilla asumible en cuanto a número de muertos por el tráfico? ¿Cero, uno? ¿cuantas víctimas graves debemos asumir?

 

Por eso, hemos impulsado junto con otras entidades y ahora también junto a partidos políticos, sindicatos y clubes ciclistas un decálogo de medidas para mejorar una situación vital, nunca mejor dicho, para todas las personas, porque pensamos que hay que ser ambiciosos en los objetivos para poder mejorar el problema.

 

Dos años pidiendo llevar nuestras propuestas a la Comisión de Tráfico y dos años esperando una reunión con la Ciudad para intentar pacificar el tráfico es una grosería.

 

La postura de la Administración nos libera de cualquier responsabilidad. No podemos co-responsabilizarnos de nada si la Administración nos niega sentarnos en una mesa a debatir medidas para solucionar un problema social y consensuarlas desde posturas fundamentadas en la experiencia española y europea en movilidad, y no desde opiniones de lo que a cada uno le venga a la cabeza.

 

Si la comparación con Ceuta en cualquier indicador no vale, si los informes de accidentes sin víctimas de UNESPA, la central de seguros, no valen , si la pecepción social de los peatones de que se conduce rápido en las calles no vale,  seguiremos aportando datos de la propia DGT.

 

En 2016, último año de datos publicado por la DGT, en Melilla hemos tenido:

 

Más accidentes con víctimas en vías urbanas que toda la PROVINCIA  de  Ceuta, Toledo, Teruel, Soria, Segovia, Cantabria, Salamanca, Palencia, Orense, Navarra, Lugo, Lleida, León, Jaen, Huesca, Huelva, Guadalajar, Cuenca, Ciudad Real, Castellón, Cáceres, Burgos, Badajoz, Ávila, Almería y Albacete.

 

Más accidentes o igual número con víctimas hospitalizadas en vías urbanas que en las PROVINCIAS de   Cáceres, Cuenca, Guadalajara, Palencia, Cantabria, Segovia, Soria, Teruel, Zamora y Ceuta.

 

Es cuestión de ambición, de fijar objetivos, de poner medidas y de contar con todo el mundo para resolver el problema.

coches