ZEC de Aguadú

La gaviota de Audouin saca adelante en Melilla más de 300 nidos y se estabiliza como la segunda colonia más numerosa de la especie en el mar de Alborán

Posted on Actualizado enn

  • Al menos 113 pollos de gaviota de Audouin volaban a mediados de julio en Melilla, manteniéndose el tamaño de la colonia por encima de los 300 nidos.

 

  • En la isla de Alborán no solo se mantiene sino que aumenta significativamente el tamaño de su colonia por encima de 1000 parejas.

 

  • Las islas Chafarinas sigue reduciendo su colonia desde más de 4000 parejas en los años 90 a 140 en 2019.

 

La gaviota de Audouin, joya de la corona de las islas Chafarinas, que dio gloria ecológica a las islas cuando las focas del Mediterráneo tenían nombre propio, recuerden a Peluso, cambió su estrategia o se la cambiaron, quizás por el cambio climático, quizá por las políticas pesqueras.

 

Al igual que otras grandes colonias que han visto disminuir su tamaño durante la última década, como el delta del Ebro o las islas Columbretes, las Chafarinas se suman a las colonias que están provocando que la población mundial de la especie haya disminuido entre un 30% y un 50%.

 

Pero la especie ha demostrado adaptación, lo que se le supone a una especie que está en el catálogo español de especies amenazadas como vulnerable y ha aparecido en lugares donde nunca estuvo, como en Alhucemas (peñón de Tierra), en  Ceuta, Melilla y Portugal.

 

En estos momentos la gaviota de Audouin (que en Melilla se conoce con nombre local de gaviota de pico rojo) tiene el triple de nidos en Melilla que en Chafarinas, donde saca adelante el triple de pollos en este año 2019.

 

Por eso es importante que la gaviota de pico rojo esté en Melilla, porque solo queda en estos momentos en el mar de Alborán la mitad de las que había en 1992.

 

La población aguanta bien en la isla de Alborán, donde no se ha producido en los últimos año el aumento de gaviotas patiamarillas que ha sufrido Melilla. Gaviotas anilladas en la isla de Alborán se ven en Melilla, criando en nuestras colonias, o bebiendo agua en el embalse de las Adelfas. Las poblaciones están conectadas. Muchas aves anilladas en Chafarinas se han venido a Melilla. Pero no solo tenemos gaviotas de pico rojo de las cercanías; han venido a poner su huevo, nunca mejor dicho, de Menorca, delta del Ebro y Murcia.

 

 

¿Está segura la gaviota de Audouin en Melilla?

 

Nada más lejos de la realidad. Durante los seis años que la gaviota de pico rojo ha criado en Melilla ha tenido que cambiarse cada año de ubicación, y en 3 ocasiones, ha fracasado en su intento.

 

Este año se da la paradoja de que los más de 100 pollos que han volado lo han hecho de nidos que estaban en el margen o fuera del espacio protegido que las alberga, la Zona de Especial Conservación de los acantilados de Aguadú. Si han salido adelante, no ha sido por la gestión medioambiental de la Red Natura 2000, sino por criar en terrenos militares que lo han permitido.

 

No existe ningún tipo de gestión sobre la ZEC, ni personal contratado por la ciudad para el seguimiento ambiental, pero sí se ha encargado la redacción de un plan de conservación a la asesoría ambiental Inalser, que en unos meses podrá constituir el marco de referencia para tomar decisiones sobre su gestión porque la nidificación el año próximo no está garantizada en la ZEC.

 

El nuevo Gobierno, que deberá aprobar este otoño el plan de conservación  de la gaviota de pico rojo, fruto de la iniciativa en este caso del Gobierno anterior, deberá tomar medidas en el presupuesto del año 2020 para desarrollar las conclusiones del plan de conservación y continuar con el diseño del resto de planes de especies protegidas.

 

 

 

 

pico rojo y patiamarilla
Gaviotas de pico rojo junto a su principal enemigo, la gaviota patiamarilla

Los censos de aves invernantes de Guelaya y SEO/BirdLife concluyen con más ejemplares de aves censadas que el año pasado pero con una ligera pérdida de especies

Posted on Actualizado enn

  • La obra de la desembocadura del río de Oro contribuye a una ligera pérdida de biodiversidad de especies en dos especies y provoca la contaminación de un enclave natural.

 

  • Las gaviotas patiamarillas se mantienen por encima de 1000 ejemplares adultos, pero parecen más concentrados en el entorno urbano cercano al mar y en los acantilados de la ZEC de Aguadú.

      

  • Los censos han coincidido con el día de observación de la Red de Aves Marinas y Cetáceos (RAM), en el que se observaron tres grupos de delfines comunes frente a Melilla.

 

Desde el 12 al 17 de enero se han realizado en Melilla los censos de aves invernantes correspondientes a las aves acuáticas, incluyendo tanto aves de agua dulce como marinas.

 

Más de una docena de personas han participado en lo censos, que han cubierto toda la costa de la ciudad.

 

Las fechas han coincidido con la convocatoria internacional de aves acuáticas que en España está coordinada por SEO/BirdLife. En Melilla se realizan estos censos desde el año pasado.

 

Los resultados de los censos en cuanto a aves marinas, que proporcionamos ahora, han sido globalmente estos: 25 especies observadas y 3544 aves.

 

Los datos son normales en la invernada de la mayoría de las especies, aunque aparecen ligeras variaciones en especies raras o accidentales. Por ejemplo, deja de verse la gaviota picofina y el negrón con respecto al año pasado y aparece una posible gaviota tridáctila. Estos cambios pueden deberse a condiciones climatológicas, especialmente a los vientos dominantes. La ausencia de pardelas cenicientas  también es normal, pues llegan del Atlántico de su invernada a partir del mes de febrero. También es normal que la gaviota de Audouin sea escasa en invernada en Melilla con solo algunas decenas de aves.

 

La disminución de dos especies con respecto al año anterior (de 27 a 25) tiene que ver más bien con las obras de la desembocadura del río de Oro, que es un enclave natural que está siendo ocupado actualmente por una obra. Este año por eso no se han registrado cigüeñuelas ni chortilejos chicos.

 

A destacar la alta invernada de pardela balear, con casi 500 ejemplares. A diferencia de las costas peninsulares, el charrán bengalí es invernante escaso pero regular, al igual que el charrán patinegro.

 

Se mantiene el número de adultos de gaviota patiamarilla pero parece que se concentran en la zona urbana cercana al puerto, Pueblo y Alcazaba y ZEC de acantilados de Aguadú. En la zona de cuarteles, hospital y parque forestal hay casi las mismas que se concentran en el techo del pabellón de deportes.

 

La concentración de las gaviotas patiamarillas cerca de la costa pero en el entorno urbano es una llamada de atención hacia la necesidad de mantener el control de esta población, al igual que en años anteriores, ya que no solo se concentra en techos cercanos a la costa, sino que también aumenta en los acantilados de  Aguadú, cerca de las colonias de gaviota de Audouin, con la cual compite por el espacio para establecer las colonias.

 

La invernada de cormoranes grandes ha aumentado en varias decenas de ejemplares, pero ha disminuido la invernada de la gaviota reidora. Esto puede deberse en ambos casos a  los intercambios de ambas especies con la invernada en la Mar Chica y a desplazamientos diarios entre Melilla y Mar Chica.

 

Finalmente, con respecto a los cetáceos, se observaron 3 grupos de delfines comunes que sumaron al menos 63 individuos, un buen dato teniendo en cuenta que en las cercanías de la  costa son más abundantes los delfines mulares, que se se vieron en los censos del año pasado y que han llegado a entrar en las aguas interiores del puerto de Melilla en alguna ocasión.

cormorán enero 2019

• Guelaya y SEO/BirdLife celebran el 6 de octubre el Día de las Aves en Melilla con la Red de Aves Marinas RAM

Posted on Actualizado enn

  • Invitamos a los melillenses a observar aves marinas desde Aguadú, en el primer aparcamiento, frente a la puerta de la planta desalinizadora, entre las 8 y las 11 de la mañana

 

Guelaya, con ocasión del Día de las Aves, quiere reconocer el trabajo que realiza la RAM, Red de Aves Marinas y Cetáceos, como entidad decana de la observación de aves en Melilla.

 

Por ello apoyamos especialmente en este día a la RAM que lleva funcionando desde hace más de una década en Melilla.

 

El día de las aves no es solo un día reivindicativo en defensa de las aves, es también o sobre todo, un día para disfrutar de la observación de aves; por eso queremos invitar a todos los melillenses y en especial  a los jóvenes a que se sumen a la Jornada de observación de la RAM, que comparte horario y fecha mensual con otros lugares de España, (el primer sábado de cada mes), pero que en octubre, comparte fecha en todo el planeta con millones de personas en todo el mundo por la coincidencia con el Día de las Aves.

 

  • Evitar usar bolsas de plástico o evitar tirarlas en la naturaleza o el mar es también una manera de proteger a las aves

 

Las aves marinas son uno de los grupos de aves más amenazados en todo el planeta al compartir los problemas del mar y los océanos derivados de las actividades humanas como la contaminación, la pesca, y más recientemente, los plásticos.

 

Cada vez se ven más aves con anzuelos enganchados en sus picos o con presencia de plásticos en sus estómagos, fruto de su carácter depredador, por lo que los tragan con los peces que capturan o que se enredan en las bolsas de plástico.

 

  • Melilla es un lugar excepcional para ver aves marinas

 

Melilla presenta una rica biodiversidad de aves marinas por su posición geográfica cerca del Atlántico, entre dos aguas.

 

La confluencia de las aguas atlántica y mediterráneas en el mar de Alborán crean riqueza biológica en plancton y peces, y por ello, las aves encuentran comida. Por ello se pueden observar en Melilla especies atlánticas además de las propias del mediterráneo. Las migraciones en dirección este oeste están garantizadas por ello.

 

Debido a eso, el sábado 6 de octubre se podrán observar aves locales que todavía no han terminado la migración, como la gaviota de Audouin o las pardelas cenicientas, y que saldrán a las aguas atlánticas a pasar el invierno, aunque sea posible observar escasos ejemplares que se quedan.

 

El mediterráneo oriental nos traerá en migración desde el mar Negro a los charranes patinegros, que ya se empezaron a observar a finales de agosto.

 

Pero también empezarán a observarse aves atlánticas que tras criar en sus colonias del norte, en Gran Bretaña e Irlanda, entran en el Mediterráneo para pasar el invierno, como es el caso del alcatraz atlántico.

alcatraz común (Morus bassanus)

 

 

 

 

 

 

 

Los presupuestos de la ciudad no pueden volver a olvidar los espacios naturales de Melilla

Posted on

Guelaya Ecologistas en Acción presentó alegaciones a los presupuestos aprobados en la asamblea de la ciudad, ante la consejería de Coordinación y Medio Ambiente, para su debate en el Pleno, y una queja por la falta de información sobre los presupuestos.

 La participación social, en el caso de las asociaciones ecologistas, se centran en aquellas cuestiones específicas que reflejan sus estatutos, y en el caso de Guelaya, organización que lleva participando de la vida pública 30 años, la opinión pública sabe perfectamente que nos dedicamos al medio ambiente y a los derechos humanos, que los políticos pasan, pero Guelaya sigue ahí.

Hacer públicos unos presupuestos en el BOME en los que resulta imposible conocer lo que se va a financiar en el medio ambiente de la ciudad, creemos que es oponerse a la participación social, y contrario al derecho a la información ambiental que es preceptivo en Melilla, si es que rigen las directivas europeas consolidadas en el derecho interno español.

Otras administraciones públicas, con las que discrepamos abiertamente, como la autoridad portuaria, se adaptan a la existencia de una administración moderna y “digital”, informando por vía electrónica de la información a la que tenemos derecho a acceder.

No es el caso de la Ciudad Autónoma.

Guelaya participa en los canales legales que el Estado de derecho le permite, y presenta alegaciones siguiendo los canales de participación que se nos ofrecen en función del derecho a la información ambiental, pero tener que defender lo aprobado en la asamblea de Melilla, porque el partido que lo aprobó ni siquiera lo quiere cumplir 5 años después supone un grave déficit democrático.

 El centro de interpretación de la naturaleza en Melilla es una iniciativa vinculada al desarrollo de la Red Natura 2000 por parte de una consejería de Medio Ambiente que en su momento se vió imputada, tanto en sus responsables políticos como administrativos.

 El 5 de julio de 2012 el Centro de Interpretación de la Granja adoptó el nombre de Ingeniero Ramón Gavilán en reconocimiento por la labor del que fue Consejero de Medio Ambiente.

El 16 de marzo de 2015 se inaguró el Museo del Fósiles y Minerales en el denominado “Centro de Interpretación Ingeniero Ramón Gavilán.

El 28 de diciembre del 2015, aparecía en el perfil del contratante la formalización de la “Adquisición de colección privada de fósiles para su exposición en el Centro de Interpretación de la Naturaleza Ramón Gavilán, en la Granja”. El adjudicatario definitivo fue, como es obvio, el propietario de la colección, que recibió generosamente por ello 30.000 euros (IPSI no sujeto), en contra de lo anunciado en los medios, que afirmaba que un empresario local había cedido la colección a la ciudad.

¿Cual ha sido la actividad del Centro de Interpretación tras su inaguración en el año 2012 y el año 2015 en el que se adquiere la colección de fósiles? Ninguna.

 El secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos de Armas, se desplazó a Melilla para comprobar ‘in situ’ las actuaciones relacionadas con su departamento, entre las que destacan especialmente las obras de ampliación de la desalobradora de Melilla y el Centro de Interpretación de la Naturaleza en el denominado Parque Forestal La Granja II.Son notas de prensa que cualquiera puede encontrar, pero hay que recordar por qué se gastó dinero público del Estado y de los Fondos Fender, en lo que según los medios pretendía lo siguiente:

“La finalidad de este Centro es dar a conocer los ecosistemas característicos de Melilla que actualmente cuenta con el 2,54 por ciento de su territorio incluido en la Red Natura 2000. La ejecución de este Centro ha supuesto una inversión de 397.000 euros, financiados por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y cofinanciada con Fondos Feder“

 En sesión de 10 de julio de 2012 la Excma. Asamblea de Melilla acordó la Aprobación de los Planes Técnicos para la Ordenación de los Recursos Naturales LIC ES6320002. Barranco del Nano y de la Zona LIC ES630001. Marítimo Terrestre de los Acantilados de Aguadú.

Lo que se aprobó en el Pleno de la Asamblea fue lo siguiente.

 

“ACCION E. 19.- (acción ex-situ)

Acción Propuesta.-

Construcción de un centro como Aula – Biblioteca – Museo (en adelante abm). Donde se centralicen la gestión y estudios que se deben realizar sobre las zonas LICs ZECs. Servirá también como lugar de exposición y divulgación de las zonas LICs / ZECs, y utilizará como sede el Centro de Interpretación de la Naturaleza, en la 2ª fase de la Granja Agrícola.”

 

La consejería de Medio Ambiente actual no tiene ninguna responsabilidad en estos hechos, pero sí tiene responsabilidad en resolver, en defensa de los intereses públicos, lo que se aprobó en la Asamblea de la ciudad democraticamente.

foto centro de interpretacion .jpg

 

 

 

 

Guelaya, SEO y la universidad de Granada realizan el primer anillamiento de gaviotas de Audouin en Melilla

Posted on Actualizado enn

Las gaviotas de Audouin o de pico rojo (Ichthyaetus audouinii) son una especie amenazada y están protegidas por la ley. Desde hace unos pocos años se han establecido dos colonias en la costa de Melilla, una en el norte y otra en el sur de la ciudad. Este año los pollos de estas colonias se han anillado por primera vez, dentro de un proyecto de la universidad de Granada en Melilla en colaboración con Guelaya-Ecologistas en Acción y SEO Birdlife España. Para el anillamiento hemos contado con las manos expertas del biólogo Mariano Paracuellos, anillador autorizado y miembro de la consejería de medio ambiente de la Junta de Andalucía. Imprescindible fue también la aportación del naturalista Diego Jerez y del resto del equipo, formado por los biólogos Huberto García Peña y Jose Manuel Cabo, y los ecologistas Gonzalo Martínez Salcedo, Manuel Tapia y Rosa González. Televisión Melilla, de la mano de su cámara Yeray, fue testigo de nuestra labor. En nuestro espacio quincenal “Laurel de Indias”, que se emite dentro del magazine “Viento de Levante”, en TVM, hablamos sobre el anillamiento, y también sobre otros temas de actualidad.

Este es el enlace del reportaje: