limpieza de playas

Guelaya organiza una limpieza de playas por el día de los océanos.

Posted on

  • La limpieza será el sábado 12 de junio a las 10.30 en la playa de Horcas Coloradas.

Guelaya sigue siendo fiel a la cita de limpiezas de playa en nuestra ciudad y este año se une con Ecologistas en Acción a la iniciativa de la la cara invisible del planeta, un movimiento de personas, asociaciones y grupos que luchamos por un planeta libre de plásticos y queremos poder comprar en supermercados y tiendas sin generar residuos.

Las basuras marinas son un problema conocido en la ciudad, especialmente en la playa de Horcas Coloradas, abierta a los temporales de levante de la que recibe anualmente toneladas de residuos de todo tipo, la mayor parte de ellos  plásticos. La zona de medio kilómetro que no es zona de baño queda fuera de los sistemas de limpieza que por otro lado mezclan los residuos que recogen imposibilitando su reciclaje.

Invitamos a todas las personas, entidades y colectivos de Melilla a participar en la limpieza, demostrando que la sociedad melillense también está concienciada ante el problemas de las basuras marinas y de los plásticos que nos inundan por tierra mar y aire.

La importancia de la limpieza de plásticos en Horcas se debe además a que los restos fáciles de coger ahora, como envases de líquidos, zumos y agua todavía puede ser clasificados y reciclados pero su destino en la playa es irse degradando en fragmentos más pequeños que será imposible recoger a mano cuando se conviertan en microplásticos, tan diminutos que no serán visibles al ojo humano.

Los microplásticos le han dado la vuelta al planeta y están presentes en todos los seres vivos, incluidos en las personas debido a nuestra dieta ya que están presentes en la comida.

Todo lo que vertemos al mar tarde o temprano se nos devuelve, pero solo en parte. Por eso venimos reclamando medidas locales para la prohibición de los plásticos de un solo uso y la puesta en marcha de un sistema de retorno de envases ante los bajos porcentajes de reciclado del contenedor amarillo. No es suficiente limpiar las playas. Hacen falta medidas preventivas.

El problema es global. La decisión europea de prohibir los plásticos de un solo uso ya está tomada. El argumentario en forma de datos es impresionante:

Cada minuto se compran 1 millón de botellas de plástico

Cada año se utilizan 500.000 millones de bolsas de plástico

El Día Mundial de los Océanos pone el acento en el vertido de plásticos al medio marino

Posted on Actualizado enn

  • Con motivo de la celebración mañana del Día Mundial de los Océanos, Ecologistas en Acción alerta de que las amenazas que sufre el medio marino continúan sin atajarse.

  • La crisis climática, la pérdida de biodiversidad, la destrucción de los hábitats litorales, la amenaza de la minería submarina, la sobrepesca y el vertido de plásticos están alterando los ecosistemas marinos con consecuencias imprevisibles.

  • La organización ecologista se ha sumado a “La Cara Invisible del Planeta”, una campaña que se va a desarrollar en más de 30 provincias del Estado español. De esta forma se llama la atención sobre un sistema de producción, consumo y gestión de residuos que inunda de plásticos el medio ambiente, especialmente el marino, y que debe ser modificado radicalmente.


El 8 de junio es el Día Mundial de los Océanos con el que se pretende que, al menos por un día, se dirija la mirada a este medio que ocupa más de dos tercios de la superficie del planeta. Son muchas las amenazas que impactan en el medio marino y que están relacionadas con la actividad humana: desde problemas globales como la crisis
climática o la pérdida de biodiversidad, a otras más específicas como la alteración de los hábitats litorales o la sobrepesca.


Este año Ecologistas en Acción pone el acento en la sobreproducción, consumo desmedido y mala gestión de plásticos de todo tipo. La organización ecologista considera que la concienciación sobre este problema creciente ha ido aumentando entre la sociedad, lo cual ha comenzado a tener reflejo en la legislación, pero advierte de que
queda mucho por hacer.


Recientemente se ha aprobado un nuevo proyecto de Ley de Residuos con pasos positivos, algunos de los cuales habían sido ya aprobados por la UE. Entre ellos destaca la limitación de los plásticos de un solo uso y la imposición de nuevos impuestos por el depósito de residuos en vertedero. Sin embargo, Ecologistas en Acción cree que la
nueva ley debería ser más ambiciosa y que debe implantar de la forma más amplia posible un sistema de depósito, devolución y retorno para los envases.


Ángel Encinas responsable del Área de Consumo de Ecologistas en Acción destaca que “la sociedad está dispuesta a hacer cambios en su modo de consumir. También está demostrando su implicación en numerosas limpiezas del entorno que pretenden mejorar una situación muy grave. Pero estos cambios tienen que venir marcados por la
legislación de forma que el sistema no permita la creación de residuos que puedan acabar liberados en el medio tan fácilmente, poniendo en riesgo la biodiversidad”.


La organización ecologista denuncia que es la industria quien obstaculiza y limita los cambios legislativos que permitirían establecer cambios radicales en la legislación. Una industria que aprovecha el impulso de la sociedad por querer mejorar la situación actual y organiza limpiezas que son simplemente un lavado verde o greenwashing. “Es el caso de Ecoembes: esta entidad engloba a la mayoría de la industria responsable de gran parte de los plásticos que se generan en el sistema actual y al mismo tiempo impulsa grandes campañas de limpieza que no tienen ningún objetivo de reducir la generación de residuos”, recalca Encinas.


Por todo ello, Ecologistas en Acción se ha sumado a La Cara Invisible del Planeta, una iniciativa surgida desde pequeños grupos y asociaciones sociales y ecologistas preocupadas por la invasión de plásticos en el mar. Más de cien grupos, asociaciones y clubes de buceo se han unido para realizar limpiezas de playas, fondos marinos, lagos, ramblas y ríos por toda la geografía española. Se llevarán a cabo el próximo sábado 12 de junio y estarán enmarcadas dentro del Día Mundial de los Océanos.


Elisa Rojo, responsable de la campaña Basuras Marinas de Ecologistas en Acción: “Las acciones se realizarán en más de 30 provincias para limpiar el medio de los plásticos y residuos generados por un sistema que hace peligrar el futuro de los ecosistemas y, lo que es más importante, para denunciar que es necesario cambiar dicho sistema. Porque más importante que limpiar es organizar un sistema que no ensucie el planeta que tenemos”.


En la web: ecologistasenaccion.org/173150


Más información:
-Elisa Rojo, portavoz de Ecologistas en Acción, 665 705 002.
-Jose Cabo, portavoz de Guelaya 649140321


Guelaya Ecologistas en Acción Melilla realizará este sábado 12 de
junio una limpieza en la playa de Horcas para recoger plásticos
arrojados a la playa como basuras marinas.

Guelaya realiza su tercera limpieza de Trápana para llamar la atención sobre la necesidad de mantener nuestras costas limpias.

Posted on

  • Trápana, como patrimonio histórico-natural de Melilla debería ser un referente de nuestra ciudad.
  • El origen de las basuras que se recogieron no solo es marino, sino también terrestre y en ambos casos evitables.
  • Demandamos una política local que penalice de verdad el uso de bolsas de plásticos, objetos de usar y tirar y sobreembalajes.

El domingo 16 de Mayo Guelaya organizó una limpieza de basuras en la cala de Trápana. Esta acción formaba parte de la campaña internacional “Clean Up the Med”; en ella participan  más de 200 organizaciones ambientales, empresas, ayuntamientos y escuelas de países del Mediterráneo. Se recogieron  y separaron residuos para sensibilizar sobre los problemas de la contaminación del litoral y conocer cuáles son las principales amenazas.

Guelaya agradece la colaboración de la Fundación Melilla Monumental y de la Consejería de Medio Ambiente, pero recuerda que la cala de Trápana forma parte del patrimonio histórico-natural de Melilla y como tal debe ser dada a conocer, cuidada y conservada con especial mimo.

Recogimos 17 sacos de plásticos de todo tipo, con un peso total de 80 kg y 3 sacos de basuras varias, con un peso total de 14 kg. Agradecemos la colaboración de diversas entidades de Melilla que nos ayudaron en la limpieza: A mar Surf Club, Amlega y CEMI.

El plástico es el principal residuo en nuestras costas y proviene  del que se deposita impunemente fuera de los contenedores. En el caso de Trápana destaca también, como foco de basuras, las provenientes de los campamentos de personas sin techo que se van extendiendo por sus acantilados, un problema al que no se quiere mirar de frente.

El enorme impacto  ambiental que suponen los residuos en nuestra ciudad, del que Guelaya  lleva alertando desde hace años, contrasta con las tibias medidas propuestas por las autoridades para frenar la producción de residuos. Así el Real Decreto del Gobierno de la nación  sobre reducción de bolsas de plástico excluyó las bolsas ligeras (< 15 micras) y adoptó sanciones económicas poco disuasorias. Pero, si el decreto se quedaba corto, lo invalidó aún más la nula actuación del gobierno de la ciudad en aras de hacerlo cumplir. En nuestras tiendas locales, salvo contadas excepciones, se siguen dispensando gratuitamente bolsas de plástico; sólo las grandes superficies y alguna farmacia cobran las bolsas.

Si tenemos en cuenta que las grandes superficies, aunque sí colaboren con el cumplimiento de la ley, son grandes productoras de embalajes superfluos de plástico, podemos preguntarnos de qué sirve que cobren las bolsas. Todo es pura apariencia.

La realidad es que necesitamos leyes que frenen de verdad la producción de residuos y, mientras tanto, necesitamos limpiezas sistemáticas de las autoridades locales de todo nuestro territorio y nuestras  costas. Melilla es una ciudad sucia, sobre todo en la periferia y en los cauces, pero también en sus calles, donde por mucho que se limpie las basuras reaparecen de un día para otro.

Necesitamos sanciones y planes de vigilancia. Un cigarrillo que se tira al suelo, si entra por la alcantarilla acaba en el mar. Y como el cigarrillo las bolsas, latas, embalajes y todo lo que impunemente muchos melillenses dejan caer porque no tenemos leyes que limiten el usar y tirar, porque nadie  vigila, porque nadie  sanciona y porque falta mucha educación cívica.

Recogida de basura en Trápana el 16 de mayo
A Mar Surfer Melilla colaboraron con la recogida de Clean Up The Med

Guelaya exige medidas a la Administración para evitar las basuras marinas. Las limpiezas voluntarias como la de hoy en la cala de Trápana no solucionan el problema de las basuras que llegan al mar

Posted on Actualizado enn

  • Según los datos de productores españoles de agua envasada, a las 85.000 personas censadas en Melilla le corresponden anualmente el consumo equivalente a más de 2 millones de garrafas de 5 litros al año, equivalentes a 161 toneladas de plásticos

 

  • Guelaya Ecologistas en Acción, de acuerdo con entidades europeas, reclaman agua de grifo de calidad para no tener que comprar agua embotellada y un sistema de retorno de envases para cumplir con los objetivos europeos de reciclaje

 

Hoy domingo está convocada por Guelaya una nueva sesión de limpieza voluntaria de basuras marinas, en esta ocasión en la histórica cala de Trápana. La limpieza cuenta con la colaboración de la Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad, a quien queremos agradecer su apoyo.

 

Cada vez que participamos en una limpieza voluntaria de basuras marinas recordamos a la sociedad y especialmente a la Administración que poner a la gente a limpiar playas no es la solución al problema, es una manera de reivindicar que la Administración tome medidas para resolver en este caso un problema ambiental que afecta a todos los mares y océanos del mundo y que se nos devuelve en forma de playas llenas de plásticos flotantes con los levantes.

 

Por eso, Guelaya Ecologistas en acción se une a la campaña nacional de consumo de agua de grifo como medida que hace innecesario que las personas tengan que estar comprando agua envasada o cargando garrafas de la fuente como si viviéramos en otro siglo. La mejor medida de prevención es la reducción de la basura que se produce.

 

Podría parecer exagerado decir que desde que Estopiñán llegó a Melilla el agua de grifo no se ha podido beber, pero por exagerado que parezca, se aproxima al problema de que el agua de grifo de calidad y durante 24 horas en Melilla no está resuelto en el siglo XXI a pesar de que los anuncios que se vienen haciendo desde la clase política de turno desde hace décadas.

 

Y tras la prevención, Guelaya se suma a las peticiones de un sistema de retorno de envases en España que permita llegar a los porcentajes europeos de reciclaje que en poco tiempo se van a situar en el 90% de las botella de plástico. La prohibición de los plásticos de usar y tirar o como mínimo, ponerle una tasa para elevar su precio y disminuir su consumo completa las medidas para abordar con urgencia las basuras marinas. El problema está estudiado y bien estudiado y en Melilla no vamos ahora a inventar la pólvora.

 

Los estudios realizados por “Seas At Risk”, entidad europea con la que colabora Ecologistas en Acción, estiman que en España se consumen 3.500 millones de botellas de plástico al año, pero no son solo botellas de plástico lo que acaba en las basuras marinas, tambien

  • 1.500 millones de tazas de café desechables
  • 50.000 millones de colillas
  • 207 millones de envases desechables
  • 5.000 millones de pajitas o cañas

Si atendemos a las cifras de los productores de agua envasada españoles,  en España se consumen anualmente 1.078 millones de garrafas de agua equivalentes a 5 litros (5.392 millones de litros) y un mínimo de 84.115 toneladas de plástico anuales.

 

Si hacemos el cálculo para 85.000 personas censadas en Melilla, con la media española que incluye ciudades donde el agua es de calidad, producimos millones de envases de plástico, y es responsabilidad de la Administración conseguir que no lleguen al mar y se conviertan en basuras marinas primero y en microplásticos después que se incorporarán a las cadenas tróficas y acabarán en nuestros estomágos al comer pescado.

 

cartel limpieza trápana

Guelaya invita a las personas de Melilla a recoger plásticos en sus paseos por la playa de Horcas

Posted on Actualizado enn

  •  La limpieza de playas de la convocatoria internacional Clean up the Med que organiza Ecologistas en Acción en Melilla a finales de mayo ha sido desconvocada por el coronavirus.

 

  •  El plan de playas no se ha iniciado todavía a la espera de las decisiones de las autoridades sanitarias, así que la playa de Horcas fuera de su zona de baño depende de las recogidas de plásticos que los melillenses queramos hacer

 

  • Se ha instalado un contenedor amarillo para recoger envases plásticos que los ecologistas vemos como una oportunidad para recoger basuras marinas en donde nadie lo va hacer.

 

Guelaya espera que los plásticos sean objeto de una política de prevención de basuras marinas

Debido al confinamiento ordenado por la alerta sanitaria del corononavirus, Guelaya ha suprimido sus actividades desde el 8 de marzo pasado, entre ellas una limpieza de playas en Horcas Coloradas en la segunda quincena de abril. Ahora recibimos la noticia de que la convocatoria internacional de Clean up the Med se suspende, y por tanto la limpieza de playas que venimos organizando a finales de mayo en coordinación con dicha convocatoria también ha sido suspendida por el mismo motivo.

Sin embargo, la posibilidad actual de pasear por Horcas Coloradas está invitando a algunas personas adultas acompañadas de menores a recoger espontáneamente basuras marinas arrojadas en el mar.

La playa de Horcas tendrá un plan de limpieza en su zona de baño, pero no lo tiene al menos en el medio kilómetro final. En el mes de diciembre se realizó la última limpieza de la playa en donde se constató un aumento de la cantidad de basuras marinas plásticas y herrumbres con respecto al año anterior, pero desde entonces no se ha producido ninguna nueva limpieza por lo que se ha acumulado gran cantidad de basura marina desde hace cinco meses aunque la mayoría, al ser plástico, es abundante más por su volumen que por su peso.

Ayer viernes 8 de mayo se puso junto a la playa de Horcas un nuevo contenedor amarillo, que hasta el momento faltaba (solo había uno marrón y uno azul). Por tanto ahora se crea la oportunidad de retirar basuras marinas de la playa sacadas en su mayoría por el oleaje y depositarlas en un contenedor amarillo para su reciclaje.

Por ello desde Guelaya queremos invitar a las personas que habitualmente participan en las limpiezas de playas en Melilla y a las que se quieran sumar a que vayan a pasear a Horcas con bolsos y aprovechen para recoger plásticos de envases y los depositen en el contenedor amarillo.

La consecuencia de no coger estos plásticos ahora es que con el sol se vayan fragmentando y dentro de un tiempo se hayan convertido en microplásticos, muy difíciles de recoger.

Por tanto, hasta que se pongan en marcha medidas preventivas por parte de la Administración y se prohíban los plásticos de usar y tirar lo mejor que podemos hacer es recogerlos en nuestra playa pues al no ser zona de baño nadie los recoge.

La industria del plástico está intentando aprovechar la pandemia del coronavirus especialmente en Europa para retrasar los planes ya aprobados de prohibición de plásticos de usar y tirar y no se puede aceptar una marcha atrás en esta materia.

 

contenedor amarillo incorporado a la playa de Horcas

Guelaya limpiará la playa de Horcas Coloradas tras los temporales de levante

Posted on Actualizado enn

  • La actividad se realizará el sábado 6 de abril a las 12 horas y están invitados todas las personas y entidades sociales que deseen participar.

 

  • Se trata de una actividad trimestral que se realiza en el contexto del programa de Ciencia Ciudadana de basuras marinas del MITECO

 

  • Guelaya ha solicitado la colaboración de la Consejería de Coordinación y Medio Ambiente para que aporte contenedores amarillos a la playa de Horcas y poder iniciar así la recogida selectiva de envases de plástico, brick y latas.

 

El invierno nos ha traído desde febrero temporales de levante que empiezan a ser sentidos por los melillenses además de por las basuras marinas que saca en nuestras playas por su influencia en las paradas técnicas de la desalinizadora.

 

Pero el levante, además de un problema para el abastecimiento del agua en la ciudad, saca a las playas una parte de lo que las personas vertemos al mar cuando lo usamos como si fuera un enorme vertedero sin pensar que tarde o temprano nos devolverá lo que vertemos en él.

 

Para resolver el problema de las basuras marinas hace falta conocerlo, y Guelaya está empeñado en que se conozca el problema para uqe se pueda resolver.

 

Y nada mejor que el programa de ciencia ciudadana del MAPAMA, cuando el gobierno central era del PP, o del MITECO, cuando el Gobierno es del PSOE.  Nada ha cambiado en ese programa que invita a la participación social.

 

Si no contamos las basuras que salen en Horcas de la misma manera que se cuentan las basuras que salen en las playas peninsulares, pero sobre todo, de la Demarcación marina Estrecho Alborán, nunca tendremos datos para poder pensar cual es la solución.

 

Pero parece Guelaya es la única entidad que quiere conocer el problema en Melilla, ya que no quiere entrar en un falso debate sobre de quién son los residuos, si de Melilla  o de Marruecos, porque eso no sirve para resolver el problema.

 

Recordamos que para acusar a los vecinos hay que tener la casa muy limpia, y no la tenemos, y estudiar que tipo de residuos vomita el mar es muy importanrte para poder afirmar, sin pruebas, que las basuras que saca el mar son de Melilla o de Marruecos.

 

La falta de limpieza de los cauces de Melilla con basuras comerciales, que tiene el comercio como responsable del 30% del empleo de la ciudad, es el motor económico local al margen del empleo derivado de la Administración pública, y por mucho que ese motor no consiga subir de revoluciones, minorizar los daños al medio ambiente que el comercio provoca es una obligación directa y primaria de las autoridades porque cada vez nos costará más dinero limpiar lo que nosotros mismos ensuciamos.

 

Para que el comercio en Melilla sea sostenible, hace falta que los residuos del comercio sean sostenibles y entren en la “economia circular europea”, en lugar de ir al cauce que lo lleva a la bahía y que acaba en un 20% en porquería que tenemos que quitar de las playas los melillenses de forma voluntaria.

 

Todas las personas y todas las entidades que sientan que en Melilla algo hay que hacer para acabar con las basuras marinas, y que lo que hay que hacer depende al mismo tiempo de las personas y las administraciones públicas, que vengan a la playa de Horcas el sábado a las 12.

 

Envases esperando salir al mar en el arroyo Mezquita