Emergencia Climática

Guelaya presentó sus propuestas iniciales al consejero de Infraestructuras, Urbanismo y Deporte sobre el PGOU

Posted on

  • La Consejería reconoce a Guelaya como persona jurídica interesada en el PGOU
  • La valoración de la reunión para los ecologistas ha sido positiva al poder participar en la evaluación ambiental estratégica que determina la Ley 21/2013
  • Las propuestas presentadas por Guelaya serán estudiadas por el equipo redactor del PGOU.

Guelaya ha presentado al consejero Rachid Bussian la necesidad de iniciar a la mayor brevedad posible el trámite de evaluación ambiental estratégica según la Ley 21/2013 de evaluación ambiental vigente y de adaptar el Plan al escenario actual de emergencia climática para no provocar más retrasos de los necesarios.

Desde la aprobación del informe ambiental y de la aprobación inicial de la revisión en 2012 se han producido cambios sustanciales en la redacción del PGOU que obligan a considerar la revisión como un procedimiento diferente al de hace una década, así como el escenario socio-económico.

Desde el año 2012 es difícilmente entendible que el proceso se haya quedado parado casi una década, pero intentar ahora terminarlo con prisas no es equivalente a terminarlo bien, por lo que Guelaya valora como positivo un retraso de meses en la aprobación para la evaluación ambiental estratégica tras un retraso de casi una década. Las prisas no son buenas consejeras. 

Las propuestas realizadas por Guelaya, además de iniciar el procedimiento de Evaluación Ambiental Estratégica  siguiendo la  Ley 21/2013 vigente desde el principio, fueron las siguientes:

1.- Que se redacte y se incluya de forma vinculante en el PGOU un Plan especial de adaptación al cambio climático de acuerdo a los compromisos internacionales firmados por España en materia de emergencia climática, y en concreto el Acuerdo de París, La Estrategia europea de cambio climático  y la Ley de cambio climático española.

2.- Que se preste una especial definición del papel de las zonas verdes ya existentes y de las nuevas, incluyendo las zonas forestales y la Red Natura 2000 en su integridad, para la mitigación del cambio climático, definiendo zona verde no solo por su uso público (como un aparcamiento por ejemplo) sino por incluir al menos un 51% de su superficie con cubierta vegetal.

3.- Que se incluyan normativas específicas de edificación para  promover el uso de energías renovables en las edificaciones y zonas periféricas de la ciudad al margen de los espacios protegidos  y para conservación de la biodiversidad urbana, tanto en edificios como zonas verdes, de acuerdo con la experiencia de otros municipios españoles, especialmente vinculados con la conservación del patrimonio arquitectónico.

4.- Que se incluyan los planes y reglamentos desarrollados desde 2012 en el PGOU como planes especiales en sus versiones actuales o en las actualizaciones que obligatoriamente deberán realizarse para adecuar reglamentos a la legislación vigente en algunos casos.

5.- Que se incorporen al PMUS las conclusiones del Plan Estratégico de Melilla 2020-2029

Entrevista con el consejero Rachid Bussian

Manifiesto sobre la inacción del gobierno de Melilla tras el primer aniversario de la Declaración de Emergencia Climática

Posted on Actualizado enn

Las entidades sociales y sindicales que firmamos la solicitud de “Declaración de Emergencia Climática” en Melilla hace un año denunciamos la falta de cumplimiento de los compromisos firmados y por ello manifestamos:

Que en el primer aniversario de la “Declaración de Emergencia Climática” (DEC), firmada en la Asamblea de la ciudad en octubre del 2019, no se ha producido ningún avance en los compromisos adquiridos. Esta falta de compromiso coincide con el quinto aniversario del Acuerdo de París, por el que los países firmantes, España entre ellos, se comprometieron a una reducción de emisiones de gases de efecto invernadero con el objetivo de limitar el aumento de temperatura global del planeta.

Que en el resto de España la acción política ante la emergencia sigue siendo insuficiente ya que la reducción del 20% que asume nuestro Gobierno nacional queda lejos del 55 % que sería necesario alcanzar en 2030 respecto a los niveles de 1990, comprometido en el contexto europeo esta semana.

Mientras que a nivel nacional no damos la talla, en Melilla la situación es incluso negativa. La inacción en nuestra ciudad queda patente en la evolución de la producción de electricidad que ENDESA declara en Melilla en los 12 meses posteriores a la firma de la DEC, con un incremento de consumos del 1,5%, siendo Melilla la excepción en un contexto nacional de tendencia de reducción de consumo.

Este dato nos permite afirmar rotundamente que no se ha hecho nada por cumplir los objetivos de disminución de emisiones.

La crisis sanitaria y la climática van de la mano

            Por otro lado, reiteramos que la crisis sanitaria que también estamos sufriendo está íntimamente relacionada con la crisis climática y que las soluciones para ambas han de ser conjuntas: no podremos dejar atrás esta pandemia -y las que vengan- sin que las soluciones tomadas sean compatibles con las medidas contra la emergencia climática.  La miopía de la política local intentando responder con las mismas medidas que las han provocado las dos emergencias  empieza a ser dañino para el conjunto de la ciudadanía.

El Gobierno está aprovechando la emergencia sanitaria como excusa para no hacer nada por disminuir las emisiones tras el anunciado repunte en consumo de combustible, electricidad, residuos… Sigue sin atender las demandas de empleos públicos en servicios claramente deficitarios y apostando por el cemento, el hormigón y la construcción, ahora que la frontera cerrada encarece los áridos y se promueven zonas grises en lugar de verdes penalizando económicamente y ambientalmente a la ciudad. En definitiva, se está impidiendo la transformación de Melilla en una ciudad sostenible.

Nuestros Gobiernos, nacional y local, adolecen de una falta de planificación realista tanto en el despliegue de las energías renovables como en el impulso de otras estrategias sectoriales como el hidrógeno verde. Esta improvisación constante augura nuevas burbujas especulativas con un elevado impacto ambiental y social.

Por lo tanto, no hay nada que celebrar hasta que existan políticas y medidas a la altura de los  criterios científicos en Europa, en España pero también en Melilla en este quinto aniversario de la Cumbre de París

Comprobado que al año de firmarse la DEC no solo no hay ningún avance si no que incluso asistimos a un retroceso, que no existe coordinación en la ciudad de Melilla que la ciudadanía pueda apreciar sobre las medidas que necesariamente son conjuntas entre la emergencia sanitaria y climática, REIVINDICAMOS:

Una respuesta conjunta a las emergencias que obedezca a objetivos medibles y cuantificables sostenibles porque ni los intereses sociales, ni ambientales ni de importantes sectores económicos de la ciudad se están cubriendo, en defensa de la histórica demanda de dignificación de los servicios públicos.

Entidades firmantes en Melilla

Plataformas ciudadanas                  

  • 2020 Rebelión por el Clima
  • Teachers for Future Melilla                    
  • Alianza por el Clima 

Entidades sociales

  • Guelaya-Ecologistas en Acción Melilla
  • Melilla ConBici
  • Seo/BirdLife

Sindicatos

  • CCOO
  • CGT
  • SATE/STEs                                                                

Melilla incrementa el consumo eléctrico durante el 2020 saltándose el compromiso de la Declaración de Emergencia Climática

Posted on

  • El incremento de demanda eléctrica hasta el pasado mes de octubre ha sido del 1,5% frente a la reducción del 7,5% del resto de Estado durante la primera mitad del 2020
  • El Gobierno de la Ciudad Autónoma incumple así la declaración de Emergencia Climática firmada en octubre del 2019.
  • Melilla es una excepción frente a la España peninsular en materia de energía a pesar de tener una población estabilizada, una actividad económica a la baja y un cierre fronterizo tras meses de confinamiento.

Ha pasado poco más de un año desde que el Pleno de la Asamblea aprobase por unanimidad de todos los representantes políticos la Declaración de Emergencia Climática y los resultados de consumo energético en nuestra ciudad indican que poco o nada se ha hecho para cumplir lo pactado.

La Declaración incluyó, además, el compromiso de reducir por debajo del 7% las emisiones causantes del cambio climático, humos tóxicos como los que produce diariamente la planta generadora de ENDESA en Melilla.

Llama la atención que, tras una tendencia de cinco años de disminución de consumo en nuestra ciudad, en el 2020 se haya producido este pico de incremento en un 1,5%, según ha informado la propia central de ENDESA a requerimiento de Guelaya. En cambio, por primera vez en cinco años, en el contexto nacional, en el 2019 se consumió un 1,6% menos de electricidad, según datos de Red Eléctrica de España. Según el mismo organismo, el consumo peninsular de energía eléctrica se redujo en un 7,5% durante los seis primeros meses de este año.

Esta contradicción merece ser aclarada, por lo que Guelaya ha demandado toda la información disponible en la Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad. 

Desde Guelaya no se entiende que estos incrementos de consumo energético se produzcan con una población estabilizada en 86.000 personas y en un contexto económico ralentizado, más aún desde el cierre fronterizo.

Este incremento de consumo es especialmente dañino para el medio ambiente teniendo en cuenta, además, que en Melilla la energía no se obtiene de fuentes renovables, a diferencia de la península donde casi el 40% de la energía es de origen renovable.

Es por esto que desde Guelaya exigimos al Gobierno local un esfuerzo en inversiones  para instalar energías renovables en Melilla con el objetivo de reducir las emisiones por debajo del 7% anual.

Así mismo, consideramos relevante que se invierta también en campañas de concienciación de ahorro energético, incluyendo para ello la contratación de educadores sociales.

Desde Guelaya lamentamos la inacción del Gobierno local frente a la emergencia climática pese a la firma de la Declaración hace un año. Una emergencia climática que está relacionada con la emergencia sanitaria que también estamos sufriendo, como si fuesen dos caras de la misma moneda.

Medio Ambiente anuncia el inicio de la creación de una Zona de Bajas Emisiones

Posted on Actualizado enn

Esperamos que la declaración de intenciones sobre las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) del Gobierno de la Ciudad quiera decir que hemos doblado la curva de la torpeza política en defensa del aire que respira toda la población.

  • Guelaya Ecologistas en Acción apoya la decisión y espera que se considere la aprobación de la ZBE una emergencia climática y sanitaria al mismo tiempo.
  • La torpeza o miopía política de los Gobiernos anteriores han convertido en un problema lo que sencillamente era respeto a la legalidad vigente y a la salud de las personas de Melilla.
  • Es el aire que respiramos todas las personas, no es política, ni de izquierdas ni de derechas

Sin intentar restar importancia a la aplicación del plan MOVES II en Melilla, sobre todo por el apoyo que supone a los desplazamientos laborales, Guelaya quiere manifestarse sobre el anuncio en rueda de prensa realizado por el viceconsejero Vizcaíno sobre la creación de una Zona de Bajas Emisiones, que en ciudades de más de 50.000 habitantes no hay que aplaudirlas porque son de obligado cumplimiento antes de 2023, pero teniendo en cuenta el enorme retraso acumulado en materia de defensa de la ciudadanía ante la contaminación en esta ciudad, como declaración de intenciones hay que valorarla como enormemente positiva. Esperamos que se empiece a torcer la curva de la torpeza política en materia de políticas públicas en defensa del aire que respira toda la población.

Publicar en el BOME la zonificación de la calidad del aire en Melilla reconociendo la obligación de la Ciudad Autónoma sobre medir de forma permanente la calidad del aire y de informar a las personas del nivel de los contaminantes del aire día a día, hora a hora en una ciudad repleta de asmáticos y alérgicos, y declarar la intención de crear una zona de bajas emisiones en el centro de la ciudad es un paso adelante en beneficio de todas las personas.

La negativa de varios gobiernos anteriores y la tozudez del consejero anterior que incluso llegó a afirmar* que “Melilla nunca ha incumplido ningún parámetro de calidad del aire” nos obliga a tener que correr ahora para poder cumplir con la obligación que se tenía con la salud pública y el medio ambiente, y con la normativa europea, para no ser castigados con una multa.

Nos da vergüenza haber tenido un Gobierno que ha pagado a una empresa la friolera de 123.175,71 € por emitir un informe de “EVALUACIÓN DE LA CALIDAD DEL AIRE Y ZONIFICACIÓN DE LA CIUDAD AUTÓNOMA DE MELILLA” (EXP. 49/2018/CMA)” para que le diga a la Consejería exactamente lo que Ecologistas en Acción lleva demandando desde el año 2013 en sus informes estatales de calidad del aire, que hay obligación de establecer equipos de medición permanentes y que hay parámetros que superan los niveles legales para concluir que en Melilla hay tres zonas de calidad del aire, las zonas verdes del norte de la ciudad con su red Natura 2000, el puerto junto con ENDESA y el polígono industrial en el sur es la zona industrial y el resto es la zona urbana.

Esto tiene una única consecuencia, retrasar en años lo que era evidente que el Gobierno de la Ciudad tenía que afrontar. ¿No tiene la opinión pública la sensación de que gastar dinero más de 100.000 euros para concluir eso ha sido un dispendio público? Nosotros sí.

Con pocos datos pero suficientes para saber que en Melilla sí se sobrepasan parámetros, hay que intentar comunicar a una ciudad que está en una situación frágil por el COVID-19, por los ERTES y por el cierre de la frontera y por… de no saber nada sobre ZBE y a tener que plantearse deprisa y corriendo una Zona de Bajas Emisiones antes de que los melillenses se empiecen ni siquiera a familiarizar con sus inciales, ZBE, y de que alguien les informe de que la calidad del aire en Melilla sobrepasa niveles legales y que nos ha pillado el toro para cumplir lo que es un derecho en los países europeos: saber lo que respiras.
Guelaya hará lo que tenga que hacer para intentar acelerar la creación de una ZBE en Melilla, informaremos hasta donde sepamos y reclamaremos junto a toda la gente que quiera hacerlo que los presupuestos de 2021 visualicen en partidas presupuestarias concretas el esfuerzo que se va a hacer por defender, en primer lugar, el derecho a saber lo que respiramos en 2021, y en segundo lugar la creación de una ZBE en el mismo año, porque las fuentes de contaminación en Melilla se conocen perfectamente y no hay que hace contratos con ninguna empresa para saber donde hay que actuar.
Es el aire que respiramos, no es política

Acción global climática 25S

Posted on

Justicia climática para salir de las crisis

Melilla se suma el 25S a las acción climática global con el lema Justicia climática para salir de las crisis

Llamamos a los melillenses a manifestar su preocupación por la emergencia climática y por el trabajo moviéndose la tarde del viernes 25 en bicicleta por las calles seguras de Melilla

Los convocantes llaman la atención sobre la necesidad de transformar el trabajo para salir de todas las crisis.

2020: Rebelión por el clima y las entidades de Melilla que forman parte de la Alianza por el Clima queremos sumarnos en nuestra ciudad a las acciones climáticas que se celebran el viernes 25 de septiembre en todo el mundo y en nuestro país.

La protesta, que defiende el principio de conseguir Justicia social y ambiental se centra en esta convocatoria en el trabajo.

Como se afirma en el manifiesto estatal por el 25S “hace falta que transformemos uno de los ejes estructurales de nuestro sistema: el trabajo, que hoy está estrechamente asociado a la precariedad, la desigualdad y la destrucción del territorio, y se sitúa de espaldas a la vida.”

En Melilla queremos destacar los efectos de la pandemia en dos ámbitos especialmente:

Los cuidados: es fundamental situar los procesos del sostenimiento de la vida en el centro de un nuevo modelo de trabajo. Estos procesos esenciales han estado y son mayoritariamente asumidos por mujeres y personas migradas, consolidando una división sexual y transnacional del trabajo, pero son responsabilidad de todas las personas. Visibilicemolos. Revaloricémoslos. Redistribuyámoslos. Construyamos modelos basados en la cooperación, la solidaridad local y global, y la interdependencia,

El sector público: la pandemia ha demostrado la importancia y necesidad de blindar los servicios públicos que dan cobertura a los derechos fundamentales  de la población que, siendo esenciales, han sido objeto de múltiples recortes y privatizaciones en los últimos años.

La Asamblea de Melilla firmó por unanimidad una Declaración de emergencia climática el año pasado en la que se señalaba la necesidad de actuar en un conjunto de ámbitos y desgraciadamente las esperanzas depositadas en la Ciudad Autónoma para representar las preocupaciones de las personas no se están viendo cumplidas, motivo por el cual es más importante si cabe que las personas de Melilla empecemos a tomar conciencia de la inacción de nuestro Gobierno y de la necesidad de manifestar nuestros desacuerdos.

Activas y organizadas, seguimos luchando por la vida.

¡¡¡El viernes 25 de septiembre a partir de las 18 h animamos a las personas de Melilla a salir en bici por Melilla por la justifica ambiental y social por las zonas más seguras, carril bici y ciclocalle.

¡¡ Moverse en bici es compatible con el Covid-19 !!

El consumo de combustible desde 2010 ha aumentado en Melilla un 450% y con ello las emisiones del transporte

Posted on

• No se están tomando medidas en una situación de emergencia climática ni se están evaluando las que se adoptan que son positivas pero claramente insuficientes.

    • Desde que se aprobó el Plan de movilidad sostenible en 2013 el consumo de combustible ha aumentado a pesar de que la población se ha estabilizado en los últimos cinco años.

    • No se ha conseguido desvincular el aumento de emisiones de la actividad económica.

La semana europea  de la  movilidad tiene dos caras. Para la Administración es un momento de mostrar los avances del año y hacer las promesas para el año siguiente y para las entidades sociales que promovemos la movilidad sostenible es momento de reinvindicar medidas y de poner los problemas encima de la mesa.

No se ha conseguido disminuir las emisiones desde que existe el PMUS con una población estabilizada en algo más de 84.000 censados. No se ha conseguido pacificar el tráfico rodado y que nuestras calles sean más seguras para los más vulnerables, peatones y ciclistas. No se ha conseguido incrementar el número de usuarios de la COA.

No se ha conseguido poner en valor lo publicado en el BOME del martes 12 de marzo de 2019, fruto de un largo camino de reinvindaciones y consensos donde solo en 10 calles de la ciudad está peritido superar los 30 Km/h.

El pacto por la movilidad de Melilla incluía entre sus objetivos el de  “Fomentar el uso racional del coche, aplicando medidas que faciliten el cambio a otros modos de transporte más sostenibles y que promuevan la inter-movilidad.”

No se ha querido evaluar los resultados de las iniciativas que se han vendido politicamente como PMUS por parte de ningún Gobierno de la ciudad desde 2013.

El análisis de los datos sobre evolución del consumo de combustible en Melilla que nos ha proporcionado la Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad no deja lugar a dudas sobre la gravedad de la falta de eficacia de las medidas desde el punto de vista de la disminución de las emisiones que según el acuerdo de Paris debe hacerse entre un 7% y un 10% anual según criterios científicos.

Tras los descensos de consumo de combustibles y de emisiones en abril 2020 motivados por el confinamiento del COVID-19 del 67%, en junio con varias fases de desescalada terminadas y la actividad económica casi restablecida la disminución de consumo de combustibles se limitó al 29% que es lo que atribuimos al cierre con la frontera con Marruecos.

Si el Gobierno actual y los que vendrán no se toman en serio durante la próxima década que el crecimiento económico no puede suponer crecimiento de emisiones las entidades sociales tendremos que seguir el camino de denunciar ante los tribunales la inacción política ante las emergencias que afectan primero a las personas.

Solo un estudio sobre modalidades de movilidad podrá permitir evaluar lo que está realmente pasando con las medidas que desarorllan el PMUS porque en el medio plazo, no parece que solucione ni la emergencia climática, ni la violencia vial.

Los ecologistas podemos pensar que la emergencia sanitaria es prioritaria pero si los sacrificios presupuestarios para el control del COVID-19 tienen los mismos o peores resultados que la inacción del gobierno local ante la emergencia climática no queda otro remedio que recordar que la declaración de emergencia climática en la asamblea de Melilla la firmaron todos los grupos políticos y por tanto RECLAMAMOS a todas las formaciones políticas que dejen el fuego cruzado que mantienen públicamente para otro momento y resuelvan los problemas de la población.

Guelaya envía una petición al consejero de urbanismo para que promueva la instalación de energía fotovoltaica en Melilla

Posted on Actualizado enn

  • La petición es una iniciativa de la Alianza por el Autoconsumo a la que Ecologistas en Acción se ha sumado

 

  • La situación de “isla energética” de Melilla hace prioritaria la promoción de energías alternativas si queremos ser sostenibles.

 

  • El beneficio económico del CO2 no emitido a la atmósfera es mucho mayor para la Ciudad que todas las licencias no cobradas si se aceptan las modificaciones que se proponen.

 

  • Las consecuencias sociales son positivas por la demanda de empleo para la instalación de los equipos.

 

Ahora que comprobamos la respuesta política ante la alarma sanitaria del coronavirus, Guelaya quiere recordar que existe otra emergencia  declarada, la emergencia climática, que está a la espera de que se adopten medidas urgentes y prioritarias.

 

Recientemente se ha anunciado por parte del responsable de energías renovables de nuestra consejería de medio ambiente y sostenibilidad algunas medidas dotadas de presupuesto encaminadas a la promoción de las energías renovables en la ciudad, uno de los compromisos firmados en la asamblea en la declaración de emergencia climática.

 

Dotar de presupuesto a la promoción de las energía renovables es una medida esencial e imprescindible, pero no agota todas las medidas de las que la administración autonómica y local dispone para ese fin.

 

Por eso Guelaya se ha sumado a través de su organización confederal, Ecologistas en Acción, a las peticiones que desde la Alianza por el Autoconsumo se han enviado en todo el territorio español, recayendo la responsabilidad de adoptarlas en Melilla a la Consejería de Infraestructuras, Urbanismo y Deportes, a la que Guelaya ya se ha dirigido.

 

Guelaya solicita la modificación de la normativa de urbanismo para simplificar la instalación de energías renovables en el ámbito urbano para facilitar la implantación de sistemas de autoconsumo en los edificios y en los espacios públicos y privados.

También consideramos importante que las instalaciones de autoconsumo fotovoltaico sobre cubierta se tramiten mediante comunicación previa, incluyendo toda la documentación necesaria para garantizar la seguridad de los edificios y de los trabajadores, y no se requiera licencia de obra, medida que contribuirá de forma muy eficiente a simplificar la tramitación administrativa.

Entendemos que con estos cambios se pueda argumentar que dejarían de obtener el ingreso por la licencia de obras, pero seguro que el interés general, como lo es avanzar en dotarnos de un sistema energético más sostenible y eficiente (objetivo al que el autoconsumo contribuye de manera crucial), se antepondrá a otros intereses menores. No obstante, el beneficio económico del CO2 no emitido a la atmósfera es mucho mayor globalmente para la Ciudad que todas las licencias no cobradas.

Las consecuencias sociales derivadas de adoptar estas medidas son positivas por la demanda de empleo para la instalación de los equipos.

Por todo ello, Guelaya espera recibir una respuesta positiva a nuestra peticiones, lo que supondrá un ejercicio de coordinación horizontal entre consejerías con competencias medioambientales de la que estamos tan necesitados en Melilla.

 

paneles solares

 

La Consejería dará acceso a Guelaya a la información ambiental que solicitó sobre residuos, especialmente referente a ECOEMBES

Posted on Actualizado enn

  • Las propuestas de Guelaya en materia de residuos serán analizadas por la Consejería, aunque los ecologistas demandan mayor urgencia en la aplicación de las medidas.

 

  • Se mantienen diferencias de interpretación sobre el vertido de las escorias que según los ecologistas deben ser enviadas a vertederos de la península.

 

Han transcurrido más de tres meses desde que Guelaya presentó al consejero de medio ambiente y sostenibilidad sus propuestas en materia de residuos tras los primeros 100 días de mandato. Por ese motivo, representantes de la asociación han vuelto a tener una  entrevista con el consejero con el objeto de hacer balance de las peticiones anteriores y plantear nuevas.

 

Con respecto a las peticiones de información ambiental que la asociación solicitó a la Consejería, hemos recibido la confirmación de que los ecologistas tendrán acceso a dicha información. Especialmente importante es conocer los datos que presentó ECOEMBES para la solicitud de autorización de un Sistema Integrado de Gestión de Residuos.

 

Con respecto a las medidas encaminadas a la reducción y reutilización de residuos, la Consejería trasladó a la asociación su disponibilidad a ponerlas en marcha en los próximos meses, si bien para los ecologistas deberían estar ya en marcha.

 

También creemos que el retraso en conseguir el objetivo del 50% de los materiales reciclables, incluyendo la materia orgánica, debe compensarse con medidas de reducción, prevención y reutilización de residuos con carácter de urgencia.

 

Además de estas peticiones, Guelaya ha trasladado otras nuevas que se vienen a sumar a las anteriores.

 

Como consecuencia del 8º informe sobre vertidos de escombros que la asociación publicó el mes de enero, se han trasladado las propuestas de solución que se requirieron al Gobierno anterior en mayo de 2018. El problema de los escombros siempre mejora meses antes de la “La Africana” y si no lo hace se limpia “manu militari”. Lo que nos preocupa es que meses después de la prueba deportiva todo vuelve a la misma situación, al olvido y a volver a empezar a limpiar sin ninguna medida preventiva, destinando ingentes cantidades de dinero público a campañas de limpieza, un capital que podría destinarse a otros fines sociales que demandan la intervención del gobierno local.

 

En materia de vertederos, Guelaya mantiene la petición de que las escorias de la incineradora deben ir a la península, ya que no son residuos inertes y por ello no pueden depositarse en el vertedero de residuos de demolición y construcción. Ese hecho motivó que la asociación presentara denuncia en la Fiscalía de zona de Melilla, quien abrió una investigación que está pendiente de resolverse con los resultados de los análisis que se han efectuado.

 

Finalmente, Guelaya ha manifestado su preocupación por las próximas novedades legislativas en materia de residuos que van a obligar a la recogida selectiva de materia orgánica  o a la economía circular, y hemos vuelto a poner en la palestra el problema omnipresente de los plásticos.

 

Se van  a producir cambios rápidos y urgentes para los que las CCAA están realizando experiencias piloto para adoptar medidas en una situación de emergencia climática, y Melilla tiene que hacer frente a enormes dificultades si quiere responder a las nuevas demandas legales.

 

negros nubarrones corren sobre la incineradora de Melilla

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Guelaya hace balance de las peticiones realizadas el 26 de septiembre al viceconsejero de medio ambiente Francisco Vizcaíno y presenta nuevas peticiones

Posted on Actualizado enn

 

  • La mayoría de las peticiones se han cumplido, por lo que valoramos positivamente el último trimestre (firma de la declaración de emergencia climática, acuerdo de reforestaciones, mejora en el tratamiento del arbolado urbano en las podas)

 

  • El desarrollo de normativas de medio ambiente que Guelaya considera urgentes se están retrasando, y la lentitud en la tramitación puede convertirse en un problema en el año 2020 por falta de recursos humanos y económicos en la Consejería

 

  • Guelaya espera conocer los presupuestos de medio ambiente para comprobar el compromiso de la ciudad con las medidas para disminuir las emisiones con efecto en la emergencia climática y proteger la biodiversidad local.

 

Tras las elecciones de mayo pasado Guelaya se dirigió al consejero de medio Ambiente y sostenibilidad y al viceconsejero de recursos hídricos, energías renovables y políticas ambientales para solicitarles una entrevista con el fin de abrir los canales de comunicación entre Ecologistas en Acción y el organismo ambiental de la Ciudad.

 

La primera entrevista se realizó con el viceconsejero Francisco Vizcaíno el 26 de septiembre, y semanas después, en octubre, se celebró la entrevista con el consejero Hassan Mohatar. Por tanto, Guelaya ha solicitado al cumplirse tres meses después sendas entrevistas para hacer balance de las peticiones que se hicieron y para realizar nuevas prioridades.

 

En la entrevista mantenida con el viceconsejero Vizcaíno se pasó revista a las cinco demandas realizadas el 26 de septiembre y el resultado fue el siguiente:

 

Se firmó la declaración de emergencia climática y el acuerdo de reforestaciones. Se ha mejorado el trato al arbolado urbano ante las podas excesivas que se venían haciendo, aunque esta cuestión, que se trató con el personal técnico de la oficina del medio natural que depende  tambien de la viceconsejería, es responsabilidad del consejero Mohatar que de hecho recibió a la plataforma ciudadana que le demandó esta cuestión como responsable de áreas verdes de la ciudad.

 

No se han podido valorar los presupuestos del año 2020 por lo que esta cuestión queda pendiente de que Guelaya tenga conocimiento del mismo.

 

El balance es por tanto positivo, porque apreciamos avances en tres de los cinco asuntos presentados.

 

Sin embargo, apreciamos un retraso de un quinto asunto, las normativas ambientales, que para Guelaya es urgente desarrollar pues ya se le habían planteado al anterior equipo de Gobierno años antes. Por eso creemos que puede convertirse en un problema en 2020 derivado de la falta de recursos humanos en la Consejería, por lo que es el momento de subsanar con reflejo en los presupuestos esta deficiencia que ya se apreció con el anterior Gobierno sin haber tenido respuesta.

 

Sobre las nuevas peticiones que consideramos prioritarias para este trimestre Guelaya ha planteado al viceconsejero lo siguiente:

 

1.- La urgente necesidad de aprobar normativas ambientales relativas a ruidos, la Red Natura 2000 y fijar las reglas del juego del protocolo de especies marinas como cetáceos y tortugas marinas.

 

2.- Guelaya solicita tener conocimiento de los presupuestos con el fin de presentar sugerencias y propuestas con el fin de evitar presentar alegaciones una vez aprobadas en la asamblea, como se vió obligada a hacer en los presupuestos de 2018 y 2019.

 

3.- La declaración de emergencia climática incluyó un punto sobre mecanismos de participación, así que las entidades sociales agrupadas en la Alianza por el Clima y que solicitamos la declaración de emergencia el año pasado, incluida 2020Rebelión por el Clima Melilla, reclamamos que se pongan ya en marcha estos mecanismos de participación.

 

4.- Reclamamos una vez más que Melilla no sea el único territorio del Estado que no pueda ofertar a sus ciudadanos algo tan básico como informar de la calidad del aire. No es una cuestión política; solo la insensibilidad del anterior Gobierno puede mantenernos en esta vergüenza. No es política, es sentido común. Queremos saber lo que respiramos.

 

5.- Finalmente, Guelaya invita al responsable de recursos hídricos de la Ciudad a participar en una charla con motivo del Día Internacional del Agua. Queremos saber cual es la política de recursos hídricos de la ciudad en cuanto al ahorro de agua y la reutilización de las aguas terciarias.

 

actividades de guelaya

 

 

 

 

 

Guelaya continúa este sábado su campaña de reforestación en el río de Oro

Posted on Actualizado enn

  • El sábado 18 se repetirá la reforestación solidaria en el mismo sitio a las 12 horas.

 

  •  Guelaya agradece la participación del pasado domingo y amplía la reforestación solidaria para los que no pudieron participar.

 

  • Invitamos a los melillenses a venir a la reforestación caminando, en bici o en COA (línea 7 García Cabrelles-Farhana).

 

La campaña de reforestación de Guelaya Ecologistas en Acción que comenzó el pasado domingo 12 de enero se continuará con una nueva cita el próximo sábado 18 en el mismo sitio, río de Oro, a la  misma hora, las 12:00. Se mantiene el carácter solidario para aquellas personas que no pudieron venir a contribuir la semana pasada.

 

En esta ocasión Guelaya quiere llamar la atención sobre la importancia que en la situación de emergencia climática que vivimos tienen las conductas proambientales como las plantaciones de especies autóctonas y en este caso por la importancia de recuperar los ecosistemas de ribera de nuestro río de Oro.

 

El aumento de las plantaciones en nuestra ciudad y en todo el planeta se hace necesario por su papel de regulador de la calidad del aire, absorbiendo CO2, pero las consecuencias proambientales pueden ser mayores si cabe si además aprovechamos nuestro tiempo libre par dejar el coche en casa y acudir a la cita caminando o en bicicleta, lo que redundará igualmente en favorecer hábitos saludables.

 

Pero si caminar o ir en bicicleta no es posible, el transporte público ofrece una magnífica oportunidad de promover la movilidad sostenible.

 

Guelaya invita a venir al río de Oro en COA utilizando la línea 7 Gracía Cabrelles-Farhana, que tiene salidas cada 20 minutos a partir de las 11.40 para llegar en el horario  de la reforestación. Las salidas para volver serán igualmente cada 20 minutos saliendo de la frontera de Farhana a las 00, 20 y 40 minutos de cada hora.

 

cartel reforestacion 18 enero