Teachers for Future Spain

Manifiesto sobre la inacción del gobierno de Melilla tras el primer aniversario de la Declaración de Emergencia Climática

Posted on Actualizado enn

Las entidades sociales y sindicales que firmamos la solicitud de “Declaración de Emergencia Climática” en Melilla hace un año denunciamos la falta de cumplimiento de los compromisos firmados y por ello manifestamos:

Que en el primer aniversario de la “Declaración de Emergencia Climática” (DEC), firmada en la Asamblea de la ciudad en octubre del 2019, no se ha producido ningún avance en los compromisos adquiridos. Esta falta de compromiso coincide con el quinto aniversario del Acuerdo de París, por el que los países firmantes, España entre ellos, se comprometieron a una reducción de emisiones de gases de efecto invernadero con el objetivo de limitar el aumento de temperatura global del planeta.

Que en el resto de España la acción política ante la emergencia sigue siendo insuficiente ya que la reducción del 20% que asume nuestro Gobierno nacional queda lejos del 55 % que sería necesario alcanzar en 2030 respecto a los niveles de 1990, comprometido en el contexto europeo esta semana.

Mientras que a nivel nacional no damos la talla, en Melilla la situación es incluso negativa. La inacción en nuestra ciudad queda patente en la evolución de la producción de electricidad que ENDESA declara en Melilla en los 12 meses posteriores a la firma de la DEC, con un incremento de consumos del 1,5%, siendo Melilla la excepción en un contexto nacional de tendencia de reducción de consumo.

Este dato nos permite afirmar rotundamente que no se ha hecho nada por cumplir los objetivos de disminución de emisiones.

La crisis sanitaria y la climática van de la mano

            Por otro lado, reiteramos que la crisis sanitaria que también estamos sufriendo está íntimamente relacionada con la crisis climática y que las soluciones para ambas han de ser conjuntas: no podremos dejar atrás esta pandemia -y las que vengan- sin que las soluciones tomadas sean compatibles con las medidas contra la emergencia climática.  La miopía de la política local intentando responder con las mismas medidas que las han provocado las dos emergencias  empieza a ser dañino para el conjunto de la ciudadanía.

El Gobierno está aprovechando la emergencia sanitaria como excusa para no hacer nada por disminuir las emisiones tras el anunciado repunte en consumo de combustible, electricidad, residuos… Sigue sin atender las demandas de empleos públicos en servicios claramente deficitarios y apostando por el cemento, el hormigón y la construcción, ahora que la frontera cerrada encarece los áridos y se promueven zonas grises en lugar de verdes penalizando económicamente y ambientalmente a la ciudad. En definitiva, se está impidiendo la transformación de Melilla en una ciudad sostenible.

Nuestros Gobiernos, nacional y local, adolecen de una falta de planificación realista tanto en el despliegue de las energías renovables como en el impulso de otras estrategias sectoriales como el hidrógeno verde. Esta improvisación constante augura nuevas burbujas especulativas con un elevado impacto ambiental y social.

Por lo tanto, no hay nada que celebrar hasta que existan políticas y medidas a la altura de los  criterios científicos en Europa, en España pero también en Melilla en este quinto aniversario de la Cumbre de París

Comprobado que al año de firmarse la DEC no solo no hay ningún avance si no que incluso asistimos a un retroceso, que no existe coordinación en la ciudad de Melilla que la ciudadanía pueda apreciar sobre las medidas que necesariamente son conjuntas entre la emergencia sanitaria y climática, REIVINDICAMOS:

Una respuesta conjunta a las emergencias que obedezca a objetivos medibles y cuantificables sostenibles porque ni los intereses sociales, ni ambientales ni de importantes sectores económicos de la ciudad se están cubriendo, en defensa de la histórica demanda de dignificación de los servicios públicos.

Entidades firmantes en Melilla

Plataformas ciudadanas                  

  • 2020 Rebelión por el Clima
  • Teachers for Future Melilla                    
  • Alianza por el Clima 

Entidades sociales

  • Guelaya-Ecologistas en Acción Melilla
  • Melilla ConBici
  • Seo/BirdLife

Sindicatos

  • CCOO
  • CGT
  • SATE/STEs                                                                

Ante la celebración de la Cumbre por el Clima en Madrid (#COP25) la sociedad se organiza en Melilla. Nace la plataforma ciudadana “Teachers for Future Melilla”

Posted on Actualizado enn

  • 2020Rebelión por el Clima Melilla saluda a la nueva plataforma que viene a sumarse a las entidades que conforman la Alianza por el Clima en nuestra ciudad

 

  • Cualquier interesado en Teachers for Future en Melilla puede consultar el manifiesto fundacional de la plataforma en España en el siguiente enlace:

 

teachersforfuturespain.org

 

  • SATE/STEs Melilla, miembro de la Alianza por el Clima que firmó la declaración de emergencia climática en España y en nuestra ciudad, servirá de comunicación entre la plataforma y los centros  docentes de Melilla.

 

  • Cualquier persona interesada en Teacher for Future Melilla puede ponerse en contacto: teachersforfuturemelilla@gmail.com

 

¿Qué es Teachers for Future Spain? (Adaptación del manifiesto Teachers For Future Spain)

 

TEACHERS FOR FUTURE SPAIN

 

Teachers For Future Spain agrupa a un conjunto de docentes interesados por el medio ambiente, el cambio climático y las consecuencias que está produciendo el calentamiento global en nuestro planeta.

 

Teachers For Future en España surge a raíz de las primeras convocatorias de Fridays For Future en España, que apoya el movimiento surgido en Suecia y abanderado por la joven activista medioambiental Greta Thunberg.

 

Además de apoyar a nuestros estudiantes en las acciones puntuales que organicen, pretendemos promover la conciencia medioambiental y el desarrollo sostenible con acciones educativas en nuestros centros escolares en consonancia con la agenda 2030 de Naciones Unidas. Esta agenda enfatiza la urgencia de combatir las injusticias sociales, promover la igualdad y proteger los derechos humanos garantizando una protección duradera del planeta y sus recursos naturales.

 

«Estamos resueltos a poner fin a la pobreza y el hambre en todo el mundo de aquí a 2030, a combatir las desigualdades dentro de los países y entre ellos, a construir sociedades pacíficas, justas e inclusivas, a proteger los derechos humanos y promover la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de las mujeres y las niñas, y a garantizar una protección duradera del planeta y sus recursos naturales”, señalaron los Estados en la resolución.» (25 de septiembre de 2015)

 

La comunidad educativa tiene el deber de implicarse y dar respuesta a una emergencia climática que los expertos científicos han dejado claro en su informe Informe Especial 1’5 ºC, publicado por el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC: Intergovernmental Panel on Climate Change). Se exige la descarbonización completa para el año 2050, o será demasiado tarde para revertir los efectos del calentamiento global y sus consecuencias.

 

Para conseguir estos objetivos debemos actuar en distintos ámbitos: transición al uso de energías renovables, reducción drástica del consumo y utilización de envases de plástico, apostar por la economía circular (reducir, reutilizar y reciclar) y no la de producir, usar y tirar, por ejemplo.

Todo esto es imposible lograrlo si la población está desinformada, y no concienciada con su entorno y cómo puede ayudar a mejorarlo. Es aquí donde como docentes debemos dar respuesta a este desafío. Si educamos a la población en edad escolar llegamos no sólo a ellos sino a las familias alcanzando así a un gran porcentaje del entramado social.

 

Por ello proponemos:

 

NATURALIZACIÓN DE LAS PRÁCTICAS ESCOLARES PARA EL ACERCAMIENTO AL MEDIO AMBIENTE

Solamente mediante el conocimiento de nuestro entorno estaremos preparados para protegerlo y cuidarlo. Por ello es necesario salir del aula y que los estudiantes tengan contacto con la naturaleza. Debemos promover prácticas pedagógicas que faciliten el contacto con el medio, fuente inagotable de elementos para la sostenibilidad. EDUCACIÓN AMBIENTAL EN TEORÍA Y PRÁCTICA

Los contenidos relacionados con la sostenibilidad y consumo responsable deben estar incluidos en el currículo de las distintas materias y ser llevados a la prácica. ¿Cómo? Mediante, por ejemplo, la plantación de especies de árboles y plantas autóctonas en las zonas verdes de los centros y su posterior cuidado, la incorporación de zonas de compostaje, salidas a vertederos, depuradoras de aguas, desalinizadoras.

 

PROMOCIÓN DE LA SOSTENIBILIDAD GLOBAL EN LOS CENTROS ESCOLARES

Los distintos integrantes de la comunidad educativa: estudiantes, padres, administración; deben unirse en el objetivo común de promover prácticas que hagan del entorno escolar un lugar sostenible en cuanto al consumo de energía.

 

Se fomentará la instalación de paneles solares, el uso de la bicicleta en un entorno seguro mediante la construcción de carriles bici y aparcamientos, se fomentará el abandono del transporte privado para acercar a los estudiantes al centro y se informará a las familias de los perjuicios que esta práctica conlleva para la salud con la emisión de altos porcentajes de CO2.

 

Otros ejemplos de medidas que ayudarán a la reducción de la huella de carbono producida por los centros escolares pueden ser la instalación de aerogeneradores, riego por goteo, eliminación del uso de envases de plástico, reciclaje de papel y utilización de papel reciclado.

 

Hemos de convertir nuestros centros educativos en lugares descarbonizados y modelos de una transición ecológica posible a una sociedad que cuida el planeta y es consciente de sus límites. No podemos seguir enseñando contenidos que no podamos llevar a la práctica en nuestros centros.

 

Sabemos que los resultados en lo que concierne a la educación ambiental se verán a largo plazo y son el fruto de la paciencia, aún así no podemos esperar y debemos actuar YA.