Área de conservación

Una descoordinación entre administraciones deja sin compensaciones ambientales la destrucción del pinar en la obra de la ampliación de la desaladora en la Red Natura 2000

Posted on Actualizado enn

  • Los ecologistas aplauden las compensaciones económicas  que va a aportar CHG para crear empleo verde para una reforestación masiva en Melilla.
  • Guelaya garantiza los miles de árboles que sean necesarios gracias al vivero forestal que gestiona debido a la concesión de terreno con CHG y al acuerdo de reforestación firmado con la Consejería.
  • El proyecto de ampliación no valoró que la tubería de impulsión de agua tratada transitaba por terrenos de la Red Natura 2000 de Melilla de valor ecológico por la presencia de reforestaciones de Tetraclinis articulata.
  • El inicio de la obra coincide igualmente con el comienzo de la época de cría de las aves.

Se trata de un problema de coordinación entre administraciones que debería tener una solución satisfactoria para todas las partes. Es lo que afirman los ecologistas, que se han puesto en contacto con funcionarios de la Consejería y con el representante de CHG en Melilla.

Guelaya y Seo/Melilla aplauden la decisión de CHG de compensar los daños ambientales de la ampliación de la desaladora con 10.000 árboles procedentes de Marruecos que llevan un año a la espera de ser replantados tras el cierre de la frontera.

Los ecologistas solicitarán el preceptivo proyecto técnico a la Consejería para coordinar las compensaciones ambientales de la desaladora con los encargos que ha recibido debido a otras obras en las que Guelaya debía aportar Tetraclinis articulata para compensar obras en la zona periférica sur de la Red Natura 2000.

Como ha adelantado el Consejero Hassan Mohatar, el problema es la nueva tubería de impulsión de aguas tratada en la desaladora, que debido a su ampliación debe ser sustituida por una de mayor diámetro para permitir trasladar 10.000 m3 más al día. Por ello, una superficie superior a media hectárea, más de 5000 m2, en una longitud superior a un kilómetro ha sido arrasada para abrir la zanja para la nueva tubería.

Los daños transcurren por la explanada de Rostrogrdo, con baja densidad de vegetación, pero al al salir de la carretera de bajada a Aguadú la conducción atraviesa el pinar próximo a los campos de tiro donde existe araar (Tetraclinis articulata) y otras especies arbustivas de interés ecológico, por lo que se ha producido un daños ambiental que los ecologistas exigen que se reconozca y se subsane.

Se trata de un proyecto del Estado gestionado por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, y por tanto, se ha realizado fuera de Melilla, valorando que la obra se situaba fuera de la ZEC de acantilados de Aguadú, lo cual es cierto, pero no ha contado con la aprobación en el Consejo de Gobierno de la Ciudad de los Planes de recursos naturales de las ZEC, que tienen valor legal y que crearon una zona periférica de protección de la misma que incluye el pinar que la conducción ha arrasado a su paso.

Además de la desaparición de la vegetación, las obras han tenido otras consecuencias, por ser el mes de marzo el inicio de la época de reproducción que ya ha comenzado en Melilla con algunas especies como los mirlos en el arbolado urbano o las gaviotas en sus colonias de cría. Por eso, el ruido y las molestias que se provocan en el pinar tendrá consecuencias sobre la disminución de la densidad de nidificación de algunas especies como pinzones, piquituertos, verdecillos y jilgueros.

Guelaya y SEO se han puesto en contacto con la oficina del medio natural para preguntar por el asunto y les consta que la Consejería ha requerido información, ya que ésta no había llegado de oficio, como es preceptivo por Ley.

Pero el problema no es la aportación de miles de árboles, algo que está garantizado desde la firma de un acuerdo de colaboración entre la Consejería de Medio Ambiente y Guelaya, y desde la concesión administrativa que CHG concedió a los ecologistas, actualmente en trámite de renovación, sino los puestos de empleo verde que CHG tendrá que aportar ahora para el plan de reforestación masivo que acaba de plantearle a la Consejería.

Guelaya celebró el Día Mundial de los Humedales 2021 revisando los daños en las plantaciones del río de Oro

Posted on Actualizado enn

  • El 2 de febrero de 2021 se cumple medio siglo desde que se firmara el Convenio de los Humedales, un compromiso internacional para proteger las zonas húmedas del planeta.
  • El cambio de actitud de Europa hacia las zonas húmedas se hizo evidente con la aprobación de la Directiva Marco del Agua, que exige alcanzar el buen estado ecológico de las masas de agua en cantidad y en calidad.
  • Guelaya ha denunciado en la última semana ante todas las autoridades posibles los recientes daños a las plantaciones en el río de Oro en el proceso de renaturalización.

El dos de febrero de 2021 se cumplen 50 años desde que se firmara en 1971 el Convenio de los Humedales o Convenio Ramsar, llamado así porque se firmó en la ciudad iraní de Ramsar, a orillas del mar Caspio. Este convenio nació por la necesidad de proteger estos valiosos ecosistemas de políticas cortoplacistas e irresponsables que ya habían arrasado con buena parte de las zonas húmedas en todo el planeta.

Los humedales son vitales para frenar los dos principales problemas medioambientales que comprometen  el futuro de la Humanidad: el cambio climático y la pérdida de biodiversidad. Uno de los factores principales que los hacen tan valiosos para combatir el cambio climático es su papel como sumideros extraordinarios de CO2 , el elemento que de forma más activa está provocando el calentamiento del planeta.

Los países que conforman la Unión Europea dieron un giro definitivo con respecto a la gestión de estos espacios naturales con la aprobación de la Directiva Marco del Agua (2000/60/CE). En base a esta directiva, y con el apoyo del área de Agua de Ecologistas en Acción, Guelaya presentó un proyecto para renaturalizar el cauce del río de nuestra ciudad, el río de Oro, que tras muchas reticencias de las entidades locales fue finalmente aprobado en Madrid por el ministerio de Medio Ambiente hace unos años, y se encuentra en estos momentos aún en las fases iniciales de su ejecución.

El desarrollo del proyecto de renaturalización del río de Oro de Melilla, tras una primera fase de limpieza, ha continuado con la plantación de especies autóctonas que hasta el momento han sido suministradas por el vivero de Guelaya, gracias a la concesión otorgada por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG).

Sin embargo, en las últimas semanas se han producido invasiones en el cauce del río por parte de vehículos que han provocado daños inadmisibles con más de 100 plantas perdidas. Ha costado mucho trabajo y sacrificio sacar adelante estas plantas en el vivero en los últimos 2 años como para que ahora se pierdan porque no existe suficiente control del territorio por parte de las autoridades.

Guelaya ha presentado denuncias ante el Seprona, la CHG y la consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad y luchará por defender la vida en el río de Oro aunque la Administración no sepa valorar el trabajo del voluntariado ecologista cuando le sale gratis.

El Día Mundial de los Humedales 2021 es una fecha que nos debe recordar la importancia de conservar estos ecosistemas, pero para Guelaya es una fecha para invitar a las personas de Melilla a la defensa de su patrimonio natural.

Por cada planta destrozada en el río de Oro, la sociedad  civil  de Melilla responderá con 2 plantas nuevas, porque miles de personas han  demostrado su apoyo a la defensa del patrimonio natural de Melilla en reforestaciones populares que ahora deberán dirigirse hacia los humedales naturales de nuestra tierra en nuestro río.

Presentan al consejero propuestas para regular los usos de la Red Natura 2000 y frenar su deterioro.

Posted on Actualizado enn

Comunicado conjunto: Federación Melillense de Ciclismo (FMC), Federación Melillense de Montañismo y Escalada (FMME), Asociación Guelaya-Ecologistas en Acción Melilla

  • El consejero de medio ambiente y sostenibilidad recibió el jueves 28 de enero a representantes de las federaciones de ciclismo y montañismo y de Guelaya.
  • El aumento de la movilidad activa en Melilla  y el cierre de la frontera con Marruecos está provocando el deterioro ambiental de la Red Natura 2000.
  • La reunión concluyó con el acuerdo de la consejería en ejecutar con urgencia actuaciones medioambientales en la Red Natura 2000 con la participación de las entidades deportivas y ecologistas.

Las entidades deportivas y ecologistas expresaron su preocupación por el efecto de degradación ambiental potencial que tiene el aumento de uso de la Red Natura 2000, que no cuenta con un reglamento de normas de uso conocido.

Con el objeto de asegurar la práctica de actividades de movilidad activa sostenibles y el contacto con la naturaleza en paralelo con la conservación de los espacios naturales protegidos de Melilla, se presentaron al Consejero y al jefe de la oficina del medio natural la necesidad de tomar iniciativas para regular y asegurar su sostenibilidad como patrimonio natural común de los melillenses.

Las propuestas que se debatieron fueron las siguientes:

1.- Deben identificarse y balizarse con hitos de madera los caminos y senderos permitidos en la red Natura 2000 para la realización de actividades de movilidad activa (caminar, correr, ciclismo) en los que están permitidas las actividades deportivas y de tiempo libre, prohibiendo la apertura de nuevos caminos salvo los reservados para usos militares.

2.- Debe impedirse físicamente la entrada de vehículos a motor, tanto de coches como de quads y motos, en toda la Red Natura 2000.

3.- Debe lucharse contra la erosión de los caminos y senderos de la Red Natura 2000 con mantenimiento utilizando áridos reciclados del vertedero de inertes, no solo por el uso de los senderos con actividades deportivas, sino también por los efectos de las lluvias torrenciales.

4.- Deben aportarse servicios de limpieza con frecuencia semanal en los lugares donde no existen actualmente.

5.- Debe dotarse a la Red Natura 2000 de un mobiliario consistente en zonas de descanso con bancos, papeleras, y cartelerías informativas sobre las normas de uso y los valores naturales del lugar por donde transitan.

6.- Los códigos de conducta entre los usuarios de la Red Natura 2000 deben incluir el sentido común, la cortesía y la educación para hacer posible la coexistencia de las actividades de forma que las familias con menores tengan siempre prioridad de paso y los senderistas y ciclistas se cedan el paso mutuamente según las circunstancias si la anchura del sendero no permite el paso en doble sentido, evitando salirse del camino y abrir nuevas huellas.

7.- El incumplimiento de la regulación de usos deberá provocar las correspondientes sanciones. Deberá informarse mediante carteles a los usuarios estas normas.

El consejero comunicó su voluntad de asumir por parte de la Consejería las peticiones e integrarlas en los planes que se van a financiar con urgencia en los próximos meses, y acordó la participación de las entidades sociales en los proyectos que la oficina del medio natural ponga en marcha.

Las entidades deportivas y ecologistas valoramos positivamente la entrevista, porque supone la financiación de proyectos que hacen posible el uso de las personas de Melilla de su patrimonio natural al mismo tiempo que aseguran su conservación.

Senderos en la Red Natura 2000

Censo de aves invernantes, enero 2021

Posted on

  • Más de 2.000 aves y 25 especies fueron censadas en el periodo internacional de censos de aves acuáticas y marinas este año en Melilla.
  • Por cuarto año consecutivo el grupo local de SEO/BirdLife y Guelaya colaboraron en la realización de los censos.
  • La gaviota tridáctila en el mar y el colirrojo diademado en tierra son las principales novedades de este año en nuestro territorio.

Los censos de aves acuáticas obedecen a compromisos internacionales, tales como la Directiva de Aves y el Acuerdo AEWA del Convenio de Bonn, al tiempo que permiten disponer de información aplicable a los compromisos estatales de seguimiento de especies incluidas en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero) y nutrir de información al Inventario Español del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad.

Las CCAA que no poseen equipos propios para responder a estos compromisos cubren la información con los programas de ciencia ciudadana de SEO/BirdLife, a los que apoya en Melilla Guelaya-Ecologistas en Acción. Este año es la cuarta vez que se realiza un censo conjunto, lo que ha permitido coordinar los cuatro hábitats que se han censado.

Este año debido al coronavirus no hemos podido realizar la convocatoria pública de los censos para que las personas interesadas pudieran participar, pero se han formado 4 grupos para completarlos en la horquilla de fechas internacional, entre el 9 y el 24 de enero, aprovechando la coincidencia de fechas con el censo mensual de la Red de Aves Marinas (RAM) el sábado 9 de enero.

Entre las novedades del año cabe destacar la presencia el 9 de enero de algunas gaviotas tridáctilas, especie difícil de ver en la costa por sus hábitos pelágicos alejados de la costa.

La mayor cantidad de aves han sido dos especies marinas, la pardela balear, de las que se vieron 564 individuos, y el alcatraz atlántico, que entra a invernar al Mediterráneo desde sus colonias de cría en el norte de Europa, y del que se observaron 227. Esta especie marina fácilmente distinguible por su tamaño mayor que las gaviotas y su plumaje blanco con punta de las alas negras cuando es adulto, hace las delicias de cualquier persona con sus picados para pescar que estos días están siendo visibles tanto en la ensenada como en la zona de Horcas.

El embalse de las Adelfas mantiene su pequeño núcleo de patos azulones, y este año ha incorporado a su avifauna la presencia de un raro en Melilla archibebe claro. Al mismo tiempo que se censaban las aguas acuáticas se ha aprovechado para conectar el embalse de las Adelfas con la desembocadura del río de Oro haciendo un censo general de invernantes, en el que se censó la presencia de 33 especies, entre las que destaca la presencia ocasional este año del colirrojo diademado, especie invernante en los alrededores de Melilla pero que muy raramente se deja ver en la ciudad.

La desembocadura del río de Oro, a pesar de su carácter cada vez más artificial, sigue albergando aviafuna acuática, con varias especies de limícolas, como los chorlitejos chicos y los andarríos chicos.

Con las novedades mencionadas, el censado de este año se mantiene bastante estable con respecto al año anterior, salvo por la disminución a la mitad de las pardelas baleares, más bien debido al número excepcional visto en 2020, y al aumento de gaviota patiamarilla. Esta especie sigue aumentando sus efectivos, como ya se comprobó en el censado en época reproductora encargado por la consejería, y que se ha visto corroborado en la zona norte de los acantilados donde la especie cada vez es más abundante, lo que vendrá a entorpecer la ocupación de sus colonias a la gaviota de Audouin, cuando vuelva de su invernada en el Atlántico.

Guelaya centrará su participación en el próximo Consejo del Agua de la demarcación de Melilla en conseguir un río de Oro limpio, natural y vigilado.

Posted on

  • Todas las plantas que se están sembrando en el río de Oro son gratuitas y provienen del vivero de Guelaya.
  • La Confederación Hidrográfica ha atendido algunas de las alegaciones que Guelaya ha presentado al nuevo Plan Hidrológico.

Guelaya acudirá a la reunión del próximo Consejo del Agua de la demarcación de Melilla del próximo 21 de enero con mejor sabor de boca que el que nos dejó el anterior, celebrado en junio de 2018. Fue en ese último Consejo cuando presentamos un proyecto de renaturalización del río de Oro que fue rechazado. Posteriormente, este mismo proyecto lo elevamos directamente al Ministerio de Medio Ambiente y fue aprobado. Actualmente la Confederación Hidrográfica está llevando la obra de renaturalización del río de Oro por la que habíamos luchado.

Ninguna de las alegaciones que presentó Guelaya al anterior Consejo del Agua fue aceptada y, sin embargo, varias de las que hemos presentado para el nuevo Plan Hidrológico 2021-2027 sí se han aceptado.

Entre otras, la petición de un Plan de vigilancia, sanción y limpieza del río de Oro ha sido aceptada por la Confederación y en ella nos centraremos prioritariamente en el próximo Consejo del Agua.

Es muy importante conseguir que el esfuerzo que se está haciendo para limpiar el río de Oro y dotarlo de vegetación autóctona no caiga en saco roto por nuevos aportes de basuras, por lo que es fundamental conseguir cerrar las zonas por donde habitualmente se depositan.

Y es igualmente importante cerrar el cauce del río a la entrada de vehículos como motos, quads, bicicletas o todoterrenos, que, aprovechando las labores de limpieza, han empezado a circular con impunidad arrasando con parte de las plantas que se están plantando.

Para conseguir un Plan de vigilancia sobre vertidos de basuras e intrusión de vehículos consideramos que es importante contar con la implicación de la Ciudad Autónoma, que no puede quedarse al margen en la defensa del patrimonio natural que supone el río de Oro, por lo que la firma de un acuerdo de colaboración como se ha hecho en otros ríos con tramos urbanos no solo es posible sino recomendable.

La petición de Guelaya de renaturalizar la desembocadura del río de Oro, eliminando la fuente luminosa y retrobombeando agua del mar para evitar encharcamientos, no ha sido desestimada pero sí pospuesta hasta ver si la fuente cumple o no los fines para los que se construyó.

Desde Guelaya insistiremos en la evidencia de que la fuentes de colores no solo no ha servido para que le pongan al PP local una multa por hacerse una foto en periodo electoral, o evitar encharcamientos que a día de hoy siguen en su sitio, sino que añade nuevos problemas por acumular lodos y suciedad.

Y mucho menos podemos aceptar que la fuente de luces de colores se sustituya por un proyecto para hacer posible que el río sea navegable porque no es posible reconocer una inversión millonaria en esta ciudad para que alguien alquile embarcaciones a remo en Melilla en una desembocadura de un rio con la necesidad de inversiones que las personas de Melilla necesitan.

Guelaya exige a la consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad que invierta en conservación de la Red Natura 2000 en los presupuestos de la Ciudad 2021

Posted on

  • La Declaración de emergencia climática incluyó hace más de un año una declaración de intenciones incumplida en 2020.
  • El aumento de las áreas grises hormigonadas en donde debía haber zonas verdes siembra dudas sobre las intenciones reales de la Ciudad.
  • En vez de acometer con mano de obra local el ingente trabajo de luchar contra las especies invasoras, la ciudad prefiere traer mano de obra cualificada de la península para obras.

El COVID-19 ha desviado en el presupuesto del año 2019 inversiones destinadas originalmente a conservación de biodiversidad, y por ello es doblemente necesario que en el año 2021 se realicen inversiones en conservación de la naturaleza. La campaña de vacunación del COVID-19 dará salida a la emergencia sanitaria por lo que habrá que recuperar urgentemente las inversiones en la emergencia climática.

Seis han sido las propuestas que Guelaya ha dirigido a la Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad ahora que se cumple el año de la declaración de la Emergencia climática en la Asamblea de la Ciudad. Las seis propuestas se refieren al área temática de la conservación de biodiversidad y están vinculadas a la gestión de la Red Natura 2000.

En primer lugar habrá que regular y mantener el uso de los senderos de la Red Natura 2000, a la vista del deterioro del que son objeto debido a la cantidad de personas que lo utilizan, y a la falta de mantenimiento en la última década. Mantener la red de senderos, diferenciando los ciclables de los que usan los senderistas es una necesidad urgente por la erosión que puede apreciarse.

El uso de zahorra procedente del vertedero de inertes vendría a evitar el colapso del mismo reciclando áridos, que si se aplica a la pista de carros, permitiría descargar de decenas de miles de toneladas el vertedero.

Ahora que ha aumentado el uso de los senderos es imprescindibles dotarlos de los servicios necesarios, paneles informativos, cartelería y mobiliario urbano. No existe en el barranco del Nano ni un solo banco ni una papelera. Es necesario dotarlos de servicios de seguridad y limpieza y de mobiliario rural.

Las plantas invasoras jamás han sido retiradas de la Red Natura 2000, perjudicando a la biodiversidad local. Retirarlas crea centenares de puestos de trabajo, pues es un trabajo que debe hacerse a mano por lo intrincado del barranco del Nano, que no permite en sus cauces introducir gran maquinaria. Por ello reivindicamos un plan de eliminación urgente de especies invasoras.

La conservación de especies protegidas en la Red Natura 2000 tiene entre sus amenazas a depredadores de especies urbanas que sin embargo no pueden  permanecer en el medio natural. Por ello es necesario realizar un programa de control y extracción de depredadores terrestres introducidos en la Red Natura 2000 junto al control que ya se hace de la gaviota patiamarilla.

Por último, hasta este momento no se ha aprobado ningún Plan de conservación y recuperación de ninguna especie protegidas en la ciudad. Esperamos que antes de que acabe el año se apruebe el Plan de conservación de la gaviota de Audouin, pero sobre todo que se invierta en investigación y estudio de especies protegidas tanto mediante los convenios firmados con la UGR como con entidades sin ánimo de lucro.

Erosión en el barranco del Quemadero, dentro del espacio de la Red Natura 2000.

Aceites usados en el arroyo Mezquita y salidas de aguas residuales en el río de Oro siguen pendientes de respuesta tras la denuncia de Guelaya

Posted on

  • Se extiende la falta de control del territorio de las Administraciones, desde la periferia a los cauces de la ciudad.
  • No se ha producido la misma respuesta que en el caso del vertido de la Ciudad del fútbol en el Real.
  • El arroyo Mezquita sigue contaminado desde sus aliviadores por mucho que Guelaya haya denunciado ante todas las Administraciones existentes  el vertido de residuos peligrosos (aceites industriales) en el mismo punto.

Van pasando los días y el informe técnico que se está realizando ante la denuncia de Guelaya sobre  media docena de vertidos de aguas residuales y fecales en los cauces de la ciudad se hace esperar, y por tanto, seguimos sin saber si se van a acometer las obras necesarias para que la red hidrográfica de Melilla deje de recibir vertidos contaminantes. La respuesta que hemos recibido de la Consejería ha sido el encargo de un informe técnico que realice un diagnóstico y proponga soluciones, pero Guelaya tras dos semanas no ha recibido ningún informe.

Entendemos que se trata de problemas de contaminación que afectan a la salud pública y al medio ambiente en un momento en el que además se están extremando las medidas de limpieza en los cauces de la ciudad, y resulta increíble que en momentos como los que pasamos, con una sensibilización hacia la salud pública como la que el COVID-19 ha provocado, no se dé una respuesta urgente.

La limpieza realizada hace semanas en el arroyo Mezquita ha dejado a la vista una salida de aceites de coche usados que ha sido reiteradamente denunciada por Guelaya a lo largo de la última década. La última denuncia (A la Confederación Hidrográfica, al SEPRONA y a la propia Consejería) se realizó en 2018, como se puede comprobar en la hemeroteca.

Vertido de aceites usados de automóvil en el arroyo Mezquita.

En el caso del río de Oro el primer vertido se realiza a la altura del parque de la Cañada y el olor del agua es característico de las aguas fecales. Más abajo, a la altura del colegio León Solá, se mantiene una pérdida de agua de una tubería que no ha sido arreglada por Valoriza. Bajo el parque de las Palmeras existe igualmente una salida que parece del propio parque que debería estar conectada a la red de aguas residuales como el resto que van a la estación depuradora. A la altura del puente de la Palmeras, en la confluencia del arroyo Alfonso XIII, se produce un estancamiento de aguas bajo la rotonda de la carretera de Farhana que existe desde hace años, cuando se realizó el proyecto técnico de renaturalización del río de Oro.

En el sector hormigonado, bajo el campo de fútbol del Tesorillo, existen dos vertidos por tuberías que hace años cuando lo denunciamos a Valoriza sacaban aguas de forma constante y abundante y ahora lo hacen de forma intermitente y en menos cantidad. En un caso se trata claramente por olor y color de aguas negras (fecales) y en el otro caso de aguas residuales.

Salida de aguas negras bajo el campo de fútbol del Tesorillo.

En el arroyo de Farhana existen dos vertidos más, aproximadamente al final del CETI, en su propio lado, lo que hace pensar que se traten de aguas residuales, y enfrente algunas tuberías sacan de forma intermitente vertidos que parecen de aceites industriales usados, que pueden ser catalogados como residuos peligrosos.

Seguiremos informando y haciendo seguimiento de los vertidos para darles visibilidad, porque dejar pasar el tiempo para invisibilizar el problema no es una opción que Guelaya contemple.

Guelaya apoya la conservación del patrimonio natural de la ciudad con la integración de la araucaria del “puesto socorro” en el proyecto de nueva escuela de danza

Posted on Actualizado enn

  • La Consejera de cultura de la Ciudad accedió a la demanda ciudadana de integrar el árbol en el nuevo proyecto.
  • Guelaya espera que la Ciudad rectifique ante las propuestas de zonas grises basadas en el  hormigón y cemento.
  • Se abre la posibilidad de que la arquitectura bioclimática tenga el apoyo de la obra pública con un edificio que incluya un techo verde y un jardín vertical.

Las redes sociales en Melilla se hicieron eco de la defensa de la aracuaria del “puesto socorro” por parte de sus vecinos y Guelaya decidió apoyarlos. La consejera de Cultura participó en el debate afirmando que la aracuaria, sin posibilidad de ser trasplantada para seguir viva, sería integrada en el proyecto de nueva escuela de danza porque no existe informe técnico que permita asegurar que la araucaria, si se trasplanta, tenga la menor posibilidad de sobrevivir.

Aceptar que los vecinos y las entidades sociales participen en el diseño de los espacios públicos para transformarlos como ha hecho la Consejería de Cultura contrasta con el diseño de zonas verdes de la ciudad en donde no se cuenta con nadie y se siguen criterios que no respetan las necesidades de las personas que tienen que usarlos, porque cuando empiece a calentar el sol en pocos meses en el parque del barrio de la Victoria no va a haber quien pare debajo de los árboles de hierro y de la zona de juegos sin sombra.

Pero además de conservar el patrimonio natural de la ciudad con la araucaria del “puesto de socorro” no estaría de más un poco de atrevimiento y que se promuevan desde las obras públicas proyectos de arquitectura bioclimática que faciliten la adaptación al cambio climático, no solo con el diseño de las nuevas zonas verdes, incorporando en la nueva escuela de danza ideas innovadoras con techos verdes y jardines verticales que minimicen las emisiones de la central diesel de ENDESA, a escasos 100 metros del solar.

Guelaya hace un llamamiento a las personas de toda la ciudad para que se sumen con sus peticiones a la conservación de los árboles singulares de su barrio, aprovechando la oportunidad de participación que la Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad ofrece a través de su página web.(*)

* https://medioambientemelilla.es/areas-de-actividad/biodiversidad/catalogo-de-arboles-singulares/

Guelaya denuncia que hay solares que son “estercoleros”

Posted on Actualizado enn

Desde Guelaya hemos comenzado a denunciar ante la Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad a l@s responsables de los solares urbanos ubicados junto al puente de las Palmeras, con la esperanza de que eso quiera decir que el reglamento de residuos que se acaba de aprobar no sea papel mojado.

Como denunciantes esperamos tener acceso como nos corresponde a los expedientes que se abran tras nuestra denuncia.

Nos hemos dirigido a l@s melillenses en general para explicar que retirar toneladas de escombros de solares urbanos privados que no están vallados cuesta una millonada que no puede ser de dinero público sino de los que no cumplen con sus obligaciones en una situación de emergencia sanitaria.

Los residuos de todo tipo, tal como los define el reglamento aprobado el mes pasado, están mal gestionados o de ninguna manera gestionados en los solares privados, son salud pública, los gestiona Medio Ambiente, y l@s ecologistas tenemos que poner encima de la mesa que son un problema que la Administración pública parece no querer ver.

Por ello hemos denunciado ante la Consejería a los responsables de que los solares urbanos de Melilla sean estercoleros públicos donde se viertan con total impunidad y con medios preparados para ello residuos de construcción, residuos domésticos y asimilados a domésticos, residuos peligrosos y residuos comerciales.

También pensamos que la pandemia ha puesto encima de la mesa la importancia de tener, como administración, un organismo potente sobre la salud pública en una ciudad que por más autónoma que sea no tiene competencias en sanidad.

Ahora todo el mundo sabe quien se encarga de la salud pública en la ciudad, y no es alguien de la Consejería de Medio Ambiente. La contaminación atmosférica es salud pública, pero no ha existido para la Consejería de Medio Ambiente.

El 10 de octubre fue el Día Mundial De Las Aves Migratorias

Posted on

Se celebra dos veces al año, en primavera y en otoño, coincidiendo con las dos grandes migraciones de estas aves, la nupcial, en la que vuelan hacia sus zonas de cría, y la postnupcial, en la que marchan a sus territorios de invernada.

El mar de Alborán, por ser un lugar donde las orillas de Europa y África están muy cerca, concentra una de las grandes corrientes migratorias de las aves que migran entre Europa y África. Melilla, en la orilla sur del mar de Alborán, tiene el privilegio de ser un lugar de paso y aprovisionamiento de muchas de estas aves. El Día Mundial de las Aves Migratorias nació para que entendiéramos la importancia de estas migraciones y que los lugares de paso procuraran evitar las múltiples amenazas que se ciernen sobre estas aves durante su largo y agotador periplo de un continente a otro. En la foto cuatro de las especies que acaban de llegar a Melilla, fotografiadas en un parque de la ciudad donde reponen fuerzas después del duro viaje y de paso nos libran de molestos insectos: De izquierda a derecha y de arriba a abajo curruca carrasqueña (Sylvia cantillans), papamoscas cerrojillo (Ficedula hypoleuca), colirrojo real (Phoenicurus phoenicurus) y petirrojo europeo (Erithacus rubecula).