Área de conservación

Verja del parque. No se debe encargar una encuesta con fondos públicos de una consejería antes de que otra organice una consulta popular sobre lo mismo.

Posted on

  • Es la segunda vez que el gobierno de la ciudad gasta dinero público en intentar crear una opinión pública favorable al derribo del muro del Parque Hernández a sabiendas de que la tiene en contra.
  • El debate no es muro si o no, sino zona azul si o no y general Marina calle 10 o calle 20. Se debate un modelo de movilidad sostenible o la vuelta atrás de la movilidad en el centro.

La encuesta encargada por la Consejería de Distritos a una Consultora denominada “Estudio de opinión sobre la integración y dinamización del Parque Hernández” es un ejemplo de intento de manipulación de la opinión pública con el objetivo de refrendar una decisión ya tomada, quitar la vaya perimetral del Parque Hernández, como ya lo fue la representación virtual en la que se ve una plataforma única que no se corresponde a la realidad,  puesto que la calle Gral. Marina va a ser zona azul. Es la segunda vez que el gobierno de la ciudad gasta dinero público en intentar crear una opinión pública favorable a sabiendas de que la tiene en contra.

No solo es criticable técnicamente la encuesta porque puede llamar al engaño a quien la responda, sino que no nos parece correcto que se pregunte por cosas que han sido debatidas ya en el Foro por la movilidad, donde no se ha conseguido el consenso, y la Consejería de medio Ambiente y sostenibilidad ha tenido que proponer una consulta pública para ver si se elimina el muro perimetral del parque Hernández porque sabe que tienen a representantes de la sociedad civil en contra.

Se trata de una encuesta sesgada con preguntas evidentemente tramposas como la que cuestiona sobre si nos parecería necesario integrar el centro de la ciudad mediante la rotación de vehículos, zona azul, y el transporte público, y sin dar la opción de elegir un modelo u otro. De hecho, Guelaya está a favor del segundo porque se trata de un medio de transporte sostenible, pero en contra del primero, porque consideramos que el centro tiene suficientes aparcamientos públicos que hacen innecesaria la zona azul, y además perjudica a los residentes.

Quitar la vaya perimetral del parque con la excusa de que así se mejoraría su accesibilidad e integración en el centro, es una falacia puesto que estará rodeado de calles con circulación rodada y tendrá mas inconvenientes que ventajas.  Supondrá un peligro potencial para sus usuarios mas numerosos, los niños y niñas que corren protegidos por el cerramiento actual.

También consideramos que la verja protege las valiosas y hermosas especies botánicas de su interior  y facilita  el cierre del parque en los días de fuerte viento tan comunes en la ciudad. 

Abrir nuevas puertas para mejorar el acceso al mismo, podría ser una alternativa que mejorara el acceso y la integración del parque sin necesidad de quitar el cerramiento que forma parte del conjunto histórico del parque Hernández. Fue debatida y aceptada en una sesión anterior del foro por la movilidad pero no se están respetando los consensos adoptados previamente.

Queremos recordar que los parque mas emblemáticos de España, como el Retiro de Madrid, el Parque de Mª Luisa de Sevilla, el Parque de la Ciudadela y el Parque Well de Barcelona, la Granja de San Ildefonso de Aranjuez en una gran parte y también el Parque Grande de Labordeta en Zaragoza, además de muchos otros menos conocidos, preservan su vallado como parte de conjunto histórico que componen.

Guelaya ya defendió en un Foro anterior que la condición imprescindible para poder quitar la verja sería peatonalizar general Marina. Si la avenida de la Democracia no se peatonaliza, no se podrá derribar la verja.  Hacerlo sería una temeridad.

Parece mentira que la postura más sensata consensuada ya, como eliminar la verja solo parcialmente, integrando el parque en la calle general Marina si se peatonaliza (calle 10 con carga y descarga y entrada de residentes) sea rechazada.

Meter tráfico con una zona azul en el centro ni es sostenible ni tiene futuro.

Los ecologistas solicitan la evaluación ambiental ordinaria e información adicional para poder valorar ambientalmente el PERI del cuartel de Caballería

Posted on Actualizado enn


 El grupo promotor de Melilla por el Clima decidió coordinar las alegaciones que se presenten por parte de todas la entidades interesadas.
 Discrepamos en la convocatoria de la evaluación ambiental simplificada y en el escaso margen de tiempo, 20 días, por lo que solicitamos la reconversión del procedimiento a evaluación ambiental ordinaria y la ampliación del plazo de presentación de alegaciones.

El pasado sábado se celebró la primera reunión del grupo promotor de Melilla por el Clima, que cuenta ya con el apoyo de 12 entidades sociales y sindicatos. Entre los acuerdos adoptados, se decidió enviar escrito a la Consejería de Medio Ambiente discrepando de la convocatoria de evaluación simplificada y del plazo otorgado a las entidades para presentar alegaciones, solo 20 días hábiles en un asunto de
gran complejidad como es un PERI.

La elección por parte de la Consejería del procedimiento simplificado deja de manifiesto que los técnicos de la Consejería no han previsto conceder valor ambiental al extenso inventario de arbolado del cuartel porque si lo hubieran hecho estaba en su mano convocar la evaluación ordinaria de acuerdo con el criterio 1d del anexo V de la ley de evaluación ambiental 21/2013, que permite determinar si un plan o programa debe someterse a evaluación ambiental estratégica ordinaria debido a “Problemas ambientales significativos relacionados con el plan o programa”

Lo que las entidades de Melilla por el Clima consideramos “problemas ambientales significativos” es la imposibilidad de trasplantar a otros lugares la inmensa mayoría del arbolado, que tiene más de 10 metros de altura y más de 1 metro de diámetro. Creemos que la Consejería no va a encontrar a ningún técnico que firme un informe asegurando que esos árboles van a sobrevivir a un trasplante, porque la posibilidad de que eso pase es improbable a la vista del resultado del traslado de la mayoría de los árboles del hospital militar a otros lugares ya que no han sobrevivido.

Guelaya, representando a Melilla por el Clima, ha registrado un escrito solicitando la conversión del proceso de evaluación ambiental en ordinario. Además, ha solicitado dos informes técnicos necesarios para evaluar el PERI dada la importancia del arbolado no solo desde el punto de vista ambiental sino histórico, ya que ese cuartel tiene aproximadamente un siglo de existencia y ya contaba con arbolado en la década de 1930. Hemos requerido a la Consejería a que aporte un informe técnico que asegure que se
puede realizar el trasplante del arbolado sin riesgos y la cuantía de la operación.

Finalmente hemos solicitado un informe técnico que proporcione el inventario de árboles trasplantado en el hospital militar, el lugar donde fueron trasplantados y su estado actual señalando explícitamente el porcentaje de árboles que se han perdido en la operación.

Forman parte de Melilla por el Clima:
Rebelión por el Clima, SATE/STEs, MelillaconBici, Movimiento en defensa del arbolado de Melilla,
, MPLD, Teacher for Future Melilla, Ampa León Solá, Comisiones de
sostenibilidad de la Facultad de la Salud y de Educación y Deportes de la UGR
CGT, CCOO y Guelaya Ecologistas en Acción,

Ejemplares de Ficus jardines de Caballería

La emergencia climática se reactiva en Melilla entre la inacción climática local y la decepción de la COP26

Posted on Actualizado enn

  • La Ciudad firma una Declaración de emergencia  climática en 2019  y elimina a todo árbol viviente de esta ciudad que tenga más de 10 metros de altura, 1 metro de diámetro o más de 50 años.
  • Si no hay respuesta política a los problemas climáticos, las entidades sociales y sindicatos deberán aumentar la respuesta social
  • Todas las personas y entidades interesadas en sumar fuerzas para una respuesta social ante el cambio climático están invitadas a las 12 h junto al pozo de Sidi Guariach

Guelaya realizará el próximo domingo a las 11 la limpieza de una de las zonas de Melilla que la asociación viene reforestando a lo largo de la última década y tras la limpieza, a las 12 horas, espera recoger opiniones de los participantes y de las entidades que asistan y que quieran plantearse un trabajo común para evitar las consecuencias ante el cambio climático, que se están produciendo ya y que en nuestra región mediterránea va a tener importantes consecuencias que ya estamos empezando a vivir.

La inacción política local afecta a a problemas tan diferentes como la falta de apoyo a las renovables de autoconsumo, la eliminación al parecer sistemática de todas las arboledas de gran porte, la falta de reciclaje, el despilfarro de agua y al mismo tiempo, la falta de suministro, las ayudas a los coches y la negativa al desarrollo de las modalidades sostenibles de movilidad.

Las consecuencias no son solo ambientales. El cambio climático se está constituyendo como uno de las causas más decisivas en los desplazamientos forzados en el mundo y muchas de las personas que llegan a nuestra valla proceden de países africanos afectados por las seguías o la explotación de sus recursos naturales por parte de empresas multinacionales europeas.

La forma como afectará el cambio climático a las personas más vulnerables no solo en países africanos, sino en ciudades como Melilla donde más de una cuarta parte de la población vive por debajo del umbral de la pobreza y solo el 20% recibe el Ingreso mínimo vital va a ser enorme.

No adaptarse ahora al cambio climático va a tener consecuencias no solo ambientales sino sociales y económicas para todas las personas.

Las conclusiones de la COP26 a día de hoy son decepcionantes, no podemos hacer nada desde Melilla por lo que hagan los chinos o los rusos pero sí podemos reclamr otra política europea y sobre todo otras políticas locales.

Las entidades que “firmaron” o se sumaron a la Declaración de Emergencia Climática, en octubre de 2019 fueron Rebelión por el Clima Melilla, Guelaya Ecologistas en Acción Melilla, Melilla Conbici, SEO/BirdLife grupo local Melilla, CCOO, SATE/STEs y CGT.

Necesitamos más apoyo para intensificar la presión social para salir de la senda de la insostenibilidad y la inseguridad a la que nos están abocando. Guelaya espera que la plataforma por la emergencia climática de Melilla salga reforzada tras este domingo.

,

El proyecto de actuación en el cuartel de caballería confirma los peores augurios: Se va a hacer tabla rasa con el arbolado centenario

Posted on Actualizado enn

-En el cuartel de caballería de Alcántara hay una arboleda centenaria compuesta especialmente por palmeras canarias y ficus de gran porte, un patrimonio natural de una riqueza extraordinaria que va a desaparecer si este proyecto finalmente se lleva a cabo tal como está proyectado.

– El proyecto prevé el «trasplante» de estos ejemplares a otras zonas de la ciudad, algo absolutamente inviable como ya se comprobó con el traslado de la arboleda del antiguo hospital militar a otras dependencias, y que terminó con la muerte de la gran mayoría de árboles trasplantados.

Las autoridades de Melilla siguen sin entender el valor de estos árboles para la ciudadanía en un situación de emergencia climática como la actual y se escudan en la ausencia de una normativa que los proteja para tratarlos como un obstáculo para sus fines especulativos, sin tenerlos en cuenta en absoluto a la hora de diseñar los planos de las nuevas construcciones.

El proyecto de remodelación del antiguo cuartel de caballería, el acuartelamiento «Primo de Rivera», ha confirmado nuestros peores presagios, pues prevé una partida presupuestaria para trasplantar todos y cada uno de los árboles y palmeras que hay en la actualidad dentro del cuartel, un total de 183 ejemplares. Este verdadero «arboricidio» lo han decidido justo cuando representantes de todos los países se reúnen en Glasgow para debatir sobre las soluciones a la grave crisis climática que vive el planeta, y con la advertencia de los principales científicos del mundo de la necesidad de conservar y aumentar el arbolado en ciudades y pueblos para paliar las consecuencias del cambio climático. Está claro que las autoridades de Melilla son expertas en actuar contracorriente y hacer caso omiso a cualquier recomendación lógica que se les plantee.

Nuevamente y como ya ocurrió en otros recintos militares cuando pasan a manos de la ciudad, el proyecto de remodelación de este cuartel se ha hecho sobre un plano «en blanco», sin tener en cuenta en lo más mínimo las hileras de árboles y palmeras centenarias que se han mantenido y cuidado durante más de cien años por el estamento militar. Estamos otra vez ante un patrimonio natural que desaparece en cuanto el recinto pasa de manos militares a civiles. Hay que recordar los tristes antecedentes de otras zonas donde ya ha ocurrido esto, como en el antiguo hospital militar, cuya entrega a la ciudad supuso el desmantelamiento y traslado de toda su arboleda centenaria a otros lugares como el cuartel de la Legión, para terminar muriendo sin remedio, pues el «apeo» de árboles centenarios de gran porte, además de un sinsentido, trae como consecuencia la muerte o graves secuelas que acortan la vida de dichos árboles en la gran mayoría de los casos.

La soberbia y el desprecio con el que se trata a estos árboles en Melilla están respaldados por la ausencia de una normativa específica que los proteja, y la administración se sigue escudando en eufemismos como el de «no son especies protegidas» o «luego vamos a plantar un jardín» para cometer estos arboricidios que en absoluto tienen justificación.

Esta nueva amenaza a los árboles centenarios de Melilla está teniendo ya contestación por parte de la ciudadanía, y debe marcar un punto de inflexión en que l@s melillenses digamos «basta», y demostremos a las autoridades, con las acciones que sean necesarias, que no vamos a consentir que se hipoteque el futuro de la ciudad destruyendo una de sus más valiosas pertenencias, su patrimonio arbóreo, que se ha conservado dentro de los acuartelamientos para que podamos seguir disfrutando de su sombra y del oxígeno que necesitamos para respirar.

Las acacias centenarias de general Villalba

Posted on Actualizado enn

Acacias de tres púas (Gleditsia triacanthos) taladas y ciruelos cafres (Harpephyllum caffrum) recién plantados en gral. Villalba

Las acacias centenarias de la calle gral. Villalba han sido ya finalmente sustituidas por ciruelos cafres (Harpephyllum caffrum) y pimenteros brasileños (Schinus terebinthifolius).

La sustitución ha sido rápida, como era deseable, pero más deseable sería aún que los muchos alcorques vacíos que hay por toda la ciudad fueran ocupados también con la misma rapidez, y que se plantaran paulatinamente también en las calles y plazas que carecen de ellos.

Por lo demás, deseamos que estas especies se adapten bien a nuestra ciudad y den buena sombra, y pondremos nuestro empeño en que no sufran podas desmedidas y a destiempo que acorten su vida y les causen enfermedades irreversibles, como las que afectan a otros muchos árboles de la ciudad.

Es cierto que una parte de la ciudadanía aún no ha entendido la necesidad vital del arbolado urbano y exigen podas porque achacan a la frondosidad de las copas todo tipo de males (sólo hay que ver cuántos árboles mueren «misteriosamente» en la puerta de muchos negocios, garages y terrazas), pero el resto de melillenses necesitamos, cada vez más, la sombra y el oxígeno que aportan estos árboles, y como ciudadan@s tenemos derecho a ello, y ese derecho debe ser respetado.

Guelaya propone una alianza entre la cultura y la ecología para conservar el patrimonio natural verde de nuestro territorio.

Posted on

  • La historia de nuestras zonas verdes no está escrita todavía y urge hacerlo para conservarlas.
  • Guelaya alegará en todos los procedimientos de evaluación ambiental pendientes sobre urbanización de cuarteles para conservar jardines, arboledas y alineamientos de árboles de gran porte por razones históricas además de ambientales.
  • Guelaya demanda a la ciudad que invierta las próximas dos décadas en patrimonio natural el 1% de lo que invirtió en patrimonio histórico artístico en los últimos 20 años.

Guelaya espera que la Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad adopte medidas sobre las zonas verdes históricas de Melilla y actualice el reglamento de zonas verdes en defensa de los árboles de la ciudad en paralelo a la celebración de la COP26 demontrando así su interés por la sostenibilidad de la ciudad.

La defensa de las arboledas de Melilla empieza a responder a una demanda social que refleja la diversidad de planteamientos que existen y Guelaya quiere valorarlo como un avance de madurez de la sociedad civil de Melilla, de la que siempre hemos sido parte.

Y por eso no podemos sino considerar un avance social que se empiecen a multiplicar las iniciativas ciudadanas en defensa del patrimonio natural de la ciudad, de los árboles de nuestra ciudad, como en el cuartel de Santiago o el cuartel del Regimiento Alcántara.

Y la aportación que como asociación podemos hacer en este momento es proponer una alianza de la cultura y la ecología para rellenar las lagunas sobre conocimiento histórico de los espacios verdes de nuestro territorio, para que la conservación de los espacios naturales de Melilla no solo se den  por razones de emergencia climática ahora que se está celebrando la COP26  sino por historia y cultura de nuestro territorio.

Por ello Guelaya presentará alegaciones en defensa de la conservación de las zonas verdes ubicadas en antiguos cuarteles que son objeto de planes de urbanización para evitar su desaparición.

Acuartelamiento Santiago en 1921. Se puede apreciar su palmeral, anterior a los jardines de la plaza de España.

El convenio que el actual diputado de la ciudad recomendó firmar, suponemos, al ministerio de Defensa con la Administración de la CAM  cuando era Comandante General de Melilla, no solo para el cuartel de Santiago, sino para el regimiento Alcántara y al Gabriel de Morales plantea dudas urbanísticas sobre la densificación de viviendas que forman parte de un debate público más amplio que el que nos corresponde como asociación en defensa del patrimonio natura pero la defensa de los espacios naturales urbanos de Melilla seguirá siendo una línea directriz de Guelaya sin ninguna duda en la próxima década.

Reclamaremos que se invierta en proteger el patrimonio natural de Melilla al menos el 1% de lo que se ha invertido en la defensa del patrimonio arquitectónico en las décadas.Para renaturalizar nuestra ciudad Guelaya ofrece gratuitamente todas las plantas que hagan falta. Para éso trabajamos desde siempre en nuestro vivero.

Posición de Guelaya ante la noticia del plan de apeo de 154 árboles tras causar daños en vehículos estacionados en la vía pública

Posted on Actualizado enn

  • Con la misma celeridad que se quitan árboles hay que poner los nuevos
  • Se deben plantar árboles que den sombra por adaptación al cambio climático
  • Si hubiera un reglamento de zonas verdes actualizado estas cosas no pasarían.

Entendemos la celeridad de la actuación anunciada por la Consejeria de Medio Ambiente de quitar los 154 árboles que según decisión técnica pueden suponer un peligro para la ciudadania, pero nos gustaría que se tuviera la misma celeridad para reponer arbolado en la gran cantidad de alcorques vacíos que hay por la ciudad, y además que se nos aclarara si el estado de esos árboles es debido a las podas desmedidas que han sufrido durante décadas, sobre todo en el caso de las moreras.

En todo caso pedimos que estos árboles sean sustituidos por árboles de sombra, preferentemente Ficus microcarpa, una especie que ha demostrado su gran adaptación a la ciudad y su gran resistencia a los rigores de nuestro clima. Otra especie que se debería tener en cuenta es la morera, que no hace muchos años era un árbol abundante en la ciudad y sin embargo ha ido desapareciendo de nuestras calles en las sucesivas remodelaciones.

Desde Guelaya llevamos años denunciando que las podas excesivas, mal hechas y fuera de temporada que ha sufrido el arbolado de Melilla lo dañan irreparablemente.

Necesitamos urgentemente tener una Ordenanza de Zonas Verdes y Arbolado que proteja nuestros árboles, que establezca, como mínimo, cuándo y cómo se debe podar, cómo proteger nuestros árboles cuando se haga una obra, qué tamaño deben tener los alcorques, cómo protegerlos de los golpes, qué porcentaje de arbolado de sombra debe haber en las aceras, qué especies usar preferentemente; y que también establezca las sanciones para los casos de incumplimiento.

No es sólo Guelaya quien demanda la necesidad de proteger y promover el arbolado urbano, la reciente creación del Movimiento por el Arbolado Urbano de Melilla y las reivindicaciones de SEO/BirLife Melilla así lo atestiguan.

Bienvenidos, la unión hace la fuerza.

En Melilla la jarilla cabeza de gato es más abundante fuera de los espacios protegidos de Melilla que dentro de la Red Natura 2000

Posted on Actualizado enn

Cuarteles y terrenos militares son claves en la conservación en Melilla ya que albergan mayor número de plantas que dentro de los espacios protegidos de la Red Natura 2000

22 agosto 2021. A la jarilla cabeza de gato se la denomina con un nombre científico no menos curioso, Helianthemum caput-felis. Especie amante de las colinas soleadas del Mediterráneo occidental, en territorio nacional está catalogada como “vulnerable” porque ocupa muy pocos kilómetros costeros de la Comunidad Valenciana y Baleares, además de en Melilla.

El único censo completo de la especie en Melilla se realizó en 2017 mediante conteo directo. Posteriormente se realizó un conteo parcial en 2019 por parte de la UGR que ha continuado este año el equipo de seguimiento de especies protegidas de SEO/Birldlife y Guelaya en las instalaciones militares y cuarteles donde se ubica gracias a la colaboración de las autoridades militares contando con la autorización de la Consejería de Medio Ambiente. De los 3525 pies de plantas contados en 2017 en toda Melilla, el 78.8% de ellos estaba ubicada en instalaciones y terrenos militares fuera de las dos Zonas Especiales de Conservación de la Red Natura 2000.

La evolución observada en 2021, incluyendo los datos disponibles de 2019 ha sido la siguiente:

En el barranco del Quemadero se han perdido alrededor del 10% de las plantas presentes en 2017 mientras que en la base del acantilado de Aguadú se mantienen algunas decenas de pies de planta en el escaso suelo desnudo que le permite prosperar.

La causa del ligero deterioro en el espacio protegido del barranco del Quemadero puede deberse al aumento de la frecuentación y a las obras realizadas en la zona ya que no existe señalización de su presencia ni prohibición de salirse de los caminos y senderos. En el barranco del Nano en dos años se ha registrado una disminución del 25.8%. O bien se ha infravalorado el segundo censo de 2019 o se ha producido un declive significativo en dos años. En esta ZEC ha aumentado la frecuentación y se han abierto sin permiso numerosos senderos y sendas tanto peatonales como ciclistas como posibles
causas del deterioro.

En cuanto al seguimiento de las instalaciones militares en 2021 el resultado ha sido el siguiente:

El núcleo principal y más numeroso de la especie en Melilla se mantiene en el interior de la superficie del polvorín de horcas Coloradas, donde las obras que se han producido no le han afectado. El número de pies de planta registrado en 2017, que era de 1075, incluso parece que ha aumentado por encima de 1.300. Es una buena noticia aunque este aumento puede también deberse a la metodología de censado, pero en cualquier caso permite afirmar sin duda que la jarilla cabeza de gato no ha recibido impactos de
actividades humanas en este periodo. En cuanto a los campos de tiro y y el acuertelamiento Capitán Arenas no se han producido cambios y se mantienen las poblaciones que en conjunto apenas superan un centenar.

No se han censado ni el extremo sur del arroyo Tigorfaten ni las colinas ubicadas al sur del cuartel de La Legión, también terrenos militares. En el caso de arroyo Tigorfaten es destacable la invasión de acacias en el cauce casi de lado a lado y que se ha producido en los últimos cuatro años. Es urgente eliminar las acacias como especie invasora de toda la Red Natura 2000 como reiteradamente hemos denunciado y demandado.

En cuanto a las colinas del sur del cuartel de la Legión la amenaza principal es la frecuentación de personas, sobre todo porque forma parte del recorrido de pruebas deportivas ciclistas que transcurren por los senderos que bordean un gran rodal de más de 800 jarillas cabeza de gato, el más grande de la ciudad, y algunos otros más pequeños que además no han sido señalizados ni perimetrados para información pública, ya que los daños a esta especie están tipificados con multas en la Ley de patrimonio natural.

El daño principal en esta zona no es tanto la frecuentación por senderos de bicicletas o “running” si no se salen de los senderos actuales sino por el pisoteo de aficionados en las pruebas o la apertura de nuevas rodadas. El ganado que pasta en la zona hasta el momento no parece haber hecho daño a la jarilla.

La conclusión general sobre la valoración de la población de jarilla cabeza de gato es que se mantiene por encima de los 3.000 pies con ligeras pérdidas que sin embargo pueden llegar a ser significativas en las zonas donde se producen, especialmente en las Zonas de Especial Conservación y en las zonas periféricas sur de la Red Natura 2000.

Las propuestas de mejora son de dos tipos.

En primer lugar, debería unificarse la metodología y a ser posible encargarse a un mismo equipo de seguimiento la realización de censos que además debería cubrir el mismo año el 100% de las zonificaciones.
En segundo lugar, pero sin embargo más urgente, todas las zonas de acceso público deberían contar con un reglamento que impida expresamente bajo sanción salirse de los senderos y caminos autorizados en la Red Natura 2000 donde se desarrolla la jarilla cabeza de gato que además deberá estar señalizada y delimitada, al igual que las colinas del sur del cuartel de La legión ya que es una zona con un aumento significativo de frecuentación y realización de pruebas deportivas que atraen a público a estos lugares
ocasionalmente con el riesgo de pisoteo.

Evolución de la gaviota de Audouin en el mar de Alborán sur y Estrecho

Posted on Actualizado enn

· La gaviota de Audouin en la demarcación marina Estecho Alborán no cumple los indicadores de buen estado ambiental de las Estrategias Marinas.

18 de agosto de 2021. La gaviota de Audouin continúa su declive en la demarcación marina Estrecho-Alborán (E-A) en donde las Estrategias Marinas (EM) establecen indicadores del buen estado ambiental para las colonias de esta especie que no se cumplen desde hace años.

En el mar de Alborán existía una gran colonia en las islas Chafarinas que llegó a tener casi 4.500 parejas en 1992, aunque ese número se consiguió tras un quinquenio de descastes de gaviotas patiamarillas ya que se observó en un “hide” u observatorio situado en el interior de la colonia del Rey la depredación sufirda por gaviotas patiamarillas sobre los pollos. A comienzos de la década de 1980 la población nidificante de Audouin oscilaba alrededor de las 2.000 parejas mientras que en la isla de Alborán (IA) en esa década se registraban las primeras parejas reproductoras.

En 2021 el escenario ha cambiado radicalmente. No hay una gran colonia, hay cinco colonias de gaviota de Audouin que solo soportan una tercera parte de la población nidificante en 1992.

La colonia más estable del mar de Alborán es sin duda la de su isla (IA), que ubicamos en Alborán sur porque se encuentra más cerca de África que de Europa, a 40 millas de la costa africana. Los biólogos que realizan el seguimiento de esta especie en esa colonia, Juan Carlos Nevado y Mariano Paracuellos, comunicaron este año una población nidificante de 754 parejas.

La isla de Alborán está ocupada exclusivamente por una guarnición militar española y depende administrativamente de la provincia de Almería, y por tanto, su gestión ambiental recae en la Junta de Andalucía. Esta es la colonia más estable de la Demarcación Marina (DM)

Las colonias de las islas Chafarinas, responsabilidad del Organismo Autónomo de Parques Nacionales (OAPN) y las de la Ciudad Autónoma de Melilla, en 2021 ha sido registradas por el equipo de seguimiento de Guelaya-Ecologistas en Acción y SEO/Birdlife, y hemos registrado 93 nidos para la colonia de Chafarinas y 302 para la ciudad de Melilla.

Ha quedado por seguir la colonia del peñón de tierra de Alhucemas, de soberanía española. La última estimación realizada por el mismo equipo de Melilla y Chafarinas en 2019 fue de 250 parejas.

Y finalmente, en el Estrecho y límite oeste de la demarcación marina, en la colonia de la Ciudad Autónoma de Ceuta se ha mantenido con muchas dificultades alrededor de 100 parejas según los datos de SEO.Ceuta (Joaquín López).

El tamaño de referencia para considerar el Buen Estado Ambiental de la colonia de Audouin es el tamaño de la colonia de Chafarinas, que debería ser de 3540 parejas, o al menos un 70% de ese tamaño. Considerando el conjunto de colonias que existen ahora, que no existían en el periodo tomado de referencia, 1992-1997, salvo Chafarinas y la isla de Alborán, actualmente la población nidificante de gaviota de Audouin es el 42.3% de la que era. Es menor incluso que las 2000 parejas del comienzo de la década de 1980, cuando todavía no se había desarrollado la gran colonia del delta del Ebro.

En cuanto al éxito reproductor, o pollos que vuelan por nido, tomando por referencia las EM debería ser de 0.25, aproximadamente lo que ha refgistrado la IA (Nevado/Paracuellos). La colonia melillense ha tenido un éxito ligeramente superior, cercano a 0.40. En estas dos colonias se concentra más del 70% de las cinco colonias de la Demarcación marina, suponiendo a la de Alhucemas estable con respecto a 2019.

· En 2021 la población nidificante en toda la demarcación ha sido de 1499 parejas, solo del 33.3% de la población registrada en las islas Chafarinas en 1992 y un 28% menos que las registras en la demarcación marina hace dos años.

¿Donde están las gaviotas que echamos de menos en Alborán?

Esta especie se comporta como una meta-población, ya que las gaviotas han podido ir a cualquier colonia de la especie. En las aves anilladas observadas en las colonias de Melilla se han identificado gaviotas anilladas como pollos en el Delta del Ebro, Menorca o Murcia, por ejemplo.

La aparición de nuevas colonias no registradas hace décadas en el Atlántico portugués hacen pensar que la especie, de distribución mediterránea en época de cría pero invernante atlántica, está extendiendo su área de distribución hacia el oeste. El tamaño de las colonias en Portugal sigue aumentando. Desde 2019 a 2021 pasó de 2663 a 4245 parejas, según Vitor Paiva, responsable del estudio de la especie en Portugal, donde el éxito reproductor tampoco parece ser un problema.

En la DM E-A hemos pasado de una estimación de 2061 parejas en 2010 a una ligera disminución, en 2019 con 1972, para finalmente disminuir en dos años a 1499. Por lo tanto, el aumento de las colonias de Portugal en 1582 parejas reproductoras en los dos últimos años no se puede deber exclusivamente a la emigración de gaviotas de Audouin de Alborán, que cuenta en esos dos años con 562 parejas menos, sino de todo el Mediterráneo. La lectura de anillas podría dar más información sobre esta cuestión por lo que resulta estratégico seguir anillando pollos en todas las colonias.

En todos los casos el motivo de los desplazamientos de las colonias, que son habituales en esta especie, no parece ser por la falta de comida sino por la falta de condiciones de tranquilidad y/o presencia de depredadores en las colonias. Por lo tanto, solo manteniendo buenas condiciones en las colonias de nuestra DM podremos conseguir mantener la población, lo que es importante teniendo en cuenta que en la costa mediterránea española un porcentaje elevado se está reproduciendo en instalaciones portuarias en desuso que en cualquier momento pueden entrar en uso desapareciendo de

golpe colonias de miles de parejas, por lo que la existencia de colonias al sur y al oeste de su área de distribución tradicional puede llegar a ser importante para la especie.

Por lo tanto el control de los depredadores y el aislamiento de las colonias son claves para el futuro de la gaviota de Audouin en la DM E-A y la reducción de su población en un 28% en dos años no es una buena perspectiva por lo que las autoridades ambientales de ambas Ciudades con Estatuto y del OAPN deberán adoptar decisiones como por ejemplo aprobar planes de conservación y financiar equipos de seguimiento y control de las colonias en las ciudades o desarrollar los planes de gestión ya aprobados para Chafarinas el año que viene si no quieren perder a esta joya natural de sus territorios.

Gaviota de Audouin anillada

La histórica colonia de gaviota de Audouin de Chafarinas está en serio peligro de desaparecer

Posted on Actualizado enn

Este año continúa su declive a menos de 100 nidos.


La gaviota patiamarilla es su enemigo natural y la necesidad de aislamiento
de las actividades humanas es clave para que la colonia remonte.

Fue un naturalista francés desde la orilla oriental del Muluya quién se percató de la existencia de la gaviota de audouin en las Islas Chafarinas, o al menos, eso fue lo que pensó cuando encontró en el sector de playa que los melillenses conocemos como la “la
playa de Saidia” cadáveres de esta rara especie de gaviota. Rara porque a finales de los años 60 del pasado siglo la población reproductora de la gaviota de audouin era de algo más de 1000 parejas, en todo el mundo.


Las Chafarinas contaban a comienzos de la década de 1980 más de 2000 nidos en las islas de Congreso y Rey y eso representaba el 60% de la población mundial de gaviota de Audouin. Desde estas islas han salido miles de gaviotas de Audouin que han recolonizado su área de distribución hasta que la colonia del delta del Ebro la sustituyó como colonia “exportadora” ya que llegó a tener 12.000 nidos.


¿Que ha pasado para que la colonia más grande de esta especie hace 41 años, que llegó a tener en 1992 alrededor de 4.500 parejas repartidas entre la isla de Congreso y Rey tenga en 2021 solo 93 nidos? Entre 1983 y 1985 se realizaron estudios de comportamientos instalando un “hide” en medio de la colonia desde donde se registraron muchas horas de observación y desde
allí se comprobó que algunas gaviotas patiamarillas se instalaron en los alrededores de la colonia de Audouin, y comenzaron a depredar sobre pollos y huevos de gaviota de Audouin.

La gaviota de Audouin y la gaviota patiamarilla no compiten por la comida, porque han aprendido a evitarse. La patiamarilla es oportunista, come cualquier cosa, en tierra y en mar, pero de día. La gaviota de Audouin la evita y pesca de noche, asociada a los botes de luces y descartes de sardina, boquerón y jurel. Las colonias de gaviota de Audouin están llenas de día, y se vacían de noche. Ninguna de las dos gaviotas parecen tener problemas para encontrar comida en el mar de Alborán para sus pollos. Compiten por el espacio. Allá donde la colonia de gaviota patiamarilla consigue tener más nidos que la Audouin,
ésta responde moviéndose y evitando la cercanía de gaviotas patiamarillas porque su experiencia le dice que va a perder a la mayor parte de los pollos si no se desplaza.

Así ha conseguido en medio siglo pasar de 1000 parejas a más de 20.000 parejas, el 90% repartidas en colonias españolas, con una disminución en la última década compensada solo en parte por la aparición de colonias en Portugal, donde actualmente
hay ya más de 4.000 parejas. En Chafarinas la población de gaviota de Audouin contó para su conservación con el apoyo del antiguo ICONA, y del actual Organismo Autónomo de Parques Nacionales, que ha organizado “descastes” de gaviota patiamarilla para asegurar espacio a la colonia de Audouin.

Se han producido sucesivamente dos periodos de control de gaviota patiamarilla en Chafarinas, entre 1987 y 1992 con el resultado de que la gaviota de audouin aumentó de menos de 3000 parejas a más de 4000 aprovechando la disminución de gaviota
patiamarilla de de más de 5000 a menos de 2000 parejas.

Entre 1992 y 2004 no se controló a la gaviota patiamarilla, y la situación se volvió a inclinar a su favor. La gaviota patiamarilla había duplicado su población y la gaviota de Audouin la había reducida a la mitad aproximadamente. Un nuevo periodo de parafinado de huevos de gaviota patiamarilla no dio los resultados esperados entre 2003 y 2006, porque si bien consiguió que la población de Audouin remontase, no bajó la de patiamarilla y desde entonces. Durante la última década la gaviota de Audouin ha ido disminuyendo sus colonias en Chafarinas hasta los 140 nidos de 2019 y los 93 de 2021.

La respuesta de movilidad de las colonias de Auoduin las ha llevado a decisiones no esperadas a los ojos humanos, pues han desarrollado la estrategia de utilizar enclaves para colonias cercanos a la especie humana, en los puertos de Barcelona, de Tarragona, de Castellón y de Ceuta, en el vertedero de inertes y en el acuartelamiento Capitán Arenas en Melilla, y en el caso de las islas Chafarinas en la isla de Isabel II en la cantera y en los acantilados cercanos a la torre de la Conquista.

El futuro de la colonia de Chafarinas está más que nunca en nuestras manos. Un declive de más de 4000 parejas a 93 solo tiene un futuro previsible, la desaparición. Las medidas a tomar están incluidas en el Plan de gestión que se incluyó en la declaración de Zona de especial conservación y Zona de especial protección de aves (ZEC/ZEPA) publicada en el BOE en 2018. La colonia de Audouin en la isla de Isabel II necesita de un perímetro de seguridad sin actividades humanas, evitar el efecto de las ratas y el control de la patiamarilla en toda Isabel II. Y en la isla de Rey, si se mantiene libre de ratas como estaba hace unos años, no vendría mal tampoco controlar a la gaviota patiamarilla.