Área de conservación

Patella ferruginea, la especie en peligro de extinción española más ignorada.

Posted on Actualizado enn

  • Melilla presenta las mayores densidades de la especie en todo el mundo, aunque la población más abundante sea la de las islas Chafarinas.

 

La Patella ferruginea, o lapa gigante, es una de las especies de lapa que nos ha acompañado en nuestros diques, espigones y costa rocosa desde siempre, porque hay registros fósiles de ella,  pero seguramente por eso, porque está “de toda la vida” no le hemos prestado la atención debida.

 

Para la gente una lapa es una lapa, y no muchas personas distinguen las especies de lapas que son abundantes, incluso las que se marisquean en algunos lugares españoles, como las islas Canarias, o incluso en Melilla y Chafarinas en el pasado.

 

La Patella ferruginea es una especie en peligro de extinción porque en los lugares en los que habitaba históricamente prácticamente no queda nada, así que su presencia está limitada cada vez en menos sitios y en menos cantidad.

 

Melilla es, después de Chafarinas, el lugar donde más Patellas ferrugineas hay del mundo. Más que en Ceuta, que queda en tercer lugar en el ranking mundial de la especie, que además de España, también está presente en Argelia y Túnez, e islas mediterráneas francesas y alemanas.

 

Pero ni en Melilla ni en España la Patella ha tenido la atenicón debida para su conservación, si la comparamos con las especies que tienen su misma categoría de especie protegida, la máxima que da la legislación española, la de especie “en peligro de extinción”.

 

Si la comparamos con los mamíferos, muchos más próximos geneticamente a los homínidos, y por tanto, a la especie humana, podemos compararla con el lince ibérico.

 

¿Quién no conoce los avatares del lince ibérico en España? ¿Y de la Patella ferruginea?

 

Si utilizamos sus nombres científicos, en google Patella ferruginea da 55.000 entradas y Lynx pardinus da 278.000 (consulta realizada el 21 de julio 2019).  Cinco veces más importancia a un vertebrado que a un invertebrado que tienen legalmente la misma categoría de conservación.

 

Y si en la ciudad en la que la Patella ferruginea tiene la segunda población mundial y la primera en densidad por metros lineal, no se la valora ni se la conoce, ¿quien va a proteger a esta especie?

 

  • El efecto de una marea negra en Melilla o Chafarinas sería un golpe de muerte para la especie que vería como muere casi la mitad de toda su población mundial por un incidente aislado

 

Para muchas personas no tiene sentido que una especie que es tan abundante en una localidad, como Melilla, pueda ser una especie protegida. Sin embargo, la concentración de lapas en Melilla es su principal problema.

 

Pongamos un ejemplo, en Melilla hay cuatro veces más lapas gigantes que en toda Andalucía. La posibilidad de que una marea negra cubra toda la costa andaluza, desde Murcia hasta Portugal es muy remota.

 

Pero la posibilidad de que en el mar de Alborán un petrolero que sale o entra del Mediterráneo por el Estrecho nos deje una marea negra que cubra la costa de Melilla al completo no es remota, es una posibilidad real.

 

En Melilla morirían cuatro veces más lapas que en toda Andalucía. Y si la marea negra llega a las Chafarinas, moriría la mayoría de la población mundial de la lapa gigante, porque en todo el mundo hay menos Patella ferruginea que en 28 millas de costa, de Melilla a Chafarinas. El norte de África, desde el Estrecho, es el santuario de la especie, de donde salen las larvas que mantienen la población mundial. Si les va mal aquí, se acaba la especie a medio plazo.

 

¿Está protegida la especie en Melilla?

Se puede decir que no, porque no existe ningún plan de recuperación de la especie, tal como recoge La Ley de Patrimonio natural, que daba un plazo de tres años en 2007, cuando se publicó, para establecer los planes de las especies que aparecen en el Catálogo Español de Especies Amenazadas.

 

La Consejería de Medio Ambiente en los mandatos de los últimos 8 años no ha aprobado ningún plan de gestión, manejo ni protección, pero sí se ha gastado dinero en los últimos años en encargar estudios científicos que puedan servir de base para tomar decisiones. El conocimiento científico necesario ya está ahí, ahora hay que tomar medidas, y eso no se ha hecho desde que era obligatorio hacerlo en 2010.

 

Probablemente ni siquiera existan en la ciudad los recursos materiales para proteger la escollera exterior del puerto, de más de un kilómetro de largo, de la llegada de una marea negra que destruiría aproximadamente 25.000 lapas gigantes.

 

Esperamos que el nuevo Gobierno responda a estos requerimientos legales durante su mandato, ya que forman parte de la herencia que recibe del anterior gobierno, que no hizo sus deberes en materia de conservación.

 

A partir de otoño esperamos que se apruebe el primer plan de conservación de una especie amenazada en Melilla, la gaviota de Audouin, fruto de una iniciativa del Gobierno anterior, pero en los próximo años esperamos que el nuevo Gobierno apruebe la media docena de planes de conservación y recuperación de especies protegidas que están presentes en Melilla con el status de en peligro de extinción o vulnerables que se han quedado pendientes de gestión.

patella comunicado

 

 

Campaña divulgativa de Guelaya sobre las especies protegidas de Melilla

Posted on Actualizado enn

 

Durante el verano 2019 Guelaya Ecologistas en Acción ha tomado la iniciativa de divulgar en los medios de comunicación de Melilla los valores naturales de la ciudad en forma de especies animales y vegetales que poseen la suficiente singularidad o problemática para ser consideradas especies protegidas de acuerdo a la legislación europea y española, especialmente las especies consideradas “en peligro de extinción” y “vulnerables”.

 

Se trata de darlas a conocer, de ser conscientes de su importancia ecológica, de los peligros que las han llevado a formar parte del Catálogo de especies amenazadas, y del papel que la Ciudad Autónoma tiene para poner en valor el patrimonio natural de Melilla como una herencia compartida por todas las personas de Melilla, con las que nos antecedieron, hace siglos y milenios, y las que vendrán en el futuro y todavía no están con nosotros.

 

Estos son los enlaces a los artículos sobre cada especie. En esta primera entrega presentamos a la lapa gigante o Patella ferruginea, que goza de la misma categoría de conservación que el lobo, el lince ibérico o el águila imperial.

Patella ferruginea

 

especies protegidas 3

La muerte del drago centenario: Un ejemplo de la herencia que recibe el nuevo Gobierno en materia de medio ambiente.

Posted on Actualizado enn

  • Vivir 100 años para un Drago que vive hasta 500 es morir en plena juventud.
  • El drago centenario del parque no tenía un mantenimiento técnicamente adecuado.
  • Las normas de conservación de la flora y fauna de Melilla no pueden depender de un contrato con una empresa.

 

  • El patrimonio natural de nuestro territorio necesita un reglamentación que proteja sus árboles singulares.

 

En Canarias cuando hablan de dragos discuten de árboles centenarios, como el Drago de las Meleguinas, que según algunas fuentes, era el drago más viejo de Canarias, con 480 años, y señalan que era más viejo que el de Icod de los Vinos.

Para un drago que tenía 100 años cuando podía llegar a casi 500, hay que preguntarse ¿por qué murió tan joven?

Guelaya Ecologistas en Acción, tras respetar el enorme dolor y daño que representa el colapso del drago del Parque Hernández, se plantea un problema: ¿era inevitable?

La respuesta es un NO rotundo, y ahora, con un cambio de Gobierno las expectativas que se crean para que el cambio llegue al medio ambiente es ilusionante.

Se denomina árbol singular, monumental, notable, sobresaliente, excepcional o veterano a aquellos árboles que destacan de entre los demás por su tamaño, forma, edad, rareza, origen biológico, estado de conservación, belleza o por formar parte de mitos o tradiciones.
Estos árboles suelen estar protegidos por legislaciones especiales de cada comunidad, región o país.
A Guelaya le gustaría que alguna vez esto fuera verdad en Melilla, y más en concreto, que fuera verdad con urgencia para acabar de un plumazo con la herencia recibida despues de 19 años que han machacado la sostenibilidad de la ciudad de Melilla.
Hoy por hoy no tenemos catálogo de árboles y arboledas singulares, como la mayoría de las CCAA españolas, que aprobaron sus reglamentaciones a finales del anterior milenio y a comienzos de este.
Pero en Melilla no hay “oficialmente” árboles singulares por dos motivos:
En primer lugar porque no hay reglamento, ordenanza ni normativa local que defina qué es un árbol singular en Melilla, qué protección merece, qué ficha técnica tiene que tener y qué seguimiento se le tiene que hacer.

En segundo lugar porque el pliego de condiciones técnicas de la empresa Thaler incluye en el punto 2.5.6.4. que “…Se elaborará un catálogo de especies singulares con indicación de su nombre científico y común, así como su ubicación, y deberá habilitarse un letrero al pie del ejemplar, con las características y denominación de la misma que será aprobado por la Jefatura de Servicio.”

Tras casi un año de contrato, no hay noticias del catálogo, a pesar de que se nos ha enseñado diciendo que estaba hecho antes de firmar el contrato.

Los dragos son árboles bastante resistentes a las plagas, salvo a los hongos. Por eso, se recomienda riego moderado de forma que se riegue cuando la tierra esté seca o casi seca.

Pero el drago que se cayó en el parque Hernández estaba rodeado de césped, como cualquier persona puede comprobar. El césped debe ser frecuentemente regado, y por ello, nuesto drago fue sometido a más riegos de los que necesitaba, lo que le acortó la vida.

El nuevo Gobierno tiene por delante muchas cosas que hacer , pero una de las prioritarias es que los animales y las plantas de Melilla sean consideradas patrimonio natural heredado de nuestros mayores y por ello defendido por normas propias para que las generaciones futuras las disfruten, incluso después de 400 años en el caso de los dragos de la ciudad.

cerco que dejó el drago centario en el parque hernández
Cerco que dejó el drago centenario en el parque Hernández
drago con cesped parque hernadnez.jpeg
Drago con césped en el parque Hernández

Ecologistas en Acción otorga sus Banderas Negras un año más en el litoral español. Guelaya aporta la desembocadura del río de Oro como punto negro en Melilla.

Posted on Actualizado enn

Bandera Negra por mala gestión:

Cementación de la desembocadura del río de Oro y construcción de una fuente de colores.

800.000 € de cemento se han utilizado para sepultar la desembocadura del río de Oro de Melilla, uno de los escasos reductos de vida natural que quedaban en nuestra ciudad.

La barbarie se reformula conforme una opinión pública, cada vez más comprometida con la protección medioambiental va creciendo: hasta hace poco tiempo el plan para nuestro río era taparlo con un techo, convertirlo en una enorme alcantarilla, pero no pudieron hacerlo, probablemente por falta de dinero y por temor a contravenir a muchos melillenses que clamaban en las redes sociales contra ese proyecto.

Ahora les vale con inundarlo de cemento. En la desembocadura del río de Oro, que ya estaba en buena medida cementada, pero donde la vegetación se había ido haciendo un hueco con el transcurrir de los años, han decidido que había que cementar y poner, en la desembocadura del río, una fuente, con chorros iluminados durante la noche.

La tendencia en Europa y en España es la renaturalización de los ríos, quitar hormigón, aumentar la vegetación, cuidar los ecosistemas acuáticos, pero el gobierno de la Ciudad Autónoma  decidió que lo mejor era arrancar la escasa vegetación que se había abierto el paso entre el hormigón de nuestro río,  que permitía la reproducción de aves como el chorlitejo o la gallineta, y la visita de aves como la garza real, el andarríos, la lavandera, las garcetas o las cigüeñuelas; teníamos golondrinas y aviones devorando mosquitos; teníamos vida y ahora tenemos cemento amarillo con una fuente de colorines. No se puede ser peor gestor ni más hortera.

La actuación sobre la desembocadura del río de Oro atenta contra la Directiva europea Marco de Agua que entre otras muchas cosas establece que “El agua no es un bien comercial como los demás, sino un patrimonio que hay que proteger, defender y tratar como tal“. El primer objetivo de esta Directiva europea es que “se prevenga todo deterioro adicional y proteja y mejore el estado de los ecosistemas acuáticos y, con respecto a sus necesidades de agua, de los ecosistemas terrestres y humedales directamente dependientes de los ecosistemas acuáticos”.

 En Guelaya nos preguntamos qué entendería el gobierno de la ciudad por “prevenir todo deterioro adicional y proteger el estado de los ecosistemas acuáticos”.

El Presidente saliente de la ciudad declaró su intención de seguir cementando río arriba y se apresuró a inaugurar la obra pensando en captar votos de quienes, como él, son amantes del cemento. Pero con las primeras lluvias fuertes la fuente quedó sepultada en fango y tuvieron que acudir los operarios para mantener una imagen impoluta de cara a las elecciones; el fango, que antes era absorbido en parte por la escasa zona de tierra, formó una capa de dos centímetros sobre el cemento amarillo y asistimos al triste espectáculo de ver cómo estaban limpiando el lecho de cemento a manguerazo limpio.

Antes teníamos un río y ahora tenemos una fuente. Alguien habrá ganado algún dinero con el cambio.

río antes

Guelaya denunciará las podas en defensa del derecho a la sombra para las personas y de la biodiversidad

Posted on Actualizado enn

  • Durante una semana hemos pedido sin resultado a la Consejería de Medio Ambiente que pare las podas que se reiniciaron el 27 de mayo tras las elecciones por estar en periodo de reproducción de aves.

 

  • Apoyamos a la plataforma ciudadana #2020RebeliónPorElClimaMelilla y a los vecinos que se opusieron ayer a las podas en Cuatro Caminos, en la que quedó demostrado que existe reproducción de aves en junio, con el vídeo de una mirlo hembra buscando su nido con pollos con la comida en el pico sin poder encontrarlo.

 

  • El tratamiento del arbolado urbano no se puede regir en Melilla por un contrato mercantil con una empresa. Hace falta un reglamento que defienda los intereses públicos y promueva la protección de la flora y fauna de Melilla.

 

No hay normativa en Melilla que regule lo que se puede hacer con los árboles. El contrato que la ciudad firmó con la empresa adjudicataria  del mantenimiento y limpieza de las zonas verdes de Melilla no incluye la legislación del patrimonio natural y biodiversidad ni la legislación en defensa de los animales.

 

Esta es la situación con la que se va a encontrar la persona que finalmente sea nombrado consejero de medio ambiente, o la que tenga en su consejería esas competencias. Una plataforma ciudadana en contra de las podas y una asociación que tras intentar el despropósito de las podas no tiene más remedio que irse al juzgado de guardia.

 

Guelaya tiene que volver a recordar que no tiene ninguna justificación el trato que se les da al arbolado urbano de esta ciudad y que si en años anteriores hemos protestado, no tenemos más remedio que protestar otro año más.

 

En una situación de emergencia climática evitar que los árboles refrescen el ambiente con sus sombra es lo contrario de adaptarse a la crisis climática. Por eso no se trata solo de la defensa de las aves, o de los mismo árboles, ya que no admitimos los argumentos del consejero de medio ambiente en funciones cuando nos dice que se trata de una poda “en marquesina”.

 

La decisión de no podar en las fechas electorales bien podría ser una decisión técnica provocada por el artículo 75 de la  ley 42/2007, de 13 de diciembre del patrimonio natural y la biodiversidad, que establece sanciones por la “perturbación, muerte, captura y retención intencionada de especies de aves en época de reproducción y crianza”.

 

Reanudar las podas el 27 de mayo, un día después de las elecciones no tiene fundamento técnico ni científico. Ningún técnico en su sano juicio puede afirmar que las aves necesitan solo un mes como período de reproducción.

 

Los argumentos por lo que hemos solicitado a la Consejería de Medio Ambiente, vía registro electrónico, que cesen las podas, son estos:

Por la forma de hacerlas.
Podas excesivas. Hacen daño a los árboles reduciéndolos a la mínima expresión. Hacen daño a la sensibilidad de las personas que aprecian los árboles e impiden que cumplan parte de sus funciones, como dar sombra a las personas.

Por el momento de hacerlas y su reiteración:
En época de reproducción de aves o durante el verano que es cuando más se necesita la sombra. Respetar el período de reproducción de aves hasta julio es imperativo legal.

¿Qué quiere Guelaya?
1.- Como medida de urgencia, que paren las podas en época de reproducción de aves de marzo a junio y que se respete la sombra en las calles para las personas durante los meses de más calor de verano hasta septiembre. Las podas son para el otoño y el invierno. Si no las pueden hacer todas en seis meses que contraten a más personal. Hay trabajando dos equipos de podas de 5 personas. ¿No se pueden contratar a 10 personas más?

2.- Que se ordene a la empresa que presta el servicio de mantenimiento del arbolado urbano que cumpla con la legislación ambiental. En concreto, con la Directiva Aves y la ley 42/2007, de 13 de diciembre del Patrimonio Natural y la Biodiversidad que prevé sanciones en su artículo 75 por la “perturbación, muerte, captura y retención intencionada de especies de aves en época de reproducción y crianza”.

3.- Que se considere como época de reproducción de aves las fechas medias consideradas por la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirldLife) para la península Ibérica, hasta tanto la consejería no elabore con datos técnicos de Melilla otro periodo y lo apruebe, adelantando el periodo debido al inicio temprano de la primavera en Melilla.

4.- Que se redacte un reglamento de Áreas Verdes que incluya la protección del  arbolado urbano y la reglamentación de las podas. En su tramitación podrá participar toda la ciudadanía para defender sus intereses, sean estos los que sean.

5.- Que el reglamento de Áreas Verdes promueva la función del arbolado urbano para la  adaptación a la crisis climática en Melilla, para conservar la biodiversidad y mantener y mejorar las funciones de sombra y frescor necesarias para las personas. En muchas ciudades españolas ya han entendido que los árboles urbanos son los mejores aliados contra el aumento de temperaturas debido al cambio climático, y las podas que se realizan van encaminadas a aumentar el volumen de las copas de los árboles para aumentar la superficie de sombra y la producción de oxígeno, así como su capacidad de absorber los gases perniciosos de los cascos urbanos.

mirlo con comida en el pico buscando su nido en un ficus mutilado
Hembra de mirlo con comida en la boca buscando su nido en un ficus recién podado.

Administraciones, científicos y organizaciones conservacionistas se ponen de acuerdo en Melilla para activar el grupo de trabajo sobre la gaviota de Audouin ante su grave declive poblacional.

Posted on Actualizado enn

 

  • El declive poblacional de la gaviota de Audouin con respecto a la década pasada se estima entre el 30% y el 50%

 

  • La jornada técnica de trabajo organizada por Guelaya el mes pasado culmina con unas conclusiones técnicas consensuadas. Existe consenso para afrontar un plan de trabajo.

 

  • Tras las jornadas técnicas de Melilla, se prepara una reunión nacional en otoño para valorar la situación de la gaviota de Audouin en España, donde la especie tiene el 90% de su población nidificante.

 

Guelaya Ecologistas en acción quiere congratularse, en el día del medio ambiente, del consenso conseguido sobre la necesidad de adoptar un plan de acción sobre la conservación de la gaviota de Audouin.

Tras las jornadas celebradas en Melilla en el mes de mayo sobre la gaviota de Audouin, los organizadores, Guelaya Ecologistas en Acción Melilla, han podido consensuar con los participantes una conclusiones sobre el declive poblacional de la gaviota de Audouin, que se han remitido a los equipos técnicos que trabajan en la especie en la isla de Alborán, Ceuta, Melilla, el Organismo Autónomo de Parques Nacionales (OAPN) y el Ministerio (MITECO).

Además de las administraciones, estuvieron presentes organizaciones medioambientales, en concreto SEO/BirdLife y los grupos locales de Ceuta y Melilla, ya que en ambos casos se encargan del seguimiento de las colonias.

No existen datos actualizados sobre el grado de declive de la gaviota de Audouin, pero se estima que la población ha disminuido desde la última década entre un 30% y un 50% con respecto a las 22.000 gaviotas que se censaron como población reproductora de la especie. Eso quiere decir que al menos se han perdido 7.700 aves que no se reproducen.

Ya se había observado en la demarcación marina Estrecho Alborán, sobre todo por la pérdida de nidos de la colonia de las islas Chafarinas, que hace pensar que la colonia está en peligro de seguir existiendo.

Pero se llegó al consenso de que merece la pena activar el antiguo grupo de trabajo de la gaviota de Audouin que coordinó las acciones de conservación en todas las CCAA españolas y que cuenta con la experiencia técnica necesaria para aportar soluciones que comienzan por estudiar las causas del declive, que no son bien conocidas, y por asegurar un seguimiento anual de todas las colonias, que actualmente nidifica en infraestrcuturas portuarias que pueden usarse en cualquier momento, empeorando la situación de la especie.

Para ello, las gestiones que se están haciendo van por buen camino y parece probable que en otoño se convoque una reunión para debatir una solución nacional. La reunión nacional, además de activar el grupo de trabajo en todas las CCAA y ciudades que tienen colonias de gaviotas de Audouin, debería servir para asegurar la coordinación técnica de los equipos de seguimiento y la financiación por parte de todas las Administraciones implicadas en el seguimiento anual de las colonias a partir de 2020.

En el caso de la demarcación marina Estrecho Alborán, en donde el declive ha sido importante y ha propiciado la reunión de Melilla, se cuenta con el equipo de seguimiento de la Junta de Andalucía en la isla de Alborán, pero las ciudades de Ceuta y Melilla deben asegurar el seguimiento de sus colonias a partir del año 2020.

Los grupos locales de SEO/BildLife, tanto de Ceuta como de Melilla, que han realizado el seguimiento de las colonias desde hace seis años, están coordinados ya con el seguimiento de las colonias de Alborán y Chafarinas, y esperan que las respectivas Ciudades decidan apoyar el seguimiento en años venideros.

Igualmente, y como la especie tiene una dimensión internacional que puede ser abordada desde la cooperación internacional de SEO/BirdLife, esperamos que se la conservación de la gaviota de Audouin se internacionalice, porque aunque es verdad que las colonias están ubicadas en territorio español en el norte de África, pescan en aguas marroquíes, en el caso de las de Melilla, o incluso de Argelia en el caso de las Chafarinas.

Las conclusiones detalladas de estas jornadas técnicas sobre la gaviota de Audouin en el mar de Alborán pueden ser consultadas en el siguiente enlace:

https://guelayaecologistasenaccion.com/2019/06/05/conclusiones-de-las-jornadas-tecnicas-sobre-gaviota-de-audouin-en-el-mar-de-alboran-celebradas-en-melilla-el-13-14-de-mayo-de-2019/

pico rojo en zec de aguadú

 

Conclusiones de las Jornadas Técnicas sobre Gaviota de Audouin en el Mar de Alborán celebradas en Melilla el 13-14 de mayo de 2019

Posted on

Antecedentes

El motivo de las reuniones mantenidas en Melilla tiene su origen en el comienzo de las
consultas públicas de las estrategias marinas, en donde se incluyen objetivos
ambientales relacionados con la gaviota de Audouin en la demarcación marina Estrecho
Alborán.
La definición de un buen estado ambiental en este caso se define como la persistencia
de una población reproductora en la colonia de las islas Chafarinas de 3.500 parejas, o
al menos un 70% de ellas, y un éxito reproductor de 0.35 como mínimo.
Guelaya Ecologistas en Acción Melilla convocó unos encuentros el lunes 13 de mayo,
para valorar la situación de la especie en la demarcación marina, y el martes 14 una
jornada técnica para establecer líneas de actuación compartidas con expertos y
administraciones. Ello se materializó al conocer de primera mano los datos actualizados
de algunas colonias en la demarcación marina Estrecho Alborán, al igual que los datos
de las colonias de Audouin de Chafarinas que nos proporcionó personal del Organismo
Autónomo de Parques Nacionales (OAPN).

 

Mesa redonda. Lunes 13 de mayo

El lunes 13 de mayo se celebró una mesa redonda en el Club Náutico de Melilla que
contó con la participación de SEO/BirdLife en Ceuta y Melilla, SEO-Ceuta y SEOMelilla,
que aportaron datos sobre el seguimiento realizado por sus respectivos equipos
en las mencionadas ciudades acerca de la evolución de las colonias de gaviota de
Audouin.
En las colonias de más reciente aparición, las de Ceuta y Melilla, se ha observado el
nomadismo ya conocido en otros lugares con cambios anuales de ubicación de las
colonias, comportamiento que podría encontrarse favorecido por cierta diversidad de
posibles motivos (seguridad aérea, gestión de vertederos, presión de gaviotas
patiamarillas, gatos, ratas, llegada masiva de inmigrantes, etc.).
Por todo ello la situación de las colonias del mar del Alborán desde el punto de vista de
su evolución, permite valorar con preocupación la situación, al mismo tiempo que se
puede afirmar que la definición de buen estado ambiental de la especie en la
demarcación marina no solo no se ha cumplido seis años después de aprobadas las
estrategias marinas, sino que sitúa a la colonia de las islas Chafarinas en mínimos
históricos desde que se tienen registros de las colonias en la década de los años 60 del
pasado siglo.
Jornada técnica. Martes 14 de mayo

La Jornada se realizó en las instalaciones del Campus de Melilla de la Universidad de
Granada (Facultad de Educación y Deportes).
Participaron representantes de la Subdirección General para la Protección del Mar
(MITECO), Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible (Junta
de Andalucía), Consejería de Coordinación y Medio Ambiente de Melilla, SEPRONA,
SEO/BirldLife, SEO-Ceuta, SEO-Melilla, investigadores del Campus Universitario de
Melilla y Guelaya Ecologistas en Acción Melilla, éste último como organizador de la
Jornada.
Excusaron su presencia la Consejería de Ambiente y Sostenibilidad de la Ciudad de
Ceuta, el OAPN y el coordinador nacional del Grupo deTrabajo de la Gaviota de
Audouin.
Se presentaron los datos relativos al estatus poblacional de la especie en el mar de
Alborán, obteniéndose estos resultados de las campañas de seguimiento llevadas a cabo:
Los datos disponibles para el territorio nacional del mar de Alborán durante el ultimo
control realizado de 2018, en números redondos, fueron los siguientes:
Isla de Alborán: 800 parejas.
Melilla: 360 parejas.
Peñón de Alhucemas: 250 parejas.
Islas Chafarinas: 200 parejas.
Ceuta: 160 parejas.
En total, la demarcación marina Estrecho alborán alberga en cinco colonias 1.770
parejas reproductoras que, sumadas a las existentes en territorio marroquí, podría rondar
en torno a las 2.000 para el presente.
El éxito reproductor sufre enormes variaciones incluso en la misma ciudad, ya que
frente a núcleos que consiguen un éxito de 0,60 pollos desarrollados/pareja,o llega a ser
superior a 1.5, mientras que algunas colonias colapsan o bien obtienen éxitos muy bajos
cercanos a 0, apareciendo núcleos reproductores nuievos todos los años. Este
nomadismo es de tipo evolutivo y ocurre sin que se produzcan perturbaciones que
colapsen colonias, aunque éstas lo incrementan.
La reunión se completó con una descripción de las colonia de la isla de Alborán
(Almería) por parte del Programa de Seguimiento de Fauna Silvestre de Andalucía
(CAGPDS, Junta de Andalucía) que con sus 800 parejas, constituye el núcleo más
estable de toda la demarcación Estrecho de Alborán.
Y tras compartir los datos y debatir las posibles líneas de actuación, los asistentes
establecieron algunas conclusiones y recomendaciones que los organizadores, Guelaya-
Ecologistas en Acción, se comprometieron trasladar a las respectivas administraciones y
a la opinión pública.
Conclusiones y recomendaciones

1.– La información existente permite afirmar que la situación de las colonias de las islas
Chafarinas es se encuentran en una situación preocupante debido a que se encuentra en
mínimos poblacionales históricos. El objetivo de buen estado ambiental de sus colonias
como indicador de las “estrategias marinas” no solo no se cumple, sino que ha
empeorado en los últimos seis años.
2.– Conociendo el comportamiento de la “metapoblación” de la gaviota de Audouin, no
es posible evaluar la situación de la especie en el mar de Alborán con los datos de una
sola colonia.
3.– Se desconoce con exactitud los intercambios entre colonias que se han producido
para evolucionar desde una sola en Chafarinas en 1980 hasta seis colonias actualmente.
También se desconoce cómo le pueden afectar a la especie los cambios provocados por
las normativas de pesquerías, especialmente europeas por la eliminación de descartes.
Los escasos ejemplares anillados indican la presencia en Ceuta de aves de Alborán, así
como en Melilla de Chafarinas como grupo más frecuente, seguido de Alborán, si bien
se han visto ejemplares de Menorca, isla Grossa y Ebro. Destacar que, pese al gran
número de ejemplares anillados de esta especie, la colonia de Ceuta está formada casi
exclusivamente por ejemplares no anillados, pero no puede conocerse su procedencia
porque no hay ejemplares marcados de Alhucemas, ni de Chafarinas en los últimos
años, y en Melilla solo se han marcado pollos en los dos últimos años.
4.– En el mar de Alborán confluyen las flotas pesqueras españolas y marroquíes con
distintas normativas, y, en el caso del tramo comprendido entre Alhucemas y Melilla,
existe un importante caladero que podría justificar los desplazamientos de pesca
conocidos incluso desde la propia isla de Alborán, como así ha sido puesto de
manifiesto. Por tanto parece que las gaviotas prefieren tener “residencia” en España
(UE), pero pescan en Marruecos, dependiendo en una parte importante de la flota
artesanal de pesca de cerco, dedicada sobre todo a la sardina, que ni siquiera tiene un
puerto, a la espera de la construcción del megapuerto Nador-West cerca de la
desembocadura del Río Kert, lugar de importancia para las migraciones y donde estivan
algunos cientos de subadultos.
5.– Contemplando la información existente sobre todas las colonias de la gaviota de
Audouin situadas en territorios españoles de la demarcación marina Estrecho Alborán se
alcanza actualmente una estimación de 1.750 parejas en cinco colonias españolas que,
junto con las marroquíes, podrían rondar como máximo las 2.000 en el mismo marco
geográfico. Esa población nidificante solo es comparable con la población de las islas
Chafarinas del año 1980 y 2003, si bien entre ambos años la especie llegó a disponer de
más de 4.000 parejas en 1992. Después de 2003 el desplome poblacional reproductor ha
sido continuo hasta fechas recientes.
6.– La especie criando en territorio nacional no dispone de planes de conservación en el
mar de Alborán, y sus colonias están bajo la responsabilidad de cuatro administraciones
diferentes: Estado (Chafarinas y Alhucemas), Andalucía (isla de Alborán, Almería),
Ciudad Autónoma de Ceuta y Ciudad Autónoma de Melilla, localidad esta última en
donde se está elaborando un Plan de conservación que espera ver la luz en el segundo
semestre del año.
7.– No existen equipos de seguimiento estables (plurianuales) de las colonias en el mar
de Alborán ni propios ni contratados por las Administraciones públicas salvo en el caso
de la isla de Alborán por el Programa de Seguimiento de Fauna Silvestre de la Junta de
Andalucía.

Por todo ello, recomendamos:

En el ámbito de la demarcación marítima Estrecho-Alborán
1.– Que se ponga en marcha un grupo de trabajo que asuma el seguimiento de las
colonias al completo en toda la demarcación marina, con la participación de las
entidades sociales que vienen realizando dicho seguimiento (SEO-Ceuta, SEO-Melilla,
Guelaya- Ecologistas en Acción Melilla), lo cual implique a todas las administraciones
implicadas por la ubicación de las colonias (Estado, Junta de Andalucía, Ciudad de
Ceuta, Ciudad de Melilla), y que se informe al Cuartel General del Ejército (Ministerio
de Defensa) de la iniciativa debido a su presencia en el peñón de Alhucemas y
Chafarinas, y por tener una colonia en el interior de un acuartelamiento de la propia
Ciudad de Melilla.
2.– Que se busque financiación, comenzando con las convocatorias públicas abiertas
actualmente (Fundación Biodiversidad, Life Intemares u otras), para respaldar
económicamente el trabajo de este grupo de trabajo de Alborán, complementándose con
el presupuesto que la Administación dedica al seguimiento de la especie para aportar
datos sobre algunas de las incertidumbres existentes sobre la evolución de las colonias,
específicamente los desplazamientos de ejemplares reproductores entre ellas, el efecto
de las campañas de control de gaviotas patiamarillas así como las interacciones con las
pesquerías.
3.– La gaviota de Audouin no tiene aprobado por ninguna de las Administraciones
presentes en el mar de Alborán un plan de conservación. La condición de especie
“vulnerable” en el Catálogo Español de Especies Amenazadas (Real Decreto 139/2011,
de 4 de febrero, para el desarrollo del Listado de Especies Silvestres en Régimen de
Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas; BOE, 46, de 23
de febrero de 2011) justifica que las CCAA y ciudades con Estatuto que han asumido
competencias de medio ambiente desarrollen planes de conservación de acuerdo a la ley
de patrimonio natural y biodiversidad. La ciudad Ciudad de Melilla ha contratado la
redacción de un plan para su ámbito geográfico que puede ver la luz este año. Creemos
necesario que los planes de conservación de la especie se aprueben en toda la
demarcación y se coordinen, de forma que las acciones de conservación sean
compartidas, aunque existan medidas que respeten la singularidad de cada caso. Así
mismo, han de aprovecharse, igualmente, las experiencias de otras CCAA en el caso de
que ya existan planes de conservación que se hayan aplicado fuera de Alborán.
4.– Las colonias de las gaviotas de Audouin en la demarcación Estrecho Alborán están
ubicadas, tanto en espacios que no tienen ningún tipo de protección, como en zonas de
especial conservación de la Red Natura 2000 u otras figuras, como Paraje Natural o
ZEPA, (Alborán, Chafarinas, Melilla). La coordinación de los planes de conservación
respectivos debería incluir, igualmente, compartir instrumentos y líneas de actuación en
el seno de la Red Natura 2000 que comparte colonias en el mar de Alborán debido a que
existen ubicaciones en donde no se pueden garantizar incidencias extraordinarias por
motivos geopolíticos que provoquen el colapso de colonias.
En el ámbito del conjunto de las demarcaciones marinas
5.– Con independencia de que se constituya un grupo de trabajo para el mar de Alborán,
consideramos necesario reevaluar la situación de la especie en todas las demarcaciones
marinas para valorar la situación de la metapoblación de gaviota de Audouin. Para ello,
proponemos que se convoque una reunión nacional, no más allá de otoño de este año,
en donde todos los equipos de seguimiento de las colonias de la especie en el conjunto
de las CCAA donde está presente la especie intecambien información actualizada y
valoren conjuntamente la situación de la misma.
6.– Que aprovechando la oportunidad de la realización de una reunión general sobre el
seguimiento de las colonias de todas las CCAA y ciudades con estatuto del Estado, se
active el grupo Grupo de Trabajo sobre la gaviota de Audouin que venía funcionando
mediantes reunions de expertos y técnicos de forma reiterativa en años anteriores y que
dejó de hacerlo desde su última reunión de 2006 en Altea (Alicante). Desde entonces, la
especie ha perdido más del 30% de los efectivos en territorio español, lo que supone
casi 7000 parejas nidificantes, de las cuales casi un 50% crían en puertos importantes
donde se espera en el futuro próximo la ocupación de estos espacios por nuevas
infraestructuras portuarias.
En el ámbito internacional
7.– Que además del plano nacional, se considere la oportunidad de expandir el
seguimiento de las colonias al ámbito internacional mediante proyectos específicos, que
se justifica en el mar de Alborán por la presencia de colonias en las costas marroquies y
argelinas que han sido registradas en el pasado, y sobre las que no hay seguimiento
reciente. Además, las interacciones con las pesquerías pueden ser muy diferentes en
aguas en donde se siguen normativas europeas y en países de fuera de la UE, o incluso
en las colonias periféricas del Mediterráneo oriental y atlánticas.
8.– Que, dada la regresión manifiesta de la especie a nivel de la población española, se
proponga a BirdLife International la revisión del status de la especie en la Lista Roja de
la UICN
9.– Que, puesto que AEWA incluye a la especie en la lista de especies de su competencia
y que en los últimos años está llevando a cabo planes de acción globales para las
especies que lo necesiten, se considere la proposición de la creación de un grupo de
trabajo internacional y de un plan de acción global para la especie.
Asistentes a las Jornadas Técnicas sobre la Gaviota de Audouin en el Mar de
Alborán

Mª Isabel López Pérez, Subdirección General para la Protección del Mar (MITECO)
Juan Carlos Nevado Ariza, Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo
Sostenible (Junta de Andalucía)
Mariano Paracuellos Rodriguez, Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y
Desarrollo Sostenible (Junta de Andalucía)
Israel Sánchez Castillo, Consejería de Coordinación y Medio Ambiente de Melilla.
Francisco De Dios Soler, SEPRONA, Melilla
Jesús Camacho Morales, SEPRONA, Melilla
Jorge Fernández Orueta, Cooperación internacional de SEO/Birldlife
Joaquin López Rodriguez, SEO-Ceuta
Francisco J. Pérez Ruiz, SEO-Melilla
Diego Jerez Abad, SEO-Melilla
Gonzalo martínez salcedo, SEO-Melilla
Carmen Enrique Mirón, investigadora Campus UGR Melilla.
Juan A. González Garcia, investigador Campus UGR Melilla,
Manuel Tapia Claro, Guelaya Ecologistas en Acción Melilla
Jose Manuel Cabo Hernández (moderador), Guelaya Ecologistas en Acción Melilla
Mª Isabel López Pérez, Subdirección General para la Protección del Mar (MITECO)
Juan Carlos Nevado Ariza, Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo
Sostenible (Junta de Andalucía)
Mariano Paracuellos Rodriguez, Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y
Desarrollo Sostenible (Junta de Andalucía)
Israel Sánchez Castillo, Consejería de Coordinación y Medio Ambiente de Melilla.
Francisco De Dios Soler, SEPRONA, Melilla
Jesús Camacho Morales, SEPRONA, Melilla
Jorge Fernández Orueta, Cooperación internacional de SEO/Birldlife
Joaquin López Rodriguez, SEO-Ceuta
Francisco J. Pérez Ruiz, SEO-Melilla
Diego Jerez Abad, SEO-Melilla
Carmen Enrique Mirón, investigadora Campus UGR Melilla.
Juan A. González García, investigador Campus UGR Melilla,
Manuel Tapia Claro, Guelaya Ecologistas en Acción Melilla
Jose Manuel Cabo Hernández (moderador), Guelaya Ecologistas en Acción Melilla

DSCN8360
Algunos asistentes a las jornadas técnicas sobre la gaviota de Audouin visitan el emplazamiento de una colonia de esta especie en el litoral de Melilla