Área de conservación

El arroyo mezquita se llena de basuras y residuos industriales al menor descuido de los servicios de limpieza. Falta control del territorio.

Posted on Actualizado enn

Informe de  primavera de Guelaya sobre el control de vertidos en Melilla

Se ha producido un retroceso importante en el arroyo Mezquita que se llena de basuras comerciales y aumentan los vertidos industriales de aceites usados en el último trimestre.

  • Guelaya prefiere 800.000 euros en medidas preventivas para evitar vertidos en los cauces que estanques con luces de colores. Las medidas preventivas prometidas no se han aplicado.
  • El 80% de la basura que está vertida en el arroyo mezquita acabará en el fondo de nuestra bahía y el 20% restante saldrá a la playa y será recogida por personas voluntarias de Melilla y las entidades de la sociedad civil.
  • En el lado positivo, la prueba “la Africana” ha provocado un gran esfuerzo con presupuesto civil en retirar los vertidos de escombros y basuras de la pista de carros y puntos negros denunciados por Guelaya en el informe de enero.

Como venimos haciendo trimestralmente desde hace un año, Guelaya ha comprobado la situación de los vertidos ilegales de escombros y residuos industriales en la ciudad tras el informe del pasado mes de enero.

El arroyo Mezquita ha sufrido un retroceso evidente por la falta de capacidad para mantener limpio al mismo tiempo los cauces y los terrenos por los que pasa “La Africana”.

Los vertidos de basuras del arroyo mezquita cuando llueva fuerte acabarán en nuestras playas como basuras marinas, pero solo en el 20% porque el resto se quedará en los fondos marinos. Las rejillas del cauce de la valla en las proximidades de la frontera no dejan lugar a dudas. Cuando haya que abrirlas en una riada,  se convertirán en basuras marinas.

Pero lo que es más preocupante es el aumento de puntos del cauce con aceites usados encharcados, ya que se trata de vertidos industriales que han sido denunciados reiteradamente, lo que plantea dos problemas añadidos:

La falta de control del territorio que se convierte en un espacio “sin ley” donde las denuncias reiteradas no sirven para nada.

La empresa que cobra por el mantenimiento de la red de pluviales que desemboca en el arroyo Mezquita tiene obligaciones contraídas con la ciudad mediante contrato por las que debe limpiar la red y pasan los años sin que los aliviadores del arroyo mezquita dejen de vomitar un líquido negro que no puede confundir a casi nadie, porque son vertidos industriales de aceites de locomoción.

En lo positivo, en lo que respecta a la pista de carros, el punto negro de vertidos de escayolas que se creó en las inmediaciones del punto limpio y el de la explanada de Rostrogrodo, han sido limpiadas,  aunque habitual por la coincidencia con la prueba deportiva “La Africana”.

Pero hay que valorar negativamente que a pesar de la limpieza, en solo unos días volvían a aparecer vertidos en los mismos lugares limpiados días antes, lo que demuestra que no hay medidas de prevención ni de sanción que funcionen actualmente en la ciudad.

En lo que respecta a la legislación ambiental Guelaya denuncia que falta control del territorio por parte de las Admnistraciones, y que algo tendremos que hacer los melillenses para conseguir ese reto, porque no parece que los gobiernos locales hayan resultado eficaces en este sentido en la útima década.

Guelaya exije soluciones eficaces a los partidos que se presentan a las elecciones ante las promesas que hasta ahora han incumplidas o bien han demostrado no ser  eficaces.

Ya tenemos una fuente en lugar de un río

Posted on

  • 800.000 € de cemento para sepultar uno de los escasos reductos de vida natural que quedaban en nuestra ciudad.
  • Homigonar el río no crea ni el 10% de los puestos de trabajo de un proyecto de renaturalización, que lleva esperando en el Plan Hidrológico seis años.

La barbarie se reformula conforme una opinión pública, cada vez más comprometida con la protección medioambiental va creciendo: hasta hace poco tiempo el plan para nuestro río era taparlo con un techo, convertirlo en una enorme alcantarilla, ahora les vale con inundarlo de cemento.

La tendencia en Europa y en España es la renaturalización de los ríos, quitar hormigón, aumentar la vegetación, cuidar los ecosistemas acuáticos. Quienes hayan visitado recientemente Madrid  habrán podido comprobar la explosión de vida que ha tenido lugar en el Manzanares, donde simplemente levantando las compuertas que embalsaban el agua, simplemente dejando correr libremente al río, han aparecido los cormoranes, las garzas, los patos, ya florecen los carrizos y crecen, de forma espontánea, numerosos álamos.

En 2018 el ayuntamiento de Granada solicitó a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir la renaturalización del río Darro, tan sepultado de cemento como nuestro río de Oro. Se podrían citar muchos ejemplos.

Pero nuestros políticos deciden que lo mejor es arrancar la escasa vegetación que había conseguido hacerse un hueco en el hormigón de nuestro río,  que permitía la reproducción de aves como el chorlitejo, la gallineta, la visita de garzas reales, de andarríos, de lavanderas. Teníamos vida y ahora tenemos cemento amarillo con una fuente de colorines. No se puede peor gestor ni más hortera.

La actuación sobre la desembocadura del río de Oro atenta contra la Directiva europea Marco de Agua que entre otras muchas cosas establece que “El agua no es un bien comercial como los demás, sino un patrimonio que hay que proteger, defender y tratar como tal“. El primer objetivo de esta Directiva europea es que “se prevenga todo deterioro adicional y proteja y mejore el estado de los ecosistemas acuáticos y, con respecto a sus necesidades de agua, de los ecosistemas terrestres y humedales directamente dependientes de los ecosistemas acuáticos”.

En Guelaya nos preguntamos qué entenderá el gobierno de la ciudad por “prevenir todo deterioro adicional y proteger el estado de los ecosistemas acuáticos”.

Somos conscientes de que es preciso una actuación no sólo sobre la desembocadura del río sino sobre todo su cauce y hace dos años hicimos una propuesta de  renaturalización que supone aumentar la seguridad en caso de riadas,  eliminar y vigilar los puntos de vertidos de basuras, eliminar plantas invasoras, mantener las autóctonas y recuperar  los laterales del río como zonas de paseo en todos los tramos posibles de la ciudad.

Los objetivos del plan de renaturalización que debe ejecutar el Ministerio de Medio Ambiente (actual MITECO) la Confederación Hidrográfica del Gualdaquivir y los que han inspirado la obra de la desembocadura no pueden ser más opuestos: En unos se trata de mantener las plantas como el carrizo o  las eneas, que sirven para disminuir la velocidad del agua en las riadas, mientras que en el otro se eliminan estas plantas y se pone un suelo liso que aumenta la velocidad del agua, y conlleva un aumento del peligro en las avenidas de agua.

Si alguien consideraba que antes el río estaba sucio, lleva razón, lo que había que hacer era poner en marcha un programa de limpieza sistemática, como el que ha presentado Guelaya en el Consejo del Agua,  y si se pensaba que el agua estancada favorecía la presencia de mosquitos también lleva razón, pero éstos eran devorados en buena parte por las aves que sobrevolaban el río. Una sola golondrina puede comer 850 mosquitos en un día; vamos a ver qué pasa con las golondrinas y aviones que antes eran habituales  en la desembocadura.

Pues en lugar de golondrinas tenemos una fuente, eso sí, de colores, y el agua sigue estancándose con las subidas de las mareas, eso sí, nos hemos gastado 800.000 € en cemento, alguien habrá ganado algo, y seguirá ganando cuando en la próxima lluvia fuerte, porque alguna vez lloverá, se inunde el estanque de cieno y barro, y las bombas se colapsen bajo la avalancha de basura, tierra y cañas.

Guelaya presentó queja ante la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir por las declaraciones del presidente de la ciudad sobre obras de la desembocadura del río de Oro

Posted on

  • Las políticas hidráulicas no pueden resolverse “dando su brazo a torcer” como afirma el presidente de la ciudad.

 

  • La ciudad prefiere invertir dinero en hormigón y en fuentes inútiles en lugar de resolver los problemas de distribución del agua, mejorar la calidad del agua y realizar campañas de ahorro.

 

  • El Plan Hidrológico de Melilla plantea la restauración hidrológico – forestal del río de Oro y los cauces, al contario que las actuaciones de la Ciudad.

 

  • La directiva marco europea habla de protección de los ríos. En Melilla la Ciudad Autónoma no quiere proteger los ríos, sino hacerlos desaparecer en una alcantarilla bajo una losa de hormigón.

 

  • Guelaya denuncia los intentos de echar para atrás la conservación de los ríos y cauces que exige la Directiva Marco de Aguas.

Guelaya presentó ante la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, en calidad de miembro del Consejo del Agua de Melilla, una queja por las declaraciones que el presidente de la ciudad realizó en la visita a las obras de la desembocadura del río de Oro.

 

Un espacio natural, como es el cauce de un río, no puede transformarse en una sala de conciertos al aire libre, para eso está el auditorium Carvajal, por lo que Guelaya solicitó a la CHG que no acceda al uso del río para conciertos o instalaciones deportivas del cauce.

 

Guelaya se refirió en su queja a las noticias en los medios locales afirmando que “Imbroda apuntó que la Ciudad Autónoma contactará con la CHG para pedirle autorización para poder destinar esta zona, de 10.200 metros cuadrados, para uso deportivo o cultural en época de verano, cuando no haya peligro de riadas, si bien recordó que este organismo estatal “siempre pone grandes restricciones al uso de los cauces”.

En otro medio escrito local el presidente “aseguró que hablarán con esta institución y verán si “da el brazo a torcer y nos deja hacer actividades deportivas o incluso un concierto porque se pueden hacer muchas cosas”, al contar con 10.000 metros cuadrados diáfanos y de fácil acceso. “Y después de un concierto pues nos vamos a la playa que está aquí al lado”, apuntó bromeando el presidente de la Ciudad”

Nos preocupa que las decisiones técnicas que afectan al río de Oro se tomen “torciendo brazos”.

 

Mientras que se invierte en hormigón, no se resuelven los problemas de distribución y calidad del agua y se mantiene el gasto de 400 litros por habitante y día, más del doble que la media española.

 

En cambio, las acciones planificadas en el Plan Hidrológico de Melilla para los años 2016-2021 que tienen como objetivo la mejora de los ecosistemas acuáticos no se ejecutan.

 

Nos referimos al “Proyecto de restauración, restitución de márgenes e integración del Medio Ambiental de los arroyos”, que sí tiene asignado presupuesto para el ciclo 2016-2021, pero no se ha  iniciado.

 

Este tipo de proyectos tiene el valor añadido de que necesita mano de obra abundante, por centenares, que falta en Melilla,  lo que no es el caso de hormigonar el cauce, que solo afecta a unos pocos.

 

Por último, Guelaya se quiere sumar a las más de un centenar de organizaciones que han reclamado el miércoles 13 de febrero al Ministerio para la Transición Ecológica que proteja la Directiva Marco del Agua frente a la amenaza de rebajar su protección en Europa.

alcantarilla en la que desemboca el rio de oro tras las obras
Alcantarilla en la que desemboca el río de Oro tras las obras de la desembocadura

 

 

Los censos de aves invernantes de Guelaya y SEO/BirdLife concluyen con más ejemplares de aves censadas que el año pasado pero con una ligera pérdida de especies

Posted on Actualizado enn

  • La obra de la desembocadura del río de Oro contribuye a una ligera pérdida de biodiversidad de especies en dos especies y provoca la contaminación de un enclave natural.

 

  • Las gaviotas patiamarillas se mantienen por encima de 1000 ejemplares adultos, pero parecen más concentrados en el entorno urbano cercano al mar y en los acantilados de la ZEC de Aguadú.

      

  • Los censos han coincidido con el día de observación de la Red de Aves Marinas y Cetáceos (RAM), en el que se observaron tres grupos de delfines comunes frente a Melilla.

 

Desde el 12 al 17 de enero se han realizado en Melilla los censos de aves invernantes correspondientes a las aves acuáticas, incluyendo tanto aves de agua dulce como marinas.

 

Más de una docena de personas han participado en lo censos, que han cubierto toda la costa de la ciudad.

 

Las fechas han coincidido con la convocatoria internacional de aves acuáticas que en España está coordinada por SEO/BirdLife. En Melilla se realizan estos censos desde el año pasado.

 

Los resultados de los censos en cuanto a aves marinas, que proporcionamos ahora, han sido globalmente estos: 25 especies observadas y 3544 aves.

 

Los datos son normales en la invernada de la mayoría de las especies, aunque aparecen ligeras variaciones en especies raras o accidentales. Por ejemplo, deja de verse la gaviota picofina y el negrón con respecto al año pasado y aparece una posible gaviota tridáctila. Estos cambios pueden deberse a condiciones climatológicas, especialmente a los vientos dominantes. La ausencia de pardelas cenicientas  también es normal, pues llegan del Atlántico de su invernada a partir del mes de febrero. También es normal que la gaviota de Audouin sea escasa en invernada en Melilla con solo algunas decenas de aves.

 

La disminución de dos especies con respecto al año anterior (de 27 a 25) tiene que ver más bien con las obras de la desembocadura del río de Oro, que es un enclave natural que está siendo ocupado actualmente por una obra. Este año por eso no se han registrado cigüeñuelas ni chortilejos chicos.

 

A destacar la alta invernada de pardela balear, con casi 500 ejemplares. A diferencia de las costas peninsulares, el charrán bengalí es invernante escaso pero regular, al igual que el charrán patinegro.

 

Se mantiene el número de adultos de gaviota patiamarilla pero parece que se concentran en la zona urbana cercana al puerto, Pueblo y Alcazaba y ZEC de acantilados de Aguadú. En la zona de cuarteles, hospital y parque forestal hay casi las mismas que se concentran en el techo del pabellón de deportes.

 

La concentración de las gaviotas patiamarillas cerca de la costa pero en el entorno urbano es una llamada de atención hacia la necesidad de mantener el control de esta población, al igual que en años anteriores, ya que no solo se concentra en techos cercanos a la costa, sino que también aumenta en los acantilados de  Aguadú, cerca de las colonias de gaviota de Audouin, con la cual compite por el espacio para establecer las colonias.

 

La invernada de cormoranes grandes ha aumentado en varias decenas de ejemplares, pero ha disminuido la invernada de la gaviota reidora. Esto puede deberse en ambos casos a  los intercambios de ambas especies con la invernada en la Mar Chica y a desplazamientos diarios entre Melilla y Mar Chica.

 

Finalmente, con respecto a los cetáceos, se observaron 3 grupos de delfines comunes que sumaron al menos 63 individuos, un buen dato teniendo en cuenta que en las cercanías de la  costa son más abundantes los delfines mulares, que se se vieron en los censos del año pasado y que han llegado a entrar en las aguas interiores del puerto de Melilla en alguna ocasión.

cormorán enero 2019

Guelaya reforestará este sábado 19 de enero el barranco del Nano

Posted on Actualizado enn

  • Continua así la campaña de reforestaciones tras la reforestación solidaria
  •  Éxito de participación en la reforestación solidaria

 

El próximo sábado 19 de enero a las 12 horas junto a la puerta del embalse de las Adelfas, en la Zona de de Especial Conservación (ZEC) del barranco del Nano, Guelaya continúa su campaña de reforestaciones iniciada el sábado pasado con una reforestación solidaria que obtuvo un gran éxito de participación, con varios cientos de personas participando, con la consecuencia de que se superó el récord de plantas trasplantadas en este tipo de reforestaciones, con más de 200.

Esto nos anima a invitar nuevamente a todas las personas y asociaciones de Melilla para que participen en la reforestación de este sábado. Gracias al éxito obtenido esperamos obtener al menos 600 euros para la causa solidaria que este año ha sido la adquisición de material escolar para el proyecto de ¡Cañada viva! De la Asociación de Madres y Padres del colegio León Solá

De acuerdo con la consejería de coordinación y medio ambiente, se entregará al finalizar esta reforestación un informe pormenorizado de las especies de plantas reforestadas y cantidades de cada una, por lo que adelantamos los datos de la primera de las dos fechas solicitadas.

Se han reforzado especialmente los las especies nominales de los dos hábitats prioritarios de la ZEC del barranco del Nano:

El bosque de Tetraclinis con 80 ejemplares de esta especie de árbol autóctono.

La alianza Oleo-Ceratonion, es decir, el bosque mixto de acebuche (Olea europaea sylvestris) y algarrobo (Ceratonia siliqua), muy deteriorado en Melilla, con 60 acebuches y 40 algarrobos.

Se ha completado la reforestación aportando diversidad con otras especies acompañantes, en concreto 5 palmitos (Chamaerops humilis), 5  escaramujos (Rosa canina), 5 jaguarzos moriscos (Cistus salvifolius), 5 retamas blancas (Retama raetam bovei),  5 espliegos (Lavandula dentata) y 5 orovales (Withania frutescens).

En la reforestación del próximo sábado se seguirán introduciendo las mismas especies.

En realidad se trata de una zona ya reforestada pero que ha perdido muchos ejemplares en varios años, por lo que se están utilizando los alcorques de plantas perdidas para completar las pérdidas.

cartel reforestacion 19 enero

 

Guelaya realizará en el mes de enero dos reforestaciones en el barranco del Nano, los días 12 y 19

Posted on Actualizado enn

  • Este sábado 12 de enero se realizará la reforestación solidaria de Guelaya en el barranco del Nano (junto a la entrada del embalse de las Adelfas)

 

  • Todas las personas que quieran participar están invitadas

 

  • Las donaciones se destinarán a la adquisición de material para “Cañada Viva!”

Un año más, Guelaya Ecologistas en Acción apuesta por el barranco del Nano como espacio protegido de la Red Natura 2000 que es y realizará dos reforestaciones de especies autóctonas obtenidas de semillas locales, con el objeto de mejorar los hábitat y especies prioritarias de esta zona de especial conservación.

El barranco del Nano es una zona protegida de la ciudad, que guarda numerosos valores naturales que además suponen algo imprescindible en un territorio tan limitado con el melillense, a pesar de lo cual sigue siendo maltratada por muchas personas que la invaden con sus vehículos motorizados, la ensucian, propician la erosión, destruyen las matas pequeñas y la utilizan con fines poco decorosos.

Además, está afectada por la presencia de especies invasoras, que han proliferado hasta llegar a cubrir casi totalmente algunas zonas como el cauce del propio barranco del Nano, por lo que la Consejería ha debido tomar cartas en el asunto, contratando servicios externos para el control de especies invasoras y suponiendo un gasto añadido al erario público.

La primera de las actividades será el próximo sábado día 12 de enero, desde las 12h, cuando se realizará la ya tradicional reforestación solidaria, que consistirá en la entrega de plantones a cambio de pequeñas donaciones económicas voluntarias. Guelaya provee de las herramientas necesarias para sembrar, siendo interesante quizá que cada persona asista con una gorra y agua para consumo propio, además de unos guantes si se desea. Con la actividad se intenta cubrir un triple objetivo: la mejora ambiental en forma de trabajo voluntario haciendo posible la participación de todas las personas, con especial interés por la participación familiar ya que no importa la edad o competencia física, promoviendo de esta manera el amor por la naturaleza, segundo objetivo de la actividad.

El tercer objetivo en la primera plantación del año siempre es la colaboración con alguna entidad importante de nuestra ciudad. En esta ocasión, Guelaya colabora con ‘Cañada Viva!’, que es un programa impulsado por la Asociación de Madres y Padres (AMPA) del CEIP León Solá. Está compuesto por diferentes proyectos socioeducativos en el ámbito de la formación, la cultura, el asociacionismo, los derechos de la infancia, el medio ambiente, el deporte o la salud.

Es una iniciativa que arrancó a finales de 2016 y cuenta con una gran aceptación y participación en todo el barrio de la Cañada, Palmeras, etc., realizando diferentes acciones que se llevan a cabo a diario en horario de maña y tarde, e incluso con actividades en diversos lugares de la ciudad de Melilla y fuera de nuestra ciudad. Recientemente, además ha sido seleccionado por el Premio Nacional de Acción Magistral como una de las 15 mejores propuestas de AMPA de toda España.
Se puede tener más información a través de su página de facebook:   www.facebook.com/ampaleonsola

cartel reforestacion solidaria 2019

Balance ambiental de 2018: Se acaba el tiempo para cambiar el rumbo

Posted on Actualizado enn

  • Ecologistas en Acción hace balance del año 2018. Un cambio súbito en el Gobierno central, la consolidación del feminismo como un agente social de primer orden o la irrupción de partidos de ultraderecha ocurren al tiempo que se recrudecen los avisos de la imperiosa necesidad de un cambio de rumbo drástico en el actual sistema socioeconómico si se quieren evitar las peores consecuencias de un colapso climático, ambiental y social

 

  • En lo local Guelaya recibe el año 2019 con un escaso bagaje de avances ambientales

 

Algunas consecuencias de los cambios nacionales

El cambio de Gobierno nos ha traído avances en materia de energía y clima. Sin embargo, no se han producido avances desde el Gobierno central en materia de biodiversidad y agua, que se esperan para este año.

 

Energía: La desaparición del impuesto del sol permitirá recuperar el tiempo perdido en el aumento de uso de energías renovables para hacer frente al cambio climático.

 

Cambio climático: La cumbre de Katowice en Polonia no ha estado a la altura del reto al que nos enfrentamos. Se siguen incrementando las emisiones de CO2 mundiales y españolas ante nuestros timoratos planes de reducción de emisiones que siempre encuentran trabas y dilaciones.

 

En biodiversidad hay mucho que hacer, sobre todo después del cambio que promovió el PP en el límite de su legislatura en la Ley de Patrimonio Natural, que permitió gran cantidad de excepciones para el uso comercial de diversas especies exóticas invasoras.

 

Consecuencias locales del año 2018

El anuncio de la contratación del plan de recuperación de la gaviota de Audouin llegará por fin en el año 2019, con seis años de retraso. Aplaudimos la decisión, lo que nos anima a continuar demandando el resto de planes de conservación y recuperación de especies presentes en la ciudad con la categoría de en peligro de extinción y vulnerables, sobre todo de las especies terrestres que son de responsabilidad exclusiva de la Ciudad Autónoma.

 

La aprobación en el plan Integral de residuos del reciclaje de envases, el contenedor amarillo, supone también un avance, pero no debemos olvidar que ya existía el compromiso de reciclar envases en el plan anterior, y a pesar de ello, el actual equipo de Gobierno no lo ha querido implementar en los cuatro últimos años.

 

Bien está que en 2019 se comiencen a reciclar envases, pero primero será necesario poner a punto la infraestructura necesaria. Guelaya apoyará el reciclaje de envases, al igual que cualquier otro material reciclable, objetivo indispensable para poder pensar en un futuro sin incineradora, aunque recordamos que la demanda de reciclaje nos viene impuesta por la directiva europea de residuos.

 

En cuanto al final de las bolsas de plástico, Guelaya aplaude la campaña de la ciudad promoviendo bolsas de tela, y se sumará a ella.

 

Tampoco en agua este año hay avances significativos en Melilla. La renaturalización del río de Oro sigue a la espera de comenzar y nos seguimos alejando del objetivo de ahorro en el consumo de agua, que siguió aumentando a lo largo del año para subir a casi 400 litros por habitante y día el verano pasado.

 

Sin embargo, destacamos que las obras para reutilizar las aguas residuales en el riego de zonas verdes, una de las medidas incluidas en el plan hidrológico, por fin se terminarán este año.

 

El balance del año 2018, y de la legislatura, ha sido pobre y escaso

Tras la valoración realizada por Guelaya en junio de este año, tres años después de la entrada del actual equipo de Gobierno en la Ciudad Autónoma, el balance de temas, si comparamos los logros con las demandas planteadas en el comienzo de la legislatura por nuestra asociación, en julio de 2015, dejan un pobre balance, que  hacen pensar que las expectativas depositadas en el equipo de gobierno no se han cumplido en diversas materias.

 

De los 24 asuntos analizados en los últimos 3 años, solo tres parecen ir por buen camino, en ocho casos el asunto no está resuelto pero se está en proceso de conseguirlo y finalmente en 13 casos, la mayoría, no se han producido avances significativos.

 

La conclusión general a la que llegamos es que no existe en la Consejería de Coordinación y Medio Ambiente capacidad para sacar adelante el trabajo que el medio ambiente de Melilla necesita, a nuestro juicio, por falta de recursos materiales, humanos y económicos.

 

La falta de personal y de financiación la valoramos a su vez como un indicador de que las políticas públicas de medio ambiente no son una prioridad para el equipo de gobierno actual, ya que nos consta el esfuerzo del personal de la Consejería y el interés del consejero en conseguir recursos.

 

Ver la tabla siguiente caso a caso

 

  Asunto a resolver Estado de la cuestión Valoración
1 Transparencia No se ha contestado a los requerimientos hechos por Guelaya para conocer respuesta a nuestro escrito sobre alegaciones a los presupuestos de la Ciudad.

La consejería de seguridad ciudadana no contesta a las peticiones de información que le hemos enviado.

En unos asuntos hay transparencia pero en otros no.

Se espera que se entreguen las estadísticas de la policía local

2 Reglamentos de zonas verdes. Seguimos con multas en pesetas La consejería reconoce no tener capacidad para aprobarlos.

Guelaya propone que se cumplan al menos los usos aprobados en julio de 2012 sobre la Red Natura 2000

Sin avances
3 Catálogo de árboles singulares Existen borradores desde hace años sin que se saquen adelante. Sin avances
4 Elaborar planes de conservación y recuperación de especies protegidas La consejería aceptó encargar este año un informe a SEO/Birlife para elaborar el plan de conservación de la gaviota de pico rojo en Melilla A la espera de ejecutar la medida
5 Ejecución de las 20 medidas aprobadas en los planes de ordenación de recursos naturales (Red Natura 2000) No se ha iniciado todavía ninguna de las medidas aprobadas A la espera de ejecutar las medidas
6 Que se redacte el plan de actuación contra el ruido como consecuencia de los datos del mapa de ruidos con un proceso de participación pública No se han iniciado los trámites para la redacción del Plan de actuaciones contra el ruido Sin avances
7 Que se consensúen las medidas del Plan de Movilidad Urbana Sostenible con un proceso de participación pública El Pacto por la Movilidad no es una cuestión prioritaria Se ha convocado el Pacto por la Movilidad pero las medidas que se han llevado para consensuar ya estaban adoptadas de antemano
8 Que se disponga en Melilla de una estación de control y seguimiento de la calidad del aire atmosférico No se ha instalado

 

 

Sin avances
9 Que se culmine el proceso de evaluación ambiental de los fondos FEDER 2007-2013 Se culminó, pero no se ha convocado a Ecologistas en Acción como entidad social al Comité de seguimiento del plan operativo 2014-2020, a pesar de que incluye financiación para el medio ambiente  y la biodiversidad local Se programan actividades medioambientales sin contar con los agentes sociales interesados
10 No a la incineración. Que se adopte una estrategia para conseguir reducir la producción de residuos y que los porcentajes de reciclaje de Melilla sean próximos a los de la península No se ha conseguido igualar la tasas de reciclaje medias nacionales Se han aceptado algunas alegaciones y se han negado la mayoría. Si se cumplen los objetivos de reciclaje del plan aprobado será un avance
11 Que se ejecute el Vendero Verde Las propuestas de Guelaya fueron rechazadas y se ejecutó el proyecto quedando muy lejos de las expectativas creadas. Lo ejecutado no responde a la demanda social
12 Que se promuevan en Melilla las energías renovables No se han tomado iniciativas al respecto. Sin avances
13 Que se ponga en marcha un proyecto de renaturalización del río de Oro Tras el último Consejo del agua de la demarcación en 2015, se retomará el asunto en el próximo Consejo del 5 de junio 2018 En proceso tras la iniciativa de la ministra Tejerina de comprometerse con el proyecto y que el nuevo Gobierno mantenga el proyecto
14 Que se controlen los vertidos en aguas costeras, especialmente construyendo el emisario de salmuera de la planta desalinizadora La evaluación ambiental de la ampliación de la desalinizadora no acepta la construcción del emisario de salmuera pero modifica el proyecto para evitar daños a la biodiversidad marina Se mantiene el foco de contaminación de la salmuera
15 Que se controlen los vertidos en tierra, especialmente en los cauces, especialmente de escombros y aceites usados, con medidas de prevención, vigilancia permanente, limpieza y sanciones. Los escombros siguen siendo un quebradero de cabeza

 

 

En proceso. Se esperan medidas a partir del 15 de julio con el comienzo del nuevo contrato de limpieza de la ciudad
16 Que mejore la calidad del agua de grifo y que se garantice el suministro diario a prueba de temporales de levante Se pospone hasta la ejecución de la ampliación de la desalinizadora A la espera de la ampliación
17 Que se realice por parte de la consejeria una convocatoria pública de subvenciones para entidades sin ánimo de lucro Sin avances Sin avances
18 Disminuir el consumo de agua por habitante Las campañas de ahorro no han surtido efecto En proceso si se  reorientan las campañas de ahorro y se pone en marcha la reutilización de agua depurada para riego de zonas verdes
19 Ampliación del puerto Está abierto el plazo de la resolución ambiental. Esperamos que el proyecto no pueda realizarse tanto por razones ecológicas como económicas Se quiere ejecutar sea cual sea la resolución ambiental. Esperamos que el nuevo gobierno paralice el proyecto.
  Problemas planteados desde julio de 2015    
20 Que se mejoren las podas que realiza la empresa Thaler Thaler ha vuelto a ser seleccionada en el contrato de mantenimiento de zonas verdes A la espera de próximas campañas de poda para comprobar que se evita el periodo de nidificación de aves
21 Que se apruebe la Autorización Ambiental Integrada (AAI) de la central de ENDESA No se cumplió el plazo de un año al que se comprometió la consejería para aprobar la AAI de Endesa A la espera de que se salga a información pública el AAI
22 Que se apruebe la Autorización Ambiental Integrada (AAI) de la planta incineradora No se cumplió el plazo de un año al que se comprometió la consejería para aprobar la AAI de Endesa A la espera de que se salga a información pública el AAI
23 Especies invasoras (Real Decreto 630/2013, de 2 de agosto) No existe un plan de actuación ni en jardinería ni en los espacios protegidos A la espera de la redacción de un plan de actuación
24 Dictamen europeo sobre silvestrismo  (17 mayo 2018) Las autorizaciones sobre capturas en vivo de fringílidos incumplen la directiva Aves A la espera de que se anuncie la prohibición en Melilla de capturas de aves de canto

 

Audouin anillada.jpg