Área marina

¿Por qué Melilla tiene más basura marina que el resto de localidades españolas que participan en la campaña internacional Clean up the Sea?

Posted on Actualizado enn

Las basuras marinas en Melilla han llegado desde tierra, mejor prevenir que curar

 El informe de Ecologistas en Acción sobre la campaña Clean up the Sea en España nos situó como lideres nacionales en basura marina.

¿De donde viene tanta basura? Pues sencillamente de la costa y en concreto, de lo que sale por los cauces de Melilla al mar cuando hay riadas. Fácil es decir que la basura viene de Marruecos. Pero no es así. Es basura en su mayoría de productos nacionales consumidos en Melilla.

 

La Confederación hidrográfica del Guadalquivir y la consejería de Medio ambiente deben establecer de una vez un protocolo de vigilancia y seguimiento de los cauces de Melilla

 Nadie vigila nuestro cauces, ni siquiera nadie vigila nuestros espacios protegidos, que también tienen cauces, como el barranco del Nano. Tras la aprobación en 2013 de los planes de gestión de recursos naturales por parte de la Ciudad Autónoma, no se ha contratado a nadie.

Prevenir es mejor que curar. Vigilar y multar los vertidos en los cauces de la ciudad es más barato que limpiar con planes de empleo porque al día siguiente de la limpieza empieza a acumularse otra vez la basura.

El Pliego de condiciones técnicas sobre recogida de limpieza viaria que aprobó de forma provisional la asamblea de la ciudad el lunes 16 de octubre incluye todo el territorio de Melilla y todos los tipos de residuos, no solo los residuos sólidos urbanos que producimos en nuestras casas.

La aprobación provisional no ha impedido que en el perfil del contratante se hayan expuesto los pliegos de condiciones técnicas y administrativas desde el 16 de octubre hasta el 1 de diciembre.

Entendemos que cualquier intento por parte de Guelaya Ecologistas en Acción de presentar  alegaciones al pliego aprobado provisionalmente, o por parte de cualquier otra entidad o persona física, para lo cual tenemos un mes, no va a ser atendido, ya que supondría modificar el proceso de licitación, es decir, cambiar las reglas del juego a las empresas que se presenten al concurso, que ya están en el perfil del contratante.

La aprobación del pliego de condiciones para la recogida viaria también nos hace pensar que el Plan integrado de Residuos de Melilla 2017-2022, que todavía no ha salido a información pública, se quedará como está, pues su modificación tendría efectos en la empresa que se adjudique la recogida, al no tener que cumplir lo que no está en el contrato.

 

Resulta al menos llamativo que siendo el objeto del contrato la limpieza de todo el “término municipal de Melilla” no se incluyan los cauces y arroyos en el objeto de la limpieza.

Guelaya Ecologistas en Acción conoce la postura de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, que no es otra que decir que es un asunto controvertido, tomando como referencia la legislación vigente y algunas sentencias judiciales (citando al tribunal superior de justicia de Castilla y León) de lo que concluyen que no son responsables de la limpieza de cauces y arroyos de Melilla,  pero que a petición de la consejería de Medio Ambiente lo han hecho, y por cierto, provocando una denuncia de nuestra organización, por hacerlo en época de reproducción de aves, lo que no debería pasar si se acepta la legislación de la UE, arrasando con vegetación autóctona además.

 

¿Quién tiene que limpiar el cauce del Rio de Oro y los arroyos de Melilla, si los planes de empleo de la Ciudad autónoma llevan haciéndolo desde hace años esporádicamente?

 Parece evidente que el responsable de evitar la acumulación de basuras que se depositan TODOS LOS DIAS en nuestros cauces y arroyos es la consejería de Medio ambiente de Melilla.

¿Cómo es posible que no se incluya en el pliego de condiciones de recogida de basuras de Melilla ni los cauces ni los espacios protegidos?

Las consecuencias para las personas que vivimos en Melilla son una peor calidad ambiental de nuestros cauces, llenos de basuras, y por tanto, afectando a vecinos que viven cerca del rio, dejando que las especies invasoras llenen los cauces, incluso en espacios protegidos por la Red Natura 2000, como en el caso del barranco del Nano, y que las basuras lleguen al mar tras la siguiente riada, gastando en recogerla más dinero que lo que cuesta prevenir los vertidos.

 

Y lo que se queda en los fondos, para eso están los voluntarios.

cauce sucio

 

 

 

 

El @VeleroDiosaMaat en Melilla. Limpieza de la cala histórica de Trápana.

Posted on Actualizado enn

Otra de las actividades previstas durante la estancia del #VeleroEnAcción Diosa Maat era una limpieza de fondos y litoral con la colaboración del club de buceo Ánfora. El motivo de esta acción era visibilizar y denunciar los vertidos plásticos que llegan al Mediterráneo desde nuestras ciudades, siendo el ecosistema del Mar de Alborán uno de los más perjudicados por este tipo de vertidos, por sus especiales características ambientales. Navegamos con el velero y dos embarcaciones de apoyo hasta el punto donde estaba prevista la inmersión de los buceadores, pero una vez en este punto decidimos suspender la actividad debido al fuerte levante, que complicaba toda actividad bajo y sobre el mar. Nos encaminamos por tierra hasta uno de los puntos previstos, la cala de Trápana, uno de los lugares más bellos y con más historia de Melilla, y que en la actualidad se ha convertido por desgracia en la prueba palpable de que no hay lugar del litoral que se libre de los vertidos plásticos por muy aislado que esté. El acceso era complicado, pero la motivación de los voluntarios pudo más que las dificultades. Después de recoger los abundantes desechos plásticos que se encontraban bajo la arena, enganchados en las rocas, bajo el agua y sobre los islotes, y de llevar como pudimos los sacos hasta la playa de Galápagos, dimos paso a la siguiente actividad, el taller de residuos. Llevamos todos los residuos a la plaza de los Pescadores, los pesamos (142,6 kg) y los expusimos para que los ciudadanos comprobaran el alcance de la amenaza. Miembros de la tripulación del velero y de Guelaya explicaron cómo afecta cada tipo de residuo (poliespan, redes, latas, bolsas) al ecosistema y de qué forma terminan en la cadena trófica y pasan a los alimentos que consumimos.

@VeleroDiosaMaat en Melilla. Conferencia de Paco Segura: El mito de las grandes infraestructuras y su relación con la corrupción y la crisis económica.

Posted on Actualizado enn

Dentro del cronograma de actividades organizadas por Guelaya con motivo de la presencia del @VeleroDiosaMaat en Melilla, una de las más importantes fue la conferencia de Paco Segura, coordinador estatal de Ecologistas en Acción, sobre las nefastas consecuencias de la política de construcción de grandes infraestructuras públicas para la economía de España y su vinculación con los casos de corrupción política. Tanto Jose Cabo, miembro de Guelaya, como Paco Segura tuvieron palabras para el anunciado proyecto de ampliación del puerto de Melilla; ambos aportaron datos que indicaban que dicho proyecto no era más que una redundancia de estas políticas que aún colean y que han resultado tan beneficiosas para ciertas empresas como desastrosas para el medio ambiente y la economía de España.

Alumnos de la Syracuse University conocen Melilla con Guelaya-Ecologistas en Acción

Posted on Actualizado enn

Un grupo de alumnos estadounidenses de la universidad de Siracusa estuvieron de visita en Melilla con su profesora Mónica Pérez-Bedmar y sus compañeros y colaboradores. Esta visita se encuadra dentro de un proyecto medioambiental que consiste en viajar y recorrer el entorno de dos grandes mares interiores, el del Mar Menor y el de la Mar Chica, cuya similitud se trasluce incluso en el nombre, y comparar y ponderar los problemas medioambientales que amenazan sus ecosistemas. De la mano de Guelaya visitaron el velero Diosa Maat, de Ecologistas en Acción, donde recibieron de su tripulación nociones de la riqueza natural del mar de Alborán y de sus problemas ambientales. También asistieron a la conferencia de Samuel Martín Sosa y Jose Palazón sobre los refugiados climáticos, y colaboraron con Guelaya en la limpieza de una playa de la zona natural de Tres Forcas, en Marruecos, donde pudieron ver de primera mano el problema de los vertidos plásticos en el ecosistema litoral. En nuestro espacio “Laurel de Indias” hicimos un resumen de esta experiencia.

Decir que la ampliación del puerto es para salvar la Patella es intentar engañar a los melillenses

Posted on

 

La patella ferruginea está en peligro de extinción en Andalucía debido a la construcción de  infraestructuras portuarias, su uso como cebo de pesca y el coleccionismo de conchas, ya que es la lapa más grande que existe. En algunas decenas de metros cuadrados de costa melillenses hay tantas Patellas como en toda Andalucía.

 

En Melilla la Patella no estaba en peligro de extinción, hay más de 30.000, hasta que comenzaron a construirse las infraestructuras portuarias y litorales.

 

En la construcción de la desalinizadora se ha perdido un número indeterminado de centenares, pero en la punta de Rostrogordo, por causas aún no determinadas, hay aproximadamente la mitad de lo que había en los censos de 2006.

 

En la construcción del paseo marítimo de Horcas se han perdido casi mil más. La colonización de la nueva escollera es lenta, tras varios años no hay ni la mitad de lo que había, y aún asíesta colonización depende de que se respete la alta concentración de la escollera exterior del puerto, que nutre de larvas a la costa melillense.

 

Y ahora viene el proyecto de ampliación del puerto. Ni recordamos los años que han pasado desde las primeras alegaciones de Guelaya Ecologistas en Acción a los proyectos presentados para su evaluación ambiental  sobre ampliación del puerto.

 

No han podido hacer un proyecto viable ambientalmente nunca. El anterior reconocía la pérdida de entre 5000 y 9000 patellas.

 

Los intentos de trasloque de lapas realizados en el puerto de las islas Chafarinas, para poder decir que se compensarían las pérdidas previstas en la ampliación, han resultado un absoluto fracaso, la mayoría de las patellas traslocadas se han perdido.

 

Para cualquier persona sensata, decir que el proyecto de ampliación del puerto es para salvar a la lapa es tomarnos por tontos a los melillenses.

 

 

Ahora, como consecuencia de las alegaciones de Guelaya, que se basan en datos científicos reconocidos por la Estrategia de Conservación de la Patella, han intentando un nuevo proyecto, que todavía no ha salido a información pública, y que no ha sido evaluado ambientalmente.

 

Cuando veamos el nuevo proyecto, haremos nuestras alegaciones.

 

El problema de la ampliación del puerto no es solo ambiental, es también económico, una losa enorme para las arcas públicas.

 

La justificación económica para invertir una millonada de dinero público, en tiempos de crisis económica, nacional y global en una obra como la ampliación del puerto ha ido cambiando en los muchos años que este proyecto lleva encima de la mesa.

 

Tras perder algunos millones de euros en publicidad para atraer inversores privados, no ha venido ninguno. La ampliación no se sostiene económicamente en base al almacenaje de contenedores que solo serían para la ciudad de Melilla, porque los que vayan a Marruecos entrarán por el puerto de Nador West, que con una fuerte inversión europea, ya ha comenzado a construirse en la playa de Sammar, al otro lado del cabo Tres Forcas.

 

La construcción del puerto creará 200 puestos de trabajo. ¿y terminar el hospital o crear colegios o institutos cuántos? ¿Por qué no se han hecho?

 

El motivo de la ampliación ahora es sacar instalaciones de la ciudad y ganarle terreno al mar. ¿Cuánto cuesta llevarse ENDESA a la ampliación?; ¿y la incineradora y los depósitos de combustible? Vayan contando, no importa quién lo pague. Sostenibilidad económica es independiente de eso. Si lo pone una empresa privada, nos lo cobrará después a los melillenses con sus servicios.

 

No tenemos plan de urbanismo aprobado, pero sí sabemos que el crecimiento urbanístico de la próxima década va a ser hacia adentro, urbanizando cuarteles. No tiene justificación económica invertir en ganarle terreno al mar en este momento. Es la forma más cara de tener terreno, y se necesita el dinero para otras cosas, como la equidad social.

 

Ecologistas en Acción defiende que no hay justicia ambiental sin justicia social, y desde el principio hemos dejado claro que las razones de nuestra oposición al proyecto de ampliación eran también económicas; entendemos este proyecto reincide en aplicar la misma política insostenible del ladrillo y el hormigón que ha dejado en España autopistas sin coches, aeropuertos sin aviones, y puertos sin contenedores.

 

Y por motivos económicos, Guelaya Ecologistas en Acción también alegará en contra el proyecto de ampliación del puerto.

 

 

Aparece el cadáver de un gran tiburón blanco flotando en aguas de Alhucemas

Posted on Actualizado enn

Siguen circulando imágenes del tiburón blanco o jaquetón (Carcharodon carcharias) que apareció muerto a la deriva hace unos días en la cercana bahía de Alhucemas.

El grupo de naturalistas L’Elasmogrup comparte esta información cedida por el ecologista de Alhucemas Mohamed Andalossi:

“Nueva información (con algunas correcciones) acerca del tiburón blanco hallado en las costas de Marruecos.
El ejemplar no fue hallado flotando (como decíamos) sino que fue capturado accidentalmente por un trasmallo (un tipo de red fija de fondo). La red fue calada el viernes 17 de marzo a “unos 200 m de la costa” y “15-20 m. de profundidad” cerca de la playa de R’Hach, en la bahía de Alhucemas. Debido al mal tiempo la red fue arrastrada por las corrientes y el pescador no la halló hasta el lunes 21 de marzo. Encontró al tiburón blanco atrapado no en la red sino en los cabos al final de ésta; y con indicios de llevar muerto varios días. Esto explicaría por qué casi no tenía dientes en la foto: o se le cayeron o se los quitaron con mucha facilidad. Finalmente los pescadores decidieron arrastrar el cuerpo mar adentro.
Gracias a Mohamed El Andalossi, de AZIR “Association pour L’environnement”, por el esfuerzo de obtener información lo más detallada posible de este incidente”.

La presencia de esta especie no es nada fuera de lo común en el mar de Alborán, y los pescadores que faenan en estas aguas lo saben bien, pero las presas que busca el gran blanco en el mediterráneo son los grandes peces migratorios, principalmente el atún rojo, lo que hace casi imposible que ataque a los humanos. De hecho no se constata un ataque de jaquetón a humanos en el mediterráneo desde hace más de ochenta años.

Nuevo varamiento de un delfín en la costa de Melilla

Posted on Actualizado enn

Ayer de madrugada apareció varado el cadáver de una cría de delfín común en la orilla de la playa, muy cerca de la desembocadura del río Oro. Es el segundo varamiento en pocos días, pues hace tres días apareció otro delfín muerto en la playa de Horcas Coloradas, en la costa norte de Melilla.

En las fotografías del varamiento de ayer podemos apreciar las marcas que le ha dejado un tiburón, probablemente un marrajo; es habitual que tiburones y otros depredadores marinos se alimenten de los cadáveres de cetáceos y reptiles marinos que flotan a la deriva.

En cuanto a la causa de la muerte, no se aprecian mutilaciones como en otras ocasiones, pero muchos de estos varamientos suelen coincidir con los temporales en el mar, como el que nos ha sacudido estos días; en muchas ocasiones, por desgracia, la causa es que los delfines se enredan en los trasmallos que se instalan cerca de la costa.

El mar de Alborán tiene el privilegio de albergar en sus aguas una de las mayores poblaciones de cetáceos y tortugas de todo el Mediterráneo, pero las amenazas sobre estos animales también son muy grandes y van en aumento, como los trasmallos, los palangres o la contaminación por plásticos.

Marsopas, delfines comunes y listados, calderones grises y comunes, orcas, zifios de Cuvier, rorcuales, tortugas bobas…la gran biodiversidad y cantidad de cetáceos y tortugas marinas que alberga el mar que baña Melilla es una promesa de futuro para la ciudad (el turismo de observación de cetáceos es un recurso que está generando riqueza y empleo en otras ciudades próximas) y un indicativo de calidad ambiental, pero se trata de especies vulnerables, y tenemos el deber de poner coto a las amenazas que se ciernen sobre ellas.