Nuevo riego en la plantación de la Cantera del Nano

Posted on Actualizado enn

De nuevo se ha colaborado con los niños y niñas de la asociación Cañada Viva.

Ayer lunes, el riego de la plantación de la cantera que realizamos con #CañadaViva! terminó como es habitual con una recogida de residuos de la zona que se está regenerando. La cantera del Nano es un sitio especial, pues por su ubicación sobre el valle del río de Oro es el último lugar de Melilla que ilumina el sol antes de ocultarse tras las colinas de Mariguari.

Los árboles que estamos poniendo allí siguen creciendo a buen ritmo, y la zona promete ser en el futuro uno de los rincones verdes más bonitos de la ciudad.

EL cangrejo azul invasor llega la costa de Melilla

Posted on Actualizado enn

Aparece una nueva especie en el litoral de Melilla, el cangrejo azul (#Callinectes sapidus), observado por Edu Martín en la playa de los Cárabos este mes de julio.

Esta especie procedente del litoral atlántico del continente americano, ha sido introducida en Europa, y desde la primera observación en España en 2012  ha conquistado ya gran parte de la costa española. Con esta observación se constata su presencia en la ciudad y probablemente en la Mar Chica, ya que además de costa también prolifera en humedales y albuferas.

Su presencia en las costas españolas data de hace unos 6 años y comenzó en el Levante. Se trata de una de las especies exógenas mas invasivas y dañinas para la fauna y los ecosistemas mediterráneos ya que por su gran tamaño y agresividad no tiene depredador natural y está poniendo en peligro muchas especies autóctonas como el cangrejo verde, almejas y coquinas tanto de la costa como de piscifactorías, por lo que supone además, una gran amenaza para los sectores económicos de las zonas que coloniza.

Su erradicación es prácticamente imposible. Como medida para luchar contra su proliferación y sus efectos medioambientales y económicos, se esta permitiendo su pesca recreativa en espacios protegidos y su comercialización tiene mucho éxito por el buen sabor de su carne, lo que de alguna manera se convierte en una justicia poética del depredador depredado.

El control de la patiamarilla y las mentiras del Consejero Mohatar

Posted on Actualizado enn

Guelaya lleva 6 años alertando a la Consejería de M.A. del problema de superpoblación de la gaviota patiamarilla y reclamando su control

Hemos ofrecido nuestra ayuda para la retirada de huevos de manera reiterada.

A Guelaya no le mueve otro objetivo que ayudar a proteger el patrimonio medioambiental de Melilla.

A la incompetencia manifiesta del consejero Hassan Mohatar para solucionar los problemas medioambientales de Melilla se le une últimamente una preocupante tendencia a atacar con falsedades a los colectivos que nos preocupamos por el medio ambiente de la ciudad.

Pero la mentira tiene las patas muy cortas. Mohatar ha declarado que «los ecologistas» obstaculizan el trabajo de control de la gaviota patiamarilla. No hay más que consultar nuestro blog para constatar que llevamos más de seis años reclamando el control de la población de gaviota patiamarilla en Melilla mediante la retirada de huevos, ofreciendo nuestra colaboración desde el principio para asegurar el éxito de las campañas de control y aportando toda la información que recabamos a través de los censos y estudios realizados sobre esta especie y sobre cómo afecta su expansión demográfica a otras especies tales como la gaviota de Audouin o las rapaces nocturnas y diurnas.

Respecto a la gaviota de Audouin, especie protegida y principal afectada por la explosión demográfica de la patiamarilla, hace cuatro años, al principio de la legislatura, colaboramos con la Consejería en la elaboración de un Reglamento de cuidado de esta especie Es un ejemplo de tantas aportaciones imprescindibles para el cuidado medioambiental de la ciudad que hacemos desinteresadamente y que duerme el sueño de los justos en un cajón de la misma.. Otro ejemplo, es el reglamento de arbolado y zonas verdes que presentamos hace mas de un año para evitar las catastróficas actuaciones en el arbolado y los parques de la ciudad y que no se han dignado tramitar.

Lo decimos siempre, y lo volvemos a decir: A lo largo de nuestra historia han sido muchos los ataques que hemos recibido por parte de distintas autoridades ambientales, ataques más intensos cuanto mayor era el grado de incompetencia de la persona que nos atacaba, y nunca han conseguido el objetivo de acallarnos. Y esta vez no es una excepción.

El 75% de la población de Melilla vive con menos zonas verdes que las recomendadas

Posted on

· Un estudio aplicado a Melilla estima en 8 muertes evitables al año las debidas a la falta de zonas verdes.

· No solo interesa el número de metros cuadrados de zonas verdes por habitante sino el reparto equitativo de zonas verdes de proximidad

· Guelaya espera que el nuevo PGOU sirva para mejorar la falta de zonas verdes en Meli-lla

En las alegaciones que Guelaya ha realizado sobre las zonas verdes de Melilla nos hemos referido a la falta de metros cuadrados de zonas verdes por habitante teniendo en cuenta que prácticamente la mitad de la superficie verde que refleja el PGOU está fuera de la superficie urbana, en los pinos de Rostrogordo.

Ahora queremos llamar la atención sobre la importancia de que las zonas verdes se distribuyan de forma equitativa en zonas verdes de proximidad y el acceso universal de la población a las mismas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), en base a la evidencia científica existente, recomienda establece la meta de que haya un espacio verde de al menos media hectárea a una distancia a menos de 300 metros en línea recta desde cada domicilio.

En un estudio reciente publicado en la revista The Lancet Planetary Health realizado por un equipo de la “Iniciativa de Planificación, medio Ambiente y Salud” de ISGlobal ha estimado la mortalidad atribuible a la falta de espacios verdes de 978 ciudades y 49 áreas metropolitanas españolas utilizando el Índice de Vegetación de Diferencia Normalizada (NDVI) como indicador principal a partir de imágenes de satélite.

En el caso de Melilla el 75% de la población vive con menos zonas verdes de proximidad recomendados por la OMS, y se estima en 8 personas las muertes evitables al año las que se producen por no seguir las recomendaciones.

Por eso el tratamiento de las zonas verdes en el PGOU no solo tiene que ver con la adaptación al cambio climático sino sobre todo con la salud pública.

Las zonas verdes están vinculadas con beneficios para las personas como menor mortalidad prematura, mayor esperanza de vida, mejoras en la salud mental, menos enfermedades cardiovasculares, mejor función cognitiva para la infancia y personas mayores.

También ayuda a mitigar la contaminación atmosférica y los niveles de calor y ruido; y brinda oportunidades para la actividad física y la interacción social.

La redacción de un nuevo PGOU es una oportunidad para comenzar a mejorar tanto la falta de zonas verdes de proximidad, que para que la población acceda cómodamente a ellas debe estar a 300 metros de la vivienda, como el reparto equitativo en todos los barrios, con zonas de sombra que permitan contrarrestar las islas de calor.

Guelaya espera que la Ciudad Autónoma asuma en concreto el Objetivo 11 de la agenda 20/30, “lo-grar que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sosteni-bles” y en especial la meta Meta 11.7:

“De aquí a 2030, proporcionar acceso universal a zonas verdes y espacios públicos seguros, inclusi-vos y accesibles, en particular para las mujeres y los niños, las personas de edad y las personas con discapacidad.”

Sería una irresponsabilidad que el nuevo PGOU de Melilla no incluya un Plan de adaptación al cam-bio climático que persiga de forma explícita una planificación concreta de esta meta para beneficio del 75% de los melillenses con carencias en zonas verdes.

Mucho hormigón y poca sombra. Paseo Marítimo con Palmeras washintonias que no dan sombra.

Los datos socioeconómicos no sustentan el modelo de ciudad que el PGOU mantiene desde 1995

Posted on Actualizado enn

  • La realidad social de Melilla no permite mantener un modelo de ciudad con máxima edificabilidad
  • No se puede concebir el PGOU como renovación o actualización del procedimiento iniciado hace una década porque las condiciones socio-económicas han cambiado

Mantener el mismo modelo de ciudad que en 1995 con un cambio de Plan es inviable porque las condiciones socio-económicas de la ciudad han cambiado. Esa es la conclusión a la que Guelaya Ecologistas en acción ha llegado y en base a la cual presenta sus últimas alegaciones al PGOU, incluyendo la necesidad de iniciar el procedimiento de evaluación ambiental según la Ley 21/213 de Evaluación Ambiental.

Así lo manifestó en la reuniones previas que Guelaya ha mantenido con el Consejero de Infraestrcutruas, Urbanismo y Deportes y así lo alega ahora, porque no es posible considerar este PGOU ni la continuación de un modelo de ciudad del siglo pasado, ni la actualización del iniciado hace más de una década porque las condiciones socioeconómicas han cambiado tanto que es imposible encontrar una continuidad entre el informe de sostenibilidad aprobado inicialmente en 2012 y el vuelto a aprobar otra vez inicialmente en 2021.

Las condiciones socioeconómicas que los informes de sostenibilidad elaborados en 2012 y en 2021 reflejan no responden al escenario actual, ya que suponen un crecimiento sostenido de población que no coincide con los datos actuales.

La población de Melilla, según el INE, se ha mantenido en 86.000 habitantes desde 2016 a 2019, subiendo a 87.000 en 2020 y bajando nuevamente a 86.000 en 2021. Por lo tanto, en los últimos siete años la población se ha estabilizado, o incluso ha disminuido. El saldo migratorio es 2019 fue negativo, -1%. Por tanto, el escenario demográfico actual no ha sido tenido en cuenta en la planificación urbanística.

En lo que respecta a la actividad económica, tampoco se recoge la situación actual fruto de una serie de circunstancias extraordinarias que afectan gravemente al futuro económico de la ciudad. Todos los datos que el informe de sostenibilidad recoge sobre actividad económica tanto en 2012 como en 2021 están alejados de la realidad y de la actualidad.

Si utilizamos la descarga de mercancías en el puerto de Melilla como indicador de la actividad económica de la ciudad, nos encontramos con que en diciembre de 2021 se desembarcó un 4.16% menos que en el mismo mes de 2020. Es decir, se desembarcó menos que en los momentos de pandemia, y aproximadamente la mitad que en años anteriores.

El tráfico de mercancías del puerto de Melilla comenzó a bajar en 2018 con el cierre de la aduana comercial que impuso Marruecos, y se desplomó definitivamente en 2020 con el cierre del contrabando. El contrabando era la vía que aportaba, con mucha diferencia, mayor afluencia de mercancías al puerto.

Por increíble que parezca, los datos socio-económicos que incluye el informe de sostenibilidad no incluyen terminan en 2015 en la mayoría de los casos, y apuesta  por un modelo de ciudad en crecimiento demográfico y económico constantes para justificar un modelo de máxima edificabilidad en una ciudad en una crisis económica profunda y con una tasa demográfica negativa.

Solicitamos que se desista de considerar el informe de sostenibilidad  de 2021 como una renovación o actualización del aprobado en 2012 ya que no actualiza los datos socioeconómicos y omite los datos más recientes que imponen condiciones extraordinarias y cambios significativos para la planificación urbanística. Debe actualizarse su contenido y por ello debe iniciarse el procedimiento de evaluación ambiental ordinaria de acuerdo a la Ley  21/2013

Ciudad densa y compacta sin zonas verdes de proximidad (1)

Nuevas alegaciones al PGOU de Guelaya

Posted on Actualizado enn

. El Plan de Movilidad Urbana sostenible debe ser un Plan Especial de obligado cumplimiento en el PGOU.

· El PMUS propone un cambio de modelo de movilidad que choca frontalmente con el modelo de ciudad que defiende el PGOU de máxima edificabilidad.

La declaración de intenciones del nuevo PGOU no puede ser más rancia, mantener el mismo modelo de ciudad que en 1995 tras 27 años como si no hubiera pasado nada en los criterios urbanísticos, climáticos, o de movilidad.

El caso del PMUS es muy claro en este sentido, se incluye en el nuevo PGOU como un elemento más, sin integrar ni relacionar con otras normas urbanísticas.

Los objetivos del PMUS invitan a pensar más bien en un cambio del modelo de movilidad, de acuerdo por otro lado a las tendencias contemporáneas y las directrices actuales sobre planificación urbanística. Por ello creemos que se producirán conflictos entre modelos de ciudad, que tendrán como consecuencia que el PMUS se vea obstaculizado en su desarrollo por las normas urbanísticas obsoletas anteriores.

Los conflictos ya se están produciendo con el PGOU en vigor. Tras la aprobación del PMUS, el carril bici diseñado para la plaza Torres Quevedo había desaparecido en la propuesta que la Consejería presentaba al Foro por la movilidad en mayo pasado. Y más recientemente en el anuncio de los accesos al hospital universitario realizado por la Consejería de Infraestructuras, Urbanismo y Deportes el carril bici bidireccional de la calle Donantes de Sangre había desaparecido también, aunque en el área de movilidad existe un anteproyecto.

Un Plan como el de movilidad sostenible que propone desde hace 8 años un cambio de modelo de movilidad que está siendo puenteado en todas las actuaciones de obras va a seguir siendo papel mojado si se mantiene como un elemento más en el PGOU.

Las normas urbanísticas deben respetar los criterios y proyectos planificados en el PMUS, y deben orientarse hacia un cambio del modelo de movilidad. Por eso Guelaya alega que solo si se considera el PMUS un Plan Especial que el PGOU deberá cumplir obligatoriamente estaremos actualizando la movilidad de la ciudad al siglo XXI y a la situación de emergencia climática.

Y en un segundo orden de cosas, “saltarse” por primera vez la pista de carros para crear en el extremo sur de la ciudad una zona deportiva no solamente parece peligroso para mantener el terreno urbano limitado por la pista de carros sino que se plantea totalmente innecesario dado que existen alternativas integradas en la trama urbana más centradas en la ciudad.

Desde Guelaya proponemos que las instalaciones deportivas deben ubicarse en lugares donde vive la gente, no cada vez más lejos, afuera de los polígonos industriales, obligando a los usuarios a utilizar el coche para recorrer la ciudad de lado a lado para hacer deporte.

La ubicación de unas nuevas instalaciones deportivas en el extremo sur de la ciudad producirá una mayor huella de carbono por los desplazamientos motorizados más largos que si se ubica en el interior de la trama urbana.

Por eso Guelaya alega que las nuevas instalaciones deportivas se ubiquen en los cuarteles que a su vez albergarán la futura ciudad universitaria ya que al incluir una Facultad de Ciencias de la Educación y el Deporte precisará de nuevas instalaciones deportivas

¿Qué es lo que más indigna de la desastrosa actuación de la Consejería de Medio Ambiente en Sidi Guariach?

Posted on Actualizado enn

Los muchos árboles que han muerto fueron plantados por niños y niñas de Melilla hace casi veinte años en sucesivas reforestaciones organizadas por Guelaya, y después de dos décadas era el mejor ejemplo de regeneración ecológica de un erial, que había pasado a ser un bosquete mediterráneo de alto valor ecológico.

Ni siquiera eso les ha parecido suficiente motivo para avisarnos antes de hacer este desastre, para haber intentado rescatar los árboles antes de que entrara la maquinaria pesada sin ningún respeto por la vida que albergaba esa zona. El señor consejero, cada vez que protestamos por sus muchos atentados a los árboles del casco urbano, nos suelta esa extraña sentencia de «no son especies protegidas». Esta vez la mayoría de los árboles sacrificados eran Tetraclinis articulata, una especie protegida, tal como haremos constar en la denuncia que enviaremos al SEPRONA. ¿Cuál es ahora su excusa para arrasar con estos árboles?

A la empresa ejecutora, precisamente una de las que más presumen de «sostenibilidad», ¿Qué trabajo le costaba contactar con nuestra asociación antes de arrasar todo para intentar buscar una solución?

¿Qué es lo que más nos indigna? Todo. En este nuevo desastre todo es indignante.

Guelaya anima a los melillenses a alegar al PGOU en defensa de las zonas verdes

Posted on Actualizado enn

  • El PGOU no deja claro qué es y qué no es una zona verde. 35.388 m2 de rotondas e isletas sin acceso no pueden ser zonas verdes.
  • Los pinos de Rostrogordo son parte de la Red Natura 2000 y no deben contabilizarse como parque periurbano sino como zona periférica de una Zona de Especial Conservación.
  • El PGOU debe incluir un Plan especial de zonas verdes como adaptación al cambio climático.
  • Animamos a cada melillense a presentar de forma individual alegaciones a este PGOU para proteger nuestras zonas verdes, y facilitamos en este enlace y al final de este artículo el formulario que hay que rellenar en el que hemos incluido nuestro primer bloque de alegaciones.

Guelaya comenzó a presentar sus alegaciones al PGOU con un bloque de tres sobre zonas verdes, que hacemos público invitando a la ciudadanía a presentarlas igualmente hasta el próximo 24 de julio.

Las zonas verdes de Melilla no cuentan con una definición correcta porque heredan del viejo PGOU la consideración de zonas libres, que englobaba tanto a un aparcamiento como un parque infantil o un jardín. Se trata de mantener una mentalidad del siglo pasado en la que lo verde no tiene valor en sí, ya que no se puede “construir”.

Guelaya propone que para considerar una superficie de Melilla zona verde tenga que cumplir varias condiciones. La primera, que la ciudadanía tenga acceso a la misma para estancia u ocio.

Esa definición que sí viene incluida en el nuevo PGOU choca con la consideración de 35.388 m2 de rotondas e isletas de tráfico que no tienen acceso, y en las que no se puede estar. Guelaya alega que no se puede considerar las rotondas e isletas como zonas verdes por no cumplir esas condiciones. La conclusión es que hay que crear una superficie equivalente para mantener la proporción de m2/habitante de zona verdes.

La otra condición que debe cumplir una zona verde es que sea verde. El PGOU solo señala para ello la existencia de vegetación, sin señalar la superficie mínima cubierta con tierra vegetal y vegetación.

Por ejemplo, el aparcamiento del pabellón deportivo Javier Imbroda, con vegetación en las isletas, podría considerarse una zona verde, al igual que la explanada de San Lorenzo o la plaza de las Cuatro Culturas. Los parques infantiles sin embargo, no se consideran zonas verdes con buen criterio en el nuevo PGOU.

Es necesario incluir como condición para que una superficie sea zona verde que al menos el 51% de su superficie esté cubierta por tierra vegetal y vegetación. De lo que más tiene que haber en una zona verde es verde.

Sobre los pinos de Rostrogrdo el PGOU los incluye como parque perirubano y lo define como “aquellas zonas naturales para el uso de los ciudadanos encuadradas en zonas no urbanas”. Sin embargo, no incluye como zona verde los espacios protegidos de la Red Natura 2000 de los que los pinares forman parte como zona “periférica”.

Incluir los pinares de Rostrogrodo como zona verde aislada de la trama urbana y aislarla de su ámbito de gestión como zona protegida de los terrenos forestales de los que forman parte sirve para incluir 350.000 m2 cuadrados que suponen alrededor del 50% de las zonas verdes totales de la ciudad. Es decir, la proporción de superficie de zona verdes/zona urbanizada es la mitad de la que debería ser si no se incluyeran los pinos. Una buena manera de densificar y proponer la máxima edificabilidad del terreno, que es el objetivo del PGOU-95, que se mantiene con el objetivo de seguir obteniendo la máxima edificabilidad del terreno.

Finalmente, pero no por ello menos importante, en una ciudad que cuenta con una declaración de emergencia climática, y que carece de reglamento de zonas verdes actualizado, llama la atención que no se dedique ni una sola línea del informe de sostenibilidad a promover el papel que la vegetación deberá tener como instrumento de minorización y adaptación al cambio climático, tanto en la zona urbana como en la Red Natura 2000.

Solicitamos que se dote al PGOU de un Plan Especial que sirva al mismo tiempo de normativa de zonas verdes, tanto en lo que respecta a las zonas verdes urbanas, como a las que forman parte de las masas forestales de la ciudad, en la Red Natura 2000, y determine el papel que las zonas verdes van a tener como herramientas de adaptación y minorización del cambio climático.

Animamos a l@s melillenses a presentar de forma individual alegaciones a este PGOU para proteger nuestras zonas verdes, y para facilitar la presentación ponemos a su disposición el formulario que hay que presentar en el siguiente enlace desde el que se puede descargar:

Rotonda sin acceso peatonal contabilizada como zona verde en PGOU

Primer concurso fotográfico sobre árboles singulares de Melilla

Posted on Actualizado enn

  • El plazo se abrirá el día 8 de Julio de 2022 y finalizará el día 30 de agosto. Tendrán por tanto casi dos meses para dar rienda suelta a la creatividad y a la búsqueda, a juicio del fotógrafo, del árbol más singular de la ciudad.
  • Los participantes podrán presentar sus fotos enviándolas al correo concursoguelaya@gmail.com. El correo debe incluir la fotografía, un título y una breve explicación con los motivos por los que se ha elegido ese árbol singular, así como su ubicación y los datos personales del/la participante
  • Se ha creado un acceso vía QR que podrán escanear en nuestro cartel (publicado en redes sociales) para poder acceder a las bases del concurso (al final del post hay un enlace para consultarlas), que será público y todo el mundo podrá participar en él, incluido menores de edad.

Desde Guelaya-Ecologistas en Acción se ha decidido compartir con la ciudadanía esta iniciativa única en la ciudad, así como para la entidad. Se trata del primer concurso fotográfico sobre árboles singulares de la ciudad.

Esta iniciativa surgió por la necesidad que tiene Melilla de proteger su arbolado urbano. Es importante poner en valor nuestro patrimonio natural y nuestra ciudad goza de un arbolado urbano muy especial.  Tan especial que creemos que se merecen que se incluyan en un catálogo único y singular.  Y desde nuestra entidad creemos que organizando un concurso fotográfico sobre árboles urbanos singulares de la ciudad muchas personas de Melilla podrán conocer de primera mano lo maravilloso y especial que es nuestro arbolado. Hablamos del primer concurso fotográfico que organiza la entidad y el primero que se hace sobre esta temática en Melilla.

Creemos que esta es una buena manera de que se divulgue nuestro arbolado y su singularidad y que, al mismo tiempo, melillenses y peninsulares que nos visitan puedan participar en este concurso de fotografía y optar a uno de los cuatro premios que tenemos. A los ganadores, se les entregarán aparte del diploma de participación un premio económico que variará según el puesto (habrá tres categorías y una cuarta que se someterá a la votación en las redes sociales)

Una vez tengamos las fotografías, desde la entidad los identificaremos y crearemos una ficha técnica (especie, edad, caracterizas, origen etc). Este tipo de concurso está pensado para que todos podamos disfrutar de nuestros árboles, conocerlos y sobre todo protegerlos.

Bases Primer concurso fotográfico «Árboles singulares de Melilla»

Posted on Actualizado enn

  • El plazo se abrirá el día 8 de Julio de 2022 y finalizará el día 30 de agosto. Tendrán por tanto casi dos meses para dar rienda suelta a la creatividad y a la búsqueda, a juicio del fotógrafo, del árbol más singular de la ciudad.
  • Las personas que participen podrán presentar sus fotos enviándolas al correo concursoguelaya@gmail.com. El correo debe incluir la fotografía, un título y una breve explicación con los motivos por los que se ha elegido ese árbol singular, así como su ubicación y los datos personales del participante, además de un formulario debidamente cumplimentado que se puede descargar en este vínculo y al final de este post.
  • Se ha creado un acceso vía QR que podrán escanear en nuestro cartel (publicado en redes sociales) para poder acceder a las bases del concurso, que será público y todo el mundo podrá participar en él, incluido menores de edad.

BASES DEL CONCURSO:

¡¡¡¡Fotografía tu árbol singular de Melilla!!!

Con motivo del Día Mundial del Árbol, y para poner en valor la riqueza del
patrimonio natural de nuestra ciudad, Melilla, y seguir defendiendo la necesidad de
proteger nuestro arbolado urbano, Guelaya organiza su primer concurso de Fotografía.
Una iniciativa medioambiental que estamos seguros que gustará a los y las melillenses;
esperamos contar con muchos participantes. Ya existen otros concursos fotográficos
organizados desde entidades sociales melillenses, pero ninguno se ha dedicado hasta
ahora al arbolado urbano de Melilla. Se trata pues, de un concurso para encontrar la mejor
fotografía de los árboles catalogados como singulares de la ciudad o que merecen serlo a
juicio del fotógrafo.


¿Qué criterios se van a seguir a la hora seleccionar los árboles?

• Criterios asociados a la dimensión del árbol: aspectos como el grosor del
ejemplar, su altura, el tamaño de la copa o si presenta un porte inusual dentro de
su especie.
• Criterios biológicos: entre otros, la edad, el grado de rareza, si se encuentra en
el límite de su distribución natural o en un hábitat excepcional, etc.
• Criterios estéticos: la belleza del árbol o arboleda en su conjunto, e indicadores
como el valor estético de su porte o su colorido, o si pertenece a un paisaje
sobresaliente.
• Criterios históricos y tradicionales: aquí se incluyen aspectos culturales de
distinto tipo, especialmente si el ejemplar está asociado a algún hecho histórico o
cultural relevante, si está enclavado en un edificio histórico, o si forma parte de
leyendas, mitos o tradiciones.


PARTICIPANTES: Podrá participar en el concurso cualquier persona mayor de 18
años y residente en Melilla. También los menores, pero deberán contar con el
consentimiento de los tutores legales que deberán entregar por escrito.

PLAZO: El concurso estará abierto desde 08 de Julio y estará abierto todo el verano hasta
el 31 de agosto.

PREMIOS :Habrá cuatro premios, tres elegidos por el jurado, y el cuarto, el del jurado popular que
se establecerá en base al número de ‘Me Gusta’ que obtenga cada foto en la página de
Facebook Guelaya-ecologistas en acción. Los premios se entregarán en la segunda
semana de Septiembre.

TEMÁTICA: Los árboles singulares de Melilla.


¿CÓMO PRESENTAR LA FOTOGRAFÍA?
Todas las fotografías presentadas a concurso se enviarán por correo electrónico a concurso
guelaya@gmail.com indicando en el asunto del email: Concurso Fotográfico Árboles Singulares
de Melilla. En el correo se debe contar brevemente porqué eligió ese árbol e indicar los datos
personales (nombre y apellidos del autor/a, DNI, correo electrónico y teléfono de contacto).
También se enviará cumplimentado y firmado el formulario de autorización sobre los derechos (al final del post hay un enlace para descargarse el formulario).
de publicación de las fotografías presentadas y el consentimiento de los padres en caso de menor.
Las fotografías se presentarán en formato JPG y a no mayor resolución de 5Mb. La técnica de
representación es libre (filtros, retoques, correcciones de color y luminosidad etc.), pero no se
permitirá el fotomontaje. Se podrá presentar un máximo de 3 fotografías por participante.
Importante señalar su ubicación a través del google Map con una chincheta u otro medio para
comprobar que efectivamente es de Melilla.

FALLO DEL CONCURSO: Se hará una selección atendiendo a la calidad técnica y
artística, así como a la creatividad de las mismas.
 PRIMER PREMIO: Consiste en diploma y cheque regalo de 200 euros
 SEGUNDO PREMIO: Consiste en diploma y cheque regalo 150 euros
 TERCER PREMIO: Consiste en diploma y cheque regalo de 100 euros
 PREMIO JURADO POPULAR: Consiste en diploma y cheque regalo de 100
euros

EL JURADO: El jurado estará formado por Diego Sedeño, Latifa Assbaa y Manuel Tapia que
atendiendo a criterios de creatividad y calidad técnica, seleccionará las obras finalistas.

ACEPTACIÓN DE LAS BASES: La participación en el concurso implica la plena aceptación
de estas bases.