Naturaleza contra las plagas urbanas

Posted on Actualizado enn

 

Políticas erróneas contra nuestros aliados naturales

Una política urbana poco respetuosa con la naturaleza termina teniendo efectos negativos tanto en la economía como en el bienestar del ciudadano. Un ejemplo claro lo tenemos con la población de mosquitos en Melilla, que ha ido en aumento progresivo en todos los barrios de la ciudad en estos últimos años, y las medidas que se han tomado contra esta plaga siempre han sido inútiles y enormemente caras.
En otras ciudades de España ya hace tiempo que descubrieron la relación directa entre la disminución de las aves insectívoras y el aumento de estos insectos, y muchas de ellas ya están tomando medidas para volver a aliarse con la naturaleza para controlar las plagas.
avión común (1)

 

Las soluciones tienen unos costes irrisorios

Estas medidas nunca son caras; antes al contrario, son muy sencillas y resultan insultantemente baratas, pues la principal medida consiste en no destruir las colonias de aves insectívoras que anidan en el casco urbano, y que por una estética mal entendida se habían convertido en el objetivo de las torpes políticas urbanas de estos últimos años.
En otros muchos municipios están reparando el error histórico del desmantelamiento de estas colonias urbanas de aves insectívoras poniendo nidales artificiales para favorecer el regreso y la crianza de estas aves en sus urbes.

 

Errores históricos en la ciudad

En Melilla somos muchos los ciudadanos que recordamos los nidos de aviones comunes en las cornisas del ayuntamiento y de la plaza de toros, y de cómo fueron destruidos sistemáticamente en sendas reformas de estos edificios; otro tanto ocurrió con los vencejos que anidaban bajo los techos.
Estaba claro que estos nidos no eran del gusto de los gobernantes de entonces, pero nunca se ha hecho nada por reparar tamaño error. La cuenta es bien sencilla: si calculamos la cantidad de mosquitos que devora cada una de estas aves al día, el resultado no puede ser otro que el de la plaga actual.
colonia de aviones comunes

 

 

Nidos para los edificios escolares

En la línea de las políticas que se están poniendo en marcha en tantas ciudades en la actualidad, Guelaya potenciará en 2018 la instalación de nidales para aves insectívoras en los edificios escolares de la ciudad, donando dichos nidales y ayudando a su colocación. La idea es que además de ser útiles para el control de los insectos sirvan como recurso educativo para los alumnos. Estos nidos servirán para distintas especies según su tamaño y forma, y principalmente están pensados para aviones comunes, golondrinas, vencejos, herrerillos, carboneros y papamoscas grises.
Incluso probaremos este año con unos nidales de reciente confección e ideados para un mamífero antaño muy abundante en Melilla también, y con gran capacidad como controlador de plagas, el murciélago.
nidos aviones

El presupuesto del gobierno de Melilla tiene que reflejar un compromiso real con el medio ambiente de la ciudad

Posted on Actualizado enn

Guelaya solicita a la Ciudad Autónoma un esfuerzo en los presupuestos para conservación de la biodiversidad y para la lucha contra la contaminación.

No tiene sentido que la Ciudad Autónoma renuncie a crear los puestos de trabajo a los que se comprometió hace cinco años con la aprobación de los Planes de Ordenación de Recursos Naturales

 Los planes de ordenación de recursos naturales se aprobaron en julio de 2012 como condición impuesta por el Estado para poder contar con la Red natura 2000 en Melilla, o dicho de otro modo, para tener Zonas de Especial Conservación (ZEC).

Guelaya Ecologistas en Acción defendió la necesidad de dotar a la ciudad de un plan de recursos naturales, presentó sus alegaciones, y posteriormente, firmó un acuerdo de colaboración con la consejería de Medio Ambiente para el desarrollo de los planes de ordenación de recursos en las Zec del barranco del Nano y Aguadú.

Pero no se han ejecutado desde que se aprobaron, y los puestos de trabajos directos e indirectos que esos planes requerían han quedado en el olvido.

El empleo verde que la ciudad se comprometió a crear cuando aprobó los planes de ordenación de recursos naturales en 2013, como mínimo decenas de personas vinculadas a 20 acciones, todavía está por llegar y son una oprtunidad para el presupuesto de 2018.

Se trata no solo de crear puestos de trabajo, sino de dotar a la propia Consejería de recursos humanos que puedan hacer frente al volumen de trabajo que tiene que abordar y que impide que lo planificado y aprobado en la Asamblea se cumpla.

Han pasado los años de la crisis, debemos entenderlo así con un presupuesto de la ciudad que crece, pero también lo debe hacer el presupuesto que desde hace 5 años la ciudad comprometió con la conservación de la biodiversidad y se ha mantenido en 0 euros.

 

Melilla sigue siendo el único territorio español que no ha aprobado la adquisición de equipos, ni fijos ni móviles, para analizar la contaminación atmosférica.

 Es una cuestión de contaminación, pero sobre todo, de sanidad ambiental. Los datos del año pasado sobre muertes prematuras que la Agencia europea de medio ambiente hizo públicas estableció en 30.000 muertes prematuras las que se produjeron en España, y 520.000 los fallecimientos en la UE por la contaminación atmosférica.

Año tras año seguiremos pidiendo a la Ciudad Autónoma que asuma su responsabilidad en informar a la población de repuntes en la contaminación atmosférica, no solo de la producida en nuestra ciudad, sino de cualquier fuente de contaminación exterior a Melilla, por causas naturales o provocadas por acciones humanas.

Es un problema sanitario vinculado a personas que tienen problemas respiratorios, por patologías conocidas o por alergias. No importa si hay partículas de polvo sahariano en el aire provocadas por los vientos del sur, o es otra la causa de la contaminación.

 

El control del comercio atípico, que está intentando ordenar la Ciudad Autónoma, es una oportunidad  para exigir no solo que lo realicen 75 furgonetas, sino que se exija que tengan la ITV pasada.

También están afectadas por el aire que respiran colectivos profesionales específicos, como por ejemplo policías y guardias civiles, que han emitido quejas a través de sus sindicatos por los humos que respiran en las fronteras, ya que la mayoría de coches que entran en Melilla para el comercio atípico, cientos, jamás pasarían una inspección ITV en España. Probablemente el que no se quiera asumir el cumplimiento de normativas legales con los coches del comercio atípico sospechamos que tenga que ver con el hecho de que las estadísticas de la DGT afirmen que más del 25% de los coches de Melilla no pasan la ITV. En 2015 eran 12.237.

Las personas afectadas tienen derecho a que se les avise de lo que van a respirar si salen a la calle, como en cualquier otro sitio de la UE.

Garcetas comunes y garcillas en el rio de oro

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Guelaya y SEO actualizan el listado de aves de Melilla

Posted on Actualizado enn

Guelaya Ecologistas en Acción y la Sociedad Española de Ornitología (SEO) trabajan en la actualización de la lista de aves de Melilla. Esta actualización es necesaria debido a la inclusión en el III Atlas de aves reproductoras de España de los territorios norteafricanos como unidad específica.

La lista de aves de España está en revisión. Tras la publicación en el año 2012 de la última lista de aves presentes en territorio español, se está revisando y actualizando cinco años después con la novedad de que la avifauna española va a describirse para tres contextos biogeográficos específicos: Península y Baleares, norte de África y Canarias.

Melilla, enclavada en los territorios norteafricanos, aportará a la biodiversidad nacional, de forma coordinada con SEO-Ceuta, el conocimiento actual de sus aves.

Algunas especies y subespecies norteafricanas que están presentes en Ceuta, en Melilla, o en las dos ciudades, en los peñones y en Chafarinas no están presentes en otras áreas geográficas españolas, y por tanto, aportan biodiversidad nacional, algo que muy pocas ciudades pueden hacer en España.

 

La última “lista de aves” de Melilla, fruto del esfuerzo privado de los ornitólogos locales y de la Fundación Gaselec,  fue publicada en 2013.

 En concreto, hace cinco años se citaron 203 especies de aves presentes en la ciudad, de la cuales, más de una cuarta parte son aves invernantes. El porcentaje de aves migratorias que pasan por Melilla es incluso mayor que el de aves invernantes, el 32,9%.

El esfuerzo en observación de aves en la ciudad ha permitido ir conociendo nuevas especies, en muchos casos accidentales, por ser observaciones poco frecuentes, incluso referidas a aves exóticas.  Por ejemplo, existen dos especies de cotorras, la cotorra de Kramer y la cotorra argentina, que se observaron como aves accidentales hace algunos años pero han acabado de instalarse en los parques y plazas públicas, reproduciéndose, y formando parte ya de la avifauna melillense.

Pero de especial importancia son las aves reproductoras, que superan el 30% de las especies presentes a lo largo del año.

 

La progresiva urbanización del territorio de Melilla ha eliminado hábitats necesarios para algunas especies, por lo que las especies reproductoras han disminuido.

El II Atlas de aves nidificantes de España que se publicó en 2003 aportó para Melilla 65 especies de aves reproductoras. En cambio, en el III Atlas de aves nidificantes de España, pendiente de su terminación, solo tiene 57 especies nidificantes en Melilla.

Los datos actuales permiten afirmar que se ha producido en la última década una pérdida global de aves reproductoras en Melilla, debido a la fragmentación y eliminación de hábitats naturales, a pesar de que nuevas especies, algunas muy significativas como la gaviota de Audouin, llevan cuatro años estableciendo colonias en Melilla.

En el año 2017 la gaviota de Audouin en las islas Chafarinas ha conseguido sacar adelante la mitad de nidos que en Melilla. O dicho de otra manera, en el mar de Alborán, Melilla es el doble de importante para la conservación de la gaviota de Audouin que Chafarinas.

 

El conocimiento actual sobre la biodiversidad de Melilla está en manos de Guelaya-Ecologistas en Acción, de la SEO y de los investigadores del Campus de la UGR

Guelaya recuerda que la gaviota de Audouin tiene el status de especie vulnerable en el Catálogo nacional de especies amenazadas, y se suma a la lista de especies incluidas como “en peligro de extinción” o “vulnerables” que desde la publicación de la Ley de patrimonio natural hace una década deberían tener de forma preceptiva un plan de recuperación o conservación, que la ciudad de Melilla no ha tenido a bien concederles, ni tan siquiera a la Patella ferruginea, a pesar de la aprobación de los planes de ordenación de recursos nacionales de la Red Natura 2000 en Melilla también hace 5 años.

Conservar la biodiversidad de Melilla, o en cualquier otro sitio, en el caso de las aves, implica conocimiento:

1.- Conocer donde están las especies en cada momento del año.

2.- Cuantificar las poblaciones locales

3.- Comparar las tendencias poblacionales de cada especie para valorar si sus efectivos reproductores aumentan o disminuyen.

Desde hace dos años investigadores de la Universidad de Granada, de Guelaya y observadores de SEO coordinan sus acciones con el objetivo de conservar las especies en peligro de extinción en Melilla. La información que se ha generado en los últimos dos años ha sido fruto del esfuerzo de personas que de forma altruista, o si que quiere, como “trabajo voluntario”, han conseguido obtener un conocimiento sobre la biodiversidad local que hasta el momento la consejería de coordinación y medio ambiente no ha querido realizar, a pesar de las acciones aprobadas en el consejo de gobierno.

Audouin

 

 

 

 

 

 

Aparece un delfín listado varado en la playa de Horcas Coloradas

Posted on Actualizado enn

Esta mañana ha amanecido varado el cadáver de un delfín listado (Stenella coeruleoalba) en la playa de Horcas Coloradas. Estaba en perfecto estado y sólo presentaba dos heridas bastante aparatosas, al parecer hechas con un arma punzante, Estas heridas son probablemente las que le han provocado la muerte. Perdida la convivencia de antaño entre pescadores y delfines, los conflictos entre ellos suelen tener resultados fatales para estos últimos, lo que se traduce en la aparición cada vez más frecuente de cadáveres de delfines y otras especies como tortugas marinas con heridas mortales producidas por machetes, arpones y otras armas. La muerte directa por arma es una de las muchas amenazas que persiguen a cetáceos y tortugas en el mar de Alborán. Una mayor protección de este mar debe ir acompañada forzosamente de un cambio de mentalidad respecto a su fauna.
La belleza del delfín listado merece verse con detalle. Se distingue con claridad del delfín común por esas listas azuladas que le nacen en el ojo y recorren sus flancos hasta la cola. Es una especie vinculada a la historia del Mediterráneo,pues son los delfines que aparecen en los famosos frescos de la isla de Santorini, quizás las pinturas que mejor reflejan la historia de las civilizaciones mediterráneas y su relación con las especies marinas con las que convivían.

Guelaya presenta denuncia por el vertido de aceites usados al arroyo Mezquita

Posted on

El pasado miércoles nuestra asociación presentó ante el SEPRONA y ante la Consejería de Medio Ambiente denuncias sobre los vertidos ilegales que se producen en el cauce del arroyo Mezquita, a la altura del puente que une el polígono industrial con la carretera de circunvalación.

 

Se trata de aceites usados probablemente producidos por cambios de aceite de coches (aceites de lubricación) vertidos desde el polígono industrial, mezclados con aguas residuales sin depurar, por el llamativo y característico olor a huevos podridos que desprende la zona.

 

Los aceites industriales usados son un residuo peligroso y durante su uso pueden contaminarse con hidrocarburos, metales, fenoles, azufre y un largo etc.

 

Por este motivo, hay que considerar al cauce del arroyo Mezquita como suelos y tierras contaminados, y por tanto, no podrán ser simplemente extraídos y depositados en otro lugar, sino que deben ser tratados, al igual que se hace con los lodos de depuradora, lo que tendrá el correspondiente gasto de extracción, transporte y tratamiento, que recaerá en todos los melillenses.

 

No es la primera vez que se denuncian estos hechos ni los vertidos ilegales al cauce del arroyo Mezquita

 

Tanto Guelaya Ecologistas en Acción, como EQUO presentaron denuncias sobre estos hechos en febrero de 2014. Además, el 28 de octubre realizamos una acción de limpieza de residuos comerciales en el arroyo Mezquita. Recordamos que la limpieza se produjo semanas después de que una máquina limpiara el cauce, llenándose otra vez de residuos en dos semanas.

 

La acción de limpieza de Guelaya provocó la respuesta de la consejería de seguridad ciudadana para vigilar por parte de la policía local el vertido ilegal de residuos al cauce, lo que tampoco ha resultado efectivo.

 

El plan de empleo anunciado por la Consejería de medio Ambiente que empezaría a trabaja el 1 de noviembre en la zona tampoco ha evitado que persistan los vertidos ilegales.

 

Los aceites usados no son residuos comerciales achacables al comercio atípico y deben investigarse

 

En este caso no se trata de comerciantes y compradores, sino de vertidos que debe investigarse su origen, ya que al mezclarse con aguas residuales, hace pensar que son tirados a las alcantarillas.

 

El problema reside en que el polígono industrial tiene dividida la red de pluviales y la de aguas residuales. Entonces ¿como llega a formarse un charco de orilla a orilla del cauce con mezcla de las dos redes?

 

Algo tiene que cambiar si queremos parar los vertidos ilegales en cauces que producen contaminación por residuos industriales peligrosos

 

No hay excusas, no es la frontera, nos cuesta dinero a los melillenses y nos seguirá costando en el futuro si no se toman medidas.

Estos hechos apuntan a varias causas:

 

La falta de civismo de los que las provocan

La falta de control de las autoridades que anima a los que no tienen civismo

Las posibles diferencias entre lo que se ejecuta y se planifica en las obras públicas, en este caso, con relación a las redes pluviales y fecales que vierten, con autorización o sin ella al arroyo Mezquita, y que deben ser investigadas.

 

Guelaya recoge parte de la enorme cantidad de basura del arroyo Mezquita

Posted on Actualizado enn

 

Una veintena de voluntari@s de Guelaya-Ecologistas en Acción hemos recogido en la mañana del 27 de Octubre una enorme cantidad de basuras en el arroyo Mequita.

El arroyo Mezquita constituye, hoy por hoy, el principal foco de basura de nuestra ciudad; no sabemos si es porque no se ve, porque no se recoge sistemáticamente, porque no se vigila, porque no se sanciona o, como nosotr@s suponemos, por todo esto a la vez.

 

La basura que hemos recogido no provenía de Marruecos. Estaba ubicada en una repisa situada a unos tres metros de altura sobre el cauce. Junto a esta repisa hay un murito que rodea todo el arroyo a su paso por el polígono industrial, en él se sientan las personas dedicadas al contrabando para hacer descansos mientras llenan los coches de mercancías. Gran parte de los plásticos y de los flejes de las cajas que compran los tiran directamente al cauce del arroyo, una parte se engancha en alguna mata y permanece en el muro del río, y otra parte se queda encestada en las zonas donde hay una repisa. Lo mismo ocurre con los cartones de los embalajes.

Pero no solo se acumula basura por el contrabando, también colaboran vertidos ilegales. Todo el polígono industrial, en las cercanías del arroyo, es un vertedero.

 

El cauce del arroyo Mezquita lo ha limpiado la CHG hace pocos días, se han llevado no solo la basura, sino también la vegetación. Probablemente era la forma más rápida de limpiar, pero ya empiezan a aparecer residuos por todos lados.

 

Desde Guelaya llamamos la atención sobre este enorme problema. Es enorme por la ingente cantidad de basura y porque, cuando llueve fuerte, todos los vidrios, plásticos y demás suciedades van al mar, Somos un gran foco de basura para nuestra bahía.

 

Nos preguntamos también porqué no se ha elaborado ya un plan para solucionar este desastre. No sabemos si la limpieza del cauce es competencia de la CH  y la de los alrededores lo es de la Ciudad Autónoma, pero ni uno ni otro tienen un plan de vigilancia, para evitar que se tiren basuras, de sanción, para multar a quien se pille tirándolas, ni de recogida sistemática, para no tener que esperar a que pasen por allí los planes de empleo una vez al año, o a que la CHG tenga a bien mantener limpio el cauce.

 

No es esta la primera vez que Guelaya realiza una limpieza. Hemos recurrido a este método para resaltar áreas negras de nuestra ciudad en numerosas ocasiones: Dique Sur, puerto Noray, Aguadú, cala de Trápana, cala de Galápagos… pero en ningún punto se acumula la basura con tanta rapidez como en el arroyo Mezquita.

 

Sabemos que en breve se sacará a la luz el Pliego de condiciones de recogidas de basuras en nuestra ciudad. Sería un buen momento para incluir en la nueva normativa un plan integral de lucha contra las basuras en los cauces y toda la periferia de la ciudad. Nos estamos convirtiendo en una ciudad-vertedero y solo respondemos con limpiezas ocasionales. ¿No habrá nadie que piense en cómo solucionarlo?

 

¿Consumir más nos hace más felices? 1 día sin compras y 364 de consumo responsable

Posted on Actualizado enn

Con motivo de la celebración el 25 de noviembre del Día sin Compras, Guelaya quiere visibilizar los impactos del consumismo irresponsable del Viernes Negro (o “Black Friday” en inglés) y quiere proponer como alternativa un consumo transformador.

Desde hace veinticuatro años, cada último viernes de noviembre se celebra a nivel internacional el Día sin Compras, una jornada que, coincidiendo con el Viernes Negro, cuestiona el actual modelo de producción y consumo y apunta hacia un sistema que ni hace felices a las personas ni está destinado a satisfacer sus necesidades..

Guelaya pretende alertar al público sobre la tiranía que supone el modelo de consumo actual basado en la obsolescencia y el endeudamiento. Pretendemos que las personas consumidoras se planteen hasta qué punto necesitan y desean todo aquello que compran. Para ello nos unimos  a esta  huelga simbólica de compradoras y compradores que se celebra cada año desde hace más de dos décadas, coincidiendo con una de las jornadas más consumistas en Estados Unidos, el llamado “Black Friday”.

De manera creciente en los últimos años, las cadenas comerciales españolas se apuntan a las promociones especiales. Les ayuda el mensaje oficial, según el cual la recuperación de la crisis económica llegará a través de la incentivación del consumo. Para Guelaya este modelo de crecer y comprar está lejos de solucionar la crisis e ignora, además, los límites del planeta.

El Día sin Compras critica un modelo de producción y consumo a la medida de las grandes empresas y de sus objetivos de maximización de beneficios. Un modelo en el que la mayor parte de los productos se fabrican en lugares cuyas personas no podrán disfrutar de ellos, y que trabajan en condiciones de semiesclavitud. Miles de kilómetros de injusticia social con grandes impactos medioambientales llegan en forma de oferta en el Viernes Negro.

Frente a este esquema, desde Guelaya defendemos un cambio de sistema que no explote al planeta. El consumo transformador y responsable; un consumo que se cuestione no solo los costes económicos sino también los sociales y medioambientales.

Es preciso recordar que nuestro consumo desmesurado es, en buena parte, el origen de los grandes problemas que nos afectan: cambio climático, falta de recursos naturales, escasez de agua potable,  basuras marinas, contaminación atmosférica…

Un nuevo modelo comercial es posible y, desde Melilla, también podemos poner nuestro granito de arena si los consumidores nos  erigimos como llave del cambio.

Desde Guelaya querríamos aportar algunas sugerencias:

 

  • Pedimos a los melillenses que piensen si son más felices comprando más o siendo capaces de vivir con menos.
  • Pedimos que se minoricen las compras por internet a las grandes empresas que no pagan sus impuestos en España.
  • Pedimos que, mayoritariamente, los productos se compren en el pequeño comercio local, que es el que revierte sus beneficios en Melilla y el que no queremos que huya del centro de la ciudad por la salvaje competencia de los grandes centros comerciales.
  • Pedimos que no se compren productos usar y tirar.
  • Pedimos que se desechen los productos con envoltorios innecesarios.
  • Pedimos que se vaya a la compra con bolsa propia para no acumular más bolsas de plástico en nuestras casas.
  • Pedimos que se elijan los productos que han recorrido menos kilómetros hasta llegar a nuestras manos.

 

Pedimos que, como consumidores, seamos conscientes de que la única salida posible a la debacle ecológica en la que estamos inmersos es un consumo reducido, responsable y transformador.Cartel contra consumismo