biodiversidad marina

La Fundación Biodiversidad del Ministerio de Transición Ecológica concede a Ecologistas en Acción financiación para un proyecto de sensibilización sobre la Patella ferruginea en Melilla.

Posted on Actualizado enn

  • El proyecto se aprobó en la reunión del área marina en la asamblea anual de Ecologistas en Acción celebrada en diciembre pasado en Sevilla a iniciativa de Guelaya.

 

  • El proyecto cubrirá todas las áreas geográficas españolas donde está presente la Patella ferruginea y se desarrollará el próximo año en Melilla y en todas las ciudades y CCAA que tienen presencia de esta especie.

 

  • Guelaya da las gracias a las entidades que han apoyado el proyecto en Melilla, especialmente a los clubes de pesca deportiva y a la Federación Melillense de Pesca.

 

Fruto de la iniciativa presentada por representantes de Guelaya Ecologistas en Acción Melilla en la asamblea del área marina de Ecologistas en Acción en diciembre de 2018 en Sevilla, la entidad nacional ha elaborado un proyecto que presentó este año a las convocatorias de la Fundación Biodiversidad.

La semana pasada se hicieron públicos las concesiones de la convocatoria Pleamar 2019, y el proyecto de la Patella ferruginea ha resultado ser uno de los 47 elegidos. El proyecto pretende divulgar la situación de la Patella ferruginea como especie en peligro de extinción.

Con el título ‘La lapa que da la lata’, el proyecto recuerda cuáles son los peligros para su conservación, la destrucción de sus hábitat naturales y artificiales por la construcción de nuevas infraestructuras portuarias y el marisqueo ilegal.

Está demostrado que existe mayor preocupación asociada a mayor información sobre el impacto marino en temas como, por ejemplo, la contaminación, la sobrepesca y la acidificación de los oceános, pero no tanta sobre la preocupación por la conservación de la vida salvaje, sobre todo de invertebrados.

Por tanto, el proyecto tiene como objetivo principal divulgar la situación de peligro de esta especie de lapa para mejorar la percepción social hacia su conservación y la sensibilización hacia la biodiversidad marina incluyendo especies de invertebrados no tan vistosos como otras especies más conocidas y populares.

Todas las CCAA y ciudades donde está presente la Patella ferruginea están incluidos en el proyecto, desde Murcia hasta Cádiz en el Atlántico ya en Andalucía contando con actividades en las provincias de Almería y Málaga, en Ceuta y en Melilla.

Este proyecto está dirigido en primer lugar hacia sectores específicos vinculados con la pesca y el marisqueo, con la población en general utilizando para ello los medios de comunicación tradicionales y especialmente las redes sociales, y finalmente, intentar divulgar entre jóvenes el conocimiento sobre especies en peligro que se encuentran dentro de su propia localidad.

El segundo objetivo específico del proyecto se dedica al desarrollo de campañas de comunicación social dirigidas a la población en general, intentando cubrir las lagunas de materiales divulgativos actuales al consultar en los motores de búsqueda de internet, donde se encuentran documentos muy técnicos.

Finalmente, el tercer objetivo del proyecto se dirige hacia campañas más presenciales en poblaciones específicas como los jóvenes a través de actividades presenciales en los centros de enseñanza y del profesorado mediante la organización de seminarios de investigación. Se formará al profesorado desde la acción, evaluando los materiales diseñados en la campaña y aplicándolos en sus aulas.

 

patella comunicado

 

Día Mundial de la Vida Silvestre: vida subacuática

Posted on

  • El  domingo, 3 de marzo, se celebra el día mundial de la vida silvestre auspiciado por la ONU y que este año está dedicada a la vida subacuática
  • Desde el Área de Medio Marino de Ecologistas en Acción nos sumamos a esta iniciativa en la medida que creemos que es indispensable tomar conciencia de la fragilidad de un medio y una vida extremadamente vulnerables.
  • Guelaya desarrolla actividades desde el área marina en defensa de la vida subacuática

La vida en el mar es muy variada, se han descrito casi 200.000 especies marinas, pero son muchas más las que pueblan nuestros mares, sin duda. No en vano tenemos más información de la superficie de la luna que del fondo marino por la complejidad de su estudio.

Los mares están amenazados principalmente por cuatro factores. La sobrepesca es uno de ellos. Según la FAO un tercio de las poblaciones de peces está en situación de sobrepesca, siendo el Mediterráneo el mar más sobreexplotado de todo el mundo. Además muchas especies que no son objetivo directo de la pesca están en peligro por las capturas accidentales.

Este es el caso de la Patella ferruginea, tanto en Melilla como en Andalucía, donde esta especie en peligro de extinción se marisquea ya sea para comerla ya sea para usarla como cebo de pesca.

La segunda amenaza es el cambio climático que se manifiesta de forma más severa, si cabe en el mar debido a su estrecha y compleja relación con la atmósfera. Los mares son los reguladores del clima en la Tierra pero el hecho de que estemos cambiando el clima va a tener consecuencias que aún no llegamos a entender del todo pero que ya se está comprobando que afecta a los seres que habitan en él y pone en riesgo su existencia.

La contaminación que generan nuestros residuos es la tercera amenaza global. Nunca antes había habido tantas pruebas de nuestra capacidad para que nuestros residuos alcancen las zonas más remotas del planeta. Desde la fosa más profunda hasta la zona polar más remota en todas ellas se han encontrado residuos procedentes de nuestras actividades diarias. Baste un dato para ver la magnitud del problema, hace menos de 100 años que existe el plástico y que, probablemente, algún trozo llegaría al mar, teniendo en cuenta que necesita cientos de años para degradarse, dentro de más de 100 años en el mar seguirán estando todos los residuos plásticos que hayamos generado y permitido que lleguen hasta el mar.

Guelaya desarrolla un programa de recogida de basuras marinas en playas que comenzó en dicmbre pasado y que continuará el próximo sábado 6 de abril con una nueva limpieza de la playa Horcas, siguiendo la frecuencia trimestral de este programa de ciencia ciudadana del ministerio de Transición Ecológica.

Por último la destrucción de los hábitats marinos son otra de las grandes amenazas de los mares y de la vida subacuática. En especial la costa alberga hábitats que son de especial valor pero que, al mismo tiempo, sufren una mayor presión y tienen mayor peligro de desaparecer, y con ellos las especies que los habitan.

En Melilla, por paradójico que parezca, Guelaya presentó alegaciones al proyecto de ampliación del puerto para defender la vida marina que unas infraestructuras portuarias habían propiciado y que el proyecto de ampliación amenaza.

Pero no todas las destrucciones de los hábitat son directamente observables. La presencia de contaminantes en cetáceos del mar de  Alborán justifican, por ejemplo, la necesidad del programa de seguimiento de especies marinas que desde Guelaya realizamos especificamente con avistamientos de cetáceos, aves y tortugas marinas.

Hay más amenazas que están poniendo en peligro la vida en los mares tal y como la conocemos: las especies invasoras, los procesos de eutrofización que crean zonas bajas en oxígeno… Pero también cada vez es mayor la conciencia de que no podemos permitir seguir sin hacer nada.

En palabras de Jules Verne, “el mar es todo. Cubre siete décimas del globo terrestre. Su aliento es puro y saludable. Es un inmenso desierto, donde la persona nunca está sola, porque siente vida por todos los lados.”  

Trabajemos para que esa vida no desaparezca por nuestras acciones ni por nuestras inacciones.