especie en peligro de extinción

“La lapa que da la lata” se expondrá en cuatro centros educativos de Melilla a partir del 11 de enero a pesar de la finalización de la campaña

Posted on

  • El proyecto estatal “La lapa que da la lata” termina sus acciones con muy buena acogida y resultados, en todas las provincias y Ciudades autónomas en que se ha desarrollado durante este 2020.
  • Cuatro centros de Melilla, el IES Miguel Fernández, la Escuela Oficial de Idiomas, la ecoescuela J. A. Fernández y el IES Rusadir disfrutarán de la exposición del 11 de enero al 8 de marzo.

Ecologistas en Acción cierra estos días el proyecto centrado en la lapa Patella ferruginea, una especie endémica del Mediterráneo que se encuentra en peligro de extinción, y cuyas últimas poblaciones peninsulares se localizan en Cádiz, Málaga y Almería, así como en los territorios españoles en el norte de África: en los peñones de Vélez de la Gomera y de Alhucemas, en las islas Chafarinas, en Melilla y en Ceuta.

La Patella ferruginea es un molusco gasterópodo marino endémico del Mediterráneo occidental, incluido en el anexo IV de la Directiva 92/43/CEE Hábitats y en el catálogo español de especies amenazadas como “especie en peligro de extinción”. Comparada con otras especies protegidas como el lince ibérico, el oso pardo o el águila imperial, la Patella ferruginea continúa siendo prácticamente desconocida por gran parte de la sociedad.

Desde la coordinación del proyecto se destaca el esfuerzo realizado por los grupos locales en la difusión de las actividades y su buena acogida por parte de la comunidad educativa y pescadores, en aquellas comunidades que aún albergan poblaciones de esta lapa en peligro de extinción. En Melilla ha sido Guelaya la encargada de organizar las actividades que han contado con el apoyo de la federación de pesca de Melilla, que organizó una charla informativa sobre la especie en junio de este año.

El proyecto, que comenzó a finales del 2019, se denominó “La lapa que da la lata”, ha contado con la colaboración de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través del Programa pleamar, cofinanciado por el FEMP y tuvo como objetivos principales dar a conocer esta especie a la sociedad y fomentar así su protección.

Durante estos últimos meses, tras las restricciones de la pasada primavera, el proyecto ha reactivado sus acciones permitiendo disfrutar a unos 5.000 visitantes de la exposición itinerante, que consta de 9 paneles y 14 fotografías, en las provincias de Cádiz, Málaga, Almería y la Ciudad autónoma de Melilla. Además de recibir un amplio apoyo por parte de los centros educativos, tanto de primaria como de secundaria y universidades, los docentes pudieron participar en el seminario para profesorado y aportaron sus valoraciones a la Guía de Orientaciones didácticas, desarrollada como acción para facilitar la implementación de actividades en sus aulas basadas en la Patella ferruginea.

Tres centros educativos, el IES virgen de la Victoria (jardín valenciano), el Centro de Adultos y el Campus de la UGR han disfrutado de la exposición “La lapa que da la lata” en este otoño, y a partir de enero serán otros tres centros educativos de la ciudad los que disfrutarán de la exposición. Guelaya garantizará que cualquier otro centro interesado en la exposición de la Patella ferruginea pueda disponer de la misma en próximas fechas a partir del 22 de febrero.

Los recursos y materiales generados, tales como vídeos educativos, paneles de la exposición, Guía de Orientaciones didácticas y trípticos, están a disposición del público y del profesorado de forma gratuita y permanente en el enlace https://www.ecologistasenaccion.org/134671/la-lapa-que-da-la-lata/.

Guelaya denuncia públicamente que el primer criterio imperativo del reglamento de banderas azules 2020 no se cumple en las playas de Melilla.

Posted on Actualizado enn

  • La ciudad no informa al público de las especies protegidas que viven en los espigones y en el dique sur ni de la prohibición de recolección o marisqueo de Patella ferruginea o Cymbula nigra ni de las multas.

 

Ante las recientes declaraciones en las que la consejería de medio ambiente y sostenibilidad niega que se esté incumpliendo el reglamento de criterios imperativos de las banderas azules, Guelaya quiere informar a la opinión pública que es suficiente leerse el citado reglamento para saber que nunca se han cumplido TODOS los criterios imperativos, y por ello, para que nadie se llame a engaño, afirmamos que el primer criterio normativo del reglamento, para empezar, no se cumple.

 

Es suficiente marcar en google  “reglamento criterios banderas azules” para acceder a la guía interpretativa. El primer criterio a cumplir de forma imperativo dice así:

 

“Debe estar expuesta al público información sobre los ecosistemas litorales, espacios naturales sensibles (Espacios Naturales Protegidos) y especies protegidas en esa zona costera (imperativo)”

 

La guía de interpretación comienza así:

 

“El objetivo de este criterio es asegurarse de que se informa y educa adecuadamente a los usuarios de la playa, acerca de los ecosistemas y espacios naturales sensibles cercanos (a un radio de 2 km) a la playa y animarles a aprender acerca de dicho entorno, para actuar y relacionarse con él de un modo responsable.”

Cualquier usuario de la playa de Horcas ha visto el cartel que anualmente se repone sobre la existencia de Patella ferruginea. Probablemente ese cartel está presente por la mala conciencia que dejó enterrar casi 1.000 ejemplares de Patella ferruginea bajo el actual paseo marítimo de Horcas.

Actualmente la playa de Horcas no tiene bandera azul pero cuenta con un cartel informativo para común conocimiento de que si a una persona la pillan con una Patella ferruginea en la mano la multa no puede ser inferior a 5001 euros.

Pero en los espigones del paseo marítimo, donde la bandera azul está desplegada, con una serie de criaturas menores de edad, por ejemplo, provistas de cubos y palas e utensilios sin saber que no se puede mariscar o recolectar animales, ni recoger de los espigones especies en peligro de extinción ¿saben las personas responsables de estos niños y niñas que la multa es de 5.001 euros?

La población de Patella ferruginea en los espigones es de cientos de lapas, más de 600 según los censos de los que la consejería debe estar bien informada por los investigadores de la UGR. Al menos desde 2013 existe la certeza de que están las Patellas ferrugineas ahí, en cantidad superior a 600 ejemplares.

Este año, en el desarrollo del proyecto nacional de Ecologistas en Acción “La lapa que da la lata”, se ha hecho pública la actividad de educación ambiental que desarrolló la Federación melillense de pesca con la colaboración de Guelaya Ecologistas en Acción para sensibilizar a la población en general y a los pescadores en particular.

No entendemos cómo es posible que se niegue ahora desde la Consejería algo tan sencillo como informar a los usuarios de las playas de la biodiversidad protegida que tienen en sus costas cumpliendo el primer criterio imperativo de las playas con bandera azul.

criterio 1 imperativo del reglamento de banderas azules