Área marina

Guelaya organiza un encuentro sobre la gaviota de Audouin para hablar de su preocupante declive poblacional.

Posted on Actualizado enn

  • El lunes 13 de mayo Guelaya Ecologistas en Acción organiza los Encuentros de la gaviota de Audouin en el Club Marítimo a las 20 h. con la participación de ornitólogos de Ceuta y Melilla.

 

  • Guelaya organizará igualmente una Jornada técnica con expertos invitados para analizar la conservación de la gaviota de Audouin el martes 14 de mayo en la Facultad de Educación y Deportes del Campus de Melilla de la UGR.

 

  • Guelaya invita a todas las personas de Melilla a acudir a los encuentros el lunes 13 en defensa de una especie que ha puesto en el mapa a los territorios españoles en el norte de África en el ámbito internacional de la conservación de la naturaleza

 

La ciudad de Melilla ha estado históricamente vinculada con la gaviota de Audouin, denominada localmente gaviota de pico rojo. Eran otros tiempos cuando nos llenaba de orgullo saber que el 60% de los nidos de esta especie, actualmente catalogada como especie “vulnerable” en el Catálogo de Especies Amenazadas, nidificaba en unas islas que pocos españoles conocían.

 

Sin embargo, la gran colonia de las islas Chafarinas está en niveles más bajos que en 1966, cuando un funcionario del protectorado francés de Marruecos intentó censar las gaviota de Chafarinas porque encontraba en la playa de la actual Saidia ejemplares muertos de gaviotas que sabía que no eran conocidas en casi ninguna parte del Mediterráneo.

 

Quizá Brosset, el funcionario francés que censó en la década de los 60 del siglo pasado la colonia de gaviota de Audouin de Chafarinas en 1000 ejemplares, se haya maravillado donde estuviera con las más de 4000 parejas que Chafarinas tenía en el 92.

 

Pero si el conocimiento científico actual registra algo más de 300 parejas, citando como fuente al Organismo Autónomo de Parques Nacionales en 2016, y según las fuentes consultadas por Guelaya, son actualmente menos, entonces deben encederse todas las luces rojas que los ecologistas seamos capaces de encender en un proyecto de conservación que se manifiesta en una Demarcación marina  concreta, Estrecho Alborán, pero que tiene su extensión en ámbitos geopolíticos muy diversos.

 

La demarcación marina Estrecho Alborán estableció como objetivo ambiental hace 6 años el mantenimiento de 3500 parejas de gaviotas de Audouin tomando como referencia la colonia de las islas Chafarinas, y acaba de iniciarse un nuevo ciclo de evaluación de objetivos ambientales este año.

 

Ahora no hay ninguna duda de que el objetivo ambiental fijado por el Estado para la Demarcación marina Estrecho Alborán no se ha cumplido, si se atiende a los datos que el Organismo Autónomo de Parques Nacionales ha puesto en conocimiento de Ecologistas en Acción.

 

La importancia de la conservación de la especie en Alborán deriva a su vez de que a pesar de que la mayoría de nidos de la especie no esté en Chafarinas, sí está en España, como país que asegura tras la Directiva Aves la conservación de todas las especies de aves.  Por tanto, la conservación internacional de la especie depende de lo que hagamos en España.

 

Pero no solo habrá que tener en cuenta lo que pasa en los territorios españoles, sino también en los caladeros de los que la especie depende, que no sólo se sitúan en aguas comunitarias, también en países africanos.

 

El papel que las entidades ecologistas cobran en este tipo de problemas de conservación es que la actuación local no es suficiente para la defensa de la biodiversidad global, que en este caso debe acompañarse de medidas internacionales, o seguir el viejo dicho de pensar localmente y actuar globalmente,  si se nos permite decirlo así.

 

La gaviota de Audouin no solo necesita de un seguimiento en el mar de Alborán, sino en todo el Estado y en el Mediterráneo Occidental, con poblaciones que se encuentran en Argelia o en otros países de la Unión Europea. Además, las migraciones de la especie en la costa africana atlántica invitan a pensar que se necesita un esfuerzo internacional.

cartel audouin

 

 

 

 

 

 

 

Guelaya limpiará la playa de Horcas Coloradas tras los temporales de levante

Posted on Actualizado enn

  • La actividad se realizará el sábado 6 de abril a las 12 horas y están invitados todas las personas y entidades sociales que deseen participar.

 

  • Se trata de una actividad trimestral que se realiza en el contexto del programa de Ciencia Ciudadana de basuras marinas del MITECO

 

  • Guelaya ha solicitado la colaboración de la Consejería de Coordinación y Medio Ambiente para que aporte contenedores amarillos a la playa de Horcas y poder iniciar así la recogida selectiva de envases de plástico, brick y latas.

 

El invierno nos ha traído desde febrero temporales de levante que empiezan a ser sentidos por los melillenses además de por las basuras marinas que saca en nuestras playas por su influencia en las paradas técnicas de la desalinizadora.

 

Pero el levante, además de un problema para el abastecimiento del agua en la ciudad, saca a las playas una parte de lo que las personas vertemos al mar cuando lo usamos como si fuera un enorme vertedero sin pensar que tarde o temprano nos devolverá lo que vertemos en él.

 

Para resolver el problema de las basuras marinas hace falta conocerlo, y Guelaya está empeñado en que se conozca el problema para uqe se pueda resolver.

 

Y nada mejor que el programa de ciencia ciudadana del MAPAMA, cuando el gobierno central era del PP, o del MITECO, cuando el Gobierno es del PSOE.  Nada ha cambiado en ese programa que invita a la participación social.

 

Si no contamos las basuras que salen en Horcas de la misma manera que se cuentan las basuras que salen en las playas peninsulares, pero sobre todo, de la Demarcación marina Estrecho Alborán, nunca tendremos datos para poder pensar cual es la solución.

 

Pero parece Guelaya es la única entidad que quiere conocer el problema en Melilla, ya que no quiere entrar en un falso debate sobre de quién son los residuos, si de Melilla  o de Marruecos, porque eso no sirve para resolver el problema.

 

Recordamos que para acusar a los vecinos hay que tener la casa muy limpia, y no la tenemos, y estudiar que tipo de residuos vomita el mar es muy importanrte para poder afirmar, sin pruebas, que las basuras que saca el mar son de Melilla o de Marruecos.

 

La falta de limpieza de los cauces de Melilla con basuras comerciales, que tiene el comercio como responsable del 30% del empleo de la ciudad, es el motor económico local al margen del empleo derivado de la Administración pública, y por mucho que ese motor no consiga subir de revoluciones, minorizar los daños al medio ambiente que el comercio provoca es una obligación directa y primaria de las autoridades porque cada vez nos costará más dinero limpiar lo que nosotros mismos ensuciamos.

 

Para que el comercio en Melilla sea sostenible, hace falta que los residuos del comercio sean sostenibles y entren en la “economia circular europea”, en lugar de ir al cauce que lo lleva a la bahía y que acaba en un 20% en porquería que tenemos que quitar de las playas los melillenses de forma voluntaria.

 

Todas las personas y todas las entidades que sientan que en Melilla algo hay que hacer para acabar con las basuras marinas, y que lo que hay que hacer depende al mismo tiempo de las personas y las administraciones públicas, que vengan a la playa de Horcas el sábado a las 12.

 

Envases esperando salir al mar en el arroyo Mezquita

 

 

 

 

El arroyo mezquita se llena de basuras y residuos industriales al menor descuido de los servicios de limpieza. Falta control del territorio.

Posted on Actualizado enn

Informe de  primavera de Guelaya sobre el control de vertidos en Melilla

Se ha producido un retroceso importante en el arroyo Mezquita que se llena de basuras comerciales y aumentan los vertidos industriales de aceites usados en el último trimestre.

  • Guelaya prefiere 800.000 euros en medidas preventivas para evitar vertidos en los cauces que estanques con luces de colores. Las medidas preventivas prometidas no se han aplicado.
  • El 80% de la basura que está vertida en el arroyo mezquita acabará en el fondo de nuestra bahía y el 20% restante saldrá a la playa y será recogida por personas voluntarias de Melilla y las entidades de la sociedad civil.
  • En el lado positivo, la prueba “la Africana” ha provocado un gran esfuerzo con presupuesto civil en retirar los vertidos de escombros y basuras de la pista de carros y puntos negros denunciados por Guelaya en el informe de enero.

Como venimos haciendo trimestralmente desde hace un año, Guelaya ha comprobado la situación de los vertidos ilegales de escombros y residuos industriales en la ciudad tras el informe del pasado mes de enero.

El arroyo Mezquita ha sufrido un retroceso evidente por la falta de capacidad para mantener limpio al mismo tiempo los cauces y los terrenos por los que pasa “La Africana”.

Los vertidos de basuras del arroyo mezquita cuando llueva fuerte acabarán en nuestras playas como basuras marinas, pero solo en el 20% porque el resto se quedará en los fondos marinos. Las rejillas del cauce de la valla en las proximidades de la frontera no dejan lugar a dudas. Cuando haya que abrirlas en una riada,  se convertirán en basuras marinas.

Pero lo que es más preocupante es el aumento de puntos del cauce con aceites usados encharcados, ya que se trata de vertidos industriales que han sido denunciados reiteradamente, lo que plantea dos problemas añadidos:

La falta de control del territorio que se convierte en un espacio “sin ley” donde las denuncias reiteradas no sirven para nada.

La empresa que cobra por el mantenimiento de la red de pluviales que desemboca en el arroyo Mezquita tiene obligaciones contraídas con la ciudad mediante contrato por las que debe limpiar la red y pasan los años sin que los aliviadores del arroyo mezquita dejen de vomitar un líquido negro que no puede confundir a casi nadie, porque son vertidos industriales de aceites de locomoción.

En lo positivo, en lo que respecta a la pista de carros, el punto negro de vertidos de escayolas que se creó en las inmediaciones del punto limpio y el de la explanada de Rostrogrodo, han sido limpiadas,  aunque habitual por la coincidencia con la prueba deportiva “La Africana”.

Pero hay que valorar negativamente que a pesar de la limpieza, en solo unos días volvían a aparecer vertidos en los mismos lugares limpiados días antes, lo que demuestra que no hay medidas de prevención ni de sanción que funcionen actualmente en la ciudad.

En lo que respecta a la legislación ambiental Guelaya denuncia que falta control del territorio por parte de las Admnistraciones, y que algo tendremos que hacer los melillenses para conseguir ese reto, porque no parece que los gobiernos locales hayan resultado eficaces en este sentido en la útima década.

Guelaya exije soluciones eficaces a los partidos que se presentan a las elecciones ante las promesas que hasta ahora han incumplidas o bien han demostrado no ser  eficaces.

Día Mundial de la Vida Silvestre: vida subacuática

Posted on

  • El  domingo, 3 de marzo, se celebra el día mundial de la vida silvestre auspiciado por la ONU y que este año está dedicada a la vida subacuática
  • Desde el Área de Medio Marino de Ecologistas en Acción nos sumamos a esta iniciativa en la medida que creemos que es indispensable tomar conciencia de la fragilidad de un medio y una vida extremadamente vulnerables.
  • Guelaya desarrolla actividades desde el área marina en defensa de la vida subacuática

La vida en el mar es muy variada, se han descrito casi 200.000 especies marinas, pero son muchas más las que pueblan nuestros mares, sin duda. No en vano tenemos más información de la superficie de la luna que del fondo marino por la complejidad de su estudio.

Los mares están amenazados principalmente por cuatro factores. La sobrepesca es uno de ellos. Según la FAO un tercio de las poblaciones de peces está en situación de sobrepesca, siendo el Mediterráneo el mar más sobreexplotado de todo el mundo. Además muchas especies que no son objetivo directo de la pesca están en peligro por las capturas accidentales.

Este es el caso de la Patella ferruginea, tanto en Melilla como en Andalucía, donde esta especie en peligro de extinción se marisquea ya sea para comerla ya sea para usarla como cebo de pesca.

La segunda amenaza es el cambio climático que se manifiesta de forma más severa, si cabe en el mar debido a su estrecha y compleja relación con la atmósfera. Los mares son los reguladores del clima en la Tierra pero el hecho de que estemos cambiando el clima va a tener consecuencias que aún no llegamos a entender del todo pero que ya se está comprobando que afecta a los seres que habitan en él y pone en riesgo su existencia.

La contaminación que generan nuestros residuos es la tercera amenaza global. Nunca antes había habido tantas pruebas de nuestra capacidad para que nuestros residuos alcancen las zonas más remotas del planeta. Desde la fosa más profunda hasta la zona polar más remota en todas ellas se han encontrado residuos procedentes de nuestras actividades diarias. Baste un dato para ver la magnitud del problema, hace menos de 100 años que existe el plástico y que, probablemente, algún trozo llegaría al mar, teniendo en cuenta que necesita cientos de años para degradarse, dentro de más de 100 años en el mar seguirán estando todos los residuos plásticos que hayamos generado y permitido que lleguen hasta el mar.

Guelaya desarrolla un programa de recogida de basuras marinas en playas que comenzó en dicmbre pasado y que continuará el próximo sábado 6 de abril con una nueva limpieza de la playa Horcas, siguiendo la frecuencia trimestral de este programa de ciencia ciudadana del ministerio de Transición Ecológica.

Por último la destrucción de los hábitats marinos son otra de las grandes amenazas de los mares y de la vida subacuática. En especial la costa alberga hábitats que son de especial valor pero que, al mismo tiempo, sufren una mayor presión y tienen mayor peligro de desaparecer, y con ellos las especies que los habitan.

En Melilla, por paradójico que parezca, Guelaya presentó alegaciones al proyecto de ampliación del puerto para defender la vida marina que unas infraestructuras portuarias habían propiciado y que el proyecto de ampliación amenaza.

Pero no todas las destrucciones de los hábitat son directamente observables. La presencia de contaminantes en cetáceos del mar de  Alborán justifican, por ejemplo, la necesidad del programa de seguimiento de especies marinas que desde Guelaya realizamos especificamente con avistamientos de cetáceos, aves y tortugas marinas.

Hay más amenazas que están poniendo en peligro la vida en los mares tal y como la conocemos: las especies invasoras, los procesos de eutrofización que crean zonas bajas en oxígeno… Pero también cada vez es mayor la conciencia de que no podemos permitir seguir sin hacer nada.

En palabras de Jules Verne, “el mar es todo. Cubre siete décimas del globo terrestre. Su aliento es puro y saludable. Es un inmenso desierto, donde la persona nunca está sola, porque siente vida por todos los lados.”  

Trabajemos para que esa vida no desaparezca por nuestras acciones ni por nuestras inacciones.

Los censos de aves invernantes de Guelaya y SEO/BirdLife concluyen con más ejemplares de aves censadas que el año pasado pero con una ligera pérdida de especies

Posted on Actualizado enn

  • La obra de la desembocadura del río de Oro contribuye a una ligera pérdida de biodiversidad de especies en dos especies y provoca la contaminación de un enclave natural.

 

  • Las gaviotas patiamarillas se mantienen por encima de 1000 ejemplares adultos, pero parecen más concentrados en el entorno urbano cercano al mar y en los acantilados de la ZEC de Aguadú.

      

  • Los censos han coincidido con el día de observación de la Red de Aves Marinas y Cetáceos (RAM), en el que se observaron tres grupos de delfines comunes frente a Melilla.

 

Desde el 12 al 17 de enero se han realizado en Melilla los censos de aves invernantes correspondientes a las aves acuáticas, incluyendo tanto aves de agua dulce como marinas.

 

Más de una docena de personas han participado en lo censos, que han cubierto toda la costa de la ciudad.

 

Las fechas han coincidido con la convocatoria internacional de aves acuáticas que en España está coordinada por SEO/BirdLife. En Melilla se realizan estos censos desde el año pasado.

 

Los resultados de los censos en cuanto a aves marinas, que proporcionamos ahora, han sido globalmente estos: 25 especies observadas y 3544 aves.

 

Los datos son normales en la invernada de la mayoría de las especies, aunque aparecen ligeras variaciones en especies raras o accidentales. Por ejemplo, deja de verse la gaviota picofina y el negrón con respecto al año pasado y aparece una posible gaviota tridáctila. Estos cambios pueden deberse a condiciones climatológicas, especialmente a los vientos dominantes. La ausencia de pardelas cenicientas  también es normal, pues llegan del Atlántico de su invernada a partir del mes de febrero. También es normal que la gaviota de Audouin sea escasa en invernada en Melilla con solo algunas decenas de aves.

 

La disminución de dos especies con respecto al año anterior (de 27 a 25) tiene que ver más bien con las obras de la desembocadura del río de Oro, que es un enclave natural que está siendo ocupado actualmente por una obra. Este año por eso no se han registrado cigüeñuelas ni chortilejos chicos.

 

A destacar la alta invernada de pardela balear, con casi 500 ejemplares. A diferencia de las costas peninsulares, el charrán bengalí es invernante escaso pero regular, al igual que el charrán patinegro.

 

Se mantiene el número de adultos de gaviota patiamarilla pero parece que se concentran en la zona urbana cercana al puerto, Pueblo y Alcazaba y ZEC de acantilados de Aguadú. En la zona de cuarteles, hospital y parque forestal hay casi las mismas que se concentran en el techo del pabellón de deportes.

 

La concentración de las gaviotas patiamarillas cerca de la costa pero en el entorno urbano es una llamada de atención hacia la necesidad de mantener el control de esta población, al igual que en años anteriores, ya que no solo se concentra en techos cercanos a la costa, sino que también aumenta en los acantilados de  Aguadú, cerca de las colonias de gaviota de Audouin, con la cual compite por el espacio para establecer las colonias.

 

La invernada de cormoranes grandes ha aumentado en varias decenas de ejemplares, pero ha disminuido la invernada de la gaviota reidora. Esto puede deberse en ambos casos a  los intercambios de ambas especies con la invernada en la Mar Chica y a desplazamientos diarios entre Melilla y Mar Chica.

 

Finalmente, con respecto a los cetáceos, se observaron 3 grupos de delfines comunes que sumaron al menos 63 individuos, un buen dato teniendo en cuenta que en las cercanías de la  costa son más abundantes los delfines mulares, que se se vieron en los censos del año pasado y que han llegado a entrar en las aguas interiores del puerto de Melilla en alguna ocasión.

cormorán enero 2019

Balance ambiental de 2018: Se acaba el tiempo para cambiar el rumbo

Posted on Actualizado enn

  • Ecologistas en Acción hace balance del año 2018. Un cambio súbito en el Gobierno central, la consolidación del feminismo como un agente social de primer orden o la irrupción de partidos de ultraderecha ocurren al tiempo que se recrudecen los avisos de la imperiosa necesidad de un cambio de rumbo drástico en el actual sistema socioeconómico si se quieren evitar las peores consecuencias de un colapso climático, ambiental y social

 

  • En lo local Guelaya recibe el año 2019 con un escaso bagaje de avances ambientales

 

Algunas consecuencias de los cambios nacionales

El cambio de Gobierno nos ha traído avances en materia de energía y clima. Sin embargo, no se han producido avances desde el Gobierno central en materia de biodiversidad y agua, que se esperan para este año.

 

Energía: La desaparición del impuesto del sol permitirá recuperar el tiempo perdido en el aumento de uso de energías renovables para hacer frente al cambio climático.

 

Cambio climático: La cumbre de Katowice en Polonia no ha estado a la altura del reto al que nos enfrentamos. Se siguen incrementando las emisiones de CO2 mundiales y españolas ante nuestros timoratos planes de reducción de emisiones que siempre encuentran trabas y dilaciones.

 

En biodiversidad hay mucho que hacer, sobre todo después del cambio que promovió el PP en el límite de su legislatura en la Ley de Patrimonio Natural, que permitió gran cantidad de excepciones para el uso comercial de diversas especies exóticas invasoras.

 

Consecuencias locales del año 2018

El anuncio de la contratación del plan de recuperación de la gaviota de Audouin llegará por fin en el año 2019, con seis años de retraso. Aplaudimos la decisión, lo que nos anima a continuar demandando el resto de planes de conservación y recuperación de especies presentes en la ciudad con la categoría de en peligro de extinción y vulnerables, sobre todo de las especies terrestres que son de responsabilidad exclusiva de la Ciudad Autónoma.

 

La aprobación en el plan Integral de residuos del reciclaje de envases, el contenedor amarillo, supone también un avance, pero no debemos olvidar que ya existía el compromiso de reciclar envases en el plan anterior, y a pesar de ello, el actual equipo de Gobierno no lo ha querido implementar en los cuatro últimos años.

 

Bien está que en 2019 se comiencen a reciclar envases, pero primero será necesario poner a punto la infraestructura necesaria. Guelaya apoyará el reciclaje de envases, al igual que cualquier otro material reciclable, objetivo indispensable para poder pensar en un futuro sin incineradora, aunque recordamos que la demanda de reciclaje nos viene impuesta por la directiva europea de residuos.

 

En cuanto al final de las bolsas de plástico, Guelaya aplaude la campaña de la ciudad promoviendo bolsas de tela, y se sumará a ella.

 

Tampoco en agua este año hay avances significativos en Melilla. La renaturalización del río de Oro sigue a la espera de comenzar y nos seguimos alejando del objetivo de ahorro en el consumo de agua, que siguió aumentando a lo largo del año para subir a casi 400 litros por habitante y día el verano pasado.

 

Sin embargo, destacamos que las obras para reutilizar las aguas residuales en el riego de zonas verdes, una de las medidas incluidas en el plan hidrológico, por fin se terminarán este año.

 

El balance del año 2018, y de la legislatura, ha sido pobre y escaso

Tras la valoración realizada por Guelaya en junio de este año, tres años después de la entrada del actual equipo de Gobierno en la Ciudad Autónoma, el balance de temas, si comparamos los logros con las demandas planteadas en el comienzo de la legislatura por nuestra asociación, en julio de 2015, dejan un pobre balance, que  hacen pensar que las expectativas depositadas en el equipo de gobierno no se han cumplido en diversas materias.

 

De los 24 asuntos analizados en los últimos 3 años, solo tres parecen ir por buen camino, en ocho casos el asunto no está resuelto pero se está en proceso de conseguirlo y finalmente en 13 casos, la mayoría, no se han producido avances significativos.

 

La conclusión general a la que llegamos es que no existe en la Consejería de Coordinación y Medio Ambiente capacidad para sacar adelante el trabajo que el medio ambiente de Melilla necesita, a nuestro juicio, por falta de recursos materiales, humanos y económicos.

 

La falta de personal y de financiación la valoramos a su vez como un indicador de que las políticas públicas de medio ambiente no son una prioridad para el equipo de gobierno actual, ya que nos consta el esfuerzo del personal de la Consejería y el interés del consejero en conseguir recursos.

 

Ver la tabla siguiente caso a caso

 

  Asunto a resolver Estado de la cuestión Valoración
1 Transparencia No se ha contestado a los requerimientos hechos por Guelaya para conocer respuesta a nuestro escrito sobre alegaciones a los presupuestos de la Ciudad.

La consejería de seguridad ciudadana no contesta a las peticiones de información que le hemos enviado.

En unos asuntos hay transparencia pero en otros no.

Se espera que se entreguen las estadísticas de la policía local

2 Reglamentos de zonas verdes. Seguimos con multas en pesetas La consejería reconoce no tener capacidad para aprobarlos.

Guelaya propone que se cumplan al menos los usos aprobados en julio de 2012 sobre la Red Natura 2000

Sin avances
3 Catálogo de árboles singulares Existen borradores desde hace años sin que se saquen adelante. Sin avances
4 Elaborar planes de conservación y recuperación de especies protegidas La consejería aceptó encargar este año un informe a SEO/Birlife para elaborar el plan de conservación de la gaviota de pico rojo en Melilla A la espera de ejecutar la medida
5 Ejecución de las 20 medidas aprobadas en los planes de ordenación de recursos naturales (Red Natura 2000) No se ha iniciado todavía ninguna de las medidas aprobadas A la espera de ejecutar las medidas
6 Que se redacte el plan de actuación contra el ruido como consecuencia de los datos del mapa de ruidos con un proceso de participación pública No se han iniciado los trámites para la redacción del Plan de actuaciones contra el ruido Sin avances
7 Que se consensúen las medidas del Plan de Movilidad Urbana Sostenible con un proceso de participación pública El Pacto por la Movilidad no es una cuestión prioritaria Se ha convocado el Pacto por la Movilidad pero las medidas que se han llevado para consensuar ya estaban adoptadas de antemano
8 Que se disponga en Melilla de una estación de control y seguimiento de la calidad del aire atmosférico No se ha instalado

 

 

Sin avances
9 Que se culmine el proceso de evaluación ambiental de los fondos FEDER 2007-2013 Se culminó, pero no se ha convocado a Ecologistas en Acción como entidad social al Comité de seguimiento del plan operativo 2014-2020, a pesar de que incluye financiación para el medio ambiente  y la biodiversidad local Se programan actividades medioambientales sin contar con los agentes sociales interesados
10 No a la incineración. Que se adopte una estrategia para conseguir reducir la producción de residuos y que los porcentajes de reciclaje de Melilla sean próximos a los de la península No se ha conseguido igualar la tasas de reciclaje medias nacionales Se han aceptado algunas alegaciones y se han negado la mayoría. Si se cumplen los objetivos de reciclaje del plan aprobado será un avance
11 Que se ejecute el Vendero Verde Las propuestas de Guelaya fueron rechazadas y se ejecutó el proyecto quedando muy lejos de las expectativas creadas. Lo ejecutado no responde a la demanda social
12 Que se promuevan en Melilla las energías renovables No se han tomado iniciativas al respecto. Sin avances
13 Que se ponga en marcha un proyecto de renaturalización del río de Oro Tras el último Consejo del agua de la demarcación en 2015, se retomará el asunto en el próximo Consejo del 5 de junio 2018 En proceso tras la iniciativa de la ministra Tejerina de comprometerse con el proyecto y que el nuevo Gobierno mantenga el proyecto
14 Que se controlen los vertidos en aguas costeras, especialmente construyendo el emisario de salmuera de la planta desalinizadora La evaluación ambiental de la ampliación de la desalinizadora no acepta la construcción del emisario de salmuera pero modifica el proyecto para evitar daños a la biodiversidad marina Se mantiene el foco de contaminación de la salmuera
15 Que se controlen los vertidos en tierra, especialmente en los cauces, especialmente de escombros y aceites usados, con medidas de prevención, vigilancia permanente, limpieza y sanciones. Los escombros siguen siendo un quebradero de cabeza

 

 

En proceso. Se esperan medidas a partir del 15 de julio con el comienzo del nuevo contrato de limpieza de la ciudad
16 Que mejore la calidad del agua de grifo y que se garantice el suministro diario a prueba de temporales de levante Se pospone hasta la ejecución de la ampliación de la desalinizadora A la espera de la ampliación
17 Que se realice por parte de la consejeria una convocatoria pública de subvenciones para entidades sin ánimo de lucro Sin avances Sin avances
18 Disminuir el consumo de agua por habitante Las campañas de ahorro no han surtido efecto En proceso si se  reorientan las campañas de ahorro y se pone en marcha la reutilización de agua depurada para riego de zonas verdes
19 Ampliación del puerto Está abierto el plazo de la resolución ambiental. Esperamos que el proyecto no pueda realizarse tanto por razones ecológicas como económicas Se quiere ejecutar sea cual sea la resolución ambiental. Esperamos que el nuevo gobierno paralice el proyecto.
  Problemas planteados desde julio de 2015    
20 Que se mejoren las podas que realiza la empresa Thaler Thaler ha vuelto a ser seleccionada en el contrato de mantenimiento de zonas verdes A la espera de próximas campañas de poda para comprobar que se evita el periodo de nidificación de aves
21 Que se apruebe la Autorización Ambiental Integrada (AAI) de la central de ENDESA No se cumplió el plazo de un año al que se comprometió la consejería para aprobar la AAI de Endesa A la espera de que se salga a información pública el AAI
22 Que se apruebe la Autorización Ambiental Integrada (AAI) de la planta incineradora No se cumplió el plazo de un año al que se comprometió la consejería para aprobar la AAI de Endesa A la espera de que se salga a información pública el AAI
23 Especies invasoras (Real Decreto 630/2013, de 2 de agosto) No existe un plan de actuación ni en jardinería ni en los espacios protegidos A la espera de la redacción de un plan de actuación
24 Dictamen europeo sobre silvestrismo  (17 mayo 2018) Las autorizaciones sobre capturas en vivo de fringílidos incumplen la directiva Aves A la espera de que se anuncie la prohibición en Melilla de capturas de aves de canto

 

Audouin anillada.jpg

 

 

Las declaraciones del Sr. Marín sobre la Patella ferruginea carecen de rigor científico

Posted on Actualizado enn

  • Enviar 20 “larvas o juveniles” de Patella ferruginea al Campo de Gibraltar, como ha declarado el presidente de la autoridad portuaria de Melilla, no tiene ningún sentido, hay miles de ejemplares allí.

 

La Patella ferruginea, la lapa que está dando la lata en el proyecto de ampliación del puerto, vive pegada a sustratos duros naturales o en escolleras de puertos, pero necesita que los temporales de poniente para que se formen y dispersen sus larvas, que nadarán libres en el mar hasta llegar a un sustrato donde fijarse.

 

El “reclutamiento” de larvas en Andalucía se está produciendo de forma natural desde las poblaciones norteafricanas debido a las corrientes, y algunos años recientes especialmente buenos han aumentado la población en toda Andalucía.

 

El censo de 2018 de la costa andaluza de Patella fue de 13.000 ejemplares, según la propia Junta de Andalucía, que ofreció el dato en las Jornadas del 4 al 6 de octubre en Rodalquilar, Almería, donde no pudieron asistir ni representantes de la Ciudad Autónoma ni de la autoridad portuaria de Melilla, aunque sí asistieron investigadores y ecologistas melillenses.

 

El principal núcleo, y probablemente la primera zona donde la Patella ferruginea pueda reproducirse a partir de su propia población, y no de larvas norteafricanas, será en el campo de Gibraltar, donde ya hay miles de ejemplares.

 

El único interés por enviar ejemplares “juveniles” donde los hay por miles, es científico, para ver si la técnica utilizada para el trasloque funciona o no funciona. Pero no tiene ninguna utilidad desde el punto de vista de la conservación de la especie, como insinúa el presidente de la autoridad portuaria de Melilla. Llevarse un número tan bajo de lapas sólo hubiera sido efectivo si hubieran sido ejemplares de mayor tamaño y edad, de 7 cms de diámetro de concha para arriba, por ejemplo, para intentar que hubiera lapas de ambos géneros, pero los intentos de traslocación de Patellas de ese tamaño hasta ahora han sido desastrosos, y sólo han contribuido a empobrecer las colonias donantes, despojándolas de los ejemplares más valiosos de la colonia, por lo que es de todo punto desaconsejable.

 

  • La única Administración que ha realizado un seguimiento de su población de Patella de acuerdo con la Estrategia de conservación de la especie ha sido la CCAA de Andalucía.

 

No existe, desde que la ley de Patrimonio Natural se publicó y la Estrategia de Conservación de la especie se aprobó, hace ya más de un década, ninguna iniciativa en Melilla realizando censos cada cuatro años que haga pensar que se va a elaborar un plan de recuperación de la especie.

 

Lo que sí ha hecho la autoridad portuaria de Melilla es basarse en los intereses de seguridad nacional para realizar  en absoluto silencio y sin evaluación ambiental el arreglo del muelle de la isla de Isabel II en Chafarinas, traslocando piedras con lapas con el resultado de haber perdido a la mayoría de ellas en los dos primeros años.

 

El futuro de las 20 lapas que han ido al puerto de La Alcaildesa ya se verá, pero desde luego, es un experimento, todavía no es una solución. Eso sí, se va a invertir allí en un centro de interpretación de la especie, que en Melilla, el lugar donde la lapa presenta su mayor densidad mundial, nadie se plantea.

 

En cambio, si Guelaya le propone a la autoridad portuaria que “pique” la escollera del paseo de Horcas para facilitar la implantación de larvas, allí donde se perdieron al menos 2000 ejemplares por las obras del nuevo paseo marítimo sin que se hayan recuperado todavía, obtiene por respuesta que es cosa de la Dirección de Costas del ministerio.

 

La propuesta en realidad no es de Guelaya, sino del mismo investigador que la autoridad portuaria de Melilla ha contratado, en un intento desesperado por hacer creer que el proyecto de ampliación es seguro para las lapas, y tras descartar un primer informe de investigadores de Melilla porque no le interesaban las conclusiones a las que llegaron.

 

  • La evaluación ambiental de la ampliación del puerto de Melilla tiene que ser positiva para que se pueda pensar en gastar dinero.

 

¿Que pasaría si se reservan 300 millones de euros para una obra que no se sabe si va a realizarse?, ¿no se está hipotecando recursos básicos para otros fines como centros educativos, hospitales y programas para migrantes de los que la ciudad de Melilla está tan necesitada?

 

Si a la escollera exterior del puerto de Melilla se le coloca enfrente una isla de 25 hectáreas, ¿no se estará evitando la dispersión de las larvas? Además, esta especie muestra preferencia por las escolleras con fuerte oleaje y buena renovación de agua, por lo que aparecen en mayor proporción en las escolleras exteriores. Esto significa que puede producirse un daño enorme a la población allí existente, adaptada ya a este tipo de ambiente.

 

Guelaya y Verdemar esperan que la resolución ambiental de la ampliación del puerto de Melilla sea negativa, al igual que lo ha sido la última fase de ampliación del puerto de Ceuta y el proyecto de ampliación del puerto de Tarifa, rechazados por motivos de conservación de las especies marinas, entre ellas Patella ferruginea.

patella Charranes