Área marina

Otra tortuga marina varada en las playas de Melilla

Posted on Actualizado enn

Hoy ha vuelto a varar el cadáver de un animal marino en Melilla.

En esta ocasión ha sido en la playa del Hipódromo y se trataba de una tortuga boba (Caretta caretta), la especie de tortuga marina más habitual en el mar de Alborán y por tanto la más expuesta a los muchos peligros que las acechan.

Presentaba un aspecto lamentable, con numerosos desgarros y además le faltaban algunas placas del recubrimiento del caparazón. Se pasa nota a nuestros compañeros de la red de varamientos de EeA.

Agradecemos encarecidamente a la amiga Sonia Rubiano el aviso y las fotos.

También al Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA), que nos ha informado del varamiento después de ser avisados por miembros del Club Ánfora de Actividades Subacuáticas.

photo_2018-10-25_23-38-34

 

¿Que hacía un zifio dando vueltas en el cabo Tres Forcas hace unos días?

Posted on Actualizado enn

  • La observación de zifios en el mar de Alborán es rara pero en las costas africanas es más rara todavía.

 

  • No se puede precisar la especie de zifio al 100% hasta su varamiento en el caso de que se produzca.

 

Los zifios son unas de las especies más desconocidas de los cetáceos con dientes. Este verano se observó un ejemplar de zifio en una playa de la cara oeste del Cabo Tres Forcas. Ayudado por los bañistas volvió a mar abierto.

 

Pero hace dos semanas aproximadamente apareció otro ejemplar en cala Tramontana, también al oeste del Cabo Tres Forcas, donde fue observado por muchos melillenses que se desplazaron a identificarlo.

 

Es común en los cetáceos identificar a los ejemplares por la aleta dorsal. En el caso del zifio observado en agosto, el 13 de agosto, y el de hace días en Tramontana se podían observar manchas blancas en la parte distal y basal de la aleta. Es posible que se trate del mismo ejemplar.

 

Pero la duda sobre la especie de zifio persiste, porque todo apunta a que sea un zifio de Cuvier, pero personas que lo han observado muy cerca afirman que se trata de un zifio de Sowerby, mucho más raro que el anterior al ser una especie atlántica. El ejemplar del que hablamos tiene aproximadamente 4 metros, por lo que podría ser tanto un zifio de Cuvier joven como un Sowerby adulto.

 

La diferencia se basa en que se puede observar desde cerca uno o dos dientes, y en que los zifios son muy picudos, pero el de Sowerby es casi el doble del de Cuvier.

 

Guelaya ha consultado a otros observadores locales y a expertos de universidades canarias y de la Junta de Andalucía, y se mantienen las dudas sobre la especie.

 

Lo que parecía evidente a todos los observadores era que estaba desnutrido, habiendo consumido las reservas de grasa.

 

En el caso de que se trate de un zifio de Cuvier, menos raro en Alborán que el de Sowerby, también sería un caso excepcional verlo tanto tiempo en la costa.

 

Hace unos dias se sumergió y se le ha perdido el rastro.

 

Los zifios viven en aguas profundas donde bajan a grandes profundidades a comer calamares. Las aguas poco profundas cercanas a la costa no le son propicias. De hecho, existen testimonios de pescadores de la zona de Tramontana y Charranes que afirman que comió pulpo cuando se lo ofrecieron pero no sardinas. Es propio de los zifios comer cefalópodos aunque ocasionalmente comen peces, pero no tan peqeños.

 

Los motivos por los que aparecen zifios cerca de las costa o en varamientos se relacionan con varias causas, genéricamente contaminación, comer plásticos (se les ha visto comer bolsas de plásticos flotantes según testigos), por capturas accidentales en artes de pesca (que suelen tener como consecuencia que para librarlos los pescadores les amputen aletas o produzcan heridas punzantes, no es este caso) y sobre todo por el ruido marino.

Los sónares militares les afectan especialmente. Estudios científicos publicados en la prestigiosa revista Nature vincularon las maniobras navales en Canarias con la aparición de numerosos varamientos de zifios. Por eso, los varamientos masivos de 2002 y 2004 no se han vuelto a producir tras la moratoria de 2004.

 

El sistema antisubmarinos de la Armada afecta a los zifios, que comen en profundidades de hasta 1000 metros en el caso del zifio de Cuvier, siendo una excepción entre los cetáceos que al subir a superficie a respirar, hagan paradas de descomprensión. Estos animales perciben ultrasonidos que los alarman y suben sin hacer descomprensión, lo que los condena a no volver a sumergirse y acabar varados en una playa.

 

La OTAN cifraba en decenas los zifios que aparecían varados tras las maniobras y Canarias se situó en el lugar del mundo con más varamientos de zifios. Toño Fernández, de la Facultad de Veterniaria de Las Palmas fue el autor del artículo ( Nature 425, 575-576; 9 octubre 2003). Tras la moratoria en 2004, no volvió a aparecer ninguno más en años posteriores.

 

Si bien en Almería volvieron a suceder coincidencias entre varamientos de zifios y maniobras navales, en el caso del ejemplar de Tramontana hay que descartar esa causa si se mantiene la hipótesis de que es el mismo ejemplar visto el 13 de agosto, ya que las últimas maniobras navales del Estrecho, Alborán, golfo de Cádiz y Protugal se anunciaron el 10 de septiembre. Sin realizar una necropsia al animal no es posible precisar la causa de su muerte.

 

El hecho es que el avistamiento de una especie de zifio en aguas próximas a Melilla es bastante raro (hasta el momento no se ha producido el varamiento, aunque es posible que se produzca). Los recuentos de avistamiento en Alborán no señalan ninguno al sur de la isla de Alborán hasta 2011 en el caso del estudio de la bióloga española Ana Cañadas. Por otro lado, no hay aguas profundas cercanas, aunque en estos momentos existen pesquerías de cefalópodos cerca de costa, lo que quiza ha posibilitado que el animal se mantenga cercano a costa dos meses.

 

Las respuestas a las preguntas que nos hacemos se las llevó el animal al fondo del mar, donde quizá descansa ya, en paz.

 

• Guelaya y SEO/BirdLife celebran el 6 de octubre el Día de las Aves en Melilla con la Red de Aves Marinas RAM

Posted on Actualizado enn

  • Invitamos a los melillenses a observar aves marinas desde Aguadú, en el primer aparcamiento, frente a la puerta de la planta desalinizadora, entre las 8 y las 11 de la mañana

 

Guelaya, con ocasión del Día de las Aves, quiere reconocer el trabajo que realiza la RAM, Red de Aves Marinas y Cetáceos, como entidad decana de la observación de aves en Melilla.

 

Por ello apoyamos especialmente en este día a la RAM que lleva funcionando desde hace más de una década en Melilla.

 

El día de las aves no es solo un día reivindicativo en defensa de las aves, es también o sobre todo, un día para disfrutar de la observación de aves; por eso queremos invitar a todos los melillenses y en especial  a los jóvenes a que se sumen a la Jornada de observación de la RAM, que comparte horario y fecha mensual con otros lugares de España, (el primer sábado de cada mes), pero que en octubre, comparte fecha en todo el planeta con millones de personas en todo el mundo por la coincidencia con el Día de las Aves.

 

  • Evitar usar bolsas de plástico o evitar tirarlas en la naturaleza o el mar es también una manera de proteger a las aves

 

Las aves marinas son uno de los grupos de aves más amenazados en todo el planeta al compartir los problemas del mar y los océanos derivados de las actividades humanas como la contaminación, la pesca, y más recientemente, los plásticos.

 

Cada vez se ven más aves con anzuelos enganchados en sus picos o con presencia de plásticos en sus estómagos, fruto de su carácter depredador, por lo que los tragan con los peces que capturan o que se enredan en las bolsas de plástico.

 

  • Melilla es un lugar excepcional para ver aves marinas

 

Melilla presenta una rica biodiversidad de aves marinas por su posición geográfica cerca del Atlántico, entre dos aguas.

 

La confluencia de las aguas atlántica y mediterráneas en el mar de Alborán crean riqueza biológica en plancton y peces, y por ello, las aves encuentran comida. Por ello se pueden observar en Melilla especies atlánticas además de las propias del mediterráneo. Las migraciones en dirección este oeste están garantizadas por ello.

 

Debido a eso, el sábado 6 de octubre se podrán observar aves locales que todavía no han terminado la migración, como la gaviota de Audouin o las pardelas cenicientas, y que saldrán a las aguas atlánticas a pasar el invierno, aunque sea posible observar escasos ejemplares que se quedan.

 

El mediterráneo oriental nos traerá en migración desde el mar Negro a los charranes patinegros, que ya se empezaron a observar a finales de agosto.

 

Pero también empezarán a observarse aves atlánticas que tras criar en sus colonias del norte, en Gran Bretaña e Irlanda, entran en el Mediterráneo para pasar el invierno, como es el caso del alcatraz atlántico.

alcatraz común (Morus bassanus)

 

 

 

 

 

 

 

Guelaya activa su área marina ampliando el grupo de seguimiento de aves marinas a cetáceos, tortugas y focas

Posted on

Se amplia el grupo de seguimiento de aves marinas a otras especies en peligro de extinción

 

El grupo de aves marinas de Guelaya lleva trabajando desde hace algunos años en obtener información útil para la conservación de las especies, ya que las aves marinas son uno de los grupos de aves que más declive en sus poblaciones ha sufrido en las últimas décadas.

 

Ha colaborado con el grupo de especies protegidas del Campus de Melilla durante 3 años, con el proyecto de Atlas de Aves Nidificantes en los dos últimos años, y ha anillado las colonias de gaviota de Audouin también los últimos dos años, además de realizar el seguimiento de esta especie en Melilla en los últimos cuatro años.

 

Guelaya organizará talleres de anillamiento con grupos de anilladores españoles y continuará con el grupo de anillamiento específico de la gaviota de Audouin.

 

Igualmente ha apoyado la labor de la Red de Aves Marinas (RAM), que también se dedica a los avistamientos de cetáceos.

 

Pero el interés manifestado por voluntarios tanto socios de Guelaya como no socios en las jornadas de formación sobre cetáceos y tortugas marinas celebradas en junio y septiembre pasados, ha provocado que activemos el área marina ampliando el grupo de seguimiento de aves marinas a otros animales marinos que pueden avistarse en nuestras aguas e igualmente presentan problemas de conservación al igual que las aves.

 

 

Guelaya reforzará los grupos de varamientos de Ecologistas en Acción en el Mar de Alborán y las redes existentes tanto en Melilla como en el ámbito internacional

 

Ecologistas en Acción a través de su área marina trabaja en redes de varamientos y avistamiento de cetáceos y tortugas marinas, tanto en la península como en Canarias, por lo que Guelaya ampliará esta red en Alborán sur, y colaborará con las redes existentes en el mar de Alborán en su conjunto.

 

Para ello se ha dirigido a las redes y grupos en Melilla, Canarias, Andalucía, Murcia y Marruecos para manifestarles su disposición a colaborar en esta labor, tanto en lo que respecta a los avistamientos como en varamientos.

 

Guelaya participó en la creación de la red de varamientos de Alborán sur en 2011, aunque lleva algunos años sin poder colaborar con ella por falta de recursos humanos, lo que esperamos se solucione con la puesta en funcionamiento de este grupo de trabajo.

 

Desgraciadamente, es improbable que volvamos a ver a las focas monjes en Melilla o cerca de ella, pero en la última década se están observando focas de casco del Atlántico entrar en el Mediterráneo, por lo que no podemos descartar avistamientos de focas en Melilla.

 

Igualmente el grupo se plantea el objetivo de divulgar los problemas de conservación de las especies marinas, que lejos de desaparecer, aumentan porque a las causas de declive ya tradicionales, como la contaminación marina y las interacciones con pesquerías, hay que añadirles ahora el cambio climático y los problemas de los plásticos y microplásticos, que ya están presentes en casi todos los organismos marinos, especialmente los depredadores.

 

 

 

 

 

Taller de varamientos y avistamientos de cetáceos y tortugas marinas en el vivero de Guelaya y la playa de Horcas

Posted on Actualizado enn

Este sábado 8 y domingo 9 de septiembre realizaremos un taller de avistamiento y varamientos de cetáceos y tortugas marinas que tendrá lugar en el vivero de Guelaya (día 8) y en la playa de Horcas (día 9)
Este taller se realiza con dos objetivos:
– Reforzar la red de asistencia a varamientos de Guelaya. Con la oceanógrafa Ana Aldarias (@AnaAldarias) aprenderemos el protocolo que hay que realizar cuando llega un animal varado al litoral, según la especie de que se trate. El segundo día del taller se realizarán prácticas en la playa con maquetas de fauna marina, a las que se aplicarán estos protocolos aprendidos.
– Formar avistadores que tomen datos de cetáceos y tortugas del mar de Alborán desde embarcaciones. Estos avistadores podrán aplicar los conocimientos adquiridos en este taller para identificar las distintas especies de cetáceos y tortugas que viven en nuestras aguas o van de paso. La científica marina Tania Montoto (@TanMontoto), monitora de dicho taller, nos enseñará incluso a identificar individuos concretos por la marca de las aletas. Las salidas para realizar los avistamientos están previstas para un futuro próximo.
La participación es abierta a todos los melillenses. Os esperamos este sábado 8 de septiembre a partir de las 18:30 en el vivero de Guelaya para realizar la parte teórica del taller y el domingo 9 de septiembre a partir de las 10:00 en la playa de Horcas para realizar las prácticas.
taller avistamientos y varamientos

Limpieza reivindicativa de la playa de Horcas por tierra y mar, lunes 3 a las 16:00

Posted on Actualizado enn

El lunes día 3 por la tarde a partir de las 16:00 realizaremos una limpieza por tierra y por mar en la playa de Horcas, en la que colaborarán los alumnos de la universidad de Syracuse de Nueva York, que se encuentran de visita en nuestra ciudad, así como miembros de la asociación piragüista Pescayak, que trasladarán los residuos recogidos por mar hacia la ensenada de Galápagos, y miembros del club de buceo Ánfora. Esta limpieza quiere servir de denuncia por la gran cantidad de residuos que ensucian nuestro litoral y llegan al mar.

Quiere servir también para incidir en el grave problema que suponen los residuos plásticos en el litoral mediterráneo y, por ende, en los mares de todo el mundo. Además supone una bonita contribución de estos alumnos estadounidenses a la ciudad que les acoge en su visita. La imagen corresponde a una limpieza que realizaron sus compañeros el año pasado en la playa de Tramontana, en Marruecos.

limpieza tramontana 3

 

 

 

La gaviota de pico rojo saca adelante dos colonias en Melilla a pesar del ligero aumento de gaviota patiamarilla

Posted on Actualizado enn

  • Se mantienen dos colonias en Melilla con 369 nidos.

  • En julio han volado al menos 212 pollos

  • Las medidas adoptadas en la colonia del vertedero de inertes han sido positivas porque han permitido que más de 100 pollos estén volando ya.

El grupo de ornitólogos de Guelaya Ecologistas en Acción y SEO/Birlife que han realizado el seguimiento de las colonias de gaviota de Audouin, conocida en Melilla como la gaviota de pico rojo, da por terminado el seguimiento de las colonias, que han sido observadas todo el año.

En invierno no se observan muchas gaviotas de esta especie en Melilla, pero a partir de febrero empiezan a llegar de sus áreas de invernada y en marzo están ocupando las colonias.

Este año comenzó con la mala noticia de la desaparición de la colonia del dique sur. De esta manera, solo quedaba una colonia, la de la Zona de Especial Conservación de Aguadú.

Sin embargo, en abril se comenzó a ver a la especie en las inmediaciones del paseo marítimo de Horcas Coloradas, y tras unos dias de seguimiento se constató que la colonia del dique sur, que el año anterior había tenido enormes pérdidas por diversas amenazas (ratas, gaviotas patiamarillas, asaltos a la valla, pescadores…), se había trasladado al vertedero de inertes.

Finalmente las dos colonias, la más al norte con 226 nidos y la más al sur con 143 nidos, han conseguido salir adelante.

En el caso de la colonia de los acantilados de Aguadú, la principal amenaza era la presencia de nidos de gaviota patiamarilla, ya que esta especie compite con la gaviota de pico rojo por el espacio para instalar sus nidos. Al comienzo de la época de cría, en marzo, había de hecho más gaviotas patiamarillas que de pico rojo en Aguadú.

Quizá como efecto de la campaña de control de gaviota patiamarilla en el ámbito urbano de Melilla y por la instalación de dispositivos en las casas para evitar que las gaviotas pongan nidos en los techos y azoteas de las casas se ha observado un ligero incremento de gaviota patiamarilla tanto en Melilla la Vieja como en los acantilados de Aguadú.

Ante el incremento de gaviotas patiamarillas en Aguadú, la picorojo respondió trasladando algunos cientos de metros sus colonias, evitando la competencia.

La otra colonia, en el vertedero de inertes, con menos presión de la gaviota patiamarilla que solo tiene allí algunas decenas de nidos frente a los casi 100 que tiene en Aguadú, también consiguió sacar adelante más de 100 pollos.

Teniendo en cuenta la ubicación de la colonia y los trabajos diarios que se realizan en el vertedero de inertes, las medidas que se adoptaron para evitar molestias en la colonia han funcionado, permitiendo que la colonia salga adelante.