Día del agua

NOTA DE PRENSA: Guelaya hace balance del ciclo del agua en Melilla con ocasión del 22 de marzo Día del Agua

Posted on Actualizado enn

  • La mejor noticia que Guelaya puede dar sobre el agua es sin duda que ha llovido
  • En dos años no se aprecia avance en ninguno de los problemas planteados o se ha escondido la información para que no podamos hacer una valoración
  • Es paradójico y falto de sensibilidad que en el Día del Agua se anuncie una parada total de la desaladora en lugar de anunciar medidas para solucionar los problemas

Los objetivos prioritarios que Guelaya planteó al actual Gobierno de la Ciudad en marzo de 2020 respecto al agua en Melilla ofrecen desgraciadamente pobres o nulos resultados.

1.- Alegamos en contra de los vertidos de salmuera de la planta desaladora. Dos años más tarde la ampliación de la desaladora está retrasada, y las alegaciones fueron rechazadas por lo que no se construirá un emisario de salmuera para alejar el vertido de la costa. Los plazos de la ampliación no se cumplirán y la población seguirá teniendo agua de grifo que no es potable y no se puede beber.

Es paradójico que en el Día del Agua la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir comunique que habrá una parada total de la Planta Desalinizadora de agua durante 24 horas, por lo que el suministro de agua se restringirá entre las 18 horas y las 5 horas de los días 22 y 23 de marzo.

¿Tan mal estamos y quieren preocuparnos señalando la gravedad del problema del abastecimiento de agua potable? O simplemente es falta de tacto.

2.- Disminuir el consumo de agua de 400 litros/hab/día a 250 litros/hab/día (objetivo recogido en el plan hidrológico de la ciudad y aprobado por el consejo del agua de la ciudad de Melilla de la que Guelaya forma parte).

Para evaluar esta cuestión hemos solicitado información sobre el consumo de agua actual a través del portal de transparencia y transcurrido el mes preceptivo. La media española de consumo de agua es inferior a 200 litros y con ello la oferta de agua llega las 24 horas del día a toda la población y en melilla con más del doble de agua que en la península por habitante y día no se garantiza un servicio de calidad todavía después de más de una década de planta desaladora en funcionamiento.

3.- Otra aspiración es reutilizar el mayor porcentaje de agua terciaria posible de los 34.000 metros cúbicos que se distribuyen diariamente y garantizar que la calidad del vertido cumple las normas europeas de depuración. Seguimos con capacidad para utilizar 2000 m³ de agua terciaria exactamente lo mismo que hace 2 años. No se ha producido ningún avance en el aumento de agua terciaria que debería ser al menos de 17.000 m³ para cubrir todas las necesidades de riego de parques y jardines, campo de golf y agua para la cabecera del Río de Oro.

4.- Ante la situación de sequía que venimos padeciendo nos gustaría valorar la lluvia que cae estos días sobre Melilla como la mejor noticia que podemos recoger sobre el agua en nuestra ciudad. Ni siquiera en estos hemos mejorado, dos años después seguimos en situación de sequía, algo que es un fenómeno tradicional en la cuenca mediterránea pero que con el cambio climático se va a hacer más frecuente y más intenso.

5.- Vertido de aguas residuales. El informe nacional de Ecologistas en Acción sobre aguas residuales incluyó a melilla con datos de 2019 que sí se nos ofrecieron en los se puso de manifiesto que la situación de la EDAR de Melilla era de extrema emergencia por la falta generalizada de cumplimiento de parámetros depurados.

Se nos informó que se mejoraría la capacidad de depuración porque estaba planificado obras para ello, pero tras un año solicitando la información de las aguas depuradas de 2020 se nos ha negado desde marzo de 2021 y con respecto a las del año 2021 tampoco se nos ha informado, esta vez incumpliendo los plazos requeridos en el portal de transparencia. Una de dos, o se está negando la información porque dos años después la depuración sigue siendo nula o escasa, o bien se trata sencillamente de la falta de capacidad de la Ciudad para responder al derecho a la información ambiental de todas las personas y entidades interesadas.Queremos entender que el cambio reciente de director general de Recursos hídricos es la causa del retraso en informar, lo que podremos comprobar en las próximas semanas.

Como conclusión, solo podemos afirmar que no se ha producido ningún avance en la gestión del agua en Melilla en aquellos asuntos que Guelaya reivindica, y tampoco en la aspiración de la población en general de que no se produzcan cortes de agua y mejore la calidad del agua de grifo.

Salida de salmuera en Cortados de Aguadú