vertidos de construcción

Denuncia sobre vertidos ilegales en Melilla. Septiembre 2020

Posted on Actualizado enn

Desde que Guelaya denunció la situación caótica de los vertidos ilegales en la periferia de la ciudad y presentó sus propuestas de solución en julio de 2018 han pasado más de dos años, el Gobierno de la ciudad ha cambiado, una pandemia nos obliga a vivir lo que se ha dado en llamar una “nueva realidad” pero la situación de los residuos y vertidos ilegales va cambiando para peor y ampliando sus escenarios y la naturaleza de los residuos que se vierten.

Revisada la periferia de la ciudad por miembros de Guelaya durante la semana del 7 al 13 de septiembre los hechos que se denuncian son los siguientes:

El número de electrodomésticos que aparecen en la pista de carros ha aumentado, en todas sus formas, despieces y carcasas.

Zonas hasta ahora vírgenes de vertidos, como las zonas forestales en la Red Natura 2000 aparecen con vertidos de escombros de cuartos de baño.

Bordes de caminos utilizados para hacer botellón aparecen llenos de basuras varias sin que nadie pase a limpiarlos. La playa de Horcas que sufría en su zona sin servicio público la llegada de basuras marinas ahora se ven ensuciadas por la falta de urbanidad y civismo de los bañistas que esperan que alguien vaya detrás suya quitando las basuras que deja.

Las zonas de la pista de carros que a comienzos de año cuando todavía se pensaba que se organizaría la prueba deportiva “La Africana” eran limpiadas con afán por planes de empleo y similares han vuelto a su “antigua realidad”, en varios tramos, entre la frontera de Benienzar y la carretera del barrio chino, entre la carretera de la Purísima y el campo de golf y en los alrededores del Río de Oro.

El punto negro habitual del CETI ha cambiado de lado en la carretera perimetral. Se ha limpiado el lado de la pista de carros y se mantiene sucio el borde del campo de golf. Estos puntos negros denunciados en el informe de Guelaya de julio de 2018, siguen como estaban, antes y después de la pandemia, antes y después del cambio de Gobierno.

Los cauces de la red hidrográfica de Melilla que la pandemia y la falta de actividad económica cubrió de vegetación y vació de basuras vuelven a lo que parece en Melilla su estado natural, con basuras comerciales, de botellón y chatarra.

Hasta el río de Oro en el puente próximo al instituto Leopoldo Queipo ha sido objeto de un vertido de cemento producido probablemente por el lavado de una cuba en el mismo cauce. ¿Es que pueden circular por nuestro Río los camiones o se puede utilizar el cauce de un rio para verter cemento u hormigón?

El anuncio por parte de la Guardia Civil de la tramitación de decenas de denuncias este año por verter residuos, lamentamos decir que no es suficiente ni mantiene el problema controlado.

Ante estos hechos reiteramos las propuestas que realizamos en julio de 2018 y que transcribimos una vez más. Las medidas preventivas que Guelaya ha reiterado a la Consejería son las siguientes:

  • Instalación de cámaras: Para captar las matrículas de los vehículos desde donde se arrojan los vertidos, sobre todo de escombros y sancionar a los propietarios de los vehículos tanto si son coches españoles como si son de otro país, ya que se pueden controlar en frontera si se conoce la matrícula.
  • Cortar el paso a vehículos de motor por la pista de carros: El paso de vehículos particulares ya está prohibido por ser la pista de carros de uso militar. El “sendero gris” permite transitar a peatones y bicicletas por el margen de la pista, pero se pueden instalar pivotes o cadenas con candados que permitan a los cuerpos de seguridad y particualres que tienen propiedades en los márgenes de la pista pasar cuando lo necesiten.
  • Cobrar tasas de recogida de residuos como depósitos: Deberían cobrarse tasas para recogida de residuos al solicitar las licencias de obras, que se devolverían cuando se justifique que los escombros se han llevado a un vertedero de inertes autorizado (en Melilla hay dos) ampliando el horario de los vertederos al que habitualmente se utiliza en las pequeñas obras, al atardecer, que es cuando se cargan las furgonetas que se llevan los escombros de las casas.

Y por todo ello

DENUNCIAMOS los vertidos de residuos en todos los escenarios mencionados.

SOLICITAMOS

1.- Que se persigan y sancionen los hechos denunciados.
2.- Que se adopten medidas para prevenir el vertido de los residuos
3.- Que se amplíen los servicios de limpieza en todos los escenarios con limpiezas extraordinarias donde actualmente no hay servicio regular.

Informe sobre vertidos ilegales de escombros en Melilla. La periferia sigue sin control.

Posted on Actualizado enn

  • Aumentan los vertidos en la pista de carros y se cierra al tráfico el punto negro de vertidos de Tiro Nacional.

 

  • Se consigue controlar algunos puntos negros donde se vertía en 2018 pero se mantienen otros.

 

  • La prohibición de paso a vehículos en los tramos de la pista de carros no ha resultado eficaz tras más de tres meses de vigencia.

 

Desde el año 2018 Guelaya viene realizando con carácter trimestral el seguimiento de los vertidos de escombros en algunos lugares de la ciudad, como la pista de carros, aunque debido a las distintas medidas que se han ido adoptando por parte de la Ciudad los lugares de vertido se han ido diversificando y afectando no solo a la pista de carros.

 

Se comparan a continuación los datos recogidos en la semana del 7 de octubre de 2019 con el informe de julio de 2018, hace más de un año, en donde se cuantificaron uno a uno los puntos de vertidos en la pista de carros (hasta la cuesta de la peseta) y se ha vuelto a revisar igualmente los nuevos puntos negros que hemos ido encontrando a lo largo del año 2019.

 

Las conclusiones que se deducen de los datos y las posibles explicaciones o hipótesis  son estas:

 

Pista de carros

Globalmente, el número de vertidos en la pista de carros ha aumentado (de 31 a 88). Este aumento puede ser debido a que el macrovertedero de Tiro Nacional ha sido cerrado al acceso en coche por grandes piedras, por lo que no se está vertiendo en estos momentos más que en su periferia. Los vertidos que antes se tiraban allí posiblemente acaben ahora en la pista de carros o en el barranco de Cabrerizas.

 

En lo positivo, de los tres puntos negros señalados en julio de 2018 en la pista de carros, solo se mantiene  uno, pues se ha controlado la explanada de Beni Enzar (que sigue teniendo escombros pero mucho menos embalaje que en 2018) y el CETI, que probablemente ha sido limpiado recientemente debido a denuncias públicas.

 

En lo negativo, han aumentado los vertidos en el tramo de la pista de carros que va desde Beni Enzar a la carretera del Barrio Chino de 6 a 41. Existe un nuevo punto negro junto a la ciudad del fútbol tras retirar  los contenedores que había en ese lugar.

 

El tramo de la pista de carros que cruza el río de Oro ha pasado de 11 vertidos en 2018 a 22 en octubre de 2019. Hay que pensar que la prohibición de paso a vehículos no autorizados no ha resultado eficaz. Los vertidos se concentran entre la carretera de Farhana al mismo lecho del río de Oro, a pesar de que se han limpiado las cañas próximas al río.

 

Cauces

Con respecto a los cauces, el arroyo Mezquita está igual de mal que siempre, aunque se ha producido una limpieza reciente tras denuncia pública. Se ha retirado a los “sin techo” que vivían en el borde del arroyo Mezquita pero se han desplazado solo 100 metros a las huertas próximas, donde ha empezado a aparecer vertidos que antes no había.

 

Sigue viviendo gente en los cauces buscando techo.

 

Los puntos negros de vertido del río de Oro se mantienen igual que siempre.

 

Puntos negros fuera de la pista de carros

Explanada de Rostrogordo.

Se están volviendo a realizar vertidos de escombros después de un tiempo en que cesaron tras una limpieza de choque.

 

Barranco de Cabrerizas

Se sigue vertiendo en diversos puntos.

 

Tiro Nacional

Se ha cortado el acceso y se vierte solo en la periferia del mismo

 

Recomendaciones

Se debe mantener la vigilancia y adoptar medidas preventivas, como cortar la pista de carros mediante barreras en aquellos tramos donde hay pocas propiedades privadas, e instalar cámaras para grabar las matrículas de los coches que vierten escombros.

 

Deben facilitarse los horarios para que las pequeñas obras puedan llevar al vertedero los residuos de construcción por la tarde, incluyendo escayolas.

 

Deben imponerse fianzas para garantizar que los escombros se llevan a lugares de vertido autorizado.

 

Debe mantenerse la gratuidad de pequeñas cantidades de escombros fruto de obras menores.

 

Deben realizarse limpiezas de choque trimestrales si se quiere mantener la periferia para que tenga un uso social distinto al de vertedero.

 

Y tras dar facilidades al sector de la construcción, hay que multar cuantas veces sean necesarias.