barranco de Cabrerizas

Una representación ciudadana de Rebelión por el Clima presentó sus reivindicaciones sobre arbolado urbano y podas ante el consejero de medio ambiente

Posted on Actualizado enn

Guelaya, que asistió a la reunión como miembro de Rebelión y expuso sus reivindaciones, sacó las siguientes conclusiones:

 

  • Valoramos positivamente la reunión por constituir avances en cuanto al respeto y conservación del arbolado urbano en un ambiente de colaboración.

 

  • Mantendremos una actitud crítica sobre las cuestiones que no se han podido consensuar

 

  • Realizaremos igualmente un seguimiento sobre la materialización de los compromisos adquiridos en la mencionada reunión por considerar que suponen pasos adelante en la buena dirección de conservación del arbolado urbano y de mitigación de la crisis climática.

 

 

Las cuestiones que se pusieron encima de la mesa fueron las siguientes:

 

1.- Sobre cuándo se hacen las podas:

Solicitamos que las podas se limiten a otoño e invierno y no se hagan en primavera y verano. 6 meses sin poda. Actualmente eran 3 meses sin poda y la consejería va a parar las podas 5 meses.

Valoramos que lo conseguido, 5 meses de parón de podas, está más cerca de los 6 meses que pedimos que de los 3 meses que había y por tanto es un avance en el respeto de la época de reproducción de aves y de la sombra en verano, pero insistiremos en la necesidad de respetar también el mes de septiembre, aunque sea como mínimo en las podas de los alineamientos de ficus.

 

2.- Cómo se hacen las podas.

Se mantienen las discrepancias técnicas sobre las podas en marquesinas si bien entendemos que en los alineamientos de ficus que están a escasos metros de las casas hay que atender las demandas de los vecinos para que las ramas no lleguen a las casas.

Se valora la idea de recuperar las bóvedas naturales de sombra en bulevares donde los árboles no están cerca de las casas.

Se valora especialmente el compromiso con evitar podas extremas respetando lo verde y recortando menos del 25% de la copa.

 

3.- Árboles singulares

La consejería justificó su retraso en la declaración de árboles singulares en la ciudad de Melilla por la envergadura del trabajo que están realizando. Se nos anunció un proyecto consistente en un catálogo completo de árboles singulares y cada árbol catalogado recibirá una atención específica. También habrá información detallada al pie de cada ejemplar seleccionado, permitiendo ampliar esa información de forma digital a través de un código QR. Nos han confirmado que tendrá participación pública como queríamos.

 

4.- Petición sobre un reglamento de podas para Melilla

Nos han contestado que no es una prioridad para la Consejería.

Guelaya solicitó en reuniones anteriores la urgencia de dotar a la Ciudad de una normativa de ruidos y un reglamento sobre áreas verdes, tanto de la Red Natura 2000 como de zonas verdes urbanas. La normativa de ruido se está actualizando ya y la de áreas verdes nos han prometido que saldrá en el primer semestre de 2020.

En el momento que salgan estas normativas que Guelaya viene solicitando desde hace años volveremos a recordar la necesidad de una normativa de podas.

 

5.- Solicitamos que Melilla se sume a las ciudades del #TreesInCitiesChallenge.

La consejería aprovechó esta iniciativa para presentar los proyectos que piensan desarrollar en el año 2020, con un tratamiento integral del arbolado urbano incluyendo el tratamiento de los alcorques, plantación de ejemplares nuevos  y mejora de las condiciones de jardines y árboles en general. También se habló de encarecer los daños que se hacen a los árboles por las obras, y de sendos proyectos de mejora ambiental para dos áreas verdes, los pinos de Rostrogordo y el barranco de Cabrerizas.

Guelaya se comprometió a enviar información sobre la red #TreesInCitiesChallenge para incorporar a la ciudad de Melilla y hacer seguimiento de todas las propuestas que se anunciaron para el futuro.

 

árboles podados sin edificios próximos
Árboles podados en ausencia de edificios

Informe sobre vertidos ilegales de escombros en Melilla. La periferia sigue sin control.

Posted on Actualizado enn

  • Aumentan los vertidos en la pista de carros y se cierra al tráfico el punto negro de vertidos de Tiro Nacional.

 

  • Se consigue controlar algunos puntos negros donde se vertía en 2018 pero se mantienen otros.

 

  • La prohibición de paso a vehículos en los tramos de la pista de carros no ha resultado eficaz tras más de tres meses de vigencia.

 

Desde el año 2018 Guelaya viene realizando con carácter trimestral el seguimiento de los vertidos de escombros en algunos lugares de la ciudad, como la pista de carros, aunque debido a las distintas medidas que se han ido adoptando por parte de la Ciudad los lugares de vertido se han ido diversificando y afectando no solo a la pista de carros.

 

Se comparan a continuación los datos recogidos en la semana del 7 de octubre de 2019 con el informe de julio de 2018, hace más de un año, en donde se cuantificaron uno a uno los puntos de vertidos en la pista de carros (hasta la cuesta de la peseta) y se ha vuelto a revisar igualmente los nuevos puntos negros que hemos ido encontrando a lo largo del año 2019.

 

Las conclusiones que se deducen de los datos y las posibles explicaciones o hipótesis  son estas:

 

Pista de carros

Globalmente, el número de vertidos en la pista de carros ha aumentado (de 31 a 88). Este aumento puede ser debido a que el macrovertedero de Tiro Nacional ha sido cerrado al acceso en coche por grandes piedras, por lo que no se está vertiendo en estos momentos más que en su periferia. Los vertidos que antes se tiraban allí posiblemente acaben ahora en la pista de carros o en el barranco de Cabrerizas.

 

En lo positivo, de los tres puntos negros señalados en julio de 2018 en la pista de carros, solo se mantiene  uno, pues se ha controlado la explanada de Beni Enzar (que sigue teniendo escombros pero mucho menos embalaje que en 2018) y el CETI, que probablemente ha sido limpiado recientemente debido a denuncias públicas.

 

En lo negativo, han aumentado los vertidos en el tramo de la pista de carros que va desde Beni Enzar a la carretera del Barrio Chino de 6 a 41. Existe un nuevo punto negro junto a la ciudad del fútbol tras retirar  los contenedores que había en ese lugar.

 

El tramo de la pista de carros que cruza el río de Oro ha pasado de 11 vertidos en 2018 a 22 en octubre de 2019. Hay que pensar que la prohibición de paso a vehículos no autorizados no ha resultado eficaz. Los vertidos se concentran entre la carretera de Farhana al mismo lecho del río de Oro, a pesar de que se han limpiado las cañas próximas al río.

 

Cauces

Con respecto a los cauces, el arroyo Mezquita está igual de mal que siempre, aunque se ha producido una limpieza reciente tras denuncia pública. Se ha retirado a los “sin techo” que vivían en el borde del arroyo Mezquita pero se han desplazado solo 100 metros a las huertas próximas, donde ha empezado a aparecer vertidos que antes no había.

 

Sigue viviendo gente en los cauces buscando techo.

 

Los puntos negros de vertido del río de Oro se mantienen igual que siempre.

 

Puntos negros fuera de la pista de carros

Explanada de Rostrogordo.

Se están volviendo a realizar vertidos de escombros después de un tiempo en que cesaron tras una limpieza de choque.

 

Barranco de Cabrerizas

Se sigue vertiendo en diversos puntos.

 

Tiro Nacional

Se ha cortado el acceso y se vierte solo en la periferia del mismo

 

Recomendaciones

Se debe mantener la vigilancia y adoptar medidas preventivas, como cortar la pista de carros mediante barreras en aquellos tramos donde hay pocas propiedades privadas, e instalar cámaras para grabar las matrículas de los coches que vierten escombros.

 

Deben facilitarse los horarios para que las pequeñas obras puedan llevar al vertedero los residuos de construcción por la tarde, incluyendo escayolas.

 

Deben imponerse fianzas para garantizar que los escombros se llevan a lugares de vertido autorizado.

 

Debe mantenerse la gratuidad de pequeñas cantidades de escombros fruto de obras menores.

 

Deben realizarse limpiezas de choque trimestrales si se quiere mantener la periferia para que tenga un uso social distinto al de vertedero.

 

Y tras dar facilidades al sector de la construcción, hay que multar cuantas veces sean necesarias.

 

 

 

 

La falta de control del territorio será el principal problema que tendrá que solucionar el nuevo gobierno en materia de vertidos ilegales de escombros y basuras

Posted on

  •  El barranco de M.ª Cristina se convierte en un macrovertedero ilegal.

 

  • Guelaya Ecologistas en Acción ofrece su colaboración y sus propuestas a la persona que tenga que resolver este problema, sea quien sea, y del partido político que sea.

 

La falta de control del territorio es la conclusión a la que llega Guelaya Ecologistas en Acción en su informe trimestral sobre vertidos ilegales en Melilla, referido a los vertidos en la pista de carros (Sendero verde) y a la aparición de nuevos macrovertederos ilegales.

Sin duda, esta será uno de los asuntos que la persona que sea nombrada responsable de medio ambiente o que tenga en su consejeria las competencias de residuos tendrá que resolver, tras cuatro años en los que no ha sido posible el control de los vertidos, a pesar de los enormes esfuerzos desplegados.

La limpieza realizada en marzo para la carrera “La Africana” se mantiene razonablemente entre Beni Enzar y el CETI, salvo en caminos y carreteras laterales en donde sí aparecen puntos de vertidos aislados. La explanada de Rostrogordo solo mantiene los escombros viejos que ya estaba en el mes de marzo pero se conserva limpia de los más recientes recogidos en bolsas.

En el sector entre la carretera del Centro de Menores y el campo de golf se ha formado un gran punto negro alrededor de un contenedor de basuras que hace años que no se recoge.

Sin embargo, en el sector que va entre la carretera de Palma Santa y la carretera a la frontera de Mariguari hemos encontrado 35 vertidos en los 600 metros de pista. Este sector ha aparecido recientemente cerrado a la circulación por un placa colocada por Seguridad Ciudadana, salvo para vehículos autorizados. La prohibición no ha tenido la consecuencia deseada de evitar los vertidos en la zona.

La solución que Guelaya propuso ya en su día es que se instalen cámaras de vigilancia para conocer las matrículas de los coches que realizan los vertidos.

Ante la ausencia de vertidos en la pista de carros y explanada de Rostrogordo con respecto a marzo Guelaya se planteó varias hipótesis:

La primera es que no se producen los vertidos porque debido al aumento de vigilancia se llevan al vertedero de inertes. Hemos preguntado allí y en los últimos meses no se ha notado un aumento significativo de la entrada de vertidos sino más bien lo contrario. “La cosa está floja” reconocen, aunque sí admiten que el servicio de limpieza encuentra en las calles escombros abandonados fruto de numerosas conductas incívicas.

Ante esto Guelaya barajó otras explicaciones y en concreto que se estén vertiendo los escombros en otros lugares y la búsqueda se concretó en el barranco de M.ª Cristina (que va desde el polvorín al Rastro) mas un punto negro en el barranco de Cabrerizas que no parece que sea reciente.

El barranco de M.ª Cristina que también estaba afectado por vertidos se ha convertido en un macrovertedero donde se han podido fotografiar aproximadamente 187 vertidos en 750 metros lineales de carretera o camino de tierra, 1 vertido cada 4 metros lineales, aunque es difícil de precisar porque se realizan unos sobre otros, por lo que deben ser más. Sin duda se trata del mayor vertedero ilegal de Melilla con muchas toneladas de escombros.

Guelaya ya ha procedido a denunciar la existencia de estos vertidos ilegales para que se proceda a la vigilancia de la zona.

DSCN3195