varamiento

Nuevo varamiento de un delfín en la costa de Melilla

Posted on Actualizado enn

Ayer de madrugada apareció varado el cadáver de una cría de delfín común en la orilla de la playa, muy cerca de la desembocadura del río Oro. Es el segundo varamiento en pocos días, pues hace tres días apareció otro delfín muerto en la playa de Horcas Coloradas, en la costa norte de Melilla.

En las fotografías del varamiento de ayer podemos apreciar las marcas que le ha dejado un tiburón, probablemente un marrajo; es habitual que tiburones y otros depredadores marinos se alimenten de los cadáveres de cetáceos y reptiles marinos que flotan a la deriva.

En cuanto a la causa de la muerte, no se aprecian mutilaciones como en otras ocasiones, pero muchos de estos varamientos suelen coincidir con los temporales en el mar, como el que nos ha sacudido estos días; en muchas ocasiones, por desgracia, la causa es que los delfines se enredan en los trasmallos que se instalan cerca de la costa.

El mar de Alborán tiene el privilegio de albergar en sus aguas una de las mayores poblaciones de cetáceos y tortugas de todo el Mediterráneo, pero las amenazas sobre estos animales también son muy grandes y van en aumento, como los trasmallos, los palangres o la contaminación por plásticos.

Marsopas, delfines comunes y listados, calderones grises y comunes, orcas, zifios de Cuvier, rorcuales, tortugas bobas…la gran biodiversidad y cantidad de cetáceos y tortugas marinas que alberga el mar que baña Melilla es una promesa de futuro para la ciudad (el turismo de observación de cetáceos es un recurso que está generando riqueza y empleo en otras ciudades próximas) y un indicativo de calidad ambiental, pero se trata de especies vulnerables, y tenemos el deber de poner coto a las amenazas que se ciernen sobre ellas.

 

 

Tortuga laúd varada en Melilla en la playa de la Hípica el 05/05/2016

Posted on Actualizado enn

Parece que la tortuga marina muerta que pudieron ver varios melillenses flotando cerca de los acantilados de Horcas ha llegado finalmente a costa. Esta mañana de jueves 5 de mayo de 2016 ha aparecido una gran tortuga laúd (Dermochelys coriacea) varada en la playa de la Hípica, con un tamaño aproximado de 2,5 metros y muy deteriorada. Hemos recibido el aviso de varias personas que paseaban por la orilla y hemos ido hacia allí para tomar datos del animal. Hemos avisado también al Seprona, que se ha personado en el lugar. El avanzado estado de descomposición ha eliminado cualquier pista sobre la razón de su muerte, pero sobre estos animales pesan múltiples amenazas en la actualidad, como la ingestión de los abundantes plásticos que flotan en nuestros mares por confundirlos con medusas, sus presas habituales, o la caída accidental en redes de pesca.