FAMPA

Guelaya EA y la Federación de AMPA de Melilla se unen para mejorar la biodiversidad en los centros educativos

Posted on Actualizado enn

Durante los próximos meses se realizarán ponencias y talleres sobre aves y construcción de cajas – nido para pájaros en las áreas verdes educativas

Hace ya bastante tiempo que Guelaya – Ecologistas en Acción viene realizando labores en pro de la naturaleza melillense, y no son pocas las veces que para ello se ha servido de nuestra mejor inversión social: la infancia. En esta ocasión, se está impulsado el presente proyecto con la FAMPA de Melilla, que impulsa económicamente el proyecto.

El coordinador de la actividad, es Francisco J. Pérez Ruiz “Fran”, maestro, ornitólogo y “padre” de esta idea tan pertinente en nuestra ciudad, para abordar varios temas como son la vinculación de los infantes con el medio ambiente a través de las aves, posiblemente el animal más común en la vida de estos. Instrumentalmente se pretenden construir cajas-nido que se instalarán en los propios centros y en zonas naturales de la periferia, consiguiendo así otro hito que es ayudar a estos animales alados a encontrar una posible casa donde criar, algo nada fácil en nuestra ciudad debido al deterioro de las zonas verdes, rurales y el pinar.

Con respecto a esto último, además de dificultar el anidamiento de los pájaros, este tipo de árboles alberga una peligrosa plaga: la oruga procesionaria del pino, cuya picadura puede ser bastante molesta e incluso mortal, y es aquí una vez más donde las aves no son de gran ayuda, pues las cajas a construir han sido diseñadas para albergar dos especies concretas. Los herrerillos y los carboneros, predadores incansables de la susodicha oruga, son los mejores aliados para el control de forma natural y ecológica.


El proyecto contará con tres fases diferenciadas. La primera de ellas pretende reconocer el terreno donde se instalarán dichas cajas en los centros participantes. La segunda parte constará de las ponencias y talleres, a realizar por las tardes, y donde tras una introducción inicial sobre la importancia de lo que se va a realizar, se procederá a construir diferentes cajas con las pautas marcadas por el Coordinador, la colaboración de FAMPA y de las distintas AMPA y el trabajo directo del alumnado, pretendiendo así vincularlos de forma más efectiva con la finalidad del proyecto.

La iniciativa quiere ser sostenible y sostenida en el tiempo con el cuidado y mantenimiento de las cajas instaladas, que serán reparadas y limpiadas de forma anual, cumpliendo así con un ciclo que permita participar en el mismo a los futuros educandos de estos centros educativos y sus familias, dándole así una durabilidad y proyección en el tiempo más extensa.


Es importante entender que el éxito de que los nidales sean ocupados por aves no está asegurado, pues estudios recientes consideran una buena noticia el hecho de que tras un año el 33% de los mismos haya sido ocupado. Aún así con el simple hecho de la asistencia a los talleres y la construcción de estos se aborda el principal objetivo de vincular a la infancia y juventud con el cuidado y respeto del medio ambiente, como parte activa del mismo, dando a sus acciones un valor real y una finalidad que puedan ver. La impronta que puede quedar si por ejemplo una sola caja fuera ocupada por centro, es más efectiva que todas las charlas que se puedan dar sobre ecologismo, y por eso el éxito de este proyecto está asegurado.


En las próximas semanas iniciarán de forma sucesiva las AMPA de los centros León Solá, Juan Caro Romero, Reina Sofía y Reyes Católicos, aunque se espera que durante toda la primavera se vayan sumando el resto de asociaciones de madres y padres. Se está intentando asegurar la gratuidad de las actividades para las asociaciones participantes desde la Federación de AMPA de Melilla y las respectivas Juntas Directivas, y solo existe la salvedad de que menores de 3º de Primaria que vayan a participar, habrán de asistir con compañía de algún progenitor.