Mes: abril 2015

La suciedad en Melilla alcanza niveles intolerables

Posted on Actualizado enn

Son incontables las veces que Guelaya ha denunciado los vertidos de escombros y basura que se acumulan en la periferia de la ciudad, y nuestra frustración no puede ser mayor: desde la primera vez que denunciamos esta situación, los vertidos se han multiplicado por tres, y no hemos conseguido más que vagas promesas de las autoridades competentes de que en un futuro se tomarán medidas al respecto.

basura

Especialmente grave es lo que está ocurriendo en el Camino de Carros, una pista que está llamada  a ser el famoso Sendero Verde, uno de tantos proyectos de la consejería de medio ambiente de los que no hemos vuelto a tener noticias desde hace muchos meses. Los vertidos de escombros y todo tipo de desperdicios se suceden DIARIAMENTE, a plena luz del día en muchos casos, y con total impunidad siempre. Muchos de estos vertidos se producen en el tramo que cruza por el espacio natural del barranco del Nano, que pertenece a la Red Natura 2000 de espacios naturales europeos; increíble. Otro punto vergonzante es el tramo de la pista que cruza el río de Oro, a escasos metros de la carretera de Farkhana, o el que discurre en paralelo al arroyo Alfonso XIII, cerca del jardín Valenciano.

escombros 3escombros 2

A pesar de las numerosas denuncias públicas de nuestra asociación, ninguna de las instituciones que en teoría tiene jurisdicción sobre esta zona muestra el mínimo interés por remediar la situación. El hecho de que no se sepa muy bien si lo que ocurre en esta pista es competencia de la ciudad autónoma, del ejército o de la delegación del gobierno no debería servir de excusa para que este lugar presente tal estado de abandono y desidia, pero es así, y estamos hartos de oír cómo extraoficialmente estas instituciones se culpan unas a otras de la situación, y se pasan la bola de la responsabilidad de solucionarla.

Los melillenses no somos inocentes en este asunto; empezando por los que realizan estos vertidos con una falta absoluta de civismo y de ética, y pasando por los que piensan que tal acumulación de basura en nuestros espacios naturales no les afecta en nada, o por los que realizan una obra en casa y se desentienden del destino de los escombros resultantes de esa obra, los ciudadanos de Melilla somos responsables en un porcentaje muy alto de la actual situación. De hecho, cuando se le pregunta a un melillense sobre quién cree que son los que realizan estos vertidos, es muy habitual que culpe a un colectivo o a otro del desaguisado, tal como hacen nuestras autoridades. Por desgracia, esto no es así; en Melilla hace tiempo que el civismo brilla por su ausencia, y aquí no hay ricos ni pobres, todos ensuciamos. Quizás nos esté calando la desidia con la que la administración trata este tema, pero no hay institución ni colectivo que esté en posición de dar ejemplo en estos momentos. Sabemos de lo que hablamos, pues visitamos asiduamente los espacios naturales de Melilla, y somos testigos de actitudes nada cívicas de ciudadanos pertenecientes a colectivos como el ejército o el mundillo del deporte, colectivos que en cualquier lugar de la península gozan de merecida fama de civismo y ciudadanía.

¿Qué falla en Melilla? Es difícil hacer un diagnóstico definitivo, pero la situación ya hace tiempo que es intolerable. Para saber el efecto que esta suciedad produce en la gente que visita la ciudad, no hay más que preguntar a los que por motivos laborales pasan algún tiempo en Melilla: son muchos los que opinan que en estos momentos no es un lugar muy apropiado para vivir, y señalan la falta de limpieza como el principal motivo.

escombros 5

escombrosDSCN7751escombros 4

La acumulación de residuos en la periferia de la ciudad es, pues, sólo un síntoma de un problema mucho mayor, que es la falta de civismo de buena parte de los melillenses y la desidia de nuestras autoridades. El hecho de que algunas zonas de la ciudad aparenten estar medianamente limpias es porque a esas zonas se destinan más muchos más medios para limpiarla que al resto de la ciudad.

Propuestas de Guelaya

Hemos propuesto ya en otras ocasiones que las actitudes incívicas relacionadas con los residuos sean sancionadas económicamente, como ya se hace en el resto de las ciudades del Estado, pero nuestra reclamación siempre cae en saco roto. Las sanciones económicas han supuesto un antes y un después para otras actitudes incívicas que se creían insalvables, tales como fumar dentro de los locales o no ponerse el cinturón de seguridad.

Asímismo hemos tenido que recordar ya varias veces a la consejería de medio ambiente que está obligada por la directiva europea de residuos a instalar los contenedores amarillos para envases, así como puntos limpios para depositar los electrodomésticos y el material electrónico de desecho. Las respuestas siempre han sido vagas y esquivas.

Desde Guelaya avisamos también que los vertidos de escombros en la ciudad aumentaron de forma exponencial a partir de la entrada en funcionamiento de la planta de afinos. Este aumento de los vertidos está directamente relacionado con unos horarios de recepción de los escombros que no tienen en cuenta las horas a las que los pequeños contratistas pueden ir a tirarlos, y está relacionado también con el excesivo precio que se cobra por cada tonelada de escombros. Desde la consejería se nos aseguró en varias ocasiones que para evitar esto la planta de recepción de escombros tenía ordenado cobrar sólo a partir de la primera tonelada, pero esto nunca se ha cumplido; hemos tenido ocasión de comprobarlo.

Tenemos el convencimiento de que la aplicación de tales propuestas revertiría la situación en gran medida, pero ante el estado de paralización de la consejería de medio ambiente no albergamos ninguna esperanza de que se tomen medidas en la actual administración; habrá que esperar a la que salga de las elecciones de mayo para recordar esta cuestión a los nuevos responsables de la ciudad.

Mientras, la suciedad se acumula en los espacios verdes de Melilla, y empieza a adueñarse del resto de la ciudad.

IMG-20150321-WA0004

Botánicos de las universidades de Valencia y Cagliari visitan Melilla para conocer el trabajo de Guelaya con el Helianthemum caput-felis

Minientrada Posted on Actualizado enn

Los botánicos Jaime Güemes, de la universidad de Valencia, y Gianluigi Bacchetta, de la universidad de Cagliari (Cerdeña), estuvieron de visita en Melilla para conocer de primera mano el trabajo que Guelaya-Ecologistas en Acción está realizando con la jarilla cabeza de gato (Helianthemum caput-felis).

Güemes

El doctor Güemes se puso en contacto con Guelaya para explicarnos que había tenido conocimiento de las experiencias que estábamos realizando con el Helianthemum caput-felis, tales como la reproducción en nuestro vivero forestal, las plantaciones populares en la LIC del Nano y los esfuerzos para dar a conocer esta planta en peligro de extinción a los melillenses a través de artículos divulgativos, charlas en colegios e institutos, etc.

Jaime Güemes es doctor en ciencias biológicas, profesor titulado en la universidad de Valencia y conservador del Jardín Botánico de dicha universidad. Su trayectoria como científico experto en botánica y sus múltiples colaboraciones en publicaciones científicas han sido reconocidas por universidades de todo el mundo. En estos últimos años está realizando un estudio exhaustivo de las distintas poblaciones de caput-felis distribuidas por el Mediterráneo. En dicho estudio colabora con el doctor Gianluigi Bacchetta, profesor de botánica aplicada en la universidad de Cagliari, en Cerdeña, y cuyos conocimientos de la flora circunmediterránea han sido también reconocidos internacionalmente.

Una vez establecido el contacto, nos explicaron que su investigación sobre el Helianthemum caput-felis los había llevado a países de todo el arco mediterráneo, como Argelia, Tunicia , Libia o Grecia, y que sin embargo no habían visitado aún las poblaciones de esta planta en Melilla y sus alrededores. Además de conocer de cerca las experiencias que llevamos a cabo en la ciudad relacionadas con el Helianthemum, nos expresaron su deseo de conocer de cerca las poblaciones naturales de esta planta en las LIC del Nano y el Quemadero, así como las sitas en la península de Tres Forcas y en Ras Quebdana (Cabo de Agua y Ciento un Barrancos). Hemos hecho de guías en su trabajo de toma de datos de dichas poblaciones, que se ha realizado en el transcurso de tres días intensos tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. La experiencia ha resultado muy enriquecedora para todos los que hemos participado en ella, y ha surgido un compromiso de colaboración futura que esperamos que pronto empiece a dar sus frutos.

Helianthemum

 

Guelaya solicita la inclusión en los programas electorales de los partidos políticos de estos: “Cinco consejos para reducir la exposición a los contaminantes hormonales”

Posted on

  En comedores escolares y de hospitales, en los parques municipales y en la limpieza de espacios públicos, la reducción de contaminantes hormonales está también en manos de Ayuntamientos y Comunidades Autónomas. De cara a las elecciones locales y autonómicas de mayo, cerca de una veintena de organizaciones, entre las que se encuentra Ecologistas en Acción, han elaborado un catálogo de cinco medidas para limitar la exposición a estas sustancias relacionadas con el incremento de enfermedades graves.

hormonales

Los contaminantes hormonales se encuentran en plaguicidas, plásticos, cosméticos, productos de higiene y otros artículos de uso cotidiano. Se caracterizan por alterar el funcionamiento normal de nuestro sistema hormonal, encargado, entre otras muchas funciones, de regular el desarrollo. Por ello es de especial relevancia reducir la exposición de mujeres embarazadas, niños y adolescentes a estas sustancias, por ser los sectores de población más vulnerables.

La exposición de la población a contaminantes hormonales presentes en el ambiente está relacionada con el incremento de importantes daños a la salud y enfermedades, incluyendo problemas de salud reproductiva (ej., infertilidad, malformaciones congénitas), tumores y otras enfermedades en órganos hormono-dependientes (mama, próstata, testículo, tiroides), enfermedades metabólicas (diabetes, obesidad), enfermedades inmunológicas y alteraciones en el desarrollo del sistema neurológico, entre otras, según advierte un estudio reciente de la Organización Mundial para la Salud.

Tanto los ayuntamientos como las comunidades autónomas pueden y deben implantar medidas para reducir la exposición de la población a estos contaminantes. Cinco medidas sencillas, de bajo coste, pero de gran repercusión en la salud, deberían ser implementadas por gobiernos municipales y autonómicos con la participación de organizaciones sociales:

  1. Promover el uso de productos limpios a través de contratas y compras públicas

Las Administraciones públicas españolas gastaron en obras, bienes y servicios 165 mil millones de euros en 2011, siendo, con diferencia, el principal agente del mercado. La limitación de la presencia de contaminantes hormonales y otras sustancias preocupantes en las contratas y compras públicas, no solo reducirá la exposición de los trabajadores y usuarios de centros públicos, incluyendo centros escolares y sanitarios, además impulsará la presencia de productos más seguros en el mercado, y apoyará así a las empresas que se han comprometido ofreciendo productos más limpios y seguros.

  1. Fomentar el consumo de alimentos con baja presencia de contaminantes en guarderías, comedores escolares y centros hospitalarios

La alimentación es una de las principales vías de exposición a sustancias tóxicas. Una dieta variada, que persiga reducir el consumo de pescados y carnes grasas; favorecer alimentos orgánicos; evitar envases plásticos; y calentar y cocinar alimentos en envases y utensilios de vidrio o metal reduce la exposición a contaminantes hormonales. Las Administraciones municipales y autonómicas pueden implantar estas medidas directamente en todos los comedores escolares y de centros sanitarios bajo su responsabilidad y fomentar la aplicación de estas medidas en centros privados.

  1. Evitar el uso de plaguicidas en espacios públicos

La fumigación de parques y jardines, el uso de herbicidas en espacios públicos, la fumigación de centros escolares, centros sanitarios y otros espacios públicos cerrados exponen, innecesariamente, a la población a contaminantes hormonales. Existen numerosos métodos de lucha contra plagas y de control de malas hierbas que no utilizan sustancias químicas tóxicas. La implantación de estas medidas además favorecerá su uso también en espacios privados.

  1. Informar y formar a sanitarios, educadores y periodistas

Los profesionales en contacto con familias, jóvenes, niños y adolescentes, como son los médicos de familia, pediatras, matronas y enfermeras, deben estar adecuadamente informados de los riesgos para la salud de la exposición a contaminantes hormonales y estar capacitados para ofrecer recomendaciones para reducir la exposición a sustancias tóxicas, al igual que hacen ya en otros países europeos. También los periodistas y comunicadores deben estar informados y formados para poder ofrecer una información veraz y contrastada a la población.

  1. Reducir el uso del automóvil en desplazamientos cortos

Un 80% de la población española respira aire contaminado. Los desplazamientos en automóvil en nuestras ciudades son la primera causa de esta contaminación. Tanto los humos diésel, como otros contaminantes presentes en las emisiones de los coches, tienen capacidad de alterar el sistema hormonal. La información a la población sobre los efectos de la contaminación sobre la salud, las principales fuentes de contaminación del aire y medidas para reducirla, junto con el apoyo a la movilidad sostenible reducirán de forma ostensible este problema.

Firmado:

  • Amigos de la Tierra
  • ADAEC (Asociación De Afectadas de Endometriosis)
  • ADESPA (Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Aragón)
  • AFIGRANCA (Asociación de Fibromialgia de Gran Canaria)
  • Asociación de Estudios Geobiológicos (GEA)
  • Asociación Española de Educación Ambiental
  • Asociación Vida Sana
  • CAPS (Centro de Análisis y Programas Sanitarios)
  • CCOO (Comisiones Obreras)
  • CECU (Confederación de Consumidores y Usuarios)
  • Colectivo otra Biología
  • Ecohabitar
  • Ecologistas en Acción
  • FENAER (Federación Nacional de Asociaciones de Enfermedades Respiratorias)
  • Fodesam (Fondo para la Defensa de la Salud Ambiental)
  • Fundación Alborada
  • Fundación Vivo Sano
  • UGT (Unión General de Trabajadores)

Guelaya denuncia irregularidades en la gestión de los fondos FEDER destinados a medio ambiente

Posted on

Promesa está promoviendo nuevos proyectos de negocio con dinero destinado al medio ambiente de los fondos europeos.

mirador 09 (3)

Hace ya semanas que Promesa anunció  que pondría “en la calle”, según lo publicado en medios locales, más de un millón de euros procedentes de los Fondos FEDER, para el apoyo a empresas melillenses, ya que disponía de una prórroga de dos años para gastar el dinero  europeo que tendría que haber gastado en el periodo 2007-2013. Actualmente está tramitándose la evaluación ambiental de los Fondos FEDER del periodo 2014-2020.

El anuncio de Promesa se confirmó el pasado jueves 9 de abril, con el proyecto MelillaBrooster, la primera aceleradora de empresas de Melilla, que según los medios de Melilla contaría con un 75% de financiación europea. El objetivo, en sí mismo, es encomiable.

Sin embargo, la propia Ciudad Autónoma, a petición de PROMESA,  solicitó una reprogramación operativa de los citados fondos debido a que:

“Las circunstancias presupuestarias tras las modificaciones por motivos de contención del gasto, una vez que el ejercicio presupuestario estaba iniciado, limitaron a PROYECTO MELILLA S.A. a comprometer de forma óptima dichas partidas presupuestarias, que estaban supeditadas a la demanda de ayudas por parte de empresarios existentes y potenciales.”

Las demandas de ayudas a las empresas de los empresarios existentes y potenciales estaban supeditadas a la aportación de algo más de 40 millones de euros por parte de estas, lo que no se produjo en ningún momento entre 2007 y 2014.

De esta manera, PROMESA justifica no haber podido ayudar a las empresas melillenses en el periodo de años en el que podía hacerlo, los peores años de la crisis, por cierto.

Lo que resulta asombroso, y es motivo de indignación por parte de nuestra asociación, es que se afirme que:

“no teniendo la capacidad para ejecutar completamente la totalidad de las inversiones previstas antes del 31 de diciembre de 2015, PROYECTO MELILLA S.A., como ente instrumental adscrito a la Consejería de Economía y Hacienda, propone reprogramar parte de dicho Eje 2 del Programa Operativo 2007-2013 de Melilla; dicha reprogramación derivaría en el Eje 3 del programa operativo enfocado en Medio Ambiente, Entorno Natural, Recursos Hídricos y Prevención de Riesgos, que demuestra una capacidad de absorción, y potencialidad de justificación, pago y certificación suficientes para ejecutar la cantidad a traspasar.”

Es decir, PROMESA no puede iniciar proyectos empresariales en abril del 2015 con el dinero que ella misma ha pedido derivar al medio ambiente, al no tener capacidad para ejecutarlos en su totalidad, es decir, que han firmado ser incapaces de hacerlo.

La situación que crea este desatino es disparatada e indigna para los ecologistas y para cualquier ciudadano de Melilla, porque lo que se percibe es que no son de fiar ni los documentos oficiales que recibimos de la Administración.

¿Es posible que PROMESA haga en Melilla lo contrario de lo que escribe a Madrid y a Bruselas?

Las hipótesis se pueden multiplicar hasta el infinito, especialmente en momentos como estos y con el escenario que vivimos, la pre-campaña electoral.

Solo un mínimo de transparencia puede aclarar la situación. Guelaya-Ecologistas en Acción ya ha tomado decisiones y ha pedido explicaciones por los cauces de participación social que considera oportunos.

Esperamos respuesta.

 

Propuestas de Guelaya a los partidos políticos ante las elecciones autonómicas 2.015

Posted on Actualizado enn

Melilla necesita plantearse su sostenibilidad ambiental ante la campaña electoral. El objetivo de Guelaya-Ecologistas en Acción Melilla es que se hable de medio ambiente en la campaña electoral de Melilla.

DSCN8731

La campaña electoral comienza 15 días antes del 24 de mayo. Hasta ese momento, Guelaya pondrá encima de la mesa aquellos problemas pendientes que deja la actual administración, porque es ahora cuando los partidos políticos hacen sus propuestas para solucionar los problemas de la ciudad.

No es difícil percibir que la situación de Melilla es claramente insostenible desde muchos puntos de vista, y desde el punto de vista ambiental también.

Guelaya Ecologistas en Acción elaboró un documento sobre propuestas a los partidos políticos que fue aprobado en el mes de enero en nuestra asamblea, y que ha sido enviado a partidos políticos, para su consideración, y a los medios de comunicación hace meses.

Esperamos que los programas políticos que se presenten incluyan soluciones a los problemas ambientales. Solo durante el año 2014, Guelaya envió comunicados de prensa con una frecuencia semanal, es decir, uno cada semana de media. No es el momento de estar callados.

Somos reiterativos en nuestras demandas porque después de varios años de legislatura los problemas siguen sin resolverse.

Los planes técnicos de gestión de recursos naturales en nuestros espacios protegidos siguen sin desarrollarse después de su aprobación.

Sigue sin aplicarse el plan integral de Residuos aprobado, seguimos sin contenedores amarillos para envases y los porcentajes de recogida selectiva de los principales residuos siguen siendo los más bajos de España.

La tramitación del mapa de ruidos está parada.

El sendero verde espera, pero ¿a qué espera? El proyecto que analizamos en su momento y al que presentamos alegaciones es del 3 noviembre del 2013. Mientras, los escombros se siguen adueñando de la zona sin ningún control efectivo.

El reglamento de área verdes sigue teniendo las sanciones de las multas en pesetas.

No tenemos un catálogo de árboles singulares de la ciudad.

No existe ninguna estación permanente de medición de contaminación atmosférica en la ciudad, y los datos de la campaña realizada en noviembre del 2013 mostraron resultados preocupantes.

No se ha tomado ninguna medida encaminada a mejorar la seguridad de los peatones, ni para la accesibilidad de las aceras, y no se ha instalado ni una parada nueva de transporte público.

No es cierto que se haya contado con Guelaya Ecologistas en Acción en la redacción del Plan de Movilidad. Se ha contratado a una empresa para hacerlo, y se abrieron cuatro reuniones de participación abiertas a todos los melillenses en las que participamos presentando propuestas que fueron rechazadas directamente en las mismas reuniones o no hemos sabido nada de ellas, como tampoco de las actas de las reuniones.

El río de Oro sigue siendo un vertedero de desechos, así como el fondo de la bahía y los diques situados allí, en especial el dique sur.

Tenemos desalinizadora, embalse, pozos, captación en el Río de Oro, pero el agua no se puede beber y un levantazo provoca cortes de agua.

Los problemas ambientales estarán ahí el próximo 25 de mayo, sea quien sea el partido o partidos que consigan formar gobierno.

El medio ambiente es la solución. Porque poner en marcha los programas medioambientales necesarios supone un auténtico yacimiento de empleo. No es posible conseguir una Melilla sostenible sin ello.

Nuestra función social es asegurarnos de que la sostenibilidad ambiental esté presente en la agenda política, en defensa del medio ambiente natural y urbano, que es a lo que nos dedicamos los ecologistas.

Foro social de ética y espiritualidad

Posted on

Foro

La semana que viene tendrá lugar en Melilla un foro social en el que estamos implicados desde el comité organizador.

El evento se ha difundido por las redes sociales y seguramente tendréis información, pero os informamos que aún estáis a tiempo de inscribiros; sólo tenéis que ticar este enlace y rellenar la solicitud. la información está ya colgada en nuestra página de facebook.

El viernes 17 por la tarde Guelaya Ecologistas en Acción desarrollará un taller al que estáis tod@s invitad@s.

McDonalds en la Marina Seca

Posted on Actualizado enn

Guelaya considera un mal negocio arrebatar terreno al mar para construir una hamburguesería.

abejarucos 103El reciente  anuncio  por parte del gobierno de la ciudad de que se va a construir un McDonalds en la marina seca del puerto deportivo evidencia la mala gestión y la falta de coherencia de nuestros gestores.

Los melillenses tuvimos que ver  cómo nos arrebataban un buen trozo de playa para la construcción del puerto deportivo. La marina seca del mismo costó mucho dinero de las arcas públicas, y sus dimensiones debían obedecer a las necesidades del nuevo puerto deportivo. Resulta ahora que sobra sitio. No saben qué hacer con el suelo vacío y se decide permitir la ubicación de distintas empresas. Se barajaron como posibilidades una empresa de calzado, un supermercado y un establecimiento de comida rápida.

En Guelaya pedimos a nuestros gestores que expliquen por qué sobra sitio y cuánto dinero costó construir la marina seca.

Cada metro de terreno ganado al mar es carísimo y, solo debe hacerse esa inversión  si la expansión es ineludiblemente necesaria. El mismo criterio sostenemos en Guelaya para oponernos a la ampliación de un puerto que está infrautilizado. Amén de la evidente necesidad de defender  un patrimonio de incalculable valor, como es la gran colonia de Patella ferruginea que habita en la escollera Norte del puerto.

Podríamos decir, como dirán muchos, que lo hecho, hecho está y, si sobra sitio, habrá que rentabilizarlo. Y estamos de acuerdo en lo último, pero no podemos dejar de levantar la voz ante la nefasta gestión de nuestras playas y de nuestro dinero.

Por otro lado, es necesario analizar el tipo de empresa que interesa en la marina seca. Lo lógico sería dedicar el terreno a actividades relacionadas con la náutica. Nuestros gestores no son capaces de dedicar el terreno, por ejemplo, a la ubicación de un gran club de actividades  de vela ligera, piragüismo, snorkel, paddle surf… que podría atraer muchos visitantes en verano. Melilla cuenta con una bahía y un clima que la hacen privilegiada para la práctica de actividades deportivas náuticas y, al margen de la buena labor que hace el Club Marítimo, llama la atención  el poco interés que se presta a la Federación Municipal de Vela.

La apuesta por una vocación náutica de la ciudad podría generar muchos puestos de trabajo, sería saludable y sostenible.

La decisión final de autorizar un McDonalds no puede ser más contraria a la filosofía de un puerto que presume de tener bandera azul: la sostenibilidad. Se instalará un negocio que utiliza vasos, platos y cubiertos de usar y tirar. El mayor generador de residuos de todos los posibles negocios de restauración; y lo tendremos al lado de una bandera azul que aboga por no generar residuos y reciclar los que se generen.