Mes: julio 2015

Carta abierta al nuevo consejero de Medio Ambiente de Melilla

Posted on Actualizado enn

escombros 3

Sr. Consejero

Queremos felicitarle en primer lugar por su nombramiento. Asume una enorme responsabilidad.

Bien sabemos que debe desarrollar un programa electoral, y que cuenta con los 100 días “de cortesía” para planificar sus 4 años de mandato y que nosotros le respetamos.

Lo que sí podemos es adelantarle cual será la actitud de nuestra asociación en su mandato.

Existen proyectos que Ud. tendrá que promover con los que estamos en absoluto desacuerdo, y haremos todo lo que esté en nuestra mano para evitar que los pueda hacer.

Nos referimos, por ejemplo, a la ampliación del puerto y a la carretera que pretende unir Horcas Coloradas con Aguadú. Dos despropósitos que combatiremos en la creencia de que obedecen a un modelo económico basado en el ladrillo que ha traído la ruina a España, y por ello, no consideramos ni desde el punto de vista ambiental ni desde el punto de vista económico o social que sean  proyectos sostenibles.

Pero al mismo tiempo que decimos eso  le queremos manifestar nuestra total colaboración para sacar otros proyectos adelante, ya que consideramos que son necesidades urgentes.

No pretendemos imponer una manera de pensar, la ecologista, que puede ser compartida o no. Lo que sí pretendemos es conseguir que la legislación ambiental se cumpla, o que lo aprobado en la Asamblea de la Ciudad por su antecesor se desarrolle. Si no se respeta la legislación vigente, o los acuerdos adoptados en el Pleno de la asamblea, no existe Estado de Derecho, y esa es la esencia de los valores democráticos.

En concreto, cuenta con nuestra mejor disposición para lo siguiente:

  • Que la transparencia sea algo habitual en su consejería, y que responda a las demandas de información que le hagamos, nosotros y cualquier entidad interesada, sobre la distribución del presupuesto aprobado para Medio Ambiente, o sobre los datos ambientales que son preceptivos que tenga su consejería, por ejemplo sobre la contaminación atmosférica de ENDESA, o sobre los tratamientos del picudo rojo, ya que los escritos que hemos remitido a su antecesor han caído en saco roto. En cuanto podamos, le preguntaremos por el dinero que dispone, y en qué lo va a gastar.
  • Elaborar unos reglamentos de zonas verdes, ya que los actuales, expuestos en la web de su Consejería, son de Gonzalo Hernández, alcalde socialista de los años 80, y las sanciones vienen en pesetas. También nos gustaría que los carteles que anuncian sanciones en los pinares de Rostrogordo dejen de estar en pesetas. Sería bueno actualizar los reglamentos y la moneda de curso legal.
  • Elaborar el proyecto de árboles singulares de Melilla, ya que hace una década que las CCAA españolas lo realizaron, y no es del gusto de los melillenses que aparezcan datos nacionales y Melilla no exista.
  • Elaborar los planes de recuperación y conservación de todas las especies en peligro de extinción y vulnerables presentes en Melilla, que según la ley de Patrimonio Natural debían estar aprobados en el año 2010.
  • Desarrollar las acciones aprobadas en la Asamblea de Melilla recogidas en los Planes técnicos de Gestión de Recursos naturales, unas 20, pues tras dos años no se ha iniciado ninguna, motivo por el cual tenemos ahora 4 años para desarrollarlas.
  • Que se culmine el proceso de participación pública del mapa de ruidos.
  • Que se consensue el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) con un proceso de participación pública, ya que los datos técnicos necesarios para ello ya son conocidos mediante el diagnóstico encargado a una empresa,  y pagado con dinero público. No es posible que la Consejería de Medio Ambiente mantenga una posición residual en algo tan ambiental  y social como el transporte.
  • Que dispongamos de una estación permanente de control y seguimiento de la contaminación atmosférica, ya que Melilla es el único territorio español que no lo ha aprobado, y dado que en Ceuta, donde se aprobó hace más de un año no se ha ejecutado lo aprobado, todavía podemos ser los penúltimos en conseguirlo, ya que si a algo aspira Melilla es a superar a Ceuta, no solo en lo deportivo.
  • Que se culmine el proceso de evaluación ambiental de los proyectos que se van a financiar con dinero de los fondos FEDER 2007-2013, ya que los proyectos ni siquiera se conocen, y es imposible evaluar ambientalmente un paquete de proyectos  que no está definido, porque la idea de justificar el dinero con proyectos ya realizados y financiados no ha resultado posible según resolución BOE, como se pretendía.
  • Que se establezca una estrategia para conseguir que los niveles de recuperación y reciclaje de la ciudad de Melilla consigan aproximarse a las medias españolas, que están por debajo de la media europea, porque no pedimos milagros.
  • Que se aclare lo que tenga que aclarase sobre el sendero verde, ya que las relaciones entre la Comandancia General y la Ciudad Autónoma parecen no ser cordiales. Nos referimos a proyectos que ahora están paralizados, porque pasan por la pista de carros.
  • Que se busque una manera de promover en Melilla las energías renovables porque quién hace la ley hace la trampa, y difícilmente van a prosperar las iniciativas del ministerio de Industria para evitar su desarrollo en beneficio del cártel energético de nuestro país, al que su partido parece que quiere beneficiar.
  • Igualmente nos gustaría, para finalizar, que incluyera en el programa de medidas del Plan Hidrológico de Melilla alguna prevista para los próximos 6 años que tuviera que ver con la conservación de las aguas costeras, la recuperación ambiental del Río de Oro, y el control de vertidos contaminantes, ya que lo único que figura en el citado plan es la sustitución de tuberías de saneamiento o acometidas de aguas. También queremos que asegure el suministro de agua con temporales de levante, cuando la desalinizadora deja de funcionar. Y de paso, ¿Qué tal si intenta que el agua de Melilla sea potable, y no tengamos que ir a la fuente, en el caso de que no se quieran gastar 2 ó 3 euros al día en comprar agua, en aquellos hogares que no pueden gastarlo?
  • Para finalizar, nos gustaría que por fin existiera una convocatoria PÚBLICA anual para conceder a las entidades sin ánimo de lucro de Melilla subvenciones para promover proyectos en defensa del Medio Ambiente, cosa que cualquier entidad social española disfruta en cualquier territorio español, menos en Melilla. Fije Ud. las prioridades de su consejería, y establezca las líneas de trabajo que necesita, y acuda a la sociedad civil melillense para que participemos en la resolución de los problemas ambientales de Melilla, porque no hacerlo es dejar a Melilla fuera de lo que se hace en cualquier territorio europeo, y en consecuencia, español. Y en ese caso, recuerde que Ud. si no lo hace, se convierte en el problema, no en la solución, si atendemos al manual de gobernanza europea.

Estas 15 cuestiones se refieren estrictamente a la herencia recibida de 20 años de PP en el gobierno de la ciudad.

Después de recuperar el tiempo perdido, puede Ud. comunicarnos los proyectos que su programa electoral quiere hacer. Recibirá nuestro apoyo en todo aquello que sea sensato y sostenible, y nuestra más firme oposición en todo lo que sea insostenible y represente intereses particulares.

La conservación de la Patella ferruginea tiene bases científicas

Posted on

alhucemas 12-05-2011 (234)

La semana pasada aparecieron dos noticias en los medios locales relacionadas con la Patella ferruginea. La presentación de alegaciones al Plan Hidrológico de Melilla (PHM) por parte de Guelaya Ecologistas en Acción y la presentación en el Campus de la Universidad de Granada de un libro sobre la Patella ferruginea (Juan A. González, Pedro Paredes, Carmen Enrique, Paola Calzado e Isidoro Bueno).

 

El Plan Hidrológico de Melilla incluye en su contenido las aguas costeras, los puntos de vertidos y contaminación, y el conjunto de medidas que se desarrollarán hasta el año 2022. Por otro lado, el equipo científico que ha publicado el libro de la Patella es, a su vez, el que ha sido contratado por la Autoridad Portuaria para los estudios de la Patella de cara a la ampliación del puerto, aunque el libro refleja el trabajo de 10 años de investigaciones.

 

Se crea, por tanto, la oportunidad de valorar si las alegaciones que ha presentado Guelaya en lo que respecta a las aguas costeras poseen base científica, de acuerdo al contenido del nuevo libro. Pero además de la información científica, también es útil contrastar el marco jurídico de referencia sobre la conservación de la especie.

 

Analizamos ahora las alegaciones relacionadas con la planta desalinizadora, los estudios pendientes de realizar y la Zona de Especial Conservación de los acantilados de Aguadú.  Dejamos para otra entrega la ampliación del puerto por su complejidad.

 

Las alegaciones presentadas por Guelaya sobre aguas costeras fueron estas:

 

-Ejecución lo antes posible del emisario submarino para la salida de salmuera.

 

-Adelantar de forma prioritaria los estudios sobre la identificación y estudio de zonas afectadas por especies invasoras. Igualmente está previsto llevar a cabo un análisis sobre la Patella ferrugínea”, incluyendo los estudios necesarios para el cumplimiento del Art. 56 de la Ley de Patrimonio Natural (Ley 42/2007) sobre especies en peligro de extinción y vulnerables, así como la inclusión de la Estrategia Nacional de conservación de la Patella ferruginea.

 

-Incluir las medidas que la autoridad ambiental, la Consejería de Medio Ambiente de la Ciudad Autónoma de Melilla, va a destinar en los próximos años a la conservación de la biodiversidad de hábitat y especies acuáticas, ya que en el programa de medidas no figura ninguna dependiente de la Consejería, especialmente en respuesta los requerimientos de la Ley de Patrimonio Natural sobre especies en peligro de extinción y vulnerables, y del plan técnico de gestión de recursos naturales aprobados en la Asamblea de Melilla.

 

El agua cargada de sales producto de la desalinización  de agua de mar vierte sobre el mismo cantil de rocas. Supone un punto de contaminación, junto al vertido de productos químicos, incluido en el PHM. A estos dos puntos de contaminación se añade ahora el vertido de contaminantes que la desalinizadora envía directamente a la costa de la Zona de Especial Conservación, en donde aparecen espumas grisáceas, comunidades de algas tionitrófilas y de afinidades portuarias, evidencia de vertidos, y ausencia en 60 metros de costa de Patella ferruginea y otras especies importantes.

 

La salida de salmuera ha provocado el desarrollo de poblaciones densas de percebes, que tapizan 20 metros de costa lineal en franjas de 80 cms de altura, entrando en competencia con la Patella ferruginea, que no puede colonizar esa franja.

 

La pesca en la punta de Rostrogordo, prohibida en los Planes técnicos en zonas periféricas de la ZEC, se sigue manteniendo. En algunos tramos, la Patella está disminuyendo. En cambio, en la zona ZEC, tras los daños ocasionados inicialmente por la construcción de la desalinizadora, y por la carretera que llega hasta el límite norte del territorio, se está recuperando por el efecto positivo de que no existe acceso público a la zona, de forma que las poblaciones de Patella aumentan, salvo en el tramo  de 60 metros afectado por los vertidos, ilegales entendemos nosotros, de materia orgánica y productos químicos.

 

La necesidad de elaborar planes de recuperación y de gestión de las especies en peligro de extinción y vulnerables es defendida por el equipo científico, que además apela a la coordinación de todas las administraciones que tienen competencias en el asunto.

 

Por ejemplo, solo mediante el seguimiento de las poblaciones, y prohibiendo la pesca en la punta de Rostrogrodo podremos saber si el descenso de poblaciones de Patella se debe a los pescadores, a la salida de salmuera o a las dos causas. Y no existe en la Consejería de Medio Ambiente ningún plan conocido de estudios, ni interés por hacer cumplir la prohibición de la pesca en la punta de Rostrogordo, al menos desde hace 2 años y medio.

 

Sobre la recuperación de la población de Patella que se perdió  en la construcción del paseo marítimo de Horcas Coloradas, entre 800 y 1.000, Guelaya ecologistas en Acción  presentó alegaciones en contra en su momento, y dudamos de que se recupere, mientras que el equipo científico cree que se colonizará la nueva escollera, si se mantiene el ritmo actual, para lo cual señalan dos condicionantes, que no se produzca contaminación de los aliviaderos de la red de aguas residuales que vierten en los dos extremos de la escollera y que se mantenga el reclutamiento de larvas de las zonas cercanas, incluyendo las altas densidades de la escollera exterior del puerto, pensamos nosotros. Desde luego, son condiciones necesarias para salir de dudas dentro de unos años.

 

En conclusión, la ejecución del emisario de salmuera en aguas abiertas fuera de la ZEC de Aguadú, los planes de recuperación y conservación de especies, los estudios de seguimiento sobre las especies que hay que proteger, y la puesta en marcha de las medidas aprobadas en los Planes técnicos de gestión de recursos naturales, tienen base tanto científica como jurídica, además de ser demandas ecologistas reiteradas en los últimos años.

 

Esperamos que la nueva autoridad ambiental haga algo al respecto, puesto que se trata de requerimientos derivados del Estado de Derecho, con fundamentos científicos, y en respuesta a la preceptiva participación social en materia ambiental.

 

 

 

 

 

 

Informe sobre la situación de la dársena pesquera del puerto de Melilla (bandera azul 2015)

Posted on

contención

Análisis de aguas portuarias

El Plan hidrológico de Melilla valora la calidad de las aguas tanto superficiales como subterráneas de la demarcación de Aguas de Melilla, entre las que se incluye las del puerto de Melilla (código UE MASp: ES160MSPF417050004).

El Estado de las aguas del puerto de Melilla no presenta un buen estado ecológico en 2015, según consta en la tabla 28 de la memoria de Plan Hidrológico de Melilla (pág. 102).

La Autoridad Portuaria de Melilla está desarrollando un Plan de Vigilancia Ambiental desde el año 2010 en sus aguas, pero a pesar de ello, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG)  mantiene en la revisión actual del PHM la consideración de aguas sin calificar a las aguas del puerto de Melilla.

Por lo tanto, no existen datos objetivos, a criterio de la Confederación Hidrológica del Guadalquivir, para poder calificar el estado ecológico de las aguas portuarias como buenas, ni en ningún otro sentido, en lo que respecta al estado ecológico, o en lo que respecta  al estado químico de las aguas.

 

Incidentes de contaminación

 Existe un aliviadero de aguas residuales, que vierte sus aguas en la propia dársena, que provoca, en casos de lluvias torrenciales la salida de agua sin depurar, ya que la red de aguas residuales y pluviales en Melilla está unificada.

Durante todo el mes de mayo de 2015 se han estado produciendo vertidos de aguas residuales sin depurar con restos flotantes de combustibles. Los vertidos han seguido saliendo, y se mantiene alrededor del aliviadero citado una protección mediante barrera flotante. Una vez comenzada la temporada de playas en Melilla, el pasado 22 de junio el aliviadero seguía vertiendo.

La zona de baño del Club Marítimo de Melilla se mantiene protegida por otra barrera flotante.

Por tanto, concluimos que no es posible otorgar una bandera azul a unas instalaciones que están sufriendo vertidos de aguas residuales y combustibles junto a una zona de baño, ya que han dejado de ser ocasionales, pues se mantienen en los últimos dos meses.

 

 

 

 

Alegaciones al Plan Hidrológico de Melilla

Posted on

 pollos gallinula

El pasado 30 de junio terminó el plazo de presentación de alegaciones al Plan Hidrológico de Melilla. Guelaya Ecologistas en acción presentó ocho alegaciones sobre diversos aspectos.

Las alegaciones tratan tanto cuestiones para asegurar el suministro de agua potable, como referentes a contaminación de acuíferos, siendo sin duda la propuesta “estrella” la nº 1, sobre regeneración del Río de Oro y arroyos. Guelaya espera mantener reuniones con la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir sobre la recuperación ambiental del Río de Oro.

Se incluyen alegaciones relacionadas con las aguas costeras, que son incluidas en el Plan hidrológico a raíz de la aplicación de la Directiva Marco de Aguas europea.

En ese sentido las alegaciones se dirigen hacia la necesidad de los estudios de la Patella ferruginea y otras especies, como el Astroides calycularis; los planes de conservación y recuperación de especies en peligro de extinción y vulnerables, que según los ecologistas llevan 5 años de retraso con respecto al margen que la Ley de Patrimonio Natural establecía para su desarrollo por las autoridades ambientales, el desarrollo de los planes técnicos de gestión de las zonas de Especial Conservación y la ampliación del puerto.

 

A continuación se sintetizan las ocho alegaciones:

ALEGACIÓN nº1: Propuesta de re-naturalización del río de Oro y de los cauces de Melilla

Se plantea realizar un proyecto integral en el Rio de Oro aprovechando aguas del terciario de la EDAR, utilizando el agua tanto como caudal ecológico como para recarga del acuífero aluvial, recuperando con vegetación autóctona sus márgenes, al tiempo que se amplía el cauce recuperando el dominio público hidráulico en algunos puntos, disminuyendo la velocidad de las avenidas, y abriendo una senda peatonal-bicicleta para uso social y recreativo.

ALEGACIÓN nº 2: Identificación y estudio de zonas afectadas por especies invasoras:

Adelantar de forma prioritaria los estudios incluidos en el apartado 4.3.5.4: “En el período 2022-2027 está previsto realizar actuaciones relativas a la identificación y estudio de zonas afectadas por especies invasoras. Igualmente está previsto llevar a cabo un análisis sobre la patella ferrugínea”, incluyendo los estudios necesarios para el cumplimiento del Art. 56 de la Ley de Patrimonio Natural (Ley 42/2007) sobre especies en peligro de extinción y vulnerables, así como la inclusión de la Estrategia Nacional de conservación de la Patella ferruginea, que no está incluida en los planes y programas considerados en el anexo 3 de medidas (página 8 a 10 del anexo).

ALEGACIÓN nº 3: Eliminar las acciones de ampliación del puerto del PHM.

No se ha incluido financiación para este proyecto ya que ni siquiera está redactado. Por lo tanto, no se puede asegurar que la Evaluación ambiental sea positiva.

ALEGACIÓN nº 4: Ejecución lo antes posible del emisario submarino para la salida de salmuera.

La salida de salmuera está afectando a especies en peligro de extinción y vulnerables, y no se contempla su ejecución hasta después de 2022, a pesar de que se incluyó en el proyecto técnico inicial de la desalinizadora.

ALEGACIÓN nº 5: Protección y estudio ecosistemas costeros

Incluir las medidas que la autoridad ambiental, la Consejería de Medio Ambiente de la Ciudad Autónoma de Melilla, va a destinar en los próximos años a la conservación de la biodiversidad de hábitat y especies acuáticas, ya que en el programa de medidas no figura ninguna iniciativa de la Consejería, especialmente en respuesta los requerimientos de la Ley de Patrimonio Natural sobre especies en peligro de extinción y vulnerables, y del plan técnico de gestión de recursos naturales aprobados en la Asamblea de Melilla.

ALEGACIÓN nº 6: Ahorro de agua, eficiencia, y lucha contra las fugas

Incluir en las medidas financiación para el desarrollo de un conjunto de medidas encaminadas al ahorro de agua por parte de los usuarios, el uso eficiente por parte de los organismos públicos, tanto por iniciativas de sensibilización, formación y educación, como tarifas progresivas que castiguen el despilfarro.

ALEGACIÓN nº 7: Utilización de agua para riego de parques y jardines y uso  agrícola.

Debe evaluarse la contaminación difusa provocada por la actividad agrícola y ganadera, y regular el uso de agua.

ALEGACIÓN nº 8: Asegurar el suministro de agua a la población

Debe asegurarse el suministro de agua potable a la población en casos de fuertes vientos de levante al menos durante 3 días mediante la mejora de la ETAP y/o la construcción de un nuevo depósito.