Día: 3 noviembre, 2015

Marcha atrás de la Ciudad Autónoma sobre movilidad sostenible: Carlos de Arellano deja de ser peatonal

Posted on Actualizado enn

La actuación en Carlos de Arellano parece una sucesión de despropósitos y derroche más que la ejecución de un Plan de Movilidad sostenible.

carlos de 2

Todavía estamos preguntándonos donde está el Plan de Movilidad Urbana Sostenible aprobado en el Consejo de Gobierno de la Ciudad Autónoma, y los acontecimientos se precipitan.

Tras cuatro reuniones de participación pública en la que nuestra asociación no faltó a ninguna, seguimos esperando respuesta a las alegaciones que hicimos.

La firma de un pacto social por la movilidad es ya una quimera y ha pasado a ser una imposición sobre las políticas públicas de movilidad, pero en ningún caso se trata de movilidad sostenible. Las reglas de juego no son las mismas para todos. En las reuniones de participación, no se escuchó a los comerciantes argumentar nada, ni proponer nada. Solo defendieron la libertad de ir al centro en coche, aunque hace décadas que a las 10 de la mañana no queda ningún aparcamiento en la puerta de ningún comercio porque ya están ocupados por las personas que trabajan y llegan a primera hora. Los parking subterráneos no son ninguna solución para ellos, al parecer, aunque en realidad, estamos de acuerdo en eso, tampoco es la solución para nosotros.

Mientras que las asociaciones participamos a través de los canales existentes, y presentamos alegaciones ante la Consejería de medio Ambiente, por ejemplo, sobre el reglamento de terrrazas en la calle la Legión, los comerciantes visitan al consejero para exponerle sus propuestas.

Mientras que se niega que la “avenida” sea zona 10, se inicia la obra de Héroes de España, donde lo único que quedará como está es el recuerdo de los símbolos franquistas en la ciudad. Pero también hay “bronca” con los comerciantes, aunque se consigue apagar rápido bajo la justificación de falta de comunicación.

En Carlos de Arellano, se peatonaliza la calle, con tal urgencia, que se olvida la seguridad y la necesidad de que pasen coches de bomberos, por lo que al dinero invertido, hay que añadirle ahora ese arreglo. Pero además, ante una nueva ofensiva de los comerciantes de la zona, aunque no sabemos si serán todos o algunos, ahora se desmonta totalmente la iniciativa, al incorporar aparcamientos, que serán menos que antes, en donde ya era imposible encontrarlos libres después de las 9.30 de la mañana.

Tiene sentido incluir lugares de carga y descarga, o el acceso de los residentes eventualmente (una mudanza, por ejemplo), que es compatible con lo realizado, y se puede ejecutar al mismo tiempo que se reforma el espacio para dejar sitio para el acceso de vehículos de bomberos, ambulancias, o policía,  pero si el objetivo de un Plan de Movilidad sostenible es disminuir el espacio público dedicado a los coches (el 80%) para dárselo a las personas, peatones que pasan o niños que juegan, lo que se ha anunciado no puede ser algo relacionado con ningún plan, pues todo parece improvisación.

Hacer una obra tres veces, la actual, el traslado de farolas y jardineras, y el añadido de los aparcamientos, no parece una manera eficiente de gastar dinero público.

Todo apunta a que los estrategas del PP consideran que los comerciantes dan más votos al PP que los defensores de la movilidad sostenible. Si no es así, no se comprende lo que está pasando. Se hizo una obra de prisa y corriendo ante unas elecciones, las de mayo, y ahora se reforma todo de cara a otras elecciones, las del 20 de diciembre.

Y mientras se toman decisiones que consideramos electorales, seguimos a la espera de que se constituya la anunciada Mesa por la movilidad, en donde todos los agentes implicados deberían estar presentes.

Seguir manteniendo reuniones con asociaciones que defienden la movilidad sostenible, y recibiendo  a los comerciantes por separado, es un error que ya se comprobado ineficaz en el pasado. De ahí venimos, y no parece que el anuncio de remodelación de Carlos de Arellano indique un cambio de estrategia por el nuevo equipo de la Ciudad Autónoma.

La Mesa por la movilidad se resentiría si es convocada después de las elecciones, con importantes decisiones ya tomadas, de acuerdo con los agentes económicos, pero no con los agentes sociales. ¿Para que nos van a convocar si el pescado ya está vendido?

No se debe confundir una política de comunicación con una política de participación, si se quiere aplicar el Manual de Gobernanza europea. No se trata de que la gente sepa lo que se va a hacer, eso no es comunicación, en un país atacado por la corrupción política a eso se le llama transparencia y rendir cuentas al ciudadano; la política de participación social es parta tenerla en cuenta  en la toma de decisiones.

Para que haya comerciantes, hacen falta clientes, y no le corresponde a los comerciantes indicar cómo nos queremos mover las personas para llegar a su comercio, y mucho menos le corresponde  decidir eso a la Ciudad Autónoma.

¿El cliente siempre tiene razón, no? Pues hay más clientes que comerciantes.

Disruptores endocrinos: La OMS no sólo advierte de las carnes procesadas

Posted on

Guelaya quiere recordar que la OMS publicó en 2.012 un informe sobre el “Estado de la Ciencia de los Disruptores Endocrinos Químicos”. En él se considera demostrado a través de estudios de laboratorio que la salud humana, así como la de algunas especies de animales, está siendo afectada adversamente por la exposición a los disruptores endocrinos (EDC)

Guelaya, como parte de Ecologistas en Acción, junto con organizaciones  de consumidores y sindicales españolas se unió  al  llamamiento de 3.800 investigadores y profesionales de la salud pública españoles  que exigían la reducción de la exposición a sustancias que alteran el sistema hormonal.

En una carta remitida a la entonces ministra de Sanidad, Ana Mato, y al  entonces titular de Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, los firmantes expresaron su honda preocupación por los efectos sobre la salud humana y ambiental causados por los EDC. Estos están relacionados con problemas de salud reproductiva (infertilidad, malformaciones congénitas), tumores y otras enfermedades en órganos hormono-dependientes (mama, próstata, testículo, tiroides),enfermedades metabólicas (diabetes, obesidad), enfermedades inmunológicas y alteraciones en el desarrollo del sistema neurológico, entre otras.

La preocupación es compartida por la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS), que reúne 12 sociedades científicas y 3.800 profesionales y científicos del campo de la Salud Pública. En un escrito destacaban que “numerosos estudios han mostrado la presencia de decenas de EDC en la población española, incluyendo mujeres embarazadas y niños. En España los niveles corporales o concentraciones en el organismo de las personas de ciertos EDC (la llamada ‘contaminación interna’) son muy superiores a los de otros países”  .

Guelaya quiere recordar a la opinión pública que los estudios científicos sobre el peligro de los EDC vienen de lejos : La OMS ha publicado en 2012 un informe sobre “Estado de la Ciencia de los Disruptores Endocrinos Químicos”. En él se considera demostrado   a través de estudios de laboratorio  que la salud humana, así como la de algunas especies de animales, está siendo afectada adversamente por la exposición a los disruptores endocrinos. Por otro lado, después de muchos retrasos, el Comité de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo respaldó la eliminación parcial de compuestos químicos cancerígenos y otros disruptores endocrinos de los dispositivos médicos. A partir de 2020, los materiales empleados en el tratamiento de recién nacidos, embarazadas y lactantes no podrán contener estos compuestos. Se deberán eliminar también de los demás dispositivos médicos si existen alternativas. Y por otro lado los trabajos efectuados por la comunidad científica desde 2002, publicados en reportajes por la Agencia  Europea de Medio Ambiente,  concluyen que hay evidencias de  procesos reproductivos adversos como infertilidad, cáncer, malformaciones,  por exposición a los EDC, así como otros efectos de disfunciones en el tiroides, el cerebro, la obesidad y  la insulina.

Los EDC aparecen en numerosas sustancias tales como pesticidas, aditivos de los plásticos y cosmética. Algunos ejemplos serían : La Atracina, presente en herbicidas utilizados en agricultura, afecta al desarrollo sexual masculino,  el metoxicloro, utilizado como insecticida en la agricultura, afecta al sistema inmune, el metilibencilideno, presente en protectores UVA,  afecta al sistema inmunológico, el nonilfenol, presente en detergentes, afecta al metabolismo de la tetosterona, los  parabenos, utilizados en productos de cosmética y de higiene , afectan a la organización el tejido uterino.

Según el informe de la OMS, los efectos de los EDC dependen de dos factores: tiempo de exposición y etapa humana de exposición , siendo especialmente crítica la del desarrollo, tanto infantil como embrionario, que sería el caso del embarazo. En estas etapas producen lesiones irreversibles, pero  se ha observado que los efectos de la exposición grave a los EDC pueden no aparecer hasta muchos años después, incluso los efectos de la exposición dentro del útero a los EDC pueden hacerse evidentes en la descendencia en lugar de los individuos expuestos. Parece ser que muchos cánceres hormonales como el de mama, próstata, testículo, ovario y endometrio pueden tener su origen en la elevada sensibilidad a los EDC durante la etapa fetal y la pubertad.

Los EDC no afectan solamente al los humanos, hay muchas evidencias de etapas vulnerables en muchos animales como los saltamontes, anfibios y reptiles, que son extremadamente sensibles a la exposición de los EDC.

No es posible establecer un umbral de exposición segura, un límite tal que para dosis de exposición inferiores pudiéramos considerar que los EDC no son perjudiciales porque la sensibilidad a los efectos varía de un individuo a otro. En cualquier caso se ha comprobado que dosis elevadas no significan necesariamente mayores efectos adversos. Pueden provocar efectos tóxicos a dosis altas, ningún efecto a dosis intermedias y  efectos adversos a dosis bajas o viceversa. Por otra parte también se ha comprobado que el efecto negativo puede ser  el resultado de la acción combinada de diversos compuestos , que a nivel individual  no presentan efectos negativos, pero que combinados pueden desencadenar  los efectos adversos.

Por  todo Ecologista en Acción junto con el resto de organizaciones firmante de la carta reclaman a la ministra de sanidad que es urgente implantar políticas para reducir el riesgo que los alteradores hormonales causan en la salud, incluyendo:

  • Formación de profesionales sanitarios y del ámbito educativo, en particular de aquellos en contacto con mujeres embarazadas y niños.
  • Información ciudadana sobre medidas para reducir la exposición a EDC.
  • Eliminación del uso de EDC en contratas y compras públicas (Ej. mantenimiento de edificios y carreteras, jardinería, guarderías, colegios, etc.). * Prohibición de la exposición laboral a EDC de trabajadoras embarazadas y lactantes.
  • Campaña de prevención de la exposición laboral a EDC.
  • Prohibición de EDC en materiales y productos en contacto con alimentos y en artículos y productos de uso infantil.
  • Apoyar la investigación sobre exposición a EDC en España y cómo prevenirla.

Disruptores disruptores 2