Mes: julio 2018

La gaviota de pico rojo saca adelante dos colonias en Melilla a pesar del ligero aumento de gaviota patiamarilla

Posted on Actualizado enn

  • Se mantienen dos colonias en Melilla con 369 nidos.

  • En julio han volado al menos 212 pollos

  • Las medidas adoptadas en la colonia del vertedero de inertes han sido positivas porque han permitido que más de 100 pollos estén volando ya.

El grupo de ornitólogos de Guelaya Ecologistas en Acción y SEO/Birlife que han realizado el seguimiento de las colonias de gaviota de Audouin, conocida en Melilla como la gaviota de pico rojo, da por terminado el seguimiento de las colonias, que han sido observadas todo el año.

En invierno no se observan muchas gaviotas de esta especie en Melilla, pero a partir de febrero empiezan a llegar de sus áreas de invernada y en marzo están ocupando las colonias.

Este año comenzó con la mala noticia de la desaparición de la colonia del dique sur. De esta manera, solo quedaba una colonia, la de la Zona de Especial Conservación de Aguadú.

Sin embargo, en abril se comenzó a ver a la especie en las inmediaciones del paseo marítimo de Horcas Coloradas, y tras unos dias de seguimiento se constató que la colonia del dique sur, que el año anterior había tenido enormes pérdidas por diversas amenazas (ratas, gaviotas patiamarillas, asaltos a la valla, pescadores…), se había trasladado al vertedero de inertes.

Finalmente las dos colonias, la más al norte con 226 nidos y la más al sur con 143 nidos, han conseguido salir adelante.

En el caso de la colonia de los acantilados de Aguadú, la principal amenaza era la presencia de nidos de gaviota patiamarilla, ya que esta especie compite con la gaviota de pico rojo por el espacio para instalar sus nidos. Al comienzo de la época de cría, en marzo, había de hecho más gaviotas patiamarillas que de pico rojo en Aguadú.

Quizá como efecto de la campaña de control de gaviota patiamarilla en el ámbito urbano de Melilla y por la instalación de dispositivos en las casas para evitar que las gaviotas pongan nidos en los techos y azoteas de las casas se ha observado un ligero incremento de gaviota patiamarilla tanto en Melilla la Vieja como en los acantilados de Aguadú.

Ante el incremento de gaviotas patiamarillas en Aguadú, la picorojo respondió trasladando algunos cientos de metros sus colonias, evitando la competencia.

La otra colonia, en el vertedero de inertes, con menos presión de la gaviota patiamarilla que solo tiene allí algunas decenas de nidos frente a los casi 100 que tiene en Aguadú, también consiguió sacar adelante más de 100 pollos.

Teniendo en cuenta la ubicación de la colonia y los trabajos diarios que se realizan en el vertedero de inertes, las medidas que se adoptaron para evitar molestias en la colonia han funcionado, permitiendo que la colonia salga adelante.

El vivero se queda pequeño!

Posted on

Gracias a la incansable labor de los alumnos del curso de viverismo impartido por UGT, el vivero forestal de Guelaya se nos ha quedado pequeño, así que una de sus últimas tareas ha sido habilitar un espacio con riego para ir metiendo los plantones más longevos y resistentes conforme vayan reclamando sitio los más jóvenes en el interior del vivero. Miles de plantas autóctonas de 34 especies distintas, cuyo destino principal son los espacios naturales de Melilla y los jardines de los centros educativos de la ciudad.

vivero 1vivero 2

Vertidos de residuos en la pista de carros. Nuevas soluciones a un problema viejo

Posted on Actualizado enn

 

  • Que haya 31 puntos de vertidos ilegales en la pista de carros hace daño al medio ambiente, decirlo y hacer propuestas para evitarlo no hace daño a nadie, salvo al responsable del caos de vertidos en Melilla desde hace 3 años

 

  • El problema no es solo limpiar, sino prevenir los vertidos. La falta de civismo no va a desaparecer de forma espontánea.

 

Guelaya Ecologistas en acción ha recorrido la pista de carros desde la frontera de Beni-enzar hasta el cruce con la carretera de Mariguari identificando puntos de vertido de residuos. Con ello queremos colaborar con la Consejería de Coordinación y Medio Ambiente en la resolución de un problema que no tiene visos de solucionarse.

La pista de carros sigue siendo un problema de acumulación de vertidos, a pesar de los esfuerzos que se están realizando por mantenerlo limpio. Máquinas militares han retirado escombros antes de meses la prueba de “la africana”, y meses después, pero a pesar de ello, pocos días después de la limpieza ya había 31 nuevos puntos de vertido.

La contrata de la nueva empresa de limpieza que comienza el próximo 15 de julio incluye limpiezas especiales como la recogida de escombros.

Sin embargo, el problema no se resuelve solo limpiando, sino que hay que conseguir prevenir los vertidos ilegales. Esta postura ha sido compartida por Guelaya y la Consejería de Medio Ambiente en las reuniones que hemos mantenido sobre el tema. La reciente limpieza realizada y la aparición de al menos 31 puntos de vertido pone de manifiesto la importancia de implementar medidas de prevención.

Ante un problema viejo es necesario poner en marcha nuevas medidas porque las actuales no previenen los vertidos.

Las medidas que Guelaya ha trasladado a la Consejería son las siguientes:

Instalación de cámaras

Para captar las matrículas de los vehículos desde donde se arrojan los vertidos, sobre todo de escombros y sancionar a los propietarios de los vehículos tanto si son coches españoles como si son de otro país, ya que se pueden controlar en frontera si se conoce la matrícula.

Cortar el paso a vehículos de motor por la pista de carros.

El paso de vehículos particulares ya está prohibido por ser la pista de carros de uso militar. El “sendero gris” permite transitar a peatones y bicicletas por el margen de la pista, pero se pueden instalar pivotes o cadenas con candados que permitan a los cuerpos de seguridad y particulares que tienen propiedades en los márgenes de la pista pasar cuando lo necesiten.

Cobrar tasas de recogida de residuos como depósitos

Deberían cobrarse tasas para recogida de residuos al solicitar las licencias de obras, que se devolverían cuando se justifique que los escombros se han llevado a un vertedero de inertes autorizado (en Melilla hay dos) ampliando el horario de los vertederos al que habitualmente se utiliza en las pequeñas obras, al atardecer, que es cuando se cargan las furgonetas que se llevan los escombros de las casas.

Puntos negros

Como conclusión, el recorrido realizado el pasado 5 de julio marca tres puntos negros de acumulación de residuos.

En las inmediaciones de la frontera de Beni-Enzar
En las inmediaciones del CETI
En las inmediaciones del Río de Oro

A continuación incluimos los detalles de los vertidos identificados:

Vertidos en la pista de carros en julio de 2018

 

El recorrido se realizó el pasado 5 de julio y se identificaron y fotografiaron 31 puntos de vertido, conteniendo diversos residuos como trozos rotos de uralita (amianto), escombros y envases de cartón, latas, vidrio y plástico.

 

Tramo 1 – comienzo de la pista de carros en la frontera de BeniEnzar hasta el cruce con la carretera del Barrio Chino (CEIP Estopiñán)

Vertido amplio en la superficie de acceso a la pista de carros de cajas y embalajes

6 vertidos en la pista de carros conteniendo escayolas, cajas, neumáticos, amianto, escombros, restos de coches, botellas de plástico, dos puntos de contenedores rodeados de restos de muebles y escombros.

 

Tramo 2 – carretera del Barrio Chino hasta carretera de acceso a la Purísima (Centro de Menores)

6 vertidos con ladrillos, sacos de escayola, residuos sueltos que hay que recoger a mano y neumáticos.

 

 

Tramo 3 – Carretera de acceso a la Purísima (centro de menores) hasta el CETI.

8 puntos de vertido conteniendo escombros, sacos de escayolas, madrea y losas, botellas de vidrio y plástico, latas, restos quemados de contenedor y cartones.

 

Tramo 4 – CETI hasta carretera Mariaguari

11 puntos de vertido conteniendo escombros, neumáticos, cartones, maderas, pinturas y un coche quemado.

 

Guelaya considera que es necesario realizar un seguimiento del problema por lo que realizaremos nuevos recorridos para visualizar el resultado de las medidas que se pongan en marcha, facilitando con ello en lo posible la retirada de los residuos por parte de la empresa contratada para ello.

Guelaya espera que los envases que se van a recoger en contenedores amarillos sean trasladados a la península para reciclaje y no se quemen en la incineradora

Posted on Actualizado enn

  • Todavía no se ha publicado la resolución de la evaluación ambiental del Plan Integral de Residuos (PIGREMEL)
  • La incineradora de Melilla no puede valorizar residuos porque no cumple con especificaciones de eficiencia energética según el Plan Nacional Energético (PEMAR)
  • Guelaya solicita que se ponga en marcha el sistema de retorno de envases

 

El estudio ambiental del plan integral de residuos ofrece dudas sobre el destino de los envases plásticos que se van a recoger en contenedores amarillos a partir de este verano en Melilla.

Guelaya Ecologistas en Acción presentó alegaciones al plan y espera respuesta en la resolución de evaluación de impacto ambiental. ECOEMBES prefiere incinerar el contenido de los contenedores amarillos recogidos en Melilla, lo que supondría un auténtico fraude, ya que pagaría a la Ciudad autónoma por quemar residuos, y su misión es reciclarlos, no por generosidad, sino porque las empresas están obligadas a la responsabilidad ampliada de residuos de la ley 22/2011.

El plan de residuos de Melilla en cambio apuesta por no cumplir con el objetivo de reducir, reutilizar y reciclar incluyendo en el porcentaje los residuos valorizados, es decir, quemados en las incineradora. De esta manera se asegura no cumplir los objetivos europeos y del plan nacional de residuos, que además, considera que la incineradora de Melilla no está capacitada para valorizar residuos debido a su falta de eficiencia energética.

El plan de residuos de Melilla invierte la jeraquía de residuos y apuesta por eliminar sin más los residuos quemándolos. No se hacen esfuerzos en reducir y reciclar los residuos. Hace bueno el principio de que “donde hay una incineradora no funciona el reciclaje”.

Si los envases plásticos, latas y briks se queman finalmente, sería un engaño a los melillenses, que llenarán los contendores amarillos de envases para nada porque acabarán en el mismo sitio que el resto de la basura doméstica.

No ha sido una buena idea aprobar un pliego de condiciones para la contratación de la nueva empresa encargada de la recogida de residuos, que comenzará a trabajar el próximo 15 de julio, antes de que se publique la resolución ambiental del plan, porque no tiene que ser necesariamente positiva, y puede provocar cambios en la recogida que puede afectar a las condiciones del contrato con la empresa adjudicataria.

El sistema de reciclaje puesto en marcha por ECOEMBES no es eficiente. Según la propia ECOEMBES, que cita como fuente a Eurostat, la oficina europea de estadísticas, en 2017 se recicló en España el 29.7% del total de residuos generados, cuando en 2025 se ha establecido como porcentaje mínimo el 55% de los residuos generados.

En nuestro país se consumen 51 millones de envases de un solo uso cada día. Son 18.000 millones al año, una cifra similar a la que se consume en Alemania, con el doble de población. Sin embargo, mientras Alemania ha implantado el SDDR (Sistema de Depósito, Devolución y Retorno) que recicla el 98,5% de los envases, en España tan solo se recoge selectivamente 3 de cada 10 envases.

El retorno de envases ya existía en España, y consiste en cobrar el envase y devolver lo cobrado cuando se devuelve el envase. Se trata de pasar del “usar y tirar” a “usar y devolver”.

Un plan basado en el reciclaje es socialmente positivo, porque crea muchos más puestos de trabajo que la incineradora, que además, en un periodo de transición no tendría que parar, sino disminuir progresivamente la cantidad diaria de residuos incinerados.

También sería mucho más sostenible ambientalmente, porque disminuiría la contaminación atmosférica y los residuos peligrosos y peligrosos que produce la incineradora. Sus cenizas y escorias y el efecto sobre el cambio climático disminuiría porque más gases se producen quemando los residuos que trasladándolos a la península.

Botellas y latas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El estanque de la desembocadura del río de Oro es un despilfarro de dinero público

Posted on Actualizado enn

 

  • El estanque acabará bajo un lecho de lodos y basuras en la primera riada fuerte que tengamos

 

  • Es inaudito que en España y en toda Europa estén intentando recuperar ambientalmente los rios y en Melilla se gaste dinero para que el rio no llegue al mar.

 

  • El hormigonado del cauce es el problema, no la solución.

 

Primero fue intentar taparlo. Después construir instalaciones deportivas, y finalmente, los intentos de acabar con el único rio que tenemos culminan en un estanque que evitará que el agua llegue al mar.. hasta que llueva.

 

El argumento de evitar mosquitos es, más que débil, erróneo. Los mosquitos no se van a evitar con los Jardines del Agua al lado, con plantas y riego permanente. En cambio quitar la vegetación del río sí provoca aumento de mosquitos, porque las aves que se los tienen que comer se van a otro sitio.

 

Pero además, lo que provoca la presencia de mosquitos no es el agua, sino la contaminación de la misma por las basuras que están en el cauce y que saldrán a la desembocadura en la próxima riada. Los cauces de Melilla están llenos de basuras arrastradas a la espera de llegar al mar.

 

Entendemos que se plantee reforzar los muros de contención en prevención de riadas que el cambio climático puede hacer intensas y frecuentes, pero es justamente el hormigonado del cauce lo que provoca el charco final que tanto molesta ahora.

 

El charco se produce porque no se deja que el agua se inflitre en el terreno a lo largo del tramo final. Ni siquiera poner una alcantarilla a 100 metros de la desembocadura ha servido de nada.

 

Las riadas colmatarán el estanque, llenándolo de tierra, barro y cañas en cada riada, varias al año. ¿cuanto costará mantener limpio el estanque? ¿aguantarán los motores que tienen que bombear el agua la carga de porquerías que se les viene encima?

 

Tarde o temprano el río de Oro deberá ser renaturalizado, porque esas son las directrices de las políticas hidráulicas actuales, y cuando eso se lleve a cabo, el proyecto actual deberá modificarse, porque un río siempre tiene que terminar en el mar. Si no es así no sería un río, sino una cloaca o un aliviadero.

 

Por esto, Guelaya considera que la obra de la desembocadura del río es un despilfarro de dinero. Además, no está incluido en el plan hidrológico, y la gestión del agua tiene otras prioridades más importantes en las que gastarse el dinero, como poner en marcha medidas de ahorro de agua, por ejemplo.

DSCN1526 (1)