reglamento de silvestrismo

Melilla mantiene en vigor el reglamento de silvestrismo declarado ilegal hace 2 meses en toda España por la Comisión europea

Posted on

 

  • El reglamento de silvestrismo que fue aprobado en Melilla  en el BOME núm. 4.538, de 12 de septiembre de 2008, sigue vigente porque no se ha tomado ninguna medida para prohibir la captura de fringilidos en Melilla.

 

  • El plazo para la prohibición otorgado por la Comisión europea terminó el 17 de julio pasado.

 

  • El dictamen razonado de la Comisión Europea amenazanando con sanción económica se conoció en mayo pasado.

 

  • En caso de que no se retire el reglamento que permite en Melilla capturar fingílidos, España puede ser castigada con multa.

 

Guelaya Ecologistas en Acción, que manifestó su satisfacción por el dictamen de la Comisión europea, por entrar en controversia con la Directiva Aves, observa que el reglamento publicado en el BOME no ha sido sustituido por una orden de prohibición ni por otro reglamento.

 

De esta manera, la Consejería de Coordinación y Medio Ambiente crea un problema innecesario ya que no podrá “castigar” la captura de fringílidos ante denuncias, como las que Guelaya ha anunciado en caso de se sigan cazando aves con redes en Melilla,  porque mantiene vigente el reglamento publicado en el BOME.

 

Quien hace la ley hace la trampa. Si se mantiene en vigor el reglamento de silvestrismo, que autoriza la captura de fringílidos en Melilla, la Consejería no podrá multar a los silvestristas, en un caso claro de negarse a acatar el dictamen de la Comisión Europea.

 

La consecuencia de esta actitud es la posibilidad de que España sea multada por la Comisión, pues ya tiene un procedimiento sancionador abierto por este motivo.

 

En el caso de Melilla, no cabe pensar que el silvestrismo se dedica a la captura de hembras para asegurar en cautividad las poblaciones de las aves en Melilla, el argumento principal de los defensores del silvestrismo. Los datos que ha ofrecido la Consejería a la Comisión europea señala que prácticamente no se capturan hembras en Melilla, sino machos.

 

Por otro lado, la Consejería no posee ninguna información sobre el tamaño de las poblaciones de fringílidos en Melilla, motivo por el cual no puede aportar ningún argumento técnico que permita pensar que el silvestrismo es algo positivo para la conservación de las aves, ni puede argumentar la necesidad de cría en cautividad de fringílidos en Melilla.

 

Las tendencias de las poblaciones de algunas especies de fringílidos en España, como referencia para Melilla, es a la baja. La poblaciones de pardillo y verdecillo han disminuido desde 1998 a 2013 un 12% y 16% respectivamente. Sin embargo, en Melilla se incluyeron en el reglamento que hace posible su captura.

 

Por ello, Guelaya espera que el reglamento sobre silvestrismo en Melilla deje de estar vigente urgentemente, para lo cual se deberá presentar en un Pleno de la Asamblea la correspondiente moción, para su publicación posterior en el BOME.

verderones y audouin 138