arbolado urbano

Las acacias centenarias de general Villalba

Posted on Actualizado enn

Acacias de tres púas (Gleditsia triacanthos) taladas y ciruelos cafres (Harpephyllum caffrum) recién plantados en gral. Villalba

Las acacias centenarias de la calle gral. Villalba han sido ya finalmente sustituidas por ciruelos cafres (Harpephyllum caffrum) y pimenteros brasileños (Schinus terebinthifolius).

La sustitución ha sido rápida, como era deseable, pero más deseable sería aún que los muchos alcorques vacíos que hay por toda la ciudad fueran ocupados también con la misma rapidez, y que se plantaran paulatinamente también en las calles y plazas que carecen de ellos.

Por lo demás, deseamos que estas especies se adapten bien a nuestra ciudad y den buena sombra, y pondremos nuestro empeño en que no sufran podas desmedidas y a destiempo que acorten su vida y les causen enfermedades irreversibles, como las que afectan a otros muchos árboles de la ciudad.

Es cierto que una parte de la ciudadanía aún no ha entendido la necesidad vital del arbolado urbano y exigen podas porque achacan a la frondosidad de las copas todo tipo de males (sólo hay que ver cuántos árboles mueren «misteriosamente» en la puerta de muchos negocios, garages y terrazas), pero el resto de melillenses necesitamos, cada vez más, la sombra y el oxígeno que aportan estos árboles, y como ciudadan@s tenemos derecho a ello, y ese derecho debe ser respetado.

Guelaya propone una alianza entre la cultura y la ecología para conservar el patrimonio natural verde de nuestro territorio.

Posted on

  • La historia de nuestras zonas verdes no está escrita todavía y urge hacerlo para conservarlas.
  • Guelaya alegará en todos los procedimientos de evaluación ambiental pendientes sobre urbanización de cuarteles para conservar jardines, arboledas y alineamientos de árboles de gran porte por razones históricas además de ambientales.
  • Guelaya demanda a la ciudad que invierta las próximas dos décadas en patrimonio natural el 1% de lo que invirtió en patrimonio histórico artístico en los últimos 20 años.

Guelaya espera que la Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad adopte medidas sobre las zonas verdes históricas de Melilla y actualice el reglamento de zonas verdes en defensa de los árboles de la ciudad en paralelo a la celebración de la COP26 demontrando así su interés por la sostenibilidad de la ciudad.

La defensa de las arboledas de Melilla empieza a responder a una demanda social que refleja la diversidad de planteamientos que existen y Guelaya quiere valorarlo como un avance de madurez de la sociedad civil de Melilla, de la que siempre hemos sido parte.

Y por eso no podemos sino considerar un avance social que se empiecen a multiplicar las iniciativas ciudadanas en defensa del patrimonio natural de la ciudad, de los árboles de nuestra ciudad, como en el cuartel de Santiago o el cuartel del Regimiento Alcántara.

Y la aportación que como asociación podemos hacer en este momento es proponer una alianza de la cultura y la ecología para rellenar las lagunas sobre conocimiento histórico de los espacios verdes de nuestro territorio, para que la conservación de los espacios naturales de Melilla no solo se den  por razones de emergencia climática ahora que se está celebrando la COP26  sino por historia y cultura de nuestro territorio.

Por ello Guelaya presentará alegaciones en defensa de la conservación de las zonas verdes ubicadas en antiguos cuarteles que son objeto de planes de urbanización para evitar su desaparición.

Acuartelamiento Santiago en 1921. Se puede apreciar su palmeral, anterior a los jardines de la plaza de España.

El convenio que el actual diputado de la ciudad recomendó firmar, suponemos, al ministerio de Defensa con la Administración de la CAM  cuando era Comandante General de Melilla, no solo para el cuartel de Santiago, sino para el regimiento Alcántara y al Gabriel de Morales plantea dudas urbanísticas sobre la densificación de viviendas que forman parte de un debate público más amplio que el que nos corresponde como asociación en defensa del patrimonio natura pero la defensa de los espacios naturales urbanos de Melilla seguirá siendo una línea directriz de Guelaya sin ninguna duda en la próxima década.

Reclamaremos que se invierta en proteger el patrimonio natural de Melilla al menos el 1% de lo que se ha invertido en la defensa del patrimonio arquitectónico en las décadas.Para renaturalizar nuestra ciudad Guelaya ofrece gratuitamente todas las plantas que hagan falta. Para éso trabajamos desde siempre en nuestro vivero.

Posición de Guelaya ante la noticia del plan de apeo de 154 árboles tras causar daños en vehículos estacionados en la vía pública

Posted on Actualizado enn

  • Con la misma celeridad que se quitan árboles hay que poner los nuevos
  • Se deben plantar árboles que den sombra por adaptación al cambio climático
  • Si hubiera un reglamento de zonas verdes actualizado estas cosas no pasarían.

Entendemos la celeridad de la actuación anunciada por la Consejeria de Medio Ambiente de quitar los 154 árboles que según decisión técnica pueden suponer un peligro para la ciudadania, pero nos gustaría que se tuviera la misma celeridad para reponer arbolado en la gran cantidad de alcorques vacíos que hay por la ciudad, y además que se nos aclarara si el estado de esos árboles es debido a las podas desmedidas que han sufrido durante décadas, sobre todo en el caso de las moreras.

En todo caso pedimos que estos árboles sean sustituidos por árboles de sombra, preferentemente Ficus microcarpa, una especie que ha demostrado su gran adaptación a la ciudad y su gran resistencia a los rigores de nuestro clima. Otra especie que se debería tener en cuenta es la morera, que no hace muchos años era un árbol abundante en la ciudad y sin embargo ha ido desapareciendo de nuestras calles en las sucesivas remodelaciones.

Desde Guelaya llevamos años denunciando que las podas excesivas, mal hechas y fuera de temporada que ha sufrido el arbolado de Melilla lo dañan irreparablemente.

Necesitamos urgentemente tener una Ordenanza de Zonas Verdes y Arbolado que proteja nuestros árboles, que establezca, como mínimo, cuándo y cómo se debe podar, cómo proteger nuestros árboles cuando se haga una obra, qué tamaño deben tener los alcorques, cómo protegerlos de los golpes, qué porcentaje de arbolado de sombra debe haber en las aceras, qué especies usar preferentemente; y que también establezca las sanciones para los casos de incumplimiento.

No es sólo Guelaya quien demanda la necesidad de proteger y promover el arbolado urbano, la reciente creación del Movimiento por el Arbolado Urbano de Melilla y las reivindicaciones de SEO/BirLife Melilla así lo atestiguan.

Bienvenidos, la unión hace la fuerza.

El colegio del Gabriel de Morales no tendrá cuatro carriles en su puerta

Posted on Actualizado enn

La consejería de Infraestructuras, Urbanismo y Deporte así se lo ha comunicado a Guelaya.
Igualmente se sustituirán los eucaliptos por arbolado de sombra, preferentemente Ficus

Jueves , 7 de octubre 2021 . Tras varias reuniones mantenidas por Guelaya con el Consejero de Infraestructuras y con el personal técnico de la Consejería, ésta ha comunicado su intención de reducir a dos los carriles de la calle Marina Farinós y al ensanchado de las aceras frente al colegio en construcción en el antiguo cuartel Gabriel de Morales,

Los ecologistas consideran que se trata de una decisión coherente con la necesidad de crear entornos escolares saludables, al igual que el ensanchado de las aceras, por lo que valoran esta decisión.

Guelaya lamenta que, tras el irreparable daño ya provocado, haya que recurrir a medidas que, además, se deben entender como un mal menor ante las dificultades que los técnicos han argumentado para salvar la diferencia de cota.

No obstante, Guelaya espera seguir debatiendo de forma abierta la urbanización de los dos próximos cuarteles que ya han sido conveniados con el ministerio de Defensa y que por su tamaño (mayor de 5 hectáreas) y usos urbanísticos (Residencial, equipamientos, “espacios libres”), requieren de la realización de procedimientos de evaluación ambiental en los que participaremos a buen seguro ya que el cuartel de Santiago tiene 69.062,50 m² y el cuartel “Primo de Rivera” (Regimiento Alcántara) 79.286,38 m².

En el caso del diálogo mantenido sobre el plan del cuartel Gabriel de Morales (U.E. 42) se ha echado en falta la existencia de una normativa de zonas verdes moderna que determine las condiciones que tiene que cumplir el arbolado urbano para cumplir su función, que ya no es solo la tradicional de las zonas verdes urbanas sino la de aminorar las condiciones de emergencia climática por lo que las zonas verdes deben dejar de ser ya en esta ciudad explanadas de hormigón que contienen escaso arbolado de mínimo
porte y poca sombra.

Por ello, Guelaya recuerda el papel que la Consejería de Medio Ambiente debe tener por su competencias en garantizar zonas verdes dignas con una normativa actualizada y con la declaración de arbolado singular para el patrimonio natural que los cuarteles están dejando a la ciudad.

Acera sin árboles frente al nuevo colegio Gabriel de Morales

Construcción del nuevo colegio en el antiguo cuartel Gabriel de Morales donde se aprecia los restos de eucaliptos talados

Guelaya, SATE STEs, Teacher for future Melilla y la Dirección Provincial del MEC coinciden en la necesidad de buscar soluciones sostenibles para el entorno escolar del colegio Gabriel de Morales

Posted on Actualizado enn

Mantener el arbolado que todavía no ha sido arrancado es uno de los objetivos

Reducir el vial a dos carriles, integrar un carril bici y ensanchar aceras facilitaría la movilidad sostenible en el entorno escolar y el mantenimiento de los eucaliptos talados pero no desarraigados que podrían rebrotar

Se crea la oportunidad de crear un camino escolar que empiece en el CEIP Juan Caro, siga por el Gabriel de Morales hasta la Salle y enlace con el IES Leopoldo Queipo

Viernes 01 de octubre de 2021. En una visita programada para el viernes 1 de octubre, representantes del sindicato de enseñanza SATE-STEs y Guelaya se han reunido con el Director Provincial del MEC y responsables de la Unidad de Programas para solicitarle que el Ministerio se comprometa a actuar para que el nuevo colegio en construcción Gabriel de Morales tenga un entorno escolar saludable, en cumplimiento de la Agenda 20-30 y la transformación de los centros escolares en áreas de fomento de la protección de la salud de la infancia.

La construcción de un vial de cuatro carriles frente al colegio en construcción en Gabriel de Morales y la tala de la arboleda que daba sombra a las aceras del vial no son compatibles ni sostenibles con un entorno escolar saludable, ni siquiera con la calidad de la enseñanza, debido a los problemas que el alumnado y profesorado del centro tendría que soportar por la contaminación por ruido y tráfico rodado, al margen del aumento de riesgos de atropellos al duplicarse los vehículos que pasarían frente al colegio si finalmente se construyen cuatro carriles.

Por ello, el sindicato de la enseñanza, los ecologistas y la Dirección Provincial comparten la necesidad de buscar soluciones sostenibles que sean coherentes con la Agenda 20-30 y la creación de entornos escolares saludables con medidas como:

– Reserva de espacio para la instalación de aparca bicicletas, patines y patinetes para impulsar la movilidad activa.

– Revegetación de patios escolares.

– Priorización de la proximidad al centro como criterio básico de área escolar.

– Limitar el aparcamiento y tráfico en el entorno del centro educativo.

– Priorizar la movilidad peatonal y ciclista

– Fomentar la existencia de zonas estanciales con arbolado

– Vigilar el cumplimiento de la Normativa de seguridad vial en la entrada y salida del alumnado.

También existió consenso en considerar como una oportunidad la ampliación de la red de caminos escolares conectando el nuevo colegio con el camino escolar ya existente en el colegio La Salle y la posibilidad de extenderlo hasta el CEIP Juan Caro.

La reducción del vial a dos carriles, con un carril bici y ampliado de aceras es compatible con dejar la línea de arbolado todavía existente frente al colegio que podría rebrotar a coste 0 si se modifica el vial ahora que el proyecto está siendo sometido a un reformado del mismo, según han comunicado a los ecologistas los técnicos de la Consejería de Infraestructuras, Urbanismo y Deportes, con quien los ecologistas mantienen reuniones.

Guelaya presentó sus demandas sobre arbolado ante la consejería de Medio Ambiente

Posted on Actualizado enn

· La eliminación de la arboleda del cuartel de Santiago es la última de una larga serie de pérdidas de arbolado urbano.

· Guelaya no considera suficientes las compensaciones ambientales que ha dictado la Consejería de Medio Ambiente

· No podemos permitir que con la Emergencia Climática firmada se corten árboles para hacer viales con cuatro carriles

23 de septiembre de 2021. Guelaya presentó el lunes pasado al Consejero de medio Ambiente sus reivindicaciones sobre la reciente eliminación de la arboleda del cuartel de Santiago, tras haber recibido explicaciones previamente por parte del consejero de infraestructuras, Urbanismo y deportes Rachid Bussian y técnicos de la Consejería.

En relación a las compensaciones ambientales que la Consejería de Medio Ambiente determinó, Guelaya manifestó su descuerdo por considerarlas insuficientes y requirió a la Consejería a la aplicación de la norma Granada para realizar una valoración económica de los 32 eucaliptos para tener una referencia del daño producido, para conocimiento público.

Lo mejor que se puede hacer ahora que el daño ya está hecho es dejar que los tocones de eucaliptos que han quedado rebroten y vuelvan a coger altura, dando al menos sombra a la acera, lo cual se conseguiría en pocos años, y que se reconsidere la necesidad de llenar con cuatro viales la carretera, ya que es posible ampliar el acerado y crear un carril bici manteniendo los eucaliptos.

La tala de la arboleda de eucaliptos ha sido la gota que colma un vaso ya lleno de agravios ambientales que a pesar de las protestas sociales de muchas asociaciones y personas de Melilla se siguen produciendo.

No ha quedado un árbol vivo en el hospital militar, no se han sustituido los árboles dañados en las obras del parque del barrio de la Victoria, que sí ha aumentado la superficie hormigonada. El parque de juegos de la calle General Astilleros ha añadido más hormigón eliminando árboles que daban sombra por caras palmeras mientras que en le cuartel de Santiago el plan parcial provisional elimina una zona verde de palmeras de casi un siglo. Los eucaliptos del cuartel de Santiago son la gota que colma el vaso.

La propuesta es clara, declarar las arboledas y zonas verdes de los cuarteles que van a pasar a usos civiles con una nueva urbanización jardines singulares como conjuntos, o árbol a árbol por su gran porte y antigüedad para que no vuelva a pasar lo que ya ha pasado en tres cuarteles, porque en Gabriel de Morales tampoco queda nada. Y es una propuesta a coste 0. Solo da trabajo a los arquitectos que tengan que reubicar la zonas verdes en los planes provisionales que se tienen hasta el momento y que en el caso del cuartel de Santiago y de Alcántara no ha sido aprobados, ni pasado por consultas a

organizaciones ni información pública en el procedimiento de evaluación ambiental normativa si tienen más de 5 hectáreas.

La propuesta no modifica los usos urbanísticos de los planes parciales, sino que reubica las nuevas zonas verdes para que aprovechen las que ya existen, permitiendo que los árboles de gran porte sigan dando servicios de calidad del aire a las personas de Melilla que serían en su conjunto las beneficiadas de la conservación de grandes árboles, sean de la especie que sean.

En tercer lugar Guelaya insiste en que mantener un reglamento de zonas verdes en Melilla de 1987 es una vergüenza. Se han elaborado borradores desde hace una década, y nunca ha sido una prioridad política dotarnos de esa normativa, que entre otras cosas, prevenga el deterioro de zonas verdes que estamos sufriendo con pérdida de un patrimonio natural que no podemos perder en una situación de emergencia climática.

El viernes 24 de septiembre se realizarán protestas en toda España por la inacción política ante la emergencia climática. La jornada se dedicará a exigir justicia frente a la emergencia climática y mostrar el apoyo al llamado Juicio por el Clima* que cuenta ya con más de 48.000 adhesiones; la denuncia ante el Tribunal Supremo presentada por varias organizaciones contra el Gobierno por su falta de compromiso y ambición en la materia.

En Melilla, mañana sábado esperamos que las personas interesadas en la defensa del arbolado urbano de su ciudad nos sigamos encontrando en el parque abandonado en la esquina del cuartel de Santiago junto a la plaza de La Salle para seguir pensando en cómo defender nuestro arbolado urbano.

* https://www.ecologistasenaccion.org/179341/el-movimiento-climatico-vuelve-a-las-calles-para-exigir-justicia-por-el-clima/

Una representación ciudadana de Rebelión por el Clima presentó sus reivindicaciones sobre arbolado urbano y podas ante el consejero de medio ambiente

Posted on Actualizado enn

Guelaya, que asistió a la reunión como miembro de Rebelión y expuso sus reivindaciones, sacó las siguientes conclusiones:

 

  • Valoramos positivamente la reunión por constituir avances en cuanto al respeto y conservación del arbolado urbano en un ambiente de colaboración.

 

  • Mantendremos una actitud crítica sobre las cuestiones que no se han podido consensuar

 

  • Realizaremos igualmente un seguimiento sobre la materialización de los compromisos adquiridos en la mencionada reunión por considerar que suponen pasos adelante en la buena dirección de conservación del arbolado urbano y de mitigación de la crisis climática.

 

 

Las cuestiones que se pusieron encima de la mesa fueron las siguientes:

 

1.- Sobre cuándo se hacen las podas:

Solicitamos que las podas se limiten a otoño e invierno y no se hagan en primavera y verano. 6 meses sin poda. Actualmente eran 3 meses sin poda y la consejería va a parar las podas 5 meses.

Valoramos que lo conseguido, 5 meses de parón de podas, está más cerca de los 6 meses que pedimos que de los 3 meses que había y por tanto es un avance en el respeto de la época de reproducción de aves y de la sombra en verano, pero insistiremos en la necesidad de respetar también el mes de septiembre, aunque sea como mínimo en las podas de los alineamientos de ficus.

 

2.- Cómo se hacen las podas.

Se mantienen las discrepancias técnicas sobre las podas en marquesinas si bien entendemos que en los alineamientos de ficus que están a escasos metros de las casas hay que atender las demandas de los vecinos para que las ramas no lleguen a las casas.

Se valora la idea de recuperar las bóvedas naturales de sombra en bulevares donde los árboles no están cerca de las casas.

Se valora especialmente el compromiso con evitar podas extremas respetando lo verde y recortando menos del 25% de la copa.

 

3.- Árboles singulares

La consejería justificó su retraso en la declaración de árboles singulares en la ciudad de Melilla por la envergadura del trabajo que están realizando. Se nos anunció un proyecto consistente en un catálogo completo de árboles singulares y cada árbol catalogado recibirá una atención específica. También habrá información detallada al pie de cada ejemplar seleccionado, permitiendo ampliar esa información de forma digital a través de un código QR. Nos han confirmado que tendrá participación pública como queríamos.

 

4.- Petición sobre un reglamento de podas para Melilla

Nos han contestado que no es una prioridad para la Consejería.

Guelaya solicitó en reuniones anteriores la urgencia de dotar a la Ciudad de una normativa de ruidos y un reglamento sobre áreas verdes, tanto de la Red Natura 2000 como de zonas verdes urbanas. La normativa de ruido se está actualizando ya y la de áreas verdes nos han prometido que saldrá en el primer semestre de 2020.

En el momento que salgan estas normativas que Guelaya viene solicitando desde hace años volveremos a recordar la necesidad de una normativa de podas.

 

5.- Solicitamos que Melilla se sume a las ciudades del #TreesInCitiesChallenge.

La consejería aprovechó esta iniciativa para presentar los proyectos que piensan desarrollar en el año 2020, con un tratamiento integral del arbolado urbano incluyendo el tratamiento de los alcorques, plantación de ejemplares nuevos  y mejora de las condiciones de jardines y árboles en general. También se habló de encarecer los daños que se hacen a los árboles por las obras, y de sendos proyectos de mejora ambiental para dos áreas verdes, los pinos de Rostrogordo y el barranco de Cabrerizas.

Guelaya se comprometió a enviar información sobre la red #TreesInCitiesChallenge para incorporar a la ciudad de Melilla y hacer seguimiento de todas las propuestas que se anunciaron para el futuro.

 

árboles podados sin edificios próximos
Árboles podados en ausencia de edificios

Guelaya denunciará las podas en defensa del derecho a la sombra para las personas y de la biodiversidad

Posted on Actualizado enn

  • Durante una semana hemos pedido sin resultado a la Consejería de Medio Ambiente que pare las podas que se reiniciaron el 27 de mayo tras las elecciones por estar en periodo de reproducción de aves.

 

  • Apoyamos a la plataforma ciudadana #2020RebeliónPorElClimaMelilla y a los vecinos que se opusieron ayer a las podas en Cuatro Caminos, en la que quedó demostrado que existe reproducción de aves en junio, con el vídeo de una mirlo hembra buscando su nido con pollos con la comida en el pico sin poder encontrarlo.

 

  • El tratamiento del arbolado urbano no se puede regir en Melilla por un contrato mercantil con una empresa. Hace falta un reglamento que defienda los intereses públicos y promueva la protección de la flora y fauna de Melilla.

 

No hay normativa en Melilla que regule lo que se puede hacer con los árboles. El contrato que la ciudad firmó con la empresa adjudicataria  del mantenimiento y limpieza de las zonas verdes de Melilla no incluye la legislación del patrimonio natural y biodiversidad ni la legislación en defensa de los animales.

 

Esta es la situación con la que se va a encontrar la persona que finalmente sea nombrado consejero de medio ambiente, o la que tenga en su consejería esas competencias. Una plataforma ciudadana en contra de las podas y una asociación que tras intentar el despropósito de las podas no tiene más remedio que irse al juzgado de guardia.

 

Guelaya tiene que volver a recordar que no tiene ninguna justificación el trato que se les da al arbolado urbano de esta ciudad y que si en años anteriores hemos protestado, no tenemos más remedio que protestar otro año más.

 

En una situación de emergencia climática evitar que los árboles refrescen el ambiente con sus sombra es lo contrario de adaptarse a la crisis climática. Por eso no se trata solo de la defensa de las aves, o de los mismo árboles, ya que no admitimos los argumentos del consejero de medio ambiente en funciones cuando nos dice que se trata de una poda “en marquesina”.

 

La decisión de no podar en las fechas electorales bien podría ser una decisión técnica provocada por el artículo 75 de la  ley 42/2007, de 13 de diciembre del patrimonio natural y la biodiversidad, que establece sanciones por la “perturbación, muerte, captura y retención intencionada de especies de aves en época de reproducción y crianza”.

 

Reanudar las podas el 27 de mayo, un día después de las elecciones no tiene fundamento técnico ni científico. Ningún técnico en su sano juicio puede afirmar que las aves necesitan solo un mes como período de reproducción.

 

Los argumentos por lo que hemos solicitado a la Consejería de Medio Ambiente, vía registro electrónico, que cesen las podas, son estos:

Por la forma de hacerlas.
Podas excesivas. Hacen daño a los árboles reduciéndolos a la mínima expresión. Hacen daño a la sensibilidad de las personas que aprecian los árboles e impiden que cumplan parte de sus funciones, como dar sombra a las personas.

Por el momento de hacerlas y su reiteración:
En época de reproducción de aves o durante el verano que es cuando más se necesita la sombra. Respetar el período de reproducción de aves hasta julio es imperativo legal.

¿Qué quiere Guelaya?
1.- Como medida de urgencia, que paren las podas en época de reproducción de aves de marzo a junio y que se respete la sombra en las calles para las personas durante los meses de más calor de verano hasta septiembre. Las podas son para el otoño y el invierno. Si no las pueden hacer todas en seis meses que contraten a más personal. Hay trabajando dos equipos de podas de 5 personas. ¿No se pueden contratar a 10 personas más?

2.- Que se ordene a la empresa que presta el servicio de mantenimiento del arbolado urbano que cumpla con la legislación ambiental. En concreto, con la Directiva Aves y la ley 42/2007, de 13 de diciembre del Patrimonio Natural y la Biodiversidad que prevé sanciones en su artículo 75 por la “perturbación, muerte, captura y retención intencionada de especies de aves en época de reproducción y crianza”.

3.- Que se considere como época de reproducción de aves las fechas medias consideradas por la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirldLife) para la península Ibérica, hasta tanto la consejería no elabore con datos técnicos de Melilla otro periodo y lo apruebe, adelantando el periodo debido al inicio temprano de la primavera en Melilla.

4.- Que se redacte un reglamento de Áreas Verdes que incluya la protección del  arbolado urbano y la reglamentación de las podas. En su tramitación podrá participar toda la ciudadanía para defender sus intereses, sean estos los que sean.

5.- Que el reglamento de Áreas Verdes promueva la función del arbolado urbano para la  adaptación a la crisis climática en Melilla, para conservar la biodiversidad y mantener y mejorar las funciones de sombra y frescor necesarias para las personas. En muchas ciudades españolas ya han entendido que los árboles urbanos son los mejores aliados contra el aumento de temperaturas debido al cambio climático, y las podas que se realizan van encaminadas a aumentar el volumen de las copas de los árboles para aumentar la superficie de sombra y la producción de oxígeno, así como su capacidad de absorber los gases perniciosos de los cascos urbanos.

mirlo con comida en el pico buscando su nido en un ficus mutilado
Hembra de mirlo con comida en la boca buscando su nido en un ficus recién podado.