calle 20

Verja del parque. No se debe encargar una encuesta con fondos públicos de una consejería antes de que otra organice una consulta popular sobre lo mismo.

Posted on

  • Es la segunda vez que el gobierno de la ciudad gasta dinero público en intentar crear una opinión pública favorable al derribo del muro del Parque Hernández a sabiendas de que la tiene en contra.
  • El debate no es muro si o no, sino zona azul si o no y general Marina calle 10 o calle 20. Se debate un modelo de movilidad sostenible o la vuelta atrás de la movilidad en el centro.

La encuesta encargada por la Consejería de Distritos a una Consultora denominada “Estudio de opinión sobre la integración y dinamización del Parque Hernández” es un ejemplo de intento de manipulación de la opinión pública con el objetivo de refrendar una decisión ya tomada, quitar la vaya perimetral del Parque Hernández, como ya lo fue la representación virtual en la que se ve una plataforma única que no se corresponde a la realidad,  puesto que la calle Gral. Marina va a ser zona azul. Es la segunda vez que el gobierno de la ciudad gasta dinero público en intentar crear una opinión pública favorable a sabiendas de que la tiene en contra.

No solo es criticable técnicamente la encuesta porque puede llamar al engaño a quien la responda, sino que no nos parece correcto que se pregunte por cosas que han sido debatidas ya en el Foro por la movilidad, donde no se ha conseguido el consenso, y la Consejería de medio Ambiente y sostenibilidad ha tenido que proponer una consulta pública para ver si se elimina el muro perimetral del parque Hernández porque sabe que tienen a representantes de la sociedad civil en contra.

Se trata de una encuesta sesgada con preguntas evidentemente tramposas como la que cuestiona sobre si nos parecería necesario integrar el centro de la ciudad mediante la rotación de vehículos, zona azul, y el transporte público, y sin dar la opción de elegir un modelo u otro. De hecho, Guelaya está a favor del segundo porque se trata de un medio de transporte sostenible, pero en contra del primero, porque consideramos que el centro tiene suficientes aparcamientos públicos que hacen innecesaria la zona azul, y además perjudica a los residentes.

Quitar la vaya perimetral del parque con la excusa de que así se mejoraría su accesibilidad e integración en el centro, es una falacia puesto que estará rodeado de calles con circulación rodada y tendrá mas inconvenientes que ventajas.  Supondrá un peligro potencial para sus usuarios mas numerosos, los niños y niñas que corren protegidos por el cerramiento actual.

También consideramos que la verja protege las valiosas y hermosas especies botánicas de su interior  y facilita  el cierre del parque en los días de fuerte viento tan comunes en la ciudad. 

Abrir nuevas puertas para mejorar el acceso al mismo, podría ser una alternativa que mejorara el acceso y la integración del parque sin necesidad de quitar el cerramiento que forma parte del conjunto histórico del parque Hernández. Fue debatida y aceptada en una sesión anterior del foro por la movilidad pero no se están respetando los consensos adoptados previamente.

Queremos recordar que los parque mas emblemáticos de España, como el Retiro de Madrid, el Parque de Mª Luisa de Sevilla, el Parque de la Ciudadela y el Parque Well de Barcelona, la Granja de San Ildefonso de Aranjuez en una gran parte y también el Parque Grande de Labordeta en Zaragoza, además de muchos otros menos conocidos, preservan su vallado como parte de conjunto histórico que componen.

Guelaya ya defendió en un Foro anterior que la condición imprescindible para poder quitar la verja sería peatonalizar general Marina. Si la avenida de la Democracia no se peatonaliza, no se podrá derribar la verja.  Hacerlo sería una temeridad.

Parece mentira que la postura más sensata consensuada ya, como eliminar la verja solo parcialmente, integrando el parque en la calle general Marina si se peatonaliza (calle 10 con carga y descarga y entrada de residentes) sea rechazada.

Meter tráfico con una zona azul en el centro ni es sostenible ni tiene futuro.

La iniciativa de la policía local en la calle La Legión es un buen comienzo, pero es solo un primer paso

Posted on

  • Guelaya apoya la iniciativa de la policía local cortando el tráfico en la calle La legión pero manifiesta su preocupación por la falta de medida posteriores.
  • Los vecinos del Real y el área de movilidad deben consensuar las medidas posteriores.
  • El tramo cortado debería pasar a calle 10 y tomar medidas de pacificación en la calle Jiménez Iglesias con pasos sobre-elevados.


El ex-jefe de la policía local de Pontevedra, Daniel Macenlle, que hace unos años visitó Melilla invitado por Guelaya, nos contó como comenzó la peatonalización del centro de Pontevedra, dando la orden a la policía local de que se cortara el tráfico de algunas calles céntricas con vallas en el primer verano de mandato tras las elecciones que
ganaron con un programa electoral de movilidad sostenible.


Pontevedra, después de esa medida, ha desarrollado un modelo de movilidad sostenible que ha sido alabado en toda Europa y constituye una referencia para los municipios españoles.


Eso es lo mismo que ha hecho hace unos días la policía local de Melilla. Poner unas vallas y desviar el tráfico en una calle de la ciudad. Exactamente igual que comenzó Pontevedra su cambio de modelo de movilidad.


La calle La Legión se convirtió en la primera calle 20 de plataforma única de la ciudad desarrollando el Plan de movilidad urbana sostenible que sigue vigente con el objetivo de reducir el tráfico.


En 2018 la Mesa por la movilidad denunció que en el tráfico había pasado de 288vehículos/hora a 789. Con ello, la percepción de inseguridad vial de los vecinos se comprobaba al tiempo que se demostraba que los casi 2 millones de euros que costó la obra no habían conseguido el objetivo marcado. Este verano, a coste 0, la policía local ha conseguido hacer de la calle La legión una vía segura para las personas.


Por eso, Guelaya aplaude la decisión de la policía local como un comienzo, pero manifiesta su preocupación por lo que viene después, porque en Pontevedra la policía local formaba parte de un equipo de Gobierno que actuaba de forma coordinada, y en Melilla tenemos muchas dudas sobre eso.


La decisión no ha sido una iniciativa del área de movilidad de la consejería de Medio Ambiente, aunque haya sido informada. El desarrollo del PMUS plan de movilidad urbana sostenible de Melilla es competencia del área de movilidad y las medidas que ahora hay que tomar para que la iniciativa se consolide también son de su competencia.


Cortar el tráfico de una calle como La Legión, como en cualquier calle de Melilla, ya no es posible al 100%. Los residentes tienen necesidad de acceder a sus casas, al igual que los comerciantes de la zona necesitan zonas de carga y descarga. Los cuerpos de seguridad, bomberos…necesitan tener acceso a todas las calles.


Lo que el PMUS plantea son las calles 10 para este tipo de situaciones, para se trate de la decisión como permanente. Esa ha sido además las demandas que desde Guelaya se han reiterado en muchas calles. El fondo del problema de la movilidad sostenible y de la seguridad vial sigue siendo que cada vez circulen menos coches, y cada vez sea más seguro desplazarse caminando, en bicicleta y en transporte colectivo. Si no se toman medidas en ese sentido de disuadir a los conductores de desplazarse en coche privado estamos desviando el problema de la calle La Legión a la calle Jiménez Iglesias, porque la “evaporación del tráfico” en una calle conllevará al aumento de tráfico en otra u otras.


Hay que plantear medidas de pacificación en Jiménez Iglesias, como por ejemplo instalando pasos sobre-levados. Pero eso no lo puede hacer la policía local ni es una medida a coste 0.


Los vecinos del Real deberían haber sido como mínimo informados. Ya han manifestado su preocupación los de Jiménez Iglesias y si no se toman medidas de pacificación de tráfico en esa calle, Guelaya compartirá esa preocupación.