Noticias

El cuento chino de la bandera azul

Posted on Actualizado enn

 

La bandera azul que ondea en la playa de los Cárabos es un signo que, según la empresa privada que lo concede, en nuestro caso Adeac, debería ir asociado a unas aguas de baño y una playa impecables desde el punto de vista de sostenibilidad ambiental, limpieza, participación ciudadana y seguridad. La empresa Adeac considera imperativos esos requisitos hasta el punto de que si un año no se cumple alguno de ellos, el año siguiente no se concede la bandera azul.

Guelaya-Ecologistas en Acción quiere denunciar a la opinión pública que en nuestras playas, ninguna cumple no uno sino muchos de los requisitos necesarios para que ondee la bandera azul; a saber y sin ser exhaustivos:

El agua de baño debe ser analizada al menos ocho veces al año. El punto de recogida de la muestra de agua debe estar marcado públicamente en la costa y los resultados de los análisis deben exponerse en una zona muy visible para los bañistas, preferiblemente en las pasarelas  de acceso a la playa o junto a los socorristas. En Melilla hay un cartel junto a una de las casetas del personal de playa, en el que nadie o casi nadie repara y donde las casillas en que debe figurar la fecha del análisis y los resultados de indicadores de aguas fecales están perpetuamente vacíos. No se hacen análisis o no se exponen los resultados.

En el control de los parámetros físico-químicos del agua de baño se especifica que debe existir ausencia de de contaminación flotante como plásticos, botellas, vidrios, contenedores y cualquier otra sustancia. Los melillense a veces tenemos que apartar con la mano los cúmulos de suciedades flotantes que hay en el agua para poder meternos en ella. No es raro ver a los bañistas andar por la orilla hasta encontrar un sitio limpio para entrar al agua. Nuestras aguas de baño están sucias muchas veces.

Debe haber ausencia de vertidos o de basura que puedan afectar a la playa o su entorno. El río de Oro es objeto de numerosos vertidos de escombros y basura por parte algunos melillenses. Esto unido a las basura que vienen de Marruecos lo convierten en un enorme foco de contaminación para la playa y su entorno. Nuestros gestores no mueven un dedo por solucionar este problema.

Las rieras y salidas de agua de tormenta a la playa deben estar permanentemente limpias. Tras lluvias intensas la limpieza de la zona debe ser diaria. Después de un fuerte levante o de lluvias torrenciales la desembocadura del río de Oro, y de toda la playa es un enorme cúmulo de basura que permanece allí durante muchos días.

 

Debe constituirse un Comité de Gestión de la Playa constituido por autoridades locales, sector hotelero, ONGS, socorristas y trabajadores de educación medioambientalEste comité estaría encargado de hacer auditorías ambientales. ¿Alguien lo conoce?

 

La playa y su entorno deben estar limpios y bien mantenidos en todo momento. Como bien sabemos los melillenses la playa solo está limpia en verano, y algún aspecto de su entorno, como los diques que se adentran en el agua, están llenos de basura todo el año.

 

Cuando vemos que la bandera azul no debería ondear y sin embargo ondea, en Guelaya nos preguntamos qué hay detrás de este engaño. ¿Sucede en Melilla como se rumorea de otros municipios que las banderas azules se compran? ¿No es más ético y daría mejor servicio a la ciudadanía hacer un plan integral de limpieza de nuestro litoral y nuestros territorios periféricos?

¿Cuándo se limpiarán los enormes cúmulos de bolsas de plástico que hay depositados en el fondo de nuestra bahía? ¿Cuándo se establecerá un plan de limpieza y vigilancia permanente de vertidos en el río? ¿Cuándo se hará una limpieza a fondo de los diques y se perseguirá que nadie deposite basuras en ellos? ¿Cuándo se controlarán los residuos de los botellones en la playa? ¿Cuándo se hará una campaña de concienciación ciudadana? Guelaya estaría encantada de participar en una auténtica política medioambiental de nuestras playas. Mientras tanto seguiremos denunciando los cuentos chinos con que quieren dormirnos.

DSC00707 DSC00709 DSC00716

El nuevo Plan Hidrológico de Melilla intenta que el río Oro desaparezca de la geografía española

Posted on Actualizado enn

 

En relación a los aspectos que tratan la degradación de cauces en Melilla en el segundo ciclo de planificación del Plan Hidrológico, nuestra asociación quiere hacer públicas las  alegaciones presentadas el pasado 30 de junio ante la confederación hidrográfica del Guadalquivir.

La posición que defiende la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) en el documento de Esquema Previo de Temas Importantes, que ha estado en información pública, se resume en el siguiente párrafo:

“El cauce de la masa de agua del río de Oro y sus afluentes se han visto alterados morfológicamente debido a la canalización del mismo y a la modificación de su trazado original cerca de la desembocadura. Esto ha provocado la pérdida de naturalidad de los cauces y de los ecosistemas originarios propios de estos hábitats. Otro problema que incide sobre estas aguas es la acumulación de residuos sólidos procedentes de poblaciones cercanas.”

Este párrafo es el núcleo duro de las discrepancias que mantenemos con las actuaciones en los cauces.  Convertir un río en un canal de desagüe sobre una losa de hormigón que vaya a un sumidero a 100 metros de su desembocadura es disparatado. La CHG  mantiene el viejo proyecto de tapar el Río de Oro bajo una losa de hormigón.

Es razonable plantearse la ampliación de la desembocadura para aumentar el caudal de salida en caso de avenidas e inundaciones, pero las tendencias actuales no son desnaturalizar los cauces, sino dejar que se regeneren solos.

La conservación de la biodiversidad se realiza no solo hacia los hábitats, sino hacia las especies y no se pueden destruir los escasos hábitats para especies autóctonas que existen porque están protegidos por la ley de biodiversidad.  Reclamamos una gestión de mantenimiento y vigilancia de cauces permanente, que castigue el vertido de escombros y residuos en general, y que se promueva la reforestación de los cauces.

¿Se va a encauzar el rio Nano, que está sometido a medidas de conservación por el PORN? ¿No se va a considerar la reforestación en cuencas como una medida de control de avenidas e inundaciones?

La problemática ambiental en el arroyo Tigorfaten es que la vegetación autóctona (adelfas y tarajes), ha sido sustituida por vegetación invasora (acacias), y se debe actuar contra ello.

Por poner un ejemplo, en el Río de Oro y sus cauces aparecen las siguientes especies autóctonas, muchas de ellas sometidas a status de conservación en el Catálogo español de especies amenazadas:

 

Vegetación: espadañas (Typha angustifolia) y carrizos (Phragmites australis),

 

Fauna:

Avetorillo común (Ixobrychus minutus)

Martín pescador (Alcedo atthis

Ruiseñor bastardo (Cettia cetti)

Carricero común (Acrocephalus scirpaceus)

Carricerín real (Acrocephalus melanopogon)

Garceta común (Egretta garzetta)

Andarríos chico (Actitis hypoleucos)

Mosquitero común (Phylloscopus collybita)

Buitrón (Cisticola juncidis)

Chorlitejo chico (Charadrius dubius)

Zarcero común (Hippolais polyglotta)

Lechuza común (Tyto alba)

Culebra viperina (Natrix maura)

Galápago leproso (Mauremys leprosa)

Camaleón común (Chamaeleo chamaeleon)

Tortuga mora (Testudo graeca),

 

EN CONCLUSIÓN

Que las medidas a adoptar por degradación de cauces y por avenidas e inundaciones siguen el camino contrario al que consideramos correcto, que no es otro que conservar la vegetación autóctona para que cumpla con su función ambiental y ecológica, creando un lugar de ocio y tiempo libre para los melillenses, en lugar de la desnaturalización completa del río.

río 2

 

 

 

 

Alegaciones al Plan Hidrológico de Melilla

Posted on

 

 

Guelaya presentó el pasado 30 de junio las alegaciones al segundo ciclo del Plan Hidrológico de Melilla sobre el documento “Esquema Previo de Temas Importantes”, y con el objeto de  que se hagan públicos, para los melillenses en general, hemos elaborado una serie de tres comunicados en la que iremos exponiendo los problemas y las propuestas que hemos realizado.

 

Los contenidos expuestos a información pública los hemos dividido en 3 bloques que tiene que ver con:

  1. El suministro y explotación de aguas, incluyendo la planificación de avenidas e inundaciones.
  2. Conservación de cauces  y Rio de Oro.
  3. Calidad de aguas costeras.

 

Comenzamos con el primer bloque

 

Las medidas adoptadas resultan insuficientes, pues solo se orientan hacia la oferta, sin intentar reducir la demanda.

 

Discrepamos de la prioridad dada al agua de la desalinizadora, al considerar que las medidas de ahorro y eficiencia del consumo de agua, y lucha contra las fugas, tienen capacidad suficiente para disminuir el consumo, sin dejar de valorar la necesidad de que la extracción de agua de los acuíferos sea sostenible y que se estudien en profundidad.

 

Deben añadirse medidas de ahorro y eficiencia en el consumo, especialmente en las instituciones públicas, que deben dar ejemplo, y con un sistema de campañas de concienciación y formación ciudadana  de gran alcance que permitan adoptar un sistema de tarifas de consumo progresivo de forma que se castigue el despilfarro de agua por parte de los consumidores.

 

Parece notorio que el agua que se suministra en Melilla por habitante y día es mayor que muchas ciudades españolas que consiguen con menos agua cubrir todas las necesidades, pero seguimos sin saber cuales son las fugas reales en la red y los planes de lucha contra las pérdidas. ¿Los objetivos de disminución a 260 litros/hab/dia no señalan un exceso de demanda?  ¿Es necesaria realmente una ampliación a 30.000 metros cúbicos diarios la desalación cuando eso es más  del 100% de lo que se gasta al día?

 

Apostar por la desalinización es apostar por el medio más caro de obtener agua en Melilla, con el mayor gasto energético, olvidando la necesidad de reducir el consumo energético y los compromisos asumidos por nuestro país derivados del cambio climático. Si no cumplimos con nuestras obligaciones internacionales, ¿quién va a cumplirlas?

 

Consideramos necesario que la Administraciones públicas pongan en marcha programas de ahorro de agua, ya que consumen prácticamente una cuarta parte del agua de Melilla, para dar ejemplo, y poder tener autoridad moral para decirles a los ciudadanos que así no podemos seguir, y poner en marcha programas de ahorro que impliquen a la ciudadanía. Sin participación social no habrá manera de conseguir ahorro, lo que haría innecesario la ampliación de la desalinizadora.

 

Si hay dinero para la ampliación de la desalinizadora, también lo hay para la lucha contra las fugas, para hacer campañas de concienciación, de información y de formación, pero prefieren creer en las empresas y en que se mueva dinero en lugar de creer en las personas, a pesar de que una política basada en la información y en la lucha contra las fugas es más barata que la desalinizadora, a largo plazo. Es decir, se mantienen soluciones insostenibles que ponen en peligro a las generaciones futuras.

Los pozos de Melilla han sido sobreexplotados de tal manera que no hay que esperar a la siguiente generación para saber que los problemas no dejan de aumentar. Ahora resulta que son necesarios estudios para el conocimiento de los acuíferos. Bienvenidos sean esos estudios, que fueron necesarios en los años 80 cuando el Ayuntamiento de Melilla recibió los primeros informes que indicaban sobreexplotación de acuíferos. Es como decir que no a algo que se demandaba en Melilla hace un cuarto de siglo. Así que aceptamos, pero no dejamos de criticar que se tomen medidas necesarias en los 80 en el año 2014.

 

La planificación sobre avenidas e inundaciones, cuestión preocupante por el cambio climático, nos hace aceptar decisiones como la ampliación de la desembocadura del Rio de Oro, pero la prevención del cambio climático no es compatible con la decisión de adoptar medidas que provocan aumentos de consumo energético.

 

En conclusión, que los melillenses sabemos que el agua del grifo no se puede beber, que gastamos dinero para comprar agua embotellada, o nos vemos obligados a ir a las fuentes públicas, que cada vez suministran agua de peor calidad, y sin embargo, no parece que estemos dispuestos a exigir a la Ciudad Autónoma una calidad de servicio sostenible.

desaladora

 

 

 

Posición de Guelaya con respecto al proyecto de Sendero Verde

Posted on Actualizado enn

 

 

Hace unos días se han producido unas declaraciones del Consejero de Medio Ambiente sobre el proyecto de sendero verde, en el que se ha mencionado a nuestra asociación en los antecedentes de dicho proyecto. Por “alusiones” queremos manifestar a la opinión pública lo siguiente:

 

  1. Que efectivamente, apoyamos el proyecto de sendero verde, junto con Melilla ConBici, y que así lo afirmamos ante el Consejero de Medio Ambiente, motivo por el cual solicitamos tener conocimiento del proyecto, para poder valorarlo.
  2. Tras recibir el proyecto, y analizarlo, tuvimos una entrevista con el Consejero de Medio Ambiente, en el que le presentamos una serie de propuestas para la mejora ambiental del proyecto. El escrito remitido, con fecha 17 de diciembre del 2013, y el comunicado enviado a los medios de comunicación en diciembre, están a disposición de los interesados en nuestro blog.
  3. Las propuestas presentadas recogen igualmente ideas del público en general que participó en una caminata por la pista de carros.
  4. Las propuestas presentadas fueron las siguientes:

 

Que se plante vegetación autóctona a lo largo de todo el recorrido, y que se planifique el riego durante el primer verano.

 

Que la delimitación el sendero se realice con estacas de madera y no con mojones de hormigón.

 

Que se impida la circulación de vehículos mediante pivotes móviles para evitar que nuevamente se arrojen escombros, y no solo se prohiba con carteles.

 

Que se amplíe a 4 metros el sendero por el que deben transitar peatones y ciclistas, dando prioridad al peatón.

 

Que se tomen medidas de seguridad ante la percepción de riesgo de la población al caminar por un lugar solitario.

 

Que se adapten las zonas de descanso para que puedan ser utilizadas por centros educativos que ya utilizan la pista de carros para hacer senderismo o como lugar de paso para acampadas en los pinos, y que se instalen baños y puntos de agua..

 

Que se contemple una cuarta zona de descanso en el rio de Oro debido a que la tercera zona, en la puerta del CETI, será  utilizada diariamente por los “residentes en el CETI” , de lo cual nos alegramos.

 

Que se contemple la posibilidad de crear un sendero que comunique el sendero verde con el mar a través del Río de Oro, evitando hormigonar los cauces, permitiendo la recuperación espontánea de vegetación autóctona.

 

Que se planifiquen actividades educativas, de tiempo libre y ocio, para promover el uso del sendero.

Y finalmente, que la prohibición para el tránsito de personas por las mañanas prevista en el horario no se produzca, ya que evitaría la utilización del sendero por parte de centros educativos que lo usan actualmente en horario lectivo de mañana.

 

“Estamos seguros que se puede encontrar una solución que responda a los intereses de todos y todas, y desde nuestra participación en el proyecto llamamos a los responsables para que se llegue a un acuerdo dialogado, que respete los legítimos intereses de cada parte, incluyendo, por ejemplo, que un lunes a las 11 horas, en un buen día de primavera, un jubilado se pueda dar un paseo por el sendero verde, o un padre, o madre, que quiera ir a las 8.30 de la mañana de un martes de julio a darse un paseo en bici con su hijo o hija, pueda hacerlo. Porque algo tan sencillo como eso, no está asegurado en el proyecto actual.”

 

Con el párrafo anterior terminábamos el comunicado enviado a los medios de comunicación, hace ahora 6 meses.

 

Por lo tanto, se pueden deducir las siguientes conclusiones:

 

  1. No se ha aceptado ninguna de las  propuestas.
  2. Que resulta curioso que nuestra asociación pueda realizar reforestaciones en zonas aledañas al sendero verde (ya las hemos realizado),  y que la Consejería no sepa donde ubicarlas, a pesar de que hemos ofrecido gratis la vegetación para reforestar de nuestro vivero.
  3. El proyecto está valorado en 350.000 euros, pero se le deben añadir gastos diversos por valor de 100.000 euros. Este es el motivo por el que un kilómetro de carretera en España vale más que en EEUU o en Alemania.
  4. Que los algo más de 1.000 euros que el proyecto planifica para jardinería, es una cantidad rídicula, frente a los 60.000 euros en hormigón o casi el medio millón de euros del proyecto global…
  5.  Que desde la sensated y el sentido común, es imposible pensar que este proyecto ha sido consensuado con Guelaya-Ecologistas en acción.
  6. Que en los términos actuales en los que sale el proyecto, mejor no haberlo hecho porque va suponer que usos actuales se prohibirán.DSCN2474

.

La gaviota de Audouin cría en Melilla por primera vez

Posted on Actualizado enn

El pasado día 11 de este mes recibimos una estupenda noticia para Melilla y su patrimonio natural. El ornitólogo melillense Diego Jerez, en colaboración con agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA), pudo constatar el primer caso de reproducción de gaviota de Audouin (Ichthyaetus audouinii) en Melilla desde que se tienen registros. En concreto pudieron observar dos parejas con tres pollos de unas tres a cuatro semanas de edad; los nidos están situados en una zona de acceso restringido, junto al perímetro fronterizo con Marruecos. La gaviota de Audouin o de pico rojo es una especie amenazada y está protegida por leyes internacionales. La colonia de las cercanas islas Chafarinas es una de las más importantes del mundo, y es uno de los motivos de que las islas fueran declaradas espacio protegido. Su mayor enemigo es la gaviota patiamarilla (Larus michahellis), que ataca sobre todo a sus nidos.

Precisamente la gaviota patiamarilla está siendo noticia estos días por la aparición de muchos ejemplares jóvenes en nuestras calles, coincidiendo con la etapa en la que empiezan a abandonar sus nidos. La gaviota patiamarilla, más grande y agresiva que la gaviota de pico rojo y mucho más abundante, se alimenta habitualmente en los vertederos de basura, por lo que su población está creciendo últimamente de forma incontrolada, y cada vez son más los incidentes urbanos que provocan. Hace tiempo que venimos reclamando a la Consejería de Medio Ambiente que tome cartas en el asunto. Existen varias formas de controlar la expansión de esta especie de forma incruenta, como el parafinado de huevos, que ha demostrado su eficacia en el control de la gaviota patiamarilla en otros lugares donde el rápido crecimiento de su población ha sido motivo de conflictos, como las islas Chafarinas.pico rojo

Estado ambiental de la ciudad II

Posted on

Zonas verdes y espacios naturales

Pasamos revista a una serie de asuntos que tienen que ver con la naturaleza melillense, y sobre la que se pueden hacer valoraciones tanto positivas como negativas.

Por ejemplo, consideramos que la iniciativa del Sendero Verde mejorará la pista de carros y el acceso de peatones y ciclistas. Solo esperamos que su tramitación y ejecución se acelere.

También podemos decir que Guelaya aspira, como todos los melillenses, a disfrutar de la playa de Horcas, y la limpieza de fondos; tras la evaluación ambiental en la que participamos, esta limpieza es la que menos impacto tendrá sobre la Patella ferruginea. Pero una vez más encontramos que las fechas no son las adecuadas, no sólo porque ya ha comenzado la temporada de playas, sino porque las obras coinciden en el tiempo con la presencia de aves reproductoras protegidas.

El río de Oro, sin embargo, sigue amenazado de muerte. Tras la  “limpieza de la vegetación autóctona en su cauce” realizada por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, se sigue manteniendo la idea de que el cauce se ha desnaturalizado y no merece la pena conservarlo. Nunca habíamos oído una decisión tan basada en la ignorancia  como esta. Las plantas que se cortan vuelven a salir, las aves protegidas vuelven a anidar, las especies migratorias siguen volviendo cada invierno, y la vida, en definitiva, se sigue abriendo camino a pesar de todo lo que se hace en su contra.

Así que la intención de cubrir el Río de Oro bajo una plancha de hormigón es descabellada y solo deja ver un buen negocio de venta de cemento y hormigón, y la posterior gestión de un suelo urbano que habrá que calificar y equipar, sin olvidar el daño que se le haría a los acuíferos al evitar su recarga, pues el agua iría directamente al mar en lugar de a nuestros pozos.

La gota que colmaría el vaso sería que además de acabar con el río, se le ocurriera a alguien atentar contra la vegetación ribereña con la canalización entre muros del barranco del Nano, espacio protegido.

Y finalmente llegamos a nuestros espacios protegidos, de los que debemos mencionar sin duda al barranco del Nano. Su desprotección es evidente, faltan las ordenanzas o reglamentos, así como que se ejecuten las 17 acciones aprobadas hace un año para “poner en valor” el espacio.

Guelaya ha conseguido plantar desde otoño algo más de 1000 árboles y arbustos autóctonos y protegidos con nuestros medios y la ayuda de muchos voluntarios melillenses; por contra, la Consejería de Medio Ambiente no ha conseguido  plantar ni uno sólo de los 4000 árboles que Guelaya ha donado a la ciudad y que la Consejería se comprometió a plantar y mantener en un acuerdo firmado por ambas partes. Del resto de acciones que incluía el acuerdo, como eliminar la flora invasora que se está adueñando de parte del cauce del Nano, tampoco se ha cumplido hasta ahora nada en absoluto.

Nuestras principales críticas a la Consejería de Medio Ambiente son, por tanto, por las cosas que NO ha hecho más que por las que ha realizado, porque parece evidente que proyectos e iniciativas que debían ya ser realidad ya, siguen en cajones y discos duros a la espera de ver la luz.

Pero seguiremos haciendo propuestas y desarrollando proyectos, con quién sea necesario, si se trata de mejorar la conservación de la biodiversidad.

 

nanocartel plantación

 

 

Guelaya celebra el día del Medio Ambiente en la plaza de las Culturas

Posted on

Como venimos haciendo desde hace varios años, Guelaya-Ecologistas en Acción Melilla celebra el día del Medio Ambiente realizando actividades con temática ambiental. Estaremos mañana jueves  5 de junio  a partir de las 20:00 en la plaza de las Culturas. Habrá juegos temáticos para los niños, como máscaras, cuentacuentos y nuestro juego de “la lapa que da la lata”, que nos acerca a la Patella ferruginea y nos ayuda a conocer esta especie tan emblemática de la ciudad mientras pasamos un buen rato.

Estaremos representantes de todas las áreas que actualmente trabajan en Guelaya, para explicar nuestra labor y las distintas tareas que llevamos a cabo, así como para dar un repaso a la situación ambiental de la ciudad en los distintos ámbitos en los que estamos trabajando, tanto el marino, como el urbano, nuestros espacios naturales, la educación, el consumo, el transporte, la familia, etc.

El Día Mundial del Medio Ambiente se celebra desde hace varias décadas de manera simultánea en muchos países del mundo, y cada año se suman más países a esta celebración, pues aunque en este día recordemos los problemas ambientales que afectan tanto a nuestra ciudad como al resto del mundo, es también una oportunidad para conocer las maravillas que nos ofrece la naturaleza.

Será una buena ocasión para que la ciudadanía conozca nuestro trabajo y le tome el pulso a la situación medioambiental de la ciudad, y también para que conozca la singularidad de nuestras especies de flora y fauna, muchas de ellas protegidas por leyes internacionales.

El sábado 7 de junio a partir de las 10 de la mañana culminaremos el calendario de actividades relacionadas con el día del medio ambiente realizando una limpieza de la costa en la zona donde confluyen la playa de la Hípica y el dique sur. Esta actividad se incluirá dentro de la campaña internacional “Limpiemos el Mediterráneo”.

Os esperamos allí. IMG_9442