Mes: mayo 2016

Guelaya participa en una nueva edición del “Limpiemos el Mar” organizando una limpieza en el dique Sur el sábado 04/06/2016

Posted on Actualizado enn

Guelaya invita a los melillenses a sumarse y participar en una nueva edición del evento internacional “Limpiemos el Mar”. Es una actividad que se realiza simultáneamente en muchas ciudades costeras de España y Europa y consiste en limpiar un tramo de nuestra costa clasificando los distintos materiales recogidos. Estaremos en el dique Sur, al final de la playa de la Hípica, este sábado 4 de junio a partir de las 10:00.

limpiemos el mar junio 2016

 

Los residuos sólidos que llegan al mar desde nuestras costas, y especialmente los plásticos, se han convertido en uno de los principales problemas para el ecosistema marino y para su fauna, y estos plásticos después de un tiempo se fragmentan en partículas que pasan a la cadena trófica y por consiguiente a los peces que luego consumimos.
Este evento anual pretende llamar la atención sobre el problema de los vertidos de residuos sólidos en nuestras costas, y al hacerse simultáneamente en las playas y costas de varios países la información que se aporta una vez clasificados y pesados los distintos residuos es muy importante para buscar soluciones a nivel internacional.

Actividades de laSemana de la Biodiversidad 2016

Posted on Actualizado enn

Este año Ecologistas en Acción ha celebrado la Semana de la Biodiversidad con múltiples actividades en todo el territorio nacional, y con un objetivo claro: dar a conocer el extenso patrimonio natural que aún conservamos para intentar frenar la pérdida de biodiversidad que nos afecta y que amenaza el mismo futuro de la Humanidad. Las actividades comenzaron el sábado 14 de mayo y terminaron oficialmente el domingo 22 de mayo, aunque sus frutos esperamos que permanezcan mucho tiempo más.

Martes 17. Barranco del Quemadero

En Melilla empezamos con las actividades previstas el martes día 17. Realizamos una visita a la ZEC del barranco del Quemadero, uno de los puntos calientes de biodiversidad de Melilla, pues conserva muchas especies singulares de flora que se han perdido en el resto del territorio, y también es un lugar privilegiado para la observación de aves, y la fauna reptiliana está también muy bien representada. Como ejemplos de biodiversidad de la zona pudimos observar escribanos soteños, papamoscas grises y lavanderas blancas (la subespecie local) entre otras aves,

 

además de hipéricos, centaureas y coris entre otras plantas interesantes.

Miércoles 18. Colonia de gaviotas de Audouin

El miércoles acudimos a un punto elevado de los acantilados de Aguadú para comprobar desde allí si una de nuestras especies más emblemáticas, la gaviota de pico rojo o Audouin, volvía a criar en nuestras costas, tal como pudo comprobar el año pasado el naturalista melillense Diego Jerez. Efectivamente, pudimos comprobar que las gaviotas de pico rojo, una especie que estuvo cerca de la extinción hace algún tiempo, han vuelto a criar numerosos pollos este año, y los alimentaban con total normalidad. La existencia de esta colonia exige que se activen en un futuro próximo los protocolos establecidos por las autoridades ambientales para estos casos, pero en todo caso es una feliz noticia para todos los amantes de la naturaleza.

audouin crías
Gaviota de pico rojo con sus crías

Jueves 19. IES Enrique Nieto.

El jueves algunos alumnos del Enrique Nieto acudieron a trabajar a los huertos del vivero de Guelaya, y pudieron conocer de primera mano de dónde salen las verduras que comemos y cómo se cultivan. Una jornada provechosa que de seguro tardarán en olvidar.

Viernes 20. Colegio Enrique Soler

En el colegio Enrique Soler hablamos de las especies más emblemáticas de nuestro entorno y mostramos imágenes de muchas de ellas para los estudiantes más pequeños, que disfrutaron de lo lindo de las fotografías y respondieron con el entusiasmo propio de su edad al juego de preguntas y respuestas que les propusimos para que recordaran lo aprendido.

Sábado 21. Jardines de la ciudad.

Uno de los principales problemas que aquejan al medio ambiente en la actualidad y que además está provocando un gran perjuicio económico a las arcas del estado es la propagación de especies exóticas invasoras. Una gran parte de estas especies que tanto quebranto producen llegaron a nuestro medio natural a través de la jardinería, y curiosamente algunas de las más peligrosas siguen plantándose en la actualidad en algunos ayuntamientos como el nuestro, demostrando con ello desconocimiento, irresponsabilidad y desidia a partes iguales. El sábado nos propusimos tomar nota de los jardines urbanos con presencia de estas plantas, algunas incluidas en el Catálogo de Especies Exóticas Invasoras del Ministerio de Medio Ambiente, y por tanto de obligada eliminación por parte de las autoridades ambientales locales. La idea es hacer un mapa de lugares con presencia de estas especies para informar de su presencia y exigir las actuaciones pertinentes. Uno de los lugares que marcamos fue en los Jardines del Agua, donde constatamos la presencia de Pennisetum setaceum, una planta ya muy conocida en algunas provincias españolas por su alto poder invasivo y lo dificultoso de su erradicación una vez que se ha extendido en el medio.

DSCN7271
Pennisetum setaceum

 

Domingo 22. Excursión por el cabo Tres Forcas

Aprovechando que aún estamos en mayo y que el cabo Tres Forcas es un lugar excepcional para ver el paso de aves rapaces en migración, despedimos la Semana de la Biodiversidad de este año 2016 recorriendo las cumbres y barrancos de la costa oeste del cabo con la esperanza de realizar algún avistamiento, y aprovechando para conocer y fotografiar algunos de los endemismos botánicos que crecen en estos riscos, además de comprobar que la población de tortugas moras sigue siendo abundante por fortuna.

 

Nada más comenzar el ascenso a estas cumbres un águila pescadora volaba en círculos sobre nosotros,y pudimos disfrutar del espectáculo durante bastantes minutos. Un bonito colofón a las actividades de este año.

pescadora
Águila pescadora

Esta semana final del mes de mayo empezamos ya de lleno con los temas marinos, pero muchas de las actividades que comenzamos la semana pasada con la biodiversidad como trasfondo tendrán su continuidad el resto del año.

Las emisiones de ENDESA en Melilla están siendo investigadas

Posted on Actualizado enn

Tras las declaraciones que el consejero de Medio Ambiente realizó la semana pasada sobre ENDESA, queremos manifestar lo siguiente:

Con el fin de aclarar ante la opinión pública lo que está pasando con ENDESA, queremos diferenciar tres actuaciones abiertas en este momento.

En primer lugar, Guelaya Ecologistas en Acción denunció públicamente a ENDESA, pero también por escrito, ante la Consejería de Medio Ambiente, por los malos olores que se reiteran tras casi 1 año y medio. Esperamos que la Consejería nos informe de las gestiones e inspecciones realizadas a este respecto.  Hemos comunicado al jefe de ENDESA en Melilla la denuncia efectuada ante la ciudad autónoma así como otros motivos de discrepancia. Tenemos contestación escrita de ENDESA, pero no de la Consejería.

En segundo lugar, y con independencia de la denuncia sobre malos olores, consideramos que la Autorización Ambiental Integral concedida por la consejería a ENDESA está anticuada, y debe ser actualizada. En una entrevista con el consejero así  lo defendimos y llegamos al acuerdo de realizar un estudio jurídico sobre la normativa que debía incorporarse de forma efectiva, como por ejemplo, incluir valores límites de emisión para los óxidos de nitrógeno.

En este sentido nos alegramos de las declaraciones del consejero de medio ambiente, afirmando  que en fechas próximas celebraremos una reunión para tratar el asunto.

Finalmente, queremos recordar que la investigación que la Fiscalía de Área de Melilla ha abierto sobre ENDESA, según noticias aparecidas en los medios locales, ha sido de oficio, y solo sabemos que la investigación corre a cargo de la Guardia Civil, más en concreto por el SEPRONA.

En este sentido hemos detectado en estos días lo que parece una estación de medición de calidad del aire, en los alrededores de la central de generación de ENDESA en Melilla, y hemos comprobado que es manipulada por personal de la Guardia Civil, lo que nos hace pensar que se trata de las investigaciones encargadas por la Fiscalía. Creemos que se trata de una estación de registro de partículas de la marca Derenda que cumple con las recomendaciones de la Unión Europea.

estacion de registro

Bandera azul…pero no transparente

Posted on Actualizado enn

El 5 de mayo se anunciaron las banderas azules en España. En Melilla este año “le toca” a todo el conjunto Los Cárabos-Hipódromo- La Hípica y “no le toca” al Puerto Noray.

La bandera azul pretende ser un galardón de excelencia otorgado a una playa natural, impecablemente limpia, con auditorías medioambientales y con buenos servicios para el ciudadano; desgraciadamente estos criterios, salvo el de servicios, están muy lejos de cumplirse en nuestras playas.

basura playa 2

Basten algunos ejemplos sacados del propio programa de Banderas Azules:

“En el control de los parámetros físico-químicos del agua de baño se especifica que debe existir ausencia de de contaminación flotante como plásticos, botellas, vidrios, contenedores y cualquier otra sustancia”: Todos sabemos la suciedad que flota en el agua de todo nuestro litoral cuando hay algo de levante. Además, de un tiempo acá la proliferación de cristales procedentes de botellas de cerveza ha aumentado tanto que , hoy por hoy, es peligroso correr por la playa. Las botellas de vidrio llegan a formar auténticos cúmulos en el fondo cercano a la orilla de la Hípica. Tenemos un grave problema con los cristales en nuestras playas.

También hay que destacar el incivismo algunos melillenses; así, junto al contenedor que hay en la base del espigón del hipódromo se acumulan las latas y botellas. Cuesta trabajo, por lo visto, abrir la tapa y depositar los envases. Lo mismo ocurre a todo lo largo del dique sur.

“Debe haber ausencia de vertidos o de basura que puedan afectar a la playa o su entorno”. El río de Oro es objeto de numerosos vertidos de escombros y basura por parte algunos melillenses. Esto, unido a las basuras que vienen de Marruecos lo convierten en un enorme foco de contaminación para la playa y su entorno. Nuestros gestores no mueven un dedo por solucionar este problema. “Debe haber un Comité de Gestión de la Playa constituido por autoridades locales, sector hotelero, ONG, socorristas y trabajadores de educación medioambiental. Este comité estaría encargado de hacer auditorías ambientales”. Lo dijimos hace varios años y seguimos sin saber nada del comité ni, por supuesto, de la gestión medioambiental.

Entonces ¿por qué tenemos bandera azul?

En España es ADEAC (Asociación De Educación Ambiental y del Consumidor) quien dirige el jurado nacional y el control de las cuatro áreas principales del galardón: calidad de las aguas de baño, información y educación ambiental, gestión ambiental, así como seguridad, servicios e instalaciones. La organización española cuenta con el importante patrocinio privado de la European Recycling Plateform, un SIG (sistema integrado de gestión) que junta a varias empresas, Sony, Apple y Toshiba, entre otras.

Desde Ecologistas en Acción venimos denunciando la falta de rigor con que se conceden las banderas azules. No sabemos por qué la tenía el puerto Noray el año pasado y este no; o por qué antes no la tenía la playa de la Hípica y ahora, con más cristales que nunca, sí la tiene. Pero no somos los únicos que en alzar la voz, así, para Julio Barea, responsable de la campaña de Greenpeace España, el objetivo de banderas azules es comercial, «Benidorm, por ejemplo, tiene bandera azul pese a estar rodeada de edificios que provocan mucha sombra por la tarde en una playa cuyos residuos en verano son motivo de queja de los usuarios».. Es sintomático que España sea el país de la UE con más banderas azules. Con poner unos carteles, unas papeleras y grifos para lavarse los pies, todo solucionado. Nadie viene a comprobar nada».

En Melilla también tenemos papeleras y lavapiés, lástima que de miedo andar descalzo por la playa y que muchas veces no podamos entrar al agua por la invasión de plásticos. Aquí lo de la sombra de los edificios en la arena por la tarde es lo de menos. Eso sí, acaban de anunciarnos que este verano pondrán 50 m más de pasarela, pero de hormigón, debe ser muy ecológico.

Tenemos una bandera azul muy poco transparente.

La gaviota de Audouin vuelve a criar en Melilla

Posted on Actualizado enn

Un año más la naturaleza de Melilla vuelve a estar de enhorabuena: la colonia de gaviotas de pico rojo o Audouin que se estableció el año pasado en la costa norte de Melilla, y que según estimación del naturalista melillense Diego Jerez logró sacar más de 90 pollos adelante, ha vuelto a criar con éxito este año. La gaviota de Audouin (Ichthyaetus audouinii) estuvo a punto de desaparecer hace unas décadas, y la protección de su colonia más importante en esos años críticos, la de las islas Chafarinas, logró que la especie se salvara y que poco a poco nuevas colonias se establecieran en las zonas más protegidas de nuestras costas. Las pequeñas colonias que se han creado en la costa norte y en la costa sur de Melilla son también sin duda herederas del tesón de los naturalistas que en su día reclamaron a las autoridades la protección de la colonia de Chafarinas. Esta foto se ha tomado esta misma mañana; una imagen ideal para celebrar la Semana de la Biodiversidad 2016.

audouin crías
Gaviota de Audouin (Ichthyaetus audouinii) alimentando a sus crías. Melilla mayo 2016.

 

Excursión a la Mar Chica por el Día Mundial de las Aves 2016

Posted on Actualizado enn

Para conmemorar el Día Mundial de las Aves Migratorias 2016, Guelaya-Ecologistas en Acción Melilla organizó una excursión a pie o en bici a la Mar Chica, un lugar de importancia reconocida a nivel internacional como zona de descanso y alimentación para muchas de las especies de aves que cruzan el mediterráneo en sus rutas migratorias. A pesar del fuerte viento pudimos ver alcaravanes y sus nidos, chorlitejos, flamencos, charranes patinegros y un viajero de excepción, el charrán común, una de las aves que más kilómetros recorre en su periplo, llegando a zonas tan lejanas como Suráfrica.

Cartel día de las aves migratorias 2016

 

alcaraván
Alcaraván
nido de alcaraván
Nido de alcaraván

 

flamencos en vuelo
Flamencos en vuelo
chorlitejo patinegro
Chorlitejo patinegro
charrán patinegro
Charrán patinegro
charrán común
Charrán común

Pero todavía quedaba por visitar un lugar muy cercano a Melilla y muy importante en las rutas migratorias de las aves, en este caso de las rapaces, el cabo Tres Forcas. Todas las primaveras cientos y miles de rapaces se arremolinan en los cielos de esta península, creemos que en la ilusión de encontrar un punto cercano a la costa de Europa. la mayoría son milanos negros, pero también se pueden ver aguiluchos cenizos, alimoches, águilas culebreras…Paulatinamente, y en vista de que Europa queda a una distancia insalvable, las rapaces van abandonando el cabo en dirección al estrecho de Gibraltar.

Aprovechamos el domingo para echar un vistazo a los cielos de Tres Forcas, y la visita no nos defraudó: en esta ocasión eran buitres leonados los que volaban en círculos y algo despistados sobre nuestras cabezas.

buitres leonados
Buitres leonados
grupo
Grupo de observadores

¿La actividad humana puede producir terremotos?

Posted on

Artículo del doctor Rafael Yus Ramos, catedrático de biología y geología y miembro de Ecologistas en Acción, en el que analiza las distintas actividades humanas que influyen sobre la sismicidad y sus consecuencias.

Los terremotos, sismos o temblores de tierra son fenómenos naturales producidos por la geodinámica o tectónica del planeta, especialmente en aquellos lugares donde los materiales de la corteza están sometidos a fuertes presiones que ocasionan fracturas a través de las cuales se va liberando esa energía de compresión o extensión. Esta energía es de valores muy elevados para ser emulada por la actividad humana normal, aunque hoy día, la energía nuclear puede llegar alcanzar valores muy elevados. Pero esta afirmación se refiere a las formas naturales de producir terremotos, ya que en la práctica sí hay actividades que han demostrado ser sismogénicas, es decir, productoras o inductoras de terremotos. Es lo que se conoce como sismicidad inducida.

En efecto, todos hemos podido sentir alguna vez terremotos de baja intensidad cuando pasa un camión cerca de nuestra casa. Aquellos que han tenido que soportar explosiones por diverso motivo (ej. extracciones de rocas) en las cercanías de sus viviendas, también han visto oscilar la lámpara. Pero hay otras actividades humanas, mucho más osadas, que pueden llegar a activar fallas existentes en el terreno y producir terremotos de intensidad suficiente como para ser preocupante. Veamos cuatro casos:

a.-Hidrosismicidad. Este fenómeno consiste en la producción de terremotos por la modificación del estado físico o mecánico del sustrato geológico del subsuelo debido a la modificación del contenido de agua en un sector de la corteza terrestre, sea por saturación (ej. después de intensas lluvias como sucedió en Torreperogil, Jaén) o por extracción (ej. extracción excesiva para riegos, con escasa reposición, como sucedió en Lorca, Murcia).

b.-Fracking. Esta práctica, que constituye la última vuelta de tuerca de la era del petróleo, cuando empieza a declinar, consiste en inyectar agua a presión en el subsuelo para remover una bolsa de combustibles fósiles y así poder extraerlos, ya que no es posible hacerlo mediante pozos convencionales. En España este sistema no está aún implantado, aunque se asegura que para este año empezarán los primeros proyectos. Pero en los lugares donde es frecuente (ej. Estados Unidos) se ha demostrado que estas prácticas provocan una sismicidad que finalmente llega a activar fallas cercanas que producen terremotos más fuertes e incluso que éstas últimas puedan activar fallas situadas mucho más lejos. Esto está demostrado científicamente y es incontestable.

c.-Almacenamiento de gas. Ésta es una práctica consistente en inyectar gas natural en un terreno detrítico (es decir que tenga huecos entre los granos de terreno) como almacén de gas, al ser más seguro y barato y disponer así de un recurso antes de que su precio suba, lo que supone un ahorro importante en la factura. Esto se empezó a hacer en un antiguo pozo petrolífero situado en el mar de Vinarós, en Castellón (llamado Castor) (Fig.1). Al poco tiempo de empezar la inyección empezó a sentirse una serie de temblores, algunos de intensidad preocupante, obligando al Gobierno a paralizar el proyecto. La inyección de gas provocó la activación de fallas cercanas.

 

d.-Prospecciones marinas. Este tipo de prácticas, también vinculadas al declive de los recursos energéticos no renovables, se ha venido realizando en todo el litoral español, incluido el mar de Alborán, que es considerado una de las zonas tectónicas más inestables del mundo, con multitud de fallas en el subsuelo. En la fase de prospección, un buque arrastra unos cables que van produciendo “disparos acústicos” para obtener una imagen de las características del subsuelo oceánico y detectar posibles bolsas de gas. Estos disparos podrían provocar un alud de los sedimentos que hay en el fondo del mar, que están depositados en zonas de mucha pendiente (talud), de forma que al deslizarse elevarían el nivel del mar y provocarían un tsunami que afectaría tanto a la costa europea (España) como a la africana (Marruecos, Melilla), como demuestra un estudio científico realizado recientemente. Pero además, caso de que se plantee la extracción de ese gas, seguramente se haría mediante la técnica del fracking anteriormente señalada, y entonces tendríamos riesgos en dos fases.

El denominador común de todos estos casos es la modificación de las características mecánicas del suelo (elasticidad, fragilidad, etc.) por causas antrópicas. Cuando esta actividad se realiza en un subsuelo poco tectonizado y por tanto sísmicamente estable, sus consecuencias podrían ser asumibles, pues a lo máximo se producirían terremotos de baja intensidad, sin ninguna consecuencia. Pero en todos los casos que se ha citado, la actividad antrópica se ha realizado en zonas tectónicamente activas, con un historial más o menos conocido de terremotos y donde se  sabe, por estudios geológicos previos, que hay fallas activas en sus alrededores. Sin duda alguna, un buen estudio de impacto ambiental, previo a la realización de estas actividades, que contemple la localización de estructuras tectónicas del subsuelo, sería una garantía de seguridad. Desgraciadamente aquí entran los intereses de las multinacionales que protagonizan estas actividades y pueden despreciar fallas situadas a cierta distancia. Ante esta posibilidad cabría plantear dos posibles posturas: una radical de prohibición de este tipo de actividades por aplicación del principio de precaución, y otra, más tolerante, que admitiría estas prácticas siempre que se garantice un monitoreo permanente de la sismicidad de la zona afectada y que obligue a detener la actividad en cuanto se detectara un aumento de sismos de intensidad importante. Es una decisión que deben tomar los ayuntamientos (ya hay una iniciativa de declaración de “municipios libre de fracking” por ejemplo) y la movilización ciudadana. Lo mismo estaría indicado para las prospecciones marinas tanto en el litoral de España como en el de Marruecos: ninguna actividad de éstas es aconsejable en una cuenca repleta de fallas sismogénicas, por lo que se debería declarar el mar de Alborán como “zona libre de prospecciones y libre de fracking”.

Plataforma de inyección de gas en Vinarós-1