Área de ecología urbana

Obras en la desembocadura del río de Oro

Posted on

río

La ciudad está tan paralizada que ya ni pueden inagurar obras, solo anunciarlas para después de las elecciones.

Tras las declaraciones realizadas la semana pasada por el presidente de la Ciudad y del  Consejero de Medio Ambiente sobre la desembocadura del Río de Oro, no tenemos más remedio que responder públicamente y por “por alusiones”, para negar ninguna relación con estas obras, al tiempo que defendemos lo siguiente.

  • Leer en los medios locales que la acumulación de agua es una deficiencia del Rio de Oro es grotesco.

Pensar que un cauce que tiene agua, que corre hacia el mar, o que, cuando no llueve, el agua se estanca, y crea pozas o charcas es una deficiencia ¡del Río de Oro!  es más que grotesco, es insensato y fruto de la mayor ignorancia de lo que quiere decir tener o gestionar un Río.

Pero si se trata de una rueda de prensa del presidente de la ciudad de Melilla  y del consejero de Medio Ambiente, entonces la cosa empieza a ser seriamente insoportable. En la sociedad del conocimiento y la información esto es una vergüenza para Melilla, porque todo el mundo se va a enterar que tenemos dirigentes políticos que apuestan porque los ríos no tengan agua para “dignificarlos”.

  • Los melillenses que lean que Guelaya ha pedido que el Rio de Oro forme parte del sendero verde y que para eso hay que “repasar” el hormigón ya existente, y se lo crean, deben saber que no es verdad y que no hemos perdido la cabeza.

Los melillenses saben que los jardines del Agua, como cualquier jardín, tiene plantas, se riega, y en consecuencia, tiene mosquitos. ¿Y quién controla a esos mosquitos?, muy sencillo, es de Primaria, las aves insectívoras del Río cercano que no pueden reproducirse en los jardines del Agua y buscan la soledad del cauce. Solo hace falta tener presente el concepto de cadena trófica. ¿Serán nuestros dirigentes políticos víctimas del sistema educativo…de Franco? Porque con la edad que tienen…

Es decir, que quien diga que queremos conectar el sendero verde, con un río hormigonado no nos escuchó el día que se lo explicamos.

Pero también  tenemos que decir que en campaña electoral, o en precampaña electoral, cualquier persona en su sano juicio sabe que no se debe creer en los políticos que se la juegan en las urnas. En esto estamos de acuerdo con nuestro presidente que ha dicho que lo importante no es lo que se diga ahora sino lo que se ha hecho en los 4 años anteriores y para nosotros resulta difícil criticar al equipo de gobierno por lo que ha hecho, porque en defensa del medio ambiente, hacer, lo que se dice hacer, no ha hecho casi nada.

  • Y puesto que hay mosquitos y molestan a los melillenses, lo mejor es en primer lugar que no haya pendiente en el hormigón para que pueda haber pistas deportivas que se van a hacer en contra de la opinión de Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.

Una vez que la justificación e importancia del proyecto es evitar las molestias que a los melillenses le causan los mosquitos, deciden que haya un estanque, que por definición, será un placer para las muchas especies voladoras que tienen su hábitat natural y dependen de aguas “estancadas”, pero con iluminación y fuentes, como si la siguiente riada no se lo fuera a llevar todo por delante.

Pero lo que llama la atención es que ahora que no está cerrado el tema de la prevención de riadas, o de que estamos en periodo de alegaciones al 2º ciclo de planificación hidrológica, hasta el próximo 30 de junio, se quiera hacer un estanque en la desembocadura de un rio, y al mismo tiempo ¡se le haya puesto una rejilla en el suelo a la altura del puente de Triana para que el río no llegue al mar!

Eso sí, lo de que las pistas deportivas se van a pintar en el hormigón porque apenas hay desnivel es ya de traca.  Y encima tendremos que pagarle a una empresa de limpieza para que quite el barro la próxima vez que llueva para que se vean las líneas.

La única cosa sensata que se quiere hacer, elevar los muros de contención en el tramo final por el riesgo de desbordamiento, no vale 775.000 euros, ni mucho menos.

¿Cuánto hay para pintar pistas deportivas que se van a llenar de barro a la primera lluvia intensa? ¿100.000 euros?

Y si sabemos que la “madre de todas las riadas” no la conocemos en pleno cambio climático porque todavía no ha pasado por el rio de Oro, ¿vamos a poner un estanque con luces de colores en la desembocadura cuando a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir le molesta en el cauce hasta la vegetación natural de ribera?

Esto, lo diga quién lo diga, es un disparate, tirar el dinero de los melillenses y vender humo en campaña electoral. Ni caso.

Revisando el programa electoral del PP I. Movilidad

Posted on

En las sedes de los partidos y en las plazas y parques públicos se escucha ruido de sables. Es una expresión castrense, pero define bastante bien el clima pre-electoral que vive España y Melilla.

Es el momento de rendir cuentas, y el partido de Gobierno, en nuestro caso el PP, presentó un programa electoral, que indudablemente no es el que hubiera defendido nuestra organización, pero, eso sí, es el programa que los melillenses han querido votar.

Si en Melilla gobernara otra formación política, Guelaya Ecologistas en Acción haría lo mismo, recordar a la opinión pública lo que se cumple y se deja de cumplir en materia de medio ambiente, y a continuación, opinar, como representantes de la sociedad civil, sobre lo que creemos que hay que hacer en el futuro, sea cual sea la formación política que nos gobierne.

Así que ahora que se debe estar pensando en el programa de las próximas elecciones, es fundamental saber si lo que se propuso hace casi 4 años, se ha cumplido, porque si no es así, más les vale hacer una prórroga del programa electoral.

Nos estamos refiriendo, naturalmente, a la política de medio ambiente, en sentido genérico y transversal, aplicada durante estos años.  Y la política de medio ambiente no reposa exclusivamente en la consejería del mismo nombre.

Por eso, empezamos a analizar qué ha pasado con las “promesas” electorales, que ahora deberían ser realidades, en el ámbito de la movilidad, que está más vinculada a la Consejería de Seguridad Ciudadana y a la de Fomento que a la de Medio Ambiente.

Esto es lo que decía el programa electoral del PP en materia de transporte público:

Transporte público.

En la actualidad, se encuentra en fase de redacción el nuevo pliego de condiciones  (recordar que estamos leyendo lo que se escribió hace 4 años) que regulará el transporte público colectivo de autobuses en los próximos años. Con dicho pliego, se impulsará y modernizará el transporte público de viajeros, modificando los itinerarios actuales, para que todos los lugares de interés público dispongan de parada (puerto, aeropuerto, cementerios, instalaciones  deportivas, centros sanitarios, centros escolares, etc.). Igualmente, se planteará la utilización de vehículos más apropiados a las características de nuestra ciudad, completamente accesibles para todos y menos contaminantes,

Se mejorará el servicio de atención al cliente en los transportes urbanos, proporcionando información detallada en cada parada de los itinerarios, conexiones y horarios.

Se realizarán campañas y convenios con distintas organizaciones para fomentar el uso del transporte colectivo urbano de autobuses.

Resulta sorprendente que, a pesar de leer y volver a leer lo planificado para el transporte público, el porcentaje de cumplimientos sea exactamente 0, nada de nada, ningún objetivo cumplido.

Tras casi 4 años, el nuevo pliego de condiciones que regulará el transporte público sigue sin conocerse. Nos referimos a los autobuses. Porque si se trata del transporte público a la península, eso ya es conocido de todos, ni siquiera tenemos firmado el contrato marítimo.

El escenario que se ha creado tras 4 años es el siguiente:

La empresa que regenta el transporte público en Melilla, la COA, acaba de ir a los tribunales para plantear un contencioso administrativo contra la Ciudad Autónoma, por no cubrir el déficit de explotación. Nada que opinar sobre el asunto por nuestra parte. Que la justicia se pronuncie.

Pero no es posible pensar que el problema del transporte público en nuestra ciudad se decida en los tribunales. Eso solo es un indicador de la escasa “voluntad política” del Gobierno local por promoverlo, ya que presuntamente ni siquiera cumple con sus obligaciones, ya que solo así puede entenderse lo que ha decidido la COA, acudir a los tribunales de justicia. Un mal acuerdo es siempre mejor que un buen juicio.

No se ha publicado el pliego de condiciones, anunciado varias veces, la última para septiembre de este año, por el consejero de Seguridad ciudadana, que hubiera creado  competencia entre empresas, (lo que es muy valorado en las economías neoliberales, que es la que defiende el Gobierno del PP, aunque a los ecologistas nos parezca insostenible). Pero tampoco se ha conseguido  tener un servicio modernizado en estos momentos, y a eso se añade, o quizás sea la causa, que esté en peligro la propia existencia de una Cooperativa local, la COA.

El resto de propuestas del programa electoral se han “difuminado” tras el Plan de Movilidad Urbana de Melilla (PMUS), que dedicó en un “supuesto” plan de participación social una reunión específica este año sobre transporte público, en el que se discutió sobre cómo impulsarlo, sobre nuevas líneas, sobre paradas modernizadas, ya que actualmente las paradas son inexistentes en muchos casos, ya que solo son señales de tráfico en una acera sin modificar, por lo que no hay ningún avance en la información al usuario.

En esa reunión del PMUS sobre transporte público se planteó la utilización de vehículos más apropiados a las características de nuestra ciudad, completamente accesibles para todos y menos contaminantes, pero no por parte de la Consejería, sino por parte de Guelava Ecologistas en Acción, que propuso autobuses propulsados por gas, pero curiosamente cuando defendemos y proponemos medidas incluidas en el programa electoral del PP, es el propio PP quién se niega a aceptar nuestras propuestas.

El PMUS, que se presentó con una oferta de “Pacto social”, no ha sabido gestionarse como tal, y ahora es más un papel en un cajón que otra cosa, pero no solo por el papel de la Consejería de Seguridad Ciudadana, sino porque la Consejería de Fomento ha puesto todas las piedras en el camino que ha podido para impedir que se llegue a un consenso social. Ya denunciamos en su día la descoordinación administrativa en este tema.

Descoordinación quiere decir que en el área de Fomento el programa electoral diga “Mejora de la accesibilidad, la movilidad y los espacios urbanos.

Realizaremos los Estudios Previos necesarios y en base a ellos proyectaremos un Plan de Movilidad Sostenible Urbana que tenga en cuenta de forma prioritaria el transporte público.”,

Y después sea la Consejería de Seguridad Ciudadana la que lidere y coordine el proceso, de ahí viene, según creemos,  el “pique” que las dos consejerías tienen desde que se iniciaron las reuniones del Plan de participación del PMUS.

¿Cómo van a consensuar con la sociedad civil lo que no han podido coordinar dentro del propio Gobierno de la Ciudad?

Además de esto, hay dos proyectos vinculados con la movilidad y el PMUS, el sendero verde, degradado a sendero gris por la opinión pública, y el mapa de ruidos, que precisa una tramitación que impedirá que se pueda integrar su “Plan de acción” en el PGOU de Melilla y en el PMUS, que según todos los calendarios conocidos, debía estar ya más que aprobado.

Otra cosa es que la sociedad civil, no solo representada por Guelaya Ecologistas en Acción, sino también por Melilla Conbici, se haya visto obligada a defender el PMUS como una reivindicación, y ahora nos tengamos que poner a pensar qué podemos hacer para conseguir algo sostenible para nuestra ciudad si no es suficiente que el partido político que gobierna diga que va a hacer algo que tenía en su programa electoral, reciba el respaldo de la sociedad civil, y ni por esas se consigue avanzar.

Evidentemente, el futuro no puede ser así en Melilla si quiere ser sostenible desde el punto de vista social, económico, cultural, y ambiental.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comienza la tramitación ambiental del proyecto de ampliación del puerto de Melilla

Posted on

El pasado 28 de agosto el Ministerio de Medio Ambiente (MAGRAMA) inició la tramitación del proyecto de ampliación del puerto de Melilla.  Nuestra asociación envió sus alegaciones al documento inicial.

Ha llegado la hora en la que los melillenses sepamos a ciencia cierta si el proyecto se puede o no se puede ejecutar, aunque teniendo en cuenta el cronograma que el MAGRAMA nos ha comunicado, lo que se ha hecho es solo la solicitud de evaluación ambiental, realizada por el promotor y Responsable, la Autoridad Portuaria de Melilla Ministerio de Fomento el pasado  21 de julio.

Tras la presentación de la solicitud, se abrió un plazo de comentarios y alegaciones el 28 de agosto, de 30 días hábiles, a contar desde la recepción de la documentación por parte de las instituciones públicas y personas jurídicas interesadas, entre las que se encuentra Guelaya-Ecologistas en Acción Melilla, que ya entregó las alegaciones en el registro de la Delegación del Gobierno.

El siguiente paso, consiste en la determinación del  alcance del estudio de impacto ambiental, para lo cual hay un plazo de 3 meses. Estamos, pues, en la Fase 1. A partir de ahí, comenzará la fase 2, cuyo límite de tiempo es de 18 meses, año y medio, en el cual se elaborará por parte de la Autoridad Portuaria el estudio de impacto ambiental, que después será sometido a información pública. Son 7 pasos, y solo se ha hecho la presentación de la solicitud, hace 3 meses. De este cronograma se deducen varias conclusiones:

Es imposible que las obras de ampliación del puerto comiencen en el año 2015, porque la tramitación ambiental planificada por MAGRAMA durará 21 meses, si no hay retrasos. Resulta curioso, por no decir otra cosa, que el estudio encargado por la Autoridad Portuaria a la Universidad de Granada no se haya utilizado en su integridad, como se anunció, debido probablemente a que los datos del informe no son los que esperaban los promotores del contrato.

Quizás por eso se ha contratado a una empresa privada, “TAU Consultora Ambiental, S.L”, que ha realizado el estudio de impacto medioambiental del proyecto de ampliación del puerto de la ciudad. El contrato se formalizó el 9 de agosto pasado, según los medios locales, por un valor de 67.969 euros para la redacción del documento de inicio, tramitación y apoyo al proceso de evaluación de impacto ambiental del proyecto de ampliación del Puerto de Melilla’.

Nos llama la atención que el contrato con esa empresa se formalice en agosto, después de que la Autoridad Portuaria entregara un mes antes la solicitud y el documento de inicio, supuestamente elaborado por esta empresa, el pasado 21 de julio, tal como consta en el MAGRAMA.

Queremos manifestar que esperamos que las alegaciones y comentarios que Guelaya Ecologistas en Acción Melilla ha presentado a este documento inicial sean suficientes para que el proyecto se paralice, pero si no es así, presentaremos el año que viene las alegaciones correspondientes.

Finalmente queremos confiar en las decisiones adoptadas en otros puertos del Estado en donde se tramitó la evaluación ambiental de los respectivos proyectos de ampliación, y existen semejanzas con el proyecto de Melilla.

En el caso de la ampliación del puerto de Ceuta, la evaluación de la fase tercera fue  paralizada por la Resolución de 13 de noviembre de 2009, de la Secretaría de Estado de Cambio Climático, por la que se formula declaración de impacto ambiental del proyecto Ampliación del puerto de Ceuta, fase tercera (BOE 3.12.2009). Entre otros motivos, estaban  afectadas por el proyecto 2.500 Patella ferruginea.

Dos años más tarde, se paraliza igualmente la ampliación del puerto de Tarifa por la Resolución de 8 de febrero de 2011, de la Secretaría de Estado de Cambio Climático, por la que se formula declaración de impacto ambiental del proyecto Ampliación del puerto de Tarifa, Cádiz (BOE 9.3.11). Entre los motivos, la presencia de 50 Patellas ferruginea, el 5% de las existentes en las costas andaluzas.

 

En el documento de inicio de Melilla se presentan 3 alternativas, y la empresa que ha hecho el estudio estima que en una primera fase se perderán entre 5.800 y 9.800 Patella ferruginea, según la alternativa que se elija, es decir, más del doble que en Ceuta y entre 100 y 200 veces más que en Tarifa. Los españoles esperamos que la Ley se aplique por igual en todo el territorio nacional. Es la esencia de la democracia.

 

Seguir con esto son ganas de tirar el dinero, y si es dinero público, alguien debería dar explicaciones de todo lo que se ha gastado, y se ha comuicado, y ahora resulta que no es cierto.

 

¿No se le ha pasado a nadie por la cabeza que la evaluación ambiental es un trámite preventivo para evitar que se hagan obras insostenibles?DSC02754

Informe sobre contaminación atmosférica en España y Melilla

Posted on Actualizado enn

Se ha presentado hoy en Madrid un informe de Ecologistas en Acción (“La calidad del aire en el Estado español durante 2013. Aire limpio”) en el que se recogen los datos oficiales de las distintas administraciones públicas sobre la contaminación atmosférica registrada en España en el año 2013. El informe analiza la contaminación desde el punto de vista de la salud de las personas.

 

Las principales causas de contaminación atmosférica en España ha sido el tráfico rodado, y en menor medida, por cuanto son fuentes más localizadas, las zonas industriales, las incineradoras y la producción de energía.

Desde el punto de vista de la legislación española, el informe concluye que uno de cada tres españoles respira aire contaminado, y según los criterios más estrictos de la OMS, el porcentaje sube al 95.2% de la población que vive en España.

Queremos  destacar que la contaminación del aire es un asunto muy grave: estudios de la Comisión Europea cifran en 19.940 los fallecimientos prematuros al año en el Estado español por esta causa en el año 2005. La Comisión Europea inició, en enero de 2009, un procedimiento de infracción contra España por el incumplimiento de la normativa sobre calidad del aire que está a punto de llegar al Tribunal de Justicia Europeo. Por otro lado, la OMS ha incluido al aire contaminado en el grupo 1 –el más alto de la escala– de sustancias que provocan cáncer.

Por primera vez en este tipo de estudios, se ha incluido a la ciudad de Melilla, gracias al informe de contaminación atmosférica realizado en el otoño del 2013, y que puede consultarse en la web de la Consejería de Medio Ambiente de la Ciudad.

En Melilla las fuentes de contaminación atmosférica principales son bien conocidas. Incluye dos fuentes continuas, como la central térmica y la incineradora de residuos, ambas dentro del casco urbano,  y una fuente difusa, el tráfico rodado.

Es difícil comparar los resultados entre comunidades autónomas debido a que se han utilizado diferentes metodologías, pero con esa salvedad, se puede afirmar que en el parque Hernández se han registrado niveles de dióxido de nitrógeno cercanos a los límites legales semejantes a estaciones de medición de Madrid o Barcelona.

En ozono troposférico se observan puntas en las estaciones de Pinares de Rostrogordo y Parque Hernández, que alcanzan de forma muy frecuente los 100 µg/m3, llegando en la segunda estación a sobrepasar en dos ocasiones los 300 µg/m3, es decir por encima del umbral de alerta que está establecido en los 240 µg/m3 en un hora.

 

Teniendo en cuenta que el ozono afecta principalmente en los meses estivales, porque su formación está condicionada a la radiación solar, y que la campaña se hizo en los meses de invierno, no sería de extrañar que se produjeran niveles muy elevados en los meses de primavera y verano.

 

En cuanto a  las partículas, especialmente PM2,5, que no es atribuible al “polvo africano”, la estación de Pinares de Rostrogordo superó los  25 µg/m3 de valor medio establecido en la normativa, cuando ninguna estación en todo el Estado español ha alcanzado este valor. Además, cuando se observan las puntas alcanzadas, tanto en esta estación cómo en la de Parque Hernández, se aprecian valores que superan los 200 µg/m3; unos valores elevadísimos.

 

Pero además de esto, el informe presenta errores con respecto  a la valoración de los datos, como por ejemplo, considerar valores medios de ozono troposférico en lugar del valor límite establecido por la normativa, que es  la máxima del valor promedio octohorario.

Esta situación preocupante dista mucho de lo afirmado en la web de la Consejería de Medio Ambiente sobre contaminación atmosférica. En concreto, cuando se afirma que “La ciudad autónoma no cuenta con una red de vigilancia de la calidad del aire, ni realiza campañas periódicas de medición de inmisiones, si bien hasta el momento, el bajo nivel global de emisiones y la ausencia de indicios de disminución de la calidad del aire, hacen que la inexistencia de la red de vigilancia no se considere como una deficiencia, sino más bien, como innecesario.”

Guelaya Ecologistas en acción quiere poner de manifiesto que las principales vías de actuación para reducir la contaminación del aire pasan por la disminución del tráfico motorizado, la reducción de la necesidad de movilidad y la potenciación del transporte público. Es necesario además dar facilidades a los medios no motorizados en las ciudades. Y eso es lo que esperamos del PMUS, que reduzca la contaminación atmosférica en Melilla. Porque si no consigue este objetivo, podemos decir adiós a una Melilla “saludable”. Es la hora de dejar las declaraciones de intenciones y adoptar medidas.

Por ello, es necesario, solo para empezar, un cambio de política por parte de la Consejería de Medio Ambiente, y de toda la Ciudad Autónoma, pues ya no se puede negar que tenemos un problema, por lo que la política del avestruz, o dicho de otra manera, de mirar para otro lado ante problemas que afectan a las personas en lo que más “duele”, la salud, parece la política oficial en estos momentos.

Por ello, instamos a la Ciudad Autónoma  para que, al igual que ha hecho Ceuta, decida instalar en Melilla una red de estaciones de medición de contaminación atmosférica fijas que nos permita tener conocimiento sobre el aire que respiramos, ya que somos el único territorio español en el que no podemos saber qué hay en el aire que respiramos.

DSC02754

Día sin coches y Cambio Climático

Posted on

El lunes 22 de septiembre se celebra el Día sin Coches  como colofón de la Semana europea de Movilidad 2014. No esperamos  gran cosa de este evento,   fruto de la falta de medidas estructurales que venimos demandando para encaminar las políticas públicas de transportes hacia la sostenibilidad.

Pero este año la celebración del Día sin coches  coincide con la Cumbre por el Clima, convocada por Naciones Unidas, como acto preparatorio de la cumbre 2015 en la que se deberá aprobar un plan de control real de emisiones de efecto invernadero, dado el fracaso de las medidas adoptadas en Kyoto, que no han podido evitar que el año 2013 se haya cerrado con un record histórico de emisiones.

Las emisiones que contribuyen al cambio climático no paran de aumentar, y es precisamente el sector de transportes el que más ha incrementado sus emisiones, que constituyen ya el  40% de la contaminación que producimos.

Por lo tanto, es más urgente que nunca disminuir el uso del coche no solo para mejorar la calidad de vida de las personas y ciudades, haciéndolas más saludables, sino también para evitar las consecuencias del cambio climático.

Precisamente este año hemos conocido en Melilla los resultados de la campaña de medida de  calidad del aire 2013. En nuestra ciudad no se analiza la contaminación atmosférica desde una estación de medición fija, sino que se realiza periódicamente. En concreto, la campaña anterior se realizó en el 2005.

El informe incluye decisiones que nos permiten dudar del mismo, por razones técnicas diversas.

Sin embargo, los datos recogidos muestran unos niveles preocupantes para varios contaminantes, que en algún caso incluso parecen haber empeorado respecto a la última campaña en la que se recogieron valores, en 2005.

Es decir, que a pesar de las dudas técnicas sobre el informe, que debería repetirse, nuestra sospecha es que los niveles de contaminación pueden ser mucho mayores que los recogidos en las conclusiones, pero a pesar de ello, los resultados son preocupantes.

Teniendo en cuenta que las fuentes de contaminación principales son la central térmica, la incineradora y el tráfico rodado, es evidente que el aumento de contaminantes señala en una dirección, no estamos usando menos los coches, sino todo lo contrario.

El objetivo de la semana europea no solo es la concienciación ciudadana, sino que también lo es la concienciación de la clase política que toma decisiones.

El conjunto de medidas que se están anunciando estos días por parte de la Ciudad Autónoma no constituyen un Plan de movilidad  Urbana Sostenible, que no está aprobado y no se conoce su contenido final todavía. Hace un año se anunció un pacto por la movilidad que estaría firmado para esta semana europea del 2014. La votación en la asamblea hace imposible hablar de pacto, que implica el voto favorable de todas las fuerzas políticas.

Por ello, Guelaya Ecologistas en Acción duda de que exista voluntad política real para sacar adelante el PMUS, y mucho menos ahora que tenemos elecciones dentro de unos meses.

La consecuencia de una movilidad sostenible es una ciudad más saludable y una disminución de la contaminación, y ese es el indicador real de la situación, y está aumentando en Melilla.

Por lo tanto, instamos a la ciudad para que adopte las medidas oportunas para:

  1. Instalar equipos de medición de calidad del aire permanentes en Melilla, que nos permitan conocer realmente la contaminación atmosférica de la ciudad. Ceuta ya aprobó esa medida, y por tanto, somos el único territorio español en donde los ciudadanos no podemos saber a ciencia cierta qué estamos respirando.
  2. Aprobar, con participación social, el PMUS de Melilla. Tomar iniciativas aisladas y dejar la aprobación para la próxima legislatura no hace más que retrasar la toma de decisiones, mientras la contaminación sigue aumentando.10513480_498611446906224_4988555752115132333_n

Diagnóstico de aceras: ¿Necesitas mejoras la red viaria pensando en los peatones?

Posted on Actualizado enn

El sábado 20 de septiembre, continuando con la programación de actividades organizadas para la semana europea de movilidad 2014 por nuestra asociación, realizaremos cuatro itinerarios por Melilla observando y registrando las dificultades que una persona que quiere desplazarse caminando en nuestra ciudad se encuentra en el día a día.

Caminar es la primera manera de moverse de forma sostenible, junto con el transporte público y la bicicleta. Es lógico que si queremos que cada vez más personas se desplacen caminando, haya que dedicarle atención a las aceras, y no solo al estado de las carreteras.

Nuestra asociación ha realizado propuestas, con ocasión de la semana del peatón celebrada en Melilla. Recordamos dos de ellas:

Establecer como zona peatonal los alrededores de los colegios al menos en las horas de entrada y salida y promover, de verdad, los caminos escolares.

Poner en marcha, de verdad, el Plan de Movilidad Sostenible para dar más sitio al peatón en la ciudad y promover la disminución en el uso del coche.

Ahora pretendemos analizar el estado de las aceras, para realizar nuevas propuestas para favorecer la opción del peatón.

Se realizarán 4 itinerarios que saldrán de los siguientes lugares y horas:

Itinerario 1: Real-Melilla. Salida a las 18 h desde el colegio Altos del Real.

Itinerario 2: Hospital Comarcal-Centro. Salida a las 19 h desde la puerta del hospital Comarcal.

Itinerario 3: IEs Enrique Nieto-Centro. Salida a las 19 h desde la puerta del IES Enrique Nieto.

Itinerario 4: Cañada centro. Salida a las 18 h desde la puerta del CEIP León Solá.

Los grupos que realizan los recorridos confluyen en la plaza Menéndez Pelayo (Sagrado Corazón), alrededor de las 20 h.

Todos los melillenses están invitados a participar, por lo que pueden venir y acompañar al grupo que deseen solo con presentarse en los puntos de salida a la hora prevista.

El martes 23 de septiembre, como cierre de la programación de actividades, haremos púbico un informe con los datos observados en los itinerarios, que servirán de base para realizar propuestas de mejora.

10582840_532948493472519_4296574116268765710_o aceras

CUENTACUENTOS: “Caperucita camina sola. La reintroducción de la infancia en la ciudad”

Posted on

MAÑANA  MARTES 16 arranca la Semana Europea de la movilidad con el lema “Una calle mejor es tu elección”.

Y desde Guelaya-Ecologistas en Acción también queremos sumarnos al deseo de cambiar nuestros espacios públicos haciéndolos para las personas y no para los vehículos,  siendo más agradables, menos ruidosos y más saludables.

Así de entre las actividades programas para estos días arrancamos en el parque Hernández a las 19.00 h  con la EXPOSICIÓN y el CUENTACUENTOS  “Caperucita camina sola. La reintroducción de la infancia en la ciudad” del CENEAM (Centro Nacional de Educación Ambiental).

Os esperamos con mucha ilusión para poder ESCUCHAR, OPINAR, REFLEXIONAR  sobre las dificultades de nuestra infancia en particular, y de todos los peatones en general, en nuestra ciudad. De la mano de Caperucita podremos conocer al “Coche Feroz” y pensar cómo hemos  ido dejando que “devore” nuestra ciudad y asuste y arrincone a nuestras niñas y niños en especial, que ya no juegan en la calle, ni pueden ir al colegio por su cuenta.

ANIMAROS!! Otra ciudad es posible si  todos somos parte de la solución. PARTICIPA!IMG-20140915-WA0006