Área de ecología urbana

El anunciado plan de residuos 2017-2022 deberá convertir la gestión actual de la basura en algo del pasado.

Posted on Actualizado enn

El anunciado plan de residuos 2017-2022, que está aún en fase de estudio, deberá acercarnos todo lo posible a la normativa europea y a una gestión de residuos lo más racional posible. De momento la situación actual de la gestión de los residuos en la ciudad nos deja imágenes como esta que nos envía la melillense Laura Gallego, y en la que se puede ver un contenedor de basuras en una sala del hospital comarcal preparado para recoger por separado tres tipos de residuos, pero con una bolsa donde se recogen todos juntos. Aunque nuestra ciudad hace tiempo que debería haber modernizado el tratamiento de la basura, no es tiempo de lamentaciones; lo deseable es que imágenes como estas

pronto se conviertan en parte del pasado.

Siguen las podas sin sentido cuando más necesaria es la sombra de los árboles

Posted on Actualizado enn

Vecinos del barrio de la Victoria nos comentan indignados que se están volviendo a podar los ficus de esta barriada, que apenas se habían recuperado de la anterior poda, y cuando más necesaria es la sombra que dan estos árboles ante el verano especialmente duro que soporta la ciudad este año. Nadie encuentra explicación a esta fijación por dejar a los ficus exhaustos y peligrosamente mermados de las hojas que permiten la supervivencia del árbol a la vez que nos aportan sombra, humedad y oxígeno.

podas

Es especialmente ilógico que las podas de estos ficus dejen sus copas reducidas a la mínima expresión, dándoles el aspecto de cerillas, cuando precisamente la mayor virtud de estos árboles es el gran tamaño de sus copas. Esta virtud de los ficus, especialmente patente en la especie Ficus microcarpa, la más abundante en la ciudad, es la que convenció a los urbanistas de principios de siglo de la conveniencia de usar esta especie para decorar y dar sombra en las grandes capitales mediterráneas. Podemos ver un ejemplo claro en la vecina ciudad de Málaga, donde las copas de estos árboles ocupan toda la anchura de la calle, y hace que calles como la Alameda sean las más transitadas por los peatones de la ciudad. Otras muchas ciudades mediterráneas apuestan por esta especie para decorar y dar sombra a sus calles, y es muy triste ver cómo siendo árboles mucho más jóvenes que los de Melilla, sus copas superan ampliamente en tamaño a la de nuestros casi centenarios árboles, como en estos ficus jóvenes del centro de Murcia.

ficus-murcia

Hace tiempo que venimos quejándonos de estas podas desmedidas y continuadas, e incluso en alguna ocasión hemos cursado denuncias a la administración, obteniendo la callada por respuesta. Cada vez más es la ciudadanía la que está expresando su indignación ante esta política de podas indiscriminadas, aunque el resultado por ahora sigue siendo nulo. No cejaremos en la denuncia de este desatino que nos hurta la sombra en una ciudad muy necesitada de ella y que amenaza con acabar con la vida de los ficus centenarios de Melilla, un patrimonio que constituye todo un emblema de Melilla, y que alguien en los últimos años ha decidido dilapidar.

Aumentan los incidentes con las gaviotas patiamarillas en el casco urbano de Melilla

Posted on Actualizado enn

 

La población de gaviotas patiamarillas (Larus michahellis) ha crecido exponencialmente en pocos años y ya cría en los tejados de casi todos los barrios de la ciudad. Hasta hace algunos años sólo criaba en los acantilados de Aguadú y Melilla la Vieja, desde donde empezó a extenderse por los tejados de las casas y comenzaron los problemas con ellas. También provocaron algunos sustos en el cementerio, pero sólo eran anécdotas comparadas con los problemas que ocasionan hoy en día.

gaviota y pollo 2

La patiamarilla es una gaviota grande, la más grande de las que viven por aquí. En su hábitat natural depreda sobre los pollos e incluso adultos de las otras especies de gaviotas que viven en su entorno, así como cualquier ave o animal que se ponga a su alcance. Donde su población se dispara, disminuyen o desaparecen las demás especies. En Chafarinas, es la principal causa de muerte de pollos de la gaviota de pico rojo. Curiosamente, muchos melillenses confunden a la patiamarilla con la gaviota de pico rojo, por tener la primera una mancha roja en su pico; en realidad, la gaviota de pico rojo (Ichtyaetus audouinii) tiene el pico rojo por completo, es más pequeña y NUNCA cría en el casco urbano.

En Melilla, las patiamarillas matan muchos de los pollos de los cernícalos que crían en los acantilados, ya sean vulgares o primillas. Los pocos enemigos que mantenían el control sobre la población de esta gaviota hace tiempo que desaparecieron, y sus hábitos alimenticios son poco escrupulosos, con lo que hace tiempo que su principal fuente de alimentación es la basura. Ese es el motivo principal que ha hecho que la patiamarilla se haya extendido por toda la ciudad. Cualquier bocadillo abandonado en un recreo o los desechos de pescado de los mercados son aprovechados por esta especie, que además no duda en atacar y dar muerte a las palomas que se pongan a su alcance. Crías de perros o gatos callejeros también son víctimas en no pocas ocasiones de sus ataques.

Pero cuando se muestra más agresiva es en época de cría, y especialmente cuando los pollos ya están volantones, a finales de junio y hasta mediados de julio. Los primeros intentos de vuelo de estos pollos provocan que caigan de los tejados a patios de viviendas y colegios, y los progenitores mantendrán fuera del alcance de su pollo a todo el que intente acercarse. En la actualidad, no hay un servicio de atención definido para este tipo de incidencias, y la policía local no da abasto en estos días, y el año que viene será peor. Por lo pronto, las gaviotas ya han llegado a los cuarteles cercanos al aeropuerto, y han provocado problemas para aterrizar a algún avión, lo que da una idea de la seriedad del asunto.

Hace ya algunos años que Guelaya viene solicitando a las autoridades que intervengan en el control de esta especie para evitar que el problema persista y siga aumentando. Una empresa local especializada en control de fauna, El Quinto, ya presentó hace dos años un proyecto de control de la especie a la consejería de medio ambiente, que no fue atendido. El proyecto proponía controlar la población con un sistema que ya ha funcionado en otras ciudades y que siguen empleando con éxito en Chafarinas: el parafinado de los huevos. Es un sistema incruento que evita que haya intercambio de temperatura entre el huevo y los progenitores, por lo que no es fecundado y nunca llega a eclosionar. En nuestra última reunión con el consejero de medio ambiente Manuel Ángel Quevedo y parte de su equipo, entre otros temas, volvimos a hablar del problema irresoluto con esta especie, y nos confirmaron que estaban al tanto de las incidencias que estaban provocando. Volvimos a proponer que se llevara a cabo el proyecto presentado en su día por El Quinto, y la propuesta tuvo buena recepción. Hasta ahora no tenemos noticias de si se han iniciado contactos, pero esperamos que este sea el comienzo de la solución para este problema. Debemos recordar, por último, que las gaviotas no son culpables de seguir su instinto, por lo que no deben ser tratadas con crueldad. Es nuestro deber empezar a reparar los errores que provocan que ésta y otras especies terminen convirtiéndose en una plaga.

Las emisiones de ENDESA en Melilla están siendo investigadas

Posted on Actualizado enn

Tras las declaraciones que el consejero de Medio Ambiente realizó la semana pasada sobre ENDESA, queremos manifestar lo siguiente:

Con el fin de aclarar ante la opinión pública lo que está pasando con ENDESA, queremos diferenciar tres actuaciones abiertas en este momento.

En primer lugar, Guelaya Ecologistas en Acción denunció públicamente a ENDESA, pero también por escrito, ante la Consejería de Medio Ambiente, por los malos olores que se reiteran tras casi 1 año y medio. Esperamos que la Consejería nos informe de las gestiones e inspecciones realizadas a este respecto.  Hemos comunicado al jefe de ENDESA en Melilla la denuncia efectuada ante la ciudad autónoma así como otros motivos de discrepancia. Tenemos contestación escrita de ENDESA, pero no de la Consejería.

En segundo lugar, y con independencia de la denuncia sobre malos olores, consideramos que la Autorización Ambiental Integral concedida por la consejería a ENDESA está anticuada, y debe ser actualizada. En una entrevista con el consejero así  lo defendimos y llegamos al acuerdo de realizar un estudio jurídico sobre la normativa que debía incorporarse de forma efectiva, como por ejemplo, incluir valores límites de emisión para los óxidos de nitrógeno.

En este sentido nos alegramos de las declaraciones del consejero de medio ambiente, afirmando  que en fechas próximas celebraremos una reunión para tratar el asunto.

Finalmente, queremos recordar que la investigación que la Fiscalía de Área de Melilla ha abierto sobre ENDESA, según noticias aparecidas en los medios locales, ha sido de oficio, y solo sabemos que la investigación corre a cargo de la Guardia Civil, más en concreto por el SEPRONA.

En este sentido hemos detectado en estos días lo que parece una estación de medición de calidad del aire, en los alrededores de la central de generación de ENDESA en Melilla, y hemos comprobado que es manipulada por personal de la Guardia Civil, lo que nos hace pensar que se trata de las investigaciones encargadas por la Fiscalía. Creemos que se trata de una estación de registro de partículas de la marca Derenda que cumple con las recomendaciones de la Unión Europea.

estacion de registro

Los escolares están expuestos a niveles sonoros preocupantes en Melilla y en Madrid

Posted on

Con motivo del Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido, Ecologistas en Acción publicó el informe ‘Análisis de la exposición a la contaminación acústica y atmosférica en los centros educativos de Madrid’.

 La principal alegación que Guelaya Ecologistas en Acción ha hecho en Melilla al mapa de ruidos ha sido precisamente que en los centros educativos de nuestra ciudad se admita el mismo nivel de ruido que en las zonas residenciales. No tiene sentido, por ejemplo, que en la residencia de mayores se tengan que cumplir los umbrales de ruido de zonas sanitarias y educativas, y en la acera de enfrente, en el colegio Enrique Soler se admita un nivel de ruido más alto, como si fuera una zona residencial, teniendo en cuenta que junto al colegio Enrique Soler está el IES Juan Antonio Fernández.

 De cara al debate público que se producirá cuando la consejería de Medio Ambiente tenga a bien publicar el Plan de acción sobre ruidos de Melilla y ponerlo a información pública, aportamos algunos argumentos sobre la necesidad de que los colegios tengan niveles sonoros de zonas educativas en Melilla, y no de zonas residenciales diurnas, ya que son menos exigentes.

 La población infantil y juvenil es especialmente vulnerable tanto a la contaminación acústica como atmosférica. De tenerse en cuenta los niveles recomendados como seguros por la OMS, pocos centros educativos estarían bajo niveles de ruido aceptables. Por esta razón, reclamamos un plan de acción urgente para proteger a nuestros niños y jóvenes en sus lugares de estudio y formación.

España es uno de los países europeos que expone a sus ciudadanos a un mayor nivel de ruido. ¿Vamos a hacer “oídos sordos” con este problema en Melilla?

 Al menos el 40% de los centros de educación infantil, primaria y secundaria de Madrid, (y casi la totalidad de los de Melilla) están expuestos a niveles de ruido que superan el objetivo de calidad acústica establecido para zonas con uso docente, según los datos recopilados de los mapas de ruido, correspondientes a la última actualización del año 2011. Así lo asegura un informe de Ecologistas en Acción, que reclama un plan de acción urgente del Ayuntamiento de Madrid.
En Madrid, como en Melilla,  la población de menos de 16 años pasa gran parte de su vida en los centros educativos. Son un colectivo especialmente vulnerable tanto a la contaminación atmosférica como al ruido, debido a su constitución física y en desarrollo, a la mayor actividad física que suelen realizar y al hecho de que pasan más tiempo al aire libre.

Otro punto a tener en cuenta es que si se hubieran utilizado como límites aquellos recomendados por la OMS (40 dBA), el resultado se hubiese visto muy incrementado, abarcando a la mayor parte de los centros educativos. Si, por ejemplo, usamos como límite 5 dB menos, 55 dBA, el 82% de los centros se vería afectado. Recordemos que a partir de los 50 dBA se empiezan a notar efectos por el ruido en las capacidades cognitivas de los niños, y el mapa de zonificación de Melilla parece que no lo considera importante en más del 82% de los centros de Melilla.

Las consecuencias de esta mayor exposición en los niños no solo se traduce en malestar físico o menor rendimiento académico, sino también en afecciones físicas. Así, los niveles de ruido altos aumentan el riesgo de padecer enfermedades respiratorias, como bronquitis, rinitis alérgica y asma, causan déficit de atención y de memoria, alteran la capacidad de lectura, disminuyen las capacidades cognitivas y afectan al rendimiento escolar. Todo ello unido a los impactos producidos por la contaminación atmosférica, cuyo principal responsable es el mismo agente, el tráfico rodado.

Ecologistas en Acción reclama un plan de acción urgente por parte del Ayuntamiento de Madrid, al igual que hemos reclamado, junto a Melilla ConBici, un plan de acción en Melilla. Es necesario aplicar medidas de protección, encaminadas a reducir el tráfico rodado en las vías próximas a los centros, tanto en cantidad de vehículos como en su velocidad de circulación. También resulta necesario incluir medidas encaminadas a reducir la movilidad motorizada para el traslado de alumnos y alumnas, con planes de camino escolar o políticas que favorezcan el acceso a los centros educativos próximos a la vivienda.

IMG-20150303-WA0026

Mapa de ruidos: Justificación e importancia. ¿Por qué queremos un mapa de ruidos en Melilla?

Posted on

Tanto Melilla ConBici, como Guelaya Ecologistas en Acción, solicitaron hace aproximadamente cuatro años la elaboración de un “mapa de ruidos”.

La legislación sobre mapas de ruidos se deriva de la Ley 37/2003, de 17 de noviembre, del Ruido, y fue desarrollada por el Real Decreto 1513/2005, posteriormente modificado por el Real Decreto 1367/2007, de 19 de octubre.

20131004_085916-1

 

La necesidad de elaborar un Mapa estratégico de ruidos en Melilla tiene que ver con los objetivos de la Ley de ruidos:

  • Permitir la evaluación global de la exposición a la contaminación acústica de una determinada zona.
  • Permitir la realización de predicciones globales para dicha zona.
  • Posibilitar la adopción fundada de planes de acción en materia de contaminación acústica y, en general, de las medidas correctoras que sean adecuadas.

 

En el contexto de la elaboración del Plan de Movilidad Urbana sostenible (PMUS), nuestras entidades sociales justificaron la importancia de contar con un instrumento de diagnóstico sobre el ruido debido ya que el tráfico rodado es una de las fuentes de ruido más común en todas las ciudades.

 

Pero además de instrumento de diagnóstico, un mapa de ruidos posibilita la adopción de medidas correctoras en materia de contaminación acústica, lo que es de aplicación tanto en el PMUS como en el PGOU. Este es el argumento central por el que nuestras entidades consideran útil esta herramienta, resolver problemas que afectan a la ciudadanía en su conjunto.

 

La contaminación acústica es responsable de numerosas consecuencias psicológicas, físicas, sociales y económicas:

 

Malestar y estrés
Trastornos del sueño
Pérdida de atención
Dificultad de comunicación
Pérdida de oído
Afecciones cardiovasculares
Retraso escolar
Conductas agresivas
Dificultad de convivencia
Costes sanitarios
Baja productividad
Accidentes laborales
Pérdida de valor de los inmuebles
Ciudades inhóspitas
Retraso económico y social

 

 

 

Antecedentes

 

La Consejería de Medio Ambiente contrata tras procedimiento de licitación sin publicidad a la empresa CECOR para la realización de un “Mapa Estratégico de Ruido de la Ciudad Autónoma de Melilla”

 

En noviembre de 2012 se adjudica a CECOR, una empresa de Valladolid. Se trata del Mapa Estratégico de Ruido de la ciudad (voluntario, que incluye la Zonificación, que era obligatorio desde ese mes de octubre), tras proceso de licitación y adjudicación melillense con orden número 0666, de 4 de octubre de 2012. Y se publica en prensa y en su web, indicando expresamente que estará listo en 10 meses. El procedimiento es negociado sin publicidad a la única empresa que se ha presentado, por un total de 32.450,08 euros. Adjudicado el 18/10/2012 y formalizado el 02/11/2013 (05/11/2013, adjudicatario definitivo

El 08/03/2013, la empresa presenta su propuesta de estudio de Zonificación Acústica, Mapa Estratégico de Ruido y Planes de Acción de la Ciudad Autónoma de Melilla. En el mismo, la empresa se compromete a elaborar informes periódicos y a un cronograma de 10 meses, incluyendo tener los Planes de Acción y la campaña de divulgación al público. Según el cronograma también, la zonificación acústica debía estar entregada en el 5º mes, esto es, a mediados de 2013. Sin embargo, la empresa presenta el 30/11/2013 dicha Zonificación.

 

Posteriormente, se ha publicado en la web de Medio Ambiente ambos documentos:

Tras la exposición pública, no se ha producido ninguna actuación posterior.

 

Por lo tanto, los 32.450,08 euros que se invirtieron no han producido ningún efecto. Las ordenanzas de ruidos están obsoletas, y el plan de actuaciones que se tenía que elaborar, tras audiencia a los interesados, no se ha producido.

 

Tras las elecciones de mayo 2015, se produce el relevo del Consejero de Medio Ambiente. En conversaciones mantenidas con el nuevo consejero, hace 6 meses, se le manifestó la necesidad de iniciar el proceso de elaboración de plan de actuaciones derivadas del mapa de zonificación expuesto al público.

 

A fecha de hoy nuestras entidades sociales no han sido requeridas para manifestar alegaciones, paso previo a la elaboración del Plan de actuación.

 

Diagnóstico publicado

 

La consejería de Medio Ambiente puso a información pública la elaboración del Mapa de Zonificación realizado por CECOR, como fase previa para la elaboración de un programa de medidas.

 

Los datos incluidos en información pública sobre el ruido en Melilla indican claramente la necesidad de adoptar medidas.

 

Se aprecian en los resultados que hay pocos lugares con más de 75 decibelios, pero entre 55 y 75 decibelios está el 40% del territorio total, lo cual no es una cifra despreciable.

 

Están afectados de forma grave con más de 75 decibelios 132 viviendas y 443 personas.

Las zonas acústicas en donde se sobrepasan el nivel de 55 dBA, por encima de los valores límites legales, se corresponden con zonas de uso sanitario y docente, y zonas residenciales, es decir, las de más incidencia social de la ciudad.

En las conclusiones se aportan datos sobre viviendas, personas y colegios que reciben 65 decibelios, lo que sobrepasa los niveles legales tanto en viviendas como en colegios y centros sanitarios. En estas condiciones de ruido igual o superior a 65 decibelios, tenemos:

8.054 viviendas

26.555 personas

19 colegios (entendemos centros docentes en general), y 12.393 alumnos

1 centro de salud

Sobre las causas de la contaminación acústica, destaca por encima de todas las del tráfico rodado, que es la causa del 97% del ruido, pero no se debe descartar las causas industriales, que afectan específicamente a los aledaños de la incineradora, es decir, al barrio de Mª Cristina.

Desarrollo reglamentario

 

La ciudad de Melilla posee unas “Ordenanza de protección del medio ambiente frente a la contaminación por ruidos y vibraciones”, de 2010. Esta normativa NO ha sido adaptada a los criterios de la legislación nacional básica todavía, por lo que hay que considerarla obsoleta. La intención de hacerlo por parte de la Ciudad Autónoma se manifestó hace más de 2 años.

No existe, por tanto, normativa específica en vigor en la ciudad, lo que puede provocar que no se pueda sancionar a nadie en función de un reglamento obsoleto, por lo que la ciudadanía se encuentra desprotegida en casos de contaminación acústica.

 

Conclusiones

 

1.- Si no se hace nada, hemos perdido 32.450,08 euros de dinero público. Todo lo que interesa, tomar medidas para prevenir la contaminación acústica que ahora sabemos que existe y a quién afecta, está por hacer.

 

2.- Será difícil o imposible proteger a la ciudadanía de la contaminación acústica si las ordenanzas municipales, competencia de la Ciudad Autónoma, están obsoletas.

 

3.- La Consejería de Medio Ambiente, que inició el proceso de elaboración del mapa de ruidos el 4 de octubre de 2012, lleva desde el año 2014 sin tomar iniciativas, cuando año antes estaba previsto finalizar el proceso iniciado.

 

4.- El plan de actuaciones sobre ruidos es una herramienta de planificación urbanística. Todavía estamos a tiempo con el PGOU, puesto que no está aprobado. En relación al PMUS, tras su aprobación en consejo de gobierno, no lo encontramos en el BOME ni se nos ha facilitado copia. ¿Existe, ha pasado periodo de información pública o es un montón de papeles en un cajón?

 

5.- Un Plan de acción contra la contaminación acústica tiene sentido si se incorpora al PGOU, al PMUS y se actualizan las ordenanzas municipales.

 

6.- Existen discrepancias serias sobre el informe hecho público que debe ser debatido. ¿Cómo es posible que la residencia de la Tercera edad sea una zona “sanitario-docente”, y cruzando la acera, el colegio Enrique Soler y el IES Juan A. Fernández (Huerta Salama) sean zonas residenciales .

 

7.- La última petición de que se termine el proceso por parte de las entidades sociales que lo solicitamos al consejero de Medio Ambiente fue realizada en una entrevista hace 6, meses no ha recibido respuesta. Quizás la Ciudad Autónoma considera que al tener una zonificación acústica, de obligado cumplimiento para todos los municipios desde el año 2013, no ha valorado la necesidad de diseñar un plan de Acción. El “mapa de ruidos” fue encargado a CECOR por el gobierno de la ciudad, pero quién lo gestiona es Medio Ambiente.

 

8.- Si no se diseña un plan de actuación en Melilla sobre ruidos que afecte al PGOU y al PMUS, se podrá afirmar que no existe voluntad política para tomar medidas en defensa de la salud pública de las personas por motivos de contaminación acústica.

 

9.- No es posible aprobar un plan de actuación sobre contaminación acústica sin participación social porque la Ley así lo establece. Si las entidades sociales manifestamos nuestro interés públicamente, solo falta que la Ciudad Autonómica manifieste el suyo a cumplir con lo que ella misma ha iniciado.

 

10.-  Por todo ello, solicitaremos el inicio de audiencias con los interesados y administraciones, para elaborar un plan de acción y un nuevo periodo de información pública.

 

Propuestas

 

1.- La consejería de Medio Ambiente debe iniciar con la mayor celeridad posible la actualización de las Ordenanzas de ruidos de la ciudad de Melilla.

 

2.- La consejería de Medio ambiente debe continuar con el procedimiento de aprobación de un plan de actuación sobre contaminación acústica en la
ciudad de Melilla.

 

3.- Para poder elaborar un plan de actuación sobre contaminación acústica, la Consejería de Medio Ambiente debe dar audiencia y solicitar alegaciones a las entidades sociales que hemos manifestado público interés en el asunto, al igual que al resto de Administraciones públicas implicadas.

 

4.- Proponemos que se modifique la zonificación presentada, debido a que la mayoría de centros educativos y sanitarios quedan sometidos a niveles de ruido de zonas residenciales, que son menos restrictivos.

 

5.- Una vez elaborado el borrador de plan de actuaciones, debe abrirse a toda la sociedad el periodo de información pública y la presentación de alegaciones.

 

ENDESA Melilla es la 7ª instalación más contaminante de toda Europa

Posted on Actualizado enn

A la falta de control sobre los óxidos de nitrógeno, se suma ahora que tengamos la instalación industrial  que más dinero cuesta por tonelada de CO2 emitido.

Ranking instalaciones contaminantes 2009

Ya denunciamos que Endesa Melilla cumple normas obsoletas con respecto a la protección del medio ambiente y de la salud pública, algo que la consejería de Medio Ambiente debe corregir, así le lo hemos pedido, porque es la responsable de la autorización ambiental integral con la que se maneja hasta el momento sin problemas ENDESA Melilla (nunca se abrió un expediente sancionador según nos han informado).

 

Además, los malos olores persisten, y cuanto más lo denunciamos públicamente, más huele, y no recibimos contestación ni comunicación alguna a nuestras denuncias

 

Pero lo que no sabíamos es que en el informe “Revealing the costs of air pollution from industrial facilities in Europe”, de la Agencia europea de energía, ocupamos el puesto 7 en el ranking de instalaciones industriales menos eficaces de Europa.

 

Ningún melillense, ni español en general, se puede sentir satisfecho de eso. No nos sirve que en el puesto 3 aparezca otra instalación española. Nuestro papel como melillenses no es ser penúltimos de  todo lo malo en cualquier estadística nacional o europea diga. Creemos que nos merecemos ser europeos.

 

Si queremos ser la puerta de Europa en África, estamos muy lejos de eso, o muy cerca de África.

 

Pero hay que reaccionar ante esto. Por eso, seguimos llamando a la sociedad civil de Melilla, y a sus representantes políticos, para que se impliquen en una Melilla que forme parte de un Estado de derecho.

 

Es necesario aclarar lo siguiente:

 

¿Por qué resulta escandaloso socialmente que unas marcas de coches no cumplan una normativa ambiental sobre control de óxidos de nitrógeno y no es un escándalo que la autorización ambiental integrada de Endesa Melilla le permita emitir a la atmósfera todo el óxido de nitrógeno que quiera? Nos seguimos preguntando si eso es posible.

 

Los controles sobre los óxidos de nitrógeno se fundamentan en la estimación de muertes prematuras realizadas en toda Europa y también en España. Si existen normas europeas sobre eso, ¿es que no existen evidencias científicas sobre lo que se legisla en Europa?

 

¿Por qué se mantiene un certificado EMAS para la central de Endesa Melilla de si se trata de la 7ª instalación industrial más ineficiente económicamente (euros por tonelada de CO2 emitido).

 

Si EMAS es una normativa voluntaria de la Unión Europea que reconoce a aquellas organizaciones que han implantado un SGMA (Sistema de Gestión Medioambiental) y han adquirido un compromiso de mejora continua, verificado mediante auditorías independientes, ¿Cómo es posible que no resuelva en un año un problema como los olores que emite?

 

Endesa contamina, es algo que sabemos, y lo saben en la central porque es lo que nos dicen. Pero no son las partículas que emiten las que nos pueden dar la clave del problema, puesto que eso se verá “contaminado” por otras partículas, las que en Melilla están presentes cuando hace poniente, por ejemplo, o cuando llega polvo sahariano, algo verificado en Melilla.

 

Endesa vierte al mar mediante el agua de refrigeración, vierte a la alcantarilla, y de ahí, a la EDAR y al mar nuevamente, vierte al aire por sus chimeneas, y emite residuos peligrosos que deben ir a la incineradora.

 

A los malos olores, producidos potencialmente por escapes de gases, se pueden sumar los vertidos al agua o al aire de Mercurio, níquel…algo incomprensible si se trata de metales que se encuentran en las cantidades declaradas en Melilla por Endesa, pero al mismo  tiempo en ninguna otra central diesel de España.

 

Solo si conseguimos información sobre todo ello podremos saber el impacto real de ENDESA sobre el medio ambiente y la salud pública.

 

¿Quién lo puede investigar? Se lo hemos pedido a la Consejería, y esperamos contestación. Solo se trata de que sepamos qué aire respiramos, y si la ley nos protege.

humo negro ENDESA